Metas estratégicas. Consejos para conseguirlas apuntando alto

“Si desea obtener resultados por encima de los demás, enfoque su Plan Estratégico a hacer lo que nadie hace” Deje de pensar en dar pelea a sus competidores, y conviértase junto con su equipo en un modelo único, difícil de imitar y por consecuencia, inalcanzable para sus competidores.

¡Es tiempo de hacer lo que nadie se atreve!

“Es tiempo de hacer lo que nadie se atreve”. Así que déjese de cosas y apunte al cielo para que pueda alcanzarlo. ¡Basta de hacer lo mismo de siempre!

De sobra repetir, que el modelo económico mundial está en decadencia y las complicaciones del mercado están siendo más que evidentes. Hoy no es momento para detenernos a pensar en las razones por las que no alcanzamos los objetivos que nos propusimos durante al año anterior, o en el mejor de los casos lo que nos llevó a salir airosos durante el año que concluye. Es momento de diseñar una nueva estrategia, única y distinta a la de los demás, que nos genere la posibilidad de no desgastarnos compitiendo, sino que nos haga ganar frente a quienes compiten contra nosotros.

Estoy hablando del ENFOQUE, si, de sus objetivos para el año que recién inicia. “No se puede llegar al cielo si no se apunta hacia arriba”. Considere por favor ésta afirmación al plasmar su estrategia de negocio, porque de hacer lo mismo de siempre, seguramente obtendrá resultados similares respecto de sus competidores.

Para que usted pueda diseñar un enfoque de éstas características, debe estar dispuesto a abandonar lo hecho hasta ahora, e inclusive a separarse en algunos casos de miembros de su equipo que no han mostrado el compromiso requerido con el sueño que pretende alcanzar. No permita que le gane el sentimiento por las personas o procesos que previamente lo hayan acompañado, es momento de avanzar aún cuando ésto signifique enfrentar un duelo (si quiere verlo así), pues es la única manera de proteger su Plan y en consecuencia su sueño.

Nada entonces, por encima de su sueños. ¡Considere seriamente ésto!

No dudo que el modelo de planeación estratégica ya lo haya concluido cuando esté leyendo éstas líneas, pues en análisis del entorno se ha hecho desde meses atrás y le ha permitido “visualizar el futuro” y haya podido hacer ciertas predicciones sobre el comportamiento que tendrá el mercado en el que participa. Sin embargo considere que está a tiempo de hacer ajustes antes de dar los primeros pasos en el año.

Considere estos cuestionamientos:

¿El sueño que pretende alcanzar, es único en su entorno? ¿Está haciendo lo que todos hacen todavía, o está previendo hacer lo que nadie hace?

¿Qué es aquello que le podrá GARANTIZAR una mayor participación en el mercado, aún en tiempos de dificultades económicas?

“Si no persigue un sueño distinto al de los demás, piense seriamente en la posibilidad de alcanzar lo mismo que todos pueden lograr” Eso es competir y no le asegura que será usted el futuro ganador en el mercado.

Si ha decidido apuntar alto, le recomiendo entonces seguir los siguientes pasos:

1. Apunte al cielo: El objetivo que usted diseñe debe ser lo suficientemente ambicioso, que nadie pueda seguirle los pasos. Asegúrese de que en cada área de su organización se hagan cosas que no se han hecho en el pasado. Dedique el tiempo que sea necesario a la generación de ideas y la innovación.

2. Involucre a todos los miembros de su equipo en su sueño. Haga que todos los miembros de su equipo sepan claramente hacia donde se dirige y cuáles son sus intenciones al hacerlo. Si los convence de ello, seguramente se comprometerán con entusiasmo a pelear por alcanzar el reto que les presenta.

3. Si es necesario cambie de jugadores. No siempre se puede jugar con el mismo equipo si se aspira a estar por encima de los demás, ajuste sus líneas, sobre todo en aquellas donde detecte falta de compromiso o falta de capacidades técnicas y de liderazgo. Todo lo que le pese en al camino a la cumbre, es importante dejarlo en el trayecto. No se puede jugar con jugadores que no quieren comprometerse con usted a alcanzar su sueño.

4. Juegue con un equipo de líderes, no solo con infantería. Asegúrese de contar con verdaderos líderes en todos los frentes de su ejército, pues los necesita del carácter de los miembros de su equipo para salir adelante cuando se le presenten dificultades en el camino.

5. Cambie de armas. No se puede competir en el mercado con las mismas herramientas del pasado, pues la batalla será diferente a las anteriores. Actualícese tecnológicamente, re‐entrene a su gente en nuevos modelos de gestión, asegúrese de que la innovación será el tema de todos los días en cada área de la empresa, sistematice todo lo que sea posible para simplificar el trabajo y pueda así obtener ahorros de principio a fin.

6. Aliente a sus colaboradores. Es preciso diseñar el plan de apoyo y motivación necesario que le permita mantener en alto la moral de todos los empleados. No escatime en planes de recompensas, planes de apoyo, etc. Las batallas no son fáciles y usted necesita mantener el entusiasmo de sus todos ellos en forma permanente, si es que quiere ganar la guerra.

7. La exigencia es el máximo de rendimiento. Enseñe a los miembros de su equipo a que las metas no sólo son para cumplirse, sino que son para ser rebasadas. No justifique nada que no esté alineado con ésta afirmación, pues de ello dependerá el nivel de actuación de su gente frente al propósito y visión de negocio. ¡Su sueño!.

Asegúrese entonces de que su nivel de capacidades técnicas y de liderazgo se encuentren a tope para que puedan ser facultados a tomar decisiones relacionadas con su nivel de responsabilidad. Usted no puede tomar todas las decisiones en medio de la batalla, muchas de ellas la tomará cada uno de sus colaboradores durante la pelea y la única manera de lograr que sean asertivas es confiando en sus habilidades y destrezas. ¡No hay otra manera!

“Si considera merecer resultados diferentes a los que ha obtenido ahora mismo, apunte alto y tome la decisión de cambiar lo necesario a nivel de sus 360º”.

¡No acepte otra cosa que no sea la excelencia!

“Las grandes batallas las ganan los equipos solventes, los que apuntan al mismo objetivo y los que observan hacia el cielo como el máximo de sus límites”.

Alcanzar éste sueño, depende, del líder que los conduce.

“Continuo aprendizaje”

La única ventaja competitiva sostenible que usted posee, se encuentra en su gente, y es por ello que tiene que permanecer cambiando constantemente.

Los líderes se aseguran de esto porque están abiertos al cambio. Son sabedores de que el cambio es lo único que les garantiza el éxito, y en tal sentido se mantienen aprendiendo todo el tiempo.

Se concentran en lo nuevo, le dan la bienvenida a la innovación todos los días y se aseguran que todos los miembros del equipo colaboren con ideas creativas todo el tiempo. Premian las buenas ideas y hacen de éste proceso una práctica constante. Son amantes de la diversidad y del triunfo.

¡No aceptan menos que ésto!

Las empresas de modelos de aprendizaje continuo, serán las que permanezcan por encima de sus competidores en el futuro, así que considere en su estrategia global ésta variable, pues será la que le dé la oportunidad de ir siempre por delante de los demás.

Ingresos, costos y gastos de operación son meramente indicadores de la gestión global de su empresa. Son la resultante de las acciones de todos los miembros de su equipo, por lo tanto, éstos deben estarlo suficientemente preparados para realizar el mejor papel de sus vidas, asegurando la efectividad de los procesos, la productividad de sus departamentos y la rentabilidad esperada.

Es por ésto que mantener en alto su entusiasmo es vital para la organización entera. ¡Usted debe encargarse personalmente de que esto suceda!

No acepte menos que el éxito, no se acostumbre a encontrar las razones de porqué no llega a los resultados esperados, no le dé cabida a las justificaciones, no se rinda ante el entorno. ¡Cámbielo! a través de cambiar su modelo mental y el de sus colaboradores. Atrévase a ser diferente cada día de su vida y déle a los clientes lo que nadie les da. Ellos están esperando por años un nivel de resultados diferente, aunque no se lo digan.

En la medida que obtenga usted un alto valor percibido por ellos, no le abandonarán.

Sea un líder diferente y entrene a sus colaboradores para que puedan desplegar también su liderazgo. Detone su potencial, no les limite. Ahí está la ventaja competitiva de la que le he venido hablando.

Bienvenido el inicio de éste 2012 con renovación hacia la Excelencia constantemente.

Reflexiones finales:

“Si el año nuevo le trae consigo la oportunidad de cambiar, no la desaproveche y haga de ésto una realidad” ¿Las razones? ¡Usted podrá conseguir su sueño por un lado, y por el otro, sus clientes le estarán agradecidos toda la vida!

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Arias Romero Jorge Arturo. (2012, Febrero 10). Metas estratégicas. Consejos para conseguirlas apuntando alto. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/metas-estrategicas-consejos-para-conseguirlas/
Arias Romero, Jorge Arturo. "Metas estratégicas. Consejos para conseguirlas apuntando alto". GestioPolis. 10 Febrero 2012. Web. <https://www.gestiopolis.com/metas-estrategicas-consejos-para-conseguirlas/>.
Arias Romero, Jorge Arturo. "Metas estratégicas. Consejos para conseguirlas apuntando alto". GestioPolis. Febrero 10, 2012. Consultado el 28 de Mayo de 2017. https://www.gestiopolis.com/metas-estrategicas-consejos-para-conseguirlas/.
Arias Romero, Jorge Arturo. Metas estratégicas. Consejos para conseguirlas apuntando alto [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/metas-estrategicas-consejos-para-conseguirlas/> [Citado el 28 de Mayo de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de athomeinscottsdale en Flickr