Mecanismos de sobre-endeudamiento en microfinanzas

  • Finanzas
  • 3 minutos de lectura

Pedro es propietario de una bodega. A la fecha registra varios préstamos para capital de trabajo con diferentes Instituciones de Microfinanzas – IMF’s, que suman un total de $.15,000. Todos los créditos reportan un plazo de reembolso de 24 meses.

Sin embargo, los Activos Corrientes (conformados en su casi totalidad por inventarios) del negocio no superan los $.3,000.

En términos sencillos, el dinero prestado no se encuentra en el negocio.

La pregunta es como nadie se percató, si dentro de los Reglamentos de Créditos de las IMF’s se estipula la visita post- desembolso, para verificar el destino del crédito.

La respuesta aunque parezca irreal es por que a casi nadie le interesa el destino final del crédito.

La mecánica de tremendo desatino es la siguiente: La mayoría de IMF’s no evalúan la real necesidad de capital de trabajo del cliente. Sólo calculan la cuota máxima que podría soportar el excedente de la unidad económico – familiar en el plazo máximo otorgado para créditos de capital de trabajo. Por lo que, no les interesa si se destina a capital de trabajo o no, mientras tenga la capacidad de pago para cubrir la cuota del crédito.

A manera de ejemplo, tomemos los datos de la bodega de Pedro:

· Inventarios por $.3,000
· Rotación promedio: 7 y 15 días
· Ventas mensuales promedio: $.6,000 (corroborado con la metodología de los días buenos, normales y malos).
· Margen bruto promedio del negocio: 25%
· Utilidad Bruta mensual promedio: $.1,500
· Gastos familiares: $.350
· Excedente de la unidad económico familiar: $.1,150.
· Monto de deuda: $.15,000
· Tasa de interés promedio cobrada: 2.00% TEM
· Plazo: 24 meses
· Cuota mensual promedio: $.793.07.
· Relación Cuota / Excedente: 68.96%
· Relación Cuota / Excedente máxima permitida:70%

Lo que significa que cómo la cuota del préstamo no supera el máximo del 70% del Excedente de la Unidad Económico – Familiar no interesa si el crédito se destina a capital de trabajo o no. “¡Total, el negocio puede pagarlo!”.

El problema de todo ello es que se desconoce el real destino del crédito, que en el peor de los casos podría tratarse de un negocio paralelo que podría afectar la actividad generadora de ingresos o una nueva inversión que podría implicar el desvío de recursos de la actividad principal, por citar algunos casos.

Por otro lado, se tergiversa la información reportada a las Centrales de Riesgo.

En mi opinión, el origen de todo ello es el error que existe en microfinanzas de evaluar de la misma manera el financiamiento de créditos para capital de trabajo y activo fijo.

El Excedente de la Unidad Económico Familiar sólo debería ser usado para evaluar el financiamiento de activo fijo y no de capital de trabajo.

Para la evaluación de los créditos de capital de trabajo debería considerarse, en primer término, la necesidad del cliente, tales como:

Oportunidad de negocio (pedidos extraordinarios),
•Crecimiento de mercado,
•Por campaña (escolar, día de madre, navidad, fiestas regionales, etc.).

y, en segundo término, el monto máximo a prestar. En el caso de crecimiento de mercado, debería estar en función de la capacidad instalada del negocio. En el caso de la bodega de Pedro: ¿como se explica que se le halla prestado cinco (05) veces sus inventarios?, ¿Dónde iba a caber tanta mercadería?.

He visto casos de comerciantes de venta de aves en puestos de mercado, cuyos inventarios no superaban los $.300 y debían hasta $.10,000 de capital de trabajo. Es decir, 33 veces sus inventarios. Y así podría seguir enumerando.

En el caso de oportunidad de negocio, los créditos deberían ser cancelables, de acuerdo al ciclo del negocio.

En el caso de los créditos por campaña, el plazo no debería superar la duración de la campaña y debería ser también cancelable (normalmente a 90 días).

Aunque suene increíble, en una oportunidad pude ver muy de cerca como una IMF otorgaba créditos para campaña navideña a 12 meses.

En todos los casos, es necesario efectuar el seguimiento del destino del crédito, el cual no debe reducirse sólo al financiamiento de activo fijo.

Resumen

El otorgamiento de créditos para capital de trabajo en función a la cuota máxima que podría soportar el excedente de la unidad económico – familiar en el plazo máximo otorgado para créditos de éste tipo, sin interesar del destino del crédito; lo que ha originado es el desvío de fondos hacía actividades desconocidas por la IMF, cuyos resultados podrían afectar en el futuro inmediato la recuperación de los créditos otorgados.

Por el momento no sucede nada, puesto que los deudores cuentan con un sinfín de alternativas de financiamiento que les permiten “refinanciar” sus deudas a través de las campañas de subrogación (compras) de obligaciones que realizar muchas IMF, pero esto no será eterno. Llegado el momento la presente mala práctica nos pasará la factura a todos y veremos quién se queda con la pelota en las manos.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

0
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Lozano Flores Iván. (2011, mayo 23). Mecanismos de sobre-endeudamiento en microfinanzas. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/mecanismos-sobre-endeudamiento-microfinanzas/
Lozano Flores, Iván. "Mecanismos de sobre-endeudamiento en microfinanzas". GestioPolis. 23 mayo 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/mecanismos-sobre-endeudamiento-microfinanzas/>.
Lozano Flores, Iván. "Mecanismos de sobre-endeudamiento en microfinanzas". GestioPolis. mayo 23, 2011. Consultado el 14 de Diciembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/mecanismos-sobre-endeudamiento-microfinanzas/.
Lozano Flores, Iván. Mecanismos de sobre-endeudamiento en microfinanzas [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/mecanismos-sobre-endeudamiento-microfinanzas/> [Citado el 14 de Diciembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de dominicspics en Flickr