Manual de gestión del almacén y los inventarios en la actividad turística

  • Marketing
  • 52 minutos de lectura

Introducción

Los Almacenes constituyen un eslabón fundamental en los flujos físicos de mercancías desde un origen a un destino, y junto a la gestión de pedidos y compra, la producción, la gestión de inventarios, el transporte, la distribución e incluso el reciclaje, integra un sistema logístico que es vital para el funcionamiento de la Economía. A su vez, el contexto globalizado en que se desenvuelve esta última, impone al almacenamiento como parte del sistema logístico, un cambio hacia la competitividad para enfrentar una demanda poco fiable, cambiante y con tendencia al estancamiento. Sólo a través de un culto a la rapidez, la calidad, la flexibilidad y la máxima racionalidad en el uso del capital invertido, podrá una empresa maximizar su liquidez y asegurar la rentabilidad a largo plazo, disminuyendo los costos.

Resulta evidente a partir de los aspectos antes planteados que la gestión, diagnóstico o proyección de almacenes constituye una tarea que requiere personal capacitado para su realización, siendo conveniente que el personal relacionado con este proceso posea los conocimientos necesarios para proponer, evaluar y decidir las diferentes alternativas con las que se enfrenta en su tarea.

Como una contribución a este propósito se ha elaborado el presente material, el cual tiene como objetivo realizar una presentación de los principales aspectos y parámetros a considerar con relación al Almacén en la actividad turística, de manera que permita a todos los cursistas de la enseñanza tanto postgraduada como de servicio contar con una información que satisfaga sus intereses y que, a la vez, sea asequible, compactada y vinculada a la práctica.

El material incluye el concepto de almacén, así como sus objetivos, funciones y clasificación. También define las principales áreas, su aprovechamiento, los requisitos que norman el almacenamiento, los elementos de control del almacén junto con la documentación requerida y la normativa para almacenar determinados productos. Además se tratan las medidas de seguridad contra delitos, intrusos, accidentes e incendios, las medidas de protección al trabajador del área y las condiciones de higiene, así como las medidas de control interno y las normativas establecidas junto a los niveles tecnológicos para evaluar los almacenes.

Desarrollo

1.- El Almacén.

El almacén concebido como un sistema es de naturaleza compleja. En este sistema que integra elementos tecnológicos, organizativos, de seguridad y de control se desarrollan tres etapas con características diferentes: la Recepción, el Almacenamiento y el Despacho.

En el mismo se combinan recursos humanos y materiales con el objetivo de garantizar las condiciones de conservación de los artículos desde que se reciben del suministrador (eslabón inmediato anterior del flujo material), hasta que se entregan al cliente (eslabón inmediato posterior del flujo material).

 1.1 Objetivos del Almacenamiento.

Constituye un objetivo de los almacenes sistema brindar un nivel de servicio adecuado a los clientes que atiende. Este nivel de servicio puede materializarse a través de la entrega de los materiales con la calidad requerida, en el momento y lugar oportunos.

Estos últimos aspectos deben ser logrados de manera racional, por lo que otro objetivo a considerar es desarrollar los procesos específicos que integran el proceso general del almacén, incurriendo en los mínimos costos posibles.

1.2 Funciones Básicas del Almacén. 

  • Desarrollar un conjunto de actividades con las mercancías que hay que mover y conservar destinadas al cumplimiento de los fines productivos, de servicio o comerciales.
  • Mantener las materias primas a cubierto de incendios, robos y deterioros.
  • Permitir a las personas autorizadas el acceso a las materias almacenadas.
  • Mantener en constante información al departamento de compras, sobre las existencias reales de materia prima.
  • Llevar en forma minuciosa controles sobre las materias primas (entradas y salidas).
  • Vigilar que no se agoten los materiales (máximos – mínimos).

1.3 Clasificación de los Almacenes.

Los almacenes se pueden clasificar teniendo en cuenta diferentes criterios, estos son: Según su diseño constructivo, la forma que circulan los productos, capacidad, su volumen, la nomenclatura de productos que almacena, los materiales que se utilicen para construcción de paredes, columnas, techos, etc.

Los almacenes del sistema constituyen almacenes mixtos que constan de diferentes áreas:

  • Área de víveres.
  • Área de insumos.
  • Área de bebidas.
  • Área de mantenimiento.
  • Área de blancos o lencería.
  • Almacén de productos del agro.
  • Área refrigerada.
  • Área de partes, piezas y agregados automotor.

Área de víveres

En este sitio se depositan aquellos alimentos que requieren de condiciones de temperatura especificas hasta el momento en que se consumen, como los granos secos, productos en conservas, etc.

Área de insumos

En este lugar como su nombre lo indica se almacenan todos los utensilios y medios que se usan para la gastronomía, limpieza, papelería, oficina, etc.

Área de bebidas

El almacén para el resguardo de estos productos, debe tener una temperatura de entre 12°C y 200C (climatizado) con condiciones de humedad del 50 al 25 por ciento con un tipo de luz baja y opaca.

Área de mantenimiento

En este sitio se pueden encontrar los útiles y materiales para hacer las reparaciones de mantenimiento en general.

Área de lencería

Este almacén requiere de menos especificaciones en su manejo, pero no por ello, es menos importante: en él se guardan las toallas, colchas, fundas, cortinas y mantelería.

Área de productos del agro

Como su nombre lo indica este sirve para guardar todos los productos del agro, cuidando siempre de mantener una óptima limpieza tanto en los productos como en el almacén. Así como, tener en las mismas estructuras colgantes para los productos que lo requieran, como el ajo, la cebolla, entre otros.

Áreas refrigeradas

Se les llama de esta forma a las cámaras de conservación, refrigeración y congelación.

En las cámaras de conservación se almacenan lácteos, mariscos, aderezos, frutas, verduras, huevos, etc., a una temperatura que oscila entre 2.0 a 5.0°C.

En las cámaras de refrigeración se almacenan productos tales como, tocino, vísceras, manzanas, uvas, terneras, carneros, embutidos, etc. la temperatura recomendada es de –30 C a 00 C.

En las cámaras de congelación la temperatura recomendada es de -18° a -12°C, en ellas se almacenan vacunos, carneros, cerdos pescados, mariscos y algunos alimentos precocidos.

Además de la temperatura especifica, estos lugares deben contar con una iluminación y ventilación especial, las cámaras deberán sellar herméticamente y los anaqueles serán de acero inoxidable para inhibir la reproducción de bacterias.

Área automotor o de transporte

Sitio donde se almacena todo el aseguramiento para uso en el taller, donde existiera el mismo. Las piezas almacenadas deberán contar con un plan de conservación de las mismas.

1.4 Principales Áreas del Almacén y su Organización.

 Área de recepción

Es el área destinada a la ejecución de las funciones relacionadas con la recepción de los recursos materiales y su preparación para el almacenamiento. Debe cumplimentar las siguientes actividades:

__ Verificación cuidadosa y sistemática de la cantidad y la calidad  de los productos recibidos.

__ Confección o adición en la tarjeta de estiba de los productos recibidos. Almacenar con prontitud los productos recepcionados.

__ Esta área debe estar debidamente delimitada, señaladas con rayas amarillas. Estas áreas deben tener un tamaño adecuado a la actividad que desarrollen, las mismas deben estar provistas de medios para la colocación de las mercancías y para realizar las operaciones de conteo y pesaje.

__ El área debe estar dotadas de las herramientas necesarias para su trabajo, además deben existir los instrumentos de medición necesarios para el tipo de trabajo que se desarrolle (pesas, termómetros, etc.).

Área para despacho o entrega

Es el área destinada a las funciones relativas a la entrega desde el almacén a los distintos puntos de ventas o centros de costo de la instalación.

Deberán seguir el mismo criterio que el de las áreas de recepción. Usualmente se coinciden estas áreas, por lo que debe realizarse una adecuada planificación y organización de las actividades de recepción y de despacho.

Área útil

 Es el área del almacén que es ocupada directamente con productos y medios de almacenamiento (estanterías y medios unitarizadores), estibas directas sin medios unitarizadores, etc.

Análisis de Aprovechamiento de Capacidades de Almacenamiento.

Los siguientes indicadores constituyen una expresión cuantitativa directa adimensional o no que permite medir o estimar parámetros útiles para evaluar la utilización de la capacidad de almacenamiento:

  1. Aprovechamiento del Área:

Au * 100

At

Donde:

Au: Área Útil. Área del Almacén susceptible de ser ocupada con productos en medios de almacenamiento. Excluye los pasillos áreas de recepción y despacho etc.

At: Área Total. (Largo * Ancho) Área que incluye Recepción Despacho Pasillos de Trabajo y el Área Útil propiamente. No se incluyen las áreas de Andenes Rampas Oficinas Locales Sociales Huecos de Escaleras Ascensores Zona de Parqueo de Montacargas etc.

  1. Aprovechamiento del Volumen:

Vu * 100

Vt

Donde:

Vu: Volumen Útil. Espacio con posibilidades de ocuparse con productos de acuerdo con la tecnología de almacenamiento establecida.

Vu = Au x h

Donde:

h: Altura Promedio de Estiba

Vt: Volumen Total del Almacén: At x H

Donde H: Altura del Puntal Libre (parte inferior de la cercha)

  1. Aprovechamiento de la Altura. Cociente entre la altura de estiba (h) y la altura del puntal libre (H):

Aprovechamiento de la Altura

h  * 100

….H

 1.5 Requisitos Normativos para el Almacenamiento.

__ Los productos en el almacén deben colocarse atendiendo a un orden de clasificación, el mismo debe garantizar un lógico y rápido sistema de selección de productos, así como la rotación interna, cumpliendo siempre el principio inviolable de: PRIMERO QUE ENTRA, PRIMERO QUE SALE(FIFO First In First Out).

__ El almacenamiento se realizará en locales secos, bajo techo, limpios, ventilados y libres de vectores.

__ Se garantizará la circulación del aire de manera que se mantengan uniformes la temperatura y humedad de almacenamiento.

__ Para la iluminación artificial se utilizarán lámparas fluorescentes colocadas preferentemente en los pasillos de trabajo.

__ Tener cuidadosa observancia en las fechas de caducidad de los productos. Cada producto tiene un determinado plazo en dependencia de sus características, envases y embalajes.

__ Se deberán observar determinadas reglas para la vecindad de los productos, al realizar la ubicación dentro del almacén. Unos productos absorben fácilmente los olores extraños, otros por el contrario difunden su propio olor específico.

__ No debe colocarse ningún tipo de carga directamente en el piso.

__ Los pasillos de trabajo deben estar bien delimitados y sin cargas en ellos.

__ Los productos en estiba directa deben estar separados 60 cm de la pared.

__ Las áreas de recepción y despacho deben estar bien delimitadas.

__ No pueden bloquearse productos por ningún concepto, ni en la horizontal (delante de), ni en la vertical (encima de), ni en los pasillos de trabajo.

__ Las estanterías deben ser colocadas longitudinalmente a la dimensión más larga del almacén.

__ La altura máxima de estiba es de 1 metro por debajo del saliente inferior del almacén.

__ Los productos más pesados deben colocarse en las estanterías en los niveles más bajos de éstas, lo que menos pesa arriba.

1.6 Elementos de control del almacén.

Control cuantitativo

El objetivo de este punto es plantear los documentos fundamentales que deben ser considerados en el almacén de acuerdo a las regulaciones establecidas por los Organismos rectores para el control cuantitativo de los medios de rotación. Estos documentos son los siguientes:

En las entradas:

  • Facturas o Conduces.
  • Informes de Recepción.
  • Informes de Reclamación por faltantes.
  • Devoluciones al almacén de materiales despachados anteriormente.
  • Entradas por Transferencias entre almacenes.

Durante el almacenamiento:

  • Tarjetas de Estibas.

Durante las salidas:

  • Solicitud de Materiales.
  • Vale de Entrega de Materiales.
  • Actas de Mermas, Roturas, Deterioros o Pérdidas.
  • Salida por Transferencia entre almacenes.

Control cualitativo

El objetivo de este punto es definir los aspectos que deben considerarse para controlar la calidad con que se reciben y se entregan los diferentes materiales que son sometidos al proceso de almacenamiento.

Una vía para controlar es a través del control de aceptación del producto, que tiene como objetivo, comprobar que el producto sometido a control cumpla con los requisitos establecidos. En el control de aceptación deben ser considerados los lotes en los que recibe o envía cada articulo o grupo de artículos definiendo si la inspección a realizar será por muestreo o al 100%.

Esta decisión depende de varios factores entre los que se encuentran:

  • Confiabilidad en el suministrador y en el transportista de la mercancía.
  • Costo que requiere la inspección, considerando la necesidad de destrucción de envases y embalajes del propio artículo.
  • Costo por identificar un artículo en malas condiciones en el momento de la recepción o el despacho.

Generalmente en los almacenes se utiliza el control por muestreo.

Los planes de inspección por muestreo se basan en: tomar una muestra (n) de artículos de los (N) artículos recibidos o a despachar y decidir la calidad del lote sobre la base del comportamiento que ha tenido la muestra durante la inspección.

Las características de calidad de los artículos que deben ser controladas durante el almacenamiento, en general, son expresadas cualitativamente y las unidades se clasifican en “buenas” o “malas” partiendo de la presencia de algún defecto en él artículo. A este tipo de inspección se le denomina “por atributos”, presentando las ventajas siguientes:

  • Es una inspección rápida y poco costosa.
  • No requiere de personal de alta calificación para aplicar el plan de muestreo y obtener los resultados del mismo.
  • Evalúa varias características de un mismo plan de muestreo.

Control de ubicación y localización

Este proceso contribuye a identificar y controlar la posición en que se ubica y localiza cada lote de un mismo artículo durante el almacenamiento. De forma tal que pueda ser cumplido el principio “Primero que entra primero que sale”.

Resulta necesario para el desarrollo de este proceso zonificar al almacén, es decir, establecer una dirección para cada espacio en el que pueda ser ubicado un artículo. Esta dirección debe establecerse de forma tal que cada espacio tenga una única dirección y cada dirección corresponda a un único espacio.

La forma más común de identificar dicha dirección es utilizando códigos que designen a las zonas del almacén, pasillos de trabajo, estibas, estantes, medios unitarizadores o alojamientos de estanterías en dependencia de la tecnología que se haya decidido y la conformación espacial de las estibas y estantes.

En este proceso deben definirse el método a seguir para ubicar y localizar los artículos y el método para controlar la ubicación y la localización.

Métodos para ubicar y localizar los artículos

Existen dos métodos para ubicar los artículos: Fijo y Libre.

Método fijo: Consiste en mantener un lugar fijo para cada artículo y a su vez cada artículo ubicado en ese mismo lugar.

En general el método de ubicación fijo se adapta mejor a las características siguientes:

  • Poca variabilidad en el tipo y cantidad de artículos que integran la nomenclatura.
  • Limitada preparación del personal del almacén.
  • Baja frecuencia en las operaciones de recepción y despacho.
  • No es relevante el incremento de la capacidad de almacenamiento.

Método libre: Cualquier artículo puede ocupar cualquier lugar.

Se asocia generalmente el método de ubicación libre a las características siguientes:

  • Alta variabilidad en el tipo y cantidad de la nomenclatura.
  • Adecuado nivel de preparación del personal.
  • Relativamente alta la frecuencia de recepciones y despachos.
  • Poca complejidad de la nomenclatura.
  • Es relevante el aprovechamiento de la capacidad de almacenamiento.

Estos dos métodos básicos dan origen a formas intermedias que combinan a ambos. Por ejemplo, la forma intermedia es decidir un área fija para cada grupo de artículos pertenecientes a un mismo genérico y dentro de esta área, los distintos surtidos que integran ese genérico, ubicados según el método libre.

Métodos para controlar la ubicación

En dependencia del nivel técnico y organizativo del almacén se distinguen dos métodos para controlar la ubicación.

  1. Basados en la memoria de los trabajadores.
  2. Basados en registros confeccionados manualmente.

Este segundo método, asociado al método de ubicación Fija puede ser empleado en almacenes de poca complejidad, lo cual esta en dependencia de las dimensiones del almacén, la cantidad de trabajadores que labora en el mismo y la experiencia de los trabajadores en la gestión del almacén.

Cuando el método de ubicación es Libre, el registro de la ubicación del artículo esta basado en un modelo que se habilita para cada articulo, tal como ocurre con la Tarjeta de Estiba. Este soporte informativo se diseña de forma tal que en el pueda ser registrada la dirección que le corresponda a cada lote de artículo, en dependencia de los elementos que hayan sido tomados en cuenta al zonificar el almacén (zonas, pasillos, estibas, estantes, medios unitarizadores, alojamientos, etc.), que se identifique el orden en el que se recepcionan los lotes para que en ese orden se despachen.

El método de ubicación Libre, también requiere de la creación de un registro de disponibilidad de espacio. Este registro cumple con la función de mantener un control centralizado de los espacios del almacén que han sido vaciados y que están por lo tanto disponibles para ser llenados nuevamente. El diseño de este registro también responde a la zonificación del almacén.

Documentos del almacén 

Son varios los documentos que requieren ser registrados en el almacén, entre ellos tenemos los siguientes, los cuales se anexan:

  • Modelo SNC 2-18 Tarjeta de Estiba
ü Modelo SNC 2-04 Informe de Recepción
  • Modelo SNC 2-06 Informe de Reclamación – Reparos Bancarios.
  • Modelo SNC 2-08 Solicitud de Entrega
  • Modelo SNC 2-09 Vale de Entrega o Devolución
  • Modelo SNC 2-10 Transferencia entre Almacenes.
  • Modelo SNC 2-22 Ajuste de Inventario
  • Modelo SNC 2-17 Sub-Mayor de Inventario
  • Modelo SNC 2-21 Hoja de Inventario Físico

1.7 Características de almacenaje de algunos productos fundamentales.

A continuación se exponen las características o requisitos que deben cumplirse en el almacenaje de algunos de los productos fundamentales.

Arroz: Admite un almacenamiento prolongado a temperatura ambiente; se requiere ventilación y lugares secos. Las estibas deben de hacerse sobre burros o paletas y la altura de la estiba dependerá del local o almacén y de los medios que se dispongan.

Azúcar: De fácil combustión. Admite un almacenaje prolongado de acuerdo al grado de polarización de su proceso, a temperatura ambiente; aunque es sensible al calor, por lo que se requiere de lugares ventilados y secos. La altura de las estibas guardará los mismos requisitos del arroz.

Granos: Deben estibarse en áreas frescas, preservadas de la humedad y alejados de las estibas de los productos que despiden olores fuertes. Todos los granos son muy sensibles al calor y la humedad. El garbanzo específicamente debe resguardarse de la luz y las corrientes de aire, además del calor y la humedad.

Con los granos en general debe mantenerse una vigilancia constante, periódicamente deben tomarse muestras y observar no solo el aspecto exterior, sino partirlos, para ver si contienen gérmenes vivos de trazas o gorgojos y en caso afirmativo debe procederse de inmediato a la fumigación por hermetización que es un sistema óptimo. Se debe tener en cuenta que siempre la fumigación debe ser realizada por personal especializado.

Harina de trigo: Se almacenará en locales ventilados, limpios, protegidos de insectos y roedores, facilitando la entrada de sol para evitar el exceso de humedad, alejado de sustancia de aromas indeseables o penetrantes. La temperatura ideal es de 210 C y entre 60 y 65 % de humedad relativa.

Sal: Debe almacenarse en lugares secos, frescos y lejos de toda humedad, sobre burros o paletas.

Pastas alimenticias y fideos: Heredan las características propias de la harina de trigo y por lo tanto son vulnerables a los efectos del calor, la humedad y el tiempo, con todas sus consecuencias. Se recomienda evitar un almacenamiento prolongado de estos productos.

Café: Debe colocarse sobre bases limpias y secas, preferentemente de madera, nunca directamente sobre el piso, en locales limpios, secos, libres de olores y vectores, bien aireados, a una distancia de las paredes no menos de 25 cm. y protegidas de la humedad, los efectos del calor y el sol. No se permite almacenar el mismo junto a otros productos químicos y que despidan olores fuertes.

Aceite vegetal: De fácil combustión, se admite el almacenamiento prolongado a temperatura ambiente, evitándose el calor excesivo. Si se almacena en tanques o tanquetas, estos deben estar debidamente aforados, (entiéndase, que pueda ser medida y cuantificada la cantidad almacenada en los mismos). Siempre deben almacenarse separados del piso.

Bebidas, licores y refrescos: Se almacenarán en lugares limpios, secos, protegidos de la luz solar y ventilados, sobre paletas o burros (cuando su embalaje sea en cajas de cartón o a granel en tanques plásticos, acero, etc.), separados del piso y paredes y con una separación entre las estibas de 10 cm. como mínimo.

Vinos: Se colocarán en lugares climatizados, secos, limpios y protegidos de la luz solar, cuando la tapa sea de corcho es aconsejable acostar el envase para que el corcho no se reseque. Los almacenes o locales destinados a la conservación de los vinos deberán cumplir los siguientes requerimientos:

  • Ausencia de ruidos y vibraciones.
  • Estos almacenes o locales no deben estar ubicados cercanos a cuartos de motores, compresores u otros lugares que provoquen altos niveles de ruido ya que ello afecta la calidad de los mismos.
  • Temperatura adecuada de conservación.
  • No deben estar cercanos a fuentes de calor o fuentes de luz solar, la temperatura óptima es entre 10 y 200 C. Se recomienda que estos locales estén climatizados para lograr que el vino mantenga sus cualidades y no se deteriore.
  • Iluminación y ventilación.
  • Los locales o almacenes deberán ser iluminados artificialmente, preferiblemente con luz incandescente. El local deberá estar lo más ventilado posible evitando la concentración de olores.
  • Las botellas deberán estar almacenadas en estantes, preferiblemente de madera o plásticos; los estantes metálicos transmiten los cambios de temperatura con gran facilidad.
  • Todas las botellas de vino deben colocarse de forma horizontal. Se exceptúan los vinos fortificados, generosos o encabezados como por ejemplo el Jerez, Oporto, Madeira, Marsala, etc.
  • Los vinos blancos y rosados se colocarán lo más cerca posible al piso de manera que reciban las mejores temperaturas, a continuación se colocaran los vinos espumosos (Cavas, Champanes, etc.).
  • Al colocar las botellas estas deberán siempre presentar las etiquetas hacia arriba para evitar que se deterioren.
  • En caso de no poseerse estantes para el almacenamiento de los vinos; estos se deben mantener en sus cajas y se colocarán boca abajo.
  • Es necesario fechar las entradas para poder mantener la rotación en los stocks.
  • La limpieza y el orden absoluto son de obligatorio cumplimiento para los almacenes o locales donde se almacenan estos productos.

Especias y condimentos: Se almacenarán en lugares limpios, secos, libres de insectos y roedores, sobre paletas, entre las estibas y el techo se dejará un espacio que permita la ventilación. El almacén estará provisto de ventilación adecuada de modo que la temperatura no exceda de los 300 C con la menor humedad posible. El comino, anís, nuez moscada y pimentón se almacenarán en cámaras refrigeradas a una temperatura de 12 a 150 C, para lo cual se empleará frío seco, con la menor humedad posible.

Galletas: Se almacenarán en lugares limpios, secos y libres de insectos y roedores, sobre paletas o burros. La temperatura no debe exceder de 25 a 270 C con una humedad relativa de 70 %. Debe evitarse la contaminación con olores y sabores extraños. Los locales deben de desinfectarse tantas veces como se requiera con el asesoramiento de personal calificado.

Leche en polvo: Se almacenará en lugares frescos, limpios y secos, protegida convenientemente de la luz solar, a temperatura ambiente.

Conservas de pescado, frutas y vegetales: Estas se almacenarán en lugares limpios, secos y ventilados, colocados sobre paletas o burros, no se ubicarán delante de puertas o ventanas y estarán a la distancia requerida de pisos y paredes (10 cm de las paredes y  30 cm del piso). Las estibas se harán cruzadas para evitar derrumbes. La temperatura no excederá de 300 C con la menor humedad posible.

Vegetales y Hortalizas: En lugares destinados para los mismos (cámaras de mantenimiento) separados del resto de los productos. Deben ser clasificados y envasados por el almacén. La temperatura de almacenamiento oscilará entre 1 y 30 C y la humedad relativa no debe exceder del 95%.

Papas: Por ser un producto de fácil descomposición, debe ser revisada sistemáticamente. Se conserva a temperatura ambiente durante el verano no más de 15 días y en invierno 30 días como máximo. En refrigeración no más de 180 días a temperatura de 30 C. Es muy sensible a temperaturas superiores. Las estibas no deben ser superiores a 14 sacos de altura.

Ajos y Cebollas: Estos productos se almacenarán en áreas frescas con buena circulación de aire, pero evitando las fuertes corrientes, el ajo debe de colgarse en tendales. En caso de tempestad debe de cubrirse el mismo. La cebolla cuando se almacene en cámaras frías la temperatura mínima será de 30 C.

Frutas: Se almacenarán a temperaturas de 3 a 100 C, las cítricas y tropicales a temperatura que no exceda los 130 C, con una humedad relativa entre 80 hasta el 85%. El tiempo de almacenamiento no excederá los 20 días para las frutas nacionales principalmente.

Huevos: Se conservan a temperaturas de 2 a 100 C en cámaras refrigeradas. Sobre paletas o burros, la humedad relativa no excederá del 85%.

Carnes: Se almacenarán en cámaras de congelación, colgadas en tendales, con una separación de 4 cm. entre ellas, a una temperatura de -100 C a -180 C. Si se recibieran en bolsas estas deben de ser de polietileno y se colocarán en estantes o burros (siempre que sean de A/I). Debe tenerse una vigilancia constante de estas temperaturas y las mismas deben de rotarse sistemáticamente. Su transportación se hará en vehículos refrigerados a no menos de 80 C, cuando sea en vehículos no refrigerados su transportación se efectuará en horarios nocturnos y el recorrido no excederá las 4 horas de duración.

Embutidos y Ahumados: Estos deben almacenarse en cámaras refrigeradas, colgados y separados 4 cm. unos de otros a una temperatura que oscile entre -30 a 00 C y una humedad relativa de 75 a 85%. En el caso de los ahumados, salchichas, etc. pueden almacenarse a una temperatura de 4 a 90 C.

Quesos: Se admite su almacenamiento prolongado en cámaras frías a una temperatura de 1 a 60 C, la humedad relativa oscilará entre el 75 y el 85%, Deben ser almacenados en estanterías debiéndose voltear y limpiar sistemáticamente. Su transportación se hará en vehículos refrigerados a no menos de 80 C, cuando se haga en otro tipo de vehículo su transportación se efectuará en horarios nocturnos, con menos de 4 horas de duración.

Mantequilla: Se almacenará sobre paletas o estantes en las cámaras frías, las estibas se harán de 10 cajas como máximo. La temperatura de almacenamiento será de 2 A 50 C, no podrá almacenarse productos con olores fuertes u otros que puedan alterar la calidad de la misma. La envasada en latas laqueadas podrá almacenarse en locales frescos y ventilados. Cuando sea necesario transportar la misma con medios propios esta se efectuará en vehículos refrigerados,

Yogurt y Leche fluida: Se almacenarán en neveras de conservación, con buenas condiciones higiénicas a una temperatura no mayor de 100 C, su estiba se hará en dependencia del envase utilizado.

Helados: Se almacenarán sobre paletas o estantes en neveras limpias e higiénicas a una temperatura no menor de –200 C y una distancia de 10 cm. de la pared. En el caso que se usen equipos especializados, en los mismos no podrán almacenarse ningún otro producto ya que esto puede afectar la calidad del mismo.

Vinagre y Vino Seco: Se almacenarán protegidos de la luz solar directa, en locales limpios, secos y ventilados a temperatura ambiente, sobre burros o tarimas convenientemente asegurados, si se almacena en tanques o tanquetas; que  estos estén debidamente aforados (entiéndase que pueda ser medida y cuantificada la cantidad almacenada en los mismos).

Jabones, detergentes, etc.: Se almacenarán en lugares secos, cerrados y ventilados, separados del resto de los productos, colocados sobre tarimas o burros a una altura de 30 cm. del piso y paredes. La temperatura de almacenamiento no será mayor de 410 C.

1.8 Medidas de seguridad

Medidas de seguridad contra delitos, intrusos y accidentes:

  1. Se deberá enrejar las puertas, ventanas y techos, cuando su conformación sea ligera (tejas, madera, etc.). Así como también se instalará sistema de alarmas donde se requiera.
  2. De existir productos fuera del local (a la intemperie), deberán estar debidamente protegidos por cercas y muros.
  3. Se deberá cumplir estrictamente con lo establecido en el permiso de acceso al almacén. Aquellas personas que no tengan acceso al mismo solo podrán hacerlo conjuntamente con el Encargado del almacén o el dependiente responsable del área.
  4. Mantener delimitado el acceso de personal no autorizado a los cuartos o áreas de motores de las cámaras frías y los mismos deben estar debidamente protegidos.
  5. Los ventanales, puertas, grietas, aberturas, entradas de cables, etc., estarán debidamente protegidos con tela metálica o similar para impedir la entrada de agentes productores de plagas, insectos, roedores, etc.
  6. No se dará entrada al almacén a productos que presenten un estado de contaminación tal que lo haga no apto para el consumo humano.
  7. Para utilizar cualquier tipo de plaguicida se tendrán en cuenta las indicaciones y prohibiciones que al respecto figuran en las leyes y disposiciones sanitarias vigentes.
  8. No se debe almacenar en las neveras productos que por sus características despiden olores extraños penetrantes que puedan dañar a otros productos alimenticios. Por lo que se orienta que los mismos sean almacenados independientemente.

Medidas de Seguridad Contra Incendios:

  1. No coloque nunca productos delante de los medios de protección.
  2. Los extintores deben estar actualizados y en buen estado de mantenimiento.
  3. Todo el personal del almacén debe conocer que hacer en caso de incendio.
  4. No obstruya las puertas y escaleras de evacuación.
  5. Quedará terminantemente prohibido la entrada al almacén de equipos automotores; en aquellos que no estén preparados para esto.
  6. Se tomarán todas las medidas en los circuitos eléctricos para evitar el sobrecalentamiento en los conductores.
  7. Se evitará mantener circuitos eléctricos que no estén protegidos y señalizados.
  8. Se prohíbe fumar en los almacenes. Estos contarán de letreros visibles de No Fumar.
  9. Todos los equipos eléctricos deberán estar conectados a tierra.
  10. El almacenamiento de materiales se dividirá en secciones o grupos formados cada uno por materiales que presenten un grado de combustibilidad similar.
  11. Los bombillos o lámparas deberán estar protegidos contra daños mecánicos por medio de pantallas de cristal, malla metálica. Preferiblemente el alambrado deberá situarse en forma tal que no queden directamente sobre pilas, tongas, estantes, etc.
  12. Los equipos contra incendios deberán estar adecuadamente identificados de acuerdo con las normas establecidas por el DGPEI del Ministerio del Interior.
  13. Los almacenes deberán estar protegidos por sistemas contra rayos, donde sea factible.
  14. Al finalizar las labores, deben recogerse todos los materiales que sean factibles de combustión espontánea.
  15. Deberán ser revisados periódicamente los equipos eléctricos, así como las instalaciones.
  16. Se deberán reparar o sustituir aquellas líneas eléctricas que presenten defectos.
  17. Los almacenes deberán poseer detectores de humo y calor.
  18. Mantener organizada y activa la Brigada Contra Incendios del almacén.
  19. Se prohíbe colocar mercancías inflamables debajo o pegadas al alambrado eléctrico.
  20. Tener debidamente señalizados e identificados los interruptores de las cámaras frías, para una rápida desconexión en caso de sobrecalentamientos o cortos circuitos.

Medidas de Protección Física al Obrero del Área de Almacén

Con el objetivo de actualizar y proteger al personal encargado de realizar las actividades del almacén se enuncian una serie de medidas de protección de obligatorio cumplimiento:

  1. Las escaleras que tienen menos de 1 metro de ancho deben llevar barandas a ambos lados.
  2. Las escaleras móviles deben contar con un sistema de frenos para evitar deslizamientos.
  3. Nunca debe escalarse por las estanterías o estibas.
  4. Todo operario que manipule sustancias corrosivas, ácidos, etc. deberá utilizar los medios de protección que correspondan a las características de cada producto.
  5. Todo empleado del almacén que trabaje en las cámaras frías debe contar con los medios de protección indicados para esta actividad (abrigo, gorro, etc.).
  6. Cuando la carga y descarga se realice manualmente se deberá contar con los cintos de fuerza (fajas).
  7. El vestuario deberá estar acorde a las funciones que se realizan en el almacén, incluyendo el calzado.
  8. El uso de los colores en paredes, techo y piso deben ser preferiblemente blancos o claros, con un nivel de intensidad medio.
  9. Las puertas de las cámaras frías deberán contar con botadores u otros medios que garanticen la vida de los trabajadores.
  10. Establecer el uso de medios, equipos y tecnologías que permitan una mayor eficiencia en el uso de la fuerza de trabajo.
  11. Que a los trabajadores del almacén se les instruya en las Normas de uso de los Medios de Protección individual con que laboran en el almacén (guantes, máscaras, espejuelos, cinturones de fuerza, abrigos, gorros, botas etc.).
  12. Que los trabajadores del almacén conozcan y exijan las normas para la manipulación de productos químicos, gases líquidos o sólidos; así como sus recipientes y embalajes (llenos o vacíos) remitirse al reglamento único de PHT propios de cada instalación.
  13. Que se conozca el régimen de trabajo y descanso del centro o instalación en específico para el área de almacén.

1.9 Condiciones de higiene en el almacén.

Las normas de higiene generales en el almacén son necesarias para lograr las mejores condiciones de trabajo y seguridad por lo cual debemos mantener ciertas reglas básicas, las cuales deberán cumplirse estrictamente.

  1. Inspeccionar con regularidad las áreas de almacenamiento. La infección y la descomposición pueden presentarse aún bajo condiciones ideales de almacenamiento.
  2. Verificar todos los alimentos con regularidad en busca de señales de deterioro y retire de inmediato cualquier alimento contaminado o echado a perder.
  3. Barrer los pisos todos los días y cada vez que sea necesario.
  4. Lavar con regularidad las paredes y el equipamiento.
  5. Deshelar los congeladores cuando la cantidad de alimentos almacenados sea poca y lave los mismos al menos una vez a la semana.
  6. Lavar los anaqueles, ganchos para carnes y todo el equipo similar todas las semanas.
  7. Deberán mantenerse los pisos libres de basuras, manchas, polvo, grasa, etc.
  8. Deberá hacerse la limpieza de piso de forma tal que se evite levantar polvo y otras suciedades.
  9. Mantener los equipos de medición (pesas) en buenos estados técnicos, certificados y libres de toda suciedad.
  10. Deberá mantenerse siempre una temperatura uniforme y agradable.
  11. Garantizar que exista un programa de desinfección, desinsectación y desratización periódica.

Guía para la evaluación sanitaria de instalaciones turísticas (Instrucciones del Instituto de Higiene y Epidemiología)

  1. 1. Todo Responsable de Almacén debidamente entrenado deberá chequear las especificaciones y calidad de los alimentos que recibe, así como la higiene y calidad de los envases, debiendo rechazar los que no cumplan las especificaciones de calidad y temperatura, Cada establecimiento deberá poseer la ficha técnica de cada alimento que adquiera y por ella hacer la evaluación correspondiente.
  2. Como parte del control de los alimentos no se deberán recibir alimentos refrigerados por encima de 7 0C ni congelados por encima de –18 0C, medidos en el centro del producto. Para ello el almacenero deberá poseer termómetro adecuado, tener un registro donde anote: fecha de recibo, alimento evaluado, número del registro sanitario, si cumple las especificaciones, temperatura si procede, nombre del que chequea y firma.
  3. Los productos químicos y combustibles deberán estar almacenados separados de los alimentos e identificados claramente y bajo llave.
  4. El jefe de almacén deberá tener establecido un mecanismo que permita la rotación de los productos. No deberá haber presencia de productos vencidos en el almacén.
  5. No deberán existir bajo ningún concepto alimentos en mal estado o con signos de deterioro, sucios (incluyendo viandas y vegetales).
  6. 6. Toda cámara deberá tener un termógrafo, cuyo registro se archivará. En su defecto deberá tener un termómetro (que será verificado periódicamente) y se llevara un registro, por cámara, con las temperaturas leídas a las 7:00, 12:00 y 17:00 horas.
  7. 7. No se permitirá estantes o tablas de madera en las cámaras. Las paredes estarán pintadas, no se admitirá la presencia de hongos en la superficie y se debe hacer la limpieza y desinfección cada vez que sea necesario, pero como mínimo una vez a la semana. Los productos deberán estar bien almacenados y la cámara tendrá una buena iluminación.
  8. Los alimentos elaborados nunca se almacenarán en cámaras con alimentos crudos. Si ello se produjera se exigirá la mayor separación entre unos y otros, la colocación de los elaborados a un nivel superior y mantener ambos protegidos mediante material de PVC o aluminio.
  9. Todo producto alimenticio como carnes y productos cárnicos, pescados, etc., deberá recibirse en bolsas de polietileno para evitar su deterioro y contaminación del medio. Deberán estar en envases específicos estrictamente limpios.
  10. 10. La descongelación de las carnes (de cualquier genero) se realizará por el método de descongelación lenta en antecámaras a una temperatura no mayor de 100 C. Se tomarán todas las medidas que se requieran para garantizar la planificación adecuada para poner a descongelar la cantidad requerida en el tiempo preciso.
  11. La descongelación de los pescados (enteros) y los mariscos podrá realizarse por el método de descongelación rápida en inmersión en agua, para lo cual se recomienda:
  • Emplear una proporción de agua que no exceda a 4 veces la cantidad del producto.
  • Agregar alrededor del 1% de sal común al agua que se emplea para la descongelación.
  1. Los equipos y utensilios de trabajo del almacén serán lavados inmediatamente después de su utilización.
  1. PRINCIPIOS Y PROCEDIMIENTOS INHERENTES AL SUBSISTEMA DE IINVENTARIOS, ASPECTOS DEL CONTROL INTERNO Y ESTÁNDARES DE CALIDAD .

Los procedimientos de control de estos medios tienen como objetivo garantizar suficiente seguridad contra las perdidas por deterioros, mermas, consumo en exceso de las normas, perdidas de todo tipo, etc., permitiendo una razonable confiabilidad en cuanto a la información, tanto de las existencias, como del movimiento de ellas.

  1. Que los Contratos de Suministros contengan la firma del funcionario autorizado, a los efectos de su validez y que existan muestras de estas firmas en poder del área económica para posibilitar su comparación con las firmas del mencionado documento.
  2. Que no coincida en los mismos funcionarios la facultad de firmar Contratos de Suministros, con la de firmar Informes de Recepción, Vales de Salidas u Orden de Despacho.
  3. Que el Informe de Recepción se elabore en cada área de almacenaje, sobre la base de las calidades y cantidades físicamente recibidas, independientemente de los datos que aparezcan en la Factura o Conduce. Para facilitar lo anterior, debe utilizarse el método de informe de recepción “Ciego”, que consiste en que la persona del almacén que cuente, mida y pese todos los productos recibidos, no tenga acceso al documento del suministrador.
  4. Los documentos primarios requieren contener la información de las existencias en unidades físicas, después de efectuada cada anotación en las tarjetas de estibas.
  5. Que en caso de existir diferencias entre los productos recibidos y los amparados por los documentos del vendedor, se elabore de inmediato la reclamación por el almacén o por el área Económica, debiendo coordinarse entre ambas áreas la elaboración del mencionado documento.
  6. De existir más de un almacén o área de responsabilidad de almacenamiento, resulta necesario que la enumeración consecutiva de los documentos sea individual por área, identificando con siglas o códigos que antecedan a la numeración, el área o almacén a que corresponden.
  7. Que los productos solo sean despachados mediante los documentos de salida oficialmente establecidos por el Sistema Nacional de Contabilidad (SNC).
  8. Que el área donde se almacenan los productos cuente con una relación de los Nombres, Apellidos, Cargos y Muestras de las firmas de las personas facultadas para solicitar determinados tipos de productos, así como las facultades para aprobar las entregas y transferencias entre almacenes.
  9. Que los productos en existencia se controlen en el almacén a través de la Tarjeta de Estiba, las que se ubicarán junto a cada producto o en lugar cercano al mismo, donde sea más factible su cuidado y manipulación.
  10. Que las anotaciones en las Tarjetas de Estiba se realicen inmediatamente después de haberse efectuado el movimiento físico de los productos.
  11. Que los Submayores de inventarios (en unidades físicas y valor) sean operados en el área Económica. Estos submayores pueden ser ubicados en el área del almacén cuando esto se considere más racional. El personal que los opere en el área de almacén, debe estar subordinado al área Económica. En este caso debe estar ubicado en un local que lo separe físicamente del personal responsabilizado con la custodia de los inventarios, ya que uno de los objetivos principales de estos submayores es servir de control de las existencias físicas. Por lo que queda prohibido que el personal que labora en los almacenes tengan acceso a los registros contables y a los submayores de inventario.
  12. La conciliación y cuadre de las existencias en unidades físicas y valores entre las Tarjetas de Estiba y los Submayores de Inventarios, debe ser diaria.
  13. Que esté perfectamente delimitada la responsabilidad por la custodia de las existencias (preferentemente que esta sea colectiva) de forma tal que permita aplicar el Decreto # 249. El acta de responsabilidad material deberá estar debidamente archivada en las áreas de almacenamiento.
  14. Que no se permita el acceso a las áreas de almacenaje de otras personas, salvo las expresamente autorizadas y solo bajo la directa supervisión de los responsables de la custodia de las existencias.
  15. El documento de acceso a los almacenes se deberá colocar en lugar visible y deberá contar con los Nombres, Apellidos y Cargos de los mencionados compañeros.
  16. Que las diferencias resultantes de los conteos físicos sean investigadas por personal que no tenga acceso a las existencias o la función de efectuar anotaciones en los registros, para evitar que puedan alterar los resultados.
  17. Que los ajustes de inventarios resultantes de los conteos físicos, sean amparados mediante el correspondiente expediente, después de haber sido aprobados por los niveles establecidos. Se dejará evidencia en el almacén de las actas que las Comisiones de Mermas, Roturas y Deterioros o de Destino Final, confeccionen y aprueben.
  18. Que las llaves del almacén deben estar en poder solamente del personal facultado por cada entidad, de acuerdo con sus condiciones específicas, deberá permanecer un juego sellado y lacrado en lugar que cumpla con los parámetros de seguridad estipulados para estos casos. Se mantendrá un control efectivo de la tenencia de las mismas.
  19. Que los conteos físicos del 100% que se realicen; los efectúe el Encargado de Almacén de conjunto con un especialista; utilizando el Modelo de Inventario entregado por el área Económica donde solo se reflejen los códigos y descripciones de los productos, dejando evidencia del mismo en el almacén.
  20. Que de efectuarse sustituciones del Responsable de Almacén se confeccione el Acta de Entrega donde se deje evidencia del inventario físico realizado así como el Manual de Normas y Procedimientos del Departamento de Compras.
  21. Que los productos se roten de acuerdo al tiempo de almacenamiento de los mismos, recordando siempre el principio Primero que entra primero que sale.
  22. Que no existan documentos originados y destinados al área de almacén, con errores, tachaduras y enmiendas.
  23. Garantizar si se efectúan conteos físicos del 10% sorpresivo, por parte del área Económica y si se deja evidencia de los mismos en las Tarjetas de Estiba.
  24. Que esté oficialmente implantado el Horario de Despacho de los almacenes, colocado en lugar visible y que el mismo se cumpla de forma estricta.
  25. Garantizar que todos los equipos por instalar destinados al proceso inversionista, así como los productos recibidos o remitidos en consignación y en depósito, estén controlados por el área de almacén.
  26. Que nunca se reciban productos para consumo directo cuyos documentos no pasen antes por el almacén.
  27. Los documentos que se originen en las áreas de almacenamiento deberán contener todos los datos estipulados en los mismos.
  28. Que se contabilicen por separado las entregas de productos cárnicos (en kilo y pieza), cuando sea factible su conteo.
  29. Que en las Tarjetas de Estiba estén reflejados los siguientes datos:
  • Stock Máximo (según ciclo de rotación estipulado, aplicando el mod. DC-2).
  • Nombre del Producto
  • Unidad de Medida
  • Código del Producto
  • Precio Unitario
  • Factor de Conversión
  • Localización del producto (Sección, Estante y Casilla).
  • Cantidad de piezas de los productos cárnicos.
  • Cuando el producto sea adquirido en MLC la tarjeta deberá estar señalizada preferentemente con una raya diagonal (un solo color siempre).
  1. Que los Jefes de Abastecimiento participen como miembros de las Comisiones de Mermas, Roturas y Deterioros y/o Destino Final creadas en cada instalación.
  2. Garantizar la correcta utilización de las Unidades de Medidas o su correspondiente aclaración en la descripción del producto (se debe de reflejar la unidad de medida en la que el almacén efectúa sus operaciones). Se debe recordar que pomos, paquetes, bolsas, fardos, latas, rollos, etc., no son unidades de medidas son unidades de envases.
  3. Que las unidades de medidas reflejadas en las Tarjetas de Estiba sean las mismas que se reflejen en el despacho de estas.
  4. Que los medios de pesaje del área de almacenamiento se supervisen por el organismo competente, (cada cuatro meses como mínimo) y se deje evidencia de la inspección de los medios, mediante el sello oficialmente establecido.
  5. Que exista un control eficaz de los Útiles y Herramientas en Uso y Activos Fijos Tangibles (AFT) y que estos se verifiquen sistemáticamente.
  6. Se garantizará que los documentos primarios del almacén se entreguen pre-foliados donde corresponda (Informe de Recepción, Vale de Entrega, etc.).
  7. Que los documentos tales como: Acta de Responsabilidad de los AFT y el listado “actualizado” estén debidamente archivados en el área de almacén.
  8. Garantizar que se realicen los conteos físicos a los AFT según la programación establecida por la entidad, dejando evidencia de su ejecución en el almacén.
  9. Garantizar que se realicen conteos físicos de los AFT y los Útiles y Herramientas en Uso en el área, cuando se sustituya a los responsables de las mismas y exigir que se deje constancia escrita en el almacén de esta operación.
  10. Que no existan productos almacenados en lugares que no sean los almacenes oficialmente establecidos por la instalación o entidad.
  1. Garantizar que el encargado de efectuar las compras de mercancías verifique sistemáticamente, si los precios en las facturas recibidas se corresponden a los estipulados y estas no presentan errores.
  2. Que exista un registro actualizado con los resultados de la recepción de mercancías sus fechas de vencimientos y las incidencias que puedan ocurrir en el almacén.
  3. Garantizar que existan medios de medición de temperatura en los almacenes refrigerados (termómetros).
  4. Que en el almacén no existan bajo ningún concepto artículos, productos, etc. que no estén debidamente controlado por el mismo.
  5. Toda venta o traslado que efectúe la instalación a través del almacén a otros, (segundos o terceros) deberá estar avalada por una orden de despacho firmada por la persona autorizada a efectuar esta operación (nunca a través de un Vale de Solicitud).

Resumen de Normas fundamentales seleccionadas relacionadas con la manipulación y el almacenamiento de las cargas.

 NORMAS CUBANAS (NC). REGULACIONES Y REQUISITOS GENERALES

  1. NC 01-04-01: 87. Marcación de las cargas. Marcas de manipulación. Vigente desde mayo de 1988.

Esta norma establece las marcas de manipulación para indicar los métodos de transportación, manipulación y almacenamiento de la carga. Además, los requisitos para la utilización de los símbolos, así como los utilizados para las marcas de manipulación con su significado y función.

  1. NC 19-03-03:88. Sistema de Normas de Protección e Higiene del Trabajo (SNPHT). Trabajos de cargas y descarga. Requisitos generales de seguridad. Vigente desde diciembre de 1988. Carácter Obligatorio por la Resolución No 30-2000 de la Oficina Nacional de Normalización (ONN).

Esta norma establece los requisitos generales de seguridad para los trabajos de carga y descargas en todas las ramas de la economía nacional. Esta norma no abarca los requisitos de seguridad para los trabajos de carga y descarga en el mar.

  1. NC 19-03-05:82. SNPHT. Envase y embalaje. Requisitos generales de seguridad. Vigente desde diciembre de 1983. Carácter Obligatorio por la Resolución No 30-2000 de la Oficina Nacional de Normalización.

Esta norma establece los requisitos generales de seguridad de los envases y embalajes que deberán observarse en su construcción, manipulación, almacenamiento y transportación; así como los aspectos generales sobre el control de estos requisitos.

  1. NC 19-04-11:79. SNPHT. Colores y señales de seguridad. Vigente desde julio de 1980. Carácter Obligatorio por la Resolución No 30-2000 de la  Oficina Nacional de Normalización.

Esta norma establece las señales de seguridad, su forma, dimensiones, designación, forma de empleo, color, así como las características físicas de los colores de seguridad, empleadas para contribuir a garantizar la seguridad del trabajo en todas las ramas de la economía nacional.

  1. NC 53-37:88. Proyecto de Construcción. Almacenes techados cerrados. Especificaciones generales de proyectos. Vigente desde octubre de 1988.

Esta norma establece los parámetros y características constructivas generales que han de cumplir los proyectos para la construcción  y mecanización de almacenes techados pertenecientes a las empresas circuladoras de productos.

  1. NC 96-02-19:87. Protección contra Incendio (PCI). Construcción de edificios para almacenamiento de sólidos combustibles. Requisitos generales. Vigente desde marzo de 1988. Carácter Obligatorio por la Resolución No 30-2000 de la Oficina Nacional de Normalización.

Esta norma establece los requisitos generales de protección contra incendios que se cumplirán en la proyección y construcción de edificios para el almacenamiento de sólidos combustibles.

  1. NC 96-29:82. Almacenamiento a la intemperie de sólidos combustibles. Requisitos generales. Vigente desde octubre de 1984. Carácter Obligatorio por la Resolución No 30-2000 de la Oficina Nacional de Normalización.

Esta norma establece los requisitos generales de protección contra incendios aplicables a los proyectos de nuevas obras, ampliaciones o adaptaciones de almacenes a la intemperie para sólidos combustibles.

  1. NIVELES TECNOLÓGICOS PARA EVALUAR LOS ALMACENES.

La resolución 153 /07 de Ministerio de Comercio Interior aprobó y ha puesto en vigor el Procedimiento para la implementación del Expediente  Logístico de Almacenes y el de la Categorización de los Almacenes  que operan en la economía nacional.

El mismo establece el Expediente Logístico de Almacenes, (EXPELOG) en todos los almacenes de productos alimenticios y no alimenticios de la economía nacional, como medio de facilitar y proporcionar a las entidades de cada sistema las herramientas de trabajo para crear las condiciones necesarias en función del control de la actividad logística en cada instalación dedicada al almacenamiento y conservación de estos bienes de consumo en la economía nacional.

El EXPELOG es el conjunto de aspectos relacionados con la logística de almacenes, constitutivos en una carpeta o expediente (que se adjunta como Anexo I), compuesto por los documentos siguientes:

  1. Expediente técnico del almacén.
  2. Método de control de ubicación de los productos.
  3. Documentos normativos vigentes.
  4. Sistema de protección y seguridad del almacén.
  5. Trazabilidad del producto.
  6. Programa de control de plagas.
  7. Rotación de los productos.
  8. Registro de control de fechas de vencimiento de los productos.

El Expediente Técnico del Almacén se compone de los elementos técnicos más importantes del mismo, los que se mantienen estáticos en un período de tiempo largo como son:

  • Distribución en Planta con el esquema tecnológico de almacenamiento potencial, en un plano no menor de 8´ x 11´, que deberá estar visible en un mural habilitado a tales efectos, con las especificaciones del almacén: medidas en m – largo, ancho y  alto, puntal libre y altura promedio de estiba potencial;  en m2 – área total y útil;  en m3 volumen total y volumen útil; delimitación de las áreas del almacén: área de recepción,  de estiba directa, y despacho. Se reflejará además  la ubicación geográfica del almacén, así como la identificación  de este  con el nombre y entidad a la que pertenece visible al público y el horario de apertura y cierre de la instalación.
  • Control de inventarios de equipos de manipulación e izaje, con el inventario actualizado de la existencia, así como el estado técnico de estos equipos.
  • Control de inventarios de medios de almacenamiento, existencia y estado técnico de: paletas de intercambio, portuarias y otras, cajas paletas y  estanterías.
  • Control de inventarios de medios de medición, existencia y estado técnico, todos con su certificación de apto para el uso  y vencimiento de esta condición de: básculas de plataformas para camiones, básculas mecánicas y semiautomáticas y pesas para picos.
  • Sistema de ventilación utilizado: forzada o natural.  Existencia y necesidad de extractores y monitores, así como el estado técnico de los mismos.
  • Sistema de iluminación utilizado: natural o artificial. Cantidad de luminarias en existencia y necesidad, así como el estado técnico de las mismas.
  • Estado   constructivo   del   almacén.    Se   describirá    la  evaluación  de este      estado  en: bueno, regular  y  malo de los siguientes elementos: piso, paredes,  techos,    puertas   y  ventanas.

Método de control de ubicación de los productos: Cada almacén debe contar con un método de control y ubicación de los productos  que se almacenan, mediante procedimiento escrito que facilite la localización de los productos, el cual pueda ser verificado para comprobar su uso y utilidad.

Se deben tener los documentos normativos fundamentales relacionados con la actividad logística que realiza, atendiendo a la tecnología empleada y al producto almacenado:

__ Manual de Procedimientos

__ Resolución 59 de fecha 30 de marzo de 2004, dictada por el Ministerio del Comercio Interior que pone en vigor el Reglamento para la Logística de Almacenes.

__ Otros documentos afines a la actividad.

Se debe establecer el Sistema de Seguridad y Protección que corresponda, donde se especifica el Plan de Emergencia contra Incendios e Intrusos, velándose porque  la instalación tenga los puntos contra incendios activados y en buen estado de funcionamiento y que la edificación ofrezca seguridad contra escalamientos, penetración por techos, monitores, entre otros.

El expediente logístico recoge los elementos primarios de la Trazabilidad en la recepción de cada producto, que  es el rastreo desde el origen del producto, para conocer el tratamiento aplicado al mismo, tales como acciones fitosanitarias u otras para poder trazar las nuevas acciones de conservación. Los elementos a tener en cuenta entre otros serán: fecha de producción o cosecha, número del lote, fecha de vencimiento del producto, cantidad y fecha(s) de fumigación, tratamiento químico y tipo de producto utilizado; estos elementos de la trazabilidad se reflejarán en una tarjeta habilitada en cada estiba del producto.

El proceso de almacenamiento y  conservación de los productos incluye el “Programa de Control de Plagas”, que es el procedimiento general que necesitan todos los productos y en particular aquellos que requieran de tratamiento específico.

Se debe reflejar además en el EXPELOG el procedimiento mediante el cual se controle la Rotación de los Productos, que garantice que salga del almacén en el caso de los perecederos el que primero venza y en los no perecederos el  que primero entró.

Este expediente debe contener el Registro de Control de las fechas de vencimiento de cada producto según corresponda.

Los niveles de categorización a obtener por un almacén de acuerdo a los requisitos establecidos son los siguientes:

  • Primer nivel: Cuando los Productos se almacenan en condiciones que garanticen los requerimientos imprescindibles para un adecuado  control y conservación de los mismos.
  • Segundo Nivel: Cuando se realiza  el almacenamiento con  una adecuada correspondencia entre los productos y la tecnología y se comienza a trabajar en el enfoque hacia el cliente.
  • Tercer nivel: Considera el almacenamiento de los productos con enfoque al cliente y sea adecua su rigurosidad y funcionamiento a la necesidad del mismo  (incluye entre otros, agilidad, eficiencia, horario e imagen).
  • Sin Categorización: Cuando se tenga algún requisito invalidante en el proceso de evaluación para la categorización del Primer Nivel.

Aspectos a evaluar Primer Nivel Tecnológico en Economía de Almacenes

  1. Aprovechamiento de las capacidades

1.1       Altura de los alojamientos

1.2       Ancho de la estantería

1.3       Ancho de los pasillos de trabajo

1.4       Altura de estiba

1.5       Disposición de las estanterías o de los bloques.

  1. Organización del almacén

2.1       Limpieza del almacén y las estanterías

2.2       Tener un método para el control de ubicación

2.3       No tener productos bloqueados

2.3.1    En la vertical: (arriba de…)

2.3.2    En el horizontal: (delante de…)

2.3.3    En los pasillos

2.4       Tener los productos separados del piso

2.5       Productos sin peligro de derrumbe

  1. No tener productos a la intemperie
  1. Condiciones constructivas aceptables

Aspectos a evaluar Segundo Nivel Tecnológico en Economía de Almacenes

  1. A) Almacenes Bajo Techo
  2. Desarrollar, introducir o utilizar soluciones tecnológicas para el almacenamiento y manipulación de los productos que humanicen el trabajo, aumenten la productividad y aseguren un mejor control de los recursos y su preservación.
  3. Ubicar los productos de mayor movimiento, lo más cercano posible al área de despacho, y lo más cerca de la mano del hombre (lo que más pesa abajo), donde sea necesario.
  4. Ventilación e iluminación.
  5. El subsistema de medios de rotación normados debe estan implantado (la parte correspondiente a ese almacén). Se realizará un chequeo de tarjeta contra físico.
  6. Conservación.
  7. Determinar el almacenamiento y el control a nivel de surtido (talla) del calzado y la ropa.
  8. Analizar la ubicación y el tamaño de las áreas de recepción y entrega y señalizarlas.
  9. Conocer las normas de almacenamiento vigentes, empezando por saber dónde están localizadas dichas normas. Cumplir con la norma cubana de Marcas Gráficas (NC-01-04-01:87).
  10. Conversión de una parte de las unidades de medida en que se recibe el producto a la unidad de medida en que se despacha, excepto la soga. Recomendamos controlar y almacenar la tuerca, tornillo y arandela por separado.
  11. Paquetización

Paquetizar los productos que así lo requieran, teniendo en cuenta siempre para cada surtido la misma cantidad y siempre de la misma forma (esquemas de carga).

Nota final:     Deben incluirse otros aspectos no relacionados, pero específicos de cada almacén y que sean necesarios y factibles de solucionar.

Aspectos a evaluar Tercer Nivel Tecnológico en Economía de Almacenes

 Elaborar las normas de inventario (máximos y mínimos) de un grupo de surtidos fundamentales

  1. Conocer los productos sin movimiento y los de lento movimiento. Tener elaborado el plan de medidas para su reducción por productos
  2. La correcta utilización de las unidades de medidas o su correspondiente aclaración en la descripción del producto
  3. Tener el pañol de los medios auxiliares para la manipulación y el almacenamiento.
  4. Mantener actualizado el punto contra incendios.  

Conclusiones 

Los almacenes se han identificado con justicia como un “mal necesario”; sin embargo, por esas mismas razones es imperativo que sea constantemente mejorado todo el proceso de recepción, ubicación, ordenamiento, control, conservación  y preparación para el despacho y consumo de los valores materiales almacenados. Lo anterior, junto a una eficaz gestión de inventarios, constituyen sin dudas, bases para una estrategia hacia la competitividad y la excelencia en el servicio al cliente.

Por tanto el éxito de cualquier empeño humano debe tener como principio y fin al hombre como sujeto y objeto de los cambios, por lo que es imprescindible avanzar al perfeccionamiento a través de la capacitación.

Bibliografía 

  • Bufa Elwood Spencer.  Administración de la Producción y de las Operaciones. 1991
  • Ballou Ronald. Logística Empresarial.1991. Mc Grouw Hill
  • Departamento de Compras. Casa Matriz Islazul. Manual de Normas y Procedimientos de Islazul. 2002.
  • Prida Romero, Bernardo y Gutiérrez Casas, Gil. Logística de Aprovisionamiento.1995. Mc Grouw Hill.
  • Ramós Díaz, Rafael ¿Cómo gestionar los stocks? 1991
  • Reux, Michel.  Manual de Logística para la Gestión de Almacenes.  España.  Gestión 2000. 1997
  • Santos Norton,  Maria Lilia. Gestión de abastecimiento. 1996.

ANEXOS

Modelo SNC 2-18 Tarjeta de Estiba

Objetivo: Controlar las existencias en unidades solamente de productos en almacén, mediante el registro del movimiento de entradas y salidas de los mismos.

Distribución:

Original: Almacén

Instrucciones:

Se utiliza por el almacén, constituyendo el total de las tarjetas, el control de unidades físicas del mismo.

Se ubica en el lugar donde se encuentra almacenado el producto, o en un lugar cercano al mismo, donde sea más factible su cuidado y manipulación.

Cuando la tarjeta corresponda a un producto almacenado a la intemperie, se guarda en un lugar protegido cercano a los productos.

Las tarjetas en Cero o Totalmente Cumplimentadas, deben mantenerse guardadas en el Almacén para posteriores comprobaciones.

El Informe de Recepción se elaborará en cada área de almacenaje en base a las calidades y cantidades físicamente recibidas, independientemente de los datos que aparezcan en el Conduce o Factura.

Para facilitar lo anterior debe utilizarse el Método de Informe de Recepción “Ciego”, que consiste en que por personal diferente al que recepciona se prepara el documento con los códigos y descripciones de los productos para que el dependiente de almacén sea quien consigne las cantidades físicamente por él recibidas. Modelo SNC 2-04 Informe de Recepción

Objetivo: Formalizar la recepción de los productos en los almacenes que procedan de otras entidades.

Distribución:

  • Original: Contabilidad. Para su contabilización y archivo posterior, como justificante contable y para servir de base a las anotaciones en los modelos de Control de Inventario.
  • Duplicado: Contabilidad. Se archiva formando parte del expediente de pago.
  • Triplicado: Abastecimiento. Para controlar el plan.
  • Cuadruplicado: Almacén receptor. Para efectuar las anotaciones en los modelos de Control de Inventario activándose posteriormente por número consecutivo de emisión.

Instrucciones:

Este modelo se llena a máquina de escribir, tinta o lápiz tinta y se emite por el almacén receptor en cuadruplicado, una vez verificado e inspeccionados los productos recibidos, utilizándose un modelo para cada Factura o documento similar.

Cuando se detectara faltantes, sobrantes, averías o cambios en las especificaciones de los productos, se establece la Reclamación correspondiente, mediante los modelos legalmente establecidos o el SNC-2-06, Informe de Reclamación, Reparos Bancarios, acompañándolos al original del Informe de Recepción.

Contabilidad comprueba la coincidencia del saldo en unidades físicas en existencia en el Submayor de Inventario (SNC-2-17) de cada producto, después de anotada la entrada correspondiente al Informe de Recepción, con las unidades físicas en existencia anotadas por el almacén en este documento.

En caso de existir diferencias entre los productos recibidos y los amparados por los documentos del vendedor, se elabora de inmediato la reclamación por el almacén para hacer su entrega a la Empresa suministradora.

Modelo SNC 2-06 Informe de Reclamación – Reparos Bancarios.

Objetivo: Notificar al suministrador las reclamaciones correspondientes a las diferencias, sobrantes, faltantes, averías y otras que puedan ser tramitadas como Reparos Bancarios.

Distribución:

  • Original: Suministrador. Se envía a la entidad a la que se efectúe la reclamación para que esta determine si acepta o no la misma.
  • Duplicado: Suministrador. Se envía a la entidad compradora como aceptación una vez firmada la misma.
  • Triplicado: Comprador – Almacén Receptor. Se retiene por el almacén receptor del comprador cuando el mismo es el emisor, archivándose en un orden numérico consecutivo.
  • Cuadruplicado: Comprador – Contabilidad. Se envía a Contabilidad o se retiene por esta cuando es la emisora, sirviendo de base a las anotaciones contables.
  • Instrucciones

Este modelo se llena a máquina de escribir, tinta o lápiz – tinta y es de uso obligatorio por las entidades. Se emite por el área de almacén o por Contabilidad por cuadruplicado. Se utiliza en todos los casos de irregularidades, estén o no reflejadas en el documento del transportador, en casos de deficiencias en el embalaje, deficiencias al recepcionarse los productos (faltantes, sobrantes o averías) y diferencias en cálculos, sumas y precios.

Este modelo se emite dentro del término posterior a la fecha de expedición de la Factura o del Conduce, según el caso que permita cumplir con el término de presentación al Banco del Reparo Bancario establecido en las normas del Sistema Nacional de Cobros y Pagos.

  • Otros documentos de salida de almacén son los pedidos de Materias primas y Materiales de las áreas de producción o servicios se formalizan a través del Modelo SNC-2-08

Solicitud de Entrega de Materiales debiendo estar firmado por la persona que en el área está autorizada para hacer la solicitud.

Modelo SNC 2-08 Solicitud de Entrega

Objetivo: Formalizar el pedido de productos con destino al consumo de la Unidad Solicitante.

Distribución:

  • Original: Almacén distribuidor. Se archiva por orden cronológico en el almacén suministrador, una vez cumplimentada la solicitud.
  • Duplicado: Área solicitante. Se retiene por el área solicitante como constancia de la solicitud efectuada, una vez cumplimentada, se archiva unido al vale de Entrega o Devolución correspondiente.

Instrucciones:

Este modelo debe llenarse a tinta o lápiz tinta y se emite en duplicado por la unidad solicitante, utilizándose un modelo por cada centro de costo para los insumos directos a utilizar en otros destinos.

Este documento se entrega en la oficina del Almacén, donde se comprueba en la Tarjeta de Control por Productos, la existencia.

Se confecciona el Modelo SNC 2-09 Vale de Entrega o Devolución. Se entrega a la oficina del Almacén para reflejar en las Tarjetas de Control los productos entregados, cumplimentando entonces la columna  Existencia Final. 

 Modelo SNC 2-09  Vale de Entrega o Devolución

Objetivo: Amparar los despachos de productos por el almacén, con destino al consumo, o formalizar la devolución de producto al almacén distribuidos.

Distribución:

  • Original: Contabilidad. Se remite a Contabilidad por el almacén distribuidor o receptor de las devoluciones, para realizar las anotaciones en los registros contables y en los modelos de Control de Inventario y su posterior archivo.
  • Duplicado: Se retiene por el almacén distribuidor de los productos o receptor de las devoluciones, archivándose con orden numérico de entregas o devoluciones según el caso, una vez efectuadas las anotaciones en los modelos de Control de Inventario.
  • Triplicado: Se remite al área destinataria o se retiene por esta, para que una vez recibidos los productos despachados, o efectuada la devolución, se archiven los mismos en orden numérico consecutivo de entrega o devolución.

Instrucciones:

Este modelo se debe llenar a tinta o lápiz tinta, se emite por triplicado por el almacén que entrega los productos o por el área que efectúa la devolución.

Sirve de base a las anotaciones, por Contabilidad y por el almacén distribuidor o receptor de la devolución, en los modelos de Control de Inventario.

Contabilidad comprueba que las unidades físicas en existencia reportadas en el modelo por el almacén distribuidor o receptor de las devoluciones, coincidan con las existencias en unidades físicas del Sub-Mayor de Inventario de cada producto, una vez anotada la salida correspondiente a la entrega o la entrada correspondiente a la devolución.

Los traslados de productos entre almacenes de la propia empresa se efectúan a través del Modelo SNC 2-10 Transferencia entre Almacenes, el cual debe confeccionarse en la oficina del Almacén que lleva a cabo el traslado, cumplimentando todos sus datos, excepto la columna Existencia Final, entregando este documento al Jefe de Almacén para que cumplimente el mismo. Una vez entregados los productos objeto de transferencias se devuelve el Original y Duplicado a la oficina del Almacén para que haga las anotaciones correspondientes en la Tarjeta de Control por Productos, anotando en el Original de la transferencia la Existencia Final. 

Modelo SNC 2-10 Transferencia entre Almacenes.

Objetivo: Amparar las transferencias entre almacenes de una misma entidad, pudiéndose utilizar también entre centros de costo de una misma Empresa de base a las anotaciones de las entregas y recepciones de productos entre Almacenes y Centros de Costos.

Distribución:

  • Original: Se remite a Contabilidad por el Almacén o Centro de Costo que entrega, para el registro contable de los productos entregados.
  • Duplicado: Se remite a Contabilidad por el Almacén o Centro de Costo receptor para el registro contable de los productos recibidos.
  • Triplicado: Se remite por el Almacén o Centro de Costo que entrega para efectuar las anotaciones en los Modelos de Control de Inventario, archivándose posteriormente por un orden numérico consecutivo.
  • Cuadruplicado: Se envía al almacén o centro de costo receptor, con los productos para comprobar estos y para su anotación en los modelos de Control de Inventario, archivándose posteriormente por un orden numérico consecutivo.
  • Quintuplicado: Se entrega al transportista, junto con el conduce para respaldar los productos transportados.

Instrucciones:

Este modelo se llena a máquina de escribir, tinta o lápiz tinta y se emite en quintuplicado por el Almacén o Centro de Costo que entrega los productos.

La columna Saldo en Existencia se llena con el original del modelo por el Almacén o Centro de Costo que entrega los productos, consignando en cada renglón las unidades físicas en existencia, después de anotada la salida correspondiente a este modelo y Contabilidad comprueba que en el Sub-Mayor de Inventario (SNC 2-17) de cada producto, de dicho Almacén o Centro de Costo, las unidades en existencia, coinciden con los reportados.

El Almacén o Centro de Costo receptor lleva la columna Saldo en Existencia en el duplicado del modelo, consignando en cada producto las unidades físicas en existencia, después de anotar la entrada correspondiente a la transferencia recibida y Contabilidad se encarga de Comprobar dicho saldo con el del Sub-Mayor de Inventario de cada producto, del Almacén o Centro de Costo receptor.

Al ocurrir cualquier rotura o deterioro, así como al detectar una merma en los productos almacenados debe hacerse por el Jefe de Almacén un Modelo SNC 2-22 Ajuste de Inventario remitiendo el mismo a la oficina donde se dará salida a las cantidades reportadas como pérdidas en la Tarjeta de Control individual de cada producto, ya sea en el Tarjetero de Inventario Continuo o en el Submayor de Inventario.

Una vez hechas las anotaciones en las Tarjetas de Control por Productos, el duplicado del Modelo Ajuste de Inventario se archiva en la oficina del Almacén, enviando el Original y Triplicado al Departamento de Contabilidad para su contabilización de acuerdo a los procedimientos establecidos.

Modelo SNC 2-22  Ajuste de Inventario

Objetivo: Servir de base a los ajustes de inventario que surjan como consecuencia de los conteos físicos o por cualesquiera de las causas cuyos conceptos se detallan en el modelo.

Distribución:

  • Original: Se remite a Contabilidad para su contabilización y archivo posterior.
  • Duplicado: Se remite por el Almacén emisor o se remite a este por Contabilidad (Cuando se origina en esta área). Para servir de base a las anotaciones en los modelos de Control de Inventario, archivándose posteriormente por orden numérico consecutivo de emisión.
  • Triplicado: Se utiliza solo en aquellos casos en que la autorización del ajuste se sometan a niveles establecidos. Se archiva en el Expediente de Ajuste, manteniéndose estos agrupados en dos archivos: Expediente de Ajuste – Pendientes de Autorización y Expediente de Ajuste – Autorizados

Instrucciones:

Este modelo se emite en el Almacén o en Contabilidad a máquina de escribir, tinta o lápiz tinta, cuando por conteos físicos, verificaciones, comprobaciones sistemáticas, etc, se detecten diferencias por los conceptos siguientes: roturas, mermas, o cualquier otra causa, entre las existencias físicas y los Sub-Mayores de Inventario. No debe de reflejarse más de un concepto de ajuste en cada modelo.

El área de contabilidad comprueba que las unidades físicas en existencia en el Sub-Mayor de Inventario, después de anotado el modelo Ajuste de Inventario, coincidan con las reportadas en el modelo por el Almacén.

El Submayor de Inventario sirve para realizar el control de las existencias en unidades físicas y valor. Deben ser operados en el área de Contabilidad y subordinados a esta área.

Los Jefes de Almacén, Abastecimiento o Comercial no pueden tener acceso a los Submayores de Medios de Rotación Normados (MNR) o Materiales, así como tampoco instruir a quienes los mantienen a que efectúen anotaciones de ningún tipo; la información que estos requieran deben solicitarlo a los compañeros encargados de esta tarea.

Las anotaciones en los Submayores se efectúan solamente en base a los Documentos Primarios vigentes. Los Documentos Primarios requieren contener la información de las existencias en unidades físicas, después de efectuada cada anotación en la Tarjeta de Estiba.

La conciliación y cuadre de las existencias en unidades físicas entre las Tarjetas de Estiba y los Submayores de Inventario, debe ser una tarea sistemática y permanente, lo que se logra a través de los documentos de Entrada y Salida de productos, que contienen la información de existencias en unidades físicas, lo que permite que los errores u omisiones que se detecten en la conciliación sean rectificados de inmediato

Modelo SNC 2-17  Sub-Mayor de Inventario

 Objetivo: Controlar las existencias de los productos adquiridos o producidos, en el Almacén, en unidades físicas y valor, mediante el Registro del Movimiento de Entrada y Salida de las mismas.

Distribución:

  • Original: Contabilidad o Almacén, según donde se opere este modelo.

Instrucciones:

Se utiliza por Contabilidad y constituye el Sub-Mayor de los saldos de las distintas cuentas, sub-cuentas y análisis contables de medios de rotación y materiales.

Su uso puede ser manual o mecanizado, debiendo guardarse en un gavetero, tarjetero o medio manuable de archivo y operarse con el mismo rigor y meticulosidad de los demás submayores contables.

Cuando su operatoria sea manual se llenará a tinta o lápiz tinta.

Debe existir una correspondencia en unidades físicas, entre este Sub-Mayor y el tarjetero del modelo SNC 2-18 Tarjeta de Estiba del Almacén.

Para la ejecución del Control de Inventario se utiliza además la Hoja de Inventario Físico, que garantiza se tomen en consideración la totalidad de los renglones objeto de conteo.

 Modelo SNC 2-21 Hoja de Inventario Físico

Objetivo: Reflejar la cantidad y el importe por cada producto inventariado físicamente en los almacenes y servir de base para la comparación con los datos del Sub-Mayor de Inventario, con el fin  de determinar las diferencias que resulten del conteo.

Posteriormente al conteo, constituye el documento por el cual se realizan los asientos contables en los registros y las anotaciones en los modelos de control de inventario correspondiente.

Distribución:

  • Original: Comisión de Inventario – Contabilidad

Instrucciones:

Al producirse el conteo físico, las hojas de inventario físico se retienen por la comisión de inventarización para anotar los mismos resultados  de los conteos por productos.

Una vez concluido el conteo, las hojas de inventario físico se entregan a Contabilidad para determinar las diferencias, faltantes o sobrantes y procede a contabilizar los resultados del Inventario.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Daley Dalicel Soulary. (2011, octubre 6). Manual de gestión del almacén y los inventarios en la actividad turística. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/manual-de-gestion-del-almacen-y-los-inventarios-en-la-actividad-turistica/
Daley, Dalicel Soulary. "Manual de gestión del almacén y los inventarios en la actividad turística". GestioPolis. 6 octubre 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/manual-de-gestion-del-almacen-y-los-inventarios-en-la-actividad-turistica/>.
Daley, Dalicel Soulary. "Manual de gestión del almacén y los inventarios en la actividad turística". GestioPolis. octubre 6, 2011. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/manual-de-gestion-del-almacen-y-los-inventarios-en-la-actividad-turistica/.
Daley, Dalicel Soulary. Manual de gestión del almacén y los inventarios en la actividad turística [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/manual-de-gestion-del-almacen-y-los-inventarios-en-la-actividad-turistica/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de presidenciauy en Flickr
DACJ