Liderazgo para la competitividad empresarial

Analizar la importancia que, para lograr la competitividad, tiene el cambio de paradigmas especialmente en lo referente al estilo de liderazgo para dirigir las organizaciones, así como la urgencia de que quiénes son responsables de las empresas las administren con un liderazgo transformacional.

Parece paradójico, pero la causa principal de que la mayoría de las empresas nacionales y extranjeras tengan problemas muy serios y no logren el éxito, es la ausencia de liderazgo en todos los niveles y estructuras.

Por ello, consideramos que el liderazgo es de vital importancia para transformar a nuestras instituciones y empresas en organizaciones competitivas.

El auténtico liderazgo no se logra sólo diciendo: “Quiero cambiar”. Es todo un proceso que habrá de recorrerse porque es la piedra angular de la competitividad. ¿Quiénes son líderes? Veamos algunas definiciones que nos ayudarán a entender la relevancia de esta habilidad.

Líderes son quienes hacen que sucedan cosas nuevas e imprimen dirección al grupo; quienes tienen sensibilidad para ver los problemas son retos que brindan la oportunidad de llegar al éxito; quienes saben compartir sus visiones y sus expectativas con los demás; quiénes son confiables y apoyan y comprenden a sus colaboradores; quienes tienen tiempo parta pensar y saben concentrarse en lo esencial; quienes ambicionan ser los mejores. Líder es el que va adelante, el primero, aquel que sirve de guía a los demás.

Estamos acostumbrados a pensar en el liderazgo como en una tarea reservada a un grupo selecto de personas que desde su nacimiento traen lo que podría llamarse madera de líder. El liderazgo, sin embargo, no es precisamente una cualidad innata, sino una forma de llevar a cabo el desempeño personal y que puede adquirirse poco a poco.

“El éxito no se alcanza cambiando lo que nos rodea, sino empezando por cambiarnos a nosotros mismos.” Cambiar por cambiar no tiene sentido; debemos hacer cambios para lograr transformar las organizaciones en empresas de clase mundial. Esto implica muchas veces superar esquemas, encontrar nuevas formas de hacer las diferentes actividades y procesos con el propósito principal de lograr una mejora sustancial que forzosamente lleve a la empresa a competir.

Al efectuar cambios para lograr la mejora se debe tener presente que no se requiere transformar todo; se debe aplicar la ley de Pareto, conocida como “Ley 80-20”, para dedicar las energías a cambiar lo que principalmente impide que el sistema se transforme. Los tres principales sistemas que integran el sistema de una empresa y que son susceptibles a ser mejorados son:

1. El sistema tecnológico. Cuya misión consiste en llevar a cabo principalmente las actividades de producir y vender. Para este sistema se han desarrollado excelentes herramientas para hacer más eficientes los procesos en el área de producción, tales como el control de calidad, justo a tiempo, modelo de planeación de requerimientos de materiales, control estadístico para los procesos; y en el área de ventas, ventas por televisión, ventas por computadoras, desarrollo de proveedores, etcétera.

2. El sistema administrativo. Su misión es lograr que todas las áreas staff trabajen con el mejor nivel de calidad. Para ello se requiere utilizar herramientas tales como planeación estratégica, planeación táctica, informática, reingeniería de los procesos administrativos.

3. El sistema humano. Cuya misión es desarrollar y mantener al recurso humano con un gran compromiso con su organización. Ello se logra a través de una buena planeación de carrera del recurso humano, centros de evaluación para capacitar y entrenar al recurso humano, así como sistemas para evaluar el aprendizaje.

Estos tres sistemas deben desarrollarse de una manera armónica a fin de transformar las empresas en organizaciones competitivas. Sin embargo, se debe tener mucho cuidado, porque se puede tener las mejores tecnologías de producción y venta. En síntesis, el liderazgo se apoyará en el marketing fundamentalmente para lograr romper paradigmas y obtener cambios que en realidad transformen a las empresas.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Espinoza Gálvez Geovanny. (2006, julio 9). Liderazgo para la competitividad empresarial. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/liderazgo-para-la-competitividad-empresarial/
Espinoza Gálvez, Geovanny. "Liderazgo para la competitividad empresarial". GestioPolis. 9 julio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/liderazgo-para-la-competitividad-empresarial/>.
Espinoza Gálvez, Geovanny. "Liderazgo para la competitividad empresarial". GestioPolis. julio 9, 2006. Consultado el 20 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/liderazgo-para-la-competitividad-empresarial/.
Espinoza Gálvez, Geovanny. Liderazgo para la competitividad empresarial [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/liderazgo-para-la-competitividad-empresarial/> [Citado el 20 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mdgovpics en Flickr
DACJ