Las inversiones y comercio de Asia – Pacífico con América Latina

  • Economía
  • 43 minutos de lectura
“Las inversiones y comercio de Asia- Pacífico
con América Latina”
Dr. Ernesché Rodríguez Asien
Vice- Rector del Instituto Centroamericano de Estudios Asia-
Pacífico
Resumen
Debe apuntarse que en los últimos años y debido al activo papel que están jugando las
economías asiáticas en la economía internacional, existe una creciente consciencia entre
los países asiáticos de su importancia y su papel em las nuevas condiciones en que se
desarrolla el mundo. En los últimos años se asiste a un "auto descubrimiento del valor
de ese conjunto de países. Vale la pena mencionar que durante los 80 el comercio intra-
asiático se duplicó y las inversiones se triplicaron. En la última década, las inversiones
asiáticas especialmente las provenientes de China han aterrizado de forma dinámica
en América Latina. Según CEPAL. La inversión extranjera directa (IED) en la región
latinoamericana pasó de alrededor de US$ 40.000 millones en 2003 a US$189.051
millones al cierre de 2014. Uno de los grandes protagonistas de estas inversiones
foráneas fueron las firmas asiáticas.
Palabras claves: Inversiones, Comercio, Asia, Economia, Crecimiento
Abstract
It should be noted that in recent years and due to the active role of Asian economies in
the international economy, there is a growing awareness among Asian countries of their
importance and their role in the new conditions in which the world develops. In recent
years, there has been a "self-discovery of the value of this set of countries." It is worth
mentioning that during the 1980s intra-Asian trade doubled and investment tripled.In
the last decade, Asian investment - According to ECLAC, foreign direct investment
(FDI) in the Latin American region rose from around US $ 40 billion in 2003 to US $
189,051 million at the end of 2014. One of the major players in these foreign
investments were Asian firms.
Keywords: Investment, Trade, Asia, Economy, Growth
INTRODUCCION.
Antes de entrar en materia es preciso conocer las características generales de este
continente para poder entender y analizar todo lo concerniente a su desarrollo
económico, su papel en la economía mundial y su integración regional.
Se dice que quien domine la región asiática domina el mundo y es que los países
asiáticos constituyen hoy un reto para las demás economías, su idiosincrasia, su
laboriosidad, su filosofía de la vida, hacen de los países de esta región un manantial de
sabiduría y cierto misterio.
Es una revolución silenciosa, la de los cabos que parecen sueltos, cuando de verdad
están bien atados y responden a un inteligente plan que da la impresión de haber sido
diseñado por el más eximio de los estrategas orientales de la escuela de Sun Tzu, el
autor chino de “ El arte de la guerra”.
Asia Oriental tiene el récord de crecimiento económico, alto y sostenido, en las últimas
décadas. Esto se debió al desarrollo industrial de ocho países: Japón; los cuatro
dragones o tigres: Hong Kong, Singapur, Taiwan y República de Corea, denominados
así por su rápido desarrollo económico, y tres países de reciente industrialización:
Malasia, Tailandia e Indonesia. Basaron su desarrollo industrial en las inversiones de
capital extranjero y en una sobreexplotación de la mano de obra barata, abundante y
poco organizada en sindicatos.
Estos países tienen en común su reducida superficie por lo que no poseen abundantes
recursos naturales para utilizarlos como materias primas y no cuentan con combustibles,
por lo que son importadores de petróleo.
Los factores positivos para su desarrollo fueron su localización geográfica (por el fácil
acceso a las vías marítimas para la exportación de sus productos) y la relativa cercanía
entre ellos que favoreció las corrientes de capital. Por ejemplo, los fabricantes japoneses
trasladaron sus fábricas a los países del sur para beneficiarse con los salarios más bajos.
Es importante destacar no sólo la rapidez del crecimiento económico, sino la mejora en
el bienestar humano debido a una mayor equidad en el reparto de las ganancias. El
aumento del ingreso per cápita poco común, se vio reflejado en la disminución de la
pobreza. Por ejemplo: Tailandia, en la década de 1960 tenía un 59% de su población por
debajo del umbral de pobreza y en la década de 1980 este índice había disminuido al
26%. Otro ejemplo de ello es Indonesia, en la década de 1970 tenía el 58% de su
población debajo del umbral de pobreza y diez años más tarde este índice había
descendido al 17%. Además, mejoraron otros indicadores sociales como el porcentaje
de analfabetismo.
La región Asia-Pacífico, se está convirtiendo en núcleo de las relaciones
internacionales. Los cambios políticos y económicos que se producen marcan un
crecimiento hacia un regionalismo abierto y a una mayor integración de las economías a
través del vínculo del comercio y de la inversión
El Milagro Asiático ha llevado a algunos economistas a pensar que la próxima década
puede significar el nacimiento del Siglo de Asia. Pero el optimismo que ofrecen las
tasas de crecimiento cercanas al 10% no implica que en estos países existan libertad
económica y, mucho menos, regímenes políticos a la europea.
ASPECTOS GENERALES DE ASIA.
Asia es el continente más extenso del planeta, siendo el más grande de los seis
continentes que constituyen la Tierra, incluidas las regiones insulares. Abarca un área
de unos 44.936.000 km2: aproximadamente, una tercera parte de la superficie terrestre.
Sus habitantes representan las tres quintas partes de la población total del mundo. A
finales de la década de 1990, Asia tenía más de 3.400 millones de habitantes.
Situada casi en su totalidad en el hemisferio norte, Asia limita al norte con el océano
Glacial Ártico; al este, con el estrecho de Bering y el océano Pacífico; al sur, con el
océano Índico, y al suroeste, con el mar Rojo y el mar Mediterráneo. Al oeste, la
frontera convencional entre Europa y Asia, marcada por los Urales, se prolonga hacia el
sur por el río Ural hasta el mar Caspio, continuando después hacia el oeste por el
Cáucaso hasta el mar Negro. Muchos geógrafos prefieren considerar la masa continental
formada por Europa y Asia un solo continente, denominado Eurasia.
La tierra firme del continente asiático se extiende desde el extremo meridional de
Malaca hasta el cabo Chelyuskin, en Siberia. Su punto s occidental es el cabo Baba,
al noroeste de Turquía, y su punto más oriental es el cabo Dezhneva, al noroeste de
Siberia. El mayor ensanchamiento del continente de este a oeste, su mayor amplitud
longitudinal, alcanza los 8.500 km aproximadamente. En Asia se hallan el punto s
bajo de la superficie terrestre, la costa del mar Muerto (395 m por debajo del nivel del
mar) y el punto más alto, el monte Everest (a 8.848 m sobre el nivel del mar).
Al sureste de la masa continental hay un conjunto impresionante de archipiélagos e
islas, que se extiende, hacia el este, hasta Oceanía. Este conjunto está formado por las
islas de Filipinas e Indonesia, que, a su vez, incluye las islas de Sumatra, Java, Célebes
(Sulawesi), Borneo y Nueva Guinea. Al norte se extienden Taiwan, las islas que
constituyen Japón y Sajalín. Por su parte, Sri Lanka y grupos de islas menores, como
Maldivas y las islas Andamán y Nicobar están situadas en el océano Índico.
PAISES MÁS DESARROLLADOS DEL ASIA ORIENTAL.
En sentido general en estos países asiáticos la manufactura no ha alcanzado los niveles
óptimos. Japón es la gran excepción. Este país, segunda potencia económica mundial,
posee un sector industrial muy diversificado que emplea a un 25% de su mano de obra.
Aparte de Japón, otros países asiáticos con una actividad industrial importante son
China, Rusia, India y los llamados cuatro ‘tigres asiáticos’: Taiwan, Hong Kong,
Singapur y Corea del Sur.
La industria manufacturera en China se concentra principalmente al noreste, en los
puertos de Shanghai, Tianjin (Tientsin), Qingdao y Wuhan, y en determinadas regiones
interiores donde las materias primas están disponibles; no obstante, se invierte cada vez
más en las provincias meridionales. La producción china de acero es comparable a la de
Gran Bretaña, aunque el volumen base per cápita continúa siendo bajo.
En la India, la manufactura se concentra principalmente en Calcuta y sus alrededores, en
la zona de Bombay, en el centro de la península y en otras áreas ricas en recursos
minerales. La actividad fabril de Siberia se localiza cerca de los montes Urales, próxima
a las áreas urbanas importantes situadas a lo largo de la línea ferroviaria del
Transiberiano, como Novosibirsk, y cerca de centros aislados situados en el Lejano
Oriente ruso. India es ahora una importante potencia industrial, pero su sector
manufacturero sólo emplea a cerca del 10% de la población laboral; en cambio, China
emplea al 15% aproximadamente. Desde la década de 1960, la industria se ha
desarrollado rápidamente en Singapur, Taiwan, Corea del Sur y Hong Kong.
Tailandia, Malasia, Indonesia y Filipinas han experimentado también un notable
crecimiento económico. En otros países, las industrias tienden a asociarse con la
elaboración de los productos agrícolas, mineros y forestales locales (existe poca
manufactura destinada a los mercados domésticos) y con el ensamblaje de maquinaria y
vehículos importados de otros países.
Muchos países asiáticos prefieren desarrollar industrias de manufactura destinadas a la
exportación: éstas aprovechan una mano de obra relativamente barata y se establecen en
zonas dedicadas especialmente a la producción para la exportación, con impuestos
incentivados para animar a los inversores. Ejemplos notables del desarrollo industrial
orientado a la venta al exterior son las industrias textiles y electrónicas de Corea del Sur
y la isla de Taiwan.
Japón.
A pesar de tener escasos recursos naturales, Japón pudo desarrollar sus industrias
pesada y química gracias al bajo precio del petróleo que se mantuvo en el nivel de 2
dólares/barril durante veinte años después de la Segunda Guerra Mundial. La cotización
fija de 360 yenes/dólar que duró hasta agosto de 1971 posibilitó a Japón incrementar sus
exportaciones sin reevaluación alguna de su moneda nacional.
Antes de los años 70 la economía japonesa estuvo rodeada de un ambiente favorable
hasta el estallido de la cuarta guerra del Medio Oriente, en octubre de 1973, la cual
causó la primera crisis petrolera, así como la introducción de la cotización flotante de
las monedas japonesa, norteamericana y europeas.
La crisis del petróleo obligó a Japón a acometer una reestructuración económica, a
buscar la vía menos consumidora, más independiente, a buscar fuentes estables y
cercanas. Este país halló una respuesta en el proceso de cambio estructural de la
economía nacional, que se inició en los últimos años de la década de los 70.
Durante el período de la recesión, después de la segunda crisis petrolera hasta los
primeros años de la década de los 80, se aplicaron medidas para incrementar las
exportaciones y mantener el crecimiento económico. Como consecuencia de las dos
crisis petroleras y el flujo de las divisas hacia los países exportadores de petróleo, los
países industrializados y sus industrias estaban enfrentándose a serios problemas. La
situación fiscal de Japón empeoró seriamente debido a la disminución de ingresos por
concepto de impuestos, lo cual imposibilitó aumentar la inversión pública, como medida
para superar la recesión. Bajo esta circunstancia, la industria japonesa no tuvo otra
alternativa de buscar la salida en el aumento de exportaciones. En consecuencia,
incrementó rápidamente el superávit comercial de Japón frente a los Estados Unidos.
Por lo tanto, la estructura económica de Japón comenzó a experimentar grandes
cambios desde mediados de los años 80, desarrollándose cuatro ramas tecnológicas
principales:
La Automotriz
La Informática (Computadoras)
La Electrónica
La Robótica
No hay que olvidar en la historia económica de Japón que en las década de los 50 y los
60 muchos profesionales de todas partes del mundo (ingenieros, economistas,
sociólogos, etc.) visitaban Estados Unidos para aprender las técnicas de fabricación
norteamericana que le daban el gran desarrollo económico a ese país, pero
posteriormente, en las décadas de los 70 y principios de los 80 ocurrió totalmente al
revés, estos mismos profesionales y otros más incluyendo a los propios
norteamericanos, trataron de descubrir en qué consistía el famoso modelo de
desarrollo nipón o el milagro japonés”.
Japón sigue siendo el mayor acreedor internacional y la segunda potencia económica
mundial, produciendo aproximadamente el 12% del PIB Mundial, y es, además, uno de
los principales países donantes a la Ayuda Oficial para el Desarrollo.
El gran desarrollo alcanzado por Japón de la posguerra ha sido visto frecuentemente
por el mundo como paradigma a alcanzar. (RODRIGUEZ, 2017)
A pesar del crecimiento de China y la crisis financiera por la que todavía está
transitando la economía nipona, Japón sigue siendo el líder de la región asiática y la
segunda economía mundial
China.
A partir de la reformas y aperturas de 1978 llevada a cabo en China su crecimiento
económico empezó a incrementarse, pero sobre todo en los últimos años el crecimiento
económico de China se ha caracterizado por ser elevado, mostrándose un incremento
estable del PIB alrededor de un 8% como promedio anual desde 1997, con tasas que han
superado el 9% desde 2003. Todo esto ha estado motivado principalmente por su
expansión industrial y considerables exportaciones.
Entre los productos que China ha desarrollado con fuerza y que han impulsado su
crecimiento económico y comercial están los de alta tecnología y demanda en el
mercado mundial, como son: semiconductores, automóviles y ordenadores personales.
También ha desarrollado otros tipos de productos con una cuota elevada en el mercado
internacional, logrando ser el primer fabricante mundial de artículos textiles (entre ellos,
prendas de vestir), calzado, productos electrónicos de consumo (teléfonos celulares,
reproductores de DVD, televisores, etc.), muebles y juguetes.
Además, se han registrado grandes producciones de carbón, cobre, aluminio, acero
y cemento, convirtiéndose esta nación asiática en el primer productor mundial en esos
renglones.
China tiene un peso fundamental en la economía mundial y casi decisivo para el
desarrollo de las demás economías, no solo como productor, sino también como
consumidor a gran escala, pues representa el 30% del consumo mundial de carbón,
algodón, arroz y acero, y entre un 15 y un 20% del consumo mundial de cobre, soja,
trigo, aluminio y platino.
El desarrollo de China como un motor de crecimiento en Asia también ha acelerado
la adaptación de la producción nipona hacia ese mercado. La empresa Nippon Steel
accedió a formar una empresa mixta con el principal productor siderúrgico de China en
diciembre de 2003. Nippon Steel Corp. es una de las muchas empresas japonesas que
aprovechan lo que se ha llamado “el auge chino”. China tiene una gran necesidad de
acero, materiales de construcción, teléfonos celulares, televisores de alta definición y
automóviles y los japoneses trabajan horas extras para satisfacer su demanda. “China
compra todo”, destacó Takashi Kanke, un funcionario de esta corporación.
Muchos analistas consideran a China como una amenaza para la economía japonesa,
pero esta opinión está cambiando, debido que a medida que crecen las exportaciones
japonesas, gracias a la creciente demanda china, la economía nipona se favorece y se
crea una interdependencia entre estas economías que las beneficia.
En la actualidad, China superó a Estados Unidos en el consumo de un buen número
de productos alimenticios, bienes de consumo y materias primas.
La economía china posee cuatro puntos fuertes, que son los que están incidiendo en
mayor medida en la evolución económica alcanzada durante los últimos años:
Considerables recursos humanos capacitados y abundantes recursos financieros.
Progreso científico-técnico cada vez más elevado.
Crecimiento de la inversión extranjera directa de las empresas chinas en el
exterior.
Penetración comercial cada vez más fuerte en el mercado mundial.
Los Tigres Asiáticos.
Los Tigres del sudeste asiático surgieron entre 1945 y 1990, en el contexto de la Guerra
Fría. Se los comenzó a ver como potencias. Los principales países que se han
desarrollado tan vertiginosamente fueron: Singapur, Hong Kong, Taiwán y Corea del
Sur, demostrando un crecimiento en calidad, cantidad y bajo precio en sus productos
alcanzando mercados internacionales. A mediados de 1950 apuntaron a los avances
tecnológicos y a políticas sustitutivas de importación, orientándose luego a las
exportaciones. Estos países han cambiado paradigmas mundiales.
En poco tiempo, los países del sudeste asiático pasaron a ser países de escaso
crecimiento como contrapartida de bajos salarios de los trabajadores, lo cual resulto
atractivo para empresas extranjeras que se instalaron en la región . La inversión
favoreció el resurgimiento de la economía, pero siempre y cuando éstas tendieran a los
intereses nacionales, a la competitividad y a las expectativas del empresariado local.
Este avance tuvo efectos en cada uno de los países, como es el caso de Hong Kong,
(antigua colonia británica, ahora perteneciente a China) las inversiones extranjeras
dentro del proceso de modernización tuvieron un marcado control por parte del Estado.
En Taiwán, las industrias mecánicas y petroquimicas consideradas estratégicas
pertenecen a empresas públicas, controlando que las importaciones no sean mayores que
las exportaciones. En Corea existe un fuerte proteccionismo al sector industrial
respecto de la competencia extranjera e incluso al ingreso de capitales. En cambio, en
Singapur, las multinacionales ocupan un lugar fundamental que en el resto de la región.
Debido a la limitación de tierras y recursos naturales, el crecimiento general no podía
apoyarse en la exportación de productos primarios, constituyendo la industria el sector
clave a estimular tanto en las importaciones como en las exportaciones.
Hong Kong.
Desde el final de la II Guerra Mundial, Hong Kong se ha transformado en uno de los
centros industriales, financieros y comerciales más importantes del mundo. Igualmente
desempeña el papel de trampolín para el comercio y la inversión en el resto de China, lo
que ha ido aumentando sus intereses económicos en el continente asiático.
Hong Kong ha desarrollado importantes industrias debido, en parte, a la gran afluencia
de trabajadores inmigrantes chinos tras la instauración del régimen comunista en China.
Los principales productos son textiles (confección de ropa y calzado), equipamiento
electrónico y eléctrico, barcos, metalurgia, productos químicos, materiales de caucho,
instrumentos de precisión, relojería, material de imprenta, juguetes y alimentos
procesados.
Taiwán.
El gobierno ha venido aplicando un activo programa de industrialización, y en la década
de 1980 las industrias eran el principal sector de la economía. La política económica se
puso en práctica por medio de una serie de planes multianuales, que se iniciaron en
1953 y que se diseñaron con el objetivo de incrementar la producción y desarrollar las
industrias de exportación. En 1991, Taiwan emprendió un programa de construcción de
obras públicas con un presupuesto de 300 mil millones de dólares estadounidenses.
En 1995, el producto nacional bruto había alcanzado la cifra de 263.000 millones de
dólares (12.396 dólares per cápita) y el índice de crecimiento anual ascendió al 6%. El
presupuesto anual en 1996 registró 57.600 millones de dólares de ingresos y 79.500
millones de dólares de gastos.
Corea del Sur.
Tradicionalmente, la economía de Corea del Sur se basaba en la agricultura; sin
embargo, desde comienzos de la década de 1960 se ha llevado a cabo una
industrialización extraordinariamente rápida; el producto interior bruto (PIB) ha crecido
más de un 9% anual entre mediados de la cada de 1960 y comienzos de la de 1990;
desde entonces ha disminuido aproximadamente en un 8%. Actualmente, Corea del Sur
es una de los doce mayores estados comerciales del mundo. Los planes quinquenales
económicos que comenzaron en 1962 se han concentrado en el desarrollo industrial. Las
ayudas económicas, especialmente de Estados Unidos y Japón, han sido muy
importantes para el crecimiento económico del país. El producto interior bruto (PIB) en
2003 era de 605.331 millones de dólares. La agricultura ha contribuido
aproximadamente en un 3,2% a esos datos mientras la industria y la minería lo han
hecho en un 34,6%. A mediados de la década de 1990 los datos del presupuesto anual
mostraban un balance favorable entre ingresos y gastos en 11.075 millones de dólares.
La economía surcoreana ha estado tradicionalmente dominada por los chaebol
(conglomerados industriales), grandes empresas como Samsung y Hyundai. Estas
corporaciones gigantes han sido objeto de una reciente reforma legislativa, pues se cree
que obstaculizaban la libre competencia. Los chaebol se han redirigido hacia sus
propias áreas de negocio.
Singapur.
La ciudad portuaria de Singapur se creó como centro de distribución sobre la base de la
tradición comercial autóctona; es una de las áreas económicas de Asia, que posee unas
tasas de crecimiento anual más elevadas, el 8,5% desde 1966, al que hay que añadir un
ligero aumento desde 1990. El nivel de vida es de los más altos de los países de la
región. La importancia que ha tenido el comercio internacional se ha diversificado hacia
una industria ligera, y hacia el sector financiero. En 2003 el producto interior bruto se
estimaba en 91.342 millones de dólares, lo que equivalía a 21.490 dólares per cápita
(según datos del Banco Mundial). El presupuesto anual para el año económico 2002
establecía unos ingresos de 19.602 millones de dólares y unos gastos de 14.941 millones
de dólares.
Las otras economías de Asia que no dejan de ser importantes son los "Tigres
Menores" o las Economías de Reciente Industrialización conocidas por las siglas en
inglés NIEs:
Luego de un largo proceso, comienzan a desarrollarse, los llamados "Tigres Menores" o
"Pequeños Dragones", quienes iniciaron tardíamente su camino a la industrialización
rescatando a las economías industrializadas como modelo. Ellos son Malasia,
Indonesia, Tailandia y Filipinas. Forman parte, entre otros de la Asociación de
Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN)
¿Cuáles fueron los motores fundamentales del crecimiento de los países de Asia
Oriental?
Estos países basaron su cambio en el modelo económico del crecimiento liderado por
las exportaciones, empleado primero por Japón y luego por el resto de ellos. Para
lograrlo, los gobiernos dirigieron sus políticas hacia:
La estabilidad económica, muy importante para la inversión privada. Atrajo la llegada
de capitales extranjeros;
La protección en los mercados internos a las empresas que competían con sus
exportaciones en los mercados internacionales. El objetivo era que primero se
afianzaran en el mercado interno para luego competir mejor en el internacional;
• El otorgamiento de créditos orientados específicamente a los tipos de industrias que se
necesitaban para el desarrollo del país. Por ejemplo, en ciertas épocas en Japón y Corea
a la industria automotriz, de fabricación naval y de productos químicos;
• La fijación de metas de exportación para empresas e industrias específicas
• La creación de organismos de comercialización de las exportaciones
• El aumento de la capacidad de la fuerza laboral. Para ello establecieron mejoras en los
niveles educativos mediante la universalidad de la educación primaria y un amplio
acceso a la educación secundaria. Con respecto a la educación universitaria, se priorizó
la científica y tecnológica. Algunos países trajeron profesores del exterior o becaron a
sus alumnos para que se perfeccionaran en el extranjero;
• La apertura a ideas y tecnologías provenientes del exterior
• Los subsidios a las industrias en decadencia
Las inversiones públicas en investigaciones aplicadas a la actividad industrial y a la
exportación
• El amplio intercambio de información entre los sectores público y privado.
La presencia del Estado fue muy importante en este proceso, sobre todo para dirigir la
economía en la transición a la globalización; para el aumento de las exportaciones y la
orientación estratégica para la inserción en la economía mundial.
Japón fue el primero que comenzó este crecimiento económico, después de su derrota
en la Segunda Guerra Mundial. Transformó su industria liviana con gran utilización de
mano de obra, en una industria pesada de gran complejidad con alta inversión de capital.
Se convirtió en una de las primeras potencias económicas del mundo mediante la
importante participación en el mercado mundial, compitiendo con las firmas europeas y
estadounidenses. Entre sus principales rubros industriales se encuentran las industrias
automotriz, de microelectrónica, de comunicaciones, biotecnológica y de robots.
Con respecto al resto de los países (los dragones o tigres), numerosas empresas
multinacionales, especialmente de Japón y Estados Unidos han instalado plantas en
ellos para el armado de aparatos electrónicos. Por lo que los derivados de estas
industrias ocupan los primeros lugares en sus exportaciones.
Estos países siguieron el modelo de desarrollo japonés. En la actualidad enfrentan
abultadas deudas externas a la banca internacional contraídas para sustentar su proceso
industrializador. Estos créditos fueron tomados alrededor del año 1990 cuando las tasas
de interés eran bajas, pero en la actualidad, al haberse elevado, les es difícil cumplir los
compromisos adquiridos.
Japón también enfrenta dificultades financieras, entre otros motivos por la enorme
cantidad de créditos incobrables que tiene. En este mundo globalizado los problemas de
estos países de Asia Oriental expone a los mercados mundiales a un grado de
incertidumbre que también es tenido en cuenta a la hora de analizar las inversiones.
Algunos economistas afirman que es esencial que Japón depure su sistema financiero y
vuelva a prestar dinero al Sudeste Asiático, porque todos estos años fueron los
préstamos y la liquidez de Japón, los que alimentaron el crecimiento de estos países.
Singapur es uno de los primeros cuatro dragones asiáticos, Tailandia, Indonesia y
Malasia son los dragones de segunda generación a los que el Banco Mundial
denomina las High-performing Asian Econmies.
Pese a las críticas de estos sectores los que es innegable es que estos países han
alcanzado un notable crecimiento económico el cual diferencia de los que sucede en
América Latina y los países del ex campo socialista europeo, ha estado acompañado por
una preocupación gubernamental por el desarrollo social. Los datos del Banco Mundial
que se exponen a continuación y que son los que obran en nuestro poder ilustran esta
afirmación.
LA INTEGRACION ASIA- PACIFICO
Los procesos integracionistas que se desarrollan en el área son de gran interés, debido a
que la región se ha caracterizado por ser una de las más dinámicas del planeta, presentar
una gran complejidad y hallarse actualmente en el centro de gravedad de la
geoestratégia estadounidense
Tal sistema de interrelación, se ha reconocido como los «Gansos volantes», el cual ha
implicado un proceso gradual de especialización productiva y de redespliegue industrial
en el área, que parte originalmente del desarrollo de las inversiones japonesas en los
llamados NICs.
En la región Asia-Pacífico nos encontramos diferentes foros de concertación y grupos
integracionistas que agrupan a los países en las diferentes áreas y subregiones, como
son los siguientes:
El Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).
• Asociación de Naciones del sudeste Asiático ( ASEAN).
• ASEAN + 3, integradas por China, Japón y Corea del Sur.
• Consejo Económico de la Cuenca del Pacifico ( PBEC).
El Foro de las Islas del Pacífico.
Pero de todos los anteriores los más importantes son: La ASEAN y la APEC.
La Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) fue creada el 8 de Agosto de
1967 en Bangkok, Tailandia, mediante la firma de la Declaración de Bangkok. Los tres
objetivos fundamentales de la organización son:
1- Promover el desarrollo económico, social y cultural mediante programas de
cooperación.
2- Resguardar la estabilidad política y económica de la región contra la rivalidad de las
grandes potencias.
3- Constituir un foro para la resolución de las diferencias intrarrregionales
Los miembros de la ASEAN son:
• Indonesia (8 de agosto de 1967)
Malasia (8 de agosto de 1967)
• Filipinas (8 de agosto de 1967)
• Singapur (8 de agosto de 1967)
• Tailandia (8 de agosto de 1967)
• Brunéi (8 de enero de 1984)
• Vietnam (28 de julio de 1995)
• Laos (23 de julio de 1997)
• Birmania (23 de julio de 1997)
• Camboya (30 de abril de 1999)
ASEAN+3
Las condiciones de crisis imperantes en la región a partir de 1997, estimularon la
búsqueda de nuevos mecanismos de concertación que contribuyeran a impulsar y
consolidar las relaciones económicas y políticas con sus principales socios de diálogo.
En este contexto tuvo lugar la creación de ASEAN+3, la cual está integrada por los diez
países de la ASEAN más China, Corea del Sur y Japón.
El objetivo es que este mecanismo es que sea un vehículo eficaz para promover: El
comercio, las inversiones, la transferencia de tecnología y el conocimiento, así como
para mejorar los flujos de inversiones entre ellos, y los problemas regionales y globales,
incluyendo asuntos de seguridad.
Inversiones y comercio entre América Latina y Asia
En la última década, las inversiones asiáticas especialmente las provenientes de
China han aterrizado de forma dinámica en América Latina.
Según CEPAL. La inversión extranjera directa (IED) en la región latinoamericana pasó
de alrededor de US$ 40.000 millones en 2003 a US$189.051 millones al cierre de 2014.
Uno de los grandes protagonistas de estas inversiones foráneas fueron las firmas
asiáticas. Si bien a principios del milenio se podía ver una gran presencia de firmas
japonesas, hoy en la región operan empresas de China, Singapur, Corea del Sur, India,
entre otros países.
Mientras que las economías europeas y Estados Unidos sufrieron fuertes debacles
económicas y financieras a partir de 2008, los capitales asiáticos siguieron llegando a la
región.
Algunas Estadísticas del Comercio de Asia Pacífico con América Latina
China como protagonista del Comercio Asiático con América Latina
El crecimiento económico de China se ha caracterizado en los últimos años por ser
elevado, mostrándose un incremento estable del PIB en alrededor de un 10% como
promedio anual hasta el año 2010. Los motores impulsores del crecimiento económico
son : la fuerte Inversión Extranjera Directa en los últimos años y sus exportaciones
En el 2005 se convirtió en la quinta economía del mundo, dos años después en el 2007
conquistó el tercer puesto en la economía mundial tras haber superado a Alemania y en
el 2009 (finales) se convirtió en la segunda economía planetaria al superar a Japón.
China tiene un peso fundamental en la economía mundial y casi decisivo para el
desarrollo de las demás economías, no solo como productor, sino como consumidor a
gran escala.
China se caracteriza por tener los siguiente puntos fuertes:
Grandes Inversiones dentro y fuera del pais
Primer receptor de Inversion Extranjera Directa
Fuerte control estatal sobre la divisa del pais
Las reservas de divisas se han incrementado continuamente desde 1996 hasta
que a partir de marzo del 2006 ocupa el primer lugar a nivel mundial
Elementos que influyen en la salida de inversiones chinas en el presente:
Buscar fuentes energéticas y recursos naturales suficientes en el exterior sobre
todo en países ricos en petróleo, gas, minería, etc
Evitar cuotas a la exportación impuestas por los países desarrollados
El acceso a la tecnología y otros activos estratégicos, adquiriendo una marca
internacional y un avanzado desarrollo del producto
Aumentar su presencia en el mercado internacional
Con las crecientes reservas financieras, las empresas chinas han salido al
exterior a comprar activos baratos cuyos precios se habían visto gravemente
afectados a la baja por la crisis económica internacional
Existen en la actualidad cuatro grupos de empresas chinas que están al
unísono afrontándose al mercado internacional. Estas son las siguientes:
1- Las grandes empresas dedicadas a la exportación : Se dedican a
incrementar su competencia mediante la excelencia en la fabricación, las
grandes economías de escala y los bajos costos.
2- Los clusters o redes competitivas :Su estructura muy flexible y de
producción a bajo costo.
3- Los nuevos operadores tecnológicos: poder llevar sus tecnologías de punta
al mercado mundial con nuevos productos.
4- Empresas deres a nivel nacional que construyen marcas globales:.
Estas empresas se han enfrentado con éxitos a las multinacionales rivales en
su propio país
Comercio de China
China, desde hace algunos años, está destacándose en el comercio internacional, su
economía crece de forma acelerada, precisamente su crecimiento se basa en dos dígitos.
Un ejemplo de ello es que a los países miembros de la OMC le benefició mucho que
China entrara a esta organización en el año 2001 porque China, representa un motor
impulsor, estimulante para la economía mundial en el mercado internacional.
Las exportaciones chinas han crecido gradualmente, a partir de la inserción de China en
la OMC, impulsando el sector externo.
Representación de las exportaciones e importaciones Chinas en el
mundo:
China alcanzó a ser la primera potencia del comercio mundial, sobrepasando
a EE UU como líder del comercio mundial al cierre de 2013. (Los intercambios
comerciales de China superaron, por primera vez en la historia, los 4 billones
de dólares en 2013).
Efectos del Comercio Exterior de China
Hay que destacar que el acelerado incremento de la participación de China en el
comercio Internacional ha generado dos efectos fundamentales en la economia
internacional
Formador de precios Internacionales
China se ha convertido en un importante consumidor de materia prima:
minerales, energía, alimentos y productos industriales. Con esto ha ejercido
fuertes presiones en los mercados internacionales y se ha convertido en un país
formador de precios internacionales de varias manufacturas y de algunos
productos básicos, entre los que se destacan los textiles, el acero y el petróleo
De manera general, China, como importador mundial, ha contribuido al
incremento de los precios internacionales de la materia prima y como exportador
a producido presiones a la baja sobre los precios mundiales principalmente de
los bienes (productos electrónicos y los textiles)
Los países más afectados en estas variaciones de precios internacionales son los
subdesarrollados producto de la gran demanda y exportaciones chinas en el comercio
internacional que incrementa la competencia mundial.
Comercio Exterior chino 2016.
Las exportaciones retrocedieron un 7,7 %, y las importaciones otro 5,5 % al cierre del
2016 y el superávit comercial baun 9,1% en ese mismo año. El comercio exterior
chino afrontó un ejercicio 2016 "complicado y desalentador". El 2017 llega con "nuevos
retos e incertidumbres" para el comercio exterior del país asiático:
- La posibilidad de una guerra comercial con EEUU arrojan dudas sobre su
rumbo en 2017. (acusan a China de practicas comerciales injustas: subvenciones,
limitar sus importaciones, devaluar su moneda para ganar competitividad, etc.)
Consecuencias para EE.UU: Déficit comercial, disminución de exportaciones e
incremento de desempleo)
- La tendencia de la «antiglobalización» se está haciendo cada vez más evidente",
y "China puede ser la mayor víctima". (EE.UU le imponen altos aranceles a China por
ser manipulador del mercado de divisas y penetrar su mercado)
- La situación del comercio exterior del país continuará complicada en 2017 debido
al creciente proteccionismo y la debilidad de la demanda externa.
Papel del yuan en las exportaciones chinas.
La depreciación del yuan, a ayudado a que las exportaciones chinas se mantengan altas
a pesar de su disminución en los últimos años
Las dos razones de mantener una depreciación del yuan:
1) Se trata de una respuesta a la desaceleración que China viene aquejando desde
hace unos años, por lo que un yuan más barato apunta a lograr una mayor
competitividad de sus exportaciones respecto a las de otros países del mundo;
2) Es una medida estructural, una reforma tal que el yuan sea aceptado por el FMI
como una moneda de reserva mundial junto al dólar, el euro, la libra esterlina y
el yen japonés
Sector Externo
Comercio de China con el Mundo, 2016.
(Exp/Imp. % PIB) (datosmacro.com)
2011
2012
2013
2014
2015
2016
Exportaciones
25, 33
24, 23
23,28
22, 23
20, 72
18, 73
Importaciones
23, 26
21, 50
20, 55
18, 93
15, 32
14, 17
Balanza
Comercial
2, 07
2, 70
2, 73
3, 70
5, 40
4, 56
Indice de precios (Inflación)
Las preocupaciones sobre una posible deflación han reforzado la opinión de
economistas de que el Gobierno y el banco central tendrán que anunciar nuevas
medidas de estímulo este año para estimular a la segunda economía s grande
del mundo, que creció en 2015 a su ritmo más lento en un cuarto de siglo.
Las cifras ponen de manifiesto la debilidad persistente en la economía, con una
débil demanda interna aun, dejando espacio para una mayor flexibilización de la
política monetaria.
Gráfico IPC China a largo plazo (1994- 2016)
(global-rates.com)
IPC en los últimos 7 años
Período Inflación
abril 2016 2,679 %
abril 2015 1,493 %
abril 2014 1,801 %
abril 2013 2,421 %
abril 2012 3,467 %
abril 2011 5,409 %
abril 2010 2,615 %
Relaciones bilaterales entre China- América Latina y el Caribe
La especial atención que tiene China hacia el Caribe está motivada por la nueva
dirección de este país asiático sustentada por los principios de política exterior
propuestos en el informe del XVI Congreso del Partido comunista de China.
En las relaciones de China hacia América Latina y el Caribe se debe apuntar que en los
primeros años de la existencia de la RPCh, ningún alto dirigente estatal de China había
visitado América Latina y el Caribe, pero a partir de la Cumbre Norte-Sur celebrada en
Cancún en 1981 donde el entonces Primer Ministro de China Zhao Zhiyang asistió, se
empezaron a incrementar las visitas.
Uno de los intereses fundamentales de china hacia esta región es satisfacer la demanda
china de recursos naturales, energía y materias primas que necesitan para seguir
incrementando el desarrollo económico de su país. Otro de los objetivos chino en la
región es el desarrollo de las telecomunicaciones y el turismo, pues se estima que
China en el 2010 sea uno de los protagonistas fundamentales del turismo mundial en
cuanto turistas chinos.
América Latina y el Caribe también se beneficia de China pues este país asiático
representa un mercado seguro, pues tiene un crecimiento de su PIB de un 9% como
promedio anual. Todo esto hace que las exportaciones del área hacia China sean
seguras.
China se ha convertido en una oportunidad para la región y para el mundo entero pues
en materia de cooperación económica e intercambio comercial, este país asiático es un
garante por excelencia.
Para China, América Latina es un importante productor neto de materias primas, ya que
alrededor de 90.0% de las inversiones chinas tiene como destino los recursos naturales,
sector que absorbió solamente 25.0% del total de la IED que este territorio recibió desde
el mundo en igual periodo.
El gigante asiático se encuentra entre los principales inversionistas extranjeros en
Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela en la extracción de petróleo y
gas, mientras que en la economía peruana y, en menor medida, en la brasileña, ha
concentrado sus inversiones en la minería.
El interés fundamental de China se encuentra en el mercado petrolero, con sus cuatro
grandes compañías (CNPC, Sinopec, CNOOC y Sinochem). Las compañías petroleras
están inmiscuidas en todos los países exportadores de petróleo y gas de América Latina,
con las excepciones de México y Bolivia.
En búsqueda de más mercado
Muchas empresas chinas están introduciéndose en México a fin de exportar sus
productos a otros mercados, particularmente Estados Unidos. Lenovo (electrónica) y
Nexteer (autopartes) alcanzando por medio de la compra de empresas estadounidenses
con plantas en territorio mexicano.
La debilidad económica mundial, la caída de los precios del petróleo, la depreciación de
las monedas emergentes y la incertidumbre en los mercados financieros son factores que
influyeron en la dinámica exterior de la mayoría de los países emergentes y algunos
desarrollados durante el año pasado. Sin embargo la recuperación de China es bastante
rápida y adaptable a las nuevas condiciones de crisis mundial.
China y la OMC
Tras ingresar a la Organización Mundial de Comercio (OMC) China hizo una serie de
compromisos importantes en los campos de los aranceles, la agricultura y el comercio
de servicios, con la aplicación del trato nacional para todas la empresas extranjeras,
permitiendo que las compañías comerciales foráneas administraran sus negocios en
China por cuenta propia, o sea, una mayor flexibilidad a los negocios de empresas
extranjeras en China. Esto dio una mayor apertura del mercado financiero, en particular,
se han ido eliminando las restricciones de acceso al sistema bancario y de seguros a
bancos extranjeros.
Miles de empresas multinacionales han invertido en China después de entrada a la
OMC. Tras la subsiguiente eliminación de las barreras comerciales se ha creado un
ambiente muy favorable para los comerciantes extranjeros. Los principales fabricantes
de ordenadores, electrodomésticos, equipos de telecomunicaciones, productos
farmacéuticos y generadores de electricidad han ampliado su ámbito de producción
hasta abarcar China. China es un receptor muy importante de la inversión extranjera
directa, sobre todo en estos momentos, específicamente de algunos países como Estados
Unidos, los países de la Unión Europea y Japón, contribuyendo al crecimiento
económico de este país.
Hay que tener en cuenta que la OMC tiene una serie de principios que protegen a los
países de la competencia desleal en el mercado mundial, además de que uno de los
objetivos fundamentales es resolver las diferencias comerciales entre los países. Esto
sirve de garantía a la economía china que, junto a la estabilidad del sistema político
chino y de su reforma, así como el mantenimiento en el poder del Partido Comunista
hace que se potencie el crecimiento económico de China.
China es el país que menos ha sufrido el impacto de la crisis financiera mundial. Ha
tenido consecuencias el problema de la crisis financiera internacional hacia China, pero
no ha sido un impacto tan fuerte, tan violento como en otros países. Y eso se debe a que
China tiene un gran sector exportador, o sea, tiene una gran demanda, además de un
gran proceso inversionista en el extranjero, en varios países. Hay que destacar que el
acelerado incremento de la participación de China en el comercio Internacional ha
generado dos efectos.
Por una parte, esta situación ha generado nuevas oportunidades, pero al mismo tiempo
resulta importante tomar medidas encaminadas a corregir ciertos desequilibrios que
comienzan a producirse, porque debido al crecimiento de su economía, China se ha
convertido en un importante consumidor de materia prima: minerales, energía,
alimentos y productos industriales. Con esto ha ejercido fuertes presiones en los
mercados internacionales y se ha convertido en un país formador de precios
internacionales de varias manufacturas y de algunos productos básicos, entre los que se
destacan los textiles, el acero y el petróleo.
Conclusiones
Asia- Pacífico cada vez tiene un mayor dinamismo económico en la Economía Mundial
y sobre todo en América Latina, el dinamismo de inversiones en la región se a
incrementado en los últimos años.
Actualmente, China representa un nivel importante de los países asiáticos en las
inversiones y comercio con América Latina puesto que es uno de los países que más
compra y vende en el mercado latinoamericano, y complementa su comercio con
latinoamérica, en lo que respecta a intercambios entre materias primas y productos
tecnológicos.
Referencias Bibliográficas
Banco Central de China. (s.f.). Obtenido de http://www.pbc.gov.cn/english
Buró de Estadística de China. (s.f.). Obtenido de http://www.stats.gov.cn/english
Cueto, A. “ Los países de la ASEAN y el Desarrollo”
Entrevista a Dr. Ernesché Rodríguez, China: locomotora estimulante del
comercio mundial”(Entrevista realizada el 6 de septiembre del 2011) Radio
Antarabangsa China. http://espanol.cri.cn/1122/more/1125/more1125_3.htm
Ministerio de Comercio de China. (s.f.). Obtenido de
http://english.mofcom.gov.cn/index.shtml
Rodríguez, E. Situación actual de China en Observatorio de la Economía y
la Sociedad de China Nº 02, marzo 2007. Accesible a texto completo en
http://www.eumed.net/rev/china/
Rodríguez, E. “Asia crea un Fondo Común”. Contribuciones a la Economía,
septiembre 2007. Texto completo en http://www.eumed.net/ce/2007b/era-
asia.htm
Rodríguez, E. Algunos aspectos del desarrollo económico de Japón y los tigres
asiáticos” Observatorio de la Economía y la Sociedad del Japón, enero 2015.
Texto completo en http://www.eumed.net/rev/japon/
Rodríguez, E. Conferencia Magistral- “Comercio Exterior del Gigante
Asiático” Universidad de Guayaquil, Ecuador, Febrero 2017
Rodríguez, E. Conferencia Magistral- Las Economías de Asia en el Siglo
XXI” Universidad de Guayaquil, Ecuador, Agosto 2016

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Rodriguez Asien Ernesché. (2018, enero 15). Las inversiones y comercio de Asia – Pacífico con América Latina. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/las-inversiones-comercio-asia-pacifico-america-latina/
Rodriguez Asien, Ernesché. "Las inversiones y comercio de Asia – Pacífico con América Latina". GestioPolis. 15 enero 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/las-inversiones-comercio-asia-pacifico-america-latina/>.
Rodriguez Asien, Ernesché. "Las inversiones y comercio de Asia – Pacífico con América Latina". GestioPolis. enero 15, 2018. Consultado el 15 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/las-inversiones-comercio-asia-pacifico-america-latina/.
Rodriguez Asien, Ernesché. Las inversiones y comercio de Asia – Pacífico con América Latina [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/las-inversiones-comercio-asia-pacifico-america-latina/> [Citado el 15 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de chumlee en Flickr
DACJ