La relevancia del orden liberal en el sistema internacional actual

  • Otros
  • 9 minutos de lectura

El siguiente ensayo busca explicar la relevancia del Orden Liberal en el sistema internacional actual a partir de la hegemonía estadounidense como facilitador de la cooperación e integración de los principales países industriales y las convicciones medulares del proyecto mundial estadounidense de posguerra. Del mismo modo, se analizara China, como potencia mundial,  debido a que ostenta una teoría realista en su política exterior. Finalmente, considerare oportuno dar mi opinión respecto a la importancia de preservar el Orden Liberal en el sistema internacional actual.

El liberalismo, en las relaciones internacionales, sustenta la exportación de la democracia como contenido primordial y relevante de la política exterior, es decir, la norma del liberalismo político de extinción  de los otros países. Además,  esta vinculado con la expansión de la economía de mercado y la sustitución de las relaciones político- económicas y de mercado entre los Estados.

La ley de las relaciones internacionales, para algunos liberales, es el principio fundamental del liberalismo sustentado en “las democracias no se atacan entre sí”. Esto se entiende a partir de que en los regímenes democráticos- liberales las masas tienen gran influencia en las elites políticas. Como la guerra es una carga para las masas, siempre tienden a inclinarse a la paz. En el caso de iniciarse un conflicto entre dos Estados democráticos, la presión de la masa se dirige al gobierno hacia una solución pacífica e idónea para evitar la guerra e influir a  resolver el conflicto mediante un acuerdo. Por otro lado, los regímenes liberales favorecen la apertura del Estado y crecimiento permanente de la capacidad de comunicación entre países.  Así mismo, el principio de libre comercio equilibra las economías de todos los países y crea gradualmente una zona económica común  donde un conflicto militar seria irrelevante y casi imposible de concretar.

El Orden liberal en el sistema internacional actual está basado en el principio de la preponderancia mundial de Estados Unidos, es decir, que constituye el principal actor en el sistema internacional.

Este sistema tiene los elementos señalados en el anterior párrafo como: la finalidad del orden liberal es la paz y la democracia, la solución de controversias entre países es a través de acuerdos, la existencia de beneficios a los Estados parte, la protección económica por el principio de libre comercio y la garantía de seguridad nacional y global.

La importancia del Orden Liberal en el sistema internacional actual, entonces, radica fundamentalmente en dos razones: la hegemonía estadounidense como facilitador de cooperación e integración entre los principales países industriales y las convicciones medulares del proyecto mundial estadunidense posguerra.

Primero, la hegemonía estadounidense se constituye  liberal por sus características de renuente e institucionaliza. Su finalidad es facilitar la cooperación e integración entre los principales países industriales. El desencadenar el balance y distanciamiento es una cuestión que la hegemonía estadounidense intenta evitar.

Las relaciones entre democracias liberales a partir de un proceso político institucionalizado y la durabilidad que tienen  las instituciones de la hegemonía estadunidense que proviene del fenómeno de los rendimientos crecientes son razones importantes de por qué la hegemonía estadounidense logro su finalidad.

Por un lado, Estados Unidos en el  proceso político institucionalizado para lograr buenas relaciones entre las democracias liberales realizo una estrategia de política exterior conforme a una ganga a los otros países: si Estados Unidos accedía a funcionar dentro de instituciones mutuamente aceptables, silenciando así las implicaciones de las asimetrías de poder, los otros países acordarían participar por voluntad propia. Estado Unidos obtuvo el consentimiento de los otros Estados occidentales, y estos a su vez obtuvieron la garantía de que Estado Unidos no los dominaría ni los abandonaría.

Según J. Ikenberry, la estabilidad de esta ganga proviene de su lógica subyacente, es decir, el orden hegemónico esta infundido en instituciones y prácticas que reducen los rendimientos de poder.

En caso de conflictos entre Estados, las implicaciones de ganar o perder están contenidas y minimizadas.  El Estado que pierde, en las relaciones occidentales, no se preocupa porque el ganador sea capaz de usar esas ganancias para dominarlo permanentemente.

La característica fundamental de los órdenes constitucionales liberales nacionales es garantista limitador: el partido ganador se maneja dentro de los límites bien definidos, es decir, no puede aprovechar de  condición para debilitar o destruir al partido de su oposición. El perdedor tiene la garantía de aceptar su pérdida o prepararse para las siguientes elecciones.

El carácter abierto y penetrado del sistema político estadounidense y rasgos del orden liberal de la posguerra tienen mecanismos que ofrecen garantías similares a los socios europeos y asiáticos de Estados Unidos.

Por otro lado, las instituciones de la hegemonía estadounidense que  ostentan de durabilidad proveniente del fenómeno de los rendimientos crecientes se basan en los principios de apertura, reciprocidad y multilateralismo. Todo el sistema en torno a estos principios se ha conectado con cada vez más con instituciones profundas e amplias de la política y la sociedad dentro de un mundo industrial avanzado.

Los estado rivales tienen dificultades de introducir un conjunto de principios e instituciones porque estas instituciones se han arraigado más al sistema internacional actual.

La hegemonía estadounidense se ha vuelto sumamente institucionalizada y dependiente de la trayectoria. El orden hegemónico parece ser inmune a sus potenciales rivales. Si una gran corporación tiene intereses en otro tipo de orden, los beneficios tienes que ser mayores a los que fluyen del sistema actual.

Los rendimientos crecientes constituyen una retroalimentación positiva. Las instituciones iniciales como Estados Unidos se establecieron con éxito y generan confianza en su credibilidad y funcionamiento por lo que es admisible que tengan la facultad de tomar decisiones que sirvan para fortalecer el carácter vinculante de las instituciones.

El orden hegemónico o liberal es relevante en el sistema internacional actual porque tiene un carácter abierto y perpetrado que invita a la participación y crea confianza de un compromiso serio. Del mismo modo, su carácter institucionalizado ofrece mecanismos para la resolución de conflictos y crea garantías de continuidad. La estabilidad que ostenta es un rasgo esencial en tanto los rendimientos de poder son bajos y los rendimientos de las instituciones son altos.

Segundo, las convicciones medulares del proyecto mundial estadounidense de posguerra revelan la importancia del Orden Liberal en el sistema internacional actual debido a que son la base del cual se constituyó el sistema. Su finalidad es la existencia de una comunidad perdurable  de democracias liberales en tanto estas democracias poseen la capacidad de cooperar.

Según Dean Acheson, secretario de Estados Unidos en 1949, “las democracias del mundo comparten vínculos fundamentales, los lazos más fuertes, porque se basan en la convicción moral y en la aceptación de los mismos valores vitales”.

El intervencionismo, como primera convicción, sostiene que Estados Unidos para que promueva sus intereses económicos, políticos y de seguridad tienes que encabezar el orden mundial y colaborar estrechamente con las principales regiones del mundo.

La edificación del orden liberal revela su importancia, en este sentido, porque rechazo la posibilidad de un mundo dividido en imperios en pugna, bloques y esferas de influencias controladas por grandes potencias hostiles.

El compromiso de Estado Unidos con el libre comercio, como segunda convicción, sostiene que el comercio ha desempeñado un papel fundamental en la política exterior de Estados Unidos. Esto se debe a que ha fortalecido la economía estadounidense y ha impulsado el ascenso del mundo liberal democrático.

La Organización Mundial de Comercio impulsada por Estados Unidos, formulo complejas reglas y mecanismos para la solución de disputas que hacen que el sistema sea justo y equitativo. Se revela la importancia en sentido que es una herramienta para defenderse de conflictos comerciales.

El liderazgo mundial estadounidense como apoyo a las reglas e instituciones multilaterales, como tercera convicción,  sostiene que producto de la creación de una red internacional de instituciones y regímenes muchos países se incorporaron a este sistema ante el ascenso de Estado Unidos como potencia mundial.

El principal objetivo es fomentar la cooperación y obtener aliados, lo que resalta la presencia aceptable y perdurable  de Estados Unidos. La importancia es el surgimiento de un sistema mundial liberal internacionalista a partir de la contribución al orden internacional y su legitimidad para resolver  conflictos en común.

Las convicciones medulares del proyecto mundial estadounidense de posguerra son relevantes para entender el origen y la base sobre el cual se constituyó el Orden Liberal en el sistema internacional actual.

A partir de los argumentos expuestos en los anteriores párrafos que revelan la importancia del Orden Liberal en el sistema internacional actual, se analizara China, como potencia mundial, debido a que ostenta una teoría realista en su política exterior.

China, actualmente, es considerada un país en ascenso como potencia emergente. Es la segunda mayor economía del mundo y se estima que su PBI superara al de Estados Unidos en unos cuantos años.

En este sentido, la expectativa realista es clara porque el crecimiento de la economía emergente de China aumenta la influencia en su región, los organismos internacionales y frente a otros países. El crecimiento económico de este país genera poder e influencia. Debido a esto es posible que China modernice y amplié sus fuerzas armadas.

En la medida que su economía se expanda, también, es posible que se realice alianzas estratégicas o por balanceo. Por ende, con el surgimiento de China como nueva potencia y otros países como Brasil y la india se genera la aparición de nuevos equilibrios en el poder.

China ha seguido los principios realistas para ser considerado como una potencia emergente debido a que resguarda su autonomía, es decir, realiza alianzas estratégicas con países de su Región y otro como Estados Unidos. Del mismo modo, intenta influir en organismos internacionales más importantes como la ONU e incluso busca modernizar y ampliar su aparato militar.

Según A. Sotomayor, la emergencia de la llamada BRIC apunta al desarrollo de un mundo menos unipolar y más multipolar. Sin embargo, cabe destacar que el realismo ofrece predicciones meramente imprecisas. Esto se debe que Estados Unidos sigue y seguirá siendo la potencia militar inminente y para China y cualquier otro país es dificultoso un juego de disuasión frente al poderío estadounidense.

Como se mencionó anteriormente, China tiene alianzas estratégicas con países de su región y de otras regiones como Estados Unidos. Forma parte de organismos e instituciones internacionales tales como la ONU. No obstante, para el realismo estos esfuerzos son meramente balanceos blandos o suaves y la cooperación es efímera donde solo existen intereses nacionales.

En conclusión, la relevancia del Orden Liberal en el sistema internacional actual se debe a dos razones: la hegemonía estadounidense como facilitador de la cooperación e integración de los principales países industriales y las convicciones medulares del proyecto mundial estadounidense de posguerra. Por un lado, el orden hegemónico o liberal es relevante en el sistema internacional actual porque tiene un carácter abierto y perpetrado que invita a la participación y crea confianza de un compromiso serio. Del mismo modo, su carácter institucionalizado ofrece mecanismos para la resolución de conflictos y crea garantías de continuidad. La estabilidad que ostenta es un rasgo esencial en tanto los rendimientos de poder son bajos y los rendimientos de las instituciones son altos. Por otro lado, las convicciones medulares del proyecto mundial estadounidense de posguerra son relevantes para entender el origen y la base sobre el cual se constituyó el Orden Liberal en el sistema internacional actual.

En mi opinión, considero que es importante prevalecer el Orden Liberal en el sistema internacional actual por las razones mencionadas en el anterior párrafo. Del mismo modo, considero que la existencia de una comunidad democrática liberal, si se mantiene unida, se vuelve física y económicamente más segura en el cual los países prosperan con seguridad. Según John Ruggie, este orden es un liberalismo arraigado en el que existen acuerdos internacionales basados en que, los gobiernos tienen discrecionalidad para regular sus economías y conciliar el libre comercio con la estabilidad económica y las políticas encaminadas a garantizar el pleno empleo. En la actualidad, el orden liberal se extendió a todo el mundo trayendo como consecuencia una crisis porque perdió su arraigo  y sus cualidades protectoras. Es importante recuperar esa esencia como una comunidad de seguridad, una agrupación de países unidos por valores, intereses y vulnerabilidades en común.  Así también, considero que es importante defender la prevalencia del mundo democrático liberal en tanto se puede recuperar la esencia de orden liberal. Si bien es cierto, nuevas potencias surgen y según el realismo; con los recursos materiales se tiene la capacidad de disuasión. Si se realizan alianzas estratégicas en contra del Orden Liberal, se debe presentar un sistema que tenga los beneficios existentes de tutela que el actual. Siendo así, pienso que crear un nuevo sistema y que sea adecuado y eficaz es complicado, actualmente, además se basaría en una bipolaridad o multipolaridad que traería consigo consecuencias como la lucha del poder y de los cuales nos encontraríamos nuevamente en un estado de naturaleza (T. Hobbes). En una solución inmediata, considero que es importante realzar la esencia del Orden Liberal en el sistema internacional frente a la crisis actual.

BIBLIOGRAFIA

Ikenberry, G. J. (2002). La gran estrategia liberal y la persistencia del orden hegemónico de Estados Unidos durante la posguerra. Política y gobierno, 9(1), 13-49.

Ikenberry, G. J. (2017). ¿ Puede sobrevivir el orden liberal?. Foreign affairs: Latinoamérica, 17(3), 50-57.

Sotomayor, A. (2013). Realismo. Introducción A Las Relaciones Internacionales: América Latina Y La Política Global,, 13-18.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Kancha Castañeda Sheyla. (2018, julio 12). La relevancia del orden liberal en el sistema internacional actual. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-relevancia-del-orden-liberal-en-el-sistema-internacional-actual/
Kancha Castañeda, Sheyla. "La relevancia del orden liberal en el sistema internacional actual". GestioPolis. 12 julio 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-relevancia-del-orden-liberal-en-el-sistema-internacional-actual/>.
Kancha Castañeda, Sheyla. "La relevancia del orden liberal en el sistema internacional actual". GestioPolis. julio 12, 2018. Consultado el 19 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-relevancia-del-orden-liberal-en-el-sistema-internacional-actual/.
Kancha Castañeda, Sheyla. La relevancia del orden liberal en el sistema internacional actual [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-relevancia-del-orden-liberal-en-el-sistema-internacional-actual/> [Citado el 19 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 82955120@N05 en Flickr
DACJ