La necesidad de una reingeniería humana. Ensayo

  • Talento
  • 25 minutos de lectura
Rei n g en i er ía Hu m a n a
Fabián Muñoz 2003
En este ensayo propongo la creación de un nuevo paradigma para el ser
humano, el cual cor rectamente alineado nos permitiría romper con las
barr eras socio culturales que nos han conducido por años a la
autodestrucción del ser humano en pro de la industrialización y el
enr iquecimiento de un reducido grupo de seres humanos que han
acumulado dinero en desmedro de la peor cr isis económica planetar ia que
vive el mundo actualmente.
Paradigma es una palabr a sonora y en la actualidad la gente la utiliza
libremente como ayuda para compr ender la natur aleza de los cambios
inesperados
Para Joel Arthur Barkeren en su libr o Paradigmas el negocio de descubrir
el futuro, define paradigma como "Un conjunto de r eglas y disposiciones
(escritas o no) que hace dos cosas: establecer o definir límites, e indicar
cómo comportar se dentr o de tales límites para tener éxito, al cual se mide
por la habilidad para resolver pr oblemas" (1.996, p. 35).
En cierto sentido, un paradigma indica: (a) la existencia de un juego, (b) en
qué consiste y (c) cómo jugarlo con éxito de acuerdo con las reglas
establecidas. Un cambio par adigmático es por tanto, un cambio hacia un
nuevo juego, un nuevo conjunto de r eglas. Pero más impor tante que
conocer esas nuevas r eglas, es conocer qué fue lo que dio lugar al cambio;
no hay que esperar a que las tendencias se desarrollen, sino buscar a las
personas que están enredándose con las reglas, porque esa es la pr imera
señal de un cambio impor tante.
Cuando un par adigma cambia, establece nuevas condiciones y supuestos
que traen consigo retos y oportunidades. El éxito de cada persona y
organización dependerá del entendimiento y adaptación a los nuevos
paradigmas. La teoría de la evolución sugiere que el mundo es de los que
se adaptan mejor a él, sin embargo, cuando se llega al extremo de la
especialización se cor re el riesgo de que cuando el mundo cambie se esté
condenado a desapar ecer .
Los paradigmas establecen reglas de mo se deben hacer las cosas,
limitando a la gente a pensar en situaciones establecidas, bloquean
nuestr a capacidad de observar el mundo como un todo y de buscar
alternativas pensando de manera no convencional. Un nuevo par adigma
aparece cuando se acumula un exceso de cuestiones que se salen del marco
ordinar io y el par adigma actual no puede explicar. Todo nuevo paradigma
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
implica un pr incipio que siempre existió pero que hasta entonces nadie
había reconocido, es incluyente.
Un nuevo paradigma exige dar vuelta e iniciar con una hoja en blanco, es
una tr ansfor mación radical del significado de las reglas prevalecientes
hasta esos momentos, y cuando explica lo que hasta entonces era turbio y
oscur o, poco a poco va ganando terreno. Después de algún tiempo este
paradigma comienza a tener grietas y sur ge uno nuevo, a este proceso
repetitivo se le llama evolución.
Estamos entr ando en una nueva era, transitamos del paradigma de la
sociedad industrial al de la sociedad del conocimiento, donde dicho
conocimiento (traducido como valor, tecnología, habilidad y oportunidad)
es y será la fuente de r iqueza y de ventaja competitiva de los países y las
empresas. La principal función de la organización será la de hacer que el
conocimiento sea productivo; es decir, administrar la inteligencia.
Los cambios del par adigma y lo r eferente a par adigma son supuestos
fundamentales y que son un mar co de pensamiento o un esquema de
referencia par a explicar y entender ciertos aspectos de la r ealidad.
El autor Joel Arthur Barkeren dice que los "paradigmas bloquean nuestra
capacidad de observar el mundo como un todo y de buscar alternativas
pensando de manera no convencional" (1996, p 43).
El problema de constantes cambios de par adigma radica en adaptar se al
cambio, en que para poder usar el nuevo par adigma se debe borrar de la
mente el anterior , de nos ser así, las ideas del viejo contaminarán las del
nuevo. Esto se refiere a que un nuevo par adigma es cambiar la hoja y
empezar en una hoja en blanco, es una esencia una transformación radical
del significado de las reglas prevalecientes hasta estos momentos.
Afortunadamente el ser humano tiene la capacidad de moldear se
asimismo, de rediseñarse, de afinar y ajustar valor es y actitudes, de hacer
a un lado el egsmo por el bien colectivo. Los motivos de reflexión son:
calidad humana, ética, unidad, y recordar a nuestros amigos de la misión
que cada uno tiene pendiente.
La Reingeniería Humana es el nuevo concepto del hombre en la búsqueda
por la excelencia. Para entender ésta filosofía definamos palabras claves y
entendamos br evemente el concepto.
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
Reingeniería Humana: Pr oceso a tr avés del cuál una persona
mediocre se convierte en una persona de excelencia.
El proceso empieza por el análisis de las actitudes de la persona con
respecto a mismo y los demás.
Los cimientos de la r eingeniería humana son: los valores y la ética.
Recuperarlos es la base de fondo par a construir encima nuestra
personalidad (forma de ser). Una vez que se han colocado en la base, en el
fondo los valores de honradez, amor al pr ójimo, se empieza a tr abajar en
las formas.
Pero debemos meditar el por que a veces con conocimiento de técnicas de
excelencia, no logr amos el resultado esperado y es allí donde recordamos
lo que decía Michio Mor ishima en su libr o "Por qué ha "tr iunfado el Japón"
y señala:
"Ninn país puede progresar sin tener en cuenta su propio pasado, que
condiciona toda línea de desarrollo. Las ciencias sociales no pueden
despreciar las condiciones históricas. Es decir, que cualquier pensamiento
científico social que no preste atención a la historia, aunque resulte eficaz
como primera aproximación a la realidad, a la larga incluso puede llegar a
ser peligroso. De manera análoga, son muy arriesgadas las políticas
económicas faltas de perspectiva histórica. Una política que haya resultado
conveniente para el Japón podría ser inviable en otro país y viceversa,
debido a la diferencia de mentalidades y los estilos de comportamiento de
los pueblos, así como en todas las demás características culturales que
unos y otros han heredado de sus pasados respectivos."
Morishima, Michio, "Por qué ha "triunfado" el Japón", Serie Economía y Empr esa, Grupo
Editor ial Grijalbo, xico, 1988, pp. 249 - 250.
Como nos señala Mor ishima, un diagnóstico que no tome en cuenta las
cir cunstancias históricas, como es el caso del diagnóstico de los
economistas, podr á resultar eficaz como pr imera apr oximación a la
realidad pero, a la larga, incluso puede llegar a ser peligroso. Para apoyar
esta opinión presento algunas car acterísticas del modelo de desarr ollo
japonés, señaladas por el mismo Morishima:
"En una economía y una sociedad como la japonesa, las industrias
consideradas como estratégicas para el país son protegidas y fomentadas
con todo cuidado; en cambio, aquellas industrias que según las
autoridades no ofrecen ninguna perspectiva futura de desarrollo no
reciben ninguna ayuda, ni se les facilita capital, sino que se ven obligadas
a luchar solas. Pues bien, esta política de concentrar el crecimiento
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
económico en determinadas prioridades, política de desigualdad por la cual
el gobierno, teniendo en cuenta, por supuesto, las opiniones de los
industriales, los financieros y otras personas de probado saber y
experiencia, selecciona industrias estratégicas y las vigoriza al tiempo que
sacrifica otras - es la que ha continuado en Japón después de la guerra."
Morishima, op. cit., p. 239.
Es decir, Japón adoptó un modelo pr oteccionista, como los adoptados por
otr as naciones latinoamericanas. ¿Pero por qué ahora Japón tiene un
Producto Interno Per Capita que es, en términos generales, 10 veces
superior al de algunos países latinoamericanos? Ante estas cir cunstancias
resulta fundamental para el país explicar por qué en Japón si funciona el
proteccionismo y por qué no en otr os. Para explicarlo hay que ir a los
antecedentes históricos de los pueblos y contrastar con el japonés. Esta es
una labor principalmente de los sociólogos. Sólo si se les toma en cuenta se
podrá realizar un diagnóstico adecuado del fracaso del modelo de
desar rollo estabilizador. Sólo apodrá garantizarse el éxito de las políticas
económicas.
Estudiar los antecedentes históricos de un pueblo significa estudiar la
evolución de su cultura, entendiéndose por cultura los valor es y actitudes
que una sociedad inculca a su gente a tr avés de los diversos mecanismos
socializantes, como por ejemplo, el hogar, la escuela, la Iglesia, etc. Como
han señalado diversos autores, la cultura de un país, (mucho más que
cualquier otro de los factores que influyen en el desarrollo) es la que
principalmente explica, en la mayor ía de los casos, por qué algunos países
se desarrollan más rápida y equitativamente que otros. El entorno cultural
influye grandemente en el proceso a través del cual los líderes obtienen sus
posiciones, las prior idades que aplican en la creación de líneas políticas y
la gente, las instituciones y las prácticas que utilizan para poner en
marcha dichas líneas políticas
La visión que la sociedad tiene del mundo es la fuente de sus sistemas de
valores y actitudes. Esta visión está formada por un conjunto de influencias
que incluyen la geogr afía, la organización económica y los caprichos de la
historia. La visión del mundo y los sistemas de valores cambian
constantemente, pero habitualmente a un ritmo muy lento, mensurable en
décadas o generaciones.
Una importante aportación par a entender la visión de los latinoamericanos
que, desde mi punto de vista sería aplicable también, en términos
generales, a los ecuator ianos, es la de Lawr ence E. Harr ison. Según él:
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
"El desarrollo humano se ve frustrado en la mayoría de los países
hispanoamericanos (y en la mayoría de los países del Tercer Mundo) por
una forma de ver al mundo que impide conseguir el pluralismo político, la
equidad social y el progreso económico dinámico. Esa forma de ver el
mundo ha sido conducida, sin desviaciones de importancia, por el ímpetu
de los siglos."
Harrison, Lawrence E., "El subdesarrollo está en la mente. El caso latinoamericano",
Noriega Editor es, xico, 1989, p. 247.
Esta visión de los latinoamericanos sería, en gr an medida, una herencia de
la cultura española. Para los conquistadores españoles "gobierno"
significaba orden arbitrar ia que tenía que ser ciegamente obedecida. La
riqueza se obtenía mediante la guerra y conquista; el trabajo era para los
esclavos y el comercio para los judíos, que acababan de ser expulsados de
la Península.
López, Jo Ramón, "La paz en la República Dominicana", p. 102, citado en Har rison,
Lawrence E., op. cit. p. 113.
Los principales defectos de esta visión del mundo serían:
- Un sistema educativo totalmente inadecuado.
- Un gobierno cor r upto y abusivo.
- El indiscutible poder del "jefe".
- La cor r upción de las instituciones públicas.
- La falta de respeto por la ley.
- La falta de respeto por la vida humana.
- Un "individualismo" desmedido.
Para Har rison, la capacidad creativa de los seres humanos se encuentr a en
el corazón del proceso de desarr ollo. Lo que produce el desarr ollo es
nuestr a capacidad par a imaginar, teorizar, conceptuar, experimentar,
inventar, articular, organizar, administrar, resolver problemas y hacer
cientos de otras cosas con nuestras mentes y manos que contribuyan al
progr eso del individuo y de la humanidad en general. Los recursos
naturales, el clima, la geogr afía, la histor ia, las dimensiones del mercado,
la política gubernamental y muchos otros factores influyen en la dirección
y ritmo del progreso. Pero el motor es la capacidad creativa humana.
Harrison, op. cit., p. 20.
Son siete formas cómo se fomenta la expresión de la capacidad creativa
humana:
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
1. Mediante la creación de un ámbito en el que la gente espere y r eciba
un tr ato justo.
2. Mediante un sistema educativo eficaz y accesible: aquel que
proporcione herr amientas intelectuales y vocacionales básicas, que
alimente la curiosidad, las facultades críticas, el disentimiento y la
creatividad y que facilite a la gente la solución a los pr oblemas.
3. Mediante un sistema de salubridad que proteja al pueblo de
enfermedades que debilitan y matan.
4. Mediante el estímulo a la experimentación y a la cr ítica.
5. Mediante la creación de un medio que ayude a la gente a descubrir
sus talentos e intereses y que los provea con los trabajos adecuados.
6. Mediante un sistema de incentivos que recompense el mérito y los
éxitos (y, por el contr ario, que desaliente el nepotismo y la
"cor rupción").
7. Mediante la creación de la estabilidad y continuidad que hacen
posible planificar el futur o con confianza. El progreso se hace mucho
más difícil con la inestabilidad y la discontinuidad.
Por ello, de acuerdo a Lawr ence E. Har rison, son de vital importancia para
el desar rollo:
1. El enfoque tempor al de la visón del mundo (pasado, pr esente y
futuro).
2. Hasta qué punto la visión del mundo estimula la racionalidad, y
3. Los conceptos de igualdad y autor idad que propaga.
La orientación hacia el futuro implica la posibilidad de cambio y pr ogr eso.
Esa posibilidad, como señaló Max Weber, debe ser realizable en esta vida.
Si la visión del mundo fomenta la creencia de que los seres humanos tienen
la capacidad de conocer y compr ender el mundo alr ededor suyo, de que el
universo funciona de acuerdo con un conjunto de leyes en gran medida
descifr ables y que el método científico puede abr ir muchos secretos de lo
desconocido, está impartiendo claramente un conjunto de actitudes
estr echamente relacionadas con las ideas de progreso y cambio.
Por otr a par te, los factor es fundamentales señalados anterior mente
influyen grandemente en otr os tr es factores culturales que desempan un
importante papel en la forma en que la sociedad se desarr olla, que son:
1.- Las actitudes hacia el trabajo.
2.- El rigor del sistema ético.
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
3.- La amplitud de la identificación con otr os.
Por ejemplo, respecto a las consecuencias sociales de una extendida
desconfianza, Samuel Huntington puntualiza:
- "... la ausencia de confianza en la cultura de la sociedad proporciona
obstáculos formidables para la creación de instituciones blicas. Aquellas
sociedades faltas de un gobierno estable y eficaz también carecen de la
confianza mutua entre sus ciudadanos y en la destreza y capacidad
organizativa... En América Latina .. han prevalecido tradiciones de
individualismo auto centrado y de desconfianza y odio contra otros grupos
de la sociedad."
Huntington, Samuel P., "Political order in changing societies", p. 28, citado en Har rison,
Lawrence E., op. cit. p. 28.
Para trazar y organizar un programa coherente de cambio cultur al que
pueda llegar a funcionar es necesar io identificar aquellos valor es y
actitudes que se interponen en el camino con aquellos que necesitan ser
introducidos o for talecidos, lo que significa un proceso de sincera
introspección nacional que pr oduzca un conjunto de objetivos par a
conseguir el cambio cultural.
El siguiente paso r adica en escoger los medios a emplear. Har rison propone
siete medios, aunque acepta la existencia de otros, que son:
1. la dir ección
2. la reforma r eligiosa
3. la educación y la instr ucción
4. los medios de comunicación masivos
5. los proyectos de desar rollo
6. las prácticas administr ativas y
7. las prácticas en la crianza de los niños.
Aclaremos que las formas son los métodos, técnicas, para logr ar un
objetivo, una meta, una misión. Es el uso de la motivación, la preparación,
el trabajo, el estudio, el compr omiso par a alcanzar una meta, un objetivo y
cumplir una misión.
Sigamos definiendo otros conceptos
Actitud: Comportamiento o disposición del ánimo.
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
Reactivo: Persona que reacciona impulsivamente a las
cir cunstancias, de manera que los demás y las cir cunstancias
deciden su vida.
Proactivo: Persona que tiene el control y la última palabra para
decidir como va a reaccionar ante las cir cunstancias; se coloca por
encima de las circunstancias y no se deja llevar por los primeros
impulsos; es más cerebral e inteligente en su toma de decisiones y en
sus reacciones hacia los demás.
Mediocre: Persona que tiene que hacer las cosas con muy poca
voluntad, disposición.
Actitud de Excelencia: Persona que quiere hacer las cosas con mucha
voluntad y la mejor disposición.
Misión: Labor a la que esta comprometida una persona por lograr un
cometido, una tar ea, un deber, un trabajo.
Persona de Excelencia: Es una persona con actitud de excelencia,
Proactivo y comprometida con una misión con bases sólidas en la
ética. Es una persona que utiliza las formas mo herramientas para
logr ar su objetivo.
La Misión pr incipal del ser humano es el de brindar y tener bienestar.
Realizar un trabajo que nos permita mejor ar la calidad de todos,
previniendo el futuro con un seguro de salud y de vida, obtener una casa
donde vivir con dignidad, saber que los suyos y su pr opiedad están
seguros, contar con un progr ama de retiro que le de la tranquilidad en la
vejez y pr eocuparse de los demás.
Hagamos de ésta misión nuestro objetivo en la vida. No la perdamos de
vista. Seamos personas de excelencia comprometidos en buscar el
bienestar de la sociedad donde todos salgamos ganando.
Ahor a conceptualizemos las formas para lograr un objetivo:
Competitividad: El objetivo de la COMPETITIVIDAD debería ser la de
fomentar una competencia justa, honesta, donde la micro y pequeña
empresa familiar, motor de la economía nacional, tengan
oportunidad de tener éxito.
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
Debemos pugnar por la r eglamentación de la competencia por sectores, y
niveles: r egional, nacional, e internacional bandola en la ética
profesional.
DE NO HACERLO CORREMOS EL RIESGO DE CREAR MONOPOLIOS GLOBALES
QUE EXTERMINEN CUALQUIER COMPETENCIA EN EL NOMBRE DE LA
COMPETITIVIDAD.
Tecnología: El objetivo de desarr ollar tecnología debe ser para
hacerle la vida al hombr e más fácil, par a dar le más tiempo para
desar rollar otr os aspectos humanos, como el deporte, la vida
familiar , la lectur a, el estudio, las artes, el esparcimiento, etc.
NO UTILICEMOS LA TECNOLOGIA PARA SUSTITUIR EL RECURSO HUMANO
POR UNO MATERIAL. NO UTILICEMOS LA TECNOLOGIA PARA GENERAR
DESEMPLEO Y POBREZA. NO PERDAMOS EL FACTOR HUMANO, EL
DESARROLLO DEL SER HUMANO. NO PERDAMOS NUESTROS OBJETIVOS EN
EL CAMINO.
Conocimiento: El poder del hombre es el del conocimiento, el de la
infor mación. A tr avés del conocimiento, la educación vamos a poder
luchar por los objetivos anteriores, vamos a poder cumplir con
nuestr a misión en la vida. No la perdamos de vista.
La reingeniería humana invita a un CAMBIO DE CONCIENCIA que es el eje
sobre el que gir a todo el trabajo y es fundamental para lograr el cambio.
Cuando hablamos de cambio de conciencia nos r eferimos ante todo a
educar a las gr andes masas popular es. Tomando a Freire, podemos decir
que la educación es la única ar ma que tenemos para luchar, es lo único
que nos dará una verdadera libertad. La educación no es neutra, responde
a situaciones históricas determinadas y a condiciones económicas
dominantes. La educación que planteamos no debe ser una mera
reproducción de las bases del sistema; apuntamos a una educación en la
que se invite a reconocer y descubrir cr íticamente la realidad. Esta
educación no se r efiere solo a la formal, sino a una educación en todo los
ámbitos de la vida. No solo la educación escolar, sino la educación de la
vida, guiada pr incipalmente por su entorno social, y de ser posible, con el
ejemplo de los gobernantes. La educación que hoy se ha implantado tiene
como futuro mediato la eficientización de los alumnos con el fin de
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
progr amarlos mecánicamente par a cumplir funciones económicas
principalmente; esta es lo que Freire dio a llamar Domesticación. La
educación debe ser un medio para que la persona r eciba una formación
adecuada que le permita la libre ejecución de sus derechos, de sus ideas, y
debe ser fundamentalmente un pr oceso en el cual el educando es un sujeto
activo que tiene mucho para enseñar; esto difiere de nuestr a r ealidad,
donde se considera al educando como un mero receptor vao y pasivo, al
cual hay que "r ellenar" de "conocimientos". No debe ser una educación
cercenadora como la que hoy tenemos, que necesita del ayuno de decenas
de docentes representando simbólicamente la decadencia de nuestra
escuela publica. Se necesita de una educación que fomente la consolidación
de las postur as, que r eparta libr emente una gama de conceptos que luego
permitirán la for mación de una posición cr itica acerca de diversas
temáticas lindantes con la realidad, no es necesaria una educación que
participe con conceptualizaciones parcializadas que representen el interés
de determinados sectores. Es hor a de que nos demos cuenta que la gente
no se vende ni se compr a, mejor es que formemos personas inteligentes,
críticos, idealistas pero también realistas, personas que de las cuales
estemos seguros de que contaran con la suficiente gama de conocimientos
que permitan la correcta guía de la comunidad. Pero estos deseos
realizables deben estar acompañados con el esfuerzo de personas
interesadas en tener abierto sus pensamientos al ingr eso de actitudes y
aptitudes, a los conocimientos liberador es.
Contr ibuyamos con un granito de ar ena para la for mación de mejores
ciudadanos a tr avés de un proyecto de educación continua que abarca
desde la salud y el medio ambiente hasta la economía, el desarrollo
ur bano. Sólo con información, conocimiento y educación vamos a poder
aspirar a un Ecuador más justo, más pr ospero donde el bienestar llegue a
todas las familias.
Tengamos el valor para cambiar las cosas que podamos cambiar... la
fuerza par a aceptar las cosas que no podemos cambiar, y la sabidur ía
para distinguir entre ambas.
Rei n g en i er ía H u m a n a
Fabián Muñoz 2003
Este paradigma trae a la mente muchas r eflexiones, y considero que dos
factores entre otr os más, serán causales que impidan la aplicación de este
modelo. El primer factor es el miedo, el cual impide al ser humano a
moverse a lo desconocido, muchas veces pr eferimos aferrar nos al err or , al
fracaso por miedo a que el cambio nos dañe, nos afecte, nos destruya por
completo, nuestro sentido de supervivencia muchas veces nos bloquea la
razón y el pensamiento, entramos en una fase de coma mental que
neutraliza nuestra visión y opaca nuestra creatividad.
No hay peor enemigo al desarr ollo que El temor , El miedo, que genera
en nosotros incertidumbr e y desconfianza, lo que nos conduce a ser
incrédulos, a no confiar en nadie ni en nada, teniendo una sociedad sin
ilusiones, sin suos, sin esperanzas.
Otro factor que asumo será preponderante para impedir la aplicación de
este modelo, es el orgullo”, quien nos impide r econocer nuestros error es,
nos inflexibiliza al cambio, nos impide r ectificar nuestr os pr ocedimientos y
hacer humildes par a aceptar la corrección. Nos cr ea una imagen ir real de
autosuficiencia, de creer que poseemos la verdad absoluta, de que todo lo
sabemos y o sino lo inventamos, pero atr ás del mismo solo se oculta,, la
ignor ancia y la petulancia, el intelectualismo y la erudición no son más que
adornos, una especie de ballet mental en el mejor de los casos, que no
aporta ninguna solución práctica a los reales problemas que nos acontece
en el diar io vivir.
Lo que nuestro mundo necesita son hombres y mujeres prácticos, mentes
poderosas, pensamientos pur os y positivos que den lugar a una nueva
for ma de vida, a una Nueva Civilización. Las ciudades caen pero son
reconstruidas, los héroes mueren pero son recor dados, no existe un mejor
momento que el hoy, el ahora. No existe una mejor razón para el cambio
que el empezar, el re-pensar, el re-aprender, creando una sociedad que
salga de la cultur a del nintendo y pase a la cultura de la lectura. Cr eemos
una contra cultura, que modifique la actual MATRIX como la película,
donde el medio, las fuerzas económicas, nos han generado un mundo irreal
y que nos ha manipulado nuestros sentidos, donde solo vemos lo que ellos
quieren que veamos, decimos lo que ellos quieren r, hacemos, lo que ellos
quieren que hagamos.
Pero en nosotros esta la capacidad del cambio, en nosotros esta en dejar
una sociedad justa y una economía par ticipativa, creando jóvenes con
visión y comprometidos con una misión, atrevámonos a pagar el precio del
desar rollo, sembremos hoy lo que mañana cosecharan nuestr os hijos, no
esperemos milagr os, generemos nuestros propios milagr os, atrevámonos a
soñar , atrevamos a visionar, dime de que tamaño es tu sueño y te diré de
que tamaño es tu Dios.
R
Re
ei
in
ng
ge
en
ni
ie
er
rí
ía
a
H
Hu
um
ma
an
na
a
L
La
a
n
nu
ue
ev
va
a
V
Vi
is
si
ió
ón
n
E
Ec
cu
ua
at
to
or
ri
ia
an
na
a
P
Po
or
r:
:
I
In
ng
g.
.
F
Fa
ab
bi
iá
án
n
M
Mu
uñ
ño
oz
z

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Muñoz Fabian. (2003, marzo 31). La necesidad de una reingeniería humana. Ensayo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-necesidad-de-una-reingenieria-humana-ensayo/
Muñoz, Fabian. "La necesidad de una reingeniería humana. Ensayo". GestioPolis. 31 marzo 2003. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-necesidad-de-una-reingenieria-humana-ensayo/>.
Muñoz, Fabian. "La necesidad de una reingeniería humana. Ensayo". GestioPolis. marzo 31, 2003. Consultado el 17 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-necesidad-de-una-reingenieria-humana-ensayo/.
Muñoz, Fabian. La necesidad de una reingeniería humana. Ensayo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-necesidad-de-una-reingenieria-humana-ensayo/> [Citado el 17 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de rena_lombardero en Flickr
DACJ