La escuela rural mexicana

  • Otros
  • 3 minutos de lectura

Comprender la situación que vivimos actualmente en materia Educativa, sin remitirse o soslayar al México post-revolucionario; es algo impensable y es precisamente por ello que en las siguientes líneas analizaremos el periodo comprendido de 1917 a 1934…. Años en los que se forjaron las bases de la estructura educativa en nuestro País.

Uno de los más grandes problemas que enfrentaba México desde el régimen de Porfirio Díaz, eran sin duda la dispersión Geográfica, la heterogeneidad cultural, el desconocimiento de la lengua castellana, pero sobre todo el analfabetismo de casi el 80% de la población rural.

El Tema educativo era un peso muy grande para los Gobiernos en turno, para ellos la educación era la base del progreso y de la prosperidad y un elemento clave para lograr la unidad nacional.

A pesar del triunfo de la revolución tanto los gobiernos centrales como los estatales conservaron los logros Educativos del porfiriato y pugnaron a favor de la educación popular… así se comenzó a transitar por la educación socialista del cardenismo, el plan de once años, la educación para la unidad nacional y otros programas y tendencias más, a partir de 1921 y hasta 1940 La Secretaria de Educación Publica, (SEP), fue la institución encargada de controlar la jurisdicción de escuelas de los sistemas estatales y municipales, y fue en estos años también donde surgieron y se crearon las Misiones Culturales, El propósito de todo lo enunciado hasta aquí, era asegurar la participación de México en el desarrollo de una nueva sociedad que estuviera acorde con la modernidad de otras naciones.

Otro de los puntos importantes a considerar de esta etapa fue la Ley impulsada por Justo Sierra, ya que en ella se estableció la educación laica, nacional e integral en el Distrito Federal y en los territorios, confirió al Estado el carácter de educador, con la responsabilidad de procurar el desarrollo armónico del estudiante, clausuro las cantinas y fustigo a la iglesia como represora de la voluntad y libero a  las mujeres del encierro doméstico.

Justo Sierra, además, criticó severamente la educación porfiriana… la acuso de  verbalista, autoritaria y apartada de la realidad del pueblo. En más de una ocasión propuso que las escuelas fueran al aire libre, equipadas con jardines, talleres y campos de juego, buscando con ello promover los deportes y la salud, el espíritu cívico e igualitario para que las mujeres también pidieran asistir a la escuela y aprender lo mismo que los hombres.

En medio de todos estos aciertos que ya se vislumbraban es también digno de analizar el contexto social y como se desarrollaba la práctica docente. En primer lugar; las escuelas rurales estaban lejos de llegar siquiera al modesto ideal de sus precursores, por lo general las escuelas eran mixtas y por tanto tenían que luchar contra numerosos prejuicios sociales: los maestros varones eran tratados con desconfianza, y los padres prohibían a sus hijas asistir a la escuela  para evitar el contacto con el sexo opuesto, la diferencia de edades entre educandos y la pobreza extrema impedían el avance de las escuelas y  dependía de la capacidad del maestro para adaptarse a la vida de la comunidad  el  vencer estas ideas. El maestro rural además de su precario salario enfrentaba el aislamiento y la hostilidad para realizar sus labores, esto tenía como consecuencia la endeble formación profesional de aquellos quienes se aventuraban a ejercer la vida magisterial.

La preparación académica de los maestros rurales se convirtió en una premisa para los gobiernos, en respuesta surgieron las Normales Rurales con planes y programas acordes a la época y al contexto y con el objetivo de llevar a cabo la tarea educativa en el medio rural con mayor eficiencia y avalar con un certificado a los jóvenes que se iniciaron en este tipo de educación., Además en 1928 se creó el Instituto Federal de Capacitación Magisterial, con cursos abiertos durante el período escolar y cursos intensivos durante las vacaciones de verano.

Es importante considerar también que el mayor crecimiento de las escuelas rurales fue entre los años 20s y 45s…. siendo la idea original que los jóvenes interesados en el magisterio  se prepararan y se desempeñaran en sus lugares de origen.

Finalmente… no podemos dejar de hacer mención, de la importante colaboración de los Maestros Moisés Sáenz Garza, Rafael Ramírez y Narciso Bassols, quienes hicieron lo propio en el entramaje ideario de la educación rural, con su destacada participación definieron lineamientos y programas específicos para lograr la integración social y cultural en nuestro país, retomando la metodología creada por John Dewey – escuela de acción-, en la que la que el niño es el principal actor de su educación.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Aguilar Arturo. (2016, diciembre 20). La escuela rural mexicana. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-escuela-rural-mexicana/
Aguilar, Arturo. "La escuela rural mexicana". GestioPolis. 20 diciembre 2016. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-escuela-rural-mexicana/>.
Aguilar, Arturo. "La escuela rural mexicana". GestioPolis. diciembre 20, 2016. Consultado el 18 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-escuela-rural-mexicana/.
Aguilar, Arturo. La escuela rural mexicana [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-escuela-rural-mexicana/> [Citado el 18 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de nostri-imago en Flickr
DACJ