La deuda externa en los países subdesarrollados

  • Economía
  • 30 minutos de lectura
La deuda externa
En la actualidad mucho se sigue hablando de la deuda externa y apenas se aprecian
avances en su mejoría, ya la cifra de la deuda externa pública de los países de desarrollo
que representan 165 Estados, (86% de la población mundial) alcanza cifras muy elevadas.
La problemática de la deuda externa ha sido identificada en este contexto, como uno de
los objetivos que la Comunidad Internacional debe trazarse, al abordar de manera
consciente los problemas del desarrollo mediante el comercio y la colaboración
internacional.
No por gusto la Conferencia de las Naciones Unidas (UNTAD) surgida en 1964 ha
reconocido la gravedad de los problemas del endeudamiento exterior del mundo
subdesarrollado y el carácter agudo de alguno de ellos, instándose al estudio y
profundización de todo lo concerniente al fenómeno, así como también a la adopción de
medidas apropiadas para el alivio de la carga que representa, como vía indispensable para
prevenir posibles crisis.
Los países del Norte hacen ver que los del Sur siempre le deben, cuando en realidad
también ocurre lo contrario, los del Norte le deben a los del SUR. El Banco mundial ha
reconocido en sus informes anuales y en específico los de 2003, 2005 y 2006, titulados
Global Development Finance que Los países en desarrollo tomados en conjunto son
prestamistas netos respecto a los desarrollados y que los primeros exportan capitales al
resto del mundo, en particular a Estados Unidos”
El mismo Estados Unidos tiene necesidad de financiación externa producto de un gran
déficit en su cuenta corriente y una de las vías de financiarlo con mayor rapidez es
mediante la venta a los países subdesarrollados de bonos del Tesoro estadounidense. La
mayor parte de los países en desarrollo compra estos bonos con el objetivo de que estos
tienen mucha liquidez y pueden venderlos fácilmente, además de que tienen un
rendimiento muy aceptable. Eric Toussaint, presidente del Comité para la Anulación de la
Deuda del Tercer Mundo (CADTM) ha hecho un estudio exhaustivo sobre este tema.
El 28 de Enero del 2005 en el marco del Foro Social Mundial Porto Alegre, estimulado
por el Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM) y economistas
de izquierda argentinos, surge el Observatorio Internacional de la Deuda (OID).
El objetivo fundamental de la OID es brindar información actualizada y amplia sobre lo
que está ocurriendo en la actualidad con la misma y el papel que están jugando los
gobiernos acreedores y deudores.
Autor: Ernesché Rodríguez Asien
Objetivos de los préstamos a los países subdesarrollados
Existen varios objetivos en cuanto a los préstamos de los países del Norte hacia los del
Sur, pero los cuatro fundamentales son:
1- Enriquecimiento de los gobernantes del Norte y los del Sur
2- Disminución del déficit de la balanza de pagos de los países del Sur.
3- Préstamos para infraestructura ( ejemplo: mega-proyectos energéticos)
4- Créditos a la exportación para sostener las industrias exportadoras del Norte.
( Fomentar la demanda de países del Tercer Mundo de productos del Norte)
De los cuatro objetivos el tercero es el que merece una mayor atención pues en el se pone
al descubierto los intereses económico y comerciales de los países industrializados.
Tanto los bancos del Norte, el Banco Mundial y los gobernantes de los países
industrializados buscan conectar poderosamente los países de la periferia al mercado
mundial, desarrollando la especialización de estos países en la producción de algunos
productos para la exportación, incrementando así su vulnerabilidad y dependencia.
El efecto provocado es que obliga a los países subdesarrollados a centrarse mas en las
exportaciones de materias primas o de productos manufacturados de base, poniéndolos a
competir con los países desarrollados que poseen productos tecnológicos de alto valor
agregado, trayendo como consecuencia en el corto plazo a una presión a la baja de los
precios de los productos que exportaban, disminuyendo los ingresos por exportaciones y
sobre todo una degradación de los términos de intercambio.
Otro elemento a tener en cuenta en los préstamos del Norte hacia el Sur, son los
enriquecimientos de los gobernantes de los países subdesarrollados, pues los préstamos
acordados han sido utilizados para su enriquecimiento personal. Es evidente que una
parte considerable del dinero prestado por los países industrializados jamás llegó a las
economías de los países destinatarios, sin hablar de sus pueblos.1
Uno ejemplo de ello fue en el período de la dictadura argentina, 1976-1982, donde hubo
una complicidad sistemática entre los bancos del Norte, el FMI, los gobiernos de Estados
Unidos y la dictadura argentina para endeudar al país y enriquecer a los gobernantes
argentinos y a las instituciones del Norte. En el caso de América Latina aproximadamente
el 2/3 de la deuda total del continente fue depositado por ciudadanos latinoamericanos en
cuantas bancarias del Norte.
Una parte considerable de este dinero provenía de sumas prestadas a los países de
América Latina y desviados por los gobernantes y empresarios de los países endeudados.
Tres motivos típicos para el grave endeudamiento de un país son:
1 Eric Toussaint: “ La bolsa o la vida. Las finanzas contra los pueblos”
Catástrofes naturales, epidemias y similares, que obligan a pedir préstamos para
paliar sus efectos.
Inversiones en nuevos cultivos, industrias, etc. que pueden fracasar por cambios
en los mercados u otras razones.
Mala administración de los fondos, los cuales producen un déficit sostenido que
supone cada vez más recursos externos para compensarlo.
Esquema de la composición de la deuda de un país del Sur.2
La crisis de la deuda de los años 30 en Latinoamérica
La crisis de la deuda en América Latina es historia larga pues empieza en la década de
los años 30. Exactamente en 1931 la crisis estalla después de un decenio de importantes
flujos de préstamos extranjeros hacia América Latina provenientes principalmente de los
Estados Unidos. Gran Bretaña mantenía una presencia importante en el endeudamiento
de ciertos países, tales como Argentina y Brasil, pero Estados Unidos dominaba el resto
del continente.
Varios factores explican el crecimiento de la oferta de préstamos provenientes de Europa
y de Estados Unidos tras la Primera Guerra Mundial:
2 Esquema extraído del libro de D. Mollet et E. Toussaint, 50 questions, 50 ‘reponses sur la dette, le FMI et
la Banque mondaile, CADTM/Syllepse, 2002, p.39
DEUDA TOTAL
DEUDA EXTERNA.
El acreedor está en el
exterior del país.
DEUDA
INTERNA.
El acreedor está en
el interior del país.
DEUDA EXTERNA
PRIVADA.
El prestatario es organismo
privado, del cual el Estado
no garantiza la deuda.
DEUDA EXTERNA
PÚBLICA.
El prestatario es el Estado o
un organismo del cual el
Estado garantiza la deuda.
PARTE PRIVADA.
El acreedor es un
organismo privado
extranjero.
PARTE
MULTILATERAL.
El acreedor es una
institución multilateral
como el FMI.
PARTE
BILATERAL.
El acreedor es
otro Estado.
La confianza que gozaban las clases dominantes latinoamericanas inspiradas por
una filosofía positivista de progreso.
Las esperanzas puestas en un desarrollo del continente.
La explotación de grandes cantidades de tierras para la exportación
principalmente de productos alimenticios.
El desarrollo de una infraestructura significativa en el ámbito de los puertos,
trenes, producción de energía eléctrica, los progresos de los transportes
intercontinentales permitiendo una mejor integración al mercado mundial.
En los tres países mas desarrollados del continente: Brasil, Argentina, México, la
inversión presentó un gran dinamismo en la década de los 20 y estaba financiada por
emisiones de títulos bien cotizados en Estados Unidos y Europa. Estos países acumulaban
enormes deudas pero todos, ya sean acreedores, deudores u operadores de los mercados
financieros, estaban convencidos que las exportaciones crecerían de manera permanente
asegurando el pago del servicio de la deuda3.
En 1928, los flujos se redujeron sustancialmente ante la saturación de los mercados
financieros por los títulos latinoamericanos. Inmediatamente después del crack bursátil de
1929, las emisiones de títulos latinoamericanos tuvieron fin. Los países latinoamericanos
tuvieron la incapacidad de hacer frente a sus obligaciones de pago.
Orígenes de la crisis de la deuda en la década de los 80 en el mundo
Erróneamente se le ha atribuido al alza del precio del petróleo de 1973 decretado por el
cartel de países del Sur productores de petróleo (reunidos en la OPEP) la causa del
estallido de la deuda del Tercer Mundo. Realmente el endeudamiento viene desde mucho
antes. No obstante dos factores ligados a la subida del precio del petróleo han acelerado
el endeudamiento:
1- La mayor parte del sobrante de los ingresos obtenidos por los países productores
de petróleo fue transferido por los gobiernos del Sur hacia el sistema financiero
del Norte, aumentando la sobreliquidez de los bancos que han buscado cada vez
más colocar préstamos en los países del Sur.
2- Los países del Sur no productores de petróleo han sido afectados por el
incremento en su costo de importación del petróleo, incrementando el déficit de
sus balanzas comerciales. Para poder compensar esta situación fueron forzados a
preceder a empréstitos en los mercados financieros del Norte.4
A partir de 1979 se suceden cuatro hechos perjudiciales para estos países
subdesarrollados:
3 Ibidem
4 Montes, Pedro (1996): “El desorden neoliberal”
1. Suben los tipos de interés (se multiplican por cuatro desde finales del año 1970
hasta principios del año 80), lo cual precipita la crisis de la deuda del año 1982, se
populariza (por inevitable) la adquisición de nuevos préstamos para hacer frente
al pago de deudas impagables, provocando a partir de ahí la catástrofe económica
de esa década y la multiplicación de la deuda.
2. Se aprecia fuertemente el dólar.
3. Cae el comercio mundial y se deprecian las exportaciones del Sur ( disminución
de los precios de las materias primas en 1982)
4. Se inician además, los planes de ajuste estructural.
En la década de los 70 la inflación había alcanzado índices super altos afectando en gran
medida a los acreedores, esto motivó que la Reserva Federal de Estados Unidos elevara
las tasas de interés como nunca antes para combatir la gran inflación que se había
producido, estas altas tasas de interés se difundió a todo el mundo a partir de 1980.
El resultado de las altas tasas de interés afectó los salarios, el empleo, así como a los
países subdesarrollados con más deudas. También hubo un déficit comercial en los países
del Sur debido a la contracción de las exportaciones y a la caída brusca de los precios de
las materias primas creando desde agosto de 1982 una situación de estrangulamiento
financiero para los países del Tercer Mundo.
La combinación del incremento de las tasas de interés con una disminución de los
ingresos por exportación crea un estrangulamiento financiero en estos países. Todo lo
anterior trae consigo un déficit del balance comercial que hay que cubrirlo con nuevos
préstamos.
México en agosto de 1982 declara que no tiene capacidad para hacer frente a sus
compromisos financieros internacionales. Otros países de diferentes regiones del mundo
(África, Asia y América Latina) siguieron los mismos pasos que México.
Importancia del no pago de la deuda externa:
En 1932, doce países habían suspendido total o parcialmente el pago de sus deudas; en
1935 eran 14. La mayoría de los países que pusieron fin al pago de sus deudas conocieron
una reactivación económica en los años 30 a pesar de la detención de los préstamos
exteriores.
Hubo países latinoamericanos que aunque hubieron podido mantener sus pagos de la
deuda, no lo hicieron porque consideraron que el costo interno seria muy elevado. El no
pago de estos países le dio la oportunidad a los mismos a guardar importantes recursos
financieros a fin de poner en prácticas políticas monetarias expansivas. Gracias a ello
estos países pudieron producir una gran a cantidad de mercancías que antes tenían que
importar de los países desarrollados.
Según un estudio realizado por un destacado analista latinoamericano, David Félix, la
evolución económica y comercial entre 1929 y 1939 de cinco países que repudiaron
completamente sus deudas (Brasil, Colombia, Chile, México y Perú) comparada con la de
Argentina, que procedió a una anulación parcial, se llegó a la conclusión que la anulación
total de la deuda permitió a los cinco países compensar sus desventajas comerciales con
relación a Argentina.5
La importancia de la anulación total o parcial de la deuda incrementa la producción y
también facilita incrementar las importaciones. Ejemplo de ello es que el crecimiento del
PNB de Brasil, Colombia y México entre 1929 y 1939 fue superior a la de Estados
Unidos, Francia y Canadá. También después de 1932 la tasa de crecimiento de la
producción industrial de México, Colombia y Chile superó al de Argentina.
En la década de los 80s como la de los 90s el crecimiento de la deuda externa fue muy
negativo para el desarrollo regional ya que había una gran deuda acumulada.
En el 2005 según CEPAL, la deuda externa de la región alcanzaba los 679,18 miles de
millones de dólares, descendiendo a 632,849 miles de millones en el 2006. En el 2006 la
inversión regional como porcentaje del PIB se situó en un 21,7% representando un
incremento con relación al 2005, aunque no supera el valor observado en 1997 que fue de
un 22,7%, nivel máximo que se ha mantenido desde el año 1990.6
En el 2006 las exportaciones en América Latina aumentaron un 21% y las importaciones
crecieron un 20%; estas cifras fueron muy similares a las alcanzadas en el 2005. Se prevé
que el saldo de la balanza de bienes de América Latina haya registrado un incremento de
22 400 millones de dólares, lo que representa un 27% con respecto al 2005 y supere en
más del 80% al de 2004.7
Hay un grupo de países como Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Perú
y Venezuela, que tuvieron un crecimiento rápido en sus exportaciones, creciendo
positivamente gracias a sus ventas de materias primas y de petróleo en los mercados
internacionales.
No obstante la relación entre: deuda externa y Producto Interno Bruto en el 2005 llegó a
un 45.9% demostrando que la región sigue siendo vulnerable ante la deuda, pues el
coeficiente de endeudamiento (deuda/PIB) sigue siendo muy alto para muchos países del
área.
Los ingresos de las exportaciones de los países subdesarrollados se dirigen en su mayoría
al pago de la deuda externa. América Latina reembolsa la deuda con sus ingresos de
exportación.
El coeficiente deuda-exportaciones en la región en los últimos años ha tenido una
disminución gracias al auge exportador de algunos países subdesarrollados. No obstante
su magnitud continúa elevada en relación al tamaño de estas economías.
5 Ibidem
6 CEPAL 2006
7 Ibidem
Algunas consecuencias del gran endeudamiento de un país pueden ser:
Imposibilidad de obtener nuevos créditos en caso de necesidad.
Imposición de duras condiciones por parte de los acreedores, incluyendo políticas
económicas restrictivas, generalmente muy duras con la población, y de corte
neoliberal, que impiden competir en igualdad de condiciones con otros países.
Crecimiento desbocado de la inflación, que hace aún más difícil pagar la deuda.
Con frecuencia, la deuda es tan grande que el país no es capaz de pagar ni los
intereses, con lo que la deuda va creciendo con el tiempo, en vez de disminuir.
Así, el desarrollo económico del país puede ser imposibilitado por la deuda,
entrando en una espiral sin fin de empobrecimiento.
Malos manejos en las políticas internas del país que conlleva a crisis económicas.
Los Países Pobres Altamente Endeudados8 (HIPC’S por sus siglas en inglés) que lo
componen en la actualidad 42 países, superan el 300% en su relación
deuda/exportaciones, por encima del 200%, que es el límite para una deuda manejable.
La deuda externa latinoamericana, como porcentaje de las exportaciones, pasó de 215,2%
en 1980 a un nivel récord de 261% en 1990. Entre el 2000 y el 2006 este indicador ha
oscilado en torno a 177% como promedio regional, aunque se conoce que para muchos
países este indicador supera el promedio de la región.9
Los obstáculos al comercio no permiten a los países subdesarrollados acceder a los
mercados en los países industrializados, con lo que el pago de los compromisos de la
deuda externa se perpetúa en el tiempo.10
Hay que tener en cuenta que los incrementos en las tasas de interés de los Estados Unidos
hacen que se mantengan los altos niveles de endeudamiento observados en algunos países
de la región y que el crecimiento económico de estos países sea vulnerable.
El pago de la deuda externa para los países subdesarrollado constituye un empeoramiento
en la situación social de estos pueblos ya que el pago de las deudas internas hará que los
gobiernos realicen ajustes fiscales aún mayores, a través de reducción de presupuestos
sociales e incremento impuestos. Un ejemplo de ello es que el gobierno de Brasil en el
2005 compró en el mercado 30 mil millones de dólares, principalmente a través de la
emisión de bonos de la deuda interna para de esta forma incrementar sus reservas
internacionales y permitir los pagos adelantados a los acreedores internacionales.
En resumen la utilización de las reservas monetarias nacionales para el pago de la deuda
externa va en perjuicio de los programas sociales tan necesarios para el desarrollo.
8 Incluye un total de 42 países , con un PNB per capita en 1993 de 695 dólares o menos, una relación
deuda/exportaciones superior al 220% y una relación deuda/PNB mayor al 80% en términos de valor neto
actualizado en 1993
9 World Econmic Outlook 2006
10 Hernández, Gladys “ Evolución de la Deuda Externa del Tercer Mundo”
La Iniciativa HIPCs
Hasta la fecha el mundo subdesarrollado no ha podido contar con una estrategia
acreedora verdaderamente efectiva y coherente que le permita reducir significativamente
los elevados montos de deuda acumulados por estos países a lo largo de los años; ninguno
de los diferentes programas propuestos, desde el Plan Baker de 1985, hasta el
lanzamiento de la Iniciativa HIPC’S reforzada en 1999, han logrado revertirse en un
sustancial alivio de la deuda, sino en meros paliativos del problema
Estos son algunos de los programas que han surgido para aliviar la deuda:
Plan Baker
Plan Brady
Club de Paris
Club de Londres
Iniciativa HIPC’S
La iniciativa HIPC’S es uno de los programas mas discutidos en el seno de la reducción
de la deuda y de los que ha sido mas criticados. En septiembre de 1996 el Fondo
Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) proponen la iniciativa HIPCs
( Heavily Indebted Poor Countries), con el supuesto objetivo de llevar a niveles
sostenibles el endeudamiento externo de los países más pobres altamente endeudados,
que estuvieran desarrollando programas adecuados de ajuste económico y reformas
estructurales
La deuda de este grupo de países representa sólo el 9% de la deuda de los países
subdesarrollados. Estos países aportan sólo el 5% de las exportaciones de los países
subdesarrollados y producen solo el 3% del PNB del Tercer Mundo. Para los países
pobres altamente endeudados, la estructura de la deuda es mayoritariamente deuda
pública, cerca del 80% garantizada de manera oficial.
Para ser clasificado como país pobre más endeudado y ser seleccionado para esta nueva
Iniciativa de alivio, las condiciones son las siguientes:
El país deberá tener ingresos per cápita inferiores a 400 dólares.
El país deberá mostrar una sólida evolución bajo los programas de ajuste
diseñados por el FMI para cada caso.
El país deberá haber agotado previamente todas las variantes de alivio de la deuda
existentes para lograr un nivel de deuda sustentable. Esas variantes se han descrito
con antelación.11
El criterio de sostenibilidad de la deuda considera sólo unos pocos coeficientes que a
juicio de los diseñadores de esta propuesta son fieles indicadores de la capacidad de pago
de un país. Entre algunos de ellos tenemos la relación deuda/exportaciones, servicio de
11 S. Claessens et al: “ Analytical aspects of the debt problems of highly indebted poor countries” in Z.Iqbal
and R. Kanbur, eds., External Finance for Low-Income Countries, IMF. Washington D.C, 1997,p.29
la deuda/exportaciones, deuda/ingresos fiscales, todos en términos de valor neto
actualizado (VNA).12
Según el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, una deuda por debajo del
200% del valor actual de la relación deuda/exportaciones, debe generar una mayor
inversión, lo que impulsaría el crecimiento económico, permitiendo a los países
mantenerse al día con el servicio de la deuda. Un documento de funcionarios del Banco
Mundial confirmaba que países latinoamericanos y otros países en desarrollo con
coeficientes deuda/exportación por debajo del 200% tienden a evitar la reprogramación y
los problemas de atraso en los pagos.13
Bajo los supuestos inicialmente establecidos, los países potencialmente elegibles se
reducían sólo a 20 de los 41 que conforman el grupo HIPCs. El resto, como se considera
que podían manejar sus niveles de deuda, quedaban de entrada excluidos.
Lo nuevo de esta iniciativa era que por primera vez involucraba, aunque en diferentes
formas a todos los acreedores: bancos y acreedores oficiales tanto bilaterales, como
multilaterales. Pero, el objetivo de la propuesta iba encaminado desde un inicio a la
reducción de la deuda oficial bilateral de carácter concesional, el tratamiento al resto de
las categorías de deuda quedaba a la voluntariedad de los acreedores.
El mecanismo de implementación de la propuesta era complicado y no respondía a la
urgencia del problema. Luego de una fase preparatoria o de calificación, donde el país
adopta programas de ajuste y reforma del FMI y el BM por tres años, sin recibir ningún
otro beneficio adicional que no sea lo que cada uno lograra renegociar en el marco del
Club de París bajo los términos de Nápoles, se fijaban entonces los aspectos
fundamentales de la iniciativa:
1- Punto de decisión: No es más que el momento en que se confirma la elegibilidad
del país; al final de la fase preparatoria se decide a partir del análisis de
sostenibilidad de la deuda si el mismo califica o no para la iniciativa. Empieza
entonces un nuevo período de tres años más donde excepto en casos
excepcionales no se recibía ningún beneficio adicional de los que propone la
iniciativa.
2- Punto de Culminación: Ya se comienzan efectivamente a aplicar las nuevas
condiciones: la reducción del 80% de la deuda negociada en el Club de Paris bajo
los términos de Lyon14 y otorgamiento por parte del resto de los acreedores de un
tratamiento equivalente para las otras categorías de deudas.
12 Se define como la sumatoria de todas las obligaciones futuras del servicio de la deuda descontada a las
tasas de interés de mercado, lo que en cierta forma indica el grado de concesionalidad que le otorgan a la
propuesta (VNA)
13 S. Claessens et al: “ Analytical aspects of the debt problems of highly indebted poor countries” in Z.Iqbal
and R. Kanbur, eds., External Finance for Low-Income Countries, IMF. Washington D.C, 1997,p.29
14 Supone una reducción del 80% de la deuda frente a un 67% que representa los términos de Nápoles.
Como la implementación de la iniciativa se tornaba lenta y resultaba totalmente
inefectiva, en Septiembre de 1999 en la Reunión conjunta del FMI y el BM se decide
reforzar la misma, planteándose la reducción de 100 mil millones de dólares del monto
total acumulado por los países más pobres altamente endeudados. De modo que en
ningún momento y esto es algo engañoso, se habla de eliminar la deuda de este
grupo sino nada más que de reducirla a prácticamente la mitad.15
Los aspectos claves según sus promotores que distinguen a esta nueva versión, conocida
como HIPCs ampliada son:
Establecer un marco para la disminución de la pobreza vinculada a la reducción
de la deuda. De modo que ahora se necesita, además del análisis de sostenibilidad
de la deuda, la elaboración de una Estrategia para la Reducción de la Pobreza, que
deberá ser chequeada por las instituciones financieras internacionales. Una vez
formulado el informe sobre la Estrategia que se propone, puede tener lugar el
punto de decisión, pero el de culminación necesitará de que dicha estrategia
muestre progresos en su implementación.
Proporcionar un rápido alivio de la carga de la deuda logrando que entre el punto
de decisión y el de culminación se garantice una real reducción de la misma e
introduciendo además un punto de culminación flotante, que dependa más de
los logros y resultados concretos que el del cumplimiento de un período
preestablecido.
Garantizar un profundo y amplio alivio del peso de la deuda, flexibilizando los
supuestos umbrales de sostenibilidad con lo cual se ampliaba el número de países
potencialmente elegibles a 32 y otorgando un mayor grado de condonación de la
deuda, 100% para la deuda concesional y 90% para la comercial.
Cuadro 116
HIPCs HIPCs ampliada
Niveles de sostenibilidad de la deuda
-deuda/exportaciones (200 y 250%) (150%)
-servicio de la deuda/exportaciones (20 y 25%) (15 y 20%)
-deuda/ingresos fiscales < 280% < 250%
- exportaciones/PIB < 40% < 30%
-ingresos tributarios/PIB < 20% < 15%
Niveles de condonación de la deuda 80% 100% AOD
90% Deuda oficial
con carácter comercial
Países Potencialmente elegibles 20 34
Costo de la Iniciativa (VNA, miles de millones USD) 12,5 33
15 La Iniciativa HIPCs para la reducción de la deuda: ¿solución o distracción?, Enero 2001, BCC
16 Ibidem
En la práctica se flexibilizó la implementación de la propuesta debido a los siguientes
factores:
-Constantes críticas por la inefectividad y lentitud de la iniciativa
-La necesidad de un alivio rápido de la carga del endeudamiento
-El récord acumulado por los países beneficiados en materia de cumplimiento de
programas de ajuste del FMI y del BM
-La urgencia de los problemas pendientes.
-Los países de ingresos medios no entran en la categoría de los Países más
Endeudados.
Dentro de las críticas fundamentales a esta Iniciativa es la que se le hace al FMI por
introducir el modelo neoliberal, liberalizando el comercio y privatizando en estos países
mediante los programas de ajustes estructurales. De esta forma también el FMI tuvo en
cuenta las grandes deudas, en particular las deudas con las instituciones multilaterales,
como una herramienta para mantener la presión sobre los países que debían introducir
reformas.
El FMI vio una oportunidad en las nuevas ideas sobre el alivio de la deuda adjuntando
ahora a la deuda un programa de reformas más extenso y en algunos casos más riguroso.
Para muchos acreedores al igual que para el FMI la Iniciativa HIPCs no tuvo que ver con
la sostenibilidad de la deuda ni con la reducción de la pobreza, sino con las reformas de
liberalización.
La justificación principal por la lentitud de esta Iniciativa ha sido la valoración del FMI
de que los países no están introduciendo las reformas con suficiente rapidez.
Por todo lo anterior la Iniciativa recibió fuertes críticas desde su formulación ya que
resultaba obvio que ofrecía mucho más a los acreedores que a los pueblos de los propios
países pobres endeudados.17
Actualidad de la Deuda Externa del Tercer Mundo
La deuda externa en la actualidad se caracteriza por cinco características fundamentales:
1- El Sector Privado es el protagonista
2- Los principales acreedores son los privados
3- La deuda es básicamente titularizada
4- Mayor dispersión de los acreedores
5- Los acreedores en su mayoría son anónimos
Estas características vienen manifestándose desde la década de los 90 haciendo mas
complejo el proceso de renegociación ante una cesación de pagos, aumentando el peligro
para los países de la región. A esto se le suma la gran deuda acumulada por casi cuatro
décadas.
17 Hernández, Gladys “ Evolución de la Deuda Externa del Tercer Mundo”
En general la dinámica del endeudamiento externo de los últimos 15 años se ha
caracterizado por:
Primero. Desplazamiento de los prestatarios soberanos a favor de los privados, aunque
la deuda del mundo subdesarrollado sigue siendo básicamente pública. La deuda privada
creció como promedio anual en un 24% entre 1990 y el 2005, al tiempo que la publica lo
hizo en apenas un 2%.18
Segundo. Acelerado crecimiento de la deuda con acreedores privados. Mientras que ésta
creció en un 34% como promedio anual entre 1990-2005, la concertada con acreedores
oficiales lo hizo en menos de un 30%19 y básicamente como resultado de las operaciones
de rescate del FMI a países en crisis. No obstante, la deuda en términos de stock del
conjunto de países subdesarrollados, sigue siendo una deuda soberana con acreedores
privados.
Tercero. Acelerado ritmo de incremento de la deuda de corto plazo. Mientras que la
deuda de mediano y largo plazo creció como promedio anual en 4,6%, la de corto plazo
lo hizo en algo más del 6%.20. Esto se explica por la cautela de los prestamistas cuando
las principales economías subdesarrolladas comenzaron a regresar a los mercados
internacionales de capitales a inicios de los 90s.
Cuarto. Titularización de la deuda como resultado de los cambios en el patrón de
financiamiento a escala internacional. El desplazamiento de los préstamos bancarios por
las operaciones con títulos valores, ha favorecido la utilización de una amplia gama de
instrumentos financieros. Actualmente, algo más del 85% del stock de la deuda de
mediano y de largo plazo de América Latina se encuentra bonificada y en diferentes
modalidades.
Quinto. Persiste la marcada concentración de la deuda aunque se aprecia un cambio i
portante en términos de la distribución regional de la misma. La deuda externa de
América Latina y el Caribe representaba a fines del 2005 el 28% de la deuda total del
mundo subdesarrollado, mientras que el de Europa y Asia Central absorbía el 30%,
básicamente por el nivel de pasivos externos generadores de deuda de Rusia y Turquía
quienes absorben el 25.6% y el 20.4% respectivamente del total regional.21
18 Cálculos realizados por la Dra. Marlen Sanchez a partir del World Bank. Global Development Finance,
2000 y 2006.
19 Ibid.
20 Ibid.
21 Cálculos realizados por la Dra. Marlen Sanchez a partir del World Bank. Global Development Finance,
2006
Conclusiones
La sostenibilidad de la deuda se ha convertido en un desafío primordial para alcanzar los
Objetivos de la Declaración del Milenio, siendo esencial la coordinación entre la
eliminación de las barreras comerciales y los subsidios a la agricultura en los países
desarrollados.
La movilización de los recursos tanto internos como externos resulta indispensable para
potenciar el comercio, promover el desarrollo y reducir la pobreza, en tal sentido deberán
ser objeto de constante estudio e identificación las vías por las que las políticas
comerciales afectan la capacidad de un país para movilizar la financiación para el
desarrollo y atender el servicio de la deuda.
Los organismos multilaterales están llamado a jugar un papel esencial en la deuda
externa, al coordinar acciones y promover estrategias entre los países desarrollados con
este fin, los cuales a su vez deberán establecer como objetivos de alta prioridad la
apertura al comercio y la ayuda, así como asegurar que sus políticas macroeconómicas
favorezcan la estabilidad y el crecimiento de la economía mundial.
El comandante Fidel Castro expresó: La deuda externa es uno de los mayores
obstáculos para el desarrollo y una bomba más, lista para estallar bajo los cimientos de
la economía mundial en cualquier coyuntura de crisis económica. Hoy más que nunca,
se hace evidente que la deuda es un problema político y por tanto, exige una solución
política. No se puede seguir ignorando que se trata de un asunto cuya solución tiene que
venir fundamentalmente de quienes tienen en los recursos y el poder parea ello: los
ricos”.
Propiciar una solución verdadera al creciente endeudamiento de los países
subdesarrollados, que constituye hoy uno de los mayores obstáculos para que puedan
salir de esa condición. Los países ricos deberían condonar y anular la deuda, como una
obligación histórica, moral y ética; teniendo en cuenta que la misma ya ha sido pagada
muchas veces y que en muchos países se trata de una “deuda odiosa” que fue contraída,
en su momento, por gobiernos despóticos, de facto o producto de golpes de estado y
ahora está siendo heredada por la masa trabajadora, los campesinos e indígenas que nada
tuvieron que ver con esa obligación contraída.
Bibliografía
“¡Investiguemos! la Deuda. Manual para realizar auditorias de la deuda del
Tercer Mundo.” Ginebra, Octubre 2006.
Eric Toussaint “La bolsa o la vida. Las finanzas contra los pueblos” Ciencias
Sociales, La Habana 2003.
“Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo”. UNTAD
XI, Sao Paulo 2004.
Global Development Finance, Country Tables. The World Bank, 2000
Sánchez, Marlén. La iniciativa HIPCs para la reducción de la deuda”, La
Habana 2001.
Banco Mundial. 2003 “Informe de Desarrollo Mundial”. 2003
Banco Mundial. 2005 “ Global Development Finance”, septiembre 2005
Banco Mundial.2006 Segunda evaluación acerca de los avances de la
icniactiva para la reducción de la deuda externa en los países pobres altamente
endeudados”, Mayo 2006.
CEPAL. 2006ª América Latina y el Caribe: Balance Económico del año 2006”.
2006. http://www.cepal/.org.
FMI. 2006. “ World Economic Outlook”, septiembre 2006.
PNUD. 2006. “ Informe de Desarrollo Humano”, 2006. Nueva Cork
Oliver Lorillu “Deuda del Sur, Deuda Estadounidense. ¿Cual es la realidad?
“Libre Comercio y Subdesarrollo” Colectivo de Autores del CIEM. Ciencias
Sociales, La Habana, 2006.
“ALCA. Proyecto Neoliberal de Anexión”. Colectivo de Autores del CIEM.
Editora Política. La Habana, 2005.
Anexos

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Rodriguez Asien Ernesché. (2007, septiembre 17). La deuda externa en los países subdesarrollados. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/la-deuda-externa-en-los-paises-subdesarrollados/
Rodriguez Asien, Ernesché. "La deuda externa en los países subdesarrollados". GestioPolis. 17 septiembre 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/la-deuda-externa-en-los-paises-subdesarrollados/>.
Rodriguez Asien, Ernesché. "La deuda externa en los países subdesarrollados". GestioPolis. septiembre 17, 2007. Consultado el 14 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/la-deuda-externa-en-los-paises-subdesarrollados/.
Rodriguez Asien, Ernesché. La deuda externa en los países subdesarrollados [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/la-deuda-externa-en-los-paises-subdesarrollados/> [Citado el 14 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fraggy en Flickr
DACJ