Integración y marginación de las organizaciones indígenas en Argentina

  • Otros
  • 4 minutos de lectura

Las claras evidencias que nos da el actuar diario de muchas personas, nos hace pensar que estamos cada vez más lejos de convivir en forma tolerante, “inteligente”, y sobre todo, de una manera ejemplar. Aún es más preocupante si las faltas más graves provienen de grandes liderazgos, más que de personas comunes y corrientes.

La incapacidad humana de ver a las personas de distintas etnias con los mismos ojos que vemos a nuestros compatriotas, aunque muchos lo dejen pasar, es un gran problema, que nos deja cada día un poco más abajo en nuestra escala social.

El texto “La Organización de los Pueblos Indígenas en Argentina: El caso de la ONPIA”, nos da clara información del caso de la diversidad societal en Argentina, un país donde el problema de la población indígena alcanza un nivel bastante alto de discriminación y donde es preocupante la gran cantidad de Pueblos Indígenas que existen en el país, y de los cuales muchos ni siquiera son reconocidos.

Este caso se hace parte del movimiento continental de los Pueblo Indígenas. En donde, más aún, la realidad de sus demandas no varía de las del resto del escenario mundial, pues también se han visto envueltas en el bochornoso y obligatorio desenlace marcado por la violencia.

“Con veintiún Pueblos Indígenas reconocidos constitucionalmente, la República Argentina vivió un proceso de demanda de estos Pueblos Originarios movilizados (al igual que la mayoría de los países en los cuales el control y violencia simbólica apremia a los pueblos), que ha tenido como resultado una serie de respuestas legales preliminares y que no satisfacen el actual escenario de las reivindicaciones centrales y esenciales que posibilitan su sobre vivencia” (Davinson y Cuyul, 2007: 8).

El censo e investigaciones hechas por el Instituto Nacional de Estadísticas y censos (INDEC), nos indica lo siguiente:

“… publicó en junio de 2006 las primeras sistematizaciones de su Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) relevada durante el año 2004 y 2005 donde se refleja en gran medida los procesos de asentamientos indígenas en la marginalidad de la capital Argentina” (Davinson y Cuyul, 2007: 20).

Datos como estos dejan a la vista los reales problemas de integración que existen en nuestros días para los pueblos indígenas en Argentina, una realidad que no sólo es propia de este país, sino que de muchos otros de Latinoamérica y, porque no decirlo, de nuestro propio país, pues en Chile aún existen muchas dificultades para lograr por completo la aceptación e integración del Pueblo Mapuche.

Hace ya varias décadas y en muchos lugares del mundo Los Pueblos Indígenas están buscando la manera de que sus derechos sean respetados, como “personas”, como un pueblo y sobre todo como parte de ésta gran sociedad global, en la que muchas veces pasamos por alto el hecho de que existen personas con distintas situaciones de vida, con culturas distintas entre los demás, y lo más importante, con derechos que aún no somos capaces de respetar.

También en estas últimas décadas, (como se señala en el texto) América Latina se ha visto enfrentado a muchos peticiones de parte de las organizaciones indígenas, con el propósito que estos reconozcan los derechos que les son propios.

Es por esto que muchos estados han abierto una búsqueda de nuevas alternativas, que dejen fuera la marginación y la diferencia, pero ¿Se está cumpliendo realmente con los requerimientos de estos pueblos, o simplemente se estás buscando soluciones momentáneas que oculten los reales problemas de estas organizaciones?, ¿Se estará perdiendo el norte del asunto principal con medidas que no han traído más que descontentos y protestas en muchos países?

El caso de la Organización Nacional de Pueblos Indígenas en Argentina, (ONPIA) puede verse como una respuesta a muchas insatisfacciones vividas por los Pueblos Indígenas en este país.

…hemos querido retratar a sus dirigentes, mujeres y hombres, que han entregado un legado de sus esfuerzos y sueños de justicia… (Davinson y Cuyul, 2007: 7).

La existencia o creación de éste tipo de organizaciones es la prueba de que hay interés por una integración justa y digna, que no debiera verse como una obligación del estado, sino como un derecho de todos estos pueblos que, hasta el momento en muchas ocasiones, están quedando al margen de una participación igualitaria.

¿Integración o Marginación? Parecen muy distintas, pero en muchas ocasiones una se lleva a la otra.

Frecuentemente escuchamos de la creación de diversas Instituciones u organizaciones en ayuda al desarrollo y vida optima de muchos pueblos originarios. La idea no es sólo que existan, sino que busquen el cumplimiento de las leyes que resguardan a estos pueblos. Para lograrlo es necesario un compromiso verdadero, no una obligación, que sepa crear una verdadera integración y dejar al lado el camino de la marginación.

Por supuesto. La propuesta no es fácil, y lo más difícil es que no se encuentra en manos de cualquiera, sino en la forma de hacer política.

…la existencia por la ley Nº 23.302 del año 1985 del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) no a logrado al menos del sellado burocrático, engorroso y a veces irregular de la forma de hacer política pública que caracteriza a la institucionalidad estatal en muchos de nuestros países latinoamericanos y del Caribe (Davinson y Cuyul, 2007: 9).

En éste texto los autores han dejado bastante claro su descontento y preocupación por la forma de abordar este problema, pues tal vez el gran problema reside en la manera que se llevan a cabo las posibles soluciones. Los Pueblos Indígenas no deben ser vistos como un problema, si no tal como lo son: una cultura distinta, pero no por eso menos merecedora de lo que la modernidad nos entrega.

El caso de la nación Argentina, se ve estrechamente dificultoso debido a la importante cantidad de Pueblos distintos entre si.

…hemos referido que constitucionalmente se reconocen 21 Pueblos indígenas, en tanto los organismos censales señalan 22 Pueblos, el INAI habla de 24 y otros organismos no gubernamentales de 27… (Davinson y Cuyul, 2007: 27).

Fuentes:

Bibliográficas: Davinson, Guillermo y Andrés Cuyul,(2007)La organización de los Pueblos Indígenas en Argentina: El caso de la ONPIA. Buenos Aires Argentina: Imprenta Los Gatos.

Este ensayo fue desarrollado en el marco de la asignatura Instituciones Sociales de la Carrera de Servicio Social de la Universidad de La Frontera, y los insumos son parte del análisis del libro, La organización de los Pueblos Indígenas en Argentina: El caso de la ONPIA de Guillermo Davinson y Andrés Cuyul, (2007) Argentina: ONPIA.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Gómez Parra Katherine. (2007, julio 3). Integración y marginación de las organizaciones indígenas en Argentina. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/integracion-y-marginacion-de-las-organizaciones-indigenas-en-argentina/
Gómez Parra, Katherine. "Integración y marginación de las organizaciones indígenas en Argentina". GestioPolis. 3 julio 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/integracion-y-marginacion-de-las-organizaciones-indigenas-en-argentina/>.
Gómez Parra, Katherine. "Integración y marginación de las organizaciones indígenas en Argentina". GestioPolis. julio 3, 2007. Consultado el 16 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/integracion-y-marginacion-de-las-organizaciones-indigenas-en-argentina/.
Gómez Parra, Katherine. Integración y marginación de las organizaciones indígenas en Argentina [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/integracion-y-marginacion-de-las-organizaciones-indigenas-en-argentina/> [Citado el 16 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de derechosindigenas en Flickr
DACJ