Impacto ambiental de las actividades de producción desde la perspectiva de la Axiología en el estado de Chiapas, México

El presente trabajo pretende mostrar al lector cuáles son los impactos ambientales que el Estado de Chiapas ha estado sufriendo a manos del ser humano. También verá que el ser humano es el único ser en todo el planeta que tiene la capacidad de razonar sobre sus acciones, sin embargo, ha sido el más destructivo. Nuestras acciones sobre el planeta deberán ser valoradas desde el punto de vista de la axiología, desde los valores, con la finalidad de reflexionar adecuadamente sobre el daño que le hemos causado a nuestro hogar: la Tierra.

Introducción

Chiapas es un estado ubicado en el sureste mexicano. Es un estado que por no contar con muchas industrias, comparándolo con el norte del país, no ha alcanzado el nivel de contaminación de esas ciudades. Sin embargo, ya se están resintiendo los efectos del cambio climático. Hemos observado que llueve con mucha más precipitación que otros años, las temperaturas cada vez parecen ser más altas, las enfermedades son cada día mucho más frecuentes. En síntesis nuestra calidad de vida cada día se encuentra más deteriorada.

El mayor problema que reside en nuestro estado y que es causante del gran problema de la contaminación, como la que ocurrió en el Cañón del Sumidero, es nuestra cultura. En efecto, no hemos desarrollado hábitos que ayuden a cuidar nuestro ambiente, y esto empieza desde nuestra casa.

Sin embargo, un cambio de actitud podrá ayudarnos a mejorar esta situación. Tal vez no logremos retroceder los efectos del cambio climático, pero sí se puede hacer que este proceso sea más lento. Y esto requiere el compromiso de cada ser humano.

1.- Generalidades del estado de Chiapas

El Estado de Chiapas se localiza al sureste de México; colinda al norte con Tabasco; al este con la República de Guatemala; al sur con la República de Guatemala y el Océano Pacífico; al oeste con el Océano Pacífico, Oaxaca y Veracruz-Llave.

Cuenta con una superficie territorial de 74,415 km2 y es el octavo estado más grande en la República Mexicana.

Se conforma de 118 municipios, mismos que se distribuyen en nueve regiones: Centro, Altos, Fronteriza, Frailesca, Norte, Selva, Sierra, Soconusco e Istmo-Costa.

La capital del estado es la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.

El nombre de Chiapas proviene de la palabra Chiapan o Tepechiapan, forma en que se designaba a la antigua población indígena de “los chiapanecas”, y cuyo significado es “Cerro de la Chía ” o “Agua debajo del Cerro”. Los conquistadores, al fundar dos ciudades en la región, Chiapa de los Indios y Chiapa de los Españoles, adoptaron para ambas el nombre de Provincia de las Chiapas.

2.- Principales actividades económicas del estado

De acuerdo con datos proporcionados por el Gobierno del estado, Chiapas se caracteriza por ser un estado de actividades primarias, como lo son: la agricultura, la ganadería, la pesca; y por su amplia variedad de bosques y selvas también se efectúan las actividades forestales, continuándole la industria minera.

Los productos que se obtienen de la agricultura son: el mango ataulfo, algodón, papaya maradol, café, plátano, cacao, soya, ajonjolí, maíz, arroz, fríjol, cacahuate, azúcar de caña, pastos y praderas en verde.

En la ganadería se trabaja en producción bovina, porcina y la avicultura.

En la pesca destaca la captura de tiburón, berrugata, atún, camarón, lisa, mojarra, jaiba, sierra, bagre y robalo.

En cuanto a la actividad forestal encontramos principalmente la explotación en árboles de coníferas y especies comunes tropicales; sobresaliendo el cedro, la caoba, el pino y el encino.

En la industria minera, los productos de mayor extracción son el ámbar, el azufre y la caliza.

Las empresas industriales de mayor nombre en el estado son Comisión Federal de Electricidad y Petróleos Mexicanos. CFE controla las cuatro presas hidroeléctricas del estado; las cuales son: Malpaso (Presa Netzahualcóyotl), La Angostura (Dr. Belisario Domínguez), Chicoasen (Ing. Manuel Moreno Torres) y Peñitas. PEMEX se encuentra en los municipios de Reforma, Pichucalco, Juárez y Ostuacán.

En el sector secundario encontramos algunas empresas como: ensambladoras de partes automotrices, plantas refresqueras, empacadoras de frutas, procesadoras de café y cacao, productoras de cal, ladrillo y otros materiales de construcción; ingenios azucareros, mueblerías de madera y metal, procesadoras de lácteos, elaboración de embutidos y alimentos para ganado, maquiladoras textiles, imprentas y editoriales; así como los dedicados a la elaboración de artesanías, como: alfarería, joyería de ámbar, cerámica, lapidaria y jarcería, entre otras.

En los últimos años, se le ha dado mucha importancia a las actividades turísticas, por lo que el comercio, los restaurantes y la hotelería han tenido mayor crecimiento. Chiapas cuenta con hermosos lugares turísticos, como lo son el Cañón del Sumidero, ciudades coloniales como San Cristóbal de las Casas, herencias ancestrales de la cultura maya en los municipios de Palenque, Bonampak y otros.

De acuerdo con el INEGI , las actividades económicas por su importancia (en ese orden) en cuanto al porcentaje de aportación del PIB del estado, quedan clasificadas de la siguiente forma:

• Servicios comunales, sociales y personales.
• Servicios financieros, seguros, actividades inmobiliarias y de alquiler.
• Comercio, restaurantes y hoteles.
• Construcción.
• Electricidad, agua y gas.
• Agropecuaria, silvicultura y pesca.
• Transporte, almacenaje y comunicaciones.
• Industria manufacturera.
• Minería

En esta lista podemos apreciar que en el Estado, sobre todo su capital Tuxtla Gutiérrez, obtiene mayores ingresos económicos por medio de los servicios que de las actividades industriales.

3.- Problemática con el medio ambiente

Actualmente hemos apreciado en nuestro estado, sobre todo la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, que el aire se ve contaminado, esto lo confirma la Secretaría de Medio Ambiente, Vivienda e Historia Natural (SEMAHN); que es el organismo encargado de realizar diariamente los estudios de calidad del aire. En su estudio efectuado los días 17 y 18 de abril del año en curso, reportó que la calidad del aire era regular, es decir, reportó que el aire tenía una concentración de 100 y 82 puntos respectivamente, debido a partículas menores de 10 micrómetros (PM10). Esta situación también se vivió durante el 2010, de acuerdo a lo que indica la misma dependencia en su página de Internet .

Así mismo la SEMAHN indica que algunos de los factores que generan está indeseosa calidad del aire son: las emisiones de gases de los vehículos, de las actividades industriales y las de servicios; favoreciendo también a esta situación la mala práctica de roza, quema y tumba, lo que provoca incendios forestales.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Información Forestal , correspondiente a la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR), establece las estadísticas siguientes con respecto al número de incendios que ocurrieron en el Estado:

* Lo que corresponde del 1º de enero al mes de abril.

El rápido crecimiento de la población también ha contribuido a la contaminación del aire, ya que las necesidades de vivienda nos han obligado a consumir la biodiversidad del estado, construyendo cada vez más hacia nuestros cerros.

La industria de la construcción colabora a la contaminación del aire por las partículas de polvo que genera.

Por otro lado, los árboles que se han talado para crear estos nuevos espacios de vivienda, representan el oxígeno que estos dejaron de producir. Teniendo como consecuencia que nuestros árboles, los que todavía quedan no puedan limpiar el aire a la misma velocidad con que la ensuciamos. Como dato un solo árbol elimina una tonelada de CO2 a lo largo de su vida.

Hace dos o tres años, se vio en las noticias nacionales e internacionales, la contaminación que sufrió nuestro enigmático Cañón del Sumidero, “es un basurero” decían. Podrían verse infinidad de plásticos, ramas y troncos, envases de agroquímicos, zapatos, etc., en grandes cantidades. Las causas que generaron esta terrible contaminación son: los asentamientos humanos, las grandes cantidades de basura que tiramos los habitantes irresponsablemente, la deforestación que se genera por la tala de árboles, otros.

También a esta problemática se adjunta la contaminación que están causando las industrias caleras que se encuentran asentadas a orillas del Río Grijalva. Según los pobladores de la región comentan que, observan constantemente nubes de polvo y desechos sólidos que son fuentes de contaminación del Río.

En cuanto a la problemática de los bosques y selvas, las áreas en el estado que sufren de mayor deforestación son la planicie costera y los altos de Chiapas, las causas de ello son algunas de las situaciones planteadas anteriormente, aunándole a esto que cada vez más se requieren tierras para la agricultura, para la construcción y la sobreexplotación de la industria maderera.

Actualmente el gobierno del estado de Chiapas, ha estado implementando algunas políticas y programas de protección al ambiente en base al Desarrollo Sustentable, algunos de los cuales son:

La reconversión productiva , la cual consiste de reutilizar aquellas tierras que han sido deforestadas, sembrando en ellas frutas tropicales (tales como el chicozapote, la guanábana, el mango, el limón persa, el litchi, el rambután, el zapote mamey y el mangostán) y cultivos agroindustriales (como el cacao, el hule, la palma de aceite y el piñón).

Dentro del cuidado del ambiente, se ha apostado por sustituir el transporte típico por aquellos que no sean contaminantes, es decir, que utilicen biodiesel; mismo que se ha estado produciendo en el estado utilizando los cultivos del piñón y de la palma de aceite. Este biodiesel se está utilizando actualmente en el transporte público de Tuxtla Gutiérrez y de Tapachula. Recientemente se generó también, la bioturbosina, que ya fue probada en los aviones en asociación con la empresa de Aviación Interjet.

Por otro lado, se ha brindado apoyo a las comunidades indígenas de la selva lacandona, para que sean ellos mismos los que cuiden de que este pulmón de nuestro estado ya no se continúe destruyendo.

4.- La axiología

La palabra axiología viene del griego “axio” que significa “valor o valioso”, y “logos” que es estudio o tratado. Entonces dado su significado, la axiología estudia los valores, sean estos buenos o malos.

Según diversos autores, la axiología es un pensamiento prácticamente reciente; porque se empezó a desarrollar en el siglo XX y ha tenido mayor auge en el siglo XXI. Pero esto no debe confundirnos, porque los valores siempre han existido, desde que el hombre ha sido capaz de razonar, de pensar, de actuar. Y eso lo han demostrado los antiguos filósofos, tales como Aristóteles, Platón, Sócrates; ya que realizaron diversos análisis acerca del comportamiento del hombre.

Muchas veces hemos sido testigos de acciones que el ser humano ha realizado, ya sea a nivel personal o organizacional o políticamente, y hemos dicho “eso no debe hacerse” ó “aquello está mal”, es entonces cuando recurrimos a los valores. Estos marcan la diferencia entre lo real y lo ideal. Lo real es aquello que verdaderamente se realiza – se haga con esto un bien o un mal. Lo ideal es lo que debería hacerse – buscando siempre el bien común.

Se está viviendo en un mundo donde lo más importante ha sido “tener” y no el “ser”, sin importar lo que esto acarreé. Esto es lo que muchos han llamado “crisis de valores”; en el propio ser humano, dentro de las familias, en las organizaciones; por lo que el estudio de los valores, la Axiología, no se pudo desarrollar en mejor momento. Esto me recuerda que menciona el autor Jorge Yarce es muy acertado:

“No es la tecnología, ni los avances científicos o económicos los que dan cuenta del auténtico progreso humano. El ser humano es la clave de todo el proceso. Los valores implican que lo que hay que cambiar para que la familia y las instituciones cambien es el modo de ser y de actuar de las personas, lo cual sólo se consigue con un proceso continuo de formación que no acaba nunca. No es un objetivo a corto plazo. Visto en su conjunto, es un objetivo a largo plazo que abarca acciones muy diversas y sucesivas para que los valores echen raíces y les permitan encontrar su felicidad y, por tanto, ayudar a ser felices a los demás”.

La axiología estudia los valores desde dos puntos de vista, el objetivo y el subjetivo. Desde el punto de vista objetivo, porque los valores pueden estar definidos, y el ser humano decidirá si lo aplica o no lo aplica a su vida. Desde el punto de vista subjetivo, porque la concepción de los valores dependerá de las vivencias y experiencias, y del tiempo en el que se encuentre cada persona. Esto se entenderá mejor mencionando una frase del libro de María Guadalupe Ramos:

“Así, la salud como valor no será estimada igual por un sano como un enfermo. El enfermo sentirá más la realidad del valor de la salud que la persona sana. En el enfermo se acrecienta el valor salud y llega a extremos no pensados. La paz no puede ser asumida como valor igual en una situación normal como cuando está llevándose a cabo una guerra”.

4.1.- Principales exponentes

Algunos de los principales exponentes de este pensamiento son:

Wilhelm Windelband (1848 – 1915). Dice que una de las funciones de la filosofía es buscar principios que garanticen la solidez del conocimiento, que para él no son otros que los valores. Windelband menciona que los valores se aprueban o se desaprueban. Estos se califican en base a juicios valorativos como: “esta cosa es verdad”, “esta cosa es buena” o “esta cosa es bella”.

Max Scheler (1875 – 1928). Menciona que el hombre es el único ser viviente que puede ser portador de valores. Es importante tomar en cuenta que el valor no existirá, sino es en relación con el hombre que valora. Scheler habla de una “ética axiológica” y establece por medio de esta una jerarquía de valores. También menciona que los valores, por ser esencias, se deben analizar en base a la intuición sentimental o emocional.

Dr. Robert S. Hartman (1910-1973). Principal fundador de la Axiología Formal. Tenía como axioma básico: “una cosa es buena cuando se ajusta al sentido de su concepto”. Desarrolló un test denominado: “Perfil de Valores Hartman”, que es muy utilizado en países como México, Estados Unidos, otros; donde se mide el carácter de un individuo.

4.2.- La concepción del valor

Realmente una definición de valor no podría darse, ya que depende del momento en el que se encuentre históricamente, del ánimo del ser humano o de otros factores; así también, puede definirse el valor desde diferentes puntos de vista, como el religioso, el humanista, el social, etc. Desde mi punto de vista, los valores son actitudes ideales que un ser humano debe portar o tener, cualidades que rigen su forma de actuar o pensar.

Están basados en los deseos, necesidades e intereses que el ser humano requiere en determinado momento.

Algunas características que pueden tener los valores son:

• Son cualidades del ser.
• Se sitúan en el orden ideal.
• El hombre constituye el mundo del valor. Un hecho, una cosa, sin alguien que da valores, no es valor.
• El valor no es una cosa, aún cuando ayude a distinguir las cosas y las convierta en valederas.
• Los valores son los que inspiran los juicios ante una situación dada.
• El optar por un valor no es sólo un acto racional o lógico. La intuición y la afectividad tienen gran influencia en esa opción.
• Los valores son perspectivas abstractas, intuiciones, visiones y no razonamientos simples.
• Existe en el ser un valor absoluto. Este valor es el que da sentido o relaciona todos los demás.
• Los valores son relativos al tiempo, al lugar, a las costumbres.
• No es el ser el que funda los valores, son las vivencias las que hacen al ser, la experiencia.
• No existe nunca crisis de valores, sino de valoración. Los valores siempre permanecen.
• Los valores son históricos, ya que las personas existen en un momento dado.

Nina Bravo Donoso , menciona en su libro una serie de valores, los cuales los clasifica dentro de los valores humanos:

Prudencia (establece este valor como la madre de todos los valores). Fortaleza. Paciencia. Perseverancia. Comprensión o empatía. Respeto. Optimismo. Flexibilidad. Obediencia. Sinceridad. Lealtad. Generosidad. Amistad. Sencillez. Audacia. Orden. Pudor. Laboriosidad. Fraternidad. Justicia. Patriotismo. Templanza. Esperanza. Responsabilidad. Amor.

A estos podríamos agregarles la Puntualidad, la honestidad, la tolerancia, la libertad, la solidaridad, la justicia, la paz.

5.- La axiología y su relación con el medio ambiente

El medio ambiente es todo aquello que nos rodea, el suelo, el aire, el agua, los demás seres vivientes; todo aquello que podemos sentir, ver, oler. Es sumamente necesario que este medio ambiente sea bueno, que se encuentre en condiciones óptimas.

Desafortunadamente todo lo que afecta al medio ambiente es causado por el ser humano, así sean empresas, grandes organizaciones, instituciones públicas, etc., todo está conformado por el hombre, por el ser humano. En el capítulo

4, se hablo extensamente de la axiología, pero básicamente se hizo desde el ser humano en sí. En esta parte retomaremos esta rama de la filosofía pero en su actuación hacia el medio ambiente.

Los valores son ideales básicos o esenciales que el ser humano debe tener para poder coexistir dentro de la sociedad. Así también, las organizaciones, las industrias, deben tener valores que permitan que su actuación ante la sociedad sea hacia un bien común.

Visto axiológicamente, los seres humanos hemos estado aplicando los antivalores hacia el medio ambiente, algunos de los cuales son:

– La negligencia; de nuestras autoridades y de los grandes empresarios, al tomar una actitud de todo lo pueden y hago lo que quiero.
– La insensibilidad; ya que cuando tiramos basura a la calle lo hacemos sin tomar conciencia del daño que va a causar.
– El desprecio; hacia nuestros bosques y selvas, cuando realizamos una construcción quitamos el árbol de naranja porque nos estorba.
– El egoísmo; porque buscamos nuestros beneficios económicos, nos enriquecemos a costa de lo que sea, sin detenernos en el camino para ver el daño que estamos causando.
– El desorden; porque al destruir el medio ambiente alteramos el ciclo de vida de los árboles y de los animales que allí vivían, y los obligamos a buscar nuevos hogares donde cambian completamente sus hábitos alimenticios.
– La pereza; porque prefiero tirar la basura en donde voy pasando, que buscar un contenedor para reciclarla. También se aplica por que no hacemos la separación correcta de la basura y no reciclamos ni reutilizamos los objetos.

Si queremos mantener un mundo, donde el ser humano pueda seguir coexistiendo con el medio ambiente, con la naturaleza, entonces debemos empezar por cambiar nuestra forma de pensar y de actuar. Nuestras acciones deben estar fundamentadas en valores que permitan mantener el bien común hacia nuestra sociedad y nuestro medio ambiente.

Algunos de los que podemos aplicar son:

– La Prudencia; que me permitirá actuar con cordura y valorar los efectos que traerán mis acciones hacia el medio ambiente.
– La Fortaleza; que me permitirá mantener mis ideales sobre todos los demás, aunque mis acciones sean mal vistas. También me permitirá lograr los cambios en las personas que se verán afectadas por las cosas que yo realice en pro de la naturaleza.
– La perseverancia; con la cual lograré una y otra vez convencer a los que están a mi alrededor; en mi familia, en mi trabajo, en mi comunidad; de las consecuencias que traerán sus acciones si no contribuyen a mejorar la calidad del medio ambiente.
– La empatía; ya que habrá que sentir lo que siente un árbol cuando lo talan, un animal cuando se muere por su cambio de hábitos, para poder entender los daños que les causamos.
– El respeto; con lo cual hemos de entender que la naturaleza es nuestro mayor proveedor de vida, ya que nos da agua, oxigeno, alimentos.
– La amistad; considerar que la naturaleza en nuestro mejor amigo, mejor que el ser humano mismo, porque un árbol puede proporcionarnos cosas que el ser humano no puede, como el oxigeno limpio y puro.
– La sencillez; al aprender a reutilizar, a rehusar o a reciclar la basura que desechamos diariamente.
– La justicia; buscando en las autoridades reformas que nos permitan tener políticas ambientales que realmente si se apliquen a quienes dañen a la naturaleza.
– La fe; en que las organizaciones y las autoridades buscaran el bien común con la sociedad y con el medio ambiente, para que de forma conjunta trabajemos por mantener a salvo nuestros bosques y selvas, nuestra agua y nuestro aire.
– La responsabilidad; en que todas nuestras acciones van a beneficiar al medio ambiente.
– El amor; así como le profesamos amor a nuestra pareja, a nuestros hijos, a nuestros padres, también debemos profesarle amor a nuestro medio ambiente.

Conclusión

Si cada uno de nosotros, en nuestro trabajo, en nuestro hogar; practicamos diariamente cada uno de estos valores lograremos revertir de poco a poco el daño que se le ha causado al medio ambiente.

Las acciones que ha emprendido el gobierno son buenas, pero no son suficientes, hace falta generar más acciones. Por ejemplo, cuando el Cañón del Sumidero se vio muy contaminado en la época de lluvias, muchas organizaciones públicas, privadas, asociaciones civiles y público en general colaboraron en una campaña de limpieza del Río, la meta se logró; pero de nada sirve si año con año se vuelve a caer en lo mismo. Podrá haber muchas limpiezas, pero esto no soluciona el problema de fondo.

Lo que hace falta es que la sociedad en general, ya no contamine, que tome conciencia de sus acciones. Aplicando los valores antes mencionados podremos empezar a ser generadores de cambios.

Estos valores no sólo los vamos a aplicar desde nuestra persona, ya que para generar mayores efectos, es necesario que las empresas sean las generadoras de cambios. Una empresa que cuida al ambiente, que lo respeta, se hace sobresaliente en su medio empresarial y también entre sus clientes.

Material documental, bibliografía y páginas web

Enciclopedia de los Municipios de México: Estado de Chiapas; 2005. Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal, Gobierno del Estado de Chiapas.
Valor para vivir los valores: Como formar a los hijos con un alto sentido ético; Jorge Yarce; Grupo Editorial Norma; 2004.
Programa para educar con valores. La educación que transformará al país; María Guadalupe Ramos; Paulinas Editorial, 2ª Edición (revisada y aumentada); 2007
Martínez Gómez, J. A.; En torno a la axiología y los valores, en Contribuciones a las Ciencias Sociales, marzo 2010; Universidad José Martí Pérez de Sancti Spiritus, Cuba.
Valores Humanos: por la senda de una vida cotidiana; Nina Bravo Donoso; 5ª Edición; Santiago RIL impresiones; 2001; Chile.
Carmen Alicia León; República Bolivariana de Venezuela, Ministerio del Poder Popular de la Defensa, Universidad Nacional Experimental Politécnico de la Fuerza Armada; Decanato de Investigación y Postgrado; Núcelo Táchira; San Cristóbal; 2008.
Periódico Cuarto Poder (emisión del día 18 de octubre del 2010). Periodista Oscar Gutiérrez.
Programa Biosfera 10: Contaminación del Cañón del Sumidero. Carlos Jiménez. TV 10 Chiapas. Gobierno del Estado de Chiapas.
www.inforural.com.mx/spip.php?article11433
agvillatoro.blogspot.com/2008/11/no-hay-tiempo-que-perder-el-momento-es.html
www.cuarto-poder.com.mx/%5CPagPrincipal_Noticia.aspx?idNoticia=211143&idNoticiaSeccion=4&idNoticiaSubseccion=16
www.e-local.gob.mx/work/templates/enciclo/chiapas/econ.htm
cuentame.inegi.org.mx/monografias/informacion/chis/economia/default.aspx?tema=me&e=07
www.zonainfantil.chiapas.gob.mx/generales/economia.php
www.conocechiapas.com.mx/spa/infochiapas.html
www.semavihn.chiapas.gob.mx/portal/index.php/calidad-aire/reporte
www.semavihn.chiapas.gob.mx/portal/index.php/calidad_aire/conclusion
148.223.105.188:2222/gif/snif_portal/index.php?option=com_content&task=view&id=44&Itemid=54
www.irpat.chiapas.gob.mx
www.axiologia.com/?cont=biografía.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Orantes Gómez Emilia. (2011, mayo 6). Impacto ambiental de las actividades de producción desde la perspectiva de la Axiología en el estado de Chiapas, México. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/impacto-ambiental-actividades-produccion-estado-chiapas/
Orantes Gómez, Emilia. "Impacto ambiental de las actividades de producción desde la perspectiva de la Axiología en el estado de Chiapas, México". GestioPolis. 6 mayo 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/impacto-ambiental-actividades-produccion-estado-chiapas/>.
Orantes Gómez, Emilia. "Impacto ambiental de las actividades de producción desde la perspectiva de la Axiología en el estado de Chiapas, México". GestioPolis. mayo 6, 2011. Consultado el 10 de Octubre de 2018. https://www.gestiopolis.com/impacto-ambiental-actividades-produccion-estado-chiapas/.
Orantes Gómez, Emilia. Impacto ambiental de las actividades de producción desde la perspectiva de la Axiología en el estado de Chiapas, México [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/impacto-ambiental-actividades-produccion-estado-chiapas/> [Citado el 10 de Octubre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mhillier en Flickr
DACJ