Cambio climático y principio de baja emisión de carbono

Hasta ahora, la transición hacia una economía basada en bajas emisiones de carbono ya ha crecido. Las empresas de todo el mundo deben prepararse para afrontar el corazón de la actual economía del carbono, especialmente la energía, el transporte y la industria pesada1.

Si se mantienen las emisiones mundiales de gases de invernadero bajo control, entonces el crecimiento económico se debe mantener fundamentalmente disociado del crecimiento de las emisiones, con la mejora tecnológica de hoy y los patrones de consumo de energía2.

De esta manera, el paso a una economía de bajo carbono es muy incierto porque algunas empresas serán claras ganadoras mientras que otras serán claras perdedoras, lo que en la realidad es ambiguo. Por consiguiente, los gerentes deben cuidadosamente iniciar el punto de partida para este análisis y algunas respuestas estratégicas no sólo optimizando la eficiencia del uso del carbono de los activos existentes y de los productos, o aumentando la demanda para las soluciones alternativas a bajas emisiones de carbono, sino también debido a los reglamentos de política pública.

Notas útiles sobre la reducción de emisiones de carbono pueden establecerse así:

  • Los usuarios de la energía tendrán que seguir estrictas normas técnicas y estándares, y deberían considerar la posibilidad de beneficiarse de varias formas con este cambio.
  • Muchas empresas tendrán oportunidades rentables para ahorrar dinero reduciendo el consumo y las emisiones de efecto invernadero, especialmente si estas organizaciones pueden recibir créditos a favor por la reducción del carbono.
  • Las empresas pueden mejorar su eficiencia de energía interna si reducen u optimizan los combustibles de carbono.
  • Los sistemas de alumbrado de energía-eficiente y la reutilización del calor en los procesos de fabricación deberían generar electricidad o calor en las fases posteriores de producción.
  • Las empresas pueden hacer esfuerzos para reducir los costos y reducir las emisiones de gases a lo largo de su cadena de suministro o filiales: los indicadores clave de rendimiento son útiles para negociar con los proveedores.
  • Las empresas pueden diseñar productos con materias primas eficientes en carbono lo que significa menos energía y la reducción de los niveles de gases en el funcionamiento.

Recientemente se han realizado proyectos serios y rentables para reducir las emisiones de gases. Rhodia, una empresa química francesa, por ejemplo, aumentó significativamente sus ganancias en Corea del Sur y el Brasil usando mecanismos de desarrollo limpios que reducen alrededor de 13 millones de toneladas de gases al año. Por consiguiente, los mercados de carbono crecerán y serán muy atractivos y exigentes en la planeación de la salud.

1 The McKinsey Quarterly 2008 Number 2.
2 Intergovernmental Panel Climate Change. 2007.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Jiménez Calderón César Eduardo. (2008, octubre 29). Cambio climático y principio de baja emisión de carbono. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/cambio-climatico-y-principio-de-baja-emision-de-carbono/
Jiménez Calderón, César Eduardo. "Cambio climático y principio de baja emisión de carbono". GestioPolis. 29 octubre 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/cambio-climatico-y-principio-de-baja-emision-de-carbono/>.
Jiménez Calderón, César Eduardo. "Cambio climático y principio de baja emisión de carbono". GestioPolis. octubre 29, 2008. Consultado el 20 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/cambio-climatico-y-principio-de-baja-emision-de-carbono/.
Jiménez Calderón, César Eduardo. Cambio climático y principio de baja emisión de carbono [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/cambio-climatico-y-principio-de-baja-emision-de-carbono/> [Citado el 20 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de s2ublack en Flickr