Historia de la disputa bananera en los años noventa

  • Economía
  • 7 minutos de lectura

La disputa bananera es uno de los más complejos conflictos comerciales desde la creación de la OMC. El mismo comenzó en 1993 cuando la Unión Europea promulgó sus nuevas normas de importación de bananos que favorecía sus excolonias en el caribe, en el pacífico y en Africa.

Los primeros países en levantarse ante la medida fueron los principales productores latinoamericanos de la fruta (Colombia, Costa Rica, Nicaragua y Venezuela), por sentirse perjudicados ante las preferencias europeas por la fruta de sus excolonias. En ese entonces se abrió un panel regido por las antiguas normas del GATT el cual, en 1994 dictaminó a favor de los países latinoamericanos, razón por la cual la Unión Europea negoció una modificación del régimen del banano con dichos países. Los únicos en aplicar las nuevas normas modificatorias fueron Colombia y Costa Rica.

Posteriormente, Estados Unidos entabló una nueva demanda en contra de la Unión Europea, Colombia y Costa Rica, en nombre de sus empresas bananeras en Latinoamérica, por considerar de mala práctica la asignación de cuotas por parte de la Unión a empresas bananeras de Francia y el Reino Unido.

Más tarde Ecuador, Guatemala, Honduras y México se unieron con Estados Unidos para entablar otra demanda, ahora ante la OMC, contra la política de importación de banano de la Unión Europea. La OMC abrió un panel especial para el desarrollo de la misma.

Ante tal situación, los países del Caribe se pronunciaron en Noviembre de 1996, comentando que Estados Unidos y los países Latinoaméricanos que se le unieron en su demanda, no tienen en cuenta la importancia que para las pequeñas economías isleñas representa el comercio del banano. Por su parte, la Unión Europea dijo que el nuevo régimen de importación bananera constituía parte de un plan para evitar que estas islas se convirtieran en depósitos del narcotráfico y nunca hubo la intención de perjudicar a las empresas bananeras de Estados Unidos.

Ahora sí podemos ver la complejidad del asunto. Por una parte se encuentra Estados Unidos seguido por los países latinoamericanos que se sienten perjudicados por el régimen bananero de la Unión Europea y que no negociaron originalmente con esta; en otra, se encuentran los países latinoamericanos que negociaron con la unión el régimen y aplicaron las modificaciones; están también los que negociaron pero no aplicaron las modificaciones; del otro lado se encuentran los países caribeños beneficiados con las normas de importación de la unión y finalmente la Unión Europea. Todos estos actores actuando en cada una de las diferentes partes sumados con la OMC y el panel delegado para la solución de esta disputa conforman un conflicto comercial que pone a prueba la fortaleza de las nuevas leyes del comercio mundial y la capacidad de la OMC para imponer sanciones, hacerlas cumplir y evitar sanciones unilaterales que no halla promovido dicho organismo.

Los intereses Norteamericanos contra los intereses de la Unión Europea, bajo la mirada silenciosa de países como Colombia y Ecuador.

Estados Unidos sugirió, el 10 de Mayo de 1997, la utilización de preferencias arancelarias para los estados caribeños con el compromiso de la Unión Europea de utilizar los dineros recaudados por los aranceles para fomentar en dichos países la diversificación de sus exportaciones y el aumento de la productividad en la industria bananera. Al mismo tiempo dijo que no aceptará la utilización de licencias y otras prácticas discriminatorias en contra de los distribuidores estadounidenses.

Además, los funcionarios estadounidenses comentaron que de no aprobarse un acceso garantizado del banano de los países centroamericanos, la región no recibiría la inversión necesaria para restablecer dicha industria después de los efectos devastadores del huracán Mitch.

El panel de la OMC dictó, en mayo de 1997, un fallo a favor de las denuncias presentadas por Estados Unidos y sus aliados en este conflicto y durante más de un año las partes de esta controversia discutieron sobre la forma como la Unión Europea debería modificar este régimen. Los funcionarios norteamericanos acusaron a la Unión Europea de no mostrar voluntad para negociar y de haber decidido de una forma unilateral cuáles son sus obligaciones; Además de ello, Estados Unidos alegó que las nuevas medidas propuestas por la Unión Europea seguían incumpliendo lo establecido por la OMC irrespetándola de manera flagrante y recalcaron que los gobiernos de su país han cumplido con los mandatos de dicho órgano, en aquellos caso que ha perdido, negociando con las partes ganadoras según el fallo del panel.

En vista de lo anterior Estados Unidos decidió lanzar una advertencia el 19 de Noviembre, en la cual, si la Unión Europea no se acercaba a ellos para conversar sobre la instrumentación de un régimen de comercialización del banano que cumpliera con lo establecido por la OMC, antes del primero de Enero de 1999 (fecha dada como último plazo a la Unión Europea para la modificación del régimen de importación del banano), tomaría medidas de represalia contra productos europeos. Para esto la representante comercial de Estados Unidos (Rita Hayes) hizo pública una lista preliminar de productos de la Unión Europea que pudieran estar sujetos a sanciones. En respuesta, la Unión Europea planteó a los países demandantes que si no se sentían a gusto con los cambios realizados en su régimen de importación, deberían procurar la formación de un nuevo panel de solución de controversias en la OMC para que examinase el asunto. Estados Unidos contraatacó mencionando que la Unión Europea hizo un uso abusivo del proceso legal ya que empleó tácticas dilatorias y utilizó cualquier subterfugio legal para evitar los cambios en sus prácticas restrictivas. Por su parte, la Unión Europea se refirió a los Estados Unidos como “cowboy” por la forma en que quiere resolver sus problemas comerciales. Entonces este, por medio de su representante comercial, propuso una solución de compromiso, en la que el panel original de la OMC revisara los cambios adoptados por la Unión Europea para definir y resolver los aspectos ilegales del régimen de importación de banano, pero esta fue rechazada inmediatamente por la Unión Europea debido a que no se habían retirado las amenazas de represalias con sanciones comerciales y por el contrario se repunto con otra amenaza de demanda formal en contra de los Estados Unidos.

El 21 de Diciembre de 1998 Estados Unidos emitió una lista de productos de la Unión Europea a ser sancionados luego del fallo del panel de la OMC sobre el nivel apropiado de las sanciones que debería emitirse el 2 de Marzo, entre los cuales se encontraban: bolsos de piel, cafeteras eléctricas, tarjetas de felicitación, jerseys, baterías de automóvil y caramelos. Estas sanciones excluirían a Holanda y Dinamarca por sus votos en contra del régimen de importación de banano. Pero la OMC no se pronunció el 2 de Marzo, sin embargo al día siguiente Estados Unidos cumplió su amenaza de imponer aranceles del 100% sobre un amplio espectro de productos europeos por un valor de US$520 millones, en represalia por lo que consideró el incumplimiento de la UE con las decisiones de la OMC sobre su régimen del banano, y el 9 del mismo mes, lanzo otra amenaza sobre el equipaje de Francia, los quesos de gastronomía italiana, los sweaters de cashmere de Escocia y otros bienes de lujo. Estos aranceles fueron llamados “cargas contingentes” o “bonos” que los exportadores debían arraigar en las aduanas de los EE.UU. mientras se esperaba una decisión de la OMC. Pero lo que sucedió fue que el 15 de Marzo, dicho panel pidió a los Estados Unidos más información sobre las pérdidas para sus empresas a causa del régimen bananero de la Unión Europea y a esta última le pidió demostrar que el régimen no incumplía las normas referentes a las cuotas separadas de los países Latinoamericanos, del Caribe, Africa y el pacífico.

Los países del Caribe tomaron parte activa en el conflicto y el 8 de Marzo anunciaron que suspenderían un tratado para el control del narcotráfico suscrito con Estados Unidos. El mismo día se realizó una reunión de emergencia del Consejo General de la OMC en la que algunos miembros deploraron la acción de los Estados Unidos al haber violado las disposiciones sobre solución de diferencias que prohíben cualquier represalia mientras está en progreso un Panel y se temía por los impactos del conflicto sobre el sistema multilateral de comercio.

El 7 de Abril la OMC dictaminó que la discriminación de la UE contra los bananos exportados por empresas estadounidenses hacía perder a los norteamericanos ventas por 191,4 millones de dólares anuales, valor por el cual, el 19 del mismo mes, autorizó formalmente la sanción, rebajando la sanción inicial de más de 500 millones de dólares que pretendía imponer Estados Unidos. Tras el fallo, los productores latinoamericanos que apoyaron a Estados Unidos: Guatemala, Ecuador y Honduras, tendrían ahora que negociar con la UE el tipo de acceso al codiciado mercado europeo.

La Unión Europea dijo que aceptaba las sanciones, pero no de manera retroactiva ya que se estaban aplicando desde el 3 de Marzo. El 26 de Mayo emitió tres propuestas para reformar el régimen bananero con el ánimo de ponerle fin al conflicto transatlántico de seis años, pero el Grupo integrado por Panamá, Ecuador, Honduras, Guatemala, México y Estados Unidos exigió igualdad de condiciones en la exportación del banano al mercado europeo.

NAFTA & Inter-American Trade Monitor Produced by the Institute for Agriculture and Trade Policy.

Boletín del SELA. # 50. Noviembre 1998. “EEUU ratifica su sanción contra la UE”. Amadeu Altafaj. EL MUNDO. Economía. Martes 22 de Diciembre de 1998.

Guardian unlimited: special report: “bananas, the view from america”. Tuesday March 9, 1999· The Washington Post. Jim Hoagland. 9 de marzo de 1999.

New York Times. Richard Wineberg. 9 de marzo de 1999.· “La Disputa del Banano se Profundiza”

Puentes entre el Comercio y el Desarrollo Sostenible. Vol. # 4. Febrero-Marzo 1999. ICTSD.· “Fallo de la OMC en Conflicto del Banano Favorece a Honduras”. La Prensa on the Web. Económicas. 08 de abril de 1999. Honduras.

“La OMC Autoriza a EEUU la Imposición de Sanciones a la UE por el Conflicto del Banano”. Josep Bosch. EL MUNDO. Economía. Martes 20 de Abril de 1999.· “Busca Europa salida al conflicto del banano” DIARIO GRANMA. Cuba, 27 de Mayo de 1999.

“Ministro de Comercio de Panamá Viaja a Europa por Conflicto Bananero”. La Prensa on the Web. Honduras. 20 de Julio de 1999.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ruiz Fonseca Andrés Fernando. (2001, octubre 20). Historia de la disputa bananera en los años noventa. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/historia-disputa-bananera-anos-noventa/
Ruiz Fonseca, Andrés Fernando. "Historia de la disputa bananera en los años noventa". GestioPolis. 20 octubre 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/historia-disputa-bananera-anos-noventa/>.
Ruiz Fonseca, Andrés Fernando. "Historia de la disputa bananera en los años noventa". GestioPolis. octubre 20, 2001. Consultado el 15 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/historia-disputa-bananera-anos-noventa/.
Ruiz Fonseca, Andrés Fernando. Historia de la disputa bananera en los años noventa [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/historia-disputa-bananera-anos-noventa/> [Citado el 15 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de librarianidol en Flickr
DACJ