Estructura del mercado de microcrédito en Perú

1414
1414
14
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Estructura de mercado y competencia
en el microcrédito1
Felipe Portocarrero M. y Guillermo Byrne
Las microfinanzas en América Latina han alcanzado su
mayor desarrollo en el Perú y Bolivia. No obstante, de
acuerdo con un estudio del Banco Central de Reser-
va2 (BCR), las tasas de interés en moneda nacional de
las instituciones microfinancieras (IMF) ascienden a
58,6% anual, muy por encima del 6,8% que la banca
carga a sus clientes corporativos. Así, el mercado fi-
nanciero se presenta dividido en segmentos en los que
la oferta, la demanda y las tasas de interés difieren de
forma significativa y que, a su vez, permiten rendi-
mientos elevados en comparación con otros países,
debido a la limitada competencia3.
El presente texto busca explicar la estructura y evolu-
ción del mercado del microcrédito en el Perú. El tra-
bajo se desarrolla en siete secciones. En la primera se
examina la fragmentación de este mercado en el país.
En la segunda, se realiza un breve análisis comparativo
de la estructura del mercado del microcrédito en el
Perú y Bolivia. En la tercera, se examina las etapas en
la evolución de dicha estructura. En la cuarta, quinta y
sexta secciones se explora la estructura de estos mer-
cados en Arequipa, Lima y Huancayo, respectivamen-
te. Finalmente, la sétima sección recoge las conclusio-
nes del trabajo y las recomendaciones de política.
El mercado del microcrédito
en el Perú: evidencias de la
fragmentación
La evidencia muestra que el mercado del microcrédito
en el Perú se encuentra fragmentado. El cuadro 1 mues-
tra que las tres entidades que operan en el ámbito nacio-
nal Banco del Trabajo, Financiera Solución y Mibanco
concentraban, en noviembre de 2002, solo el 30,4% del
portafolio total de microcréditos. El resto de las coloca-
ciones a la microempresa se distribuye entre 39 IMF
que, en su mayoría, operan solo a escala regional4.
Las causas por las que este mercado se encuentra frag-
mentado son diversas. En primera instancia, existían
barreras regulatorias que impedían a las Cajas Munici-
pales de Ahorro y Crédito (CMAC) operar en el mer-
cado de Lima5; y las Edpyme no se encuentran autori-
zadas para captar depósitos. En segundo lugar, el cre-
cimiento del microcrédito es un fenómeno reciente,
que se ha acelerado desde 1996-1997. En tercer lu-
gar, como parte de la descentralización, se ha propi-
ciado el surgimiento de IMF regionales, como las CMAC
y las Cajas Rurales de Ahorro y Crédito (CRAC).
«...el mercado
financiero se presenta
dividido en segmentos
en los que la oferta, la
demanda y las tasas de
interés difieren de
forma significativa y
que, a su vez, permiten
rendimientos elevados
debido a la limitada
competencia»
1/ Resumen del documento titulado Estructura de mercado y compe-
tencia en el microcrédito en el Perú, en: Trivelli, Carolina y otros.
Mercado y gestión del microcrédito en el Perú. Lima: CIES, pp.49-
140. Podrá descargar la versión completa de este documento desde
http://www.consorcio.org/pford.asp El documento ha sido publicado en
Trivelli, Carolina y otros (2004). Mercado y gestión del microcrédito en el
Perú. Lima: CIES, marzo, pp. 49-140.
2/ Banco Central de Reserva del Perú-BCR (2002). El costo del crédito
en el Perú. Lima: BCR.
3/ El rendimiento anualizado sobre el portafolio promedio de las IMF en
el Perú alcanza el 45,8% en noviembre de 2002; mientras que para el
mismo período, dicho indicador en Bolivia era de 27,1%.
4/ De estas últimas, destacan las trece cajas municipales de ahorro y
crédito (CMAC), con una participación en el mercado del 49,1%.
5/ Recién en marzo de 2003, la CMAC Arequipa pudo establecer una
agencia en Lima, al contar con la autorización de la SBS.
1515
1515
15
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Número de Cartera Participación Cartera promedio
entidades (Millones de US$) (%) (Millones de US$)
Banco del Trabajo 1 68,1 11,0 68,1
Mibanco 1 58,8 9,5 58,8
Financiera Solución 1 61,2 9,9 61,2
CMAC 13 304,2 49,1 23,4
CRAC 12 67,1 10,8 5,6
Edpyme 14 59,5 9,6 4,2
Total 42 618,9 100,0 14,7
Fuente: SBS
Elaboración propia.
Cuadro 1
Colocaciones a la microempresa por intermediario al 30 de noviembre de 2002
Entre las principales consecuencias de la fragmenta-
ción, se debe mencionar: (i) la debilidad de las presio-
nes competitivas y el predominio de altas tasas de inte-
rés; (ii) la falta de incentivos adecuados para racionali-
zar costos y propiciar la eficiencia en la intermedia-
ción; (iii) la dificultad en lograr economías de escala; y
(iv) la creación de un contexto poco alentador para la
innovación organizativa, tecnológica y de productos.
De otro lado, al comparar el caso peruano con su simi-
lar boliviano, se encuentra que los mercados de mi-
crocrédito en ambos países son distintos. Si bien el Perú
cuenta con un saldo de colocaciones vigentes tres ve-
ces mayor, la cartera promedio por IMF es US$ 10
millones menor que la boliviana, lo que implica una
mayor fragmentación de la industria y, por ende, una
menor competencia, que se refleja en el predominio
de altas tasas de interés6. No obstante, la mayor efi-
ciencia registrada en el mercado boliviano no logra
compensar las menores tasas de interés cobradas, lo
que unido a un mayor nivel de morosidad (9,9% fren-
te al 8,5% en el caso peruano), resulta en utilidades
menores (en realidad obtuvieron pérdidas equivalen-
tes al 0,1% de su cartera promedio, en comparación
con la utilidad neta del 6,8% en el caso peruano).
Etapas de la evolución del
mercado del microcrédito
Para representar el desarrollo de los mercados de mi-
crocrédito en el Perú, se plantea una secuencia de tres
etapas. En la primera, la oferta de crédito se concentra
en unas pocas entidades, las tasas de interés son eleva-
das y los productos ofertados no son muy homogéneos7.
En la segunda, las primeras empresas consolidan su
posición, lo que atrae a nuevas entidades a ingresar
en el microcrédito; por su lado, las primeras organiza-
ciones ejercen su poder de mercado manteniendo al-
tas tasas de interés, pero con un producto más desa-
rrollado y homogéneo. Finalmente, en la tercera etapa
predomina un mercado competitivo, en el que las es-
trategias de crecimiento se orientan a la captación de
los clientes de los rivales. Así, la saturación del merca-
do8 fuerza a la competencia en precios, que se tradu-
ce en una reducción de las tasas de interés.
«A partir de la tercera etapa,
el desarrollo del mercado del
microcrédito puede orientarse
en dos escenarios, no
necesariamente excluyentes.
En el primero, las IMF podrían
dirigir sus esfuerzos a la
atención de clientes de mayor
tamaño... El segundo
escenario podría caracterizarse
por un proceso de salida de
las IMF más pequeñas y
menos eficientes...»
6/ También es importante subrayar que la mayor competencia ha propi-
ciado un mayor nivel de eficiencia en las IMF bolivianas, cuyos costos
operativos alcanzan el 15,6% de la cartera promedio frente al 21,9%
observado en el Perú.
7/ En esta etapa, existe una escasa penetración en el mercado y las IMF
se orientan a atender al público marginado por la banca tradicional.
8/ Entendida como la escasez de clientes sin deudas.
1616
1616
16
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
A partir de la tercera etapa, el desarrollo del mercado
del microcrédito puede orientarse en dos escenarios,
no necesariamente excluyentes. En el primero, las IMF
podrían dirigir sus esfuerzos a la atención de clientes de
mayor tamaño, como reacción a la disminución de los
márgenes financieros originados por la competencia y
dado que dichos clientes generan menores egresos
administrativos. El segundo escenario podría caracteri-
zarse por un proceso de salida de las IMF más pequeñas
y menos eficientes, la realización de un conjunto de
fusiones y una reconcentración de la industria en torno
de un menor número de IMF de mayor tamaño, que
competirían con mayor intensidad en cuanto a tasas de
interés y a desarrollo de nuevos productos.
Para comprender cómo ocurre la dinámica del merca-
do del microcrédito entre las distintas etapas, resulta
fundamental conocer la estructura de costos de las IMF,
así como sus determinantes. Por ello, en el siguiente
acápite, se muestra una rápida y breve revisión de la
función de costos.
La dinámica de los mercados:
comprensión de la función de costos
En el caso específico de las IMF y del mercado del
microcrédito, los costos relevantes son los operativos,
que incluyen fundamentalmente los gastos de perso-
nal, además de los gastos generales y la depreciación
del activo fijo. El producto viene determinado por el
saldo de colocaciones y el precio es la tasa de interés
efectiva anual promedio.
En el gráfico 1 se muestran las curvas de costo margi-
nal (CMg) y de costo medio (CMe) de largo plazo. Las
tres etapas presentadas, denotadas con las líneas verti-
cales punteadas, coinciden con los cambios en la pen-
diente de la curva de costo marginal y representan el
grado de madurez del mercado.
Gráfico 1
Etapas de desarrollo de los costos en el microcrédito
Para comprender la relación entre la madurez del
mercado y los costos marginales, nos centraremos solo
en los costos laborales y, especialmente, en el costo de
los gestores de los créditos, que llamaremos en adelante
analistas de crédito, dado que la evolución de los costos
de estos últimos ejerce una influencia muy significativa
en las variaciones del resto de los costos operativos.
En efecto, las actividades de los analistas son determi-
nantes de la evolución de la cartera y de la mora y, por
tanto, de su nivel de crecimiento y calidad, lo cual,
finalmente, influye en la proyección de crecimiento
de la IMF. En tal sentido, la inversión en los analistas de
crédito está asociada de manera directa con las varia-
ciones de los gastos generales y las inversiones en
activo fijo. Cabe señalar que gran parte de estos gastos
está constituida, en realidad, por costos fijos, por lo
que ellos están incluidos en la curva de costos medios
de largo plazo (CMe).
«...las actividades de los
analistas son determinantes
de la evolución de la cartera y
de la mora y, por tanto, de su
nivel de crecimiento y
calidad, lo cual, finalmente,
influye en la proyección de
crecimiento de la IMF»
1717
1717
17
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Así, tomando en cuenta la correlación positiva entre
los costos operativos generados por los analistas y el
resto de egresos operativos, se ensaya una forma fun-
cional no determinada de la curva de CMg:
CMg = f ( e (+); r (+); m (-); p (+) )
Esta función indica que el costo marginal depende
positivamente del costo de expansión9 (e), el costo de
recuperación (r) y el sueldo nominal promedio de los
analistas (p). Y depende, negativamente, de una meta
de morosidad ad hoc (m).
A fin de simplificar el análisis, se supone que el costo
de expansión, el de recuperación y la remuneración
promedio dependen de la madurez del mercado,
mientras que la meta de morosidad permanece cons-
tante en el tiempo10 . Por ello, e = et, r = rt y p = pt.
En este contexto, la curva de CMg durante la primera
etapa de desarrollo muestra un alto nivel inicial y una
reducción acelerada hasta llegar a un valor estable, que
dará inicio a la segunda etapa. Esta tendencia se expli-
ca porque, por lo general, el inicio de las operaciones
en un nuevo mercado se caracteriza por una demanda
desconocida, abordada por un grupo de analistas sin
experiencia. Ello puede representarse por:
(et
, rt) = f ( ct (-); xt (-); ht (+) )
Donde ct representa el conocimiento del mercado de
los analistas de crédito; xt representa la experiencia de
los analistas de crédito en la evaluación de propuestas,
con una tecnología crediticia adecuada para minimi-
zar el riesgo; y ht recoge el riesgo moral de los presta-
tarios11 . Así, una institución nueva en el mercado (bajo
ct) y con analistas de poca experiencia (bajo xt) en-
frentará al principio elevados costos marginales, toda
vez que dichos analistas demorarán en procesar las
solicitudes, no solo por su poca experiencia sino tam-
bién por su desconocimiento de los clientes.
No obstante, a medida que los analistas empiezan a
conocer más el mercado y sus clientes, además de ga-
nar experiencia y desarrollar técnicas de evaluación
más eficientes, los costos marginales se reducirán. Se
genera, de este modo, una disminución importante
de los costos marginales, como consecuencia de los
rendimientos crecientes, dada la experiencia adquiri-
da por los analistas, lo que determina finalmente la
materialización de economías de escala, representa-
das en una caída pronunciada de los costos medios.
De esta forma ocurre el paso de la primera etapa de
desarrollo del mercado hacia la segunda, que corres-
ponde a una maduración del mercado, ya que en esta
fase los analistas no vuelven a encontrar un nicho para
incrementar sus rendimientos marginales12 .
En la tercera etapa, las importantes economías de
escala y las altas tasas de interés atraen a nuevas
entidades al mercado, dado los altos beneficios ex-
traordinarios generados en el marco de una estructura
oligopólica. Con este fin, dichas entidades contratan
analistas de otras instituciones y realizan desembolsos
inmediatos a clientes con buenos antecedentes en
otras IMF. Sin embargo, esto genera un sobreendeu-
damiento de los prestatarios, ante la escasa posibilidad
de encontrar clientes sin deudas.
9/ Como los egresos de nuevos analistas para atender la mayor deman-
da, así como el incremento de costos indirectos para aumentar las ope-
raciones backoffice, ampliación de red de agencias, etc. .
10/ Este supuesto no es tan alejado de la realidad, pues la mayoría de
IMF establece una meta de morosidad constante en el tiempo, lo que
implica un mayor esfuerzo en el análisis de los créditos o en su recupe-
ración. El efecto, en ese caso, sería recogido por las variables e y r.
11/ Se asume que esta variable es exógena al inicio y luego, al desarro-
llarse el mercado y al haber mayores posibilidades de financiamiento, el
riesgo moral de los clientes se incrementa.
12/ Es decir, los costos marginales se estabilizan y permanecen
constantes, dado que la capacidad de atención de clientes no mejo-
ra significativamente.
1818
1818
18
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Con el propósito de proteger sus carteras, las enti-
dades ofrecen mejores contratos a sus analistas (por
lo que sube pt), lo que eleva los costos operativos.
Adicionalmente, las mayores posibilidades de fon-
deo impulsan a los clientes a arriesgar nuevos fon-
dos en proyectos más riesgosos (incremento de ht).
Todo esto determina un aumento del costo marginal
para toda la industria.
A partir de esta tercera etapa, la evolución del merca-
do puede orientarse en función de los dos escenarios
descritos. En las siguientes tres secciones, y sobre la
base del enfoque teórico presentado, se plantean
modelos tentativos de las estructuras de los mercados
de microfinanzas en Arequipa, Lima y Huancayo,
respectivamente.
Estructura del mercado de
microcrédito en Arequipa
Descripción de la estructura de mercado
Arequipa cuenta con el mercado de microcrédito más
maduro del país13 . Este mayor grado de desarrollo se
refleja en una diferenciación de las tasas de interés,
de acuerdo con el tamaño de las operaciones y el
riesgo del cliente; en la flexibilización de los requisi-
tos y garantías; en la tendencia a incrementar los pla-
zos de repago; en el incremento de los montos fi-
nanciados; entre otros.
La CMAC Arequipa es la más antigua IMF en el merca-
do y concentra el 58,69% del total del saldo de coloca-
ciones netas en esta ciudad, consolidándose como la
líder de este mercado. Por su parte, el resto de institu-
ciones tiene un menor tiempo en el mercado, un
menor volumen de cartera y tecnologías crediticias
distintas, por lo que se presenta heterogeneidad entre
las funciones de los costos de los participantes.
Las diferencias entre la CMAC y el resto de participan-
tes del mercado no solo se reflejan en la estructura de
costos. En cuanto a la tasa de interés activa, el líder
establece un precio base que sirve de referencia a las
seguidoras, las que generalmente recargan las tasas de
acuerdo con sus estrategias competitivas14 . En este
contexto, se puede señalar dos estrategias principales
de las instituciones seguidoras.
La primera busca competir a través de la diferencia-
ción de productos y servicios, mediante la oferta de
montos y plazos mayores y con menores costos de
transacción sin incidir en la tasa de interés15 . La
«Arequipa cuenta con el
mercado de microcrédito
más maduro del país.
Este mayor grado de
desarrollo se refleja en
una diferenciación de las
tasas de interés, de
acuerdo con el tamaño
de las operaciones y el
riesgo del cliente...»
segunda estrategia es complementaria y apunta a una
competencia por precios en los sectores más consoli-
dados y atractivos16 .
Un modelo de la estructura actual
del mercado
Para describir la estructura del mercado, se puede uti-
lizar como base el modelo oligopólico de Stackelberg17 ,
en el cual se configura un equilibrio de precios y can-
tidades como resultado de la interrelación entre un
líder de mercado y sus seguidores. No obstante, para
este caso particular, el supuesto de homogeneidad en
la estructura de costos entre los participantes es deja-
do de lado, para aproximar el modelo a la realidad del
mercado de las microfinanzas en Arequipa18 .
El gráfico 2 muestra une esquema de la estructura actual
del mercado. En dicho mercado, la CMAC maximiza
13/ Por el lado de la demanda, se aprecia una adecuada cultura crediti-
cia y un buen nivel de información. Por el lado de la oferta, esta ciudad
cuenta con una masiva presencia de IMF.
14/ Ello demuestra que las seguidoras aceptan el precio ofertado por el
líder y, al no ofrecer menores precios, se posibilita la obtención de
beneficios extraordinarios para una buena parte de los participantes.
15/ Ello es posible porque la CMAC, al contar con un elevado número
de cuentas por analista, no puede ofrecer un servicio personalizado.
16/ Adicionalmente, es interesante notar que, conforme aumenta el
monto del crédito, las tasas activas de las IMF disminuyen. Asimismo,
se premia a los buenos clientes mediante reducciones de tasas de
interés o mejores condiciones de créditos, con el propósito de mante-
nerlos en sus carteras.
17/ Se puede encontrar el desarrollo de este modelo en Carlton, Dennis
y Jeffrey Perloff (1994). Modern Industrial Organization. Segunda edi-
ción. Nueva Cork: Harper-Collins, pp. 250-2.
18/ Con dicha modificación del modelo original, la decisión del líder de
fijar el precio (y no la cantidad) en un nivel por encima de sus costos
medios, no origina la pérdida de su cuota de mercado, evitando así la
guerra de precios predicha por Bertrand.
1919
1919
19
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
«En dicho mercado, la
CMAC maximiza sus
beneficios fijando el
precio e incorporando la
reacción del seguidor,
dado que espera su oferta
y luego elige una cantidad
de la demanda restante,
de forma que maximice
sus beneficio
sus beneficios fijando el precio e incorporando la reac-
ción del seguidor, dado que espera su oferta y luego
elige una cantidad de la demanda restante, de forma
que maximice sus beneficios. Así, la líder anticipa la
demanda y con ello el ingreso marginal y establece
una estructura de costos que calce con sus expectativas,
de tal forma que produzca una cantidad en la que se
iguale el ingreso marginal con el costo marginal (punto
B, donde se cruzan las curvas CmeLp e ImgDR), pero
al precio establecido (punto de equilibrio A).
dores se divide en tres tipos de empresas: A, B y C, y
que la producción total del conjunto se reparte de
manera equitativa. La estructura de costos de las em-
presas del tipo A es tal, que logran un beneficio eco-
nómico nulo; la del tipo B permite lograr beneficios
extraordinarios, pero menores que los del líder; y las
del tipo C ocasiona pérdidas económicas.
De esta forma, el equilibrio corresponde a un punto
en el que la CMAC logra beneficios extraordinarios
(representados por el área sombrada del rectángulo
ABCD), ya que los costos medios son inferiores al pre-
cio establecido en dicho punto.
El gráfico 3 muestra la situación de los seguidores del
mercado. Se asume que el conjunto de dichos segui-
La evidencia empírica corrobora los supuestos y las
deducciones principales de este modelo. Por el lado
del líder, los costos operativos se reducen, se presen-
tan economías de escala (consolidando su posición en
el mercado) y acumulación de experiencia que, en
última instancia, se refleja en el alto retorno sobre el
patrimonio (ROE), el cual mantuvo un promedio de
36,87% entre 1992-2001.
Por el lado de las seguidoras, se pueden apreciar dife-
rencias en la rentabilidad entre las instituciones. Exis-
ten entidades con rentabilidades de acuerdo con los
tres tipos especificados anteriormente: la CMAC Are-
quipa alcanza una rentabilidad de 58,71% en diciem-
bre de 2002, Edpyme Proempresa obtiene una renta-
bilidad de 0,52%; mientras que la CRAC Caja Sur pre-
senta una rentabilidad de 5,73%. Asimismo, mues-
tran heterogeneidad en sus costos, confirmando el su-
puesto del modelo planteado.
Sin embargo, la estrategia del líder no es sostenible
en el mediano plazo, ya que los seguidores empie-
zan a aprovechar las economías de escala y algunos
competidores de similar tamaño (líderes de otra re-
Gráfico 2
Modelo de la estructura actual del mercado de
microfinanzas en Arequipa. Situación del líder
Gráfico 3
Modelo de la estructura actual del mercado de mi-
crofinanzas en Arequipa: situación de los seguidores
2020
2020
20
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
gión) han entrado a disputar el mercado. De esta
manera, la estructura oligopólica perdería progresi-
vamente vigencia, siendo reemplazada por una eta-
pa más competitiva, donde las tasas bajarían y se
aproximarían al nivel de los costos medios, con lo que
mejoraría el bienestar social.
Estructura del mercado de
microcrédito en Lima
Descripción de la estructura del mercado
En el mercado de Lima, se presenta una estructura dis-
tinta de la predominante en provincias. En primer lu-
gar, se observa un desarrollo incipiente en relación con
el tamaño del mercado. La cartera de microcréditos
representa el 0,46% del PBI regional, mientras que la
asociada con otros tipos de crédito representa un 35,3%
de este. En segundo lugar, existe una alta concentra-
ción en los tres intermediarios líderes, pero con un
menor liderazgo de la institución más grande. Ello pue-
de observarse en el hecho de que el 89,3% del mer-
cado en la capital se concentra en las tres empresas
más grandes, a diferencia del 74,5% de dicho indica-
dor en Arequipa19 . Adicionalmente, se tiene un pre-
dominio de altas tasas de interés, que permite un ma-
yor rendimiento del portafolio promedio (50,91%, fren-
te al 43,22% en Arequipa). Por último, hay una mayor
heterogeneidad entre los participantes.
En el mercado microcrediticio de Lima destacan tres
IMF importantes: Mibanco (con una participación en
el mercado del 41,6%), Banco del Trabajo (27,4%) y
Financiera Solución (20,3%). Complementariamente,
se cuenta con la presencia poco significativa de las
Edpyme Edyficar (5,2%), Proempresa (2,8%), Raíz
(1,9%), Crear Arequipa (0,41%) y Credivisión (0,32%).
En este mercado existe una clara diferenciación entre
los estratos de los prestatarios. El mercado de la media-
na y la pequeña empresa es totalmente diferenciado
del de la microempresa, siendo este último el sector
más desatendido. Los bancos han desarrollado una es-
trategia de crecimiento, a través de la captación de los
clientes de mayor tamaño de la IMF. Asimismo, finan-
cian proyectos grupales, en los que un número impor-
tante de clientes forma una asociación para poder ac-
ceder a un financiamiento de menor costo. No obstan-
te, aún no han incursionado en el sector de la microe-
mpresa, dado que todavía cuentan con una estructura
de costos muy elevada para atender montos tan bajos.
De ahí que no sean incluidas en el análisis20 .
De otro lado, los intermediarios en el mercado limeño
no compiten directamente entre sí, lo que se explica
por una cierta diferenciación en sus productos, que
no son sustitutos perfectos. Mientras Mibanco brinda
un servicio más personalizado y mantiene los estánda-
res de la tecnología crediticia tradicional: ofrece un
endeudamiento gradualmente mayor y realiza un aná-
lisis exhaustivo del riesgo de las unidades económicas;
el Banco del Trabajo privilegia los desembolsos rápi-
dos, un menor análisis de riesgo y mayores líneas de
crédito, montos y períodos de repago (con una mayor
tasa de interés).
Adicionalmente, es importante señalar que en merca-
dos incipientes, en el que la mayoría de clientes no ha
tenido una amplia experiencia crediticia formal, existe
una alta fidelización del cliente o barreras al traslado a
otras fuentes de financiamiento. El argumento principal
descansa en el hecho de que tanto los clientes como los
intermediarios, ingresan a una relación con una pers-
pectiva de largo plazo. El cliente buscará permanecer
con el intermediario como fuente de financiamiento,
«Sin embargo, la estrategia del
líder no es sostenible en el
mediano plazo, ya que los
seguidores empiezan a
aprovechar las economías de
escala... De esta manera, la
estructura oligopólica perdería
progresivamente vigencia,
siendo reemplazada por una
etapa más competitiva...»
19/ Por su parte, el índice de Herfindahl equivale a 0,293 en Lima y a
0,3702 en Arequipa, a fines de 2002.
20/ A diferencia de provincias, los microempresarios limeños no cuentan
con muchas opciones de financiamiento formal, por lo que estos tienen un
mayor poder de mercado, resultante en una elevada tasa de interés.
2121
2121
21
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
en la expectativa de lograr mejores condiciones que en
otras entidades. Por su parte, el intermediario esperará
retener al cliente si este se muestra como un buen
pagador, de forma que reduzca la asimetría de informa-
ción existente al inicio de la relación.
De este modo, se busca resolver el problema de la
asimetría de información, conforme el prestatario de-
muestra al prestamista su real capacidad y voluntad de
pago. Con este objetivo, algunas de las medidas más
relevantes para incentivar al cliente a fidelizarse son:
a. Una estrecha relación entre el analista de crédito y
el cliente, de forma que se intercambie informa-
ción entre ellos, lo que le permite obtener mayores
créditos, consejos y otros servicios.
b. Un escalonamiento del monto prestado, de forma
que el cliente valoriza los mayores préstamos futuros.
c. La posibilidad de acceder a mejores servicios y a
otros productos, conforme se acumule una buena
reputación con la entidad.
No obstante, conforme aumenta el número de partici-
pantes y el mercado empieza a ser más disputado, la
información sobre los clientes empieza a tener valor
para los competidores, quienes la aprovechan para
atraer a los mejores clientes de sus rivales. En el caso
de Lima, sin embargo, estas barreras al traslado de clien-
tes aún son significativas.
De lo anterior se deduce que, por el lado de la oferta,
existen en el mercado pocas instituciones heterogé-
neas entre sí; mientras que por el lado de la demanda,
hay un universo de clientes que perciben a las IMF
como una opción reciente. Esto acentúa el efecto de
la segmentación de la oferta y, finalmente, restringe la
libre competencia y la disminución de las tasas activas.
Un modelo de la estructura actual
del mercado
Como ha sido descrito, este mercado se caracteriza
por una fuerte segmentación, acompañada de un ex-
«...es importante señalar que en
mercados incipientes, en el que la
mayoría de clientes no ha tenido
una amplia experiencia crediticia
formal, existe una alta fidelización
del cliente o barreras al traslado a
otras fuentes de financiamiento»
ceso de demanda. En este contexto, el modelo que
mejor se ajusta a la situación actual del mercado es el
de competencia monopolística, en el que cada ofer-
tante goza de cierto poder para fijar un precio por
encima de sus costos medios.
A diferencia del mercado en Arequipa, en Lima las
firmas dominantes ofrecen productos que no son per-
cibidos como sustitutos perfectos, por lo que cada en-
tidad tiene cierto poder de mercado. En segunda ins-
tancia, el mercado de Lima es menos maduro, por lo
que la demanda no tiene la experiencia para precisar
las mejores condiciones de oferta disponible. Ello ge-
nera la heterogeneidad de la oferta. Finalmente, en
Lima existen barreras a la movilización de clientes entre
entidades, lo cual es un claro signo de debilidad en las
presiones competitivas.
Así, para examinar las características del mercado de
microcrédito en Lima, se plantea desarrollar el mo-
delo clásico de competencia monopolística elabora-
do por Chamberlin21 , que analiza las relaciones pre-
cio-número de empresas y costos medios-número de
empresas, para establecer un equilibrio en el precio
y el número de empresas que debe existir en un
mercado. Este modelo predice una correspondencia
inversa en la primera relación, explicada por la res-
puesta en los precios ante una mayor presión com-
petitiva; mientras que para la segunda, se encuentra
una relación directa, generada por la pérdida de las
economías de escala ante la menor demanda atendi-
da por cada una de las empresas.
El gráfico 4 resume la propuesta formulada en el mo-
delo original de competencia monopolística.
«...por el lado de la oferta,
existen en el mercado
pocas instituciones
heterogéneas entre sí;
mientras que por el lado
de la demanda, hay un
universo de clientes que
perciben a las IMF como
una opción reciente»
21/ Este modelo se basa en Krugman, Paul y Maurice Obstfeld (1999).
Economía internacional. Teoría y práctica. Cuarta edición. Madrid:
McGraw Hill.
2222
2222
22
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
La curva cc representa el equilibrio de los costos medios
de cada empresa respecto del número de empresas en
la industria. La curva pp corresponde al equilibrio del
precio maximizador de beneficios para cada empre-
sa22 y el número de empresas en la industria.
La pendiente positiva de la curva cc implica que al
incrementarse el número de empresas, la demanda
de cada una de ellas se reduce dado que algunos clien-
tes preferirán las características de los nuevos produc-
tos, lo que origina que los costos promedio de pro-
ducción total se incrementen. La pendiente negativa
de la curva pp se debe a que el mayor número de
empresas origina una reducción de clientes en cada
institución y, con ello, que un número menor de ellos
esté dispuesto a pagar precios excesivos, lo que origi-
nará una caída en estos últimos. En el gráfico 5 se ilus-
tran ambos efectos: por un lado, una reducción de la
demanda (D1 a D2) y, por el otro, el establecimiento de
un precio maximizador de beneficios (P2) menor que
el inicial (P1). Finalmente, esto último, unido al aumento
Gráfico 4
Esquema del modelo original de competencia
monopolística
en los costos medios (Cme1 a Cme2), genera menores
beneficios económicos para cada empresa.
Con la maduración del mercado, los productos tende-
rán a ser más homogéneos y sustitutos, debilitándose
las barreras que dificultan la movilización de clientes
entre distintas entidades. Desaparecería así, la estruc-
tura de competencia monopolista y surgiría una oligo-
pólica, si se mantienen marcadas diferencias de tama-
ño o tecnológicas entre las IMF competidoras.
A su vez, en una tercera etapa de evolución, la mayor
competencia determinaría una reducción de las tasas
de interés y la salida de las IMF menos eficientes. De
esta manera, se llegaría a una situación óptima de
mercado: un número limitado de las IMF eficientes
ofertaría un producto homogéneo a un precio que igua-
le el ingreso marginal con el costo marginal, desapare-
ciendo los beneficios extraordinarios.
Estructura del mercado de
microcrédito en Huancayo
Descripción de la estructura de mercado
El mercado de microcrédito de Huancayo se caracte-
riza por presentar una típica estructura oligopólica, con
Gráfico 5
Efectos en el precio, cantidad producida y beneficios
económicos para cada empresa en el mercado, ante
la entrada de un competidor
22/ Es decir, donde se igualan el costo marginal y el ingreso marginal.
«Con la maduración del
mercado, los productos
tenderán a ser más
homogéneos y sustitutos,
debilitándose las barreras
que dificultan la
movilización de clientes
entre distintas entidades»
2323
2323
23
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
un claro dominio de la CMAC de Huancayo, que cuen-
ta con el 51,46% de las colocaciones brutas del sector
de pequeñas y microempresas. Asimismo, se registra
la presencia de las IMF activas en el resto de ciudades
del país: Banco del Trabajo (13,22%), Financiera Solu-
ción (12,45%) y Mibanco (6,97%), así como otras enti-
dades más pequeñas.
La comparación muestra una posición ventajosa de la
CMAC Huancayo, en cuanto a eficiencia y rentabili-
dad, ocupando el primer lugar con un indicador de
eficiencia del 15,2% y un ROE ajustado de 36,9%. De
igual forma, esta empresa cuenta con claras ventajas
de costos y rentabilidad, registrando desde 1998 una
significativa reducción de los costos promedio.
En este contexto, la CMAC influye decisivamente so-
bre las estrategias de competencia de las demás IMF
presentes en Huancayo. Dicha entidad establece una
tasa base que orienta las políticas de precios de las
demás IMF, las cuales resultan superiores a la de la
CMAC en todos los estratos.
La estrategia competitiva adoptada
por la empresa líder
Además de una competencia por servicios de la CMAC,
esta empresa ha optado por una alternativa de com-
petencia por precios, como respuesta básica a la in-
cursión en el mercado local de las IMF de Lima dado
que el mercado en Huancayo empieza a saturarse.
Así, a diferencia de la evolución del mercado en otras
ciudades, las presiones competitivas han logrado ge-
nerar en Huancayo un impacto importante en la tasa
de interés activa. De esta manera, por ejemplo, las
tasas de interés para préstamos de entre 3.000 y 4.999
soles se redujeron en la CMAC Huancayo: de 68,6% a
51,1%, en enero de 2003.
Así tenemos que la estrategia del líder consiste en
reducir sus tasas de interés para capitalizar sus venta-
jas de costos y eficiencia, y evitar que el resto de IMF
crezca. La adopción de esta estrategia, no obstante,
no toma en cuenta dos aspectos. En primer lugar, la
distinta base patrimonial de los competidores, que se
asocia con su capacidad para disputar el mercado
mediante una política agresiva de precios. Por tanto,
si la CMAC Huancayo carece de una adecuada capa-
cidad para soportar pérdidas ante una eventual gue-
rra de precios, esta estrategia no sería sólida en el
mediano plazo.
En segunda instancia, adelantar la competencia en pre-
cios genera que el líder no aproveche sus ventajas en
eficiencia y costo por más tiempo, de forma que con-
solide su base patrimonial y se encuentre mejor pre-
parado para afrontar una futura intensificación de las
presiones competitivas.
Notas finales
La estructura del mercado en el ámbito
nacional y sus tendencias de cambio
Una característica del mercado del microcrédito en el
Perú, es su importante grado de fragmentación. Asi-
mismo, se observa una marcada proliferación de IMF
formales, que han asumido diferentes formas institu-
cionales, tales como CMAC, CRAC, Edpyme, bancos y
financieras. Ello refleja, entonces, limitadas barreras a
la entrada creadas por el marco regulatorio y facili-
dades para la formalización de las ONG crediticias.
Esta estructura fragmentada ha influenciado, signifi-
cativamente, en la evolución del mercado de las mi-
crofinanzas en el Perú. Por un lado, ha creado el
marco propicio para el fomento de las IMF regionales
y locales. No obstante, ha generado también una
menor competencia, mayores tasas de interés, me-
nores niveles de eficiencia y proliferación de IMF de
pequeña escala. A pesar de ello, es importante su-
brayar que la fragmentación imperante ha empeza-
do a superarse. Se presenta una clara tendencia a la
consolidación de las principales IMF, así como un re-
novado interés por el microcrédito.
No obstante, la consolidación de una estructura más
competitiva constituye un proceso de mediano plazo,
que generaría el predominio de un número limitado
de IMF de mayor tamaño y la reducción de la actual
dispersión estructural de la demanda, en diversos ni-
chos regionales y sectoriales. Un mercado más inte-
grado podría ser así aprovechado en forma más efi-
ciente, apoyando la reducción del costo del microcré-
«El mercado de microcrédito
de Huancayo se caracteriza
por presentar una típica
estructura oligopólica, con un
claro dominio de la CMAC de
Huancayo, que cuenta con el
51,46% de las colocaciones
brutas del sector de pequeñas
y microempresas»
2424
2424
24
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
dito y permitiendo alcanzar, progresivamente, econo-
mías de escala.
Medidas para promover la competencia
El sector público debe asumir un importante papel en
la tarea de promover la competencia y crear condi-
ciones favorables para el desarrollo de las IMF, influ-
yendo así en la evolución de la estructura de mercado
del microcrédito.
En este contexto, se proponen las siguientes medidas:
(i) reducir las barreras regulatorias para el desarrollo
de las IMF, tanto en lo referente a la operación en dis-
tintas regiones como a la autorización de nuevas ope-
raciones; (ii) ampliar el acceso al crédito y al mercado
de capitales internos de las IMF que muestren los me-
jores indicadores; (iii) fomentar las fusiones, a través
de una elevación de los requisitos de capital mínimos
a un millón de dólares; y (iv) realizar una adecuada
supervisión de las IMF, para incentivar un sano desa-
rrollo de sus operaciones, garantizar condiciones igua-
les de competencia y lograr que los procesos de entra-
da y salida del mercado se produzcan con un mínimo
de costo social.
Al mismo tiempo, se deberían evitar intervenciones
públicas que distorsionen los mercados, tales como fi-
jación de topes a las tasas de interés, que desincenti-
ven el desarrollo del microcrédito, o la incursión de
nuevos intermediarios públicos en las colocaciones de
primer piso, como en el caso del Banco de la Nación.
En el Perú, como resultado de la reforma financiera y
del propio desarrollo de la industria, actualmente, el
marco regulatorio de las microfinanzas es propicio.
Frente a este mayor desarrollo del mercado y de la
competencia que se anticipa, sería importante incidir
en dos aspectos adicionales. Por un lado, realizar un
esfuerzo para limitar el sobreendeudamiento de los
clientes, a través de una actualización y mejora de la
central de riesgos, y una mayor exigencia de provisio-
nes para los clientes que reciben financiamiento de
tres o más IMF. Por otro lado, fomentar una mayor trans-
parencia en la información sobre el costo y las condi-
ciones de la oferta crediticia.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 24). Estructura del mercado de microcrédito en Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Estructura del mercado de microcrédito en Perú". GestioPolis. 24 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Estructura del mercado de microcrédito en Perú". GestioPolis. junio 24, 2006. Consultado el 24 de Noviembre de 2017. https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Estructura del mercado de microcrédito en Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/> [Citado el 24 de Noviembre de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 65990097@N03 en Flickr