Estructura del mercado de microcrédito en Perú

  • Economía
  • 3 minutos de lectura

Las microfinanzas en América Latina han alcanzado su mayor desarrollo en el Perú y Bolivia. No obstante, de acuerdo con un estudio del Banco Central de Reserva (BCR), las tasas de interés en moneda nacional de las instituciones microfinancieras (IMF) ascienden a 58,6% anual, muy por encima del 6,8% que la banca carga a sus clientes corporativos.

52-estructura-del-mercado-del-microcredito-en-el-peru

Así, el mercado financiero se presenta dividido en segmentos en los que la oferta, la demanda y las tasas de interés difieren de forma significativa y que, a su vez, permiten rendimientos elevados en comparación con otros países, debido a la limitada competencia.

El presente texto busca explicar la estructura y evoluci ón del mercado del microcrédito en el Perú. El trabajo se desarrolla en siete secciones. En la primera se examina la fragmentación de este mercado en el país.

En la segunda, se realiza un breve análisis comparativo de la estructura del mercado del microcrédito en el Perú y Bolivia. En la tercera, se examina las etapas en la evolución de dicha estructura. En la cuarta, quinta y sexta secciones se explora la estructura de estos mercados en Arequipa, Lima y Huancayo, respectivamente. Finalmente, la séptima sección recoge las conclusiones
del trabajo y las recomendaciones de política.

El mercado del microcrédito en el Perú: evidencias de la fragmentación

La evidencia muestra que el mercado del microcrédito en el Perú se encuentra fragmentado. El cuadro 1 muestra que las tres entidades que operan en el ámbito nacional Banco del Trabajo, Financiera Solución y Mibanco concentraban, en noviembre de 2002, solo el 30,4% del portafolio total de microcréditos. El resto de las colocaciones a la microempresa se distribuye entre 39 IMF
que, en su mayoría, operan solo a escala regional.

Las causas por las que este mercado se encuentra fragmentado son diversas. En primera instancia, existían barreras regulatorias que impedían a las Cajas Municipales de Ahorro y Crédito (CMAC) operar en el mercado de Lima ; y las Edpyme no se encuentran autorizadas para captar depósitos. En segundo lugar, el crecimiento del microcrédito es un fenómeno reciente, que se ha acelerado desde 1996-1997. En tercer lugar, como parte de la descentralización, se ha propiciado el surgimiento de IMF regionales, como las CMAC y las Cajas Rurales de Ahorro y Crédito (CRAC).

Entre las principales consecuencias de la fragmentación, se debe mencionar: (i) la debilidad de las presiones competitivas y el predominio de altas tasas de interés; (ii) la falta de incentivos adecuados para racionalizar costos y propiciar la eficiencia en la intermediación; (iii) la dificultad en lograr economías de escala; y (iv) la creación de un contexto poco alentador para la innovación organizativa, tecnológica y de productos.

De otro lado, al comparar el caso peruano con su similar boliviano, se encuentra que los mercados de microcrédito en ambos países son distintos. Si bien el Perú cuenta con un saldo de colocaciones vigentes tres veces mayor, la cartera promedio por IMF es US$ 10 millones menor que la boliviana, lo que implica una mayor fragmentación de la industria y, por ende, una menor competencia, que se refleja en el predominio de altas tasas de interés.

No obstante, la mayor eficiencia registrada en el mercado boliviano no logra compensar las menores tasas de interés cobradas, lo que unido a un mayor nivel de morosidad (9,9% frente al 8,5% en el caso peruano), resulta en utilidades menores (en realidad obtuvieron pérdidas equivalentes al 0,1% de su cartera promedio, en comparación con la utilidad neta del 6,8% en el caso peruano).

Etapas de la evolución del mercado del microcrédito Para representar el desarrollo de los mercados de microcrédito en el Perú, se plantea una secuencia de tres etapas. En la primera, la oferta de crédito se concentra en unas pocas entidades, las tasas de interés son elevadas y los productos ofertados no son muy homogéneos.

En la segunda, las primeras empresas consolidan su posición, lo que atrae a nuevas entidades a ingresar en el microcrédito; por su lado, las primeras organizaciones ejercen su poder de mercado manteniendo altas tasas de interés, pero con un producto más desarrollado y homogéneo. Finalmente, en la tercera etapa predomina un mercado competitivo, en el que las estrategias de crecimiento se orientan a la captación de los clientes de los rivales. Así, la saturación del mercado fuerza a la competencia en precios, que se traduce en una reducción de las tasas de interés.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 24). Estructura del mercado de microcrédito en Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Estructura del mercado de microcrédito en Perú". GestioPolis. 24 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Estructura del mercado de microcrédito en Perú". GestioPolis. junio 24, 2006. Consultado el 5 de Diciembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Estructura del mercado de microcrédito en Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/estructura-mercado-microcredito-en-peru/> [Citado el 5 de Diciembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de restlessglobetrotter en Flickr