Estandarización de la educación contable

El fenómeno de la globalización en el que actualmente se vive, exige un cambio en la educación contable actual, debido a las falencias que de que son victimas las universidades (forman solo para “hacer”, estudiantado poco activo, poca investigación, deficiencia en la función del docente), para lo cual estas requieren adquirir ciertas características (Formación integral, Moderna, Investigación científica y tecnología, Crítica) que le permitan estar la vanguardia del desarrollo mundial.

Razón por la cual organismos internacionales como la IFAC y la ISAR han presentado propuestas al respecto (estándares de educación, guías de acción y planes de estudio), pero dichas propuestas pueden resultar bastante profesionalizantes e instrumentalistas y excluyendo aspectos importantes para la educación contable como la investigación, la pedagogía y la interdisciplinariedad.

Educación contable

Las nuevas dinámicas de los negocios y la mundialización del capital ha dado origen a la globalización económica, la cual es un fenómeno evidente e inevitable, en todos los campos, y la dinámica académica no es ajena ha este fenómeno. Llegado éste, es necesario preguntarse ¿el proceso de educación actual es el mas adecuado para formar contables capaces de responder a las exigencias de entornos presentes y futuros?

Para responder esta pregunta es necesario evaluar algunos aspectos, como el papel que juega las universidades en el proceso de formación de los contables, ya que el nivel de exigencia que requiere el nuevo entorno se soporta en el conocimiento científico y en la tecnología. Razón por la cual, los países que aspiren al desarrollo económico sostenible deberán reforzar sus inversiones en educación (primaria, secundaria y superior). Es de tener en cuenta, que las universidades presentan falencias y debilidades en el cumplimiento de su objetivo primordial, pues éstas forman solo para “hacer” y no para “ser”, ni para pensar científicamente, ni prepara para el cambio por falta de la dinámica que exige la globalización.

Además, es necesario evaluar la función del docente ya que se ha privilegiado para ejercer como docente a profesionales exitosos, con experiencia laboral, limitaciones de tiempo para preparar clases y serias deficiencias pedagógicas, los cual convierte la clase tan solo en un espacio dedicado a comentar los propios casos vividos en su trayectoria profesional y perdiendo por completo el saber teórico; por lo cual para un modelo contable mas eficiente se requieren docentes con fuertes bases pedagógicas y profundos conocimientos contables (Docentes con formación en contaduría pública).

Es conveniente resaltar otras falencias como: un estudiantado poco activo en su proceso de capacitación, la inadecuada utilización de las modernas tecnologías educativas y la poca influencia de la investigación como motor de la academia.

Las universidades que quieran formar contables capaces de responder a las exigencias de entornos futuros deberán cumplir como mínimo con las siguientes características:

  • Formación integral: Lo cual implica ver en el estudiante no solo un futuro profesional, sino también una persona que siente, con aspiraciones y sueños. (Revista del contador No 2; Pág. 179)
  • Moderna: Uso de la tecnología de punta en los procesos de enseñanza y aprendizaje. Combina lo económico con lo humano y lo tecnológico con el conocimiento en un proceso orientado hacia el desarrollo sostenible. (Revista del contador No 2; Pág. 180)
  • Investigación científica y tecnología: En la cual se promueve la práctica investigativa como rutina diaria del futuro contable y vinculando los docentes por medio de grupos de investigación que produzcan nuevas tecnologías y conocimientos científicos. (Revista del contador No 2; Pág. 183)
  • Crítica: Se debe tener una actitud de autocrítica franca y honesta para descubrir nuestros errores para cambiar a nuevos paradigmas.

En vista de los vigentes cambios que requieren la educación contable algunos organismos internacionales se han dado a la tarea de proponer la estandarización de la educación contable, a través de guías de acción de la educación contable o planes de estudio mundiales, con el propósito de formar profesionales con un conjunto de bases técnicas cuyas principales características son: Entrenamiento, destreza, competencias, profesionalismo, especialización, entre otros.

La propuesta armonizadora que mas sobresale es la de la IFAC que a través del EDC emite los IES (Estándares Internacionales de Educación) que deben ser aplicados por los contadores profesionales y emite guías de educación en las cuales se establecen las habilidades, conocimiento, valores profesionales y elementos de la educación y la experiencia tales como requisitos de admisión, educación general, educación profesional, evaluación y requisitos de experiencia.

Otra propuesta que sobresale es el plan de estudios emitido por la ISAR, el cual tiene como componentes primordiales el conocimiento, técnicas generales, formación profesional (técnica), exámenes profesionales, experiencia práctica, formación profesional continua y un sistema de certificaciones, que han de desarrollarse a través de unos módulos compilados en cuatro categorías: 1).Conocimiento de la organización y de la actividad comercial, 2.Tecnología de la información, 3).Conocimientos básicos de contabilidad, auditoría, imposición fiscal y sectores relacionados con la contabilidad, 4).Nivel operativo (avanzado) de contabilidad, finanzas y conocimientos afines.

Estas diferentes propuestas para la estandarización que son primordiales por gremios económicos y organismos transnacionales, tienen en el fondo propósitos económicos al pretender homogenizar los contenidos los contenidos y métodos de aprendizaje, sin tener en cuenta aspectos importantes como lo son la investigación, la docencia, la pedagogía, entre otros aspectos inherentes a la educación contable.

En primer lugar la propuesta de educación de la IFAC se propone una visión profesionalizada e instrumental, lo que no permite a la contabilidad interactuar con otras disciplinas del saber que permitan ver a la contaduría como una práctica social, al solo poner énfasis en la práctica comercial y al tener un rechazo a la interrogación conceptual.

En segundo lugar, la propuesta de estandarización de la ISAR tiene como finalidad servir de orientación para el contenido técnico de la formación contable y describe las esferas técnicas que un estudiante debe dominar para ser profesional, y al ser esta propuesta una derivada de propuesta de la IFAC también resulta profesionalizada e instrumental.

“Estos planes de estudio privilegian la profesionalización, la hiperespecialización, y orientan en contenido técnico de la formación contable, en el propósito de armonizar el sistema educativo con las exigencias de los negocios internacionales, no con las dinámicas del conocimiento en sus diversas manifestaciones” (Quijano, 2004; Pág. 107).

Las propuestas citadas no consultan las dinámicas del conocimiento, ni van mas allá del campo financiero, solo se enfocan en lo curricular (Plan de estudios), sin tener en cuenta aspectos pedagógicos, investigativos, didácticos, interdisciplinarios, calidad de la docencia, entre otros.

Llegado a este punto, es necesario preguntarse ¿son las propuestas de estandarización las mas adecuadas para el desarrollo de la educación contable?

Ciertamente, el presente artículo no pretende dar respuesta a esta pregunta, sino dar a conocer las propuestas internacionales para el desarrollo de la educación contable, pero lo que si es cierto, es que el proceso que permita el desarrollo de la formación contable deberá contener a parte de los aspectos curriculares, otros múltiples e importantes como la investigación, la interdisciplinariedad y la pedagogía, que colabores al adecuado desarrollo que la educación contable necesita gracias a la dinámica del mundo actual.

Conclusiones

  • En el mundo actual el conocimiento se ha convertido en el factor decisivo para el crecimiento de los países y esta responsabilidad ha recaído sobre las entidades educativas (universidades), las cuales presentan problemas en cuanto al alcance de su objetivo primordial, a causa de varios factores. Esto compromete peligrosamente el desempeño futuro de la profesión contable, es esta la razón por la cual se necesita un cambio dramático al sistema educativo para empezar a formar profesionales, no sólo en su capacidad de hacer, sino que también tenga fortalezas críticas y lo más importante que se formen personas con ética y valores, características incluidas en el ser.
  • Los estándares de educación contable pueden llegar a ser un arma de doble filo, ya que tanto los estándares y las guías de acción de la IFAC como el plan de estudios de la ISAR han sido desarrollados en países primer mundistas, y se podría llegar a pensar que dichos estándares están en busca en otros intereses diferentes a los académicos. Además se percibe en éstos un carácter instrumentalista y una cohibición a la investigación y a la pedagogía que son factores primordiales para el sano desarrollo de la profesión contable.
  • Un problema actual de la educación es la calidad docente, ya que en este escrito se deja claro que muchos de los docentes actuales no son ciertamente los más calificados para practicar la docencia, ya sea por falta de conocimientos, pedagogía o tiempo para preparar la clase, lo cual se ve reflejado profundamente en la calidad de la educación, para lo cual ni la IFAC ni la ISAR aportan soluciones acerca de esta problemática.
  • En el futuro gracias a la globalización (en todos los aspectos) se necesitaran contables altamente calificados que respondan a las necesidades de dicho entorno como lo son la implementación de códigos de buen gobierno y con estos los estándares contables, para cual se debe hacer una reestructuración a la educación, buscando que esta sea menos profesionalizante.
  • En Colombia necesitamos más iniciativa por parte de los contables, docentes y estudiantes para hacer una reestructuración a la educación contable que permita estar a la vanguardia en conocimientos, prácticas y desarrollo contable.

Bibliografia

  • MEJIA Eutimio; contaduría internacional; 2005
  • ARAUJO E. Jack Alberto; Educación superior y contaduría publica; revista legis del contador (abril-junio de 2000)
  • CARDONA Arteaga john y zapata Monsalve miguel ángel; educación contable; Educación contable: antecedente, actualidad y prospectiva; Medellín universidad de Antioquia 2006.
  • QUIJANO Valencia Olver; la contaduría publica en el entorno global; Popayán universidad del cauca 2004
  • DOCUMENTO ISAR-UNCTAD TD/B/COM.2/ISAR/5-28 de diciembre de 1998
  • DOCUMENTO ISAR-UNCTAD TD/B/COM.2/ISAR/6-28 de diciembre de 1998
  • DOCUMENTO ISAR-UNCTAD TD/B/COM.2/ISAR/16-15 de abril de 1999

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Ramírez Juan David. (2006, octubre 2). Estandarización de la educación contable. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/estandarizacion-de-la-educacion-contable/
Ramírez, Juan David. "Estandarización de la educación contable". GestioPolis. 2 octubre 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/estandarizacion-de-la-educacion-contable/>.
Ramírez, Juan David. "Estandarización de la educación contable". GestioPolis. octubre 2, 2006. Consultado el 21 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/estandarizacion-de-la-educacion-contable/.
Ramírez, Juan David. Estandarización de la educación contable [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/estandarizacion-de-la-educacion-contable/> [Citado el 21 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de stephen_d_luke en Flickr
DACJ