El orden, un hábito clave para mejorar tu productividad personal

  • Autoayuda
  • 3 minutos de lectura

Desde muy pequeño mis padres nunca se cansaron de repetirme que el orden era importante, que cambiaría mi vida… ¡y vaya que tenían razón! Cómo olvidar las llamadas de atención por dejar las cosas fuera de su lugar. Cómo olvidar, años más tarde, aquellos momentos de desesperación, de angustia, como cuando “extravié” mis anillos de matrimonio el mismo día de mi boda… Los tiré por descuido al tacho de basura, cuando trataba de ordenar mi desorden… “y es que para la muestra… un botón.”

Tengo que aceptar que me costó mucho incorporar el orden en mi vida, pero no puedo negar que me ha ayudado mucho a lograr mis objetivos, a darle firmeza a mi plan de vida. Nunca se me borró de la memoria cuando mi padre decía: “espérate el día que tengas tus hijos, ya verás…. y mucho más” . ¡Que tire la primera piedra quien no haya sido desordenado algún día en su vida…!

Lo cierto es que la vida es sabia, el tiempo devela muchos misterios y en la mayoría de personas tarde o temprano se activa la conciencia. Ahora que soy papá parece que las profecías de mi progenitor se cumplieron. No es que el orden aparezca de la noche a la mañana, tampoco que luego de leer un libro te conviertas en una persona virtuosa. Nadie aprende a nadar leyendo manuales, se trata de educar la voluntad y eso cansa y cuesta esfuerzo dice el refrán de los jóvenes.

Como todo en la vida se paga, hoy libro sendas batallas con mis hijos (adolescentes) para que puedan ver el orden con buenos ojos, he perdido cabello, las arrugas han acelerado su aparición… en fin. La verdad es que los resultados se ven a cuentagotas, sin embargo no pierdo la esperanza de que todo este esfuerzo dé resultados como ocurrió en mí algún día.

Pero… ¿Por qué hablar de este tema que puede resultar uno más de esos de los que tanto se escribe en libros y blogs? Es que el orden tiene un impacto muy significativo en nuestras vidas. Leyendo a Enrique Rojas he encontrado razones de peso para entender lo que ya sospechaba. El orden es más que poner las cosas en su lugar, recuerdo a mi hijo menor decirme: ¿pero que tiene que ver poner las cosas en su lugar con ser mejor persona? Rojas nos da algunas luces cuando habla del orden como parte esencial de la voluntad, que se se manifiesta de distintas formas:

  • El orden serial (espacio, tiempo, disposición, relación del pasado con el futuro).
  • El orden total (estructurar partes con el todo, jerarquizar).
  • El orden en la moral (éticas y no éticas, prudencia, fortaleza, justicia y templanza, fe esperanza y caridad.

Destaca cuatro tipos diferentes de orden que inciden en el pensamiento:

  1. El orden en la cabeza: se refiere a poseer unos criterios coherentes para soportar la “avalancha de los medios de comunicación”; una cosa es estar informado y otra muy distinta tener formación y esta se logra con esfuerzo, agrega.
  2. El orden en el tipo de vida: tiene que ver con la organización y planificación de nuestras actividades que alivia la presión que ejerce el tiempo en nosotros.
  3. El orden en la forma: está asociado al aspecto exterior, al que me refería con poner las cosas en su lugar; la ropa, los libros. Es el que a los padres nos convierte en vigilantes en la casa. Sin embargo el autor señala que buscar el orden en forma desmesurada puede traer consecuencias negativas, tanto para la persona que lo persigue como para los que conviven con ella.
  4. El orden en los objetivos: que nos ayuda a sacar adelante los propósitos. Más vale tener unos pocos objetivos que acabar dispersándonos.

En este mundo acelerado, de cambios permanentes, el orden cobra cada vez mayor relevancia; contribuye en gran forma a reducir la ansiedad, el estrés y con ello asegura una mejor calidad de vida. Empecemos por ordenarnos de adentro hacia afuera; es un proceso interminable que requiere paciencia y perseverancia. Quisiera decirles que fue fácil para mi mejorar en el orden, pero no lo fue… demoré más de lo esperado; lo que sí puedo decirles es que una vez que se adquiere la vida pasa de ser una película en blanco y negro a un formato HD, así de clara y nítida puede ser la suya en adelante… Ya tiene la clave, lo demás corre por su cuenta.


Organízate en minutos con el método GTD

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Alcandré Payat Martín. (2011, marzo 16). El orden, un hábito clave para mejorar tu productividad personal. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/el-orden-un-habito-clave-para-mejorar-tu-productividad-personal/
Alcandré Payat, Martín. "El orden, un hábito clave para mejorar tu productividad personal". GestioPolis. 16 marzo 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/el-orden-un-habito-clave-para-mejorar-tu-productividad-personal/>.
Alcandré Payat, Martín. "El orden, un hábito clave para mejorar tu productividad personal". GestioPolis. marzo 16, 2011. Consultado el 13 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/el-orden-un-habito-clave-para-mejorar-tu-productividad-personal/.
Alcandré Payat, Martín. El orden, un hábito clave para mejorar tu productividad personal [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/el-orden-un-habito-clave-para-mejorar-tu-productividad-personal/> [Citado el 13 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de seeminglee en Flickr
DACJ