El arte de la guerra y la clave en la estrategia

Cada tiempo tiene sus propias formas peculiares de guerra. . . Cada uno poseerá también por eso su propia teoría de la guerra —General Karl von Clausewitz

Resumen

Las empresas que deseen permanecer en el tiempo siendo rentables, deben buscar la forma de participar en el mercado global, respetando a la competencia. Entendiendo éste respeto, sobre la base de competir con principios, valores y éticas, alejados de prácticas desleales y deshonestas. En este contexto se desarrolló la presente investigación, contrastando dos posiciones aparentemente antagónicas para el mercado empresarial actual: competencia y lealtad. Para ello se seleccionaron dos categorías claves de análisis: arte de guerra y postmodernidad, ambas enmarcadas en el contexto gerencial de la planificación estratégica, concluyéndose que es posible ser rentable sin destruir al oponente.

Abstract

The companies that want to remain in the time being profitable, should look for the form of participating in the global market, respecting to the competition. Understanding this respect, on the base of competing with principles, securities and ethical, far from practical disloyal and immodest. In this context the present investigation was developed, contrasting two seemingly antagonistic positions for the current managerial market: competition and loyalty. For they were selected it two key categories of analysis: art of war and postmodernidad, both framed in the managerial context of the strategic planning, being concluded that he/she is possible profitable being without destroying to the opposer.

Introducción

Iniciar cualquier estudio serio sobre estrategia o planificación estratégica, obliga al investigador a considerar los aportes efectuados por Sun Tzu, quien vivió en el siglo cuarto antes de Cristo, y su principal manifiesto se conoce hoy día como “El Arte de la Guerra”.

El trabajo de Sun Tzu, consiguió su notoriedad y relevancia en la planificación estratégica actual, cuando en China, las luchas cambiaron de peleas feudales familiares, a batallas entre Estados. De todos los eruditos de su tiempo, Sun Tzu figura por ahora, como el primer consultor en escribir un libro que ofrece soluciones prácticas, las cuales a su vez prometen riqueza y poder a quienes las adoptaran, comprendiendo sus complejos esquemas y visión filosófica de hacer la guerra.

La idea planteada con esta investigación documental, consiste en recuperar los aportes de Sun Tzu y trasladarlos a la actualidad, a fin de que sus tratados sirvan de guía a las organizaciones y sus gerentes, para ayudar en la toma decisiones y enfrentar esta gran “guerra” diaria que implica convivir en el mercado global; buscando alcanzar mejores resultados en contraste con la competencia.

Así mismo, se buscó con esta investigación, contrastar dos posiciones aparentemente antagónicas y resaltar en ellas sus puntos de encuentro más que sus desencuentros: competencia y lealtad. Para ello se seleccionaron dos categorías claves de análisis: arte de guerra y postmodernidad, ambas enmarcadas en el contexto gerencial de lo que hoy día se conoce como planificación estratégica.

Sobre este enfoque y considerando la simplicidad del contenido del arte de la guerra, podría entenderse, tomando textuales las palabras de Sun Tzu al decir: ¨El arte de la guerra está basado en el engaño¨, que la manera de competir radica en confundir a la competencia; pero si se agudiza el estudio en la filosofía que involucra éste arte, puede leerse en palabras del mismo autor que: ¨ La excelencia suprema en el arte de la guerra es atacar los planes del enemigo¨, no dice atacar al enemigo, por el contrario plantea: ¨Trata bien a los cautivos y atiéndelos. Esto se llama ganar una batalla y convertirse en el más fuerte¨. Cada uno de estos enfoques, descubren una visión diferente al engaño como forma de competencia.

Ahora bien, a esta nueva visión, se suma el hecho de que hoy en día, los seres humanos estamos retomando los inicios del saber, volviendo la cara al arte, a la ciencia, a la filosofía.

Esa segmentación que se hizo del conocimiento, bajo la teoría de Descartes, ha quedado insuficiente para dar respuesta al conocimiento y a la forma de conocer; por tal motivo, se ha entrado a la integración del conocimiento y se están retomando las esencias primarias de las cosas. Estos son los postulados que defiende la postmodernidad.

En ese redescubrir la esencia de las cosas y volver al estudio real de la filosofía que encierran, cobra vigencia el entrelazar las dos dimensiones de estudio propuestas, debido a que permiten redescubrir en el arte de la guerra, no una visión de destrucción de la competencia, sino la creación de estrategias para una competencia leal, que permita la supervivencia en el complejo mundo empresarial y gerencial; garantizando rentabilidad a través del logro de la mayor participación en el mercado.

Adicionalmente, al abrirse la posibilidad de comprender esta filosofía del arte de guerra bajo el enfoque postmoderno, que busca la legitima esencia de las cosas; se visualiza un valioso tratado estratégico, que puede ayudar a los gerentes actuales a definir maniobras basadas en ganar mercado e incrementar la rentabilidad, compitiendo con legitimidad y honestidad, sin necesidad de destruir al rival o aniquilarlo, sino superarlo estratégicamente, que según las palabras de Sun Tzu, es lo que debe hacer un gerente; textualmente dice: ¨El comandante adepto a la guerra realza la influencia moral y se adhiere a las leyes y a las regulaciones. Por lo tanto, es capaz de controlar el éxito¨ Michaelson, G. y Michaelson, S. (2003).

Desglosados los enfoques sobre los cuales se desarrolló la presente investigación documentada, se abre una nueva visión postmoderna del arte de la guerra, presentándolo como una herramienta estratégica gerencial, que respetando a la competencia, lucha en el mercado empresarial, sobre un contexto de dominio del medio, sin erradicar a los contendientes, sino anticipándose a sus acciones.

1. Sun Tzu y sus Tratados sobre la Estrategia:

La colección de ensayos sobre el arte de la guerra atribuida a Sun Tzu, es el tratado más antiguo que se conoce sobre el tema. A pesar de su antigüedad, sus consejos siguen manteniendo vigencia en el mundo moderno empresarial. La esencia de su filosofía se basa en lo siguiente:

El arte de la guerra se centra en el engaño, por ello, es necesario tener en cuenta para la planeación de una batalla, los siguientes 7 elementos:

1. Cuando seas capaz, finge la incapacidad; activo, la pasividad.
2. Haz creer que estás lejos cuando estés cerca; y cerca cuando alejado. Simula el desorden a tu enemigo y sorpréndelo.
3. Irrita a su general y desoriéntale. Si el general está colerizado, su autoridad puede ser quebrantada fácilmente. Su carácter no es estable.
4. Finge estar en inferioridad de condiciones, estimula su arrogancia.
5. Ponle en aprietos y acósale. Si está en descanso, fatigadle. Cuando vaya a socorrer a la derecha, atacad a la izquierda; cuando vaya a socorrer a la izquierda, atacad a la derecha; dejadle sin aliento haciéndole correr constantemente de un lado para otro.
6. Si está unido, divídele. Enemistadle con sus aliados.
7. Atácale donde no esté preparado, haz una salida por donde no se lo espere. Hay una cosa que es de gran importancia en la guerra, y es ser rápido como el relámpago; no se puede dejar pasar la ocasión¨. Sun Tzu.

A simple vista, parece esta visión, una manera cruel y poco ética de entenderse con la competencia, pero profundizando en el análisis, el mismo autor plantea: “Por tanto aquellos que son duchos en el arte de la guerra, atraen al enemigo al campo de batalla y no se dejan llevar ahí por él” Sun Tzu. En otras palabras, señala que los elementos esbozados no son otra cosa que saber aprovechar la ventaja y hacer que la competencia, se enfrente en el momento y el lugar que se elija. Dominar a la competencia de esta manera es lo que Sun Tzu quiere decir cuando habla de engañar.

La estrategia debe buscar atacar no solo los recursos de la competencia, sino, ante todo, la mente de sus gerentes y estrategas, sus procesos de pensamiento y la voluntad de su equipo directivo. Por lo tanto, se requiere del uso de acciones directas e indirectas; como herramientas claves para influir en la percepción, las emociones y los actos de los ejecutivos de la competencia.

La finalidad es ganar en el terreno conocido por la empresa que se lidera, y no el destruir al competidor. En esto se resume los siete elementos que plantea Sun Tzu, atraer a la competencia a competir en un terreno conocido, y no en aplicar acciones desleales y faltas de ética.

Sun Tzu diría más tarde: ¨La guerra es una doctrina en la que tenemos que confiar que hemos conformado nuestra posición invensible¨ Michaelson, G. y Michaelson, S. (2003). No habla de haber acabado con la competencia, ni de prácticas desleales, sino, de competir en un terreno que garantice mantenerse rentable y atractivo para los clientes en el tiempo.

El centro de atención principal de Sun Tzu y de sus postulados está en la estrategia, entendida como un cuerpo de fenómenos objetivos recurrentes que surgen del conflicto humano. La mayoría de las definiciones de estrategia son exclusivamente normativas, como si se asumiera que ese fenómeno objetivo no existiera o que es tan obvio que no vale la pena definirlo.

Como en el caso de muchos otros términos científicos, el término estrategia, cuya derivación indirecta proviene de la palabra griega strategos que significa: general del ejército, no tiene la connotación de la palabra moderna. La palabra griega equivalente quizás a nuestra comprensión actual de lo que es la estrategia, posiblemente derive de Strategike episteme que significa la visión del general, o de strategon sophia referida a la sabiduría del general.

Por su parte, Sun Tzu permite entrever su definición de estrategia como “el supremo refinamiento en el arte de combatir los planes del enemigo¨. Afirmaba además que: ¨Los que son expertos en el arte de la guerra someten al ejército enemigo sin combate. Toman las ciudades sin efectuar el asalto y derrocan un Estado sin operaciones prolongadas” Sun Tzu.

Es seguro que Sun Tzu no conoció el término planeación estratégica, él hablaba de la estrategia ofensiva y entre los pasos que decía aseguraban el camino a la victoria estaban los siguientes:

  • Conoce al enemigo y conócete a ti mismo y, en cien batallas, no correrás jamás el más mínimo peligro.
  • Cuando no conozcas al enemigo, pero te conozcas a ti mismo, las probabilidades de victoria o de derrota son iguales.
  • Si a un tiempo ignoras todo del enemigo y de ti mismo, es seguro que estás en peligro en cada batalla¨. (Sun Tzu).

Esta visión se centra en el conocimiento de uno mismo o de la propia empresa y en el conocimiento de la competencia, como secretos del éxito. No supone en ningún momento erradicarla, sino conocerla para poder vencerla.

En este enfoque, la estrategia se presenta como una lógica paradójica, un fenómeno objetivo en el cual las condiciones surgen, las quieran o no sus participantes, se den cuenta o no de sus alcances. En ella las circunstancias se juntan, se pueden volver en contra; pudiendo ser hoy favorables pero mañana haberse convertido en desfavorables. En otras palabras, la estrategia según Sun Tzu, son discontinuidades potenciales que podrían plantear amenazas o oportunidades para las empresas, basadas en el conocimiento real que se tenga de la propia organización, del mercado y de la competencia.

Por lo tanto, según los enfoques analizados hasta ahora, del arte de la guerra y la estrategia, la invitación que se hace a los gerentes de hoy, consiste en salir de su torre de marfil, y mirar su entorno, para sumergirse en las realidades del mercado, interactuar con sus clientes internos y externos y crear una intención estratégica, que no es cosa distinta que crear un punto de vista con respecto al futuro; además de invitar a la competencia a participar en terreno conocido para asegurar el éxito, sin incurrir en prácticas deshonestas ni desleales.

2. El Postmodernismo y su Visión de la Gerencia Estratégica:

Inicialmente, el concepto de postmodernidad según Lyon, D. (2000), estuvo recortado para designar las tendencias hacia la superación de algunas maneras modernas de construir, pero posteriormente se filtró a todo el que hacer de la humanidad. La fórmula de la postmodernidad, se traslado desde la estética a las ciencias sociales, con el inicio de los años ochenta.

El concepto de postmodernidad según Reyes, R. (1988) citando a Honneth, A., presupone una precisa y convincente fijación de algunas características especiales, por medio de las que se ha de remarcar el contraste como época histórica de la modernidad.

Como postmodernidad se denomina a aquellas formas de sociedad en la que todas las maneras de obrar y formas de exteriorización culturales, pueden existir unas al lado de las otras con iguales derechos. Reyes, R. (1988) citando a Honneth, A.

La postmodernidad no sólo presupone un enorme universo fluidamente comunicativo, también alberga contradicciones y conflictos, y sobre todo nueva potencia para hacer las cosas. Reyes, R. (1988) citando a Negri, A.
En un sentido amplio, la postmodernidad, designa el modelo cultural, que a partir de los años sesenta comenzó a gobernar en el mundo. Este término postmoderno pretende expresar, según lo plantea Reyes, R. (1988) citando a Olabuenaga, A., la forma de saber y poder de esta nueva época.

Según Reyes, R. (1988) citando a Sábada, J., el postmodernismo no busca una epistemología que le sitúe en una zona desde donde, recostado, pueda entender el mundo, esté a gusto o no. Por el contrario, busca desde el reconocimiento de una nada real, relativizar sus ideas y acciones, además de entender a los otros como seres, desde la diferencia de enfoque y opiniones. No hay en él dialéctica ni dialógica, hay dialogo a secas.

En él postmodernismo, la ciencia, el arte, el poder o cualquier otro que hacer del ser humano no tiene más fuerza que la vigencia cronológica. La visión postmoderna refiere a la liberación de los pensamientos todavía atados en la modernidad.

En esta liberación de pensamientos postmodernos, el enfoque estratégico del arte de la guerra de Sun Tzu, se centra en la tesis según la cual, se conseguirá evitar el combate si antes de la batalla se concibe la estrategia oportuna.

Según Michaelson, G. (2003), las lecciones estratégicas de el arte de la guerra, en el contexto postmoderno, se han convertido en una construcción general de síntesis mental, para solucionar variedad de problemas, entre ellos los empresariales. Su estudio profundo y análisis esencial detenido, desvelan conocimientos que conducen a la victoria.

3. El Arte de la Guerra y el Postmodernismo:

Según Martínez, M. (2001), el modelo de ciencia que se originó después del renacimiento, ha servido de base para el avance científico y tecnológico de los siglos subsiguientes. Sin embargo, señala el mismo autor, la explosión de los conocimientos, de las disciplinas, de las especialidades y de los enfoques que se ha dado en el siglo XX e inicios del XXI, además de la reflexión epistemológica, han encontrado a ese modelo tradicional de ciencia, no sólo insuficiente, sino, sobre todo, inhibidor de lo que podría ser un verdadero progreso, tanto particular como integrado, de las diferentes áreas del saber.

A lo largo de las últimas tres décadas, se han dado, según Martínez, M. (2001), las condiciones necesarias y suficientes para que todo investigador serio y de reflexión profunda, pueda, subirse sobre los hombros de docenas de pensadores eminentes, y desde esa perspectiva, divisar las grandes coincidencias de ideas y marcadas líneas confluyentes de un nuevo modo de pensar, de una nueva manera de mirar las cosas, de una nueva racionalidad científica y, en síntesis, de una nueva ciencia, la cual presenta notables diferencias con el modo de pensar tradicional, clásico, lógico-positivista.

Se está llegando al final de la ciencia convencional, señala Prigogine, I. (1994); es decir, de la ciencia determinista, lineal y homogénea, y estamos presenciado el surgimiento de una conciencia de la discontinuidad, de la no linealidad, de la diferencia y de la necesidad del diálogo. No solamente se está ante una crisis de los fundamentos del conocimiento científico, sino también del filosófico, y, en general, ante una crisis de los fundamentos del pensamiento.

El problema que se está viviendo según Pico, J. (2002), radica en el hecho de que el aparato conceptual clásico que se pensaba riguroso, por su objetividad, determinismo, lógica formal y verificación, está resultando corto, insuficiente e inadecuado para simbolizar o modelar las nuevas realidades, sobre todo las que han surgido a lo largo de este siglo que se inicia y finales del XX. Pues, tanto en el mundo subatómico de la física, como en el de las ciencias de la vida, en las ciencias sociales y gerenciales, para representarlas adecuadamente, se necesitan conceptos muy distintos a los actuales y mucho más interrelacionados, capaces de dar explicaciones globales y unificadas.

En este contexto, puede retomarse hoy día, la filosofía de Sun Tzu, quien dejó en sus legados, una forma estratégica que pueden adoptar los gerentes postmodernos para administrar sus organizaciones, donde deben tener en cuenta diferentes factores para alcanzar la victoria, así como virtudes y talentos para poder dominar sus organizaciones y mercado. Sun Tzu decía:

“Y por esto el general que no busca la gloria personal cuando avanza, ni se preocupa por evitar el castigo cuando retrocede, sino que su único propósito es proteger a la población y promover las mejores causas de su soberano, es la joya preciosa del Estado… pocos se encuentran de este temple…..Debido a que protege a sus hombres como si fuesen niños, éstos le seguirán hasta el fondo del valle más intrincado. Debido a que se preocupa por sus hombres, como si fuesen sus propios hijos bienamados, éstos anhelaran morir a su lado”.

Como puede verse, la esencia de la estrategia de Sun Tzu, esta en inculcar el amor y respeto entre los trabajadores de la propia empresa e indagar sobre las debilidades y virtudes del enemigo. Afianzando el hecho de estar pendiente de todos los movimientos propios y de los de la competencia, ya que de ello dependerá el crecimiento propio y el de la empresa, posibilitando aún más la victoria.

La postmodernidad esta encarando a los nuevos gerentes con un papel de competir sobre la base de la excelencia y el conocimiento real de su empresa, mercado y competidores; todo esto si se toma como punto de partida los principios filosóficos de Sun Tzu en el arte de la guerra.

Finalmente, la esencia del gerente estratégico postmoderno centrado en la filosofía de Sun Tzu, esta en que sean personas apegadas a sus valores, personal y empresa, con la disposición de anteponer las necesidades de los demás a las propias; con un carácter fuerte y templado, dispuesto a:

1. Guiar mediante el ejemplo, no sólo con palabras.
2. Compartir las tribulaciones de los empleados, no sólo los triunfos.
3. Motivar emocionalmente, no sólo de manera material.
4. Encomendar a todos misiones definidas con claridad, evitando que las misiones se traslapen y confundan.
5. Lograr que su estrategia impulse a la organización y no a la inversa.

Conclusiones

El arte de la guerra es un tratado que enseña sobre la esencia de la naturaleza de un líder. No es un libro sobre la guerra; es una fuente filosófica para comprender las raíces de un conflicto y buscar una solución. Como muestra, una de sus máximas: “La mejor victoria es vencer sin combatir”, nos dice Sun Tzu, “y esa es la distinción entre le hombre prudente y el ignorante”.

El arte de la guerra de Sun Tzu, es una filosofía de supervivencia centrada en estrategias de éxito del estado, o en el contexto actual, de la organización empresarial que la asuma, y no se basa en la destrucción del enemigo o competencia, entendida esta última dentro del mismo contexto, sino en el logro de la victoria centrada en una buen estrategia gerencial.

La estrategia es en la empresa de hoy, el tema gerencial más importante y lo seguirá siendo hasta que surja otra realidad. La estrategia empresarial ha cambiado de la lucha clásica por lograr la mayor participación de mercado, a la configuración de escenarios dinámicos de oportunidades de negocios que generen riqueza, a proponer enfoques estratégicos audaces para mantenerse en un nuevo mundo de ecosistemas empresariales que constantemente tenemos que explorar y analizar.

Los gerentes que sean capaces de entender el arte de la guerra para competir, serán capaces de obtener la victoria, pues la invitación en el contexto postmoderno, es comprender y conocer la esencia de las cosas, y sólo el que se conoce a si mismo y a los demás asegura el éxito.

Referencias bibliográficas

Autores Varios, En Reyes, R. (1988): Terminología científico-social. Barcelona: Anthropos, Pp. 630-648.

Lyon, D. (2000). Postmodernidad. Alianza Editorial. España.

Martinez, M. (2001). Necesidad de un Nuevo Paradigma Epistémico. En AA. VV. Las Ciencias Sociales: Reflexiones de Fin de Siglo. Fondo Editorial Trópikos, Comisión de Estudios de Postgrado, FACES, Universidad Central de Venezuela.

Michaelson, G. (2003). Sun Tzu. El Arte de la Guerra para Directivos. Ediciones Gestion 2000, S.A. España.

Michaelson, G. y Michaelson, S. (2003). Sun Tzu para el Éxito. Ediciones Deauso, Barcelona – España.

Pico, J. (2002). Modernidad y Postmodernidad. Alianza Editorial. España.

Prigogine, I. (1994). ¿El fin de la ciencia?. En: Fried Schnitman D., 1994.
Reich, R. (2004). La Reindustrialización de América.

Sun Tzu. El Arte de la Guerra. Ediciones Alfadil, Editorial Biblioteca Nueva, Madrid – España, (2005).

Von clausewitz, K.. De la Guerra. Editorial Distal, S.R.L, (2003)

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
González Abraham. (2007, marzo 20). El arte de la guerra y la clave en la estrategia. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/el-arte-de-la-guerra-y-la-clave-en-la-estrategia/
González, Abraham. "El arte de la guerra y la clave en la estrategia". GestioPolis. 20 marzo 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/el-arte-de-la-guerra-y-la-clave-en-la-estrategia/>.
González, Abraham. "El arte de la guerra y la clave en la estrategia". GestioPolis. marzo 20, 2007. Consultado el 19 de Mayo de 2018. https://www.gestiopolis.com/el-arte-de-la-guerra-y-la-clave-en-la-estrategia/.
González, Abraham. El arte de la guerra y la clave en la estrategia [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/el-arte-de-la-guerra-y-la-clave-en-la-estrategia/> [Citado el 19 de Mayo de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de soldiersmediacenter en Flickr
DACJ