La educación ambiental en el contexto empresarial hotelero cubano

  • Otros
  • 14 minutos de lectura

En la política ambiental cubana se definen con claridad los instrumentos de la gestión ambiental dentro de los cuales se encuentra la educación ambiental. En el marco jurídico y teórico de la misma se incluye todo un sistema legislativo que partiendo de la Constitución del país como ley fundamental, se instrumenta ddentro de la Estrategia Ambiental Nacional para el período comprendido entre los años 2011 y 2015. El Ministerio de Turismo, por ser un organismo de la administración central del Estado cubano, promueve el desarrollo turístico de Cuba como motor impulsor de la economía y la sociedad, a partir de un turismo de paz, seguridad y salud, basado en el cumplimiento del marco legal nacional e internacional para avanzar hacia la sustentabilidad y apoyado en la superación continua de sus trabajadores, hacia una cultura y conciencia ambientales. Dentro de esta premisa se plantea el contenido de este artículo referido a los procesos de formación y capacitación de los trabajadores en el contexto empresarial hotelero del mayor destino turístico de sol y playa de Cuba: Varadero.

Generalidades del enfoque jurídico de la educación ambiental en Cuba

En Cuba los aspectos relativos al medio ambiente son ampliamente considerados con un enfoque de sustentabilidad, desde los documentos rectores del estado y de la sociedad, pasando por la organización empresarial. En la Constitución de la República se plantea “El Estado protege el Medio Ambiente y los recursos naturales del país. Reconoce su estrecha vinculación con el desarrollo económico y social sostenible para hacer más racional la vida humana y asegurar la supervivencia, el bienestar y la seguridad de las generaciones actuales y futuras. Corresponde a los órganos competentes aplicar esta política. Es deber de los ciudadanos contribuir a la protección del agua, la atmósfera, la conservación del suelo, la flora, la fauna y todo el rico potencial de la naturaleza”.

La Ley fundamental en Cuba en materia de medio ambiente es la Ley 81, donde se considera a la educación ambiental como uno de los instrumentos de la política y la gestión ambiental y se define a la educación ambiental como un “proceso continuo y permanente, que constituye una dimensión de la educación integral de todos los ciudadanos, orientada a que en la adquisición de conocimientos, desarrollo de hábitos, habilidades, capacidades y actitudes y en la formación de valores, se armonicen las relaciones entre los seres humanos y de ellos con el resto de la sociedad y la naturaleza, para propiciar la orientación de los procesos económicos, sociales y culturales hacia el desarrollo sostenible”.

Esta ley define términos importantes que sirven de base a la comprensión de los aspectos que se tratarán posteriormente como es la Gestión ambiental, definida como “conjunto de actividades, mecanismos, acciones e instrumentos, dirigidos a garantizar la administración y uso racional de los recursos naturales mediante la conservación, mejoramiento, rehabilitación y monitoreo del medio ambiente y el control de la actividad del hombre en esta esfera. La gestión ambiental aplica la política ambiental establecida mediante un enfoque multidisciplinario, teniendo en cuenta el acervo cultural, la experiencia nacional acumulada y la participación ciudadana”.

En lo relativo a la educación ambiental la Ley 81, contempla tres artículos dedicados a sentar las bases fundamentales para indicar las pautas a seguir; designa al Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente para la elaboración de las estrategias de educación ambiental y la contribución a su implementación, promoviendo la ejecución de programas en todos los sectores de la economía y de los servicios, grupos sociales y la población en general. En cuanto a las responsabilidades plantea que todos los órganos y organismos estatales, de acuerdo con las estrategias de educación ambiental y en el ejercicio de sus funciones y atribuciones, promover y ejecutar actividades con sus trabajadores, grupos sociales o con la población con la que interactúan, para incrementar sus conocimientos sobre el medio ambiente y sus vínculos con el desarrollo y promover un mayor nivel de concientización en esta esfera, considera además que las instituciones que desarrollen programas de superación y capacitación con el personal dirigente, técnicos y trabajadores en general, incluirán en los mismos la temática ambiental y, en particular, los aspectos relacionados con los vínculos e influencia de su actividad productiva o de servicios, con la protección del medio ambiente.

La Estrategia Ambiental Nacional, expresión de la política ambiental cubana, en la cual se plasman sus proyecciones y directrices principales, en ella queda plasmada como un objetivo específico Consolidar los procesos de educación ambiental en los Organismos de la Administración Central del Estado, instancias gubernamentales, los programas nacionales y proyectos de gestión ambiental y en los ecosistemas priorizados, de manera que contribuyan a la solución o mitigación de los problemas ambientales en la esfera de su competencia.

En consecuencia de lo planteado anteriormente la Estrategia Nacional de Educación Ambiental; señala que “… la educación ambiental debe ser un proceso continuo y permanente que alcance a todos los ámbitos educativos, formales, no formales e informales, dirigido a todas las edades, sectores y grupos sociales”.

Los diferentes sectores empresariales también elaboran sus estrategias ambientales, en lo que se conoce como estrategias Ambientales Empresariales. El Ministerio de Turismo es un Organismo de la Administración Central del Estado que promueve el desarrollo turístico de Cuba como motor impulsor de la economía y la sociedad, a partir de un turismo de paz, seguridad y salud, basado en el cumplimiento del marco legal nacional e internacional para avanzar hacia la sustentabilidad y apoyado en la superación continua de sus trabajadores, hacia una cultura y conciencia ambientales. Este ministerio posee determinada su visión ambiental que plantea: “Ofertar un producto turístico competitivo a escala internacional cuyo atributo principal sea la sustentabilidad para satisfacción de los clientes y demás actores, donde ellos participen activamente y que sea orgullo de nuestra sociedad”.

Entre los objetivos generales de la Estrategia Ambiental del Ministerio de Turismo se señalan:

• Poseer e impartir los conocimientos necesarios para la creación de una cultura ambientalista en directivos, técnicos y demás trabajadores del sector, introduciendo con ella un cambio de conducta hacia el medio ambiente, extendiendo a la vez los conocimientos y la actitud sobre las poblaciones involucradas con el producto turístico.

• Incorporación de una gestión continua del mejoramiento y la sustentabilidad ambiental en el desarrollo del sector y sus productos.

• Consideración del papel que juega el turismo en la dinámica de los principales problemas ambientales nacionales definidos en la Estrategia Ambiental Nacional.

Varadero como destino turístico de sol y playa

En las últimas décadas la actividad turística en Cuba se ha desarrollado considerablemente. Por la posición geográfica del archipiélago cubano y las características de sus costas, la modalidad de turismo de sol y playa se encuentra entre las más ampliamente difundidas en nuestro país. Una de las playas más conocidas del Caribe en el ámbito internacional es la playa de Varadero, extendida por más de 20 Km. de longitud a lo largo de la península de Hicacos, asentamiento de pescadores en otros tiempos, devenida hoy en el más importante destino de sol y playa de Cuba.

Varadero se caracteriza por la calidad de sus aguas para el baño, la fina arena y la seguridad que se brinda al turista, matizado por la jovialidad de los cubanos. Este ecosistema es de una alta fragilidad, dada en primer lugar por estar ubicada en un sistema insular, donde se magnifican las interrelaciones entre sus componentes y por otro lado está el de encontrase en una península en la parte más septentrional de la isla de Cuba.

En el territorio de la península de Hicacos se lleva a cabo una alta ocupación del espacio geográfico, ubicándose la comunidad local de unos 7 000 habitantes, en lo que se conoce como el Varadero histórico y una potente infraestructura hotelera, extrahotelera y de apoyo al turismo. Actualmente existen 50 instalaciones hoteleras con un total de 18 066 habitaciones, operadas por cuatro grupos hoteleros: Cubanacán, Gran Caribe, Islazul y Gaviota, varias de las instalaciones hoteleras fueron construidas con anterioridad a la promulgación del Decreto Ley 212 que norma la gestión de la zona costera, conforme a los principios del manejo integrado de la zona costera, un significativo número fueron construidas con posterioridad, en armonía con las particularidades del entorno y respetando lo normado, por lo que no todas los sectores de la playa poseen similares condiciones, por lo que se hace necesario desarrollar la educación ambiental entre los trabajadores del sector turístico en aras de garantizar el enfoque de sustentabilidad turística para el disfrute de los turistas actuales y futuros.

Desde el año 1998 en la playa de Varadero se ha venido acometiendo un intenso, ordenado y paulatino programa de mejoramiento de las condiciones ambientales que tiene un monitoreo permanente, lo que ha permitido recuperar y mantener la calidad de la playa, el trabajo desarrollado ha estado rectorado por la Oficina de Manejo Integrado Costero y el Centro de Servicios Ambientales, los cuales mantienen un estrecho vínculo con las diferentes instituciones locales.

La educación ambiental en el contexto empresarial hotelero

La educación ambiental debe estar dirigida a todos los sectores de la sociedad, como vimos en el epígrafe inicial, en Cuba se muestra una derivación desde la Constitución de la República, pasando por los ministerios y de éstos hasta sus empresas. Entonces cabe preguntarse ¿Si la educación ambiental debe abordarse en todos las sectores, será homogénea, igualitaria, seguirá el mismo modelo para todas las empresas, en fin, qué hacer? Las respuestas a la interrogante pueden ser múltiples, complejas y hasta contradictorias.

Cuando la educación ambiental se desarrolla en centros educativos de diferentes niveles de escolarización la respuesta está al alcance de los docentes, pero cuando el contexto donde se desarrolla la educación ambiental es el empresarial debemos reflexionar detenidamente, cómo hacer, qué hacer, hasta dónde llegar y principalmente dirigida a quiénes y con qué fin, qué impactos tiene para el desempeño de la empresa que se eleve la educación ambiental de los trabajadores y directivos.

Sería muy conveniente pensar en las características de las personas que aprenden “Dentro de la arista psicológica de un problema ambiental en sus múltiples factores que lo condicionan, es imprescindible tener en cuenta las necesidades, las motivaciones y actitudes que el público meta o destinatario debe tener para participar en la solución del problema ambiental”.

El adulto como sujeto de aprendizaje posee un caudal de conocimientos y habilidades como resultado de sus estudios formales y de su experiencia, estará dispuesto a esforzarse por aprender lo que percibe como necesario y útil, tiende a mostrar una orientación centrada en la solución práctica de problemas, es selectivo en dependencia de motivaciones intrínsecas, generalmente tiene una gran capacidad para hacer comparaciones, generalizaciones y abstracciones, así como tomar decisiones propias, suele ofrecer resistencia al cambio, pues le resulta difícil abandonar sus costumbres.

Los procesos formativos como la educación ambiental, ya sea formal o no requieren de una adecuada planificación, coordinación y compromiso de la más alta dirección que garanticen el éxito de lo previsto, más aún en el contexto empresarial hotelero donde se mantiene una elevada dinámica laboral durante toda la jornada. Una interrogante sería entonces, ¿cómo se desarrolla la educación ambiental en el contexto empresarial hotelero? Las empresas hoteleras en Cuba tienen un Especialista de Formación y Capacitación que entre sus funciones está la de coordinar cursos, conferencias, seminarios, talleres, entrenamientos y otras formas de capacitación para los recursos humanos, en dependencia del diagnóstico de necesidades de aprendizaje que poseen de cada trabajador y directivo, este es el aspecto más formal, que se resuelve por la empresa, solicitando la matrícula a los cursos que se ofrecen en las Escuelas de Hotelería y Turismo distribuidas en todas las zonas de desarrollo turístico.

Pero queda la otra arista del problema, cómo lograr un mejor desempeño ambiental de los trabajadores y directivos en las condiciones particulares de una empresa hotelera, cómo hacer para que constituya un “verdadero traje a la medida”, para que de manera consciente se aumenten los conocimientos, que estos se reviertan en buenas prácticas ambientales que se demuestren como una competencia profesional más en el quehacer cotidiano, que conlleven al compromiso y a la acción y finalmente que se alcance una meta colectiva.

Siguiendo las estrategias ministeriales, cada grupo hotelero traza su estrategia ambiental y orienta a todos los hoteles de su grupo para que elaboren la estrategia ambiental, la base para la elaboración de la estrategia ambiental de una empresa hotelera es el diagnóstico ambiental, que puede realizarse por diferentes vías: contratando el servicio a una empresa especializada, contratando el servicio de asesoría a una de las Escuelas de Hotelería y Turismo, o mediante un equipo interno que realice el autodiagnóstico encabezado generalmente por el Especialista de Calidad o un representante nombrado en la empresa.

Para elaborar el autodiagnóstico ambiental existen diferentes metodologías en dependencia de los fines con que se realice, ya sea para la implementación de un Sistema de Gestión Ambiental (Ej: Normas ISO 14 OOO), para obtener una certificación que acredite su desempeño ambiental (Ej: Aval de Cumplimiento de la Legislación Ambiental Vigente en Cuba, otorgado por el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente), o para obtener un reconocimiento (Ej. Reconocimiento Ambiental Territorial o el Reconocimiento Ambiental Nacional, otorgados por el Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente).

Una vez terminado el diagnóstico ambiental, se determinan los aspectos e impactos ambientales para cada una de las áreas de trabajo, se procede a informar el resultado a la más alta dirección y al colectivo de trabajadores de cada área, se determinan las necesidades de formación ambiental de los diferentes grupos de trabajadores y de los directivos según sea el caso, cuando los problemas diagnosticados estén relacionados con prácticas ambientales inadecuadas que evidencien carencias en la educación ambiental, posteriormente se procede a diseñar el Programa de Educación Ambiental para la empresa hotelera.

En el diseño del Programa de Educación Ambiental intervienen:

• La máxima dirección de la empresa hotelera. (Determina plazos, tareas, responsabilidades, autoriza, convoca)

• Especialista de Formación y Capacitación. (Coordina las acciones del programa, especialistas, locales, convoca, se ocupa de la documentación, de los medios y de materiales necesarios)

• Especialista de Calidad o el Representante designado por la empresa hotelera. (Responsable de la elaboración de la Estrategia Ambiental, de su cumplimiento y rinde cuentas ante la máxima dirección).

• Profesor de la Escuela de Hotelería y Turismo. (FORMATUR) (En calidad de asesor, de conferencista o de evaluador).

A continuación se expone un ejemplo de un Programa de Educación Ambiental para el contexto de una empresa hotelera en Varadero como destino turístico de sol y playa, es un programa real y ejecutado en el transcurso del presente año 2011.

Programa de educación ambiental empresa hotelera

Introducción:

El hotel está enfrascado en la implementación de su Sistema de Gestión Ambiental para mejorar el desempeño en este sentido y obtener el Aval de Cumplimiento de la Legislación Ambiental Vigente que otorga el Ministerio Ciencia tecnología y medio Ambiente (CITMA), por lo que durante el año 2011 se diseñaron un conjunto de acciones las cuales se encuentra la implementación del Programa de Educación Ambiental a las personas de la empresa hotelera..

Objetivo general:

• Elevar los conocimientos sobre las condiciones ambientales que presenta la empresa, para facilitar la concienciación de la necesidad de un cambio de actitud que favorezca emprender acciones con la participación colectiva e individual que conlleven a la implementación de buenas prácticas ambientales que mejoren el desempeño para la obtención del Aval Ambiental.

Meta del Programa:

La elevación de la Educación Ambiental de los actores que interactúan en el hotel, mediante la ejecución de las diferentes actividades del programa propuesto, que se revierta en la actuación cotidiana, en el mejoramiento de las condiciones ambientales generales y en la obtención del Aval Ambiental en el año 2011

Análisis del contexto:

El hotel posee un Diagnóstico Ambiental elaborado en el año 2008 por el Centro de Servicios Ambientales de Varadero, en el cual se identificaron un grupo de aspectos e impactos ambientales, se aprecia además, que en los informes posteriores de las visitas efectuadas por diferentes especialistas continúa planteándose la problemática detectada por el CITMA, así como otros señalamientos que se derivan de prácticas ambientales inadecuadas, todavía en el presente año los problemas continúan sin ser resueltos lo que se evidencia en la actualización del diagnóstico ambiental del 2011.

Análisis de las personas que aprenden:

Las personas que serán beneficiadas con el programa poseen una gran homogeneidad, que se ponen de manifiesto en los aspectos siguientes:

• Su nivel escolar abarca desde la enseñanza media superior a universitaria.

• Poseen un buen nivel de comunicación, salud física y mental adecuada.

• Poseen una conducta ética acorde con las exigencias de nuestra sociedad actual.

Direcciones fundamentales del Programa:

1. Fortalecimiento de la capacidad institucional en el hotel.

Actividades:

1.1 Obtener las normas cubanas, regulaciones ambientales y sanitarias aplicables a las instalaciones hoteleras.

Participante: Responsable de Medio Ambiente.

1.2 Eliminar las violaciones ambientales y sanitarias que proceden en cada área de trabajo del hotel.

Participantes: Directivos y trabajadores.

1.3 Lograr priorizar la obtención de Aval Ambiental en el año 2011

Participantes: Directivos, responsable de Medio Ambiente y trabajadores.

1.4 Lograr la actualización del diagnóstico ambiental y la propuesta del Sistema de Gestión Ambiental.

Participantes: Directivos, responsable de Medio Ambiente y profesor asesor de FORMATUR.

2. Fortalecimiento de la formación y capacitación de los recursos humanos.

Actividades:

2. 1. Ejecutar Conferencia especializada: Caracterización ambiental del hotel

Participantes: Consejo de Dirección del hotel y Responsable de Medio Ambiente.

2.2. Ejecutar entrenamiento sobre Manejo de la Zona Costera

Participantes: Consejo de Dirección del hotel, trabajadores del área de jardinería, mantenimiento,

Responsable de Medio Ambiente y Especialista de la Oficina de manejo Costero.

2.3 Ejecutar un curso de Buenas Prácticas Ambientales para directivos de la instalación.

Participantes: Consejo de Dirección del hotel y Responsable de Medio Ambiente.

2. 4 Ejecutar un curso de Buenas Prácticas Ambientales para trabajadores de la instalación.

Participantes: Trabajadores del área de alojamiento

2. 5. Ejecutar un curso de Manejo de Desechos Peligrosos para trabajadores de la instalación.

Participantes: Trabajadores del área de mantenimiento y Responsable de Medio Ambiente.

2.6. Ejecutar Entrenamiento de post grado Gestión Ambiental

Participantes: Responsable de Medio Ambiente y profesor de FORMATUR.

3. Fortalecimiento de la información ambiental de los recursos humanos.

3.1. Conmemoración del Día Mundial del Medio Ambiente.

3.2. Montaje del mural de Medio Ambiente

3.3. Colocar la señalética a las principales especies de plantas

3.4. Colocar información en la zona costera para contribuir a su cuidado y conservación

3.5. Diseñar y colocar información ambiental para las habitaciones con el objetivo de contribuir al ahorro de los portadores energéticos y el agua

3.6. Divulgar sistemáticamente sobre los consumos de agua y energía a los clientes internos.

3.7. Dar a conocer los aspectos e impactos ambientales de cada una de las áreas de trabajo.

3.8. Dar a conocer el estado de la instalación con vistas a la obtención del Aval Ambiental.

El cumplimiento del programa propuesto ha permitido elevar el desempeño ambiental de las empresas hoteleras debido a la ejecución de buenas prácticas ambientales en las diferentes áreas de trabajo con la participación activa de trabajadores y directivos, con lo cual se demuestra que acciones de educación e información ambiental contribuyen a elevar los resultados de una empresa.

Fuentes bibliográficas:

1. ARIAS HERRERA, HÉCTOR: La comunidad y su estudio – Personalidad – Educación – Salud. Editorial Pueblo y Educación. La Habana. 1995, 134p.

2. CITMA: Estrategia Ambiental Provincial. Delegación territorial del CITMA. Imprenta Universidad de Matanzas. Marzo 1998, 19p.

3. ______________ Estrategia Ambiental Nacional. 2011 – 2015. CITMA. La Habana. 2010, 27 p.

4. ______________ Estrategia Nacional de Educación Ambiental. La Habana. Ediciones CIDEA. 1997, 36p.

5. CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA DE CUBA. Editora Política. La Habana. 1992.

6. Estrategia Ambiental del MINTUR. Cuba. Ministerio de Turismo.

7. NOVO, MARÍA: La Educación Ambiental formal y no formal dos sistemas complementarios. En Revista Iberoamericana de Educación Nº 11, 1996.

8. ____________ La Educación Ambiental. Bases éticas, conceptuales y metodológicas. Ediciones UNESCO y Editorial UNIVERSITAS S. A. Madrid. 1998, 290p.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Vázquez Novoa Alejandro. (2011, octubre 6). La educación ambiental en el contexto empresarial hotelero cubano. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/educacion-ambiental-contexto-empresarial-hotelero-cubano/
Vázquez Novoa, Alejandro. "La educación ambiental en el contexto empresarial hotelero cubano". GestioPolis. 6 octubre 2011. Web. <https://www.gestiopolis.com/educacion-ambiental-contexto-empresarial-hotelero-cubano/>.
Vázquez Novoa, Alejandro. "La educación ambiental en el contexto empresarial hotelero cubano". GestioPolis. octubre 6, 2011. Consultado el 21 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/educacion-ambiental-contexto-empresarial-hotelero-cubano/.
Vázquez Novoa, Alejandro. La educación ambiental en el contexto empresarial hotelero cubano [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/educacion-ambiental-contexto-empresarial-hotelero-cubano/> [Citado el 21 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de paulk en Flickr
DACJ