Dirección estratégica para mejorar la productividad del sector público en Guadalajara México

Hoy en día ante las crisis y turbulencias que afectan a una gran parte de los gobiernos mundiales, originadas principalmente por los acontecimientos que se desarrollaron y se siguen desarrollando en los Estados Unidos de Norteamérica, es de vital importancia para el municipio de Guadalajara, contar con un modelo estratégico basado en la productividad, en los principios y valores éticos que no solamente den certeza interna a la población en general de este municipio, en el corto plazo, sino que origine un movimiento de revisión, de análisis, que profundice en la seguridad pública de los ciudadanos, en la calidad y competitividad de los servidores públicos y de los sectores productivos del municipio, que garanticen el mediano y largo plazo, de los que integramos la comunidad tapatía preparándola así para que sea una “cajita de resonancia” que mande señales de estabilidad y desarrollo armónico.

Hoy más que nunca, el ser humano se encuentra ante una disyuntiva histórica para el futuro de las generaciones venideras.

La problemática actual que viven las organizaciones, se manifiesta en una desmotivación por parte del ser humano que las integra, al no encontrar en ellas, el sentido de trascendencia que éste por su naturaleza busca imprimir en cada una de sus acciones.

Las organizaciones gubernamentales no han sido capaces en una gran mayoría, de encausar todas las potencialidades del ser humano y lograr que éste le encuentre sentido pleno a su trabajo porque no hay algo más allá del “trabajar por trabajar”, no se han preocupado por el hombre que por su naturaleza, aspira a la perfección, y dado que las organizaciones no pueden funcionar sin el hombre, éste se podría convertir en el motor que la organización necesita, para en conjunto con los recursos materiales, financieros y tecnológicos, lograr la organización productiva que el País necesita.

Y sin importar que en la actualidad nuestros niños, jóvenes y adultos se encuentren preocupados por el futuro incierto que se ve en el horizonte en materia laboral y profesional, estoy convencido que el hombre es capaz de resolver la encrucijada, de formar organizaciones productivas que en lugar de desalentar e infundir miedo y frustración ante el futuro, animen y estimulen la inteligencia de los hombres, para que éstos de una vez por todas, den el todo por el todo y se pongan manos a la obra, para conquistar el mundo y entregar a las generaciones venideras organizaciones con grandes oportunidades de desarrollo, grandes retos por cumplir y grandes aspiraciones por lograr.

Durante mucho tiempo y a través de diferentes manifestaciones, nos hemos dado cuenta de todos los problemas que se generan en las diferentes organizaciones lucrativas o no lucrativas, como por ejemplo: quiebras, huelgas, manifestaciones, protestas, violencia, corrupción, daños ecológicos, que son generados principalmente por no tener una visión de futuro clara que le permita a las organizaciones lograr sus objetivos planteados, y sin esa visión la incertidumbre se apodera de todos los recursos que concurren en las organizaciones trayendo como consecuencia los problemas antes citados.

Por lo anterior el buscar estrategias de solución es de vital importancia y por supuesto inevitable ya que postergar el tomar en serio este asunto de las organizaciones podría traer consigo fuertes problemas sociales.

Por otro lado al realizar a fondo este trabajo y tener resultados, beneficiará no solo a los dueños de las organizaciones y a los gobernantes, sino también a la población en general, evitando entre otras cosas incertidumbre, brotes de violencia, mayor delincuencia, desintegración familiar, etc.

Las circunstancias que rodean el problema de las organizaciones gubernamentales son muy variadas, sin embargo las más importantes son:

  • Falta de una política de estado a largo plazo
  • Falta de una visión de futuro de las Organizaciones
  • Falta de capacidad del hombre para enfrentar y resolver esa visión de futuro ( si la hubiera)
  • Falta de integración de los 4 recursos más importantes con que cuenta una organización (humanos, financieros, tecnológicos y materiales)
  • Las comunidades no están preparadas para un reto de semejante magnitud.

La realidad es que estamos ante una problemática mundial en materia de productividad y esto ha quedado más en evidencia con la reciente crisis financiera, económica y social que inició en el pasado reciente en los Estados Unidos de Norteamérica y que ha repercutido de forma dramática en otros países obligando a prácticamente a todos los gobiernos del mundo a tomar medidas extraordinarias para no caer en ese torbellino que amenaza con crecer antes que disminuir.

Algunos gobiernos occidentales incluidos México, han olvidado ser productivos y se han dedicado tristemente a especular, a engañar y a vivir artificialmente. Olvidando que la fuerza de un país y de la riqueza es la productividad real, la que se logra en base al sacrificio, al esfuerzo y a la tenacidad de sus hombres y mujeres, con la guía de un verdadero liderazgo y no como algunos que actualmente conocemos que son caricatura de los grandes hombres.

Lo anterior entre otras cosas pudiera repercutir seriamente en el municipio de Guadalajara, Jalisco, México, ciudad de resonancia nacional e internacional en todos los aspectos, si no se toman las medidas adecuadas y seguimos peleando entre nosotros olvidando que debemos ser productivos cada uno de los tapatíos en el lugar en que nos encontremos, en la trinchera que nos toca defender y en la avanzada que nos toca conquistar.

El municipio de Guadalajara se ha caracterizado por ser cuna y origen de grandes hombres que han encabezado movimientos de trascendencia nacional. Y es por lo antes expuesto que pretendo proponer a los hombres actuales de este municipio (sobre todo a sus gobernantes) un modelo de Dirección Estratégica que basado en una seguridad pública que le de tranquilidad al pueblo, en la vivencia de principios y valores éticos y que desarrollando e imprimiendo calidad en todas las acciones realizadas, logremos todos juntos la competitividad tan anhelada en el concierto internacional. Pero lo anterior requiere de un liderazgo y conducción de la organización gubernamental; que con la aplicación de los elementos anteriores además de retribuirle al ciudadano que paga sus impuestos, con servicios de calidad, pongan al municipio de Guadalajara a la vanguardia del desarrollo Nacional.

Al realizar las premisas anteriores algunos pudieran cuestionar que esto se trata de rescatar el orgullo tapatío, pues están en lo cierto; y el tiempo por venir ante la celebración inminente de los juegos Panamericanos a realizarse en esta gran Metrópoli, nos presenta la oportunidad maravillosa de poner manos a la obra y demostrarle al país y al mundo que hemos sido y somos un municipio que se crece ante las adversidades y logra sus metas y objetivos con toda eficiencia y puntualidad.

Es indudable que muchos se podrán resistir a pensar tan solo ya no digamos creer, que los servidores públicos del municipio puedan trabajar con valores, con calidad, y ser competitivos.

Más aún desarrollar su talento creativo e innovador, algunos otros dudarán de que esos servidores se comunicarán de una manera eficiente y le darán a conocer oportunamente a la ciudadanía sus logros, así como sus errores y fracasos; es posible que algunos digan que no son capaces de tomar decisiones, de no saber negociar, de ser ineptos en el manejo de conflictos, de no saber administrar el tiempo de manera eficiente y por sobre todas las cosas que son incapaces de trabajar en equipo.

Para tristeza y desencanto de muchos servidores públicos, lo anteriormente expuesto es un estigma que hemos arrastrado durante mucho tiempo, sin embargo estoy seguro y creo que hay una reserva de servidores públicos en el municipio que no solo han resuelto la problemática anterior, sino que cotidianamente se esfuerzan y luchan por servir a la ciudadanía que es el objeto de su función pública; y es ahí precisamente en esa pequeña levadura donde centraré mi análisis y fundaré mi propuesta para que de esa semilla florezca el espíritu de renovación, de compromiso, que todos los servidores públicos deben tener, no solo para darle satisfacción a la ciudadanía sino para lograr los grandes cambios que nuestro municipio requiere ante los retos presentes y futuros que enfrenta y enfrentará esta hermosa Metrópoli.

Algunos sin duda se preguntarán y ¿por qué Guadalajara será la cuna de este movimiento productivo en las entidades públicas? Porque estoy convencido que en esta tierra y en sus hombres, se dan los elementos suficientes para emprender tal aventura…

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

0
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Sánchez Moreno José de Jesús. (2008, noviembre 25). Dirección estratégica para mejorar la productividad del sector público en Guadalajara México. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/direccion-estrategica-productividad-sector-publico-guadalajara-mexico/
Sánchez Moreno, José de Jesús. "Dirección estratégica para mejorar la productividad del sector público en Guadalajara México". GestioPolis. 25 noviembre 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/direccion-estrategica-productividad-sector-publico-guadalajara-mexico/>.
Sánchez Moreno, José de Jesús. "Dirección estratégica para mejorar la productividad del sector público en Guadalajara México". GestioPolis. noviembre 25, 2008. Consultado el 14 de Diciembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/direccion-estrategica-productividad-sector-publico-guadalajara-mexico/.
Sánchez Moreno, José de Jesús. Dirección estratégica para mejorar la productividad del sector público en Guadalajara México [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/direccion-estrategica-productividad-sector-publico-guadalajara-mexico/> [Citado el 14 de Diciembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de esparta en Flickr