Diferencias entre talentos y habilidades

  • Talento
  • 3 minutos de lectura

En la elaboración de un proyecto de vida es necesario que éste vaya acorde a nuestra particularidad. Esto quiere decir que sea compatible con nuestros intereses personales, nuestras pasiones, nuestra personalidad, nuestras experiencias previas, y por supuesto, con nuestros talentos y habilidades. Esta es una pieza fundamental, pues si no vivimos un proyecto conforme a nuestra forma de ser, es probable que se convierta en una carga y que terminemos más aburridos y con estrés, en lugar de vivir una vida plena y satisfactoria.

El tema de los talentos y las habilidades es muy relevante. No es suficiente trabajar con los intereses personales. Podemos tener decenas de intereses, pero no todos ellos van a servir a la hora de elaborar un proyecto de vida. Podemos tener rasgos de personalidad, pero esto nos indica la forma como vamos a cumplir nuestra misión. Son los talentos y las habilidades las que finalmente nos van a decir por dónde coger, hacia qué camino transitar, y cuál es la mejor opción a la hora de establecer una misión.

Sin embargo, muchos no distinguen bien la diferencia entre talentos y habilidades. Esta diferencia es vital, ya que para que el proyecto de vida sea exitoso y poderoso, el primer paso es el autoconocimiento, y si no sabemos las definiciones básicas, el ejercicio de conocerse se hace más difícil y poco claro, lo que repercute a la hora de tomar decisiones acerca de la misión y el plan de acción.

Empecemos con los talentos. Un don o talento se refiere a la capacidad de ejercer de forma fácil una actividad, la cual es sobresaliente si se le compara con la forma como los demás la hacen. Este don es innato, naces con él, no se aprende con el tiempo, sino que te es dado por el solo hecho de ser humano. Por supuesto, con el tiempo se desarrolla, pero cuando lo haces, lo ejecutas de forma natural y fluida, sin mucho esfuerzo. Es más, así no lo desarrolles, es notorio comparado con la forma como los demás hacen esa actividad.

Los talentos usualmente tienen mucho que ver con los tipos de inteligencia, y son visibles por los demás. Todos usualmente lo notan cuando usas un talento. Y estos talentos, al contrario de lo que muchos piensan, no se refieren solo a temas artísticos. Hay innumerables talentos, y casi que hay decenas de ellos por cada tipo de inteligencia. Es verdad, tú naces con decenas de talentos, solo que usualmente reconoces unos pocos, los que has usado o son más notorios.

A diferencia de los talentos, las habilidades no son innatas sino adquiridas. Una habilidad o destreza es una actividad que aprendes con la observación y la práctica. Es cierto que van de la mano, pues uno aprende mejor las actividades que están basadas en los talentos, pero me refiero a conceptos, conocimientos, estrategias, técnicas y aprendizajes que se adquieren.

Por ejemplo, puedes nacer con el don artístico de la pintura, pero te encanta solo trabajar con lápices, y lo haces bien así no recibas ninguna clase. Sin embargo, sin quieres trabajar en óleo, sí que tienes que aprender de maestros, o al menos ellos te enseñarán técnicas, trucos y sofisticaciones para que uses la técnica de la mejor manera posible. Estas son ya habilidades o destrezas, y no naces con ellas, sino que las desarrollas si es tu interés hacerlo.

Para un proyecto de vida también es vital conocer estas habilidades o destrezas. Por supuesto, en el curso de tu vida has aprendido muchas cosas, y la mayoría no te van a ser muy útiles para tu plan de vida, aunque tal vez sí para otras cosas. Por eso, es importante que definas también qué cosas conoces o sabes hacer bien, para que las pongas en servicio de tu proyecto de vida, ya que es información muy valiosa, y son técnicas que has aprendido que no pueden dejarse de lado. Con esto también incluyo la profesión o los oficios.

Por esta razón, es necesario que hagas un recuento de las destrezas y de los talentos, ya que estos van a ser vitales en el proceso de elaboración de un proyecto de vida.

Si deseas conocer más sobre cómo desarrollar tus talentos y habilidades para un proyecto de vida, te invito a adquirir el curso en pdf “Impactando Al Mundo: Cómo Elaborar Un Proyecto De Vida, donde te expondré con detalles todos estos temas. Para acceder al curso, haz clic aquí.

Si te gustó el artículo, dale “me gusta” y compártelo. Déjanos saber tus comentarios en la parte inferior del artículo, y danos tu opinión.

Si deseas trabajar en ti de forma más personalizada a través de consultas psicoterapéuticas presenciales o por Skype, haz click aquí.

Te deseo las más grandes bendiciones.

Guillermo Mendoza Vélez www.SaludMentalyEmocional.com

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Mendoza Velez Guillermo. (2018, junio 19). Diferencias entre talentos y habilidades. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/diferencias-entre-talentos-y-habilidades/
Mendoza Velez, Guillermo. "Diferencias entre talentos y habilidades". GestioPolis. 19 junio 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/diferencias-entre-talentos-y-habilidades/>.
Mendoza Velez, Guillermo. "Diferencias entre talentos y habilidades". GestioPolis. junio 19, 2018. Consultado el 19 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/diferencias-entre-talentos-y-habilidades/.
Mendoza Velez, Guillermo. Diferencias entre talentos y habilidades [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/diferencias-entre-talentos-y-habilidades/> [Citado el 19 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de fsadykov en Flickr
DACJ