Cultura Cubana (Cubanía) en la animación turística y el servicio al cliente

  • Marketing
  • 22 minutos de lectura

Introducción

En la actualidad, la acción de viajar se está  convirtiendo no solo en una simple distracción, sino en un elemento de formación, interacción y relación con otro medio natural, social y cultural distinto al habitual.

Los adelantos en las comunicaciones propician toda la información necesaria sobre los lugares y destinos que se deseen visitar por su cultura y sus atractivos. Evidenciándose  el uso de nuevas tecnologías de la información y comunicación (TICs), los medios informáticos desempeñan un papel fundamental para informarnos.

Los clientes además de inclinarse por los atractivos turísticos de la región que vistan y el confort del alojamiento; se interesan por el tipo animación que se ofrece en el lugar como, valor añadido. Atendiendo que esté estrechamente vinculada a la cultura del país y el lugar que visita.

La palabra animación es muy escuchada en nuestros días, pero no todas las personas la definen igual, la amplia variedad de su contenido permite que cada quien la identifique de manera diferente.  Investigadores como ; Abreu (2010, 2011,2012), Labollita y Farré (2008), Castro (2012), Valencia (2012), Badesa Miguel  (2008), Villagrán y Arévalo (2010), Crosby, A. (2009), Casanovas (2008), Cenamor (s.a) y Gil (2012)  hacen una valiosa caracterización de la animación turística. La  OMT (2012) plantea que  animación turística es “toda acción realizada en o sobre un grupo, una colectividad o un medio, con la intención de desarrollar la comunicación y garantizar la vida social”.

En otras consultas realizadas a las revistas online coinciden en aspectos importantes para la conceptualización de la animación turística.

Todos apuntan a que la animación turística es una especialidad de servicio que busca que el entretenimiento sea efectivo y significativo para los visitantes, a través del aprendizaje teniendo como objetivo crear un ambiente favorable en el cual de forma divertida todos participen como protagonistas y muy pocas veces sean espectadores, permitiéndoles  un mejor aprovechamiento de su tiempo libre, en forma sana y creadora.

Esta  autora luego del análisis de los criterios de diferentes investigadores sobre el tema pudo concluir que Animación es toda acción realizada sobre un grupo de personas con la intención de desarrollar la comunicación, fomentar la vida social y crear un ambiente idóneo en un establecimiento turístico, cuyo objetivo final es la dinamización y el fomento de la economía de la empresa.

Esta disciplina es formadora y enriquecedora de la vida humana haciéndose  necesario precisar mejor su alcance.

Desarrollo

A partir del año 2000 las principales motivaciones  en la industria hotelera se centran en la interacción de los clientes con el entorno y la cultura del país que visita, proporcionando un descanso relacionado con el divertimento y la posibilidad del intercambio enriquecedor de valores culturales entre los clientes y el lugar visitado.

A los visitantes les interesa conocer acerca de la historia del país o región que visita, la evolución de su economía, sus bellezas naturales, expresiones artísticas, su cultura de forma general. Todo esto, expresado con profesionalidad, cordialidad, respeto, o sea, con cultura, se convierte en un incentivo más y de hecho, en un elemento de animación.

La animación turística permite una aproximación cultural entre diferentes individuos; mediante ella podemos patentizar los valores humanos y sociales que son parte de nuestro acervo cultural.

Para llevar a cabo todo lo anteriormente planteado el departamento de animación, deben estar formados por profesionales de la actividad y que se encuentren debidamente implicados en el funcionamiento general del establecimiento, creando programas de animación acordes con la orientación de mercados definida por la instalación y capaz de satisfacer a sus consumidores.

Una animación que se identifique con las raíces autóctonas de su región, implica una diversificación de propuestas que ponga en valor la historia y el presente; que muestre no sólo las riquezas naturales, sino también el devenir social, que potencie la gastronomía, las tradiciones, la música, los valores del país, esos que forman la base del proyecto político-social.

De ahí que sus objetivos principales sean:

  • Crear un ambiente relajado y distendido en el establecimiento.
  • Conseguir que la mayoría de los clientes se sientan vinculados al establecimiento y su entorno.
  • Satisfacer a los clientes actuales y alcanzar mayores niveles de repitencia, siendo este un método efectivo de promoción y publicidad de la instalación.

Son elementos de la programación que deben usarse por lo menos una vez por semana en  todos los establecimientos en los que lo permita la infraestructura, el material y la tipología del cliente. Se trata  de  tematizar  las  actividades  del día,generalmente   haciéndolas.

Aún en la actualidad se observa por parte de algunos equipos de animación poco aprovechamiento de las de actividades que incluyen manifestaciones artísticas, recreativas y culturales. Escasez de actividades pasivas para los clientes que así lo prefieran. Una insuficiente promoción de las actividades del programa. La no existe una amplia variedad de actividades para el segmento infantil. Insuficiente  conocimiento de la cultura nacional e internacional, así como poco dominio del idioma. Presencia de animadores empíricos en el departamento. Mala calidad los equipos y materiales para el desarrollo de las actividades. Todo esto trae como consecuencia la disminución del nivel de satisfacción de los clientes en cuanto a las actividades de animación.

Lo planteado anteriormente se ve reflejado en las actividades programadas que se les ofrece a los clientes, con la finalidad de que vivan una experiencia nueva  e inolvidable cada día en nuestras instalaciones.

El animador de hoy debe ser capa de diseñar programas de actividades de animación turística adecuados a los objetivos y recursos de la entidad y al público al que se dirigen, desarrollar de manera creativa programas de actividades lúdicas, artístico-culturales, físico-recreativas, espectáculos de animación o con talento artístico y otras en lengua materna y extranjeras. Saber promover y divulgar las actividades programadas para propiciar y motivar la participación de los clientes con ética y profesionalidad,  haciendo especial énfasis en los valores de la cultura cubana.

La cubanía dentro de las actividades de  animación turística  no  se debe ver como una camisa de fuerza, de obligatorio cumplimiento. Nuestra principal ventaja radica en que el cliente que nos visita viene muy interesado en profundizar en la cultura cubana. Conociendo de ante mano los positivo y lo negativo que al respecto de difunde en las  redes sociales. Siendo esto un arma para motivarlo  a conocer la realidad de nuestra cultura.

Para lo cual el equipo de animación debe ser capaz de despertar en los clientes  el deseo de adquirir y vivir nuestra cultura. En todas las actividades de animación de un modo u otros se puede patentizar lo planteado anteriormente.

Es preciso diversificar la oferta a los visitantes con acciones que no solo propicien el descanso, sino que conviertan su etapa vacacional en una experiencia fructífera y enriquecedora.

En muchas de nuestras instalaciones turísticas, los programas de animación reflejan claramente  la pérdida de creatividad e innovación sistemática, así como  los valores culturales y autóctonos de nuestra región. Hay insatisfacciones en lo relativo a la proyección cultural y la cubanía, en el diseño y concepción de las actividades que se llevan a cabo. Existe falta de diversidad, coherencia y representatividad de las instalaciones y su entorno. Observándose en las actividades la distorsión, en mayor o menor medida, determinados elementos de la cultura cubana y, por ende, su imagen.

Por lo que se hace imprescindible que los programas de animación de las instalaciones hoteleras sean integrales lo que se resumen en  una  correspondencia entre sus características y el tipo de cliente que vista la instalación. Además de reflejar variedad y creatividad en sus propuesta.

Las actividades dentro del programa de animación  pueden ser diseñadas según:

  • Las áreas del hotel
  • Fiestas especiales
  • Días temáticos

Los Días temáticos dentro del departamento de animación.

Su importancia radica en la posibilidad de crear un día diferente, especial. Despertando la  estimulación de cliente para participara en la actividades de animación, en un día atípico para él. Al introducir  variedad  en  cuanto  a; un  tema para todo el día y  a  la  forma  de  organizar las actividades en la jornada.

El equipo de animación se encarga de la ambientación y la caracterización de los lugares escogidos para la celebración. De igual modo utilizarán un vestuario alegórico al día y que les permita realizar las actividades programadas.

Un aspecto importante para garantizar el éxito de día es la promoción, esta se debe realizar días anteriores al evento. Utilizando todas las formas posibles de promoción con las que cuenta el establecimiento. Se puede apoyar en los departamentos de servicio al cliente, que existen en la instalación.

Aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora de realizar un día temático:

  • Promoción e imagen: La promoción del evento es fundamental para obtener la participación deseada de los clientes. Además de carteles promocionales   atractivos, el empleo del micrófono.  Son   recomendables  los   la entrega de sueltos.
  • Implicación de otros departamentos: un día temático debe ser un evento donde se implica a todo el personal del hotel. Los huéspedes deben notar en todo el complejo que este día pasa algo especial. La recepción entrega panfletos a los  nuevos clientes; los dependientes y las  camareras  llevarán un detalle  especial  en  su
  • Organización: todas  las  acciones  se  organizan  desde  el  equipo  de animación,  por  lo que debe haber una comunicación perfecta entre el consejo de dirección y las personas implicadas. Se sugiere utilizar un check-list para asegurar que no se nos escape nada. Un tema que falla a menudo y que aprecian los clientes mucho es la puntualidad; es preciso estar antes del comienzo de la actividad con todo el material necesario para cumplir  correctamente con la programación.
  • Decoración: un  buen  ambiente  es  influido  por  muchos  aspectos,    los  sitios  donde  se  realizan  acciones  y  actividades  del  día temático han de estar decorados según el tema del día.
  • Música ambiental:  la  música  es  un  factor  que  influye  mucho  en  el ambiente del  día. Hagamos una buena selección de música ambiental para las actividades.

Aunque la realización de un día especial significa mucha organización y planificación,  es  importante  cuidar  todos  los  detalles  del  evento.  Un  día temático bien desarrollado puede convertirse en un recuerdo vacacional distinto e influir en la próxima elección del destino vacacional; sin olvidar que ese día generaría  una  gran  cantidad  de  comentarios en las redes sociales.

El departamento de animación columna vertebral de Día cubano dentro de la instalación.

El departamento de animación debe mantener  una actitud abierta y optimista puesto que es el encargado de proporcionarle al cliente la diversión y logra que este lo disfrute, de transmitir emociones, alegrías lo cual genera placer y permite la relación con otros clientes dentro de la instalación, por ello se convierte en la columna  vital e indispensable para el desarrollo del día cubano o cualquier otro día temático.

La programación de actividades debe estar bien diseñada con propuestas atractivas. Se recomienda que las actividades ha presentar, ya se halla comprobado que son del agrado de los clientes. La característica de este programa se refleja en una fuerte temática variada y representativa de la Cultura Cubana. En la programación del día deben existir actividades que se vinculen con los departamentos de la instalación.

La animación nocturna debe mantener el mismo ritmo de la animación diurna.

Por lo que a continuación se propone una serie de actividades  para así poder elevar el nivel de satisfacción de la animación turística  en una instalación.

Propuesta de las actividades para potenciar la cubanía en las actividades de  animación turística.

  • Juegos cubanos para el segmento infantil.
  • Juegos de trompos.

Es práctica bastante común entre los pequeños de estos barrios.

En su ejecución utilizan diferentes maneras de accionar pues mientras los unos le hacen bailar sobre el suelo, los otros muestran toda su destreza realizando malabares ya bien al deslizarle sobre la cuerda que le sirve de propulsor o en la palma de sus manos.

Generalmente el juego consiste en una competencia de habilidades donde se trata de demostrar a todas luces, la maestría alcanzada por cada jugador.

  • La quimbumbia.

Generalmente se juega con dos o tres bases y un palito cilíndrico de extremos afinados, el que se trata de golpear con otro más largo.

Mientras unos accionan a la ofensiva tratando de conectar sobre el peculiar implemento, los demás jugadores intentan capturarlo de fly o de roling.

A pesar de ser avizorado en Matanzas y Varadero, esta práctica lúdica resulta mucho menos extendida acá que las bolas y los trompos.

  • Los papalotes.

Durante los días en que la brisa sopla con más fuerza, sobre todo en la época marcada de la efímera etapa invernal, niños de ambos sexos, en compañía o no de adultos, se dan a la agradable ocupación de empinar papalotes en parques u otras áreas descubiertas de estas urbes.

Existen algunos pocos más modestos que sus congéneres, carentes de una estructura tan armoniosa y sólida, así como de tan eficientes materiales para su confección, los que los niños suelen denominar simplemente como chiringas.

El deleite de volar tales objetos no aparece en el texto “Juegos Cubanos”, pero sin dudas es parte de la actividad lúdica tradicional de estas regiones.

  • Chivichanas.

Aunque de manera bastante dispersa, apremiados para su construcción de ruedas provenientes de patines desechables, aparece en las ciudades estudiadas la presencia de un medio bastante rústico de locomoción, consistente en una tabla adosada a dos largos brazos, en los cuales se insertan los citados elementos rodantes. Esta modalidad no recogida por Alfaro Torres, la disfrutan los niños preferiblemente en parejas, pues uno de ellos suele impulsar al otro, aunque les sea posible desplazarse también en solitario.

La denominación de chivichanas a tales objetos, da nombre a la expresión lúdica. Aunque reiterada su práctica entre los varones, es posible encontrar niños de ambos sexos dedicados a ella.

  • Juegos de yaquis.

Con una mayor participación que los representantes del sexo opuesto, las niñas se dedican a un juego muy antiguo, practicado por los griegos bajo el nombre de pentalita.

Aunque en la obra de Alfaro Torres se muestra una amplia gama de formas al ejecutarlos, en estos barrios se apreció fundamentalmente la variante denominada “Tiquitear”, consistente en lanzar una pequeña pelota al aire e ir cogiendo primero cada uno de los yaquis, luego de dos en dos, de tres en tres, hasta de seis en seis. Al finalizar es común alguna que otra expresión en los pequeños, que distinga su triunfo. Ello sobre todo se ejecuta acá “a lo fino”, es decir, sin mover ningún yanquis al tratar de coger el otro. De ocurrir un movimiento de ese tipo, el jugador terminará por entregar su turno al siguiente compañero.

  • Peregrina o tejo.

Esta actividad lúdica es bastante compartida entre niños de ambos sexos, no sin cierto predomino de las niñas.

En los barrios objeto de estudio fue apreciable en su variante más común, es decir, a partir de un diagrama dibujado en el piso, hacia el que los niños lanzan una lata escachada, tratando de alcanzar los recuadros que le componen de forma progresiva.

De lograr ese propósito deberán avanzar en un solo pie a los cuadros siguientes y regresar en ese orden hasta el principio y salir. De caer la lata sobre la raya o fuera del recuadro pretendido, cederán los jugadores su turno al próximo competidor. La similitud del gráfico con un avión le da nombre al juego.

Otras variantes como “El nueve” y “El caracol”, aparecidas en “Juegos Cubanos”, no fueron apreciadas durante la investigación.

En el caso descrito ganará el que habiendo lanzado la lata al recuadro doce, vaya hasta aquel y tras sacarla, logre descender al primero.

  • Juegos con la suiza.

Puede afirmarse que esta forma de jugar resultó ser la más generalizada entre las niñas, aun cuando también sea practicada por varones.

Su ejecutoria suele ocurrir de diferentes formas, aunque generalmente acaece en solitario, tratando de saltar reiteradamente la cuerda sujeta a sus extremos por cada mano. Otra variante es aquella donde los competidores al saltar, asumen diferentes posiciones con brazos y piernas.

Muchas de las formas de bailar suizas, descritas por Alfaro Torres, no fueron apreciadas en la investigación.

  • Juegos de correr.

De los denominados “juegos de correr”, compartidos con igual satisfacción por representantes de ambos sexos, se pudieron reconocer algunos de los descritos por Alfaro Torres y otros no aparecidos en el libro “Juegos Cubanos”. Destacaron por su nivel de coincidencia en los citados lugares “Los escondidos”, “Chucho escondido”, “El pañuelo o pañoleta”, “Burrito 21”, “La gallinita ciega” y los clásicos “Carreras en sacos” y “Carreras en zancos”.

“Los escondidos”, forma muy antigua de jugar sigue estando presente en muchos niños actuales.

Consiste en dejar en una madrina (árbol, poste u otro objeto) a un niño previamente seleccionado, mientras el resto intenta ocultarse en los alrededores. Aquel que se queda, hará un conteo de números consecutivos y al concluir este, lanza una frase casi siempre concluida en: ¡El que no se escondió se revienta! A seguidas intenta descubrir a sus compañeros y de hallar alguno, gritará su nombre e intentará alcanzar corriendo la madrina. El niño descubierto que logre alcanzar antes dicho objeto, logrará salir o ganar, de lo contrario será el próximo quedado.

Para el juego denominado “Chucho escondido”, los niños acá utilizan una rama delgada de corta longitud, la que intentarán ocultar del resto de los competidores, agrupados en torno a una valla o madrina. Una vez que haya ocultado la rama o chucho, el encargado de esa misión lo hará saber a los demás gritando: ¡Ya!, mientras los otros intentarán encontrarlo. El que oculta el chucho utilizará los términos: ¡frío!, ¡tibio! Y ¡caliente! o ¡se quema!, para anunciar la cercanía de alguno de los niños al objeto escondido. Al grito de ¡se quemó!, todos corren hacia la valla, mientras el poseedor del chucho intenta pegar al resto por las piernas.

“El pañuelo o pañoleta” consiste en dividir en dos bandos o equipos a un grupo de niños, los que serán situados convenientemente a ambos lados de una línea trazada en el piso, sobre la que se coloca un pañuelo.

Los competidores recibirán números consecutivos, de manera que tengan un similar entre sus oponentes. El que dirige el juego cantará un número y los aludidos se aproximarán al pañuelo, tratando de apoderarse de este, pero evitando tras esa acción ser tocados por su rival. De evadir el roce, tratarán así de arribar a su formación, mientras son perseguidos. Los que arriben sin ser tocados, sumarán unidades a sus respectivos equipos y ganará el colectivo de mayor puntuación.

Para la realización del juego “Burrito 21” se divide un grupo de niños en dos equipos, con igual número de miembros. Cada integrante de uno de los bandos, pasa los brazos por delante de la cintura del próximo compañero. El primero hace un apoyo en una pared o un árbol, de manera que toda la fila quede sostenida. Cada uno de los del segundo equipo desde una distancia prudencial, corre y salta sobre la espalda del último de la fila e intenta caer sobre el primero que no tiene otro encima. Los de arriba tratan de mantenerse y los de abajo se esfuerzan por sacudírselos. El que se cae sale del juego. Gana el equipo que logra librarse de sus oponentes.

“La gallina ciega”. Consiste en escoger a un niño de un grupo, al que se le vendan los ojos, mientras los demás forman un círculo a su alrededor. El pequeño vendado, al que se le denomina “gallina ciega” es obligado a dar vueltas en el lugar, con el ánimo de desorientarlo. Se sostiene un diálogo y la gallinita intenta coger a algunos de los del círculo, pero estos huyen aprovechando que aquel está vendado. Al atrapar a uno, ese pasa a ser la gallinita.

“Las carreras en sacos” y “Las carreras en zancos”, son competencias lúdicas muy del agrado de los niños . Las primeras como su nombre lo indica, consisten en intentar desde el interior de un saco y tomándolo por sus extremos, correr a campo traviesa para alcanzar una meta antes que uno o varios rivales. “Las carreras en zancos” aunque más mermadas en su ejecutoria fueron apreciadas en esas dos urbes. La utilización de tales implementos resulta indispensable para la ejecutoria de dichos juegos. Ambas expresiones no aparecen registradas en el texto “Juegos cubanos”.

Otros juegos aunque en menor escala y de manera no coincidente en las ciudades investigadas, aparecen como resultado de la investigación. Entre ellos podemos citar: “Perrito goloso”, “Bandidos y policías”, “Ardilla sin casa”, etc.

  • Juegos variados.

Entre esas variantes lúdicas descollaron por su repitencia y sistematicidad los juegos “Pasito inglés”,”Cuatro esquinas” y “rabo del burro”, aun cuando los dos últimos no se registraron en la ciudad de Cárdenas durante el curso de la investigación.

La primera de ellas no aparece en la clasificación de Alfaro. Se juega con dos madrinas, una para contar y la otra donde se encuentran los demás niños, que tratarán de llegar al que cuenta, sin ser vistos.

“Cuatro esquinas” es una variante lúdica que no fue registrada en el texto “Juegos cubanos” y consiste en cuatro jugadores que se sujetan por una sola soga atada en sus extremos a la que le dan forma cuadrilátera y separada ellos aproximadamente un metro por detrás de un objeto colocado sobre el piso. El primero que logre capturar dicha prenda es el ganador.

Por su parte “El rabo del burro” es uno de esos juegos que viene de antaño, practicado por niños de muchos países. Consiste en colocar el rabo a un burro de cartón o cartulina, con los ojos vendados.

En menor cuantía y de manera aislada fueron vistos juegos como “Las frutas”, “Pelea de enanos”, etc. Se evidencia también en estos juegos la existencia de algunos no descritos antes en el referido libro cubano.

  • Juegos con rondas y cantos.

Entre los principales juegos donde aparecen en su ejecución rondas y cantos, se apreciaron algunos muy conocidos por diversas generaciones de cubanos. “Rueda rueda”, “Alánimo”, “La señorita”, y “El patio de mí casa”. Los mismos se caracterizan por el movimiento circular de los pequeños, mientras entonan cantos alegóricos a esos nombres.

Muy esporádicas fueron las posibilidades de apreciar variantes lúdicas de juegos de prendas, así como los bien reconocidos piteos y lo que se lograra acá de manera bien exigua, se corresponde sobre todo con el quehacer de algunos niños. Lo limitado de esas expresiones y de muchas otras que fueran disfrutadas antes por padres y abuelos, son pruebas fehacientes del deterioro que experimentan tales formas en la actualidad.

Actividades con marcada cubanía a ejecutar en las instalaciones hoteleras.

  • Clases de Artesanía:

La artesanía es una de las manifestaciones artísticas que ocupa un lugar de primerísimo interés turístico. El papel del animador consiste en programar visitas a museos y ferias artesanales donde se pueden encontrar muestras representativas de la artesanía local y nacional.

Las clases deberán ser desarrolladas entro de la instalación y con el apoyo de  un artesano, aunque siempre deberá estar presente el animador. Este tendrá conocimientos sobre  esta materia. El local debe poseer herramientas que faciliten la confección de piezas artesanales por parte de los clientes. El objetivo de esta actividad será, conocer acerca de las diferentes manifestaciones artesanales autóctonas mediante la elaboración objetos artesanales.

Se elaboraran los trabajos teniendo en cuenta las medidas de seguridad principalmente con los niños y los clientes con discapacidad. Una vez terminado los trabajos se pueden realizar exposiciones en el lobby u otra área o crear un área de exposición decorado con las mejores obras en un lugar visible al alcance de todos los visitantes.

  • Artes plásticas:

En un área de la instalación se pueden apreciar algunas de las manifestaciones de la plástica contemporánea de varios artistas que están a la venta, sin embargo con esta actividad se propone crear  un espacio de exposiciones o talleres de autores de reconocimiento de manera regional, nacional e internacional. Estas actividades se pueden desarrollar en correspondencia con eventos artísticos o periódicamente con previa  promoción de este espacio.

La autora propone además, destinar un espacio en la instalación que haga funciones de biblioteca o salón de lectura donde encuentren títulos y cócteles no alcohólicos, no solo para propiciar la promoción de ventas, sino para complacer a los turistas asiduos a la literatura. Contar con un espacio para conocer las obras nacionales. Se sugiere lanzamientos de libros, así como lecturas compartidas, certámenes poéticos, dramatizaciones y comentarios sobre la vida y obra de escritores del país.

Dar un buen servicio a los clientes se ha convertido en un reto de los hoteles. Esto solamente es posible ganando su confianza a través de nuestra formación, autoridad y puntualidad, unida a nuestra creatividad. Nuestro  deber es  entender y divertir a los huéspedes, dándoles la seguridad y satisfacción que se merecen.

Los juegos en equipo son muy aceptados por los clientes propiciando la diversión del que participa y del cliente que se encuentra observando la actividad. Puede ser juegos como; La naranja compartida que consiste en  trasladar una naranja sin que esta sea tocada con las manos, el equipo que logre pasarla todos sus integrantes, será el ganador. La naranja puede ser cambiada por otra fruta típica cubana. Otro juego puede ser La cuerda de globos, cada equipo tendrá una cuerda a modo de tendedera de ropa, en el cual una punta puede estar fija a algún soporte (pared, columna) y el otro extremo puede sujetarlo un miembro del equipo, en un cajón pueden estar colocados globos de diferentes colores. El juego consistirá en que cada miembro de cada equipo, por relevo a por turno, busque entre los globos uno del color de su equipo, lo infle, lo ate y lo cuelgue en la tendedera con la ayuda de un palito de tendedera, gana aquel equipo que logre colocar mayor cantidad de globos en su tendedera. Existen múltiples juegos en equipos que pueden ser utilizados ya que el objetivo de la actividad es el entretenimiento del cliente.

Los juegos de baile también son de interés para los clientes. Son aquellos juegos que tiene que ver con la música, la danza, que puedan o no utilizar los grupos musicales o de los propios animadores detrás de la mesa de mezcla, este tipo de juego es competitivo, aunque puede darse alguna variante individual, entre los mismos tenemos: La escoba, el farolillo, el limbo, el periódico, las sillas musicales, el sombrero bailarín.

Los juegos en le agua como el palo encebado utilizando las variantes que el equipo de animación determine pueden ser de atractivo para los clientes.

  • Actividades Nocturnas:

Es la que mejores resultados reporta en la participación de clientes y depende del trabajo de promoción realizado por el equipo de animación durante el día.

Pueden realizarse, velada, show de participación, bailes  con agrupaciones o música grabadas. Sería una buena ocasión para invitar agrupaciones o personalidades destacadas de la cultura cuban. Las propuestas estarán en dependencia de la gestión del departamento de animación.

El escenario a  celebrarse será tanto al aire libre como en locales cubiertos siempre que se cuente con las  condiciones  adecuadas para su ejecución.

La animación nocturna constituye el broche de cierre de una jornada feliz. Es contemplativa y participativa. En ella se aprecian espectáculos musicales y juegos de participación y competencias de bailes, etc.

Otras acciones encaminadas a potenciar la  cubanía:

  • Realizar juegos de participación en los que los ganadores reciban como premio artesanías cubanas.
  • Entregar como souvenir a los huéspedes repitentes una tarjeta de felicitación con motivos cubanos.
  • Incluir dentro del espectáculo nocturno la Noche del Aficionado donde quien lo desee puede manifestar su talento artístico todo ello organizado en un espectáculo referente a la cubanía.
  • Preparar shows culturales donde se muestren las raíces y tradiciones, trajes típicos y canciones cubanas.
  • Impartir clases de baile donde se enseñen ritmos cubanos como el chachachá, mambo, son y otros ritmos.
  • Programar actividades donde se conozca a ciudades, sitios de interés histórico y cultural propiciando el acercamiento de los clientes al patrimonio, costumbres y tradiciones cubanas.
  • Introducir juegos tradicionales cubanos, como el yoyo, la pelota y juegos de habilidades como el baile de la silla, la escoba bailarina, el baile de la cajita de fósforos, el plátano equilibrista.
  • Realizar competencias de conocimientos sobre temas cubanos. Ej: quien conoce más         de Cuba, quien conoce más a…., qué sabe usted de deporte, etc.….
  •  Realizar una noche cubana dentro del restaurante buffet que incluya cocina en vivo de manera  tal que el cliente presencie la elaboración de algunos platos tradicionales como asados entre otros.
  • Impartir cursos de cocina cubana y coctelería a quien desee aprender  a elaborar platos y tragos típicos, acción que implica la relación del cliente con las costumbres y tradiciones de la nación cubana.
  • Organizar juegos deportivos (Olimpiadas cubanas) con un carácter recreativo como son: competencias, simultáneas, encuentros amistosos entre grupos que pueden formarse espontáneamente o ser previamente seleccionado y exhibición de diferentes deportes. Pueden ser acuáticos o terrestres.
  • Promover en todos los bares los tragos característicos cubanos, y capacitar a los empleados acerca de su origen, verificar además varias veces en la semana la calidad de su preparación

Conclusiones.

Nuestro país es rico en cultura y los clientes que visitan nuestras instalaciones desean disfrutar de actividades cubanas e interactuar con el equipo de animación.

Es preciso profundizar en los estudios de la animación turística como una forma de contribución a las nuevas tendencias y exigencias de la actividad turística, así como  enriquecer los programas de animación teniendo en cuenta las exigencias y deseos de nuestros clientes, tener en cuenta esta  propuesta elaborada, utilizar la presente investigación como material bibliográfico referenciado para futuras investigaciones.

Hemos querido mostrar además algunos ejemplos de actividades que se pueden realizar en los días temáticos en especial el Día cubano. Dejamos al criterio de los animadores la búsqueda de otras actividades que estimulen la participación de los clientes en este día y hagan su estancia en nuestro país más placentera.

Bibliografía

  • Abreu Hernández, P.P. (2004). La Animación es algo más que… Manual teórico-práctico de Animación Turística. Ed. Región.
  • Abreu, Hernández, P.P. (2009). Animación Turística.[En línea] Magazine. Fiesta consulting. Disponible en http://www.animacion-turistica.com
  • Badesa Miguel (de) S. (2008). Perfil del animador sociocultural. 1ra,  ed. Madrid Editorial  Narcea. 150p.
  • Bargh, J. A. (2003). Personality & social change: attitude and social formation in a student community
  • Barkett, I. (2009). Theories of the social formation of personality. [en línea]. Disponible en: http://www.related inform.net
  • Barrantes  Echavarría, Rodrigo (2012). Educación a Distancia. EUNED. San José de Costa Rica. Editorial Pedagogía.
  • Colectivo de autores (2008). ANIMACIÓN de Actividades Físicas y deportivas: Ciclos Formativos p 499
  • Crosby, A. (2009). Re-inventando El Turismo Rural
  • Gil, Ignacio (2012). Ocio y Animación Turística. Disponible en: HTTP://WWW.ACTTIV.NET/BLOG/CREANDO-EXPERIENCIAS
  • Msc. María silvina cobas pérez. (eaeht) Msc. Yunia espinosa garcés. (eht ij) Material de apoyo taller de actividades fisico-recreativas (2015).

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Moreira Boada Carmen. (2015, diciembre 8). Cultura Cubana (Cubanía) en la animación turística y el servicio al cliente. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/cultura-cubana-cubania-la-animacion-turistica-servicio-al-cliente/
Moreira Boada, Carmen. "Cultura Cubana (Cubanía) en la animación turística y el servicio al cliente". GestioPolis. 8 diciembre 2015. Web. <https://www.gestiopolis.com/cultura-cubana-cubania-la-animacion-turistica-servicio-al-cliente/>.
Moreira Boada, Carmen. "Cultura Cubana (Cubanía) en la animación turística y el servicio al cliente". GestioPolis. diciembre 8, 2015. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/cultura-cubana-cubania-la-animacion-turistica-servicio-al-cliente/.
Moreira Boada, Carmen. Cultura Cubana (Cubanía) en la animación turística y el servicio al cliente [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/cultura-cubana-cubania-la-animacion-turistica-servicio-al-cliente/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 49088478@N05 en Flickr
DACJ