Consejos para una buena formación empresarial

  • Talento
  • 3 minutos de lectura

Queremos aquí sólo señalar algunos aspectos interesantes que usted y vuestra compañía deben tener presente al tomar tan importante decisión.

Los aportes para completar esta lista son bienvenidos, así que si lo invitamos a completar este listado de consejos para una buena formación.

1. Primero el individuo. Si desea que su inversión se vea multiplicada varias veces, piense en su cliente interno, acepte que ellos son primero personas y, después, agentes de generación de productividad. Cuando se logra aceptar este hecho, es más fácil que procesos como el de trabajo en equipo y motivación se den en la empresa.

¿Cuánto dinero ha invertido en procesos de formación interna que responden a directrices de la alta gerencia y no a necesidades reales del equipo base?.

2. Cuide su inversión. Ninguna Compañía seria podrá llegar ante ustedes, prometiendo solucionar sus problemas de productividad con base en una serie de formaciones aisladas.

La mejor forma de perder su inversión es permitir llevarse por la propuesta de personas que prometen motivar su personal, con tan solo una sesión de trabajo, puesto que se puede dar lo que se conoce como “Efecto Alka Seltzer”.

Su personal saldrá muy entusiasmado de las formaciones esporádicas y de seguro una semana después habrá olvidado lo impartido por el facilitador. Para cuidar su inversión primero trace un norte y de preferencia a propuestas que lo invite a adelantar procesos.

3. Usted merece estar con los mejores. Si está decidido a invertir en su gente, procure tener el mejor equipo de trabajo a su disposición. No escoja una propuesta basado en el coste de la misma.

Construya indicadores que permitan identificar cual propuesta cumple con los requerimientos dispuestos y negocie con la seleccionada. Lo barato normalmente sale caro.

4. Marketing al Cliente Interno. Es supremamente importante realizar un estudio detallado del cliente interno presente en nuestras compañías.

Es la gente la pieza fundamental en la vida de una empresa y, una firma, cualquiera que sea su orientación, demanda el conocimiento claro de su equipo de trabajo.

No basta con tener el mejor de los productos sino se tiene absoluta claridad sobre el cliente interno, que es al fin y al cabo, la extensión de su Compañía.

Cuáles son sus inquietudes, sus necesidades de formación, como implementar una cultura de servicio al cliente, como generar sentido de pertenencia, entre otros aspectos, son parte básica en el proceso de marketing al cliente interno, de cara al proceso de formación y desarrollo que se pretende ejecutar en la empresa.

5. Considere los siguientes interrogantes. ¿Existe un diagnóstico de formación real?. ¿Existe perfil de cargos y análisis de competencias?. ¿Qué tan bien conoce a su gente?. ¿Su equipo conoce y comparte las políticas de la Compañía?. ¿Todos conocen y comparten la visión, misión y principios de la Empresa?.

6. Mida resultados. Este elemento permitirá hacer tangible el impacto del proceso de formación al interior de la compañía.

Un adecuado análisis de brecha, facilitará la toma de decisiones sobre cuales elementos deben reforzarse o corregirse con acciones futuras de formación.

7. Venda la idea. En algunos países y, en algunas compañías, la formación es vista como una pérdida de tiempo y como una obligación para el trabajador; es común observar compañías que distribuyen listados con los cursos asignados para cada miembro del equipo (sin que éste haya participado directamente) y en horarios no laborables, lo cual genera normalmente un rechazo por parte de éste.

La formación es la mejor inversión que puede hacer una empresa y un individuo; ambas partes deben ceder un poco de su espacio para adelantar este proceso.

8. Outdoor. Siempre que sea posible, prefiera adelantar la formación en espacios alejados al lugar de trabajo, toda vez que esto contribuye a elevar la sinergia y los niveles de concentración de las personas.

9. Retroalimentación. Esta fase debe tener por lo menos tres actores principales: la empresa o persona que contrate para adelantar el proceso de formación, el responsable del proceso al interior de la misma y su gente. Leer correctamente las señales expuestas por las distintas partes le ayudará a seguir mejorando en el proceso de desarrollo de su compañía.

Mejoramiento continuo debe ser parte de la forma de vida.

De seguro, muchos conocedores de la materia, saltarán a la palestra y señalarán con razón, que estos son muy pocos consejos para tan importante proceso, pero desde ya ratificamos nuestra invitación para que envíen sus aportes y construyamos un detallado listado de consejos para que todos los empresarios y personas responsables del proceso de formación, encuentren una guía básica que les permita conducirse adecuadamente por el camino del desarrollo. Bienvenidos pues los comentarios.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Ruiz Rincón Hermes Alfredo. (2006, febrero 18). Consejos para una buena formación empresarial. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/consejos-para-una-buena-formacion-empresarial/
Ruiz Rincón, Hermes Alfredo. "Consejos para una buena formación empresarial". GestioPolis. 18 febrero 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/consejos-para-una-buena-formacion-empresarial/>.
Ruiz Rincón, Hermes Alfredo. "Consejos para una buena formación empresarial". GestioPolis. febrero 18, 2006. Consultado el 15 de Julio de 2018. https://www.gestiopolis.com/consejos-para-una-buena-formacion-empresarial/.
Ruiz Rincón, Hermes Alfredo. Consejos para una buena formación empresarial [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/consejos-para-una-buena-formacion-empresarial/> [Citado el 15 de Julio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de tim_and_selena en Flickr
DACJ