Concepción jurídica de José Martí

  • Otros
  • 3 minutos de lectura

En la actualidad y con el desarrollo científicos-técnicos alcanzado en nuestros días, el estudio de la Historia, ha variado extraordinariamente, ya no es aquella ciencia encargada del estudio de la evolución de la sociedad, de la organización social de la comunidad primitiva, la ciencia que se encarga de revelar las condiciones del derrumbe del sistema esclavista, y las condiciones de surgimiento y los rasgos y caracteres del sistema feudal, mostrando además la desembocadura de toda evolución en la formación de la sociedad burguesa. Sino la ciencia que abarca un complejo sistema de conocimientos, relacionados tanto con la naturaleza, como con la sociedad.

El Derecho es una ciencia dinámica que tiene su objeto de estudio: se trata de la regulación de las relaciones sociales, cada rama que lo integra, tiene desde sus diversas formas y matices un mismo fin, un mismo objeto de estudio que es la regulación de las relaciones sociales.

El Derecho Permite al hombre explicar el origen de las sociedades políticas, su evolución, establecer regularidades. Para el logro de las misiones anteriores, el Derecho se apoya en un conjunto de Métodos y tareas que el hombre, en dependencia del nivel de desarrollo alcanzado, debe emprender.

En el proceso docente – educativo, el Derecho desempeña un importante rol, en la formación de la personalidad integral del estudiante, pues ayuda a comprender la concepción científica del mundo, al integrar los conocimientos políticos y socioeconómicos, define posiciones marxista-leninistas al conocer el origen, desarrollo y evolución del Derecho, y Desarrolla habilidades como: Observar, describir, caracterizar, explicar, argumentar, comparar, valorar, entre otras.

La enseñanza de la Historia General del Estado y del Derecho, es una importante fuente para la formación de sentimientos, valores y actitudes en el educando, por ejemplo, desarrolla sentimientos de amor a la patria, fomenta valores como la responsabilidad, laboriosidad, honestidad, la solidaridad, el patriotismo, entre otros; acerca al estudiante a los más modernos medios tecnológicos como la informática, el video, y la televisión, ya que en el proceso de enseñanza aprendizaje el estudiante buscará informaciones computarizadas, aplicará conocimientos adquiridos a través de la televisión o las profundizará a través de materiales contenidos en video.

La obra martiana también se puede integrar a la enseñanza de la Historia General del Estado y del Derecho; el empleo por parte del maestro del pensamiento martiano para ilustrar su narrativa, crónicas, artículos, y cartas. El conjunto de la obra martiana encierra un inmenso aporte cognitivo, desarrolla habilidades y fomenta la formación de conocimientos valores y actitudes, que se relacionan con las aspiraciones de la universidad cubana en la actualidad.

La enseñanza del Derecho desarrolla el gusto estético jurídico en los alumnos, a través de él se recrea la espiritualidad del hombre en el equilibrio armónico existente entre la naturaleza y sociedad.
Entre las ciencias nuestro Héroe Nacional mostró infinito amor por el Derecho, decía el Apóstol “En los pueblos libres, el Derecho ha de ser claro”.

Para Martí el Derecho es esencial; es como es una necesidad imprescindible en la lucha por el hombre libre y para vivir, y se refiere a la esencia espiritual del derecho, a su carácter de universalidad”. Su lenguaje y su razonamiento, lo es sobre la base de una lógica consecuente. Su gran Batalla Jurídica sería la patria, Nuestra América y la Humanidad. El Derecho será su arma desde la adolescencia hasta Dos Rios.

El vínculo entre Martí y el Derecho se aprecia también en el empleo de imágenes, metáforas, donde adopta objetos, procesos y fenómenos de la naturaleza para realizar análisis, enjuiciar y emitir criterios.

La obra literaria del más universal de los cubanos, está dotada de un amplio y variado lenguaje simbólico recurso empleado por el hombre en su obra para hacer alusión al estado, conducta, a las ideas, hechos, emociones y espiritualidad de los hombres y desarrollo de objetos, fenómenos y procesos que operan en la realidad circundante.

Para este hombre de ciencia, filosofía, cultura y amor, “El derecho, si quiere triunfar pronto, ha de ser pintoresco y artístico. En otra línea del pensamiento a través de sus ideas pedagógicas relacionadas con la enseñanza de la Historia valoró a niveles muy superiores el estudio de los hechos históricos de lo cual expresó “Los hechos legítimamente históricos son tales que cuando uno en si, a más de reflejar en todo la naturaleza humana, refleja especialmente los caracteres de la época y la nación en que se produce”.

La manera de encontrar una camino científico y filosófico para el mundo del presente y del futuro es relacionar dos elementos presentes en la condición humana: las emociones y la inteligencia, y que ellas nos conduzcan a la acción.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Peña Valdés Tania. (2008, octubre 20). Concepción jurídica de José Martí. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/concepcion-juridica-de-jose-marti/
Peña Valdés, Tania. "Concepción jurídica de José Martí". GestioPolis. 20 octubre 2008. Web. <https://www.gestiopolis.com/concepcion-juridica-de-jose-marti/>.
Peña Valdés, Tania. "Concepción jurídica de José Martí". GestioPolis. octubre 20, 2008. Consultado el 17 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/concepcion-juridica-de-jose-marti/.
Peña Valdés, Tania. Concepción jurídica de José Martí [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/concepcion-juridica-de-jose-marti/> [Citado el 17 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de phunko82 en Flickr
DACJ