Competitividad regional en el Perú

  • Economía
  • 17 minutos de lectura
31Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
La competitividad como instrumento para el cre-
cimiento económico de una región es siendo pro-
movida por ltiples instituciones en el nivel inter-
nacional y, recientemente, nacional. Este es el caso
de los Programas Regionales de Competitividad (PRC),
que los Gobiernos regionales deben elaborar a soli-
citud del Consejo Nacional de Descentralización
(CND). El concepto de competitividad ha cobrado
importancia en los últimos años, pero es un con-
cepto abstracto que necesita una metodología de
medición. Por ejemplo, aunque ha sido diseñado
de manera participativa, el PRC de la región Piura
carece de un indicador de resultados que permita
evaluar el estado actual de la competitividad y su
avance a lo largo del tiempo.
En este sentido y basado en el PRC de Piura y la ex-
periencia internacional, el presente documento pro-
pone una metodología de análisis del entorno com-
petitivo regional acorde con el PRC: el índice de com-
petitividad regional sostenible (ICRS). El indicador se
basa en el paradigma sistémico de la competitividad,
que busca el desarrollo empresarial como una
herramienta para el desarrollo sostenible y equitati-
vo. La metodología del ICRS puede ser imitada fácil-
mente en rminos de tiempo y recursos en otras re-
giones, para elaborar una línea de base que permita
evaluar el progreso de sus PRC y establecer priorida-
des de política.
Las cuatro bases o factores del
Programa Regional de
Competitividad de Piura
El ICRS mide las variables vinculadas a los factores
físicos, instrumentales, intangibles y humanos del PRC
existentes en una región, definiendo a una región
como el espacio en donde se puede influir en el de-
sarrollo o modificación de estos factores. Estas varia-
bles se forjan en forma progresiva, gracias al capital
social existente en una región, e incluso pueden ser
anteriores a cualquier intervención o inducción al
cambio realizada por el Estado.
Siguiendo el concepto de la competitividad sismi-
ca, el ICRS estudia las condiciones para la competiti-
vidad regional en los niveles meso (políticas regio-
nales), meta (valores culturales orientados al desa-
rrollo) y micro (competitividad empresarial). Los cua-
tro factores eje del PRC se ubican en los niveles meso
y meta.
La base humana: se buscar generar capacidades
en la fuerza laboral y en la clase empresarial para
enfrentar la globalización y el cambio constan-
te. La abundancia de mano de obra barata no es
un factor de competitividad relevante, si no exis-
te una base humana con habilidades y aptitudes
Rosa Lyn Joy Way CIPCA
Cómo establecer prioridades en las regiones del Pe: una
propuesta de índice de competitividad regional sostenible (ICRS)1
«El indicador se basa en el
paradigma sismico de la
competitividad, que busca el
desarrollo empresarial como
una herramienta para el
desarrollo sostenible y
equitativo…»
La infraestructura: medio importante para poder producir y competir
1/ Resumen del documento desarrollado en el marco del con-
curso de investigación ACDI-IDRC 2003. Pod descargar
la versión completa desde http://www.consorcio.org/
programa2003.asp
32 Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
que favorezcan la excelencia. Los subfactores de
esta base son: la educación, la asistencia técnica
y la capacitación.
La basesica: incluye los recursos naturales que
constituyan ventajas comparativas para la región,
la infraestructura física (carreteras, puertos, ae-
ropuertos, etc.) y el ordenamiento particular de
los factores de producción sobre el territorio, en
un contexto deseado de sostenibilidad del desa-
rrollo y de integración/complementariedad de los
distintos subespacios regionales.
La base instrumental: agrupa al conjunto de ser-
vicios financieros y no financieros que operativi-
zan la gestación y el afianzamiento de las venta-
jas competitivas. Incluye los siguientes subfacto-
res: desarrollo tecnológico, información, organi-
zación y gestión empresarial, cadenas producti-
vas, promoción comercial en el exterior, servi-
cios financieros y costos de transacción.
La base intangible: la visión sistémica de la com-
petitividad incorpora factores metaecomicos,
como los lineamientos de política, que incidan
sobre el capital social o institucional y los patro-
nes culturales y mentales. Esta base incluye como
subfactores a los patrones culturales y a la insti-
tucionalidad.
Metodología de lculo del ICRS
A partir de las líneas de acción por cada base del
PRC, se procede a buscar indicadores que puedan
dar cuenta del avance de cada una de ellas. Una vez
identificadas dichas variables, se procede a construir
los indicadores de competitividad en los niveles meso
y meta (las bases) y micro. El indicador se forma con
variables cuantitativas recogidas de fuentes de in-
formaciónblica y cualitativas recogidas median-
te una encuesta de opinión entre autoridades, líderes
regionales y académicos con un profundo conoci-
miento de la región–.
El procedimiento de construcción implica los siguien-
tes pasos:
a. Hallar los valores para las variables elegidas, en
escala. Por ejemplo, no se toma la variable núme-
ro de aulas en centros educativos, sino su valor por
cada 10.000 habitantes. En el caso de los desi-
tos y cditos, se calculan como porcentaje del PBI.
Las variables con efecto negativo se colocan con
signo negativo antes de ser estandarizadas.
b. Estandarizar las variables. Primero, se establecen
metas a ser alcanzadas en el año 2010 para me-
jorar el entorno competitivo de la región. Luego,
se procede a estandarizar las variables de la si-
guiente manera:
Xi
XiS =
Xmeta
donde:
Xsi=Variable X estandarizada para la región i.
Xi=Variable X para la región i.
Xmeta=Meta al año 2010 para la variable X, plan-
teada por el Grupo Impulsor de la Compe-
titividad
De esta manera, se evalúan los avances del PRC
respecto de las metas.
c. Multiplicar las variables estandarizadas por su
importancia para explicar el nivel de competiti-
vidad. La suma de los ponderadores para cada
nivel jerárquico debe ser igual a 1, de tal manera
que se asegure que el valor del ICR final se en-
cuentre dentro del rango entre 0 y 1. Como en el
caso chileno, se decidió dar la misma pondera-
ción a todas las variables, subfactores y factores;
excepto cuando dos variables son complemen-
tarias. Sin embargo, se recomienda que los di-
versos sectores de la región establezcan las pon-
deraciones. En el mejor de los casos, si se conta-
ra con información completa para todas las re-
giones (y quizá para varios años), podría emplear-
se el método de componentes principales, tal
como se hizo en el caso colombiano.
d. Se agregan las variables al nivel superior, suman-
do los valores ponderados de las variables que
componen los subfactores y factores.
Principales resultados del ICRS
2003 de Piura
La batea de indicadores propuesta no es cerrada;
por el contrario, la idea es que conforme se fortalez-
«El indicador se forma con
variables cuantitativas
recogidas de fuentes de
información pública y
cualitativas, —recogidas
mediante una encuesta de
opinión—»
33Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
mente las áreas temáticas y las variables correspon-
dientes.
La gran cantidad de variables cuantitativas y cualita-
tivas que recoge el ICRS se resume en el cuadro 1, el
cual permite priorizar las políticas regionales de com-
petitividad. Si bien el objetivo del estudio es plantear
una metodología y no realizar un estudio exhaustivo
del entorno competitivo piurano, se puede extraer
algunas conclusiones.
El ICRS de Piura asciende a 0,50, lo que quiere decir
que la región se encuentra a la mitad del camino
de tener condiciones aceptables para la competitivi-
dad regional. La base física tiene el menor indicador
(0,27), aunque no tanto por la poca disponibilidad
de infraestructura productiva y de apoyo, sino por
los bajos resultados en el subfactor medio natural
(conservación del ambiente y actitud preactiva ante
desastres naturales). La base intangible es la que tie-
ne el segundo menor indicador (0,42), por el bajo
puntaje obtenido en el área institucionalidad. Es de-
cir, urge que el Gobierno regional ponga en claro su
compromiso con el empresariado, empezando por
promocionar los planes y programas elaborados, in-
corporar a los empresarios en ellos y validar, ambos,
las políticas propuestas.
Los puntajes en el nivel micro son desaprobatorios
en casi todos los casos (el valor del ICRS micro es
Cuadro 1
Bases y áreas temáticas de la competitividad regional
(ICRS meso-meta = 0,50)
Bases (Factores) Valor en el ICRS Áreas temáticas (Subfactores) Valor en el ICRS
Humana 0,69 Asistencia técnica y capacitación 0,61
Educación (no incluida en el PRC) 0,78
Física 0,27 Infraestructura productiva y de apoyo 0,74
Medio natural 0,06
Ordenamiento e integración territorial 0,39
Instrumental 0,48 Desarrollo tecnológico 0,59
Información 0,48
Organización y gestión empresarial / Cadenas productivas1/ 0,37
Promoción comercial en el exterior 0,22
Servicios financieros 0,77
Costos de transacción 0,47
Intangible 0,42 Institucionalidad 0,30
Patrones culturales 0,55
1/: En el PRC se mencionan como dos lineamientos distintos; no obstante, consideramos que el primero tiene como objetivo la consolidación del
segundo y, por ello, resultaría redundante evaluarlo por separado. Al hacerlo, se estaría duplicando el peso de este elemento en el ICRS.
Elaboración propia.
ca el sistema de estasticas regionales se vaya am-
pliando o mejorando. Asimismo, si se concreta la
propuesta de realizar un estudio comparativo de ICRS
entre todas las regiones, se deberá revisar necesaria-
La inversión: la promoción de la inversión es necesaria para el creci-
miento del mercado.
34 Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
de 0,52), ran por la cual se debe empezar por
mejorar los factores necesarios, al menos en las
etapas iniciales de desarrollo competitivo, tales
como el uso intensivo de tecnología, investigación
y cnicas de marketing y, paralelamente, capaci-
tar a la mano de obra en función de las necesida-
des del mercado laboral (profesionales de mando
medio,cnicos) y los sectores productivos con
mayor potencial.
Para medir las variables cualitativas del ICR en el
nivel empresarial, se efectuaron 14 preguntas en-
tre los entrevistados y se promediaron las respues-
tas a través de una escala de valoración referen-
cial. Resulta interesante notar que el menor punta-
je corresponde al grado de innovación tecnológi-
ca de las empresas y el mayor, al grado de orienta-
ción a las necesidades del consumidor. En síntesis,
se observa que los valores obtenidos son bajos (véa-
se el cuadro 2).
La sofisticación del proceso productivo es alta entre
los productos exportables, pero otros necesitan mo-
dernizar su tecnología para mejorar la calidad de
producción. La mano de obra es considerada como
poco calificada; las numerosas universidades en el
espacio regional no brindan capacitación para ele-
var la productividad en las industrias locales. Ade-
más, los empresarios trasladan al Estado la respon-
sabilidad de capacitar a sus trabajadores. Asimis-
mo, se puede observar la ausencia de cadenas pro-
ductivas o clusters: las empresas no se sienten segu-
ras para sostener procesos conjuntos, en parte, por
la vulnerabilidad ante el posible incumplimiento de
contratos entre las compañías.
Cuadro 2
Resultados de las variables cualitativas del ICR en el nivel empresarial
Pregunta Promedio
(escala 0 a 4)
1 Sofistificación del proceso productivo 1,53
2Naturaleza de la ventaja competitiva (bajo costo de insumos versus uso intensivo de tecnología
e innovación) 1,67
3Calidad y nivel de especialización de la mano de obra 1,80
4Uso intensivo de técnicas de marketing 1,53
5Propensión a delegar autoridad, tendiendo a organizaciones más horizontales 1,93
6 Grado de investigación y desarrollo en tecnología productiva 1,07
7Grado de orientación hacia las necesidades del consumidor 2,00
8Presencia de cadenas productivas o cadenas de valor 1,27
9Participación en mercados internacionales 1,33
10 Control de los mecanismos de distribución 1,40
11 Posicionamiento de marca (ya sea marca del producto o empresa, o las llamadas marcas
país o marcas región) 1,33
12 Grado de aplicación de formas de gestión profesionales 1,73
13 Participación en el mercado nacional y regiones cercanas 1,60
14 Grado de absorción de tecnología extraregional e internacional 1,67
Entorno competitivo: mejora la calidad de los bienes producidos en la
zona y desarrollan la región.
35Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
Metodología de análisis de
competitividad de cadenas
productivas en la región
Los clusters son la expresión de la acumulación de
experiencia especializada en la elaboración de un
producto caractestico de una región en concreto.
Por ejemplo, el banano en Ecuador o las maderas
en Chile han distinguido a estos países en el con-
cierto mundial. Se trata de regiones especializadas,
con empresas, trabajadores, recursos y otros facto-
res que han impulsado y fortalecido sus ventajas
competitivas.
Adaptando la metodología de Monitor Company2
hasta llegar a un formato de entrevista breve, el estu-
dio propone una metodología simple y de bajo costo
para contar con “fichas de información sobre la ca-
dena productiva de cada producto priorizado. El es-
tudio presenta, a manera de ejemplo, el caso de los
productores de ca organizados en Cepica (Cen-
tral Piurana de Cafetaleros), quienes se ubican en la
sierra de la región. Se analiza las cadenas producti-
vas de la panela y del ca orgánico, así como las
características propias del grupo de productores y sus
competidores.
En el cuadro 3 se muestra el análisis de los elemen-
tos de conformación de clusters, según la metodolo-
gía sugerida por Monitor.
Una segunda matriz propuesta es de análisis del
competidor de una misma rama productiva, en el
cual se incorporan los factores externos o de entor-
no que hayan influido en el desarrollo de la elabo-
ración de un producto con caractesticas competi-
tivas. En el cuadro 4 se presentan los resultados ob-
tenidos para el caso de la panela o azúcar orgánico
de Cepicafé.
2/ Monitor Company (1997). World Bank Training Manual on
Competitiveness Analysis. Washington, D.C.: Banco Mundial.
«el menor puntaje
corresponde al grado de
innovación tecnológica de las
empresas y el mayor al grado
de orientación a las
necesidades del consumidor.»
Cuadro 3
Matriz de cooperación entre empresas
Elemento del cluster Descripción
Diseño de productos Compartir ideas; espeficamente, know-how y tecnologías de desarrollo o fabrica-
ción de productos.
Reputación Incrementar la reputación de los participantes del cluster mediante la asociación
con otros participantes, certificación, acreditación, etc.
Procesamiento de tecnología Compartir know-how para el desarrollo del proceso tecnológico.
Acceso Depende de la cooperación que resulta de obtener acceso preferencial a la distri-
bución o producción de bienes o servicios.
Información de mercados Compartir información acerca de las características y necesidades del cliente, del
mercado y del cluster.
Logística Cooperar en la distribución de bienes o información entre los participantes del cluster.
Educación y capacitación Optimizar los recursos humanos con los conocimientos y habilidades adecuados
para el cluster.
Fuente: Monitor Company (1997)
36 Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
los colegios empresariales, para la formación del en-
torno competitivo. Más aún, el ICRS da una idea del
grado de avance de la región respecto de las metas
que estos mismos actores propusieron para la región
al año 2010.
El indicador propuesto en este estudio busca promo-
ver que las regiones consideren en su agenda la con-
formación de un entorno competitivo para fomentar
la inversión privada, lo cual se útil en el proceso
de descentralización. Cada región debe encontrar su
propia forma de medir la competitividad, teniendo
en cuenta sus principales fortalezas y debilidades y
su vocación productiva. Por ello, sería recomenda-
ble unificar los esfuerzos de las regiones en pro de la
competitividad y, de manera concertada, llegar a li-
neamientos generales de elaboración de PRC y a un
ICRS con factores, subfactores y ponderadores úni-
cos, que permitan comparar el estado de la competi-
tividad en todas las regiones.
Los factores seleccionados para el ICRS son aplica-
bles, previa validación participativa, a todos los de-
partamentos del Pe, constituyendo un primer paso
para la elaboración de un ranking nacional de com-
Estrategia: identificar la posición actual y ventajas de los
competidores.
Cuadro 4
Matriz de análisis del competidor
Capacidades: identificar recursossicos, financieros, de
información y humanos, su evolución y adecuación al pro-
ducto desarrollado y a su estrategia de comercialización.
Colombia no depende tanto del mercado externo, pues el
consumo en el mercado interno es muy difundido.
Para ampliar la oferta, Cepicafé está instalando módulos
en nuevos distritos, en alianza estragica con los muni-
cipios (Frías, Montero, Lalaquiz).
Otros países cuentan con mejores redes viales y sus pro-
cesos administrativos en el sector estatal son más eficien-
tes y menos costosos.
Supuestos: comprender las reglas y valores individuales y
colectivos que gan las decisiones de los competidores.
Ampliar la oferta actual de acar ecológico y promover
su uso en el mercado regional y local.
Al igual que sus similares, Cepicafé busca ser más inde-
pendiente. Sus ventas aún no son suficientes para elimi-
nar los subsidios que brinda la cooperación a través de la
ONG Pidecafé, especialmente en asesoramiento. En la
parte productiva, ya se es llegando a un 100% de auto-
financiamiento.
En el caso de MCCH Ecuador, el acopio y la comerciali-
zación son realizados por una ONG y no por los produc-
tores. Por ello, los pequeños productores de Cepica aún
no internalizan el riesgo ni se independizan.
«El indicador propuesto en este
estudio busca promover que las
regiones consideren en su
agenda la conformación de un
entorno competitivo para
promover la inversión privada,
lo cual se útil en el proceso
de descentralización»
Importancia del ICRS y perspectivas
en el estudio de la competitividad
regional
El estudio presentado constituye una adaptación de
metodologías diversas, para llegar a un índice que
pueda aplicarse en espacios intermedios como las
regiones. Lo que marca la diferencia entre el ICRS y
otros indicadores de competitividad es que este na-
ció de una construcción participativa, pues recogió
los factores priorizados por el Gobierno regional, las
universidades, las ONG, los gremios empresariales y
Objetivos: definir el éxito del competidor, enrminos cuan-
titativos y cualitativos.
37Econoa y Sociedad 57, CIES, Setiembre 2005
petitividad. Actualmente, el Consejo Nacional de
Competitividad está elaborando un nuevo indicador
de la competitividad regional, que contempla los ni-
veles meso y meta y se basa en el ICRS, para contar
con un ranking de competitividad de todos los de-
partamentos.
Finalmente, puede concluirse que la competitividad
es relacionada con la elaboración, de forma estruc-
turada, de programas de desarrollo regionales inte-
grales que contemplan el crecimiento ecomico y
social de una región, aprovechando la iniciativa de
los agentes involucrados en el desarrollo. Por lo tan-
to, las iniciativas actuales en pro de la medición de
la competitividad regional deben ser apoyadas por
los Gobiernos regionales y por los organismos na-
cionales de gobierno involucrados (Consejo Nacio-
nal de Descentralización y Consejo Nacional de Com-
petitividad). El éxito de estas iniciativas dependerá
de varios factores:
Coordinación de los diversos planes regionales
(plan estratégico de desarrollo, plan de exporta-
ciones, planes anuales de inversiones, programa
de competitividad de las MYPE, etc.), de forma
que sean coherentes entre sí. De esta manera,
los factores que incluya el ICRS regional concor-
darán con el PRC y, en general, con los linea-
mientos de política de desarrollo regional.
El proceso descentralizador irá avanzando en la
medida que los Gobiernos regionales sean cons-
cientes de sus capacidades o adquieran nuevas
capacidades. Para ello, se requerin indicado-
res objetivos de forma tal que la transferencia de
atribuciones, funciones y recursos sea también
un proceso objetivo. Teniendo en consideración
lo anterior, se comprende la necesidad de contar
con un buen sistema estastico regional.
La batea de indicadores propuesta no es cerra-
da; por el contrario, se debe mejorar o ampliar
conforme se fortalezca el sistema de estasticas
regionales3. Algunas variables cualitativas po-
drían convertirse en cuantitativas, si los organis-
mos encargados recogieran la información ne-
cesaria.
Medición de la competitividad: debe ser apoyada por gobiernos regio-
nales y otros organismos de gobierno.
«la competitividad es
relacionada la elaboración de
forma estructurada de
programas de desarrollo
regionales integrales, que
contemplan el crecimiento
económico y social de una
región…»
3/ Se aprecian vacíos en calidad educativa, infraestructurarea,
información detallada sobre la calidad de lasas según los
tramos que cubren, desarrollo tecnológico, acceso a servicios
financieros, costos de transacción (por ejemplo, el tiempo y
costo de formalizar una empresa).

    Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

    Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

    Comentarios

    comentarios

    Compártelo con tu mundo

    Cita esta página
    Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 30). Competitividad regional en el Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/competitividad-regional-en-el-peru/
    Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Competitividad regional en el Perú". GestioPolis. 30 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/competitividad-regional-en-el-peru/>.
    Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Competitividad regional en el Perú". GestioPolis. junio 30, 2006. Consultado el 12 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/competitividad-regional-en-el-peru/.
    Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Competitividad regional en el Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/competitividad-regional-en-el-peru/> [Citado el 12 de Diciembre de 2018].
    Copiar
    Imagen del encabezado cortesía de martix en Flickr
    DACJ