Cómo superar la torpeza y evitar errores a repetición

Ideal para atravesar con éxito entrevistas y situaciones de exámenes

El material se estructura en una serie de entregas con conceptos y estrategias lingüísticas orientadas a producir en el pensamiento una provocación cuya finalidad es la de desarmar el patrón mental responsable de generar, en cada persona, una conducta insatisfactoria.

Mediante prácticas muy sencillas se fuerza una mirada más abierta en el marco de una sincera introspección.

Especial para superar la estrechez de miras. Se estimula la creatividad y se fomenta la flexibilidad respecto de posibilidades y conceptos. Se espera que cada cual detecte su propia falla en la conducta y consiga desactivarla con éxito. El ejercicio invita a flexibilizar el pensamiento, agudizar la percepción y a atender a la propia intuición para dejarse guiar por ellas en procura de conductas y decisiones acertadas.

En mi carácter de especialista en Flores de Bach aprovecho este medio para difundir nociones básicas de Flores de Bach y puntos fundamentales de la filosofía de Edward Bach al sólo fin de alentar a las personas hacia el aprovechamiento sabio de las esencias, aprovechamiento que solo se logra mediante manipulaciones orientadas a potenciar la acción energética de una esencia floral. Para este caso, he seleccionado la esencia Chestnut Bud.

Cómo superar la torpeza

Cómo Superar la Torpeza y evitar errores a repetición. Ideal para atravesar con éxito entrevistas y situaciones de exámenes

¿Quién no ha conocido esa fuerza decidida a meterlo a uno en los mismos líos? Con este curso aprenderá a romper la racha de cometer esos enojosos errores de siempre. Esta práctica sencilla lo irá trasladando de la frustración a un estado de sorpresa agradable, o de expectativa productiva. Pasados algunos días, cuando haya olvidado esta lectura por completo, una reacción novedosa en su actitud cotidiana, lo sorprenderá agradablemente. Lo invito a que entonces me escriba y me cuente su formidable experiencia.

Este curso, ¿es para usted?

¡Felicitaciones!

Usted ha tomado la iniciativa de decir adiós a una dificultad que lo viene limitando. Se preguntará sin duda si este curso será beneficioso en su caso. De hecho hay tal variedad de situaciones para las cuales esta sugerencia es aplicable que de seguro la suya estará incluida.

Muchas personas siguen siendo víctimas reiteradas de estafadores; otros sufren de accidentes a repetición; otros de descomposturas que vuelven una y otra vez. En medio de la alta competencia, muchos no consiguen rendir bien sus exámenes o escalar en sus profesiones. Hay personas que no logran formar una pareja estable, y demasiados conservan una pobre conciencia de sí mismos.

Si usted percibe que no puede evitar caer en los errores de siempre, si se siente frustrado, desorientado, sin dominio y perdiendo la confianza en que puede sobreponerse a su trabazón actual, entonces este curso es para usted independientemente de cuál sea el motivo específico con el que tropieza.

Objetivos de este curso:

Superar la torpeza
Agudizar la percepción
Aprender a atender a la propia intuición
Aprender a dar tratamiento a una esencia floral. Reconocer la diferencia entre “tomar” Flores de Bach y “dar tratamiento” a las esencias con la finalidad de hacer aflorar virtudes y habilidades potenciales.

  • Entablar un diálogo novedoso y abierto con uno mismo para aprender de la experiencia.

Se ofrecen una cantidad de pasos que conducen al destrabe. Sin embargo, no es necesario transitarlos a todos.

A menudo solo uno de los pasos refleja el pensamiento que inicia la trabazón y es, por lo tanto, en ese punto donde la trabazón se diluye sin esfuerzo.

Si éste fuera su caso, encontrará que continuar hasta el final no tiene mucho sentido, sólo le provocará aburrimiento o desinterés entre una variedad de enojosas sensaciones. Si, en cambio, siente que no consigue dar con su pensamiento, mi consejo es que tenga muy en cuenta el paso “Lidiar con Interferencias”

Situaciones para las que este trabajo será especialmente útil:

Fallas en los exámenes Olvidos, descuidos en entrevistas de trabajo
Negligencias, flaqueza, fragilidad, distracciones en las negociaciones
Víctimas reiteradas de estafadores, manipuladores
Tartamudez selectiva (no siempre tartamudea, solo en algunas ocasiones)
Olvidos
Imprevisiones, distracciones
Tropiezos recurrentes
Timidez
Desatención
Impaciencia
Sentimiento de inadecuación
Accidentes a repetición por desatención
Accidentes caseros
Desacierto, aturdimiento en situaciones de estrés
Tomar decisiones rápidas y equivocadas

Beneficios:

Encontrará en este trabajo por lo menos dos beneficios que marcarán un antes y un después en su proceder habitual:
Superar definitivamente una trabazón que se viene repitiendo en cualquier ámbito de la vida.

Aprender a manipular energías de la naturaleza como las esencias florales no ya como remedio curador sino en su calidad de potenciador mental y armonizador emocional que allana el camino de hacer aflorar en las personas sus valiosas destrezas y actitudes. Instruirse acerca de cómo dar tratamiento efectivo a una energía floral es un aprendizaje valioso que lo acompañará para siempre y le ayudará a destrabar cualquier problema futuro.

Para este caso, recurriremos a la energía Chestnut Bud y la trabajaremos como recomienda el propio Bach: un trabajo solitario y responsable que persigue el sincero desarrollo de una virtud.

La batería de provocaciones a su pensamiento dañoso comienza en el próximo email.

¡Hasta mañana!

Razones para hombres de acción y razones para hombres de reflexión

Entre la amplia variedad de razones que terminan en enojosas y nefastas consecuencias de torpeza, el hacer oídos sordos a las propias intuiciones y percepciones figura entre las que encabezan la lista. Este detalle es, por lo general, el que nunca está ausente. Solo permanece inadvertido para la persona que lo padece.

Casi como por obra de un duende, esa vocecita interior, siempre atenta y activa advirtiéndonos para evitarnos una posible adversidad pasa a un segundo plano y solo reconocemos su importancia cuando ya es tarde. Se enciende en nuestro interior una luz roja de alarma con intención de protegernos y desviamos la vista.

Nuestro cuerpo nos emite señales en forma de sensaciones de variada intensidad, persiguiendo el mismo fin protector y aún así elegimos no reparar en nada de esto.

¿Qué fuerza nos hace eludir tales señales?

Ninguna.

Por mucho que se especule acerca de los procesos de auto-boicot, en cualquiera de sus formas, ellos se deben, por lo general, a una carencia energética. A causa de una falta de energía nos dejamos convencer por ejemplo, de que somos torpes y actuamos en concordancia con esa idea.

Dicen que el mundo se divide entre los hombres de acción y los hombres de reflexión. Los hombres de acción están de acuerdo en que Las ideas mueven el mundo, pero son las manos de los obreros quienes lo construyen

Si usted se considera hombre de acción, zambúllase sin perder tiempo en el ejercicio aplicándose únicamente a considerar su problema con el fin de remediarlo. En cada paso encontrará sólo algunos comentarios breves para facilitar la tarea.

Si, en cambio, usted necesita conocer las bases conceptuales sobre las cuales fue diseñado este trabajo, las encontrará en la última entrega de esta serie: “Conceptos Básicos”, o bien en Internet en http://www.aflorarte.com/ChestnutBud.htm.

Allí expongo, además, mi propia visión, mi misión y mi objetivo personal en esta propuesta.

  • Para este ejercicio necesitará 3 hojas de papel para escribir. En lo posible, trate de diferenciarlas, por ejemplo, por color.

Primer Paso Para Su registro Personal:

  • Tome la hoja de papel N°1 y confeccione en ella una lista con al menos 5 razones convincentes que demuestren la conveniencia de desterrar la torpeza y asumir una actitud de serenidad, lucidez y acierto.
  • Incluya las consecuencias: Esto es: deje sentado los beneficios y los acariciados escenarios que a su vida vendrán una vez superada esta trabazón
  • Una vez concluida la lista, reserve esta hoja de papel en un lugar aparte. (Necesitará regresar a ella hasta el final del ejercicio)

Enseguida: busque y tome nota mental de una experiencia pasada en la cual usted se comportó torpemente y se recriminó más tarde el no haberse guiado por alguna intuición o percepción que ha tenido.

Reconozca esa intuición. Tome conciencia de la impresión que tuvo: lo que pensó/recordó/sintió/ vio y dejó pasar.

Reconozca este canal perceptual con el que cuenta

Limítese a agradecer el ingreso de aquella intuición o percepción.

Resérvela a un costado de su mente sin necesidad de hacer nada más. Este espacio mental se irá abultando y fortaleciendo a medida que usted vaya registrando este tipo de señales.

Continúe con el próximo paso.

Plantear el Problema

Tome la hoja de papel N°2 y escriba acerca de ese punto de su vida en el cual siente usted que tropieza, que siempre cae en la misma trampa, que no aprende, etc.

  • Como si tuviera que elaborar una nota periodística, inicie su relato con un titular con la idea principal, y luego proceda a un desarrollo breve pero completo indicando cómo se siente, cuáles son las conclusiones a las que llega para sentirse mal.

Por ejemplo:

Siempre me pongo nervioso ante una entrevista de trabajo.

Puedo confundir la hora de la cita, puedo olvidar mencionar algún dato importante de mi trayectoria, puedo llevarme por delante algún objeto y hacer el ridículo. Todo esto me hace sentir torpe y concluyo en que difícilmente lograré avanzar.

Cuando haya terminado con su relato, y se sienta satisfecho de que sus palabras reflejan completamente su sentir sobre este punto, continúe con el próximo paso.

Es importante que no tome usted la esencia todavía.

La Referencia

Lo que usted acaba de escribir surge natural e inconscientemente de referencias mentales que su mente conserva. Es posible que se compare usted con el proceder de otros que parecen ser más exitosos en esos terrenos donde usted considera que se comporta torpemente, o que conserve una idea prefijada acerca de los comportamientos que debería tener y de los que no.

Aproveche esta instancia para hacer plenamente consciente esas conductas que usted considera valiosas y que desea incorporar a su forma de ser. La mejor manera de dejarlas registradas es escribiéndolas.

A continuación de su breve relato, agregue el recurso lingüístico “Otros, en cambio….”

Complete la serie de puntos con datos de su observación.

En mi ejemplo quedaría algo así:

“Siempre me pongo nervioso ante una entrevista de trabajo.

Puedo confundir la hora de la cita, puedo olvidar mencionar algún dato importante de mi trayectoria, puedo llevarme por delante algún objeto y hacer el ridículo. Todo esto me hace sentir torpe y concluyo en que difícilmente lograré avanzar.

Otros, en cambio, parecen no tener dificultades: hacen todo bien y fácilmente. Se expresan correctamente, miran y escuchan con atención, mantienen la lucidez y el aplomo y dejan una fantástica impresión en los demás”

Cuando haya completado este punto, continúe con el próximo paso.

Del Problema al Asunto

Reza el proverbio: “Al problema, solución, no lamentación”.

  • Si en su informe usted utilizó la palabra problema, reemplácela por una palabra de menor carga emocional como por ejemplo “asunto” o “situación”.
  • Lea atentamente y varias veces su informe modificado.
  • Léalo a viva voz empleando, luego un tono de voz neutro.
  • Al leerlo preste atención a esas emociones suavizadas y más ligeras que pueden ingresar ahora gracias a este sencillo recurso lingüístico.
  • Fíjese si todavía califica su conducta tal como venía haciéndolo, o si adquirió un tinte diferente con esta maniobra.

Si su preocupación o su rechazo por la conducta que viene sosteniendo comenzaron a ceder, aproveche esta instancia para dejar sentado este fenómeno y para registrar ese estado más equilibrado y realista que se inicia con este recurso lingüístico.

  • A sabiendas de que no hay cristales de más aumento como los ojos del hombre mirando su propia persona, busque definiciones alternativas objetivas y más amables que podrían surgir de un punto de vista neutral, separado del afecto.

Por ejemplo, en lugar de torpeza, podría considerarse su actitud como una muestra de gracia, saludable ansiedad, autenticidad, etc.

  • Anótelas para su registro

“Siempre les aconsejo a las actrices no preocuparse por sus modales. Puede que justamente ese aspecto de su apariencia que no le satisface constituye el rasgo de singularidad que distingue una actriz de una estrella. Todos nacemos como ser original, la mayoría muere como copia”

Estelle Winwood

Asomándose al límite

Piense, reflexione y escriba su respuesta.

  • ¿De qué fuente surgió su informe para este ejercicio?
  • Lo que ha pensado y escrito, ¿es producto de sus expectativas o de las expectativas de los demás?

Puede decirse que este modelo mental que se encuentra activo en su mundo subjetivo

  • a) Le indica la ruta que a usted le conviene emprender y desarrollar dadas las características de su personalidad, y sus particularísimas destrezas, o
  •  b) inicia en usted un estado negativo: (angustia, abrumación, exceso de responsabilidad, frustración)

Lea lo que sigue en voz alta y fíjese si esta afirmación concuerda con su caso. Registre sus sensaciones.

  • Consciente o inconscientemente, mi mente conserva para mí un modelo de comportamiento que incita posibilidades que poseo y marca también mis límites actuales.

Su mente no pierde tiempo ni energías buscando un modelo verdadero sino un símbolo útil y como tal puede derivar del compuesto de varias personalidades. Como todo el mundo, en este informe, usted se ha expresado según los datos con los que cuenta, de lo contrario, su mente lo habría comparado a usted con quienes presentan características diferentes o edades distintas y concluiría en que, al fin de cuentas, lo suyo no puede considerarse “torpeza”. Entonces, a continuación, deje claramente asentado la/s persona/s con quién/es se ha establecido esta comparación en su interior.

  • Dedíquese a tomar nota de cuanto detalle conoce usted sobre esta/s persona/s que cuyo/s rasgos los convierten para usted en modelo valioso y útil para imprimir un cambio positivo en su gama de conductas.

Adicionalmente:

  • Si la actitud que persigue fuese un símbolo o pudiese reflejarse en un logotipo, ¿cómo sería este logotipo?
  • Dedique unos minutos a imaginarlo, luego dibújelo en su mente para poder recurrir a él en cualquier momento futuro.
  • Antes de pasar al próximo paso, repase varias veces este dibujo, siéntalo y preste atención a los comentarios que acompañan esta imagen.
  • Especialmente si la acompañan comentarios altamente positivos, repita esta operación tantas veces y tantos días como sea necesario hasta que se convierta en algo familiar.

El CV- Currículum Vitae

Confeccione una lista en una hoja de papel aparte y tal como si estuviera preparando un Currículum Vitae, empiece con detalles de la/s vida/s de esa/s persona/s incluyendo, por ejemplo:

Edad, sexo, entorno al que pertenece, estado civil, con quién vive, si tiene hermanos, estudios cursados, actividad física, es miembro activo del club XX, sus hobbies, sus experiencias laborales, sus experiencias de vida etc.

Lea lo que ha escrito y fíjese si falta algún detalle que convendría agregar.

No estaría de más investigar en fuentes confiables que traigan datos oportunos para tener en cuenta. En lo posible no descarte, mucho menos aquello que podría empañar esa idea radiante que usted conservar de aquella persona.

Al igual que lo trágico, también lo magnífico surge a partir de la acumulación de lo insignificante.

Una vez completado este paso, continúe con el próximo.

Asomándose a la Solución

Con estos datos en su mente, ahora está usted listo para contarnos la vida de aquél.

Hágalo en primera persona.

Trate de convertirse en aquella persona por un rato.

Como si pudiera respirar su aire y “respirarla”, sentir como ella, hablar como ella, hasta comportarse como ella.

Concéntrese un poco a fin de comprender a este personaje desde su esencia y teniendo en cuenta su experiencia de vida.

Trate de identificar lo que se siente en la piel de aquél.

Trate de identificar las sensaciones al relatar sus aciertos y sus fallas, sus miedos y sus ambiciones.

Luego, y siempre manteniendo lo mejor posible aquella identidad prestada, explíquenos cuáles son los ideales que motivan una conducta tan impecable, dónde radican sus inseguridades, sus flaquezas y aversiones.

Explore con sinceridad cómo se siente por dentro desde esta nueva identidad. Sea sincero con usted mismo a propósito de las emociones que acuden: El que bebe agua sabe, sin que se lo diga nadie, si está caliente o fría.

Manteniéndose en este nuevo rol, Imagine qué clase de datos de su historia recuerda o prefiere recordar. Y cuáles olvida o prefiere olvidar por completo y que explica su habilidad para asumir una actitud convincente y eficaz.

Escenarios:

Al menos a vuelo de pájaro o mentalmente, ensaye distintos escenarios para asumir esta identidad temporaria.

En cada uno, registre las sensaciones, las palabras, cometarios y actitudes que acuden inmediatamente al asumir este papel por ejemplo ante un escenario que usted calificaría de fracaso o papelón. Vea cómo sale del paso.

Ensaye tanto como pueda, sienta lo que se siente desde esa personalidad y apúntelo

Usted se encuentra incubando un comportamiento. Aplíquese con honestidad a este trabajo interior. Será por su bien.

Para que nazca la semilla hay que plantarla, persistir, saber esperar. Luego, cuando la vigilia se hace la distraída, será ese momento en que una conducta prestada se revela y comienzan a enseñorearse de nosotros los ensueños que se cumplen.

La “figura viva” necesita de profundas sombras para presentarse en forma plástica. Solo por el misterio del propio sacrificio llega el hombre a sentirse renovado, decía Carl Jung.

Juegue, practique, explore estas nuevas emociones

Calibre durante cuánto tiempo ha sido usted capaz de sostener esa postura que no es genuinamente suya

¿Qué pensamiento produjo ese quiebre que surge inevitablemente (enojo, aburrimiento, rechazo, resistencia) otros?

¿Qué sentimientos le ha inspirado su modelo?

Sinceramiento

Una vez producido el quiebre, exprese a su modelo su admiración, su envidia, su amor o su odio, etc. Exprese sin rodeos sus auténticos sentimientos.

Tome nota mental o escrita de cuanto sentimiento le inspire evitando emitir juicios sobre los sentimientos que le nazcan. Permítase el lujo de ser especialmente abierto y sincero en este punto. Si guarda sentimientos hostiles o que usted desaprueba, no los oculte.

Libérelos, No habrá daño alguno para nadie en este acto. Por el contrario, si usted reprime estos sentimientos mediante juicios, se hará un enorme daño a usted mismo. La sinceridad lo beneficiará trayéndole alivio.

Una vez concluido este punto, agradézcale a esta aparición el que le haya permitido a usted servirse de ella como modelo.

Para volar se necesitan alas propias, ni prestadas, ni postizas ni impuestas. Usted está utilizando recursos que le permitirán desarrollar las suyas. Esta aparición es solo una fuerza holográfica y como tal contiene la sustancia germinal de esas conductas que usted ambiciona recuperar o desarrollar. Si experimentó sentimientos hostiles tenga en cuenta que ello podría deberse a pensarlos inalcanzables, a considerarlos atributos exclusivos de los otros y a los que usted no tiene acceso. Visto desde esta perspectiva, el sentimiento hostil ahora toma otro color pero no menos incómodo. Por eso la importancia de “actuar” su modelo. Al hacerlo, una persona inicia un camino alternativo de comportamiento que en algún momento de su vida le planteará el dilema de tener que elegir.

Abrahan Lincoln decía: “Si usted tuviera dos caras, ¿estaría usando ésta?

Ensaye esta “nueva cara”. Deje la lectura ahora y dispóngase a ensayar y sorprenderse. Escucho y olvido; veo y recuerdo. Hago y comprendo, (Confucio). Solo la práctica le abrirá a esas emociones y situaciones que persigue a medida que permite a su propio estilo manifestarse en retoques sobre este modelo primario

Busque la Verdad en Usted.

Preste atención a sus sensaciones a fin de desentrañar la verdad en usted. Por ejemplo, una verdad en usted que manifestará claramente en sus conductas si de veras le interesa modificar ese rasgo de su personalidad. Hay una verdad en usted capaz de traslucirse en una conducta genial, única, un rasgo distintivo que hasta ahora, y por alguna razón, se ocultaba detrás de la torpeza. A lo mejor descubre la fuerza que lo traba; y a lo mejor descubre los motivos que esa fuerza persigue al trabarlo.

Formúlese preguntas de rastreo, como por ejemplo:

¿Quedó esa verdad rezagada en algún punto de su historia?

¿Qué prejuicios, esperanzas o creencias consiguieron sofocarla?

¿Toma usted responsabilidad por haber incorporado a formas de pensar dañosas, o echa usted las culpas afuera?

Cae en las redes del hábito la personalidad inadvertida. La mayoría de la gente piensa que tiene un hábito cuando en realidad, el hábito los tiene a ellos nublándoles la vista con apariencias o falsas expectativas. Hay hábitos en la manera de pensar.

Aproveche este ejercicio para explorar con sinceridad algunas de sus formas de pensar habituales. Si usted adquirió hábitos mentales que no le convienen, no desespere. Nada se pierde del todo, siempre queda la esperanza de lo que jamás podrá perderse. Y es la firmeza por recuperarlo lo que cuenta.

Pídale a su mente que busque para usted su verdad, que le revele ese compuesto extraño que conserva entre deseos y ataduras.

Establezca un diálogo amable con su interioridad. Explíquele que esa clase de verdad que necesita desentrañar resulta muy difícil para usted de detectar de un modo consciente de entre las sombras de las apariencias que suelen hacerse largas con el tiempo y la costumbre.

Recuérdele a su mente que la torpeza es una de las expresiones inconscientes que más genuinamente denuncian el enmascaramiento de algo de importancia; suelen reflejar el conflicto entre las fuerzas del ser y las del parecer.

Aplíquese al ejercicio de sincerarse. En esto usted está solo. Si no busca con interés genuino difícilmente conseguirá usted des-enrrollar y mucho menos, desarrollar el potencial en su ser.

Para reflejar la importancia de dar con este hallazgo

Enumere algunas consecuencias de este intento y que considere usted tentadoras y convenientes para su progreso.

Mantenga un estado de inocente o divertida expectativa

Apunte los recuerdos y ocurrencias que acudirán a su mente como consecuencia de este rastreo

Una vez completado este punto, continúe con el siguiente punto.

Imprimir al Pensamiento una nueva dirección

Todo en la vida tiene al menos dos caras. Por eso la gente discute.

Con nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos sucede algo parecido a lo que sucede con los rumores. Si las repetimos una suficiente cantidad de veces, termina siendo real. Por eso, de vez en cuando, lo mejor que podemos hacer por nosotros es dudar de nuestra idea de nosotros. Dudar es un recurso fantástico, ¿qué duda le cabe? A continuación:

Niegue todo lo que escribió en su informe.

Niegue absolutamente todo y fíjese cómo este nuevo relato lo hace sentir.

En mi ejemplo, el informe quedaría como sigue:

“Nunca me pongo nervioso ante una entrevista de trabajo.

No Puedo confundir la hora de la cita, NO puedo olvidar mencionar NINGÚN dato importante de mi trayectoria, NO puedo llevarme por delante NINGÚN objeto NI hacer el ridículo. NADA DE esto me hace sentir torpe y NO concluyo en que difícilmente lograré avanzar.

Otros, en cambio, parecen tener dificultades: NO hacen nada bien NI fácilmente. NO Se expresan correctamente, NO miran NI escuchan con atención, NO mantienen la lucidez NI el aplomo y NO dejan ninguna fantástica impresión en los demás”

La pregunta que cabe es: ¿Es esto lo que busco realmente? Si busco algo tan perfecto, entonces, ¡pobrecito éste personaje de mis desvelos! Verdaderamente, ¿es éste mi ideal? ¿Es esto lo que admiro? Si confeccioné mi informe según mis deseos de cambio y según mi admiración por una conducta ajena, esto revela que aspiro a convertirme en un verdadero pedante, ¿verdad? Usted podría estar corriendo un riesgo parecido con su informe. Por lo tanto, habrá que tener cuidado con los ideales y habrá que cuidar especialmente la manera de expresarse, atender al diálogo interior. De momento, lo que queda por hacer es “humanizar al ideal” para traerlo al plano de la realidad.

Lo perfecto es enemigo de lo posible. Acerquémonos pues, a lo posible con el ejercicio siguiente.

Cambio de Perspectiva

Tome la breve nota que escribió al principio de este trabajo y cambie el tiempo verbal de su relato.

De todo su relato.

Tome su original y pase todos los verbos hacia el pasado. Los que fueron planteados en pasado, necesitarán ser plantados en un tiempo verbal todavía anterior.

Mi ejemplo quedaría algo así:

Siempre me ponía nervioso ante una entrevista de trabajo

Podía confundir la hora de la cita, podía olvidar mencionar algún dato importante de mi trayectoria o llevarme por delante algún objeto haciendo el ridículo.

Todo esto me hacía sentir torpe y yo concluía en que difícilmente lograría avanzar.

Me parecía que otros, en cambio, no tenían dificultades y hacían todo bien y fácilmente. Se expresaban correctamente, escuchaban con atención, y parecían dejar una fantástica impresión

Una vez completado el ejercicio, tire a la papelera el Planteo original, el que primero escribió. En adelante, trabajará sobre esta nueva observación. Léala y experiméntela a pleno. Luego pase al próximo paso.

El Quiebre

Agregue a su informe el recurso lingüístico “hasta que un día” y complete con datos de su historia real o de un invento a modo de anécdota que le agrade y sea posible.

Complete este punto con responsabilidad, la mente no distingue entre pasado, presente o futuro, entiende poco entre fantasía y realidad. De lo contrario, no nos conmoverían las novelas, no nos afectarían los noticieros.

De su compromiso personal depende, en buena medida, la realización de sus deseos. Usted está a un paso de activar en usted la energía Chestnut Bud, la flor del anciano sabio, ése que dice: “soy libre porque soy responsable”. De modo que sienta la libertad única que existe en su mente y haga rodar su imaginación con absoluta libertad y absoluta responsabilidad también.

Luego viva esta fantasía.

Actúela,

siéntala,

abúltela y atesórela.

Es suya.

Si quiere alcanzarla, sitúese en la misma libertad que el cielo. No es ni buena ni mala. Sólo está por encima imaginar es despertar. Hecho con responsabilidad, es un llamado. Algo parecido a tocar un botón para encender la luz o un motor cualquiera.

Usted está sembrando posibilidades para usted, inaugurando una nueva alternativa de conducta, monitoreando “verdades” para descubrir que ellas pueden ser anticuadas o equivocadas y quizás merecen una renovación.

Usted está intentando producir un quiebre a un circuito de frustraciones.

Estas nuevas posibilidades tanto le agradan podrían atemorizarlo: inauguran por supuesto, un dilema delicioso capaz de dar punto final a su habitual proceder. Así como el camino más directo al fracaso es el miedo al fracaso, así también los pasos más importantes de nuestra vida los damos sin saberlo.

Empiece por algo sencillo, luego insúflele su propio aliento, deje su marca. Y persista. De usted depende. Así funciona la mayoría de las cosas que de uno dependen, el destino siempre aviva el fuego con la leña que encuentra.

Algún día
en cualquier parte
Indefectiblemente
has de encontrarte contigo mismo
Y solo de ti depende
que sea tu momento mejor
o la más amarga de tus horas
Pablo Neruda

Hoy, en cambio….

  • Agregue a su relato la partícula lingüística. “Hoy en cambio……” Y aplíquese a completar la frase con lo que para usted sería un desenlace gratificante, alentador, estimulante, tranquilizador.
  • Si ya tiene la respuesta, perfecto.
  • Si no la tiene todavía, complete con lo que sería su deseo, y escríbalo como si ese deseo, ese sueño, ya fuese una realidad consumada.
  • Experiméntela a pleno y anote

A estas alturas, su única responsabilidad está en modificar/actualizar los datos a su mente. Todo lo demás, es decir; su brillante actitud posterior será consecuencia de su nueva manera brillante de pensar.

  • Silencie su mente y espere. Hay silencios y silencios. Prefiera los silencios cargados de elocuencia que lejos de interrumpir el diálogo y el razonamiento, lo facilitan. Si entra en un diálogo amable con su interior, comprobará que de lo que a partir de ahora incluya y/o excluya usted en esa base de datos que conserva con recuerdos, temores, ambiciones, fantasías surgirá un nuevo comportamiento, una nueva manera de sentir y de experimentar las futuras situaciones. De hecho, sus conductas y sentimientos actuales son producto de lo que ha incluido y excluido en su base de datos actual.

Para evitar el fracaso, subrayo para usted la importancia de imaginar con responsabilidad cómo completará usted la frase “hoy en cambio” sin preocuparse, por ahora, por modificar su conducta actual. Su experiencia le advierte que tal intento podría resultar un esfuerzo estéril.

Si tuviera ya la idea, igual necesita usted energizar el pensamiento. Por lo tanto, dedíquese en este punto a imprimir a su mundo interior la energía venida de las imaginaciones que merece usted tener y sobre las que va a apoyarse para impulsar esa actitud brillante que persigue.

  • Selecciones recuerdos que favorecerán esta nueva orientación.

Permita que su mundo interior se abra a fantasías más estimulantes y mucho cambiará en su actitud general. Ya Einstein decía que la imaginación es más importante que el conocimiento. George Bernard Shaw sostenía que algunos hombres ven las cosas como son y se preguntan ¿por qué? Mientras tanto, otros sueñan con cosas que nunca fueron y se preguntan, ¿por que no?

La humanidad y el mundo del progreso están especialmente en deuda con estos últimos.

Para reforzar este punto

  • Busque en su memoria algún evento para reconsiderar como por ejemplo: un comentario que se le haya hecho alguna vez, un dato clave y magnífico que usted dejó pasar.
  • Repare en pequeñas cosas que parecen no tener importancia y sin embargo fueron responsables de un mal trago. Por ejemplo, puede que se de cuenta de que si cuida su jardín la tarde anterior su concentración se agudiza, o si practica su deporte favorito se siente más liviano y despejado, o que con determinado tipo de ropa se siente más seguro o más cómodo. Busque y complete su informe. En mi ejemplo quedaría algo así:

Siempre me ponía nervioso ante una entrevista de trabajo

Podía confundir la hora de la cita, podía olvidar mencionar algún dato importante de mi trayectoria o llevarme por delante algún objeto haciendo el ridículo. Todo esto me hacía sentir torpe y yo concluía en que difícilmente lograría avanzar.

Me parecía que otros, no tenían dificultades y hacían todo bien y fácilmente. Se expresaban correctamente, escuchaban con atención, y parecían dejar una fantástica impresión.

Hasta que un día, alguien mencionó un nombre y contó una historia que produjo un cambio rotundo en mi manera de ver las cosas.

Hoy, en cambio, las cosas son distintas. Puesto que aprendí a privilegiar otras cuestiones, tengo razones para estar más centrado, me preparo mejor para la entrevista cuidando mi alimentación y mis horas de descanso. Guardo el material a presentar en un sitio reservado para mi lo que me da tranquilidad. Escucho la música perfecta y evito consumir alcohol para estar lúcido y sereno.

Algunas cosas que antes me preocupaban hoy han pasado a segundo plano: aunque todavía me llevo algunas sillas por delante y se me considere gracioso, sé que mis exposiciones son brillantes y estoy consiguiendo lo que busco.

  • Lea lo que ha quedado de su relato y experimente las sensaciones novedosas que este nuevo informe le trae.

El informe no necesita ser real. Necesita ser posible

Como todo ejercicio, cuesta al principio y no sería de extrañar que le trajera emociones que no esperaba como impaciencia, enojo, aburrimiento, decepción o simplemente escepticismo.

Esto porque como todo esquema de pensamiento firmemente instalado, se resistirá a modificar su rutina. Sin embargo, vale la pena insistir en un cambio de dirección.

Tenga en cuenta que estos pasos que llevan varias páginas escribir, constituye el trazado de un simplísimo circuito de pensamiento que la mente recorrerá más tarde en forma automática y en menos de un segundo.

Como con los niños, también con sus costumbres necesitará dedicar tiempo, paciencia, comprensión para armar un nuevo esquema mental sólido y verosímil; que demuestre (aún contra toda evidencia actual) que hoy las cosas son distintas.

Es una virtud del hombre sabio la de ver la verdad en medio de las apariencias.

Lidiar con Interferencias

Por lo general, si el suyo es un trabajo comprometido con la realidad y la aspiración sincera a producir un cambio personal, necesitará comprender que la mayor parte de lo que acaba de inventar en el punto anterior pertenece a su mundo subjetivo, pertenece al mundo de sus ideas e ideales. Por lo tanto, concuerda con sus ambiciones, con su manera de ser, y guarda estrecha relación con sus posibilidades reales, refleja con su potencial.

  •  Sin embargo, usted puede estar sintiendo molestias interferencias que necesita detectar firmemente para poder lidiar con ellas, salir airoso y continuar con su camino de progresos.

Las interferencias son todos esos pensamientos, expresiones, ademanes, ironías que minimizan la posibilidad de acercarse a su fantasía, que contaminan la posibilidad de alcanzar un objetivo haciendo de su fantasía un hecho completamente posible, real, ejecutable. Puede presentarse en forma de sueño, aturdimiento, embotamiento, escepticismo, rechazo, etc.

Este dato le sirve para que, en el momento en que se le presente la primera interferencia, consiga atraparla y reconocerla como tal.

La interferencia sirve magníficamente para darse cuenta de la enorme carga energética que un pensamiento contiene: es capaz de arruinarnos la vida, de detenernos ante lo que más nos gusta.

Tal como reza el proverbio: Lo que no mata, fortalece: atrapar una interferencia y anular su demoledor efecto es un regalo de la vida. Búsquelas detrás de disfraces de peligros, de vergüenzas, amenazas, extravagancia, broma, ridículo, etc. Álcese desafiante ante cada una de ellas y persista: Una interferencia aparece cuando todavía no está trazado en la mente el camino para lograr un propósito.

Revise la funcionalidad de sus creencias. Vale la pena desconfiar a tiempo de lo que es necesario desconfiar cuanto antes.- La desconfianza es el ingrediente infaltable que asegura la caída total. Consecuencias trágicas se siguen cuando, con las mejores intenciones y las peores razones, los hombres combaten la verdad por defender sus anticuadas creencias advertía Jung: Desconfíe de algunas cosas que suele dar por seguro y asistirá a un quiebre colmado de bendiciones
Sugerencias para atrapar una interferencia:

  • Convoque a su mente la presencia de alguien capaz de refutarla, de desafiar su interferencia. Busque una personalidad que le sirva de modelo y siéntala cerca de usted. (Puede ser un maestro, algún experto, un cómico, un extravagante, etc. incluso un niño de genuina capacidad de observación. Imagine la clase de preguntas, observaciones y cuestionamientos que esta personalidad podría formularle a la interferencia)
  • Se equivoca….
  • ¡De ninguna manera!, usted no sabe que….
  • Usted olvida que…
  • Usted cree que…..
  • Usted prefiere….
  • Sin embargo, me dijeron que usted….

Complete cada frase con lo que usted imagina que esa presencia expresaría. En adelante, esta entidad obrará como abogado del diablo de sus creencias anticuadas, absurdas o limitantes.

  • Una vez que usted tenga estos razonamientos a flor de conciencia, tome la tercera hoja y déjelos claramente escritos en ella.

Tome por seguro que cuanto más grande sea su logro, más genuina será la sorpresa de sus familiares y amigos.

Piense, explore, trabaje y disfrute a pleno cada paso de su avance. Si lo hace, coincidirá con Freud cuando confesó: Fui un hombre afortunado: nada en la vida me resultó fácil

Discusión Interior

Todo en la vida tiene al menos dos caras. Por eso la gente discute
Usted cuenta ahora con tres hojas de papel:
Una con las 5 o más razones convincentes de asumir una postura de seguridad y certeza
Otra incluye el cuerpo de este ejercicio
Otra incluye las interferencias
Disponga estas tres hojas de papel sobre una mesa no demasiado separadas una de la otra, tan solo un poco separadas como si estuvieran sentadas a la mesa de negociaciones.

Obsérvelas por un rato y deje esta visión reposar en usted.

Cada cosa escrita representa aspectos distintos de su personalidad y como tales, entrarán en discusión en su mundo subjetivo. Este mecanismo se llevará a cabo sin su participación consciente, pero usted estará plenamente consciente de la tensión que produce y luego, de la mejora y el alivio que se desprenden de la claridad.

Activar la Esencia

Basta desatar algunos lazos, el impulso de la vida se encarga de lo demás.
Carl Jung

Finalmente, ha llegado el momento de tomar la esencia.

Dado que este no es un proyecto curador, sino uno potenciador mental, la dilución será de una gota de esencia en 30ml de líquido al 30% de alcohol. Tomar 4 gotas 3 veces por día, en ayunas, sublingual.

Ahora que ofreció a su mente instrucciones vivenciales y con un mínimo impulso de pensamiento, tome la esencia durante tres semanas y, si no lo ha hecho en esta instancia, repita el ejercicio con un problema que realmente lo esté limitando y le cause preocupación. Encontrará que su mente transitará sin dificultad, aún sin proponérselo los puntos que fueron para usted los más significativos de esta nueva ruta de pensamiento que acaba de instaurar.

Con las esencias, no siempre se trabaja en paralelo impulsando mediante el lenguaje. Y a pesar de ello, se espera un cambio.

De ese modo el trabajo es doble y puede que el tiempo que lleve el destrabe se prolongue también considerando que la energía que ingresa trayendo un impulso hacia una dirección positiva tiene que luchar contra la fuerza de un pensamiento que se orienta en su contra. Con todo, la energía floral resulta vencedora y sus beneficios no dejan de reconocerse.

En consecuencia, basta imaginar lo formidable y rápida que resulta la acción de una esencia floral cuando en lugar de un adversario tiene por escolta a un pensamiento que rueda en la misma dirección, un pensamiento que pertenece al mismo equipo.

En el momento en que captamos que algo alentador está próximo, nuestra disposición cambia por completo y a favor. Si estábamos pesimistas y una noticia nos trae esperanzas, inmediatamente cambia nuestra postura, nos sentimos más vigorosos, nuestra mirada se traslada del suelo al cielo, nuestras fantasías vuelven a jugar. Cuando usted repita este ejercicio a partir de ahora suministrándose Chestnut Bud, lo más probable es que sus percepciones se hagan más claras como así también sus recuerdos y que regresen junto con ellos sus maneras de pensar más productivas. Instalada una ruta de pensamiento, ya hay un asunto menos de qué ocuparse. Por lo tanto, lo más probable es que con Chestnut Bud usted de pronto reconozca cosas que solía dejar pasar. Por ejemplo:

  • que recuerde esa vez cuando alguien le hizo una observación que cambió por completo su visión de las cosas y usted la desestimó (Y reconozca que de no haberla desestimado, se habría ahorrado torpezas posteriores).
  • Que se de cuenta de que ante tales situaciones sus pasos iban a un ritmo de suspenso interior, o se detenía usted ante un silencio subjetivo catastrófico que concluía en un acto de torpeza por su parte.
  • Que preste atención a su respiración al momento de la situación de examen
  • que reconozca la importancia de asuntos que no solía contemplar, por ejemplo cuidar la dieta, de proporcionarse el aire, la luz, el vestido adecuado, el hobby, el deporte preferido o la actividad artística predilecta, para conseguir una descarga saludable de energía y quedar relajado, sereno y lúcido para afrontar una entrevista con éxito, con el mínimo riesgo de torpeza.
  • Que se haga más clara la información que recogen sus sentidos y le confieran a sus actos una inusual seguridad.
  • Que se vea obedeciendo a esta información que recibe; dejándose guiar por ella
  • que se dé clara cuenta de que solía hacer foco en los estímulos inconvenientes que le hacían ingresar en un estado de torpeza.
  • Que se aplique a preparar su entrevista con mayor detalle y con menor esfuerzo emocional y mental
  • Que verifique que, tomando esta propuesta de trabajo personal a modo de juego, se activa sin esfuerzo y de modo natural la conducta que usted ambiciona ver en usted.
  • Que con todos sus sentidos perciba usted que está desarrollando esa habilidad que le llevará a ser más eficaz y evolucionar más allá de donde se encuentra hoy.
  • Que se dé cuenta de que su mente reflejaba solo una porción de la realidad, el resto había sido su propia construcción con datos que agregó y recuerdos que decidió eliminar.
  • Que sus recuerdos son una construcción selectiva de datos incluidos y datos excluidos obedeciendo a un fin determinado.
  • Que reconozca que sus conclusiones ligeras eran producto de una combinación insuficiente de datos
  • Que reconozca que, orientando su mente con consignas, símbolos y sensaciones, ella es capaz de completar la serie de datos necesarios para manifestarse en la conducta que busca y lo satisface.

Poco importa si es difícil, nueva, extraña o inicialmente costosa la tarea que le asignamos a nuestra mente. Ella aprende y luego recorre el nuevo camino sin problemas. A partir de este impulso, su mente estará capacitada para descifrar mejor nuevos códigos, estará lista y preparada para dar lectura apropiada a la realidad. Manteniendo firmeza y determinación, el cerebro obedece, combina y hace rodar todas sus capacidades para cumplir con la consigna y alcanzar el objetivo perseguido. Su cerebro es amante del desafío, no lo desaproveche.

La nueva ruta de pensamiento es un nuevo código para usted y podrá transitarlo sin problemas, con una fluidez asombrosa una vez que su mente haya detectado la consigna.

Para medir sus posibilidades y comprobar la veracidad de este mecanismo, intente leer lo que sigue:

L4 N4TUR4L3Z4 513MPR3 35 M45 R4Z0N4BL3 QU3 5U5 CR14TUR45.
C13R70 D14 D3 V3R4N0 3574B4 3N L4 PL4Y4 0853RV4ND0 D05 CH1C45
8R1NC4ND0 3N 14 4R3N4, 357484N 7R484J484N MUCH0 C0N57RUY3ND0 UN
C4571LL0 D3
4R3N4 C0N 70RR35, P454D1Z05, 0CUL705 Y PU3N735. CU4ND0 357484N
4C484ND0 V1N0
UN4 0L4 D357RUY3ND0 70D0 R3DUC13ND0 3L C4571LL0 4 UN M0N70N D3 4R3N4
Y
35PUM4 P3N53 9U3 D35PU35 DE 74N70 35FU3RZ0 L45
CH1C45 C0M3NZ4R14N 4 > >>L10R4R, P3R0 3N V3Z D3 350, C0RR13R0N P0R
L4 P14Y4
R13ND0 Y JU64ND0 C0M3NZ4R0N 4 C0N57RU1R 07R0 C4571LL0.
C0MPR3ND1 9U3 H4814 4PR3ND1D0 UN4 6R4N L3CC10N; 64574M05 MUCH0
713MP0 D3 NU357R4 V1D4 C0N57RUY3ND0 4L6UN4 C054 P3R0 CU4ND0 M45
74RD3 UN4 0L4 L1364 4
D357RU1R 70D0, S010 P3RM4N3C3 L4 4M1574D, 3L 4M0R Y 3L C4R1Ñ0, Y L45
M4N05 D3 49U3LL05 9U3 50N C4P4C35 D3 H4C3RN05 50NRR31R.

Cultivar una Virtud

Había una vez un reino mágico en un lejano país. El rey estaba preparando la fiesta de bodas de su amada hija con un príncipe de un país vecino. El rey quería asegurarse de que la fiesta saliera perfecta y para ello, envió una consulta popular en busca del personal más competente. En pocos días formó un equipo con los mejores cocineros, los mejores magos, los mejores sastres, los mejores artesanos.

La noche previa a la boda, el rey se dedicó a la inspección final en el hall central. Allí vio a un escultor todavía trabajando con su martillo en una enorme placa de piedra. El escultor estaba dando los últimos retoques a una magnífica estatua de una pareja de consortes que se constituiría en el centro y punto focal de la ceremonia. Conmovido y fuertemente impresionado, el rey se acercó al escultor para iniciar una charla informal.

“¿Cómo eres capaz de hacer algo tan hermoso con algo tan tosco como una piedra?”, preguntó el rey. “No es que yo haya hecho algo hermoso de la nada. Marido y mujer estaban vivos adentro de la piedra. Lo único que yo hice fue quitar las partes que molestan, las que no pertenecen a la pieza para que todos pudieran apreciarla”

Todo está en su interior, solo es necesario anticipar una visión, una escena, una cualidad, para verla manifestada en el mundo exterior. Ya sea los recursos, o la idea acerca de dónde encontrar dichos recursos, están vivas en usted. Ellas emergen a la conciencia cuando se hace necesario.

El ejercicio de cultivar una virtud, de desarrollar y perfeccionar una conducta es parecido al trabajo de un escultor. Un trabajo artesanal como lo es el de desarrollar un músculo. Requiere visión, determinación y disciplina.

Vale decir, usted necesita ver, plenamente darse cuenta de sus músculos caídos para luego imaginarlos tonificados. Entonces quedará listo para dedicarse a una rutina física orientada a tonificarlos de nuevo. Análogamente, usted necesita imaginar un hecho posible, aplicarse a un trabajo artesanal, si es necesario para verlo manifestado después.

Casi todo en la vida es práctica. Solo basta con el primer paso. En estas cuestiones también.

El primer paso firme hacia adelante y hacia fuera en esta construcción está en afirmar.

El primer tramo del camino del conocimiento y del descubrimiento de lo personal se inicia en la afirmación de lo personal.

La actuación es un juego que anticipa lo posible.

  • Aproveche cualquier oportunidad para afirmar la frase que acaba de arrojar su ejercicio o una altamente positiva que nazca genuinamente de usted.
  • Pronúnciela de un modo enérgico, convincente y tranquilo, como si fuera para usted la cosa más natural del mundo. Este será el primer ladrillo necesario para construir su nueva realidad, levantar un muro con la anterior.
  • Enseguida actúe lo que afirma. Asuma el rol que se diseña por si sólo a partir de su afirmación.
  • En este punto me permito abrir el paraguas de Shopenhauer antes de que llueva. Él decía que toda nueva idea pasa necesariamente por tres etapas: la primera es el ridículo, la segunda es la oposición violenta. Finalmente en la tercera etapa se acepta como si siempre hubiese sido evidente. De manera que anímese a idearse a usted mismo y a actuar su papel.
  • Es posible que estos pasos se den en su interior. Experimente en cada oportunidad para vivir a pleno y advertir tanto sus progresos como sus resistencias. Registre sus sensaciones y sus pensamientos futuristas.
  • Viéndose como se ve, proceda a calificarse ahora del modo que más le agrade.

Usted cuenta ahora con una batería de recursos que le ayudarán a erradicar la torpeza en usted. Ahora bien, sería una fenomenal torpeza desterrar el ejercicio si en el primer intento falla y usted llega a conclusiones apresuradas que le harán un flaco favor a su progreso. No debemos identificarnos solo con la razón, pues el hombre no es simplemente racional ni puede serlo, ni lo será nunca.

Muchas cosas tropiezan con prejuicios o ideas arbitrarias que limitan incluso el campo operativo del humano. A todo el mundo le hace falta una transformación, una amplitud de criterios que avale la idea de que lo irracional no conviene, ni puede, ni debe extirparse.

El mundo físico contiene una gran dosis de ilusión y la ilusión también contiene aspectos físicos. Los procesos de auto-asistencia con Flores de Bach van a contrapelo de las identificaciones. Tal como procedió con las interferencias, su identificación básica puede constituirse en la principal interferencia, si es que no ha conseguido distinguirla todavía.
Usted está iniciando un proceso de auto-asistencia. Y lo está haciendo nada menos que ayudándose con elementos que afectarán su campo magnético, de manera que algo en su entorno cambiará y este cambio será a favor del cambio que persigue. Esto puede resultar una idea descabellada. Sin embargo, es verdad para muchos que ya la han comprobado.

Por otro lado, negarla, inclinarse por el escepticismo no convierte el asunto en realidad.

Solo se requiere el acuerdo de unos pocos para que cualquier cosa resulte una verdad.

Permítase la graciosa imperfección de lo humano. El camino de encontrarse a si mismo es áspero pero auspicioso; el de la perfección es ilusorio y, además, doloroso.

Conceptos Básicos

Premisas sobre las que se basa el presente trabajo:

Todo es posible.

Tenga en cuenta que estos pasos que llevan algunas páginas escribir, constituye el trazado de un circuito de pensamiento que luego de iniciado, será recorrido por la mente en forma automática, con derroche de simpleza y en menos de un segundo.

Como todas las personas, usted es un navegante más de la vida, suya es la elección acerca de cómo elegirá proceder en este ancho mar de posibilidades que es el mundo. Puede llegar a esa isla soñada con o sin esfuerzo; tocar el paraíso si se lo propone. También puede flotar, quedar anclado o permanecer a la deriva como un corcho en un mar de escepticismo, sospecha o recelo en lugar de timonear su barca con chispa, suspicacia y determinación.

Todo es posible. Y cuando no existe un objetivo claramente trazado, cuando una parte de uno tira para un lado y otras tiran para el lado contrario, surge la torpeza en el individuo ya sea en su manera de actuar o de pensar. Si usted es amante de la verdad sepa que tales posibilidades son verdaderas, todo depende de su comportamiento y éste a su vez depende de cómo elabore usted su rueda de pensamientos, (qué recuerdos, ideas seleccionará y cuáles descartará para apoyar una conducta, para tomar una actitud).

Estas elecciones, son a su vez, el producto de la clase de energía que define su personalidad, sus gustos y tendencias, sus miedos y repulsiones. Usted puede tomar los remos de su barca, definir el norte de su vida con una brújula imaginaria y emprender el viaje que definirá el brillo y color de su vida. Tratándose de un trabajo acompañado con Flores de Bach, cabe mencionar que así fue como Edward Bach decidió vivir la suya y el resultado de su audacia y su compromiso fue la alegría, la satisfacción, la salud, la armonía interior, el éxito profesional, el reconocimiento mundial, entre múltiples gratificaciones.

La torpeza es un signo que revela que un proceso de enmascaramiento se está llevando a cabo.

Denuncia el conflicto de fuerzas, una lucha entre las tendencias naturales del ser y el esfuerzo por parecer.

Lo perfecto es enemigo de lo posible.

Es importante mantenerse atentos a aquellas fantasías que gobiernan nuestras aspiraciones: muchas veces nos dejamos guiar por modelos excesivamente rigurosos, idealizados o perfectos y que, en realidad no nos representa de un modo acabado. Sin darnos mucha cuenta, puede que estemos aspirando a la perfección, que sostengamos un modelo perfecto y tan intransigente que nos cause agobio y, en consecuencia, nos ponemos torpes.

Para despejar y aclarar el pensamiento, para llegar a una verdad más completa, a veces es necesario distorsionar la que sostenemos como verdad. De ese modo es posible acercarse a una realidad distinta, igualmente posible.

  • La importancia del Acting como recurso para ampliar la gama de conductas. Escucho y olvido; veo recuerdo. Hago y comprendo, Confucio

La “puesta en escena”, el jugar a “como si” estimula la creatividad y permite asomarse a nuevas emociones. Resulta una sugerencia para no desestimar, una posibilidad viable y como tal es altamente movilizante. Los ingredientes necesarios: el juego y el buen humor. De una actividad lúdica florecen ideas útiles, recuerdos oportunos, verdades increíbles, conductas brillantes y realidades extraordinariamente posibles.

  • Los giros lingüísticos como recurso de destrabe: La gente habla, comenta sus fracasos y sus logros. Estos últimos con un tinte de orgullo. Si repara en los relatos de logros, notará que la gente hace rodar sus pensamientos por vías lingüísticas del tipo de las convocadas para este ejercicio.

Es decir; Observan a los demás

Los imitan, Se comparan Dudan, se imponen dudas acerca de sus límites juegan, simulan, exageran. A veces mienten o distorsionan la realidad. Establecen una situación “bisagra”, un punto final al asunto. Toman en cuenta hechos singulares y les confieren un sentido definido, por ejemplo: para establecer en ellos el aniquilamiento de un comportamiento inconducente.

Al hablar hacen rodar sus mentes partiendo de la época en que tuvieron inconvenientes, luego la posicionan haciendo foco en ese hecho singular.

Relatan sus dificultades en el pasado.

Para que nazca una conducta de utilidad, el pensamiento motor debe ser de utilidad:

En este ejercicio hemos activado rutas de pensamiento útil, –no necesariamente veraz–en la presunción de que el pensamiento y la energía constituyen las bases sobre las que se sustentarán las conductas y la actitud general.

La meta:

La meta no consiste en llegar a la verdad sino en inaugurar una verdad nueva o poco visitada. Para lograrlo se recurre a desarmar algo sostenido como verdad pero que entra en conflicto con el propósito que el sujeto conserva. Para este caso, se trabaja con la creencia “siempre me equivoco” o “Soy torpe” desarmando todo contenido lateral que la sustenta en forma de gestos, recuerdos, frases.

Desarrollar la flexibilidad.

Si la meta que se persigue es realmente valiosa para el individuo, será la meta el objeto que necesitará ser sostenido de un modo inflexible aún si para ello se hace necesario el simulacro como vía inicial o motor de cambio. Para este caso, si la meta perseguida es “mantenerse centrado en una situación de examen”, entonces este punto será mantenido inflexiblemente y habrá que desarrollar la flexibilidad sobre áreas como las de las creencias que dicen: “soy un fracaso en los exámenes” y también sobre áreas de los recuerdos para desenterrar aquellos que refutan esta limitante idea primaria.

Hay que tener en cuenta que, en un proceso inconsciente, de entre el vasto territorio de recuerdos, seleccionamos algunos y desechamos otros tan solo para valemos de ellos con el fin confirmar la veracidad de cualquier creencia.

Lo moral vs. lo posible:

Las fuerzas de cambio no tienen moral. La primera “mentira” puede resultar la primera “verdad” de una serie de verdades no contempladas anteriormente. La generalidad demuestra que no bien se comienza a practicar una mirada nueva,
cuando cambia el foco de nuestra atención y se imprime al pensamiento una nueva dirección, surgen recuerdos que confirman que aquello que parecía mentira era, al menos de un modo potencial, un hecho perfectamente posible.

Tomando como ejemplo “me mantengo sereno ante los exámenes”. Apenas el sujeto comienza a afirmar esta “mentira” con cuerpo y alma, existe un 90% de posibilidades de que su mente total (cuerpo-mente) le traiga a la memoria esa ocasión en que fue y se sintió exitoso ante una situación de examen. Con este dato recuperado se instala una nueva indiscutible realidad que comienza a desestabilizar a la anterior. A este hallazgo se le sumarán otros recuerdos parecidos pero no registrados abultando esta nueva realidad con lo cual se inicia una más amplia y realista creencia sobre sí mismo.

Los giros lingüísticos son provocaciones imposibles de eludir como timbrazos que abren puertas en la conciencia. Como consecuencia de estas provocaciones, surgen comportamientos que parecen milagrosos.

Sin embargo lo único que los giros producen es una apertura a una realidad que no había sido frecuentada anteriormente. Dicen que. “Quien no cree en milagros, no es realista” Sin embargo, muy frecuentemente, detrás de un milagro hubo un inteligente trabajo mental previo. La interferencia como vía de resistencia.

Cuando emprendemos un camino de progresos, no siempre existe el acuerdo interior: pensamientos de resistencia se alzan entorpeciendo toda posibilidad de avance. Captar una interferencia equivale a captar un pensamiento que yace detrás de otro pensamiento. Dado que es algo familiar, resulta extremadamente difícil de detectar y de allí el enorme valor de conseguirlo.

Una interferencia nos permite reconocer la enorme carga energética contenida en un pensamiento: si permitimos que cobre vida propia pueden gobernarnos, pueden arruinarnos la vida, mantenernos detenidos, limitados y fundamentalmente, con una enorme frustración.

La experiencia contiene datos que sirven para el aprendizaje y el desarrollo.

“La experiencia no es algo que le sucede al hombre sino lo que el hombre hace con aquello que le sucede”

Si se sirve de ella con inteligencia, tanto su experiencia, como la de los demás se convierten en sus mejores aliadas para el cambio. Si las observa desde distintas perspectivas, o si se anima a distorsionarlas, se revelarán varias experiencias contenidas en un mismo episodio.

El mundo físico contiene una gran dosis de ilusión y la ilusión también contiene aspectos físicos.

“De una manera correcta de pensar surge una manera correcta de actuar”. Carl Jung

La palabra no es inocente. Nunca. Ni la mirada ni el gesto. Ellos transmiten cargas energéticas. Ya la sabiduría popular advierte que “la violencia engendra más violencia”. Por principios físicos, un determinado tipo de pensamiento generará un determinado tipo de energía.

Esto iniciará una marea emocional con grados variables de intensidad y que puede ser agradable o desagradable (según el pensamiento en cuestión). Puede resultar favorable a nuestro desarrollo; pero también, todo lo contrario. Por eso es importante de vez en cuando aplicarse al ejercicio de ” pensar a propósito y con un propósito claramente orientado hacia progresos”. y mantenerse atentos al entorno para verificar que estamos permitiéndonos la guía de aquellas influencias que apoyan nuestro progreso.

Detrás de una debilidad se esconde una fortaleza.

Por lo general, una perspectiva nueva y poco frecuentada demuestra que nuestras debilidades pueden resultar en nuestras fortalezas. Justamente lo que a nuestro juicio era una falla en nosotros, resulta agradable y constituye un rasgo distintivo que nos hace particulares, queribles y confiables. Cambiando la definición de problema a asunto, las cosas parecen cambiar de categoría también.

Para este caso, lo que solía considerarse torpeza puede convertirse en muestra de “vitalidad”, de “saludable ansiedad”, “estado de positiva expectación”, “gracia”, “personalidad adorable”, “inolvidable”, “ternura”, “frescura”, “humildad”, “simpatía”, etc.

  • “Usted sabe más de usted que ninguna otra persona”. Milton Erickson

Su mente conserva para usted una base de datos de inestimable valor. Usted posee, al menos de un modo rudimentario, todos los recursos que necesita (ideas, personas modelos, recuerdos, impresiones) para superar cualquier trabazón.

¿Por qué recurrir a Flores de Bach para estos trabajos?

Porque los impulsos florales se encuentran entre los mejores curadores de la emoción y clarificadores de la mente. Son, además, recursos terapéuticos de venta libre cuya sencilla filosofía los hace ideales para la auto-asistencia en todas las personas.

Gracias a sus comprobadas propiedades de energizar la mente son cada vez más utilizados en los entornos terapéuticos, en prácticas de armonización, meditación, concentración. Como remedios, presentan altísimos grados de beneficio integral y registran un índice de peligrosidad de rango cero.

Acerca de la esencia Chestnut Bud

  • La inteligencia Chestnut Bud ilustra el arquetipo del anciano sabio. Es conocida como la esencia que permite aprender de la experiencia, la que nos ayuda a agudizar las percepciones y a entablar una relación más productiva con nuestra intuición. Establecer un diálogo abierto y honesto con el mundo interior resulta imprescindible para agudizar las intuiciones y percepciones a fin de que ellas nos sirvan de guía para la acción correcta.

Así, esta esencia sirve de apoyo e impulso para interactuar con éxito especialmente en un mundo de alta competencia y evitar todos los males provenientes de la era de la información. Los enormes riesgos a la salud son indiscutibles; índices cada vez más altos de estrés son generados por índices cada vez más elevados del tipo de frustración que caracteriza a un mundo que privilegia el éxito.

¿Por qué utilizar Chestnut Bud para este proyecto?

Porque ayuda al tan necesario proceso de aprender a aprender de la experiencia. Esta esencia permite interactuar más eficazmente desde dentro y en el mundo basándonos en nuestra propia referencia interior. Es decir: nos permite oír y oírnos, y atender con todos nuestros sentidos, tomarlos como referencia básica y confiable para guiar nuestros pasos.

Chestnut Bud es un poderoso conector interhemisférico: ideal para trabajar en los casos en que se cometen los mismos errores y se necesita aprender de la experiencia. Dado que éste no es un proyecto curador de una enfermedad, sino uno potenciador de la mente, el enfoque de este trabajo no se centra en remediar un síntoma o curar una enfermedad, sino en ejercer la provocación sobre el pensamiento para abrir paso a destrezas que el individuo aún conserva dormidas o en estado de latencia. Este impulso se consigue mediante la palabra, es decir, afectando el diálogo interior para enriquecer las imágenes subjetivas que gobiernan las conductas. Aprender a manipular esta esencia dará como resultado un aumento de la creatividad, una intuición más afinada, mayor grado de certeza y un giro hacia una perspectiva excitante y alentadora.

Un trabajo Chestnut Bud dedicado permite
agudizar la observación
afinar percepciones
aprender de la experiencia
Retornar a actitudes edificantes ensayando actitudes observadas en los demás.
Agudizar la intuición
Vigorizar los canales perceptuales
Reflotar sueños rezagados generando renovada fuerza. Como consecuencia de cada maniobra mental orientada a potenciar la acción de Chestnut Bud, se espera que el sujeto tenga sueños reveladores devolviendo ideas, alivio y esperanza- Como una piedra que se arroja a las aguas tranquilas, el trabajo Chestnut Bud forma una onda expansiva que moviliza el pseudo-equilibrio que se ha estado viviendo.
Acerca de las Flores de Bach

Este no es un curso de Flores de Bach. Sin embargo, brevemente definiremos a las esencias del set de Bach como agentes de una clase de inteligencia energética de fuerte impacto sobre la mente y el cuerpo. Se trata de remedios que actúan magnéticamente y afectan positivamente nuestro campo vital con resultados bellísimos para nuestro estado de salud psicofísica.

Es conocida la máxima: “Cuerpo sano en mente sana”. La acción potenciadora de las Flores de Bach confirman esta verdad. Ellas no son inteligencia; contienen inteligencia. Tampoco son la fuente de inteligencia: son agentes de una clase de inteligencia arquetípica cuyos datos se transportan por principios magnéticos. Esta inteligencia no se limita al plano intelectual: ambos, cuerpo y alma son inteligencia y ambos resultan beneficiados.

Habitualmente se dice que “cuando se toman Flores de Bach comienzan a pasar cosas raras”. Luego de un tiempo de suministro de Flores de Bach a nuestro sistema, milagrosos fenómenos ocurren gracias a las propiedades físicas de cada esencia. Se desplazan, se expanden en un mundo de causalidad y casualidad.

Armonizan desde adentro, en el interior del organismo, y hacia fuera en el entorno mayor formando bucles energéticos de carga vibracional positiva de fuerte atracción, lo que se traduce en encuentros fortuitos de personas, situaciones, lugares, ideas, recuerdos, sueños, pensamientos, ocurrencias que comparten una carga energética positiva y de una cualidad determinada.

Las Flores de Bach son remedios para el alma, suavizan las emociones y generan un estado espiritual altamente satisfactorio. Si bien alrededor de la temática espiritual suele desplegarse gran misticismo, la realidad es que de las emociones y del contenido espiritual se originan fuerzas magnéticas. Ni buenas ni malas: indiscutibles. Están más allá del juicio y de la moral. Por efecto de un bucle energético de carga negativa, donde hay odio habrá más odio; donde hay temor, habrá más temor, donde hay esperanza se sumarán motivos y adeptos para abultarla. Teniendo en cuenta este fenómeno puede reconocerse la importancia de estos recursos que permiten trasladarnos de una marea energética negativa a una positiva.

Por más esfuerzos realizados, por más estudios cursados, no importa con qué información cuente usted, ni quién sea su consejero o mentor, si usted se encuentra inmerso en una marea energética negativa, lo más probable es que elija lo que no le conviene, vea las cosas con un tinte oscuro, con pesimismo. Sus esfuerzos serán estériles o carentes de vigor.
Muy probablemente las cosas en su vida se entrecortarán, el progreso será lento o perjudicado con interferencias, verá lastimado su nivel de perseverancia y tropezará con personas y/o situaciones contrarias a su beneficio. Por acción de un trabajo floral impecable, se produce la mudanza de la marea energética negativa en la que se encuentra atrapado hacia una altamente positiva. Es entonces cuando las cosas comienzan a facilitarse, las ideas lúcidas acuden y los aciertos y encuentros gloriosos empiezan a ocurrir. Las Flores de Bach nos elevan hacia un tipo de vibración más alta, nos permiten ingresar en un mundo de causalidad y casualidades. Toda persona que encontrándose en situaciones adversas decide aprender a trabajar las esencias y a impactar su propio pensamiento causará para su vida encuentros beneficiosos, propiciará situaciones que agradecerá más tarde.

Edward Bach enseña que estas esencias son remedios para el alma y, como tales, pueden y merecen ser aprovechados por todas las personas. Las esencias florales del set de Bach presentan propiedades físicas que permiten ensanchar los límites de lo humano revitalizándolo desde los planos físico, emocional y mental. Traen, por lo tanto beneficios al organismo y armonía a la vida espiritual.

No es por obra de la casualidad ni de la moda el que la aceptación popular va creciendo a medida que la gente comprueba que pueden obtenerse beneficios magníficos con estos recursos terapéuticos y curativos de simpleza extrema, completamente a-tóxicos y, siempre y cuando sean utilizadas con sabiduría y pericia, presentan índice cero de peligrosidad. Desafortunadamente, no todas las personas que recurren a los favores de las esencias saben activarlas de un modo que aproveche al máximo tanto su carga energética como esa extraña inteligencia arquetípica que transmiten. Estas personas experimentan, sin duda, alivio y cierto progreso pero no consiguen hacer aflorar en sí mismas el magnífico potencial que guardan.

Quienes en cambio, aprenden a manipular deliberadamente la energía de las esencias, regresan a un estado de equilibrio, recuperan serenidad, optimismo, buen humor, lucidez. Descubren aspectos magníficos de su personalidad que los acercan a la plenitud mental y física. (Todo lo cual suele diluirse en fluctuaciones emocionales dañosas, propias de un mundo de alta competencia). Un tratamiento apropiado de las Flores de Bach instala un tipo de autoasistencia simple y accesible pero mucho más seria y ambiciosa de lo que habitualmente se cree.

En resumidas cuentas, ante el impacto certero de una esencia floral cambia la actitud general frente a la vida. De una marea energética negativa, el sujeto se ve trasladado a una de tinte positivo con todas las mejoras que esto trae aparejado sobre la manera de pensar y en las influencias en su entorno más inmediato.

Cambia la calidad de sus sueños y fantasías tornándose más frondosos y provechosos. El cuerpo se armoniza, la salud y la lucidez regresan, la imaginación y los pensamientos se abrillantan. Las personas positivas acuden. Las oportunidades brillantes también. Al cabo de un tiempo de auto-asistencia con Flores de Bach, todo individuo parece más inteligente y más liviano: comprueba que su mente y cuerpo se orientan en la misma conveniente dirección iniciando un circuito de aciertos y un estado de alegría básica que no dejan espacio a la enfermedad.

Edward Bach sostiene que las enfermedades realmente fundamentales del hombre son los defectos tales como el orgullo, la crueldad, el odio, el excesivo amor a uno mismo, la ignorancia, la inestabilidad, la ambición, las ansias de dominio. Estos desórdenes constituyen las verdaderas semillas de la enfermedad. Para citar algunos de sus conceptos: Dice Bach:

“…La enfermedad es en esencia, el resultado del conflicto entre el alma y la mente, y nunca será erradicada excepto mediante el esfuerzo espiritual y mental. La enfermedad es la última etapa de una causa, la última etapa de un desorden mucho más profundo. …como resultado de la superación de miedos, ansiedades y aversiones, la enfermedad se derrite como la nieve al sol.

…LA PREVENCIÓN ES MEJOR QUE LA CURA, y estos remedios nos ayudan de manera maravillosa a estar bien, a protegernos de la amenaza de cosas desagradables….desarrollar un interés activo y enérgico en todo lo que nos rodea, estudiar la vida desde la mañana hasta la noche, aprender y aprender y aprender de nuestro prójimo y de las circunstancias de la vida y la verdad que suelen ocultarse detrás de todas las cosas; Estos remedios benditos nos ayudan a entregarnos al arte de obtener conocimientos y experiencias, y estar atentos a las ocasiones en que podamos usarlos para bien de un semejante- …El método para elegir los remedios que deben tornarse es bastante sencillo como para que lo comprenda la mayoría de las personas. La mente comprensiva sabrá bien de todo esto, y ojalá haya un número suficiente de individuos de mente comprensiva, que no hayan sido afectados por las tendencias científicas, y que utilicen estos dones divinos para el alivio y la bendición de aquellos que los rodean
Que la simpleza de este método no los aleje de su empleo”.
Edward Bach

Mi visión:

La autoasistencia con Flores de Bach se alzará en un futuro cercano en la más acertada forma de medicina preventiva.
“El amanecer de un mejor arte de curar está cerca”
Edward Bach

Mi objetivo y misión:

  • Difundir las enseñanzas de Edward Bach y a práctica de auto-asistencia por Flores de Bach como vía de liberación y progreso personal.
  • Contribuir a que las personas detecten la enorme diferencia que existe entre “tomar Flores de Bach” y “dar verdadero tratamiento a las Flores de Bach. Enseñar a trabajarlas a propósito y por un buen propósito: es decir, enseñar a manipular estas energías con el fin de hacer aflorar en uno mismo sus virtudes anestesiadas, de alentar el desarrollo de habilidades rezagadas que pueden alcanzar niveles de excelencia.
  • Transmitir modos prácticos, fáciles y útiles para aprovechar las energías florales con el fin de superar cualquier trabazón derivada de miedos, inseguridades, envidias, estrés, odios, aversiones, en la certeza de que estas emociones contaminan y frenan el enorme potencial que un individuo es capaz de desarrollar.
  • Hacer masivo el uso de las esencias mediante un lenguaje claro y fácil. Contribuir a que las personas, sin distinción de edad o nivel académico, aprendan a valerse por sí mismas de recursos naturales de alta carga vibracional a fin de que logren por sus propios medios a atravesar momentos difíciles con éxito, consigan superar sus dificultades en un término de tiempo razonable y desplegar sus fuerzas, habilidades y virtudes en el proceso.

Prefiero entretener a la gente con la esperanza de que aprendan, que no enseñar a la gente sabiendo que se limitarán a entretenerse.
Walt Disney

Mi esperanza

Es mi esperanza que este ejercicio haya sido útil para usted y se inicie con su práctica un camino de logros y satisfacciones. Dar y recibir gozo es un alarde deslumbrante de la vida y así es que en este punto culmina satisfactoriamente mi parte. La suya comienza probablemente con la actitud de permitirse la sorpresa, animarse al desafío, creer en los milagros y descansar en la certeza de que algo magnífico está a punto de llevarse a cabo. La sorpresa se burla de la verdad, es el móvil de cada descubrimiento, es esencial y característica de la belleza; constituye uno de los regalos más formidables que la vida puede conceder. Espero que no la arruine y que disfrute a pleno lo que trae.

Lo que define su suerte no es su inteligencia, no es su educación ni su cuenta bancaria.

No es el color de su piel, ni su origen, ni su cara, ni su casa, ni su cuerpo.

Lo que define su suerte es la calidad de su energía.

Ella determinará cómo utilizará usted su inteligencia, su educación, su dinero, su cara, su casa, su cuerpo, su piel. Sepa cómo deben trabajarse las Flores de Bach para maximizar capacidades, moldear la personalidad de un modo magnífico y liberar todo su potencial personal manteniendo un clima interior de alegría, determinación y certeza.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Dercyé Liliana. (2006, Julio 4). Cómo superar la torpeza y evitar errores a repetición. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/como-superar-la-torpeza-y-evitar-errores-a-repeticion/
Dercyé, Liliana. "Cómo superar la torpeza y evitar errores a repetición". GestioPolis. 4 Julio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/como-superar-la-torpeza-y-evitar-errores-a-repeticion/>.
Dercyé, Liliana. "Cómo superar la torpeza y evitar errores a repetición". GestioPolis. Julio 4, 2006. Consultado el 22 de Agosto de 2017. https://www.gestiopolis.com/como-superar-la-torpeza-y-evitar-errores-a-repeticion/.
Dercyé, Liliana. Cómo superar la torpeza y evitar errores a repetición [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/como-superar-la-torpeza-y-evitar-errores-a-repeticion/> [Citado el 22 de Agosto de 2017].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de andikam en Flickr