¿Cómo aprender a ser un buen receptor en tu vida?

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

Una de las principales razones por las cuales las personas usualmente no reciben más de la vida es por una postura mental muy simple pero demasiado discapacitante, y es porque son malos receptores y no han aprendido a ser un buen receptor, no se sienten bien recibiendo, en ningún plano, ni elogios, dinero, regalos o incluso amor.

Una de las principales causas de estas dificultades para recibir es el dicho “Es mejor dar que recibir”. Este refrán es una distorsión de un versículo bíblico en Hechos capítulo 20 versículo 35, donde dice “Hay más dicha en dar que recibir”. Aquí podemos ver la realidad del asunto, hay más alegría cuando uno da que cuando recibe, en ningún momento dice que es mejor.

Dar y recibir son dos caras de la misma moneda. Si tú das, alguien recibe. Imagínate si das algo y la otra persona te lo devuelve o hace mala cara. Probablemente te sentirías muy mal. Por eso, recibir es parte de la ecuación, y es igualmente importante recibir con gozo las dádivas de la vida.

Es tan importante aprender a dar como aprender a recibir
Es tan importante aprender a dar como aprender a recibir

Y otra razón para ser un mal receptor es porque muchas personas se sienten indignas o poco merecedoras para recibir. Les disgusta recibir, como si no fueran lo suficientemente valiosos para hacerlo. Cada vez que reciben un elogio, se sienten en la obligación de devolverlo, en lugar de recibirlo con alegría. Si ganan más dinero del habitual, por ejemplo, se sienten mal porque otros ganan menos, o porque sienten que lo que hicieron no es tan importante.

Todas estas razones nacen del condicionamiento mental, de lo que tú crees que eres. Lo primero es, entonces, verte como realmente eres, como un ser valioso, que merece recibir los detalles de la vida, que ha hecho un buen trabajo y por eso la recompensa se te da. Y si alguien te da con cariño, recíbelo, deja que esa persona sienta la alegría tan grande que es dar.

Y, habrás adivinado, ser un buen receptor da pie para que recibas más. No hay nada de malo en desear recibir. Es más, si eres buen receptor, casi siempre te dará alegría para ser un mejor dador. El recibir no te hace orgulloso, ni mezquino. Te hace más agradecido.

Entonces, de ahora en adelante, recibe con agradecimiento los favores que te da la vida, y verás cómo toda la magia inicia, te vuelves más alegre, das alegría a otros, y la vida te da más.

________________

Si te gustó el artículo, dale «me gusta» y compártelo. Déjanos saber tus comentarios en la parte inferior del artículo, y danos tu opinión.

Si deseas trabajar en ti de forma más personalizada a través de consultas psicoterapéuticas presenciales o por Skype, haz clic aquí.

Te deseo las más grandes bendiciones.

_______________

Guillermo Mendoza Vélez www.SaludMentalyEmocional.com

 

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Mendoza Velez Guillermo. (2019, febrero 13). ¿Cómo aprender a ser un buen receptor en tu vida?. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/como-aprender-a-ser-un-buen-receptor-en-tu-vida/
Mendoza Velez, Guillermo. "¿Cómo aprender a ser un buen receptor en tu vida?". GestioPolis. 13 febrero 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/como-aprender-a-ser-un-buen-receptor-en-tu-vida/>.
Mendoza Velez, Guillermo. "¿Cómo aprender a ser un buen receptor en tu vida?". GestioPolis. febrero 13, 2019. Consultado el 15 de Noviembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/como-aprender-a-ser-un-buen-receptor-en-tu-vida/.
Mendoza Velez, Guillermo. ¿Cómo aprender a ser un buen receptor en tu vida? [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/como-aprender-a-ser-un-buen-receptor-en-tu-vida/> [Citado el 15 de Noviembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de widdlle en Flickr