Código de ética de los profesionales de la contaduría en México. Referente de calidad para otras profesiones

En este análisis se abordan los principales aspectos para comprender la estructura de los códigos de ética de los profesionales de la contaduría, que es una de las profesiones más organizadas a nivel mundial y el enfoque de este texto se basa en las directrices del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (2018) y The International Federation of Accountants (2018).

La relevancia del código de ética

Un código de ética es un conjunto de normas que ordenan sentido a los valores y principios de conducta, plasmando las reglas éticas de una profesión. En el caso de los profesionales contables estos códigos suelen contar con 3 partes: Aplicación general del código mediante principios fundamentales para los profesionales a través de un marco conceptual; identificación de amenazas al comportamiento ético y salvaguardas al respecto; y una parte final referente a las sanciones.

De forma general se contemplan 5 principios a tener presente por el profesional contable:

  • Ser franco y honesto en todas las relaciones profesionales y empresariales.
  • No permitir conflicto de intereses o prejuicios, así como influencia indebida de tercero prevalezca sobre los juicios profesionales.
  • Competencia y diligencia. Mantener ambos aspectos en los máximos niveles para que los clientes reciban servicios competentes basados en los últimos avances de la práctica.
  • Respetar la confidencialidad de la información obtenida como resultado de las relaciones profesionales y empresariales, evitando difundir información sin autorización específica, salvo que exista fundamento legal para hacerlo.
  • Comportamiento profesional. Cumplir disposiciones legales y reglamentarias que puedan desacreditar la profesión.

Amenazas y salvaguardas

Las amenazas en el comportamiento ético se originan por diversas circunstancias que comprometen el actuar de los profesionales contables, identificándose 5 amenazas:

  • Amenaza de interés propio. Cuando el interés financiero influye de manera inadecuada en el profesional.
  • Amenaza de revisión. Que el profesional evalúe incorrectamente o juzgue erróneamente afectando de forma adversa las conclusiones del trabajo.
  • Amenaza de abogacía. Que el profesional tome una postura donde afecte sin fundamento al cliente o la entidad para la que sirve, manifestándose una importante falta de objetividad.
  • Amenaza de familaridad. Cuando existe esta relación con el futuro cliente de la entidad de tal manera que el profesional contable se muestre con total afinidad a los intereses del cliente.
  • Amenaza de intimidación. Cuando el profesional contable es disuadido de actuar con objetividad.

A su vez, las salvaguardas son las medidas para tratar de mitigar las amenazas hasta un nivel aceptable. De manera general son de 2 tipos: instituidas por la profesión; e instituidas por el entorno del trabajo o actividad profesional.

El ejercicio de la profesión contable de manera independiente

En este sentido el código contempla aspectos tales como el nombramiento profesional o la asignación formal del servicio profesional, el establecimiento de los honorarios y remuneraciones, la mercadotecnia de los servicios profesionales, y la independencia de encargos de auditoría y revisión.

En lo referente a el nombramiento profesional esto implica:

  • La aceptación de clientes. Si no es conveniente para el profesional atender a un cliente específico, evitará aceptar esta relación de servicio. Esto, si se concluye que no es posible reducir las amenazas que comprometen el brindar el servicio.
  • Aceptación de encargo. Se refiere a aceptar sólo lo que profesionalmente se puede ofrecer de manera competente y correcta.
  • Cambios en el nombramiento. Esto se refiere a los casos en que proceda la sustitución del profesional determinando el motivo para aceptar o no un encargo adicional.

En lo referente a los honorarios, el profesional de la contaduría puede proponer los honorarios adecuados. Si los determina inferiores, esto no representa en sí una falta de ético y es posible hacerlo teniendo presente los fundamentos técnicos que sustenten esta opción.

En la mercadotecnia de los servicios profesionales, se refiere a cuando el profesional de la contaduría pretende conseguir servicios mediante estrategias de mercadotecnia que usualmente utilizan las industrias a nivel mundial, pudiendo ocurrir situaciones que amenacen los principios fundamentales de su desempeño profesional como podría ser amenazar el interés propio en el cumplimiento cuando el servicio es ofrecido mediante publicidad con fines de vender pero que no es coherente con el servicio a brindar.

Y en lo referente a la independencia de encargos de auditoría y revisión, eso se refiere a que al brindar el servicio de auditoría el profesional contable debe poseer total independencia del cliente, y esta independencia debe ser mental y de apariencia. Mental se refiere a que exprese sus conclusiones sin ser afectado por influencias que afecten el juicio del profesional contable; y de apariencia se refiere a evitar hechos y circunstancias que permitan que un tercero bien informado de forma razonable, concluya que se ha comprometido la integridad y objetividad de una firma o del equipo del profesional contable.

El ejercicio de la profesión contable dentro de la empresa

Cuando el profesional pueda encontrarse ante amenazas al desarrollar su profesión dentro de la empresa, aquí los aspectos a considerar son 4 acorde al código de ética profesional: conflictos potenciales o de interés; preparación y presentación de la información; actuación con suficiente especialización o pericia; e intereses financieros e incentivos vinculados al reporte de información y toma de decisiones.

Con respecto a los conflictos profesionales, el profesional debe cumplir los principios fundamentales de la empresa, pero puede ocurrir conflicto entre los principios profesionales y los fines de la entidad para la que colabora, por lo que debe evitarse actuar en contra de la ley o reglamentos, y en contra de las normas técnicas o profesionales. Con respecto a la preparación y revelación de información, esto se refiere a presentar información para ser utilizada tanto dentro como fuera de la entidad en la que se trabaja, pero se debe describir claramente la naturaleza de las operaciones del negocio acorde a las normas de información financiera pertinentes, y precisando de forma completa todos los aspectos importantes. Con respecto a la actuación con suficiente especialización, experiencia o pericia, se refiere a que el profesional contable no debe aceptar trabajos si no cuenta con las condiciones pertinentes en términos de tiempo, no tener la información adecuada o completa, y no cuente con la capacitación ni recursos adecuados para brindar el servicio que se le requiere. Y finalmente, con respecto al conflicto de intereses, se refiere a que el profesional contable debe evitar usar la información para obtener beneficios e intereses propios.

La profesión contable en la docencia

En su desempeño en la docencia e investigación impartiendo cátedra en las instituciones de educación superior el profesional contable debe tener presente los siguientes aspectos. En primer lugar, debe orientar a sus alumnos para que en el futuro de su ejercicio profesional siempre actúen con estricto apego a las normas éticas profesionales. En segundo lugar, debe mantenerse actualizado en sus áreas de especialización, para transmitir al alumno los conocimientos más avanzados en teoría y práctica. En tercer lugar, debe dirigirse a los alumnos con total respeto y trato digno, instándoles a su constante superación. En cuarto lugar, al exponer su cátedra es posible se apoye abordando casos reales, pero debe abstenerse a proporcionar la identificación de las personas o entidades de dichos casos, salvo que los mismos sean de dominio público o se cuente con autorización expresa para difundir la información. En quinto lugar, el catedrático debe relacionarse de manera adecuada evitando perjudicar la reputación o el prestigio de alumnos, catedráticos u otros profesionales. Y en sexto lugar, el profesional contable en sus labores de docencia debe ser respetuoso de la disciplina prescrita y normas de buena conducta de la institución en la cual colabora, pero manteniendo su independencia mental y espíritu crítico en lo referente a los desarrollos o avances en la ciencia o técnica objeto de estudio en su labor docente.

Sanciones

El código de ética de la profesión contable contempla que el profesional que de alguna manera incumpla las directrices establecidas, sea sujeto a sanciones que le imponga la asociación profesional a la que pertenezca, considerando la gravedad de la falta cometida de tal manera que se evite afectar el prestigio y la estabilidad de la profesión contable en general. Acorde a la gravedad de las faltas, las sanciones pueden ser: amonestación privada, amonestación pública, suspensión temporal de sus derechos como socio, expulsión del colegiado, e incluso hasta proceder penalmente ante las autoridades competentes.

Conclusión y reflexiones adicionales

El código de ética orienta el actuar de la profesión contable dotándoles de estándares de conducta. Sin embargo, ante la etapa de cambios que nos encontramos en el contexto de la cuarta revolución industrial, es pertinente traer a consideración otros aspectos que en el futuro podrán reforzar el comportamiento ético de los profesionales contables en particular y en lo general a profesionistas y empresarios en un contexto de cada vez mayor interacción con la tecnología.

En este sentido, el gobierno norteamericano a través de la Oficina del Presidente de los Estados Unidos (Executive Office of the President National Science and Technology Council Committee on Technology, 2016) publicó un estudio en el que aborda los dilemas morales de la Cuarta Revolución Industrial. Por una parte, en este estudio se resalta que la Cuarta Revolución Industrial involucra en un aspecto el desarrollo de la inteligencia artificial, y en este sentido, surge la necesidad de definir una ética de la inteligencia artificial y para estos objetivos, se resaltan 4 iniciativas en el tema:

  • En el año 2016 la Universidad Carnegie Mellon de Estados Unidos anunció la creación de un Centro de Estudios para la Ética de la Inteligencia Artificial.
  • Bajo la presidencia de Obama, la Casa Blanca ha propiciado el diálogo sobre los desafíos que representa de cara al futuro el desarrollo de la inteligencia artificial.
  • Actualmente gigantes de la tecnología como Facebook y Google, han anunciado una alianza para elaborar un marco ético para la inteligencia artificial.
  • Y se señala que científicos reconocidos como Stephen Hawking (fallecido en marzo de 2018), ElonMusk y otros expertos, han firmado una carta haciendo un llamado para que a nivel mundial se desarrollen esfuerzos para garantizar que el uso de la inteligencia artificial sea beneficioso para la sociedad.

A su vez, en el referido estudio se aborda los orígenes de la ética y, en este sentido, se menciona que la Ética cuyo origen emana de la filosofía o de la religión actualmente no encaja fácilmente en el mundo de la tecnología. En este contexto, el análisis explica que desde filósofos como Aristóteles y considerando a los Diez Mandamientos, entre otros preceptos, son actualmente las principales directrices éticas (elecciones personales) y morales (los principios, normas) para la humanidad, pero que al momento de trasladarlas a los sistemas de tecnología a través del desarrollo de la inteligencia artificial o no humana mediante Robots, surgen dilemas y dificultades para ser aplicadas estas directrices.  Finalmente, en este estudio también resalta que si se tiene presente que para los seres humanos algunas veces les resulta bastante difícil desarrollar las virtudes de su propia conducta teniendo presente los principios de ética y moral conocidos, es un hecho que es un desafío la construcción de virtudes para que sean desarrolladas de manera autónoma por las nuevas tecnologías, dado que por ejemplo, en la inteligencia artificial los algoritmos de las máquinas serían los que sustituirían a las emociones de las personas, o por ejemplo los vehículos auto dirigidos representarían un riesgo para los empleos de miles de personas que se dedican a la conducción de automóviles, camiones y diversos medios de transporte.

En adición y para concluir esta reflexión sobre la ética profesional, es de destacarse que el Foro Económico Mundial (2016) publicó en este contexto un estudio titulado “Values and the Fourth Industrial Revolution: Connecting the Dots Between Value, Values, Profit and Purpose” (Valores y la Cuarta Revolución Industrial: Uniendo los Puntos entre el Valor, Valores, Ganancia y Propósito), documento que ha sido resultado del esfuerzo del Consejo de Agenda Global Sobre los Valores del Foro Económico Mundial y en el cual se propone el desarrollo de un Pacto Social a nivel internacional que se sustente en tres pilares básicos: dignidad humana, bien común y corresponsabilidad. El Foro Económico Mundial explica que actualmente la sociedad a nivel mundial se enfrenta a la tarea titánica de crear espacios de vida digna para más de 1,500 millones de personas más aquí al año 2050, mientras que al mismo tiempo este desafío requiere abordar la eficiencia energética y respetar los límites ecológicos cruciales del planeta. En este contexto, el documento afirma que con el inicio de la Cuarta Revolución Industrial (impulsada por la robótica, la inteligencia artificial, y la nanotecnología), el progreso humano podría o sufrir un revés en su desarrollo o experimentar una transformación positiva. Por otra parte, el referido documento señala que, para lograr la mejor sociedad posible en el futuro, se deben garantizar los siguientes aspectos: diseño de ciudades con infraestructuras adecuadas; fomentar una sociedad ecológicamente sustentable; diseñar sistemas de transporte centrados en las personas y no en los vehículos; y garantizar el acceso universal a Internet. Por tanto, el documento resalta también que el pleno empleo y el desarrollo humano es fundamental para una sociedad sustentable, y en este sentido se mencionan las siguientes 3 directrices en esta materia:

  • Bien común en el empleo: garantizar la equidad de género y oportunidades laborales para las mujeres; así como reconocer el potencial y el talento humano en cualquier contexto.
  • Dignidad humana en el empleo: garantizar que los empleados cumplan también con sus actividades y responsabilidades familiares; y que siempre se actúe de manera ética en todas las actividades tanto laborales como fuera del trabajo.
  • Corresponsabilidad en el empleo: Que las empresas desarrollen prácticas tanto empresariales como laborales que sean medioambientalmente sostenibles; y el desarrollo e impulso constante de la innovación para hacer frente a los desafíos medioambientales del futuro gestionando eficientemente el consumo de los recursos finitos o no renovables.

Referencias.

Instituto Mexicano de Contadores Públicos (2018). Código de Ética Profesional. 11ava. Ed. Instituto Mexicano de Contadores Públicos.

International Federation of Accountants (2018). Handbook of the International Code of Ethics for Professional Accountants. International Ethics Standards Board for Accountants.

Executive Office of the President National Science and Technology Council Committee on Technology (2016). Preparing for the future of Artificial Intelligence. Executive Office of the President, National Science and Technology Council, Committee on Technology.

Foro Económico Mundial (2016). «Values and the Fourth Industrial Revolution Connecting the Dots Between Value, Values, Profit and Purpose «. Global Agenda Council on Values. Davos: World Economic Forum.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
de la Vega José Gerardo. (2019, agosto 12). Código de ética de los profesionales de la contaduría en México. Referente de calidad para otras profesiones. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/codigo-de-etica-de-los-profesionales-de-la-contaduria-en-mexico-referente-de-calidad-para-otras-profesiones/
de la Vega, José Gerardo. "Código de ética de los profesionales de la contaduría en México. Referente de calidad para otras profesiones". GestioPolis. 12 agosto 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/codigo-de-etica-de-los-profesionales-de-la-contaduria-en-mexico-referente-de-calidad-para-otras-profesiones/>.
de la Vega, José Gerardo. "Código de ética de los profesionales de la contaduría en México. Referente de calidad para otras profesiones". GestioPolis. agosto 12, 2019. Consultado el 23 de Octubre de 2019. https://www.gestiopolis.com/codigo-de-etica-de-los-profesionales-de-la-contaduria-en-mexico-referente-de-calidad-para-otras-profesiones/.
de la Vega, José Gerardo. Código de ética de los profesionales de la contaduría en México. Referente de calidad para otras profesiones [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/codigo-de-etica-de-los-profesionales-de-la-contaduria-en-mexico-referente-de-calidad-para-otras-profesiones/> [Citado el 23 de Octubre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de cfmimprensa en Flickr