Coaching Ontológico. Definición y su importancia

CAPÍTULO I

1.1 Orígenes

En los últimos años el aporte de nuevos enfoques científicos como la física cuántica, la biología del conocimiento, el pensamiento sistémico, ciertas corrientes filosóficas, la lingüística (a partir de Austin), ciertas corrientes psicológica (constructivismo, logoterapia, gestalt), el management moderno (Peter Senge, Stephen Covey) han contribuido al surgimiento de una nueva interpretación del Ser Humano: el Coaching Ontológico.

La palabra “Coaching” significa “Entrenamiento”, y viene del ámbito de los deportes, donde el coach es el director técnico que le dice a los jugadores cómo lograr una mejor performance. “Ontología” es una parte de la filosofía que se define como la ciencia del ser. O sea, literalmente, coaching ontológico significa entrenamiento en el ser.

El interés y el entusiasmo por llevar el coaching al ámbito personal, profesional y empresarial es algo reciente. Existe, sin embargo, mucha confusión acerca de lo que el coaching ontológico realmente es y cuáles son sus diferencias con respecto al coaching tradicional. Por ejemplo, es común escuchar a la gente hablar del coaching como una palabra que describe un gerenciamiento amistoso, supervisar, intervenir psicológicamente, aconsejar, ser experto en cierto ámbito, etcétera. El coaching ontológico no es nada de eso.

El coaching ontológico es un paradigma diferente, un contexto distinto para que los objetivos sean logrados, en el ámbito personal o en un trabajo de equipo. El coach ontológico no le dice a las personas lo que tienen que hacer, no presiona, ni aconseja, ni recomienda, sino que explora, hace preguntas, ofrece interpretaciones generativas, desafía respetuosamente sus modelos mentales para desarrollar una nueva mirada que permita el descubrimiento de nuevas acciones y posibilidades; y acompaña en el diseño de acciones que faciliten el acceso a los resultados buscados.

1.2 Escuelas Corrientes

Hoy en día, grandes organizaciones e instituciones educativas de primera línea reconocen las importantes aportaciones del Coaching al desarrollo del liderazgo en todo el mundo. Actualmente coexisten varias líneas o familias del Coaching que caminan paralelas dentro de su propio desarrollo. Esto no significa que sean teorías totalmente independientes, de hecho, creemos que se alimentan mutuamente y que van desarrollando una nueva profesión que, a pasos agigantados, toma forma, protagonismo y consistencia. Estas distintas teorías no difieren tanto en la práctica y en los resultados como en la explicación y teorización de sus propios fundamentos. Actualmente existen en España, y en el resto del mundo, tres grandes escuelas que identificamos por su origen geográfico, si bien las tres han experimentado una gran expansión por el resto del mundo: la Escuela Norteamericana (anexo 1 y 2), cuyo fundador es Thomas Leonard; la Escuela Europea (anexo 3 y 4), a partir de Timothy Gallwey y John Whitmore; y la Escuela Chilena (anexo 5 y 6) u Ontológica, de Fernando Flores, Rafael Echeverría y Julio Olalla.

CAPÍTULO II

2.1 Definiciones

2.1.1 Según Miriam Ortiz de Zárate, psicóloga y coach ejecutiva por la Universidad Autónoma de Madrid:

El coaching ontológico es un proceso de aprendizaje en donde la persona aprende a observar y actuar de manera diferente. En este proceso la persona tiene la oportunidad de aprender a aprender, si así lo desea, que tipo de observador que está siendo, el tipo de conversaciones que mantiene y el modo en como esto impacta en su vida. Se toma en cuenta el lenguaje ya que permite crear realidades, nuestra identidad y el mundo en el que vivimos, siendo el lenguaje no solo una forma de describir la realidad sino también nos permite transformarla. Asimismo, nuestras acciones permiten que nosotros podamos transformarnos, nos pueden hacer diferentes y nos abre un camino hacia el aprendizaje ya que a través de nuestras acciones podemos llegar a modificar nuestra identidad y manera de ver las cosas, se trabaja la relación nuestro entorno para que el individuo puede vivir mejor reforzando su desempeño y calidad de vida a través del acompañamiento y guía de la persona para poder liberar su máximo potencial.

No solo busca enseñar la forma más adecuada de resolución de conflictos o la búsqueda de objetivos específicos, sino busca desarrollar el potencial humano aportando diversos tipos de herramientas, enseñando que se puede ser un observador diferente, que pueda afrontar de manera más eficaz las situaciones que se dan día a día en su entorno. Asimismo, toma en cuenta la interpretación que tomamos desde nuestro punto de vista percibidas a través de nuestros sentidos, los cuales no pueden dar poder y nos abren puertas y otras que nos quitan poder y nos cierran puertas y posibilidades en la vida, por ese motivo el conocimiento revela lo observado como quien lo observa desde el punto de vista de su eficacia o el poder que tienen. Cada uno de nosotros observamos de manera diferente la realidad. Dime lo que observas y te diré quién eres.

2.1.2 Según Juan Pablo Gonnet, Investigador, Centro de Investigaciones sobre Sociedad y Cultura y Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, Córdoba, Argentina:

El coaching ontológico en la actualidad se ha convertido en una novedosa estrategia en la gestión empresarial, debido a se enfoca a mejorar el lado positivo de la persona en la empresa, que consiste en establecerse como una meditación para el otro descubra por sí mismo las respuestas a sus problemas personales y profesionales, el cual va ayudar que haya una mejor comunicación entre todos los trabajadores y así va ver un mejor ambiente laboral. Aparte se extiende no solo en el ambiente administrativo, sino también es posgrado, congresos, consultora. El Coaching Ontológico es una dinámica de transformación mediante la cual las personas y organizaciones revisan, desarrollan y optimizan sus formas de estar siendo en el mundo. Se presenta como una conversación que crea una nueva cultura y no como una técnica dentro de la cultura subyacente. En un proceso de Coaching Ontológico el crecimiento ocurre en el dominio del ser, a través de un aprendizaje transformacional que cuestiona con respeto los modos tradicionales de percibir e interpretar, donde las personas y los equipos interrumpen sus patrones de conducta y comportamiento habituales, para comenzar a operar con mayor creatividad, protagonismo y proactividad; generando competencias emocionales, del hacer, del pensar y de la comunicación.

2.1.3 Según Remberto Ortega Guizado, Ingeniero industrial en la Universidad Politécnica Salesiana del Ecuador, que se desempeña como consultor y auditor en los campos de Gestión Integral de Calidad y Mejora de Procesos Corporativos:

Los modelos educativos, por mucho tiempo y en los diferentes niveles, llevaron al hombre y a la mujer a asumir una posición pasiva. A tal punto que aprender a tomar deci­siones no formaba parte de los programas, sino que la mayoría fuimos meros recipientes que recibíamos de un profesor o de un libro una cierta información que luego teníamos que repetir.

En la vida real, en la que la mayoría participamos, cada uno vive en constante cambio; algunos cambios involuntarios y otros que pasan por nuestra decisión. En estos últimos cambios entra en juego la posibi­lidad de llevar a cabo un aprendizaje transformacional al revisar nues­tras creencias y capacidades. Pero muchas personas, en todo el mundo, declaran que su gran problema es que no pueden identificar cuáles son sus problemas principales frente a la cantidad de estímulos que reciben a cada instante y sobre los que necesitan dar respuesta. Aquí es dónde cobra sentido un proceso de coaching que minimi­za el riesgo que nos quedemos cortos en el camino, que no desperdicie­mos la oportunidad de transformarnos ni que nos perdamos entre tantas posibilidades; pues desde el coaching apostamos por la modalidad de aprendizaje transformador que promueve directamente una experiencia global donde el ser humano aprende de for­ma integral y no solo desde dimensiones (cognitiva, corporal y emocional).

El aprendizaje es una acción dirigida a incrementar nuestra capa­cidad de acción. Quién ha aprendido a aprender puede aprender muchas otras cosas. Por tanto, si alguna competencia es importante es precisamente la competencia de aprender. Así como Só­crates, con su mayéutica, se concebía como un partero que apuntaba al desentrañamiento del ser, siguiendo la senda propuesta por Parménides; el coach ontológico, por el contrario, caminando por la senda sugerida por Heráclito, es un partero del devenir.  Por lo que sigue que al proponer un modelo educativo holístico, la interrelación de las dimensiones humanas: cognitivas, corporal, emocio­nal, psicológica, espiritual, deben ser desechada para dar paso a una com­prensión y formación existencial-integral del hombre y la mujer. Es desde este planteamiento total de la persona humana donde se genera por completo la relación enseñanza-aprendizaje, donde se permite al aprendiz la posibilidad nueva de ser el dueño de su proceso de aprendizaje, de verdaderamente integrarlo en su ser y de cambiar sus interpretaciones sobre sí mismo y su realidad.

CAPÍTULO III

3.1 ¿De qué manera se trabaja el Coaching Ontológico?

El trabajo del coach consiste en la detección de los obstáculos o límites de la persona o equipo de personas que causa problemas, nos muestra la relación que hay entre las acciones y resultado que realizan. Asimismo, existen 3 tipos de coherencia del ser: Cuerpo, emociones y lenguaje, los cuales se trabajan a través de ejercicios o dinámicas para así lograr de manera más fácil los resultados buscados. Además, se trabaja en dos ámbitos, el observador y el sistema, lo cual es la comprensión del entorno para la identificación de acciones las cuales nos pueden llevar a cambiar la realidad, esto a través de la ontología del lenguaje y comunicación asertiva preocupándose primero por el desarrollo del ser y la creación del hacer para lograr los objetivos deseados El coach (entrenador), trabajara con la persona para así conocerla y para que esta se conozca así mismo, encontrando cuáles son sus debilidades las cuales le están impidiendo llegar a los objetivos que se ha trazado. Desde ese momento se buscará que la persona busque otras interpretaciones por su propia cuenta, para que así pueda encontrar nuevas posibilidades en las cuales podrá actuar para alcanzar los resultados deseados. Cada situación en nuestras vidas nos da la oportunidad de responder, elegir como responder y la forma en la cual respondamos determinara como nos sentimos, que tipo de vida estamos construyendo y cuáles son nuestras posibilidades de conseguir lo que deseamos. Por lo cual, el coaching ontológico nos da una visión de las posibilidades que antes no podíamos ver y que podemos empezar a actuar de manera diferente, ya que el hombre es el resultado de las acciones que realiza en su día a día. El ser consientes en fundamental ya que nos permite ser lo que queremos a través de las acciones y si deseamos ser otra cosa debemos de cambiar en primer lugar nuestras acciones, para lo cual debemos de tener un cambio de la mirada que tenemos del mundo y de esta manera podremos trabajar obteniendo resultados diferentes según lo que buscamos

Como coach debemos de hacernos las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo hacer que un equipo aprenda?
  • ¿Cómo generar innovación colectiva en una empresa?
  • ¿Cómo contribuir para que una comunidad se transforme?

Se busca que la persona pueda crecer, por ese motivo el proceso de formación debe de ser muy riguroso y permanente en donde parte principal tiene que ver con lo que se enseña, por lo cual la persona que quiere ayudar a otro debe de tener la capacidad de cambiar para así poder contribuir al cambio de otra persona.

Busca generar identidad, en donde una persona emplea su forma de pensar tanto en el ámbito personal como privado al igual como las demás personas lo escuchan y asumen sus palabras y esto determinara el concepto que los demás tienen sobre esa persona. Asimismo, pone énfasis en la relación que tenemos con nuestro entorno haciéndonos saber que esta relación se basa en lo que decimos, en cómo nos comunicamos. Debemos de agregar un espacio emocional en el que exista la confianza, protección y respeto mutuo. Además, menciona que no se tiene que crear dependencia entre el individuo y el coach, en donde el coach debe de aportarle el valor al individuo para que pueda salir con energía y autonomía de modo que la sesión realizada brinde los resultados esperados con el compromiso del individuo para realizar de la mejor manera sus acciones para así formar parte de una familia, institución o una empresa.

El coaching ontológico esta muy relacionado con el fenómeno de la vida, nos convence de que nosotros podemos cambiar el mundo y que, si tenemos la convicción de hacerlo, podemos contribuir al cambio de la historia.

3.2 ¿Qué técnicas usa el Coach Ontológico?

3.2.1 Aprender a Aprender

En la actualidad el mundo está pasando por muchos cambios lo cual impide que nos mantengamos estáticos por lo cual necesitamos nuevas formas personales y organizacionales para afrontarlos. Entonces podemos ver que parte fundamental para lograr tal propósito es saber aprender, conocer la forma en la cual cada persona o conjunto de ellas aprende. Debemos de tomar en cuenta factores y tendencias que dificultan el aprendizaje y cuáles son las que los facilita. El coaching ontológico nos habla del termino aprender a aprender lo cual significa, obtener, adaptar y utilizar procedimientos y técnicas que las personas y organizaciones puedan utilizar para lograr aprender. Sin embargo, esto implica una actitud positiva y humilde para poder absorber los conocimientos y experiencias que otras personas nos pueden trasmitir.

Aprender a aprender también significa que debemos de tener la actitud para desaprender, esto quiere decir que nosotros debemos de dejar ir nuestros modelos mentales usados a través de los años para hacer uso de otros modelos en nuestro día a día.

3.2.2 Facilitar el aprendizaje

En el coaching ontológico el aprendizaje y la creatividad son las herramientas más importantes, nos permite aprender para hacer algo más adelante. Debemos de ser creativos para cumplir con una de las tareas más importantes la cual es diseñar nuestra propia vida. Nosotros tenemos la posibilidad de crear nuestro propio destino para así más adelante no culpar a terceros por lo que hicimos mal o por lo que dejamos de hacer, nosotros somos los encargados de llevarlo a cabo. Para conseguir un resultado deseado la personas debe de comportarse de manera efectiva de tal manera que pueda conseguir un resultado deseado. La persona al concentrarse en el ser, se vuelve mucho más flexible y esto le permite modificar más fácilmente su hacer y esto traerá consigo que el obtener el resultado deseado no sea tan complicado. Este tipo de personas son las que necesitan las organizaciones, aquellas que tengan la capacidad de pensar por sí misma y tomar decisiones de lo que se necesita o desea, esto en la actualidad es una competencia fundamental, es por este motivo que las organizaciones que aplican el coaching ontológico buscan desarrollar habilidades tales como las formas de relacionarse, la creatividad, aprendizaje, liderazgo, comunicaciones, integración y trabajar en equipo.

Lo mismo ocurre con las organizaciones, cuando estas se concentran en sus valores fundamentales la organización se vuelve mucho más flexible para medicar su estrategia y por ende sus resultados deseados. Las organizaciones no pueden sobrevivir sin ser flexibles, por ese motivo, las organizaciones que tienen éxito son aquellas que responden rápidamente a los cambios que se generan en los mercados, tecnologías, tendencias sociales y políticas gubernamentales. Esta flexibilidad es fundamental en la actualidad al estar en un mundo de constante cambio para la supervivencia de las personas y organizaciones.

3.2.3 Escucha Activa y Reflexiva

La apertura hacia el otro y, en este sentido, una de las competencias imprescindibles consiste en aprender y saber escuchar. Apertura y escucha activa se constituyen en requisitos sin los cuales prácticamente se toma imposible practicar coaching. Algunas técnicas que se utiliza fundamentalmente son las siguientes: 

Posición corporal y contacto visual

Bueno, lo recomendable es ubicarse en una posición frente a frente, mirada con mirada, atento al otro, y se recomienda no estar mirando a la ventada, al piso, a la pared, porque hace pensar que estamos distraídos y no le prestamos atención. Con respecto a la postura se recomienda no cruzar los brazos, ya que muestra una postura muy rígida y desafiante, también tener un semblante de interés.

No interrumpir ni completar el discurso del interlocutor

Escuchar activamente implica una clara  intención de comprensión de la estructura de coherencia del coacheado. Una tendencia frecuente al interactuar con otros es interrumpir para dar a conocer nuestro pareces a veces defensivamente -por no tolerar los silencios que se producen ante la actitud reflexiva del otro, mientras ordena mentalmente sus ideas- nos anticipamos intentando completar lo que ha comenzado a decir. Al operar de este modo, muchas veces hacemos una interpretación equivocada o provocamos la interrupción del fluir espontaneo del interlocutor, quien podría interpretarlo como impaciencia, o sentirse no respetado. Una manera de acompañar la escucha es con gestos corporales de asentimiento (mover la cabeza) o mediante expresiones que denoten que acompañamos su exposición (¡aha!, entiendo). Si el coach tuviera alguna reflexión o pregunta que teme olvidar, es mejor dejarla escrita y luego incluirla o pedir disculpas por la interrupción y solicitar permiso para indagar (discúlpeme ¿puedo hacerte ahora una pregunta?).

Chequeo de comprensión

El coach resume con sus propias palabras lo que ha escuchado y comprendido. Es útil para evidenciarle al interlocutor que hemos estado atentos a lo que ha dicho y para verificar o rectificar la comprensión de su perspectiva. No siempre lo que se dice es lo que se escucha. Vale destacar que no es recomendable hacerlo con cada intervención del coacheado ya que esto provocaría un enorme desgaste, des caldeamiento, incomodidad y, además, prolongaría cada sesión hasta el hartazgo. Sugerimos usar este recurso para aquellas circunstancias o dichos que consideremos relevantes.

Reflexión en la acción

Practicar una escucha activa implica asimismo reconocer que nuestra columna izquierda también está activa. Entre los muchos pensamientos que aparecen, nos surgirán reflexiones tales como: ¿qué es lo que no estoy comprendiendo?, ¿cómo responder a la inquietud de este momento?, ¿que dije o que hice que motivo en el coacheado esa respuesta? El coacheado es una persona que ha depositado su confianza en el coach y este debe evaluar y reflexionar permanente- mente acerca de su práctica. También para el coach es posible rediseñar acciones, razón por la cual se torna relevante esta reflexión durante el coaching, así como entre una y otra.

3.2.4 Respeto

Somos como actuamos y actuamos como somos. En ese sentido también escuchamos como somos y hablamos desde el ser que somos. Es importante tener claridad en este aspecto desde la escucha y el ser del coach, para respetar al otro en su legitimidad de ser un otro diferente a nosotros; es un observador diferente con diferentes experiencias vitales, biológicas, psicológicas, culturales, etc. No entenderlo así implicaría transformar el respeto en desprecio. El coach no sabe mejor que el otro que le conviene; eso sería descalificarlo y no ayudarlo a asumir responsabilidad. La práctica de coaching no consiste en decirle al otro que hacer, ni mucho menos como debe ser o actuar. No se trata de dar consejos ni dar explicaciones sobre cosas que el coacheado no entiendes.

En nuestra accionar cotidiano es frecuente la tendencia a tener respuestas para resolver la vida del otro; tenemos el consejo para el otro, cuando en las mismas circunstancias no sabemos qué hacer con nuestra propia vida. Me gusta la frase de Echeverría: “No se hace coaching desde la perfección; se hace coaching desde nuestras heridas. Es porque somos profundamente imperfectos que nos es posible entender y trabajar con la imperfección. Nuestras heridas son uno de nuestros más preciados activos cuando se trata de hacer coaching”. Solo desde ahí podrá el coach compartir sus propias experiencias de vida.

3.2.5 Técnica de la Empatía

Empatia competencia clave para el rol de coaching ontologico. Comúnmente lo expresamos diciendo “ponerse en los zapatos del otro”. Asociarse empáticamente con el otro es poder ponerse en su lugar de observador para tener una mejor comprensión de su experiencia y de sus puntos de vista. Es común la tentación errónea ”yo en tu lugar hubiese hecho …”. En realidad, yo e (desde tu modelo mental, desde el observador que tu e se hecho lo mismo. Sería más apropiado decir:”yo (desde mis modelos)…”.Acceder a una comprensión lo no significa acordar con el misino. Empatía es prender, desde el sistema de creencias del interlocutor de su respuesta frente a las circunstancias. Empatía no es justificar; es validar su opinión o su emoción, ayudando luego a procesar y re-articular su creencia.

3.2.6 La intuición, más allá de nuestra percepción conciente

Freud hablaba de la atención flotante, refiriéndose al particular modo de escuchar del analista, así como de la transferencia y contratransferencia, en relación con los pensamientos y sentimientos en el vínculo terapeuta-analista. Nuestra experiencia vital va dejando huellas de conocimiento; el hecho de no tenerlas plenamente conscientes no significa que no existan. Es algo así como un reservorio de experiencias donde almacenamos memoria y conocimiento. En el curso de la interacción estas huellas aparecen posibilitando si sabemos aprovecharlas- percepciones. Esto que muchas veces no sabemos explicar es lo que comúnmente definimos como conocimiento intuitivo. Ello ocurre cuando creemos saber algo sin caber porque lo sabemos ni de donde proviene ese conocimiento. Una primera consideración a tener en cuenta, que se relaciona también con el procedimiento de reflexión en la acción, es discriminar si esa percepción no tiene que ver más con cosas del coach que del coacheado. En otras palabras, si las resonancias de lo que escuchamos no estarán más relacionadas con preocupaciones propias que con las del coacheado. La segunda consideración y no menos importante, es chequear o corroborar nuestro conocimiento intuitivo. Narcicísticamente podría halagarnos el comentario de nuestro fascinado coacheado al decirnos: ¿cómo supiste?, ¿cómo te diste cuenta? ¿eres brujo?, pero también corremos el enorme riesgo de equivocarnos, generando desconfianza y conductas defensivas en nuestro interlocutor, derivando el proceso hacia cursos laterales que nos alejen del foco en cuestión, perdiendo tiempo, etc. Sin embargo, lo más significativo es que operar abusando de la intuición y no corroborar la hipótesis, desvirtuaría al coaching, transformándolo en una suerte de magia o adivinanza, carente de fundamentación.

CAPÍTULO IV

4.1 El Coaching Ontológico en las Organizaciones

4.1.1 ¿Por qué es importante introducirlo en una Organización?

El coaching ontológico busca cubrir las carencias o deficiencia en la educación recibida, haciendo uso de técnicas y herramientas las cuales buscan que la persona mejore se efectividad y bienestar logrando mejorar la calidad de vida de las personas y contribuyendo al logro de resultados positivos.

En el ámbito deportivo y artístico es muy importante entrenar, debido a que esto permite que al presentarse podamos obtener mejores resultados que el sin haber entrenado. En las organizaciones es similar, salimos al mercado laboral con una educación deficiente y sin entrenamiento previo y una falta de formación en temas importantes como:

  • Sabemos leer, hablar y escribir, pero no sabemos cómo comunicarnos adecuadamente.
  • Tenemos una buena inteligencia lógica, pero tenemos una inteligencia emocional deficiente.
  • Tenemos un gran desarrollo en nuestra capacidad individual, pero no sabemos trabajar en equipo.
  • No hemos desarrollador nuestra creatividad, poder de acción, ni proactividad.
  • No sabemos cuidar nuestras relaciones.

Por estos motivos, el coaching ontológico es una alternativa que nos permitirá trabajar y poco a poco ir superando estos problemas y obtener los resultados que deseamos en lo que hagamos en nuestra vida, solo se necesita mucho compromiso de la persona y las ganas de aprender

4.1.2 ¿Qué Beneficios origina en una Organización?

En las empresas en donde se ha empleado el coaching ontológico se ha comprobado los siguientes beneficios:

  1. Mejora del desempeño y la productividad: El coaching busca que las personas y equipos de ellas den lo mejor de sí en las tareas que realizan en su día a día, algo que la capacitación común y corriente por lo general no consigue.
  2. Desarrollo de las personas: El coaching busca desarrollar el talento humano y retenerlo por lo cual se emplean técnicas para que de una manera efectiva se pueda facilitar el día a día el trabajo y crecimiento de las personas.
  3. Mejora del aprendizaje: El coaching permite aprender sin dejar el trabajo, tareas habituales y sin perder el tiempo.
  4. Mejora de las relaciones: Busca ayudar a otros a crecer y a mejorar trasmitiendo un mensaje de buenas intenciones y de importancia por el bienestar y desarrollo de la persona.
  5. Mejora de la calidad de vida en el trabajo: Depende mucho del gestor, de sus actitudes y de la forma en la cual responde a las circunstancias que se presentan en el ámbito laboral. Una actitud positiva por parte del gestor produce un cambio muy bueno en el bienestar de las personas, los cuales comienzan a perseguir verdaderamente los objetivos de su trabajo
  6. Más creatividad: El coaching genera aprendizaje lo cual hace que las personas busquen nuevas posibilidades de lograr sus objetivos, por lo cual emplean la creatividad. Esta actitud permite el dialogo y buenas relaciones entre las personas dejando el miedo al ridículo generando motivación para ser creativo.
  7. Mejor uso de habilidades y recursos: De acuerdo a los principios del coaching se valora y promueve el comportamiento de las personas que buscan lograr sus objetivos utilizando todos los recursos que tengan a su disposición para tal cometido, haciendo uso de todas sus habilidades y valores para dicha tarea.
  8. Respuestas más rápidas y efectivas a situaciones de emergencia: En una organización en donde se valora las capacidades de las personas, hace que ante un imprevisto esta persona tome la iniciativa, actuando e inclusive asumiendo riesgos antes que sus jefes. En cambio, en otras organizaciones existe el temor de ser castigado por los errores por lo cual las personas no actúan sin aprobación de su jefe.
  9. Mayor flexibilidad y adaptabilidad al cambio: Al encontrarnos frente a un mundo que cambia constantemente se puede llegar a la conclusión que aplicar una misma estrategia siempre no es lo mejor para mejorar por lo cual la flexibilidad y la resiliencia son factores fundamentales para la supervivencia de las organizaciones.

CONCLUSIONES

En conclusión, el coaching ontológico es usado cuando una persona o conjunto de personas se encuentra frente a un problema, ya sea en el ámbito laboral o personal que no se sabe cómo resolver. En esta situación interviene el coach el cual ayudara mediante los conocimientos, experiencias y técnicas que posee observar que está pasando, cual es el obstáculo que impide que se quiera llegar a un objetivo determinado. Una vez identificado el obstáculo se buscará la forma de eliminarlo y encontrar las maneras de encontrar caminos para llegar a donde se desea.

FUENTES ELECTRÓNICAS

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Lamas Noriega Renzo. (2018, junio 28). Coaching Ontológico. Definición y su importancia. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/coaching-ontologico-definicion-y-su-importancia/
Lamas Noriega, Renzo. "Coaching Ontológico. Definición y su importancia". GestioPolis. 28 junio 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/coaching-ontologico-definicion-y-su-importancia/>.
Lamas Noriega, Renzo. "Coaching Ontológico. Definición y su importancia". GestioPolis. junio 28, 2018. Consultado el 19 de Noviembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/coaching-ontologico-definicion-y-su-importancia/.
Lamas Noriega, Renzo. Coaching Ontológico. Definición y su importancia [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/coaching-ontologico-definicion-y-su-importancia/> [Citado el 19 de Noviembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jefflundberg en Flickr
DACJ