Apertura comercial y protecciones efectivas en el Perú

38
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
Apertura comercial y protecciones efectivas en el Perú1
Alan Fairlie, Jorge Torres y Gabriela Cuadra - PUCP
Existe consenso sobre la necesidad de desarrollar la
competitividad del aparato productivo nacional y op-
timizar su inserción en el mundo. Sin embargo, no
existe el mismo consenso sobre la política arancelaria
que permitiría alcanzar tales objetivos.
Este documento analiza el actual arancel de aduanas
del Perú (a enero de 2003) y las protecciones efectivas
que se generan de su aplicación. El estudio busca cons-
truir evidencia empírica sobre la protección efectiva
sectorial, definiendo los diversos escenarios resultan-
tes de la aplicación de políticas alternativas de arance-
les nominales.
Aranceles y protecciones
efectivas en el Perú
Con el propósito de determinar el impacto de la es-
tructura arancelaria en el comercio mundial, es nece-
sario considerar no solo el arancel al bien final sino
también el arancel a los insumos, y es allí donde surge
el concepto de protección efectiva. Mientras que la
tasa nominal de protección atañe al producto y afecta
las decisiones de los consumidores, la tasa efectiva de
protección indica los efectos conjuntos de los arance-
les, que gravan al producto y sus insumos, sobre las
actividades de transformación e influye en las prefe-
rencias del productor.
En general, cuando la protección al producto es mayor
que la protección promedio a los insumos, la protección
efectiva es mayor que la protección nominal. Cuando
los aranceles a los insumos son mayores que los arance-
les a los productos, la protección efectiva es menor que
la nominal. Incluso, pueden darse casos extremos en
que los insumos son gravados con tarifas altas y que la
protección efectiva resultante sea negativa para las ac-
tividades que los usan como materias primas2.
El nuevo arancel de aduanas
en el Perú
En la década de 1990, la política arancelaria en el
Perú se desarrolló en el marco de un proceso de aper-
tura de la economía. Como medida inicial, se elimi-
nó la dispersión arancelaria existente y se redujo los
niveles de las tarifas arancelarias. Entre los años 1991
y 1999, dicha apertura implicó una serie de rebajas
arancelarias que orientaron la estructura arancelaria
hacia una estructura más plana, conformada por tasas
de 12% y 20%. Sin embargo, considerando las so-
bretasas de 5% y 10%, en la práctica se establecieron
tasas entre 12% y 30%.
No obstante, a partir de abril de 2001, la política aran-
celaria en el Perú ha sido objeto de una serie de mo-
dificaciones, orientadas a impulsar al sector producti-
vo nacional mediante una reducción de sus costos. La
intención fue también configurar un arancel escalona-
do, más similar al de la Comunidad Andina. Asimismo,
se pensó otorgar una protección mayor a determina-
dos sectores que necesitaban reactivarse.
El arancel ad valórem anterior a las reformas de 2001
tenía solo dos niveles: 12% y 20%. A febrero de 2002
existían 3 niveles: 4%,12% y 20%. Finalmente, el aran-
cel actual, a setiembre de 2002, considera 4 niveles:
4%, 7% 12% y 20%. Adicionalmente, al arancel se
aplica una sobretasa de 5% a una lista de 351 partidas
arancelarias Nandina. Esto implica que el arancel pe-
1/ Resumen del documento homónimo desarrollado en el marco del
Concurso de Investigación CIES 2001, auspiciado por ACDI-IDRC. Podrá
descargar la versión completa de este documento, desde
www.consorcio.org/programa2001.asp
2/ Balassa, Bela y Daniel Schydlowsky (1968). Effective Tariffs, the
Domestic Cost of Foreign Exchange and the Equilibrium Exchange rate,
en Journal of Political Economy, vol. 76, Nº 3. Chicago: University of
Chicago Press, pp. 348-60.
39
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
ruano es, en realidad, un tanto más complejo y que los
niveles de arancel total son realmente siete: 4%, 7%,
9%,12%, 17%, 20% y 25% (ver el gráfico 1).
El nuevo arancel tiene un promedio general de 10,9%,
que muestra una diferencia importante con relación
al arancel de febrero de 2002 (11,8%) y significativa-
mente menor al de marzo de 2001 (13,5%). En estas
condiciones, al margen de si el arancel es flat o esca-
lonado, el Perú está en camino hacia una reducción
arancelaria promedio en el mediano plazo.
Si bien hemos visto que el promedio arancelario en la
actualidad es cercano al 11%, también es importante
analizar cuánto comercio está involucrado en cada
sección o capítulo Nandina. Es decir, cuál es el nivel
de concentración de los montos importados. En el grá-
fico 2 mostramos algunos de los resultados obtenidos.
En el año 2001, el arancel ponderado por importacio-
nes era de 12,1% y a setiembre de 2002, el arancel
era de 11,5%. A setiembre del 2002, los sectores con
tasas arancelarias más elevadas fueron: calzado, mate-
rias textiles y manufacturas, productos del reino vege-
tal, entre otros. Los sectores con tasas arancelarias más
bajas: maquinarias y equipos eléctricos, industrias quí-
micas y plástico y caucho.
En conclusión, las reformas arancelarias emprendi-
das, a partir de abril de 2001, produjeron una trans-
formación del arancel de aduanas del Perú, de un
arancel básicamente dicotómico a un arancel más
escalonado.
Las protecciones efectivas
en la actualidad
Una contribución de este estudio es que el análisis de
las protecciones efectivas del nuevo arancel peruano,
emplea la matriz insumo-producto de mediados de los
años 1990 (1994). Esta matriz ya incorpora las profun-
das transformaciones de las reformas estructurales de
principios de la década de 1990.
Una vez realizado el cálculo de las protecciones efec-
tivas, hallamos que el nivel de protección efectiva de
acuerdo con un promedio simple para el Perú, a se-
tiembre de 2002, es de 17,2% y el grado de disper-
sión, de 12,4%.
Si comparamos los resultados actuales con los de fe-
brero de 2002, vemos que el promedio simple de pro-
tección efectiva ha disminuido de 19,2% a 17,2%,
mientras que el grado de dispersión se ha elevado li-
geramente (en 0,1%), lo cual nos muestra que si bien
se han dado cambios en materia de mayor protección
para algunos sectores, en general, el promedio ha dis-
minuido. Por tanto, la volatilidad que se dio con los
«En estas condiciones, al margen
de si el arancel es flat o
escalonado, el Perú está en
camino hacia una reducción
arancelaria promedio en el
mediano plazo»
Distribución de las frecuencias del arancel peruano
(Setiembre de 2002)
Gráfico 1
Fuente: Aduanas
Elaboración propia
Estructura arancelaria según monto importado
por sección Nandina
(Setiembre de 2002)
Gráfico 2
Fuente: Aduanas
Elaboración propia
40
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
cambios en los aranceles, no se ha producido con las
protecciones efectivas resultantes.
De otro lado, si analizamos cuáles son los sectores tran-
sables de la economía peruana que cuentan con ma-
yores niveles de protección efectiva, vemos que son
ciertas agroindustrias (lácteos, calzado, vestidos, otros
alimentos, pescado, bebidas-tabaco, molinería y texti-
les) y petróleo refinado (ver el cuadro 1).
Un ordenamiento (ranking) de los sectores transables
de la economía por niveles de protecciones efectivas,
se presenta en el gráfico 3.
Ahora, analizaremos cómo las variaciones de la pro-
tección nominal y efectiva han afectado la balanza
comercial del Perú según sectores insumo-producto,
observando el comportamiento de los componentes
de la balanza comercial, sobre todo las importaciones.
«...el nivel de protección efectiva
de acuerdo con un promedio
simple para el Perú, a setiembre
de 2002, es de 17,2% y el grado
de dispersión, de 12,4%»
Protecciones nominales y efectivas por sectores insumo-producto
(Setiembre de 2002)
Cuadro 1
Así encontramos que los sectores de minerales, vestidos,
cuero, maderas e imprentas, han mostrado incrementos
en sus niveles de protección efectiva entre los años 2001-
2002, lo que desincentivó las importaciones de algunos
de estos sectores. Mientras que los sectores de otros ali-
mentos, lácteos, productos farmacéuticos, petróleo refi-
nado, otros químicos, caucho y plástico, productos no
metálicos, siderurgia, metálicos diversos y maquinaria no
Fuente: Estimado a partir del arancel de aduanas
Elaboración propia
Ranking de protecciones efectivas
Gráfico 3
Fuente: Aduanas
Elaboración propia
41
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
eléctrica, han mostrado caídas en sus niveles de protec-
ción efectiva en dicho período. Por ese motivo, las im-
portaciones en dichos sectores se incrementaron y afec-
taron negativamente a la balanza comercial.
Arancel peruano y el arancel
externo común: convergencias
y divergencias
Para aportar al intenso debate acerca de la adopción
del arancel externo común (AEC, en adelante) de la CAN
en el Perú, hicimos una simulación considerando su hi-
potética adopción, aprobado por la Decisión 4653. Esto
permitió hacer una doble comparación. De un lado,
con la protección efectiva definida por el arancel, que
se puede considerar cuasi-plano, de marzo 2001. Esto
da una aproximación al costo o los cambios que se
hubieran producido, si se hubiese adoptado el arancel
escalonado andino. De otro lado, se realiza la compara-
ción con el actual arancel nacional.
De adoptarse la Decisión 465, la estructura arancela-
ria peruana dejaría de tener los 6 niveles vigentes en
la actualidad (considerando las sobretasas), para tener
5 niveles (0%, 5%, 10%, 15% y 20%). Además, la tasa
de 12% -la predominante en la estructura peruana-
desaparecería y los niveles de 10% y 15% pasarían a
ser los que concentren el mayor porcentaje de parti-
das arancelarias (alrededor del 67%), tal como se pue-
de apreciar en el cuadro 2.
Asimismo, la protección efectiva promedio aumentaría
5% y la dispersión 2%. La protección efectiva se incre-
mentaría sustancialmente en azúcar, imprenta, caucho
y plásticos y material de transporte. Los perdedores
serían lácteos, cuero, calzado y petróleo refinado. Sin
embargo, el ranking de partidas no cambiaría sustan-
cialmente. Este no es el caso, si se considera los arance-
les máximos. Aquí aumentaría, significativamente, la
protección de metales no ferrosos y cuero.
No obstante, si hacemos una comparación en términos
de protección efectiva con el arancel que estaba vigen-
3/ Dicha norma fue emitida en mayo de 1999 y mediante ella, se
modificaba y actualizaba la estructura arancelaria andina prevista en las
Decisiones 370 y 396.
Arancel del Perú por secciones Nandina - Decisión 465
Cuadro 2
Fuente: Anexos I, II, III de la Decisión 465
Elaboración propia
42
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
te en marzo de 2001, encontramos que el nivel de
protección efectiva promedio se elevaría de 20,7% a
22,8% y la dispersión de 12,6% a 14,2%, lo cual no
representa cambios sustanciales. En otras palabras, si en
lugar del cuasi-flat se hubiera adoptado el AEC, ten-
dríamos una ligera mayor protección efectiva sin prác-
ticamente cambiar la dispersión. Aparte de los cambios
sectoriales específicos, se hubiera tenido una sólida
presencia en la Comunidad Andina. Debe notarse que
los impactos negativos no hubieran sido tan significati-
vos, a pesar de que el AEC respondía básicamente a los
aranceles nacionales de Colombia y Venezuela.
Por lo tanto, contrastando la protección efectiva dada
por el arancel cuasi flat de marzo de 2001 con la es-
tructura escalonada resultante de la Decisión 465 (que,
a su vez, recoge principalmente la estructura de Co-
lombia y Venezuela), vemos que los sectores más y
menos protegidos siguen siendo, en gran parte, los
mismos y que la diferencia se da, esencialmente, en
los niveles de protección otorgados.
Negociaciones actuales y
escenarios posibles
En la medida que el nuevo AEC de la CAN se ha apro-
bado en la mayoría de partidas (62% de las mismas), se
necesita hacer algunos supuestos para evaluar los im-
pactos de su adopción sobre la protección efectiva de
los sectores productivos nacionales.
Hemos tomado dos escenarios. El primero de ellos se
construye sobre la base de la posición de Colombia (el
país más importante de la CAN) y que junto con Vene-
zuela, definieron el anterior AEC. Sería el escenario
más costoso para el Perú, y su cálculo permite una
primera cuantificación sobre la resultante en las protec-
ciones efectivas. El segundo escenario refleja, más bien,
los criterios que ha venido sosteniendo la delegación
peruana, lo que definiría otro extremo de la negocia-
ción. Esto nos permite comparar diferencias con res-
pecto a la estructura actual del arancel nacional.
En el primer escenario, el nivel arancelario promedio
sería de 11,5%; mientras que en el segundo escena-
rio, este nivel estaría dos puntos por debajo: 9,5%. En
el primer caso, la dispersión arancelaria sería de 6,2%
y en el segundo caso, sería ligeramente mayor (6,5%).
Con relación a los niveles de protección efectiva pro-
medio tenemos que, según la posición colombiana,
sería de 19,5% y, según el planteamiento peruano, de
16,0%, lo cual hace una diferencia de 3,5 puntos.
Mientras que los niveles de dispersión serían de 14,7%
y 14,5% respectivamente, mostrando una ligera reduc-
ción de la dispersión en el último caso.
En particular, si nos fijamos en los cambios más signifi-
cativos entre uno y otro escenario, encontramos que
de adoptarse la posición planteada por Colombia, en-
tre los sectores que se verían más favorecidos están:
petróleo refinado, metálicos diversos, material de trans-
porte, caucho y plásticos, otros alimentos, etc. Esto ten-
dería a mejorar, o incluso a revertir, el déficit comer-
cial que algunos de dichos sectores presentan, los que,
en materia de comercio involucrado al año 2002, re-
presentan el 33,6% de las importaciones, de los cuales
el 8,7% proviene de los países andinos. En cuanto a las
exportaciones, dichos sectores representan el 21,2%
de nuestras exportaciones totales.
Los más perjudicados serían las industrias de lácteos,
químicos, pescados y calzado, sectores en los cuales los
niveles de protección se reducirían entre 1,4 y 4,2 puntos
porcentuales. Esto afectaría su balanza comercial, la cual,
en la mayoría de estos casos, es ya deficitaria.
Se puede afirmar que, de un lado, el rango de varia-
ción de las protecciones efectivas entre los dos esce-
narios no es muy significativo. La posición intermedia
que se adopte, no parece tener mayor efecto negati-
vo sobre la economía peruana. Al contrario, si se adopta
la propuesta colombiana, varios sectores nacionales
«No habría ...una diferencia
cualitativa o evidencia empírica
que valide a las supuestas ventajas
absolutas de un flat frente a un
arancel escalonado»
43
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
verían incrementada su protección y los perjudicados
no tendrían cambios dramáticos.
Si comparamos los dos escenarios con la Decisión
465, los cambios más importantes se producirían en
los sectores de pescados, papel, imprentas, quími-
cos, petróleo refinado, metales no ferrosos, metáli-
cos diversos y maquinaria no eléctrica. Por un lado,
la industria de pescados vería incrementado su nivel
de protección en ambos escenarios; mientras que las
otras industrias mencionadas, verían reducidas sus
tasas de protección.
Por ello, en general, el nivel promedio de protección
efectiva, en ambos escenarios, implicaría una reduc-
ción con relación al nivel planteado en la Decisión 465.
Esto implica que el nuevo AEC tiene un saldo positivo,
según el primer o segundo escenario que se adopte.
De todas formas, se va reduciendo la protección efec-
tiva, permite reforzar una política comercial (por lo
menos arancelaria) común, lo que repercutiría favora-
blemente en las negociaciones con otros socios co-
merciales en el ALCA (donde hay un vocero único) y
en las coordinaciones con la OMC. En ese sentido, es
fundamental continuar avanzando en la coordinación
de los otros componentes de la política comercial y la
agenda OMC.
Conclusiones
¿Cuáles son nuestros principales resultados empíricos?
¿Convalidan los postulados de los defensores del
arancel flat?
1) El cálculo con la matriz insumo-producto de 1994
permite establecer que el ranking de protección
efectiva es similar al que arroja los estimados sobre
la base de la matriz del año 1979. Las variaciones
se producen, más bien, en los valores nominales.
2) Esta estructura no ha cambiado sustancialmente con
el virtual flat de los años 1990, ni con el escalona-
miento establecido desde el último gobierno de
transición democrática.
3) La volatilidad de los aranceles nominales no se ha
reflejado en una volatilidad de la estructura de pro-
tección efectiva nacional. No habría, así, una dife-
rencia cualitativa o evidencia empírica que valide
a las supuestas ventajas absolutas de un flat frente a
un arancel escalonado.
4) Esta reducida volatilidad se manifiesta no solo en el
ranking de sectores sino, en general, en los valores
y la dispersión. Por lo tanto, no es cierto que el
escalonamiento generó un aumento sustancial de
la protección efectiva y la dispersión. Esto debería
llevarnos a prestar mayor atención a otras variables
que afectan los precios relativos entre transables y
no transables, como es el caso fundamentalmente
del tipo de cambio, la tasa de interés y los impues-
tos (como el IGV).
5) Si el Perú hubiera adoptado el AEC aprobado en la
Decisión 465, la protección efectiva hubiera au-
mentado moderadamente, así como la dispersión.
Una mayor protección efectiva habría contribuido
a revertir la situación. La actual posición peruana
de negociación del AEC mantiene prácticamente
invariable la protección efectiva promedio actual
(propone 16%), lo que aumenta la dispersión.
Por lo tanto, al no existir un correlato empírico de
las predicciones de los defensores del arancel flat,
se trataría de una afirmación más bien ideológica.
«Si el Perú hubiera adoptado el
AEC aprobado en la Decisión 465,
la protección efectiva hubiera
aumentado moderadamente, así
como la dispersión»
44
Economía y Sociedad 50, CIES, noviembre 2003
6) Parece plausible para el país consolidar el escalona-
miento último, suscribiendo un nuevo AEC que es-
tará en una situación intermedia entre la propuesta
colombiana y peruana. Esto fortalece la integración
andina, la capacidad de negociación, el mayor co-
mercio intra-industrial y la atracción de mayores flu-
jos de inversión.
7) Como hemos señalado en otros trabajos4, la integra-
ción con el mundo pasa por la integración latinoame-
ricana y andina. No existe ninguna contradicción con
una posición de regionalismo abierto, que optimice
nuestra presencia en los foros regionales y multilate-
rales y permita una coherencia con la política domés-
tica. Se trata de profundizar el proceso de integra-
ción andino y regional, sin cerrarse al mundo; proce-
so en el que el arancel es cada vez menos importante.
4/ Fairlie, Alan (2000). El regionalismo abierto del Perú. Lima: Academia
Diplomática del Perú, Red Latinoamericana de Comercio, PUCP.
«No existe ninguna contradicción
con una posición de
regionalismo abierto, que
optimice nuestra presencia en
los foros regionales y
multilaterales y permita una
coherencia con la política
doméstica»

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, marzo 18). Apertura comercial y protecciones efectivas en el Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/apertura-comercial-protecciones-efectivas-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Apertura comercial y protecciones efectivas en el Perú". GestioPolis. 18 marzo 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/apertura-comercial-protecciones-efectivas-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Apertura comercial y protecciones efectivas en el Perú". GestioPolis. marzo 18, 2006. Consultado el 22 de Febrero de 2018. https://www.gestiopolis.com/apertura-comercial-protecciones-efectivas-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Apertura comercial y protecciones efectivas en el Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/apertura-comercial-protecciones-efectivas-peru/> [Citado el 22 de Febrero de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de alextorrenegra en Flickr