Análisis del gobierno de Alejandro Toledo 2001-2003

  • Economía
  • 13 minutos de lectura
4444
4444
44
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Evolución de la economía y políticas macroeconómicas.
Un análisis del gobierno de Alejandro Toledo (2001-2003)
Elmer Cuba  Macroconsult
Introducción
Divorcio entre la política y la economía, esta ha sido
la frase más utilizada por diversos analistas, para califi-
car el desenvolvimiento económico durante la gestión
de Alejandro Toledo. Sin embargo, dicho argumento
no se ajusta a la realidad. No es que la economía crez-
ca a pesar del deterioro del contexto político local, sino
que este ha influido en que la economía no responda
con mayor vigor al ciclo económico expansivo inicia-
do durante el actual régimen.
En el presente documento identificamos aquellas ra-
zones que influyeron en este desempeño económico,
tanto en el nivel local como internacional. Para ello,
primero se reflexiona acerca del comportamiento de
la economía mundial y del contexto político interno.
Luego, se realiza un análisis de la evolución de las va-
riables económicas más importantes; así como, su re-
lación con los principales instrumentos de política y las
condiciones de crecimiento de la economía peruana.
Finalmente, se presentan las fortalezas y debilidades
de la economía y cómo estas influyen en la percep-
ción de bienestar de la población.
Contexto general
Contexto económico internacional
Desde comienzos de 2001, la economía norteameri-
cana entró en un proceso recesivo como consecuen-
cia de un efecto riqueza negativo, reflejo de la co-
rrección de los índices bursátiles, luego de que re-
ventara la burbuja financiera de finales de la década
de 1990. Este contexto se agravó por diversos shocks
exógenos, lo que se tradujo en una crisis de confianza
de los agentes económicos y aceleró la recesión. De
esta manera, dadas las dificultades de la principal eco-
nomía del planeta y la poca capacidad de crecimiento
que mostraban Japón y Europa, la economía mundial
entró en un proceso de estancamiento económico,
como se puede apreciar en el gráfico 1.
Sin embargo, en los últimos meses de 2003, ya exis-
tían algunos signos de recuperación global asociados
al lento proceso de reactivación de Estados Unidos, los
cuales se espera que tomen fuerza en 2004. Esta recu-
peración está alentada por la política macroeconómica
«No es que la economía
crezca a pesar del
deterioro del contexto
político local, sino que
este ha influido en que la
economía no responda
con mayor vigor al ciclo
económico expansivo
iniciado durante el
actual régime
Gráfico 1
Crecimiento del PBI mundial
(Variaciones anuales)
Fuente: Fondo Monetario Internacional
4545
4545
45
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
expansiva en Estados Unidos. Se espera también que
el resto de economías se beneficie de este crecimien-
to. En tal sentido, el crecimiento global sería cercano
al 4,6%, lo cual es una cifra por encima del crecimien-
to tendencial. No obstante, persisten algunos riesgos
en la economía mundial, relacionados con el fuerte
desequilibrio externo y fiscal de Estados Unidos, y los
problemas fiscales en Europa.
América Latina también estuvo sujeta a importantes
shocks, que deterioraron la confianza de los agentes
económicos. El default argentino, la crisis de confian-
za en Brasil y los problemas políticos en la región, fue-
ron las principales fuentes de incertidumbre.
A pesar de que en los primeros meses de 2004 se regis-
tró una caída en los niveles del riesgo país, ello no sig-
nifica que los factores de riesgo hayan desaparecido. En
todo caso, estos son más sutiles. Primero, existe el ries-
go de que Brasil no sea capaz de honrar sus pagos de
deuda, sobre todo si no logra un mayor dinamismo
económico. Segundo, puede aumentar la incertidum-
bre política y retornar el discurso populista a la región.
Contexto político interno
El régimen de Alejandro Toledo ha sufrido un acele-
rado debilitamiento. Si bien era de esperar que los
grados de libertad del régimen para gobernar fueran
limitados (dada la exacerbación de las expectativas
populares y la fragmentación del Congreso), sus pro-
«A pesar de que en los
primeros meses de 2004 se
registró una caída en los
niveles del riesgo país, ello
no significa que los factores
de riesgo hayan
desaparecido. En todo caso,
estos son más sutiles»
pios errores determinaron que la pérdida de susten-
to social ocurriera más rápido de lo esperado (véase
el gráfico 2). Los escándalos morales, las denuncias
de corrupción, las contramarchas en las políticas de
Estado y los errores de comunicación erosionaron la
confianza en el Gobierno.
Lamentablemente, en cada caso, la respuesta adopta-
da fue el cambio de personajes y no la forma de hacer
política, de tal manera que se fue generalizando la dis-
conformidad de la sociedad con sus autoridades. Este
debilitamiento se enmarca dentro de un proceso de
desconfianza de la población con casi todas las institu-
ciones del país.
Un contexto de incertidumbre como el descrito, ten-
drá consecuencias en el proceso de toma de decisio-
nes de los agentes económicos, sobre todo las relacio-
nadas con las variables de consumo e inversión. Ello
limitaría la respuesta del sector privado al ciclo econó-
mico expansivo o reduciría su sostenibilidad.
Gráfico 2
Popularidad de Alejandro Toledo
(Porcentajes)
Fuente: Universidad de Lima
4646
4646
46
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
«Si bien era de esperar
que los grados de libertad
del régimen para gobernar
fueran limitados...,
sus propios errores
determinaron que la
pérdida de sustento social
ocurriera más rápido
de lo esperad
Evolución de la economía
Crecimiento y ciclo económico
Existen dos etapas diferenciadas en lo que va del gobier-
no de Alejandro Toledo. La primera, de expansión eco-
nómica, desde el tercer trimestre de 2001 hasta el pri-
mer trimestre de 2003 y la segunda, de desaceleración,
desde el segundo trimestre de 2003 hasta comienzos de
2004. A mediados de 2004 se espera una ligera acele-
ración, vinculada a las exportaciones y Camisea.
La expansión económica del primer período estuvo
influida por cuatro factores. Primero, la existencia de
una amplia brecha productiva respecto del PBI poten-
cial. Ello permitió que se registraran tasas de crecimien-
to relativamente elevadas, sin que necesariamente se
produzca un aumento de la inversión. Segundo, las
políticas macroeconómicas expansivas. Tercero, el au-
mento de la oferta total de dinero, producto del ingre-
so de capitales en la economía. Cuarto, la entrada en
operaciones de los proyectos mineros.
La desaceleración económica se fundamenta en dos
factores. Primero, la pérdida de impulso de las políti-
cas monetarias y fiscales. El sesgo expansivo de ambas
se moderó, en línea con el aumento de la inflación y
las restricciones fiscales. Segundo, la baja respuesta del
sector privado al crecimiento, producto de la incerti-
dumbre política. La idea de las políticas monetarias
expansivas era lograr un impulso en el sector privado,
que debería traducirse posteriormente en un aumen-
to de la inversión. Sin embargo, la respuesta de la in-
versión privada estuvo por debajo de los niveles espe-
rados, como se puede apreciar en el gráfico 3.
Un análisis de la cifras de crecimiento potencial del
país, muestra que su dinamismo es bajo. Si bien la eco-
nomía todavía tiene espacio para crecer a tasas eleva-
das dada la brecha, este espacio es cada vez menor.
De no mediar un aumento de la inversión total, del
capital humano o una mejora en la productividad que
permita que el PBI potencial crezca, la tasa de creci-
miento de la economía se estabilizaría en un nivel
cercano al potencial: aproximadamente 2%.
Política monetaria e inflación
El principal problema que ha enfrentado el BCRP, ha
sido una inflación excesivamente baja. Hacia fines de
Gráfico 3
Consumo e inversión
(Variaciones porcentuales anualizadas)
Fuente: BCRP
4747
4747
47
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
2001, la inflación subyacente se encontraba por deba-
jo de 1,5%, mientras que en el primer trimestre de
2002, la inflación total llegó a registrar tasas negativas.
La política monetaria, en tal sentido, fue exitosa al ace-
lerar el ritmo inflacionario hasta el 2,5% anual. El sesgo
expansivo que se implementó, se observa a partir de
la fuerte reducción de las tasas de interés locales y el
incremento de la emisión primaria.
La política monetaria expansiva del BCRP se prolongó
durante 2002. Sin embargo, hacia finales de ese año,
ante la crisis regional provocada por las elecciones en
Brasil y por las mejores perspectivas internas, el BCRP
pasó a una política monetaria neutral. No obstante,
gracias al entorno internacional, las condiciones mo-
netarias locales continuaron expansivas. Luego, a par-
tir de 2003, ese sesgo ha continuado, en promedio,
neutral.
En 2004, la aceleración de la inflación determinaría
que las condiciones monetarias locales se vuelvan más
restrictivas. Las opciones que tiene el BCRP son dos.
Primero, aumentar la tasa de interés de referencia. Sin
embargo, el aumento de los precios no se fundamenta
en una aceleración de la demanda agregada, sino más
bien responde a shocks de oferta. Segundo, dejar caer
el tipo de cambio. La apreciación del sol reduciría el
precio de los bienes anclados al dólar. Esta opción es
adecuada, pues la caída de tales precios compensaría
la inflación por fuentes externas.
Política fiscal y finanzas públicas
Como consecuencia de los desequilibrios fiscales de
fines de la década pasada, el gobierno de Valentín Pa-
niagua llevó adelante una severa política fiscal con-
tractiva entre finales de 2000 y el primer semestre de
2001. Ello dio espacio para que el nuevo régimen re-
lajara las condiciones fiscales. Esta expansión fiscal se
extendió hasta el tercer trimestre de 2002. Luego, con
el fin de alcanzar la meta de déficit fiscal, el Gobierno
cambió el sesgo de la política fiscal y pasó a una de
corte contractivo.
Ello permitió que el Gobierno redujera el déficit fiscal
de 2,6% del PBI en 2001 a 1,9% del PBI en 2003.
Lamentablemente, las necesidades de financiamiento
continúan siendo una restricción importante. Estas
muestran un patrón creciente desde el año 2001, lo
que evidencia el peso del endeudamiento del sector
público sobre las cuentas fiscales (véase el cuadro 1).
«De no mediar un
aumento de la inversión
total, del capital
humano o una mejora
en la productividad que
permita que el PBI
potencial crezca, la tasa
de crecimiento de la
economía se
estabilizaría en un nivel
cercano al potencial:
aproximadamente 2%»
«Lamentablemente, las
necesidades de
financiamiento continúan
siendo una restricción
importante. Estas
muestran un patrón
creciente desde el año
2001, lo que evidencia el
peso del endeudamiento
del sector público sobre
las cuentas fiscales»
4848
4848
48
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Esta situación requiere tomar medidas de ingresos y
gastos de largo plazo. Sin embargo, pareciera que la
estrategia del Gobierno es otra y prioriza el financia-
miento de los desequilibrios públicos, a partir de nue-
vo endeudamiento. La estrategia lleva implícita un ries-
go de liquidez que no debe pasar desapercibido. De
hecho, incluso equilibrando las cuentas fiscales, exis-
ten dudas acerca de la viabilidad fiscal del país.
Balanza de pagos y tipo de cambio real
Las exportaciones y las reservas internacionales netas
(RIN) han crecido de forma constante, convirtiéndose
2001 2002 2003
Resultado económico 1.374 1.326 1.151
% del PBI 2,6% 2.3% 1,9%
Amortizaciones 899 1.075 1.575
Deuda externa1/ 768 936 1.188
Deuda interna 131 139 387
Monto a financiar 2.273 2.401 2.726
Financiamiento 2.273 2.401 2.726
Desembolsos (excluye emisión de bonos) 1.318 1.018 855
Bonos en el mercado externo 0 984 1.246
Privatización 323 420 52
Bonos del Tesoro 342 209 508
Otros 290 -230 65
1/: Excluye US$ 902 millones de canje de Bradys para el año 2002
Fuente: BCRP
Cuadro 1
Necesidades de financiamiento del sector público no financiero
(US$ millones)
en los principales soportes de la demanda. Sin embar-
go, hay que tomar en cuenta que el impacto de las
exportaciones sigue siendo muy limitado, debido a que
el sector exportador es todavía pequeño como por-
centaje del PBI (véase el gráfico 4). El crecimiento de
las exportaciones ha estado relacionado con tres fac-
tores: el ATPDEA, la recuperación de la economía
mundial y la mejoría de los términos de intercambio.
El comportamiento de las importaciones también ha
sido positivo, aunque han evolucionado de forma más
lenta por la debilidad de la demanda interna en cier-
tos momentos. Por lo tanto, el saldo de la balanza co-
mercial ha subido de manera significativa.
Gráfico 4
Exportaciones
(US$ millones)
Fuente: BCRP
4949
4949
49
Economía y Sociedad 52, CIES, julio 2004
Asimismo, la cuenta corriente se ha estado acercando
al equilibrio en los últimos años, guiada por el superá-
vit comercial. A diferencia de lo ocurrido en los años
1990, la brecha externa privada es positiva (todo el
déficit en cuenta corriente refleja el déficit fiscal). Ello
es señal de la debilidad de la inversión privada duran-
te los últimos años. En 2004 existe una alta probabili-
dad de que la cuenta corriente cierre aproximadamen-
te equilibrada, debido al gran superávit comercial y al
incremento en las transferencias corrientes.
Además, la cuenta corriente seguirá sobrefinanciada.
Ello ha permitido que el BCRP incremente su posición
de cambio y RIN, al intervenir repetidamente en el
mercado cambiario, en su intento de retirar el exceso
de oferta de dólares.
Finalmente, el tipo de cambio real mostró comporta-
mientos diferenciados: se mantuvo aproximadamente
constante frente a Estados Unidos y se depreció frente
al resto del mundo. Ello está relacionado con la depre-
ciación internacional del dólar, que se ha dado simul-
táneamente al mantenimiento del valor del sol respec-
to de la divisa estadounidense.
Conclusiones
La economía peruana ha mantenido un buen com-
portamiento macroeconómico durante el gobierno de
Toledo. La cuenta corriente se acerca al equilibrio y
sigue sobrefinanciada, mientras que la estabilidad de
precios se mantiene.
Sin embargo, la tasa de crecimiento económico sigue
siendo el punto más débil del Gobierno, pues aunque
ha logrado sostener tasas entre 4% y 5%, ello no ha
sido suficiente para equilibrar el mercado laboral. Esto
es significativo, porque implica un incremento de las
protestas y marchas contra el Gobierno. Esa situación
política lleva implícito el riesgo de que se produzca
un quiebre negativo de la institucionalidad en el país.
Además, se tiene el mal desempeño de la inversión, la
cual recién ha comenzado a crecer en 2003 y se man-
tiene alrededor del 18% del PBI. Dada la magnitud de
la brecha del producto, todavía se puede esperar dos
o tres años más de tasas de crecimiento similares a la
de 2003. No obstante, si el PBI potencial no reaccio-
na, una vez que se cierre la brecha, la tasa de creci-
miento se estabilizaría en alrededor de 2%.
Por otro lado, la segunda gran debilidad del Gobierno
se encuentra en el frente fiscal. Aunque se ha logrado
reducir el déficit y el impulso fiscal ha sido bien mane-
jado de acuerdo con las condiciones de la economía,
las finanzas públicas todavía están sujetas a riegos de
liquidez. Por ello, es necesario que el Gobierno man-
tenga la disciplina fiscal; y, segundo, que se realice un
reperfilamiento de los pagos de la deuda externa.
Finalmente, algunas características estructurales de la
economía peruana, que representan un obstáculo para
el crecimiento de largo plazo, no han sido removidas.
Primero, todavía subsiste la necesidad de reformas de
segunda generación. Segundo, la dolarización, que di-
ficulta el funcionamiento de la política monetaria y
mantiene latente un problema de hoja de balance.
«En 2004 existe una alta
probabilidad de que la
cuenta corriente cierre
aproximadamente
equilibrada, debido al
gran superávit comercial
y al incremento en las
transferencias corrientes»

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 24). Análisis del gobierno de Alejandro Toledo 2001-2003. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/analisis-del-gobierno-de-alejandro-toledo-2001-2003/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Análisis del gobierno de Alejandro Toledo 2001-2003". GestioPolis. 24 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/analisis-del-gobierno-de-alejandro-toledo-2001-2003/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Análisis del gobierno de Alejandro Toledo 2001-2003". GestioPolis. junio 24, 2006. Consultado el 19 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/analisis-del-gobierno-de-alejandro-toledo-2001-2003/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Análisis del gobierno de Alejandro Toledo 2001-2003 [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/analisis-del-gobierno-de-alejandro-toledo-2001-2003/> [Citado el 19 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de worldeconomicforum en Flickr
DACJ