Teoría de la ventana rota con una visión más amplia de la administración

Cuidado!!!, es sumamente sencillo convertirte en un cómplice observador, e incluso, un agente activo en la preparación de caldos de cultivo que más temprano que tarde, incineran irremediablemente toda organización que permitió dicha preparación.

OjO, ¿el caos y la anarquía, es el resultado inevitable del desorden? El deterioro o desidia e indolencia en el cumplimiento de una norma, el irrespeto a las estructuras organizativas de la empresa, el insignificante desliz en el cumplimiento de una función (solapándose con el colega), son pequeños detalles (ventanas rotas) sin dolientes, que al no prestarles el debido y necesario cuidado, se convierten irremediablemente, en el caldo de cultivo para acciones negativas posteriores.

Cual efecto domino, estos “insignificantes” detalles, activan una reacción en cadena que culmina con el destrozo de toda una organización. Detalles que tuvieron su origen con un simple aleteo de una mariposa [1] originando la ruptura de una ventana que al no darle importancia, al no activar el correspondiente tratamiento, actúa como el aleteo de un turpial o troupial (Icterus icterus) y en términos de días, carcomen las entrañas de toda organización.

Mi estimado y respetado lector, no es ciencia ficción, no es un cuento de hadas, es una realidad comprobada científicamente, de hecho, los invito a leer el artículo de James Q. Wilson y George L. Kelling, publicado en marzo de 1982 en la revista estadounidense “The Atlantic Monthly” titulado “Ventanas rotas – La policía y la seguridad del vecindario” (Broken Windows – The police and neighborhood safety) [2] “Una ventana rota que no se repara es una señal de que a nadie le preocupa lo que pase, por lo que romper más no cuesta nada. Además, consideren una acera. Se acumula algo de basura. Pronto, más basura se va acumulando. Eventualmente, la gente comienza a dejar bolsas de basura de restaurantes de comida rápida y a ensuciar los alrededores”, artículo que posteriormente evolucionaría a un libro, Arreglando Ventanas Rotas publicado en 1996.

Dicho artículo se basó en el experimento de psicología social realizado en el 1969 por el profesor Philip Zimbardo en la Universidad de Stanford. En forma sucinta, el experimento consistió en dejar dos autos idénticos (misma marca, modelo y color); abandonados en la calle. Uno en el Bronx (por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York) y el otro en Palo Alto (una zona rica y tranquila de California).

Ambos vehículos fueron monitoreados por un equipo de especialistas en psicología social quienes, durante el experimento, estuvieron estudiando el comportamiento de las personas en cada sitio.

El vehículo abandonado en el Bronx de Nueva York comenzó a ser desvalijado en pocas horas. Perdió los cauchos, espejos, la radio e increíblemente, hasta el motor. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron. En cambio el vehículo abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto. Sin embargo, al equipo investigador se le ocurrió romper una ventana del vehículo de Palo Alto para ver qué pasaba. En efecto, el resultado no se hizo esperar, se desató el mismo proceso, el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo de Palo Alto al mismo estado que el del Bronx.

Tras el experimento se puso de manifiesto que no se trataba de la condición socioeconómica. Indiferentemente del lugar geográfico, un vidrio roto en un auto transmite una idea de deterioro, despreocupación que va rompiendo el equilibrio y los códigos de convivencia, dejando la sensación de ausencia de ley, de procedimientos, de normas y reglas.

La conclusión es clara: un vehículo con una ventana rota que permanece sin atención a nadie importa y, por tanto, se lo puede saquear. Lo mismo ocurre con todas las cosas (su casa, su comunidad, su ciudad, su empresa, su gerencia, en fin, su vida misma). Es más que evidente, que tiene que ver con la psicología humana y con las relaciones sociales e interpersonales.

El mensaje es más que claro: una vez que empiezan a distorsionarse las normas y las reglas que mantienen el orden en una empresa, tanto el orden como la empresa misma empiezan a deteriorarse, a menudo a una velocidad increíblemente sorprendente.

Aunque las hipótesis y la posible aplicabilidad de esta teoría “teoría de la ventana rota” han estado orientadas principalmente a la infraestructura y la administración pública, lo cierto es que sus aplicaciones trascienden a contextos mucho más amplios y aspectos culturales más profundos, tanto que lo vemos reflejado en la empresa, en la gerencia y en tu quehacer diario.

Indiscutiblemente lo aquí planteado está estrechamente relacionado en el ámbito educativo que categóricamente NO puede ni debe ser descuidado ya que tiene una incidencia directa en nuestra calidad de vida.

Dígale NO a las ventanas sucias, no permita, por ningún motivo, que una ventana rota, dure horas sin reparar. Todos como un todo, contamos contigo, gracias.

Notas al pie

  1. http://www.entorno-empresarial.com/
  2. http://www.lantm.lth.se.pdf

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Tarantino Salvatore. (2013, agosto 2). Teoría de la ventana rota con una visión más amplia de la administración. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-ventana-rota-con-una-vision-mas-amplia-de-la-administracion/
Tarantino, Salvatore. "Teoría de la ventana rota con una visión más amplia de la administración". GestioPolis. 2 agosto 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-ventana-rota-con-una-vision-mas-amplia-de-la-administracion/>.
Tarantino, Salvatore. "Teoría de la ventana rota con una visión más amplia de la administración". GestioPolis. agosto 2, 2013. Consultado el 2 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-ventana-rota-con-una-vision-mas-amplia-de-la-administracion/.
Tarantino, Salvatore. Teoría de la ventana rota con una visión más amplia de la administración [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/teoria-de-la-ventana-rota-con-una-vision-mas-amplia-de-la-administracion/> [Citado el 2 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de chucksimmins en Flickr