Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras

  • Finanzas
  • 9 minutos de lectura

Toda empresa necesita anticipar los costos y resultados para poder establecer las políticas sobre la base de datos anticipados. Este proceso de planificación por el cual los órganos directivos de la empresa diseñan continuamente el futuro deseable y seleccionan las formas de hacerlo factible, funciona como un sistema global utilizando la metodología del pensamiento sistémico y la interacción conjunta de todos sus componentes.

Las decisiones financieras y su planificación son fundamentales para el éxito de cualquier organización moderna. Conocer las técnicas que se utilizan en la actualidad para planificar y evaluar las decisiones financieras de inversión debe formar parte de los vastos conocimientos que hoy en día debe dominar cualquier directivo de una empresa.

El principal objetivo de un administrador financiero consiste que adquirir y usar fondos con el propósito de elevar el capital de la empresa, para ello deberá manejar conceptos que le servirán para tomar decisiones a partir de un análisis crítico de los conceptos y técnicas de inversión financiera de proyectos de inversión.

Según Peumans, la inversión es todo desembolso de recursos financieros para adquirir bienes concretos durables o instrumentos de producción, denominados bienes de equipo, y que la empresa utilizará durante varios años para cumplir su objeto social.

Para Tarragó Sabaté la inversión consiste en la aplicación de recursos financieros a la creación, renovación, ampliación o mejora de la capacidad operativa de la empresa.

Según la autora una inversión es el acto donde se adquieren determinados bienes con el fin de obtener ganancias futuras. Para lograr este propósito surge el proyecto. Gómez lo define como una planificación que consiste en un conjunto de actividades que se encuentran interrelacionadas y coordinadas; la razón de un proyecto es alcanzar objetivos específicos dentro de los límites que imponen un presupuesto, calidades establecidas previamente y un lapso de tiempo previamente definidos.

El proyecto es el conjunto de antecedentes que permiten medir las ventajas y desventajas económicas que se derivan de asignar ciertos recursos de un país para la producción de un determinado bien o servicio.

Según la autora un proyecto es una propuesta para dar idea de lo se va hacer y cuánto a de costar una inversión, de ahí que, un proyecto de inversión es un plan donde se van asignar determinada cantidad de recursos para producir bienes o servicios con fines de lucro.

Con la evaluación de un proyecto de inversión se pretende determinar el nivel de rentabilidad económica financiera que de él se espera. Este además constituye una técnica que debe ser tomada como una posibilidad de proporcionar más información a quien debe decidir, así será posible rechazar un proyecto no rentable y aceptar uno rentable.

En nuestros días una inversión requiere de un proyecto bien estructurado y evaluado en el cual se establezcan los pasos a seguir, la correcta asignación de recursos, estar seguros de que la inversión será realmente rentable y tomar una decisión de aceptación o rechazo.

Para los proyectos de inversión deben elaborarse estudios, con mayor o menor grado de profundidad, que proporcionen información que permita decidir si se acomete o no el proyecto.

Existen dos tipos de proyecto de inversión:

  • Independientes: que son aquellos que compiten entre sí, de tal manera que la aceptación de uno de ellos no elimina a los otros de posterior consideración. Si una empresa tiene fondos ilimitados para invertir pueden ponerse en ejecución todos los proyectos independientes que cumplan con los criterios mínimos de inversión.
  • Mutuamente excluyentes: son aquellos que tienen la misma función. La aceptación de uno entre un grupo de proyecto mutuamente excluyente, elimina los demás proyectos del grupo sin ningún análisis posterior.

Existen diversos métodos o modelos de valoración de inversiones.

  • Flujo Neto de Caja (Cash-Flow estático)
  • Pay-Back o Plazo de recuperación.
  • Tasa de rendimiento contable

Estos métodos adolecen todos de un mismo defecto: no tienen en cuenta el tiempo. Es decir, no tienen en cuenta en los cálculos, el momento en que se produce la salida o la entrada de dinero (y por lo tanto, su diferente valor).

  • El Pay-Back dinámico o Descontado.
  • El Valor Actual Neto (V.A.N.)
  • La Tasa de Rentabilidad Interna (T.I.R.)

Estos tres métodos son complementarios, puesto que cada uno de ellos aclara o contempla un aspecto diferente del problema. Usados simultáneamente, pueden dar una visión más completa.

Estos parámetros tienen como objetivo determinar a priori si desde el punto de vista económico – financiero un proyecto de inversión es conveniente o no.

En esencia, se basan en la comparación de los flujos de caja que ha de producir el proyecto en operaciones, con los gastos totales de inversión que este requiere.

La aceptación o rechazo de un proyecto en el cual una empresa piense en invertir, depende de la utilidad que este brinde en el futuro frente a los ingresos y a las tasas de interés con las que se evalúe.

Todos y cada uno de estos instrumentos de análisis matemático financiero debe conducir a tomar idénticas decisiones económicas, la única diferencia que se presenta es la metodología por la cual se llega al valor final, por ello es sumamente importante tener las bases matemáticas muy claras para su aplicación.

En ocasiones utilizando una metodología se toma una decisión; pero si se utiliza otra y la decisión es contradictoria, es porque no se ha hecho una correcta utilización de los índices.

Flujo neto de Caja

Por Flujo neto de Caja, se entiende la suma de todos los cobros menos todos los pagos efectuados durante la vida útil del proyecto de inversión. Está considerado como el método más simple de todos, y de poca utilidad práctica.

Existe la variante de Flujo neto de Caja por unidad monetaria comprometida.

Fórmula:

Flujo Neto de Caja/Inversión inicial

Período de Recuperación, Período de Reembolso, o Pay-Back estático

Alarcón Armenteros plantea que el plazo de recuperación se determina contando el número de años que han de transcurrir para que la acumulación de los flujos de tesorería previstos iguale a la inversión inicial.

Dicho en otros términos, es el número de años que la empresa tarda en recuperar la inversión. Este método selecciona aquellos proyectos cuyos beneficios permiten recuperar más rápidamente la inversión, es decir, cuanto más corto sea el período de recuperación de la inversión mejor será el proyecto. Pero este método no es tan acertado, no tiene en cuenta el valor del dinero en el tiempo y además una vez recuperada la inversión, no reconoce los flujos de caja.

Tasa de Rendimiento contable

Este método se basa en el concepto de Cash-Flow, en vez de cobros y pagos (Cash-Flow económico).

La principal ventaja, es que permite hacer cálculos más rápidamente al no tener que elaborar estados de cobros y pagos (método más engorroso) como en los casos anteriores.

La definición matemática es la siguiente:

[(Beneficios +Amortizaciones)/Años de duración del proyecto] / Inversión inicial del proyecto

El principal inconveniente, además del defecto de los métodos estáticos, es que no tiene en cuenta la liquidez del proyecto, aspecto vital, ya que puede comprometer la viabilidad del mismo.

Además, la tasa media de rendimiento tiene poco significado real, puesto que el rendimiento económico de una inversión no tiene por qué ser lineal en el tiempo.

El Pay-Back dinámico o descontado.

Es el período de tiempo o número de años que necesita una inversión para que el valor actualizado de los flujos netos de caja, igualen al capital invertido.

Supone un cierto perfeccionamiento respecto al método estático, pero se sigue considerando un método incompleto. No obstante, es innegable que aporta una cierta información adicional o complementaria para valorar el riesgo de las inversiones cuando es especialmente difícil predecir la tasa de depreciación de la inversión, cosa por otra parte, bastante frecuente.

El Valor Actual Neto. (V.A.N.)

El Valor Actual Neto constituye uno de los parámetros más importantes a analizar cuando se trata de hacer una inversión, nos indica el nivel de ganancia o pérdida que puede implicar el aceptar o no la inversión.

Valor Actual Neto se define como la diferencia entre el valor actual de los flujos de fondos que suministrará una inversión, y el desembolso inicial necesario para llevarla a cabo. Se recomienda efectuar la inversión si el VAN es positivo.

Se calcula:

Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras
Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras

Donde:

Co = Inversión Inicial

Cn = Flujos de tesorería

r = Costo de oportunidad

t = Tiempo

VAN >0 se acepta el proyecto.

VAN < 0 se rechaza el proyecto.

Cuando el VAN = 0, esto no significa que la utilidad del proyecto sea nula. Por el contrario, indica que proporciona igual utilidad que la mejor inversión de alternativa. Esto se debe a que la tasa de descuento (r) utilizada incluye el costo implícito de la oportunidad de la inversión. Por lo tanto, si se acepta un proyecto con VAN=0 se están recuperando todos los desembolsos más la ganancia exigida por el inversionista los que están implícitos en la tasa de descuento actualizada.

Entre dos proyectos mutuamente excluyentes, con VAN positivo, se acepta el de mayor VAN.

El importe del VAN representa la ganancia que el proyecto ofrece al inversionista.

Tasa Interna de Rentabilidad (T.I.R.)

La Tasa Interna de Retorno o Rentabilidad (TIR) representa la rentabilidad general del proyecto y es la tasa de actualización o de descuento a la cual el valor actual del flujo de ingresos en efectivo es igual al valor actual del flujo de egresos en efectivo. En otros términos se dice que la TIR corresponde a la tasa de interés que torna cero el VAN de un proyecto, anulándose la rentabilidad del mismo.

De esta forma se puede conocer hasta qué nivel puede crecer la tasa de descuento y aún el proyecto sigue siendo rentable financieramente.

Es un indicador de la rentabilidad de un proyecto, a mayor TIR, mayor rentabilidad.

La fórmula para calcular este indicador es la siguiente:

Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras
Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras

Si:

El VAN es positivo r1 y r2 > r

El VAN es negativo r1 y r2 < r

El proyecto se aceptará si la TIR es mayor o igual que el costo de oportunidad (r).

El Cash-Flow actualizado (o descontado)

Podemos considerar este método como una variante de la Tasa de Rendimiento contable. Toma los beneficios brutos antes de amortizaciones para cada uno de los años de la vida útil del proyecto, y los actualiza o descuenta conforme a una tasa de interés. Permite unos cálculos más simples que los métodos que trabajan con previsiones de cobros y pagos.

Sin embargo, al contrario que la tasa contable, este método si tiene en cuenta la liquidez del proyecto a nivel del cash flow generado en cada uno de los años del horizonte temporal de la inversión.

El flujo de caja del proyecto

Dado que el proceso de inversión se expresa como una corriente de cobros y pagos que se producen en el tiempo, la evaluación de una inversión se realiza tomando en consideración -precisamente- esta corriente. No obstante, como esta es una corriente de cobros y pagos estimada, es fundamental saber cómo realizar la proyección del flujo de caja y cuáles son los elementos que intervienen.

Examinaremos, por tanto, las características que presenta el cálculo (pronóstico) de los Ingresos, del Costo de Inversión y de los Costos Totales de Producción y Servicios, es decir, los elementos fundamentales que sirven de base para el cálculo de los flujos de caja y en general para conformar los diversos criterios de evaluación de inversiones.

Ingresos.- Estos dependen de dos variables: volúmenes de venta y precios. El cálculo de los volúmenes de venta implica determinar previamente el programa de producción, el que a su vez depende entre otros factores, del análisis y proyección de la demanda, del balance demanda-capacidad para los diferentes años proyectados, de la cuota de mercado, de la vida útil del proyecto, de las capacidades a instalar y su nivel de aprovechamiento, etcétera.

En cuanto a los precios, a pesar de las dudas e incertidumbres asociadas, es preciso un estudio donde se pronostiquen con cierto rigor los precios de los insumos y los productos. Es además necesario distinguir entre precios internos y precios externos, y la conversión de los precios externos a internos mediante la utilización de la correspondiente tasa de cambio.

Costo de inversión: el valor total de un nuevo proyecto de inversión se estructura generalmente en: activo o capital fijo, capital de trabajo o de explotación e imprevistos, en cuanto al capital o activo fijo está constituido por las inversiones fijas y el costo de capital previo a la producción.

El capital de explotación o capital de trabajo, es el capital permanente necesario para financiar aquella parte de los activos circulantes que no son cubiertos por los pasivos circulantes. Por ello, generalmente se define como la diferencia entre los activos circulantes y los pasivos circulantes. Este es por su naturaleza activo circulante, pero por su función económica es un activo inmovilizado y, por tanto, forma parte del costo de inversión.

En sentido general podemos decir que existen diversas técnicas para evaluar un proyecto de inversión, como son: EL Valor Actual, el Valor Actual Neto, la Tasa Interna de Rentabilidad, el Período de Recuperación, entre otras, a las cuales no se le dan ni el uso ni la importancia que requieren para poder definir si realmente es rentable o no ejecutar un proyecto y que este sea capaz de recuperarse con sus propios resultados.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Álvarez González Tania. (2015, junio 23). Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/tecnicas-para-planificar-y-evaluar-decisiones-financieras/
Álvarez González, Tania. "Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras". GestioPolis. 23 junio 2015. Web. <http://www.gestiopolis.com/tecnicas-para-planificar-y-evaluar-decisiones-financieras/>.
Álvarez González, Tania. "Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras". GestioPolis. junio 23, 2015. Consultado el 9 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/tecnicas-para-planificar-y-evaluar-decisiones-financieras/.
Álvarez González, Tania. Técnicas para planificar y evaluar decisiones financieras [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/tecnicas-para-planificar-y-evaluar-decisiones-financieras/> [Citado el 9 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jeremybrooks en Flickr