Banco central de Chile

Autor: Paula Olmedo González

Economía pública

02-2004

Descargar Original

INTRODUCCIÓN  

¿Cuántas veces cuando pequeños, cuando queríamos conseguir algo costoso, nos preguntábamos por qué no existía una máquina capaz de fabricar billetes sin parar?...Así todos podríamos conseguir lo que quisiéramos. Tal vez esta pregunta resulte graciosa, pero irónicamente podemos contestar a esta interrogante después de estudiar conceptos económicos que no están incluidos en el general de los programas educativos de educación media y superior. 

La carrera profesional de Ingeniería Comercial, abarca muchos ámbitos, todos importantes, sin embargo, dentro de todos ellos la Economía cumple un rol fundamental para mí. El hecho de estudiar el problema económico, y la diferencia entre la Microeconomía y la Macroeconomía hace comprender el funcionamiento de los mercados y las relaciones económicas más relevantes entre los países, como por ejemplo, los Tratados Internacionales que Chile ha firmado con otros países recientemente, tema tan recurrente en las noticias de actualidad. 

El Banco Central cumple uno de los roles más importantes dentro de la Macroeconomía, ya que es la entidad financiera encargada de mantener la estabilidad de la moneda, de los precios y de regular a los bancos y otras instituciones financieras que operan en nuestro país. Así se puede comprender de una forma globalizada la economía de Chile, cómo afectan las políticas que determina el Banco Central a los agentes económicos del país, es decir, a las familias, a las empresas y al Gobierno. Es en este tema donde se deben comprender los conceptos abordados en este trabajo: Banco Central y Dinero. 

El trabajo lo he divido en tres partes: Bancos, Banco Central y Dinero.
 
La Primera Parte enfocada al concepto de Bancos, trata de explicar cómo éstos se formaron y su evolución histórica, en forma general; además de su clasificación y dar a conocer los Bancos que operan en Chile actualmente.
 
Posteriormente, la Segunda Parte, referida al Banco Central de Chile, la he desarrollado más extensamente, ya que es el objetivo del trabajo comprender su funcionamiento y su rol en la Economía Chilena. Explico sus funciones, políticas y cómo afectan a la situación económica de nuestro país internamente y en relación con el sector externo, dependiendo del tipo de política que se utilice.
 
También explico de qué manera el Banco Central regula y controla a todas las entidades financieras comerciales que operan en Chile, para regular la cantidad de dinero circulante en el país. He hecho énfasis en el tipo de Política Monetaria, sus implicancias en el desarrollo y crecimiento de Chile, en las Importaciones y Exportaciones, en el consumo, el ahorro y la inversión, y en el nivel de desempleo cuando se aplica una Política Monetaria Expansiva o Restrictiva.
 
Luego, en la Tercera Parte, he abordado el concepto de Dinero, su clasificación y su relación con el Banco Central. Como anexo, incluyo el dinero usado actualmente en Chile.
 
Posteriormente, doy a conocer las conclusiones que he obtenido luego de haber leído mucho acerca de este tema, que me ha parecido tremendamente interesante y presento la bibliografía que usé en mayor cantidad.
 
Espero que se cumpla el objetivo del trabajo: “ que una persona que no comprende el tema, pueda leerlo, entenderlo y pueda formarse una idea clara y general de la importancia y del rol que cumple en el país el Banco Central de Chile”, después de eso, de seguro se podrá contestar aquella pregunta de infancia que planteamos en el comienzo.

Paula Olmedo González

Primera Parte: Bancos.  
 
Concepto de Banco:
 
Un banco es una organización financiera cuya principal función es la Intermediación Financiera, esto se refiere al proceso mediante el cual obtienen (captan) fondos del público mediante diferentes tipos de depósito (productos pasivos) para realizar operaciones de crédito a través de varias clases de operaciones (productos activos), según las necesidades del solicitante.  

En otras palabras, los bancos concentran los depósitos de la población y según las políticas propias y las regulaciones de los organismos, proceden a colocarlos o prestarlos a aquellos miembros de la comunidad que lo necesitan para invertir en sus negocios o para aumentar su patrimonio personal, previo análisis de si éstos últimos tienen la capacidad de devolver al banco el capital más los intereses.  
 
Para llevar a cabo este proceso, los bancos tradicionales por lo general, poseen la siguiente estructura:  

a. Canales de distribución para el proceso de ventas y de post venta.
b. Una red de Sucursales y Agencias para atender a la mayoría del público.
c. Bancas especializadas para aquellos segmentos que estratégicamente define como claves o potenciales.
d. Un Centro de Atención Telefónica (Call Center).
e. Una página de Internet para desarrollar el “Home Banking”
f. Un área centralizada, dónde se concentran las funciones de Recursos Humanos, Contraloría y Auditoría, Contabilidad, Seguridad, Tesorería, Marketing, etc.
 
2. Evolución histórica:
 
2.1 En el mundo:
 
El concepto de “Banco”, nace en las Repúblicas aristocráticas italianas, Venecia, Génova y Florencia, a mediados del siglo XII con el objetivo de prestar servicios de depósito. Al multiplicarse los bancos, se amplían sus operaciones, además de los depósitos se agrega la emisión de certificados, antecedentes de nuestros actuales billetes.

Juan Fugger fue el iniciador en Alemania de una familia de banqueros y comerciantes que unió su destino empresarial a la corona.
 
En 1605 se fundó el Banco de Ámsterdam, el primer banco moderno que no tuvo como todos los bancos italianos un carácter de sociedad familiar personal, ya que estaba integrado por comerciantes unidos por causa de su ubicación geográfica.  

El Banco de Inglaterra se fundó en 1694, y como consecuencia de sus préstamos, el gobierno consignó el derecho a emitir billetes.  

2.2 Evolución de los Bancos en Chile:  

En nuestro país, desde que Chile se declaró independiente comenzó la inquietud por instaurar una institución que se dedicara a lo financiero y comercial. Sin embargo, tuvieron que pasar cerca de 40 años para que se fundara el primer banco. Así, en 1837 -a mediados del gobierno de Joaquín Prieto- se desarrollaría un movimiento de capital que se puede entender como un antecedente de los bancos que hoy conocemos.  

Ese año, ciertos establecimientos comerciales y empresarios mineros del norte crearon su propia forma de pagar los salarios de sus trabajadores. Se comenzaron a emitir "monedas papel" o vales al portador convertibles en moneda metálica, que tenían carácter de dinero ya que gracias a su convertibilidad absoluta fueron usados como verdaderas monedas. Pero en 1939, se dictó una ley que prohibió tales prácticas porque perjudicaban a la clase consumidora.  

Luego de 30 años de fallidos intentos por crear un banco, el 26 de Julio de 1849 se autorizó a Antonio Arcos para establecer el Banco de Chile de Arcos y Cía., el primer banco, propiamente tal, que se estableció en nuestro país; recibía depósitos a la vista y a plazo, daba crédito a tres y seis meses y descontaba valores y otros documentos. Su principal actividad era emitir billetes, los cuales eran de hermosos diseños y mandados a hacer al extranjero. Sin embargo, en esa época la gente y también sectores del gobierno de Manuel Bulnes no confiaban en el papel moneda, ni en Antonio Arcos, lo que obligaron a cerrar este banco en Abril de 1850.  

Posteriormente, aparecieron casas de prestamistas, entre ellas la de Agustín Edwards Ossandón en Valparaíso, las que realizaban labores propias de un banco y hasta emitían billetes, pero no se reconocieron como tales hasta un par de años después.  

El segundo Banco legalmente instalado en Chile fue el Banco de Depósitos y Descuentos de Valparaíso en 1955 (después Banco de Valparaíso), luego se crea en 1959, el Banco de Chile.  

A comienzos del siglo XX, en Chile existían 27 bancos de los cuales 7 eran extranjeros. El país había alcanzado un buen desarrollo financiero, pero las continuas crisis monetarias luego de la conversión hacían necesaria una institución central que regulara el precio de la moneda.  

Así, en 1925 el gobierno de Alessandri Palma contrató a un grupo de especialistas estadounidenses, la "Misión Kemmerer", para que establecieran un Banco Central y una serie de estructuras monetarias y financieras.  

ABN Amro Bank (Chile)

Banco Security

Banco Bice

Banco Sudameris

Banco Conosur

BankBoston N.A.

Banco de Chile

BBVA

Banco de Crédito e Inversiones(BCI)

BancoCitibank N.A.

Banco de la Nación Argentina

Corpbanca

Banco del Desarrollo

Deutsche Bank Chile

Banco del Estado de Chile

Dresdner Bank Lateinamerika

Banco do Brasil S.A.

HNS Banco

Banco Falabella

HSBC Bank Chile

Banco Internacional

JP Morgan Chase

Banco Ripley

Scotiabank

Banco Santander-Chile

Sud Americano

 

The Bank of Tokio - Mitsubishi Ltda.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Los objetivos de esta regulación fueron ordenar las operaciones bancarias y crear un organismo fiscalizador que podría establecer nuevos bancos, nacionales o extranjeros: la Superintendencia de Bancos. Tras dictaminar tales leyes, nace la banca en su concepto moderno, normándose y regulándose el sistema financiero existente. De esta manera y en virtud del Decreto Ley N°486 del 21 de agosto de 1925 nace el Banco Central de Chile.

3. Actuales Bancos que operan en Chile:

4. Tipos de Bancos:
 
Los Bancos los podemos clasificar según dos caracteres:  
 
1. Según el Origen del Capital:
 
1.1 Bancos Públicos: el capital es aportado por el Estado, por ejemplo, en nuestro país, Banco Estado.  
1.2 Bancos Privados: el capital es aportado por accionistas particulares.
Ejemplo: Scotiabank, BCI, Corpbanca.
1.3 Bancos Mixtos: su capital se forma con aportes privados y oficiales, por ejemplo: el Banco Central.  
 
2. Según el tipo de operación:
 
2.1 Bancos corrientes: Son los más comunes con que opera el público en general. Sus operaciones habituales incluyen depósitos en cuenta corriente, caja de ahorro, préstamos, cobranzas, pagos y cobranzas por cuentas de terceros, custodia de títulos y valores, alquileres de cajas de seguridad, financiación, etc.  
2.2 Bancos especializados: Tienen una finalidad crediticia específica (por ejemplo: un Banco Hipotecario).  
2.3 Bancos de emisión: Actualmente se preservan como bancos oficiales.  
2.4 Bancos Centrales: Son las casas bancarias de categoría superior que autorizan el funcionamiento de entidades crediticias, las supervisan y controlan.  
 
Segunda Parte: BANCO CENTRAL.
 
1. Concepto de Banco Central:  

Entenderemos por Banco Central a la autoridad monetaria por excelencia en cualquier país que tenga desarrollado su sistema financiero.  

Es una institución estatal que tiene la función y la obligación de dirigir la política monetaria del gobierno.

El Banco Central es una institución facultada para emitir billetes y monedas fraccionarias, de ahí que también se le conozca como “Instituto Emisor”.  

Controla las condiciones en que tiene lugar el proceso de creación del dinero bancario y más concretamente de regular el procedimiento del sistema financiero.  

Autoriza el funcionamiento de entidades crediticias, las supervisa y controla, regula el sistema financiero y bancario de la nación, así como el encaje de la moneda extranjera.  

De acuerdo a su ley orgánica es una institución estatal autónoma con personalidad jurídica, patrimonio propio y facultad para demandar y controlar en su nombre propio, asimismo puede ser demandada.  

Tiene duración indefinida y sus obligaciones son garantizadas por el Estado.  

La autoridad Máxima del Banco Central es el Consejo, que tiene a su cargo la dirección y administración del Banco. Este Consejo está compuesto por cinco miembros designados por el Presidente de la República, previo acuerdo con el Senado, y duran 10 años en su función.

El presidente del Consejo, que también lo es del Banco, es designado por el Presidente de la República, de entre los miembros del Consejo por un período de cinco años, el cual puede ser reelecto en dicha función.

La característica principal del banco Central es que no quiebra, porque es él quien suministra billetes y monedas, por lo que puede incrementar su pasivo, ya que un Banco Central paga sus deudas con el dinero que emite.
 
En la actualidad, las autoridades del Banco Central de Chile son:  

Consejo del Banco Central:

Vittorio Corbo Lioi                 Presidente
Jorge Marshall Rivera             Vicepresidente
José de Gregorio Rebeco       Consejero
Jorge Desormeaux Jiménez   Consejero
María Elena Ovalle Molina      Consejera  
 
2. Historia del Banco Central de Chile:  

A comienzos del siglo XX, en Chile existían 27 Bancos de los cuales siete eran extranjeros. El país había alcanzado un buen desarrollo financiero, pero las continuas crisis monetarias luego de la conversión, pedían a gritos una institución central que regulara el precio de la moneda.  

Para concretar esta idea, en 1925 el gobierno de Arturo Alessandri Palma contrató a un grupo de especialistas estadounidenses, presidido por Edwin Walter Kemmerer (profesor de Economía de la Universidad de Princeton), llamado la "Misión Kemmerer", para que establecieran un Banco Central y una serie de estructuras monetarias y financieras.  

Los objetivos de esta regulación fueron:  

a. Ordenar las operaciones bancarias y crear un organismo fiscalizador: La Superintendencia de bancos; la que podía establecer nuevos bancos nacionales o extranjeros, buscaba la estabilización del valor de la moneda y establecer el patrón oro como base de la unidad monetaria del país.  

b. Buscaba la promulgación de la Ley General de Bancos y la Ley Orgánica de Presupuestos.  

c. La creación de un Banco Central. Tras dictaminar tales leyes, nace la banca en su concepto moderno, normándose y regulándose el sistema financiero existente. De esta manera y en virtud del Decreto Ley N°486 del 21 de agosto de 1925 nace el Banco Central de Chile, abriendo sus puertas al público el Lunes 11 de Enero de 1926.
 
El Banco Central comenzó con un capital de 150 millones de pesos, aportados en un 13% por el Estado, 40% por Bancos Comerciales y extranjeros que operaban en Chile, y el 47% restante aportado por la suscripción de acciones por parte del público.   

La directiva fue conformada por diez personas, de las cuales tres fueron nombradas por el Presidente de la República, dos por los Bancos Comerciales, una persona nombrada por los Bancos Extranjeros, tres por las Asociaciones Gremiales y una última persona nombrada por el público accionista. Este directorio tenía la facultad de nombrar al Presidente y al Vicepresidente del Banco, cargos que ocuparon en ese entonces Ismael Tocornal Tocornal (Presidente) y Francisco Garcés Gana (Vicepresidente). 

El Banco Central operaba, legalmente, en forma autónoma e independiente, por lo que la Institución tenía una personalidad jurídica de derecho público independiente del Gobierno. Sin embargo, quedó sujeto a la fiscalización general de la Superintendencia de Bancos (Dº Ley Nº 559 del 26 de Septiembre de 1925). 

Así, los objetivos del Banco Central fueron principalmente de carácter monetario: velar por la estabilidad del valor de la moneda, bajo el régimen de patrón oro de plena convertibilidad y regular el circulante de acuerdo a las necesidades del mercado monetario (mediante la Ley Orgánica), para lo cual se le asignó el monopolio de la emisión de billetes, y se le exigió una reserva de oro equivalente, a lo menos, al 50% del total de su emisión, o de lo contrario la Institución incurría en una multa de beneficio fiscal proporcional al déficit.  

La primera ley orgánica del Banco Central estuvo vigente hasta Julio de 1953, cuando fue publicado el Decreto con Fuerza de Ley N° 106, originando la Segunda Ley Orgánica del Banco. En esta nueva ley, el Banco Central fue concebido como una institución autónoma de duración indefinida, cuyo objetivo fundamental consistía en “propender al desarrollo ordenado y progresivo de la economía nacional mediante una política monetaria y crediticia que, procurando evitar tendencias inflacionistas o depresivas, permita el mayor aprovechamiento de los recursos productivos del país”. Desde este momento el Banco Central pasa a cumplir un rol más activo en el desarrollo de la economía chilena, priorizando el pleno empleo de los recursos productivos.

El 30 de Marzo de 1960, fue promulgada la tercera ley orgánica del Banco Central, mediante el Decreto con Fuerza de Ley Nº 247. Esta nueva ley mantuvo el mismo objetivo asignado al Banco Central en su legislación anterior, pero introdujo importantes modificaciones: se modificó la composición y elección del directorio, se creó el Comité Ejecutivo formado por el presidente del Banco, el vicepresidente y el gerente general, con la responsabilidad de cumplir los acuerdos del directorio y de administrar la institución, y se ampliaron las facultades del Banco en lo relativo al control del crédito y a la fijación del encaje y sus modalidades.
 
La cuarta ley orgánica del Banco Central fue promulgada el 28 de junio de 1975 mediante el decreto ley Nº 1.078, creándose el consejo monetario, se dota al Banco Central de un capital propio, se faculta al Banco Central para conceder créditos al Fisco en virtud de leyes especiales, y éste pasa a ser una institución autónoma de derecho público.

La última modificación se realizó el 27 de Diciembre de 1979, mediante el Art. 27 del Dº Ley Nº 3001, donde se establece que el Banco Central no puede, en ningún caso adquirir para sí pagarés descontables u otros documentos de crédito emitidos directamente por el Fisco o la Tesorería General de la República y tampoco puede otorgar créditos a entidades y empresas públicas o privadas, exceptuando las instituciones financieras.  
 
3. Misión del Banco Central de Chile:
 
La misión del Banco Central de Chile es, desde mi punto de vista, el crecimiento ininterrumpido de la producción del país, sin fluctuaciones importantes, con un bajo nivel de desempleo y una baja tasa de inflación, (estabilidad en los precios), velando por la estabilidad de la moneda y el normal funcionamiento de los pagos internos y externos, teniendo siempre un control sobre el tipo de interés, las reservas bancarias y la oferta monetaria.
 
4. Objetivos del Banco Central:  

Objetivo Principal:  

Su Objetivo principal es promover y mantener las condiciones monetarias, cambiarias y crediticias, más favorables a la actividad económica, el funcionamiento ordenado de la economía nacional y la regulación del sistema monetario cambiario del país, en conformidad con la Constitución de la República, la Ley monetaria y su propia Ley Orgánica.
 
Objetivos:  

Los objetivos más importantes del Banco Central de Chile son:
 
1. Combatir la Inflación (velar por la estabilidad de los precios internos):

El control de la inflación se realiza para evitar que el valor de la moneda se deprecie, ya que esto puede distorsionar el sistema de precios, empobrecer aún más a los estratos de menores ingresos, generar inestabilidad económica y con esto perjudicar la inversión.
 
2. Asegurar el normal funcionamiento de los pagos internos y externos:

Velar por el normal funcionamiento de los pagos internos se refiere a permitir que las personas y empresas tengan los instrumentos necesarios para realizar sus transacciones. Los instrumentos más usados para estos fines son el papel moneda (billetes y monedas) y cheques. 

Además el Banco Central debe asegurar el normal funcionamiento de los pagos externos. Esto se entiende por las transacciones que los residentes del país realizan con los residentes en el exterior. Estas transacciones se reflejan en una cuenta llamada Balanza de Pagos. El velar por su normal funcionamiento significa evitar crisis en esta cuenta que de alguna manera interrumpan dichas transacciones.
 
Para lograr estos objetivos, el Banco Central dispone de una serie de funciones y atribuciones relacionadas con las siguientes materias:  

• Emisión de billetes y monedas.
• Regulación de la cantidad de dinero en circulación y del crédito.
• Regulación del sistema financiero y del mercado de capitales.
• Facultades para cautelar la estabilidad del sistema financiero.
• Facultades relativas a operaciones en moneda extranjera, entre otras.

5. Funciones del Banco Central:

5.1 Las actividades del Banco Central son de dos tipos: Internas y Externas.
 
FUNCIONES INTERNAS: Las principales funciones de orden interno son:
 
1. Suministrador de Dinero legal: es la entidad financiera encargada de emitir billetes y monedas circulantes de la economía.
 
2. Velar por el mantenimiento del valor interno de la moneda nacional. Para poder controlar la estabilidad de la moneda, el Banco Central controla la oferta de dinero, como por ejemplo, compra o venta de títulos públicos para aumentar o disminuir la liquidez.
 
3. Responsable de la Política Monetaria: a través de la regulación de los Bancos comerciales cuando éstos afectan la liquidez.
 
4. Acomodar al ritmo de la actividad productiva de los medios de pago y la política de crédito.
 
5. Contrarrestar toda tendencia inflacionaria y deflacionaria perjudicial a los intereses de la nación.
 
6. Banco de Bancos: El Banco Central debe promover la liquidez y la solvencia del Sistema Monetario del País actuando como banquero de los bancos comerciales y los bancos centrales extranjeros. Los Bancos comerciales acuden al Banco central para corregir situaciones transitorias de liquidez a través de los redescuentos de documentos y líneas de crédito. Además el Banco Central es un prestamista de última instancia para los bancos comerciales y/o Instituciones financieras que están en dificultades.
 
7. Asegurar la distribución adecuada del crédito conforme a los intereses de la economía nacional.  
 
5.2 FUNCIONES EXTERNAS: Las funciones de orden externo son:  
 
1. Responsable de la Política Monetaria: El Banco Central debe mantener el valor externo y la convertibilidad de la moneda nacional respecto a las extranjeras.
 
2. Administrador y Custodio de las Reservas de Oro y Divisas: Conservar y administrar las reservas monetarias internacionales del país para moderar con una eficiente política monetaria y crediticia los efectos perjudiciales de la balanza de pagos sobre el medio circulante, el crédito y las actividades económicas en general.
 
3. Contribuir al mantenimiento del equilibrio internacional del país, en este sentido el Banco Central es un agente financiero del Gobierno.
 
4. Realizar las operaciones de cambio dispuestas por la ley monetaria.
 
5. Actuar de conformidad con los convenios monetarios internacionales vigentes y colocar las emisiones de Deuda Pública.  
 
6. Instrumentos del Banco Central:
 
Para poder cumplir sus objetivos, y así su misión, el Banco Central utiliza los siguientes instrumentos: operaciones de mercado abierto, ajuste de la tasa de interés y requisitos a las reservas bancarias (encaje bancario).  

6.1 Operaciones de mercado abierto:
 
En Chile, las operaciones de Mercado Abierto se realizan a través de licitaciones periódicas de pagarés emitidos por el Banco Central, donde sólo pueden participar Bancos e Instituciones Financieras, Compañías de Seguros, Fondos Mutuos y AFP. Estos pagarés son; Pagarés Reajustables a 90 días (PRBC 90), Pagarés Descontables a 42, 90 y 360 días (PDBC42, PDBC90 y PDBC360) y Pagarés Reajustables con cupones a 8, 10, 12, 14 y 20 años (PRC8, PRC10, PRC12, PRC14 y PRC20).
 
6.2 Ajuste de la Tasa de Interés (Tasa Intercambiaria):
 
Se entiende por liquidez del mercado financiero al nivel de encaje (o reserva) mantenido por parte de los bancos e instituciones financieras por sobre el monto de encaje (o reserva) mínimo exigido.  

Los encajes legales son una fracción (mínimo efectivo) de los depósitos que los bancos deben mantener como reservas para poder atender los derechos de los depositantes. El banco Central Requiere que estos encajes sean depositados en él.  

Para ajustar la tasa interbancaria a la tasa objetivo (TPM) fijada por el Banco Central, se realizan las siguientes operaciones, dependiendo de la liquidez que exista en ese momento. Entenderemos por liquidez del mercado financiero al nivel de encaje o reserva mantenido por parte de los Bancos e Instituciones Financieras por sobre el monto de encaje o reserva mínimo exigido.

1.- Si la tasa interbancaria se ubica por sobre la tasa objetivo (TPM), entonces para reducirla se procede a la compra de pagarés con pacto de retroventa (REPO) a un día plazo (overnight), logrando que el sistema adquiera mayor liquidez.
 
2.- Cuando existe un exceso de liquidez, y la tasa intercambiaria se ubica por debajo de la tasa objetivo (TPM), entonces, el Banco Central retira el exceso transitorio mediante la venta de pagarés de corto plazo, operación que se implementa con documentos desmaterializados, es decir, los documentos no se emiten físicamente).
 
El Banco Central trata de controlar la Tasa de Interés, ya que ésta, en el corto plazo, influye en la Oferta Monetaria junto con la Demanda de Dinero, lo que influye en el volumen de la inversión, afectando al nivel de producción de equilibrio y, por consecuencia, al nivel de empleo.

El Banco Central trata de influir sobre los tipos de interés para lograr la estabilidad de los precios y del tipo de cambio, requisitos para un crecimiento sostenido en el tiempo de la producción y del empleo.  

6.2.1 Oferta Monetaria: los indicadores que permiten medir la oferta monetaria, respecto a los bancos comerciales son:
 
• El Coeficiente Efectivo/Depósitos: se relaciona con los hábitos de pago por parte del público. Este coeficiente aumenta en períodos de mayor gasto de las personas, por ejemplo, Navidad.
 
• Coeficientes de Reservas: mide la relación que existe entre las reservas de los bancos comerciales y sus depósitos.
 
• Base Monetaria: es el dinero de alto poder conformado por: el efectivo (billetes y monedas), y los depósitos que tienen las entidades financieras en el Banco Central.  
 
6.3 Requisitos a las Reservas bancarias:  

El Banco Central determina el porcentaje de la “tasa de encaje bancario” o “coeficiente de reservas”, es decir, la proporción de los depósitos del público que las entidades financieras o bancos comerciales tienen que guardar en forma de activos líquidos (efectivo en caja o reservas en el Banco Central) para poder atender las retiradas de efectivo.
 
El  encaje o reserva mínima exigido por el Banco Central de Chile a los Bancos Comerciales, en monedas y billetes en caja o depositados en cuenta corriente en el Banco Central, es del 9% para los depósitos a vista, y del 3,6% para los depósitos a plazo.  

El importe total de dinero bancario generado por las entidades financieras viene determinado por el "Multiplicador del dinero bancario":

                                                                                        1

Multiplicador del   Dinero Bancario     =       __________

                                                                                 Coeficiente

                                                                                 de  Reserva                                    

Por ejemplo, si el coeficiente de reservas es del 10%, entonces el multiplicador del dinero será igual a 10 o 1/(0.10). Esto quiere decir que las entidades financieras podrán generar un volumen de dinero bancario 10 veces superior a los depósitos que manejan.

7. Políticas del Banco Central.  

Las Políticas que hacen que el Banco Central pueda cumplir con sus objetivos, y a su vez con su misión, son principalmente tres: Política Monetaria, Política Cambiaria y Política Financiera. 

La conducción de las Políticas Económicas del Banco Central deben ser transparentes, ya que éste tiene una alta responsabilidad política; de ahí que siempre informe su accionar al presidente de la República y al Senado, en este sentido, las reuniones del Consejo con la Comisión de Hacienda del Senado son fundamentales para mantener a la sociedad informada y compenetrada de la discusión y conducción macroeconómica del país, así como para que el Banco Central reciba retroalimentación respecto de las políticas seguidas y de la percepción existente respecto a ellas.

Las decisiones de política se toman en reuniones mensuales, las cuales son anunciadas públicamente con seis meses de anticipación, aunque a veces pueden tomarse decisiones de políticas en reuniones de carácter extraordinario. Las decisiones de política son tomadas por votación simple de los consejeros presentes en la reunión, teniendo el Presidente del Banco Central la facultad de dirimir en caso de empate. Se faculta al Ministro de Hacienda para asistir a las sesiones del Consejo del Banco Central, otorgándole derecho a voz en las deliberaciones, además la capacidad para suspender por un plazo máximo de 15 días la entrada en vigencia de algún acuerdo, siempre que éste no haya sido tomado por la unanimidad de los miembros del Consejo. Transcurrido el plazo señalado y manteniéndose la mayoría de los Consejeros a favor de la medida, la decisión del Consejo entra en vigencia con la sola publicación del acuerdo en el Diario Oficial.
Las minutas de estas reuniones, que muestran las votaciones individuales de los consejeros presentes, así como los argumentos y opiniones planteados en éstas, se hacen públicas una vez que han transcurrido noventa días desde la respectiva reunión.
 
También el Banco Central contribuye a la transparencia de las políticas con la publicación cada cuatro meses de éstas, que se realiza desde Mayo del 2000. En este documento se muestra la evolución de la inflación, un escenario base con pronósticos explícitos de inflación futura (y crecimiento) y una declaración sobre los riesgos que el Consejo del Banco Central percibe que pueden afectar el escenario base en el horizonte de los siguientes 12 a 24 meses.

Este alto grado de transparencia permite centrarse en proyecciones de inflación que se convierten eventualmente en una meta intermedia por sí mismas. Como los pronósticos son armonizados con las expectativas del mercado, la credibilidad pasa a depender más de si el Banco Central reacciona a tiempo y de manera apropiada ante un cambio en estos pronósticos de inflación, que de si se alcanza un número específico en una fecha determinada.  
 
Política Monetaria: 

El rol del Dinero en una economía es fundamental, para que ésta tenga un funcionamiento adecuado. Las autoridades monetarias pueden influir en la Economía regulando la cantidad de circulante, los créditos bancarios, etc. De esta manera, se influye en la estructura productiva, en las inversiones y en el poder adquisitivo de la población.

La Política Monetaria es el conjunto de actuaciones que lleva a cabo el Banco Central para controlar la cantidad de dinero y los tipos de interés y, en general, las condiciones del crédito. Su principal instrumento es la tasa de interés.
 
Para que el Dinero pueda cumplir su rol con éxito, la política monetaria del Banco Central debe proteger el valor de la moneda nacional, el “peso”, para lograr una inflación baja y estable, es decir, una estabilidad en los precios, y así lograr el crecimiento, progreso del país y el bienestar de la población, lo que implica un incentivo para el ahorro, la inversión, y las ganancias de la productividad, elementos indispensables para el crecimiento económico de Chile. Esto también tiene como consecuencia, desde el punto de vista distributivo, el crecimiento del empleo y la protección del ingreso de los sectores más modestos de la sociedad.
 
La Política Monetaria tiene un papel bien definido en la economía del país que se relaciona con tres aspectos: trata de evitar que el dinero sea una fuente de perturbación económica, proporciona un marco estable para la economía y contribuye a compensar los ciclos económicos originados en otras fuentes, sin embargo no puede influir en el crecimiento de la economía en el largo plazo, más allá de su contribución en la estabilidad de los precios.
 
Los efectos de la política monetaria sobre la actividad económica y el empleo, a corto y mediano plazo, surgen de los distintos canales por los cuales se transmiten los cambios en ella, hasta llegar a afectar la inflación, de ahí que siga una orientación “anticíclica”, que al mismo tiempo de preservar la estabilidad en los precios busca evitar las fluctuaciones extremas de la demanda interna (gasto global), que puedan conducir a situaciones de riesgo innecesarios en los mercados financieros o a una recesión o al desempleo.
 
Por lo tanto, el objetivo de la Política Monetaria del Banco Central de Chile es mantener la estabilidad en los precios a través del tiempo, considerando los efectos que puede tener en el corto y mediano plazo sobre la actividad económica.  
 
Para que se pueda lograr este objetivo, se deben dar cuatro condiciones, requisitos que hoy el Banco Central de Chile cumple en su totalidad:
 
1. Debe existir una meta numérica explícita para la inflación a lograr en un tiempo determinado.

2. Este compromiso debe primar sobre cualquier otro objetivo de Política que pueda entrar en conflicto con la inflación en un tiempo determinado.

3. El Banco Central debe tener independencia en el uso de sus instrumentos, para poder aplicar su política monetaria y así cerrar cualquier diferencia predecible entre la inflación estimada y la meta de inflación.

4. El Banco Central debe tener la capacidad técnica para usar modelos empíricos razonables para predecir la inflación.
 
Desde el año 2001, la meta de inflación, tiene un rango simétrico de 2% a 4%, centrado en un 3%, el cual de no ser cumplido en forma permanente en un mediano plazo de dos años, apunta a una inflación exagerada o por el contrario a una deflación, que puede tener un alto costo en lo que se refiere a empleo y producción.
 
El horizonte es coherente con el plazo de tiempo en que la política monetaria alcanza su máximo efecto, y es, por lo tanto, el lapso en el cual la política monetaria puede tener más control sobre la inflación.
 
El principal mérito de este régimen es que, si bien restringe la discrecionalidad de la autoridad monetaria, permite la realización de políticas de estabilización.
 
Un régimen de metas de inflación establece objetivos específicos, otorgando al Banco Central la libertad para utilizar los instrumentos y políticas en la consecución de los mismos. La comunicación con el público se optimiza a través de un indicador simple y de fácil comprensión, capaz de generar un fuerte efecto en las expectativas inflacionarias.
 
La política monetaria también puede cumplir un rol en la estabilización del producto en el corto plazo, mientras sea coherente con alcanzar la meta de inflación en el mediano plazo.
 
El Gobierno de Chile, a través del Ministerio de Economía, normalmente fija las metas macroeconómicas a alcanzar, como el crecimiento del PIB, índice del IPC, etc. A partir de estas previsiones el Banco Central debe estimar qué cantidad de dinero debe existir en la economía para lograr los objetivos que el país pretende alcanzar. Así, la Política Monetaria que puede adoptar el Banco Central puede ser de carácter Expansiva (aumento de la Oferta Monetaria), o Restrictiva (Disminución de la Oferta Monetaria).  
 
Política Monetaria Expansiva:
 
Una Política Monetaria que tiende a expandir o reactivar la economía esta formada por aquellas medidas tendientes a acelerar el crecimiento de la cantidad de dinero y a abaratar los prestamos, o sea, baja de las tasas de interés, compra de deuda pública a las entidades financieras, y una medida que ya no se utiliza es la reducción del encaje legal.
 
Los efectos positivos y perjudiciales que se pueden derivar de una política monetaria expansiva pueden ser:

(Para ver la totalidad de las gráficas y tablas de este documento, es necesario utilizar la opción de descarga) 
 
Política Monetaria Restrictiva:
 
Una Política Monetaria de carácter restrictivo implica una disminución de la Oferta Monetaria. Las medidas tienden a subir el tipo de redescuento, a la venta de deuda pública a las entidades financieras o bancos comerciales y a un aumento del encaje legal, aunque esta última medida ya no se utiliza.  
   
7.2 Política Cambiaria:  
 
Desde Septiembre de 1999, el Banco Central adoptó un régimen de flotación cambiaria, decidió suspender su compromiso formal de intervenir en el mercado cambiario para sostener los límites de la banda de flotación, absteniéndose de intervenir en el precio del dólar, lo que significó la eliminación de la banda del dólar y su marginación frente a las fluctuaciones que pueda experimentar el precio de la moneda estadounidense, dejando el mercado en libertad de acción.
 
Esto significa que la Política del Banco Central es flexible, de esta manera es la ley de oferta y demanda del mercado quien determina el tipo de cambio, y ésta fluctúa a través del tiempo, es el propio tipo de cambio el encargado de ir corrigiendo el déficit
 
Por ejemplo, si hay déficit quiere decir que se exporta menos de lo que se importa, luego la demanda de la moneda nacional será débil y ésta irá perdiendo valor, o sea se deprecia, lo que tiene como consecuencia que las importaciones se van encareciendo y que las exportaciones se hacen más competitivas, tendiendo a corregir dicho déficit o superhábit de la Balanza Comercial (Importaciones y exportaciones).  
 
Si el Banco central no interviene en ningún momento se habla de “flotación limpia” y si lo hace ocasionalmente de “flotación sucia”, en el cual el precio del dólar puede fluctuar entre un valor mínimo y máximo. En los momentos en que la divisa se acerca a alguno de los dos límites, el Banco Central interviene el mercado ya sea cotizando, vendiendo o comprando dólares.  
 
Así, el único compromiso del Banco Central es aplicar la política cambiaria, a través del Compendio de Normas de Cambios Internacionales, o sea, mantener la inflación en la meta, y reflejar la confianza de la autoridad en el mercado para determinar de manera autónoma el valor de la moneda nacional.
 
El hecho de mantener este compromiso en un mundo con un alto intercambio internacional, es difícil y tiene un alto costo. La flexibilidad cambiaria elimina este compromiso, centrando todos los esfuerzos del Banco Central en la meta de inflación, que es en el ancla nominal de la economía, evitando posibles confusiones. Además, la flotación cambiaria confiere a la economía flexibilidad para enfrentar los shocks externos, facilitando un ajuste que de lo contrario podría ser pospuesto y, por ende, más complejo.  
 
Esto no significa que el Banco Central no pueda invertir en el mercado cambiario en forma excepcional con medidas transparentes y bien fundadas, con plazos y montos explícitos y bien definidos, explicando en forma clara los motivos que llevan a realizar estas acciones de excepción. El Banco Central seguirá dando a conocer el valor del dólar observado diariamente como un indicador de comportamiento de mediano plazo de la divisa.

La política cambiaria se ha orientado a la mantención de un tipo de cambio alto que contribuya al desarrollo de los sectores transables, pero que al mismo tiempo contribuya a la obtención de un tipo de cambio de equilibrio.
 
Esta política ha permitido aminorar de manera significativa las fluctuaciones cambiarias de corto plazo, lo que ha redundado en una mayor estabilidad del precio de la divisa.  

7.3 Política Financiera:
 
La política financiera del Banco Central persigue asignar recursos en una combinación eficiente de riesgo y retorno, asegurando el funcionamiento del sistema de pagos.
 
Sabemos que el Banco Central es el Banco de Bancos, es el prestamista de última instancia de la economía, y por lo tanto provee liquidez a las instituciones financieras que enfrentan problemas temporales de caja.
 
El Banco Central tiene facultades regulatorias en los pagos de intereses sobre cuentas corrientes y razones de crédito, y ha ayudado de manera directa tanto a completar los mercados como a aumentar su profundidad.
 
La emisión de instrumentos reajustables con relación a la variación del tipo de cambio ha entregado al mercado cobertura frente a ese riesgo. El canje de pagarés pagaderos en cupones por pagarés cero cupón ha satisfecho la demanda por instrumentos de mayor duración, además de permitir la construcción de una curva de rendimiento cero cupón que sirve de eje para la operatoria del mercado de derivados de tasas de interés.
 
Para un desarrollo más eficiente del mercado cambiario, también se han autorizado préstamos interbancarios y pactos entre instituciones financieras en moneda extranjera.
 
Actualmente, los riesgos enfrentados por los bancos se encuentran adecuadamente acotados, ya que el Banco Central ha introducido paulatinamente importantes mejoras a la normativa sobre calce de activos y pasivos en moneda extranjera, plazos y tasas de interés.
 
En el ámbito del sector externo, la madurez de la economía chilena, junto con la adopción del régimen de flotación, permite que hoy se cuente con plena movilidad de capitales, al eliminarse de manera definitiva los controles y restricciones a los flujos de capitales extranjeros. De todas maneras, el Banco Central participa en la regulación de la inversión de los bancos en el exterior, tanto en el ámbito cambiario como en el área de la regulación financiera, vigilando los intereses de los depositantes en operaciones como la adquisición de acciones e instalación de filiales y sociedades, o la regulación de las inversiones financieras y los créditos internacionales.
 
En este plano, el Banco Central cuenta con facultades propias y comparte responsabilidades con la Superintendencia de Bancos en el establecimiento de requisitos patrimoniales y de provisiones para efectuar dichas operaciones.  
 
Tercera Parte: DINERO
 
1. Historia del Dinero:
 
La historia del dinero como tal nace el año 1749, cuando por primera vez se acuñó la primera moneda chilena. Esta era de oro y ostentaba la imagen de Fernando VI, Rey de España, sin embargo Chile debió recorrer un largo camino para ver esta primera moneda hecha realidad.
 
Entre las monedas acuñadas durante la colonia, especial mención merece el medio real de plata del año 1760. En su anverso, mostraba dos mundos entrelazados con una corona encima de ellos, la imagen poseía dos pilares a cada lado, cada uno rodeado de una cinta; con el tiempo, para referirse a esta moneda las personas comenzaron a dibujar una "S" (en analogía a la cinta) y dos rayas "||" para referirse a los dos pilares, naciendo así el signo "$", utilizado hasta hoy para designar a nuestra moneda nacional, el peso.
 
La historia del billete chileno se remonta a mediados del siglo XIX, cuando Antonio Arcos y Arjona quiso implantar en el país el "Banco de Chile de Arcos y Cía.", fundado en 1849. Pero por el problema de la credibilidad, es que la historia del billete chileno a lo largo de su creación, ha tenido muchos cambios.
 
Durante el Siglo XX, el billete chileno ha visto dos grandes reformas monetarias, adoptadas para paliar la inflación. La primera, del año 1960, designó como nueva unidad monetaria al "Escudo" (1 Escudo = 1.000 pesos). La segunda, data de 1975 y marcó la vuelta, como moneda nacional hasta nuestros días, al “Peso” (1 Peso = 1.000 Escudos).
   
2. Concepto de Dinero:
 
Dinero es cualquier medio de cambio generalmente aceptado para el pago de bienes y servicios y la amortización de deudas. El dinero también sirve como medida del valor para tasar el precio económico relativo de los distintos bienes y servicios. Es un medio de pago de aceptación general.
 
Su valor debe ser, por lo tanto, estable, aunque en la actualidad la inflación, con el consiguiente aumento de precios, reduce constantemente su poder adquisitivo, de esta manera el valor real del dinero queda determinado por su poder adquisitivo, que a su vez depende del nivel general de precios.
 
 Según la teoría cuantitativa del dinero, los precios se determinan, en gran parte o en su totalidad, por el volumen de dinero en circulación. Sin embargo, la evidencia empírica demuestra que a la hora de determinar el nivel general de precios es igualmente importante la velocidad de circulación del dinero y el volumen de producción de bienes y servicios, así como también el volumen y la velocidad de circulación de los depósitos bancarios.

El dinero se caracteriza por ser escaso (valor económico), duradero (no debe deteriorizarse con el tiempo), transportable, divisible y homogéneo.  
 
3. Clases de Dinero:
 
Las clases más importantes de dinero son:
 
a. Dinero Material: el valor de un bien considerado como dinero material es el valor del material que contiene.
Los principales materiales utilizados en esta clase de dinero han sido el oro, la plata y el cobre.
 
b. Dinero Crediticio: el dinero crediticio consiste en un papel avalado por el emisor, ya sea un gobierno o un banco, para pagar el valor equivalente en metal.
 
c. Dinero Fiduciario: es el papel moneda no convertible en ningún otro tipo de dinero y cuyo valor está fijado solamente por decreto gubernamental. La mayoría de las monedas en circulación son también un tipo de dinero fiduciario, porque el valor del material con el que están hechas suele ser inferior a su valor como dinero.
 
Tanto el crediticio como el fiduciario son formas de dinero que generalmente se han aceptado tras un decreto gubernamental según el cual todos los prestamistas tienen que aceptar el dinero como pago de lo que se les debe, por esta razón el dinero se denomina “medio de curso legal”.  
 
4. Funciones del Dinero:  

La función principal del Dinero es la intermediación en el proceso de cambio, ya que los bienes tienen un precio proveniente de los valores relativos de unos bienes con respecto a otros.
 
Las funciones que cumple el Dinero en una economía son:
 
a. Facilita el intercambio de mercaderías, ya que es un medio de intercambio de aceptación general.
 
b. Actúa como unidad de cuenta, es decir, expresa en determinadas unidades los valores de los bienes.
 
c. Patrón Monetario, regula la cantidad de dinero circulante en la economía, a través de un respaldo como un metal precioso, el oro, o como divisas, dólares.
 
d. Reserva de valor, implica una desagregación del cambio material y temporal, ya que el dinero se puede materializar en el momento que se estime oportuno.
 
e. Medio de Transferencia del poder adquisitivo, representa reserva de valor para un individuo prestamista y, a su vez, representa poder de compra para el prestatario.
 
f. Medio de Pago de las Obligaciones Monetarias.
 
g. Es un Instrumento de la Política Económica, las autoridades monetarias influyen en la economía regulando la cantidad de dinero circulante, así se influye en la producción, las inversiones y en el poder adquisitivo de la población.  

5. Patrones Monetarios:  
 
El dinero básico de un país, al cual pueden convertirse otras formas de dinero y que determina el valor de otros bienes, se denomina patrón monetario.
 
El patrón monetario de una nación hace referencia al tipo de dinero que se utiliza en el sistema monetario. Los patrones modernos han sido o un bien, principalmente oro o plata, o patrones fiduciarios, consistentes en papel moneda no convertible.
 
Las principales clases de patrones oro han sido la moneda de oro, los lingotes de oro con una determinada cantidad de oro y el patrón de cambio oro bajo el cual una moneda puede convertirse en la moneda de otro país en base al patrón oro. También existe el patrón bi-metálico; el sistema de bimetal se ha utilizado en varios países en los que las monedas podían ser tanto de oro como de plata.

En la actualidad la mayor parte de los sistemas monetarios del mundo son fiduciarios, en los cuales no se permite la libre convertibilidad de la moneda en metales y el dinero tiene valor gracias a un decreto gubernamental y no por su contenido en oro o plata.  
 
6. El Banco Central y el Dinero:  
 
Al hablar de dinero, comúnmente se refiere a las monedas y billetes de curso legal, pero hay otras modalidades que tienen características más o menos similares: valor, liquidez, medio de pago, etc.
 
Cuando el Banco Central controla el nivel de liquidez, o sea, la cantidad de dinero circulante en la economía debe analizar distintos agregados monetarios en función de los conceptos incluidos.
 
Los agregados más utilizados, clasificados de menor a mayor amplitud son:
 
2.5 Efectivo en manos del público: es decir, monedas y billetes de curso legal en manos del público, esto es, efectivo, depósitos a la vista en entidades financieras (llamada Oferta Monetaria), depósitos de ahorro, a plazo, y otros pasivos bancarios. También se cuentan los activos líquidos en manos del público, Letras del Tesoro en manos del público, pagarés de empresas, etc.  

2.6 Dinero Bancario: se refiere a los depósitos que reciben las entidades financieras (bancos, financieras, cajas, cooperativas) de parte de sus clientes en forma de cuentas corrientes. Las entidades financieras utilizan una parte de estos depósitos para solventar posibles retiradas de fondos y otra parte para conceder créditos, de los cuales parte de ellos vuelve al sistema financiero como depósitos bancarios. De esta manera la forma de operar de las entidades financieras multiplica el valor de los depósitos, es decir, crean dinero bancario.

7. Billetes y monedas usados en la Actualidad:
 
El Banco Central de Chile, tiene la facultad exclusiva de emitir billetes y acuñar monedas, con forme al artículo 28 y siguientes de su Ley Orgánica Constitucional. Éste tiene la propiedad intelectual sobre los diseños de los billetes y monedas en actual circulación, según consta la inscripción N°115.594 del Departamento de Propiedad Intelectual, por lo que se encuentra prohibida la publicación o reproducción de ellos en forma total o parcial sin su consentimiento. Su infracción estará sujeta a las sanciones civiles y penales que contemplan los artículos 78 y siguientes de la Ley N° 17.336.

Los billetes que utilizamos hoy en día son:                                     

Billete $500 (Quinientos Pesos)

 

 

  Billete $500    Moneda de $1 (Un peso)
  (Quinientos Pesos)    
       
 

 

  Billete $1.000    Moneda de $5 (Cinco pesos)
  (Mil Pesos)    
       
 

 

  Billete $2.000  

Moneda de $10 (Diez pesos)

  (Dos mil Pesos)     
       
 

 

  Billete $5.000    Moneda de $50
  (Cinco mil Pesos)   (Cincuenta Pesos)
       
 

 

  Billete de $10.000 (Cien Pesos) Moneda de $100
  (Diez mil Pesos)   (Cien Pesos)
       
 

 

  Billete de $20.000   (Quinientos Pesos)                   


CONCLUSIONES 
 
Históricamente se ha demostrado que lo más eficaz para la Economía de un país es mantener un ritmo de crecimiento estable, que perdure en el tiempo, sin que provoque fuertes desajustes. Este crecimiento está dado por el nivel de precios, la producción y el empleo; lo que determina estos tópicos son la inversión, el ahorro y el ingreso que puede tener un país.
 
En esta materia, es el Banco Central quien cumple un rol fundamental en la economía del país, regulando la cantidad de circulante disponible a través de las entidades financieras que debe supervisar y controlar. Las múltiples funciones que ejerce el Banco Central hacen imprescindible la existencia de esta entidad financiera en todos los países y naciones.
 
En relación a los Bancos, uno de los aspectos más importantes es comprender que cumplen una función importante para el nivel de dinero que manejan las personas y las empresas al transferir fondos de las personas y/o empresas con exceso de dinero a las que no lo tienen, previo análisis de si éstas últimas tienen la capacidad de devolver al banco el capital más los intereses.
 
La tasa de interés es lo que regula la capacidad de ahorro de las personas y en el caso de las empresas su capacidad de invertir, lo que tiene como consecuencia un aumento en la producción, y por ende en el empleo.
 
Con respecto al Banco Central, el hecho de que su misión apunte al crecimiento de la Economía, controlando la tasa de inflación, el aumento de la producción y un bajo desempleo, hace que sea la entidad bancaria más importante de Chile.

Su principal función, velar por la estabilidad de los precios, hacen que la oferta de papel moneda si no es excesiva en relación con las necesidades del comercio, y tanto la industria como la gente confían en la estabilidad de la situación, es probable que la moneda se acepte generalizadamente y mantenga relativamente estable su valor. Sin embargo, si esa moneda se emite en exceso para financiar las necesidades del gobierno, se destruirá la confianza en la moneda y ésta perderá rápidamente su valor.
 
Esta depreciación de la moneda suele venir seguida de una devaluación formal o reducción del valor oficial de la moneda mediante un decreto gubernamental. De ahí que el Banco Central tiene la posibilidad de influir en la oferta monetaria del país.  
 
Sin embargo, en definitiva, el Banco Central no tiene un control absoluto, por dos motivos:  

Si la economía se desacelera tratarán de activarla bajando los tipos de interés para impulsar la inversión y con ella el crecimiento.  

Si la economía crece a un ritmo excesivamente elevado, tratará de frenarla en alguna medida, para evitar que surjan tensiones inflacionistas que terminen por afectarle muy negativamente. Para ello aumentará los tipos de interés, así se reducirá la inversión y se frenará en la medida justa el crecimiento de la economía.
 
El Banco Central regula a los Bancos Comerciales y Financieras actuando a través de:  

• La tasa de Interés: es decir, subiéndola o bajándola, ya que si sube el tipo de interés, los créditos que el Banco Central otorgue a las entidades financieras comerciales serán más caros, lo que traerá como consecuencia una menor demanda de ellos (Contracción de la Base Monetaria). Por el contrario, si baja el tipo de interés, los créditos serán más baratos haciendo que los bancos soliciten mayores cantidades de dinero.  

• El encaje Bancario: si éste aumenta la oferta monetaria disminuirá y, por el contrario, si el encaje bancario se reduce, la oferta monetaria aumentará.  

El Banco Central, a través de la Política Monetaria puede controlar con cierta eficacia la evolución del tipo de interés a corto plazo. Pero a largo plazo es el mercado (ley de oferta y demanda) quien los determina.
 
En Relación al Tipo de Cambio y la Política Cambiaria, el Banco Central busca que el tipo de cambio de su moneda sea lo más estable posible, ya que si se aprecia mucho dificultará las exportaciones, lo que se traducirá en un déficit de la balanza comercial y en un mayor desempleo.  

Si se deprecia mucho se encarecerán las importaciones, lo que se traducirá en un fuerte repunte de la inflación.

Como hemos estudiado, la inflación afecta muy negativamente a la marcha de la economía, ya que perjudica a las personas cuyas rentas crecen menos que la inflación, lo que es usual en nuestro país. Además genera incertidumbre, dificultando las inversiones. También debemos tener en cuenta que los productos, al aumentar sus precios, pierden competitividad en el mercado exterior. 

En relación al Banco Central y el Dinero, si el dinero circulando en la economía aumenta (producto de la política monetaria expansiva), y esto no va acompañado de mayor actividad real, no se puede esperar que este sea un mecanismo determinante para la reactivación, sino que sólo implicaría una mayor presión sobre los precios, generando inflación de manera innecesaria.

Bibliografía
 
http://www.bcentral.cl  
http://www.bccr.fi.cr/ndie/Documentos/PI-01-1997R.PDF
http://www.bccr.fi.cr/ndie/Documentos/PI-01-1997R.PDF  
http://www.elprisma.com/economia  
http://www.aulafacil.com/Macro/Lecc-13-macro.htm 
http://www.periodismo.uchile.cl/themoroso/2003/4/historia/carola.htm
http://www.robert.jose.8m.com/R04.htm
 
Economía Segunda Edición
Autor: Larroulete y Mochón
Editorial Mc Graw Gill  

Nota: Es probable que en esta página web no aparezcan todos los elementos del presente documento.  Para tenerlo completo y en su formato original recomendamos descargarlo desde el menú en la parte superior

Paula Olmedo González

dinidanaearrobahotmail.com 

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.