El modelo EFQM y la educación en Venezuela

Autor: Ing. Carlos Mora Vanegas

Formación y capacitación

15-09-2010

Educación es algo que reciben los más, que muchos transmiten y que pocos tienen Karl Kraus.

La educación debe ser siempre una garantía para todos los ciudadanos que están integrados en un país, como para el mismo país que debe velar a través del gobierno bajo su cargo, que esta sea de calidad, de excelencia, que asegure que sus ciudadanos aporten sus conocimientos y le favorezcan en su desarrollo, crecimiento.

En el caso venezolano que nos concierne, la educación en todos sus niveles ha dejado mucho que decir en los últimos años, ha decaído en su contenido, alcance, en lo que se debe proporcionar a través de sus programas que permita utilizar adecuadamente el potencial, creatividad a quienes se le proporciona.

Se ha observado, muy poco interés tanto de los ministerios de educación, como de los encargados de los centros educativos, en garantizar que los programas de estudio cuenten con esa excelencia educativa requerida y garantice resultados favorables. Causa de ellos, es el poco interés en identificarse con las herramientas, conocimientos que conlleven a tener otra visión, dar paso a un nuevo paradigma educativo favorable.

Es muy cierto, cuando se comenta, que los centros educativos cada vez más se han consolidado como organizaciones complejas, en las que los procesos de aprendizaje (que constituyen en gran medida su razón de ser) no pueden desligarse del resto de los procesos que tienen lugar en su seno y que están afectados por un conjunto de relaciones mutuas entre ellos.

Justamente indica centros3.pntic.mec.es, las interacción entre los elementos de un sistema puede dar lugar a realidades o propiedades que no estaban contenidas en las partes aisladamente consideradas.

La calidad educativa de nuestras escuelas debe ser, pues, una propiedad emergente de los centros educativos ya que operan de acuerdo con ciertos principios de funcionamiento que toman en consideración esa complejidad. Se entiende, así, que actuando convenientemente sobre un cierto número de factores críticos, sus interacciones de refuerzo facilitarán la labor de la mejora de la calidad.

Definitivamente, por tanto se dice, que la gestión de calidad en los centros docentes ha de ser, pues, global, incidiendo sobre las personas, sobre los recursos, sobre los procesos y sobre los resultados; promoviendo sus acciones recíprocas y orientando el sistema, en su conjunto, hacia ese estado cualitativo que caracteriza a las instituciones educativas excelentes.

Los centros educativos han de ser capaz de corregir sus errores, de aprender de la experiencia, de tomar en consideración los requerimientos de un entorno cambiante y de desarrollar y consolidar esquemas de comprensión y de acción en su orientación permanente hacia el logro de los fines, las metas y los objetivos que le son propios.

Por su puesto, la consolidación de los centros educativos como organizaciones de calidad requiere la realización de ciclos completos de aprendizaje y el desarrollo de procedimientos autocorrectivos que hagan posible la mejora continua de sus procesos y de sus resultados.

Además, la mejora de la calidad de los centros educativos se constituye en una exigencia ética. Y una ética renovada de la profesión ha de conducir las acciones individuales hacia la atención de los mejores resultados educativos posibles. El aprendizaje organizacional requiere de procedimientos ordenados y sistemáticos, así como de mecanismos para la corrección de errores pero, sobre todo, requiere de voluntad por aprender que, en este contexto, resulta equivalente a la voluntad por mejorar.

Los Centros educativos en pro de mejorar, garantizar una excelencia académica favorable, que permita el que su funcionamiento, proactividad, resultados sean positivos, deben valerse de herramientas, nuevos modelos que le indique como deben funcionar de tal forma que se logre lo que debe alcanzar.

Uno de los modelos que contribuyen en ese logro es el EFQM, que permite revisar las principales fases del proceso educativo, su contenido, operatividad, satisfacción, resultados.

Tómese en cuenta como se dice, que el paradigma de análisis que utiliza el EFQM se considera muy útil por incluir valores, procedimientos y actitudes, todo aquello que permita alcanzar resultados buenos.

Se señala además, que el EFQM se perpetúa como un marco ordenado y sistemático, estructurado y estructurante, que estimula y facilita la reflexión continua sobre cuál es la posición de partida y sobre cómo mejorar la calidad del centro, a fin de ofrecer a la sociedad un servicio educativo público de calidad permanentemente. Es una satisfacción también que la comunidad educativa asuma que el proceso de calidad no va a parar.

Ing. Carlos Mora Vanegas - camv12arrobahotmail.com

El Dr. Mora es Ingeniero - Administrador, Profesor Titular en el Área de estudios de Postgrado de la Universidad de Carabobo (Venezuela).

Comentarios
comments powered by Disqus

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.