Evaluación de la gestión educativa. Reflexiones

  • Otros
  • 4 minutos de lectura

Introducción

En el presente documento se intenta dar respuesta a la pregunta planteada en el título ¿Cómo podemos evaluar la gestión?, entendido que el concepto de evaluación es uno de los más amplios y por qué no ambiguo. Como cualquier proceso de evaluación no existe un molde o formato rígido que se deba seguir para evaluar, si bien hay sugerencias que pueden servir de base pero deben ser adecuadas a las características y necesidades del contexto.

Se debe considerar que cualquier proceso de evaluación consta de varios momentos y diferentes direcciones de evaluación: ascendente, descendente, colateral, autoevaluación, diagnóstica, sumativa, formativa, metacognición, evaluación, etc.

Resumen

La gestión educativa se refiere a las actividades que realizan los participantes del proceso educativo con el afán de mejorarlo. Dentro de las actividades que se realizan se pueden enumerar el favorecer el trabajo colegiado, tomar en cuenta las características y necesidades de los involucrados, etcétera; podría decirse que tres líneas clave para la evaluación de la gestión educativa, en la mayoría de los países, son: cobertura, eficiencia y calidad educativa.

Al hablar de calidad educativa forzosamente se habla de equidad, entendiendo que la finalidad del proceso educativo es formar individuos en su condición de seres humanos y que la educación satisfaga sus necesidades, incluyendo las conductas ciudadanas (hábitos, valores, normas) que ayudan a poner en práctica los conocimientos. Cabe señalar que en el ámbito educativo los objetivos se alcanzan momentáneamente, pues apenas se logran surgen nuevas necesidades y situaciones que demandan elevar los objetivos.

Para considerar que la gestión procura la cobertura, eficiencia y calidad se deben analizar los procesos, como el de entrenamiento metodológico conjunto en el que se vinculan los elementos organizativos; otro proceso es el sistema de trabajo donde se garantice la organización, misma que es indispensable para lograr la calidad y eficiencia; y un tercer proceso es la evaluación interna, externa y autoevaluación. Es necesario analizar el método científico que garantiza la vinculación de estos procesos y elementos para llegar a la evaluación sistémica de la gestión educativa.

La evaluación es un punto clave en el desarrollo de cualquier proyecto, y tiene repercusión directa en el trabajo y la evolución de la organización. Generalmente la metodología de trabajo consta de procesos que son: planificación, actuación, recogida de datos y, finalmente, la evaluación que es, a su vez, el punto de partida para la siguiente planificación. Una evaluación pretende realizar un análisis y reflexión que tenga como consecuencia mejorar y/o progresar; además, es un ejercicio de responsabilidad. El fin último de la evaluación es la mejora del trabajo de la organización y de sus propuestas.

Evaluar significa recoger y analizar sistemáticamente una información, que nos permita determinar el valor y/o mérito de lo que se hace. Pero no podemos olvidar que ante todo debe ser útil y práctica y ha de ser una práctica asumida en la entidad y con una periodicidad establecida. Cómo mínimo se debe realizar una evaluación general al cierre de cada año que nos sirva de orientación y mejora para la planificación del siguiente. Todos los proyectos y programas deben ser evaluados independientemente de las evaluaciones generales.

El método para evaluar la gestión educativa surge en Cuba, es de carácter universal, promueve el liderazgo, posibilita la integración de las acciones para lograr la gestión directiva y académica, todos los involucrados en el proceso educativo deben participar de manera activa y democrática, además de perder el miedo a ser observados. Se pueden identificar tres momentos clave en el método, que son: el diagnóstico es el termómetro que indica lo que falta; el trabajo con los estándares, planeación, demostraciones y observación desde el salón de clase; y las conclusiones,  elaboradas de manera conjunta por los involucrados,  de cómo les fue en la clase a partir de una autoevaluación.

El fichero para la evaluación de la gestión analiza acciones tales como la planeación, las actividades, el liderazgo, la organización, la colaboración desde su origen hasta su desenlace, así como la relación que existe tanto entre los factores como entre los actores. Entre los parámetros para evaluar la gestión educativa están:

  • Grado de cumplimiento de los objetivos.
  • Consideración de las características del entorno.
  • Administración de recursos.
  • Tendencia a la mejora.
  • Enfoque de la empresa hacia la creación de valor.
  • Vinculación entre las acciones y los objetivos.
  • Comunicación e interacción entre los involucrados.
  • Toma de decisiones.

En resumen la evaluación de gestión sirve para tener una mejor administración de tiempos y recursos, identificar las debilidades y fortalezas, tomar decisiones, identificar las necesidades, realizar adecuaciones, etcétera. Además pretende mantener y/o mejorar el nivel de competencias y habilidades a través del diseño de acciones específicas, que permitan realizar los planes de entrenamiento y capacitación de manera individuales que favorezcan el aprendizaje del alumno.

Comentarios

La evaluación no se trata de criticar sino de colaborar, es decir, en el proceso se identifican los puntos deficientes de la gestión para de manera colaborativa sugerir, diseñar y/o buscar la forma de transformarlos; cabe mencionar que no se trata de identificar dichos puntos como un factor aislado, sino como parte de un todo, con causas y consecuencias, de manera que al aplicar los cambios se vean reflejados en todo el proceso y por ende en los resultados obtenidos.

Otro punto que se debe resaltar es que, si bien la evaluación va dirigida a un factor determinado en este caso la gestión, no se puede realizar de manera aislada, por lo que es necesario evaluar todos los factores y actores desde diferentes ángulos: evaluación por jerarquías, evaluación colateral, autoevaluación, etc., de manera que la evaluación no sea solo asignar un valor a la acción sino detectar las causas y consecuencias del por qué esos resultados, a fin de poder trabajar en las deficiencias y mejorar los resultados.

Dentro de los puntos que consideran las ficha son la pertinencia es decir que se relacione con el proyecto y el contexto, sensibilidad refiriéndose a que se debe reflejar un cambio, relevancia pues debe ser punto clave en la toma de decisiones, accesible es decir que la información sea de fácil acceso y un lenguaje familiar, entre otros.

En la realidad de la escuela pública aun es necesario trabajar en el sentido de la organización, pues como se plantea es posible que sin organización exista cobertura pero ni puede haber eficiencia ni calidad, es importante entonces reorganizar en caso necesario para mejorar, así como propiciar el liderazgo y la madurez que permitan reconocer las habilidades y virtudes del otro como un complemento y no como una competencia o rivalidad.

Fuente:

http://www.educarchile.cl/ech/pro/app/detalle?id=140155

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
García Luna Betzabé. (2016, marzo 19). Evaluación de la gestión educativa. Reflexiones. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/evaluacion-la-gestion-educativa-reflexiones/
García Luna, Betzabé. "Evaluación de la gestión educativa. Reflexiones". GestioPolis. 19 marzo 2016. Web. <http://www.gestiopolis.com/evaluacion-la-gestion-educativa-reflexiones/>.
García Luna, Betzabé. "Evaluación de la gestión educativa. Reflexiones". GestioPolis. marzo 19, 2016. Consultado el 9 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/evaluacion-la-gestion-educativa-reflexiones/.
García Luna, Betzabé. Evaluación de la gestión educativa. Reflexiones [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/evaluacion-la-gestion-educativa-reflexiones/> [Citado el 9 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de pagedooley en Flickr