Estanflación

  • Economía
  • 3 minutos de lectura

En notas anteriores referíamos cuestiones vinculadas a la Inflación, una variable compleja de no controlarse, símil a una moneda de dos caras, una cara la ve el Consumidor soportando el “incremento de los precios” en productos y servicios, la otra cara es advertida por la Ciencia Económica bajo el fenómeno de pérdida del valor monetario, tal si fuera un billete que “se achica” en modo constante.

Hago esta breve introducción ya que conceptualmente la Estanflación se vincula a la Inflación.

Técnicamente la Estanflación es la fusión o el cruce de dos eventos:

1) Crisis Económica: en cualquier situación admisible, sea desaceleración económica, retroceso del PBI, baja en la actividad industrial, caída de la Demanda Agregada y así. 2) Inflación: pérdida de valor del billete, como mencionaba anteriormente visualizada por el Consumidor como un incremento constante de precios.

Convengamos… cuestión compleja por lo mencionado en líneas superiores, ¿Cómo es posible que la actividad económica decrezca en simultáneo al incremento en las Arquitecturas de Precios de la Oferta Agregada?, ¿cómo se entiende desde la visión empresaria que producción/ventas caigan -actividad industrial- y se opte por incrementar precios?

A todas luces podemos comprender que la Estanflación es uno de los escenarios económicos más inclementes que puede vivir un País modificando por ejemplo la composición del Ingreso P x Q (Precio x Volumen).

Por lo general, las Naciones que sufrieron o sufren un contexto de Estanflación lo padecen como efecto de no haber resuelto en su momento una alta Inflación, no haber atendido el crecimiento de la Capacidad Productiva del País, sumado a otros aspectos conexos a estos, final de la historia: un gran desorden de variables económicas; por supuesto, hay salida a estos críticos estados de desarmonía económica.

Como muchos Economistas indican, la Estanflación puede ligarse a un proceso de Inflación de Costos, en donde el Actor Económico Productivo por excelencia –“La Empresa”- no tiene otra alternativa que incrementar precios para sostener un marco “razonable de rentabilidad” escrutando una aceptable línea de flotación.

Sabemos que los actores económicos son tres: Estado, Empresas y Familias (Consumidor). Asumo en íntima convicción que la Estanflación debe resolverse desde lo Micro Económico para ordenar consiguientemente las Macro Magnitudes. Es fundamental enconar la Estructura de Costos de las Industrias para contribuir desde el Estado y Centros de Conocimientos, a propuestas optimizadoras de costeo, entiendo que ese es el inicio de la solución técnica, trabajando fuertemente en la reducción de Costos Industriales será factible su contracción, de carácter métrico será viable la baja de precios por simple lógica numérica.

El Conocimiento, la Innovación, El Pensamiento, juegan un papel preponderante en esto, si las Empresas logran atenuar sus costos la razón indica que el precio al consumidor final será menor en la góndola, como podemos concebir, la salida de la Estanflación da comienzo en lo Microeconómico, actuando el Estado y la totalidad de las Industrias en fin de alcanzar ese achique de costos. Superado este primer paso, se debe revisar el impacto Macro económico, es decir … de qué manera se incentivará el Consumo regional para robustecer su Volumen, cómo seguiremos incentivando la baja del costo del capital (Interés) propendiendo a rebajar dichas Tasas de modo tal que el acceso al Crédito con destinos Productivos se facilite, orientar el Gasto Público de Infraestructura para coadyuvar el desarrollo industrial, oteando sin descanso el Tipo de Cambio con el propósito de favorecer las Exportaciones sin resentir Importaciones.

Conclusión: Nadie puede negar que el driver de crecimiento de un País está dado en el bienestar del “tejido empresario”, por lo tanto toda medida colaborativa que el Estado pueda propiciar al sector industrial es más que necesaria, no obstante esto signifique un guiño favorable a una perspectiva liberal de la economía, es la forma más directa de fomentar la baja de costos con lo cual se facilita la recuperación de la Demanda Agregada, situación que implica una mejora en el Consumidor, consideremos también su doble rol: por un lado genera renta en su perfil de trabajador generador de valor, a la vez de reintegrar a las industrias parte de esa renta por la adquisición de lo producido, alcanzando el gráfico virtuoso de Renta/Inversión, Renta/Reinversión. Si esta receta de claro corte liberal soluciona los factores micro-económicos, las facetas macro-económicas se resolverán con mayor velocidad.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Papadópolos Ángel M.. (2016, marzo 8). Estanflación. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/estanflacion/
Papadópolos, Ángel M.. "Estanflación". GestioPolis. 8 marzo 2016. Web. <http://www.gestiopolis.com/estanflacion/>.
Papadópolos, Ángel M.. "Estanflación". GestioPolis. marzo 8, 2016. Consultado el 7 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/estanflacion/.
Papadópolos, Ángel M.. Estanflación [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/estanflacion/> [Citado el 7 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de villes en Flickr