El liderazgo como base de nuevas estrategias en las pymes

Resumen

Del liderazgo se ha hablado mucho, debido a su importancia en la historia de las organizaciones, ya sea sociales, políticas o económicas, etc.  Siempre ha sido un tema debatido entre los grandes negocios, sin embargo, no importa si en la organización el líder nace o se hace, es indudable que gente líder es valorada en toda empresa por ser impulsor y ser generador de valor agregado a ella. El liderazgo aplicado a los fines organizacionales  es el factor detonante para la conducción a la concesión de la meta o logro organizacional. Desde siempre las empresas que tienen bien definidos sus planes desde donde están y hasta donde quieren llegar son las que han podido avanzar y posicionarse con el paso de los años. Entonces estratégicamente establecer un líder que conduzca al equipo y que logre los resultados esperados es la meta básica de toda empresa. En la actualidad la gran competitividad es un impulsor para mejorar.

Introducción

Cuando se analiza la estructura económica de un país encontramos la coexistencia de empresas de todo tipo y tamaños en lo que concierne a nuestro tema de estudio analizaremos a las PYMES y su desarrollo en adherencia al liderazgo empresarial, que más allá de administrar será el hecho de saber dirigir y conducir al equipo de trabajo a la participación conjunta de los objetivos.

Explorando un poco sobre la organización de las empresas analizaremos cuales son los beneficios e inconvenientes de las PYMES y de la aplicación del liderazgo a a partir de la necesidad de crecimiento, organización y producción.

Estudiaremos el liderazgo como estrategia básica para el desarrollo de las pymes.

El liderazgo como base de nuevas estrategias en las pymes

Antecedentes

Un panorama amplio y en el cual hemos podido apreciar la evolución humana iniciando desde las antiguas civilizaciones como Sumeria, Babilonia, China y griega, etc. pasando por las organizaciones militares y de la iglesia Católica, recorriendo la edad media y finalizando en la Revolución industrial, periodos en los que se identificaron las cualidades o características de los líderes que en la actualidad se deben potenciar de manera significativa para generar impacto positivo en la sociedad.

La palabra “Liderar” viene de lead, vocablo común a todas las antiguas lenguas del norte de Europa (holandesa, alemana, anglosajona, noruega) y significa ‘senda, ruta, curso de un barco en el mar, trayecto’. Significado que permanece más o menos inalterado en lenguas. Por lo consiguiente podemos definir que un líder acompaña a la gente en un trayecto, guiándola hacia su destino. Esto a su vez implica mantener  unido al grupo mientras lo conduce hacia la dirección correcta. Sin embargo esto parece ser un ciclo en el que si no te renuevas la competitividad te absorbe y es por ello que analizaremos el liderazgo desde la necesidad más grande que padezca la organización o grupo

El liderazgo es definido como “La relación de influencia que ocurre entre los líderes y sus seguidores, mediante la cual dos partes pretenden llegar a cambios  y resultados reales que reflejen los propósitos que comparten. El liderazgo implica influir en las personas con el objeto de propiciar un cambio que llevara hacia un futuro deseable”.  (Daft, 2006, pág. 5)

De igual forma definamos que es  una estrategia: es un es un conjunto de decisiones importantes que regulan el comportamiento de una organización, y por lo tanto no se le utiliza para referirse a una decisión particular.

Durante la Segunda Guerra Mundial la mayor parte de las Empresas de Europa fueron destruidas, como debían recuperarse de una manera rápida, la solución a esta situación fue la creación de pequeñas y medianas empresas (PYMES).

En el caso de México, las PYMES han ayudado a descentralizar las grandes ciudades y a que pequeños poblados se urbanicen, logrando exportar en algunos casos sus productos, ejemplo de esto es el café que en algunas regiones de Veracruz, su sabor al paladar es delicioso, con calidad de Exportación, aceptado en varios mercados internacionales. Antes de identificar la importancia de la PYMES en México, comenzaremos por analizar su significado. Arthur Anderson en 1999, en su libro Diccionario de Economía y Negocios, las define como “Una Unidad Económica de Producción y Decisiones que, mediante la Organización y coordinación de una serie de Factores (Capital y Trabajo), persigue obtener un beneficio produciendo y comercializando productos o prestando servicios en el mercado”.

Conjuntando estos tres términos obtenemos como resultado la aplicación del liderazgo como estrategia básica para el crecimiento y manejo correcto de las PYMES y como factor importante al líder quien se encargara de dar rumbo y significado a dichas estrategias que proporcionen eficacia y competitividad a la organización. Al evaluar la evolución, se pueden definir las cualidades utilizadas por cada personaje a lo largo de la historia que le permitió trascender, como es el caso de Moisés, con actitud positiva, carácter, disposición de escucha y carisma con la autodisciplina, el compromiso y la visión de futuro. El líder y sus cualidades, así como la manera en que dirige es nuestro enfoque de estrategia productiva.

Desarrollo

El liderazgo cuenta con un gran número de razones que le dan la importancia que hasta ahora ha ido cobrando por lo que resulta necesario abordar este tema en las micro, pequeñas y medianas empresas debido a la situación en la que se encuentran inmersas: los procesos de globalización en los que el intercambio de productos, así como la producción misma, se han transformado y adaptado al desarrollo tecnológico, a los nuevos métodos de producción y comercialización, pero sobre todo, a la velocidad con que cambian los mercados, hoy puede estar nuestro negocio fuerte, seguro; pero si no nos adaptamos al creciente desarrollo de la tecnología el día de mañana será muy incierto. A partir de ello muchas empresas extranjeras han invadido los mercados de empresas nacionales.

La importancia de las Pymes como unidades de producción de bienes y servicios, en nuestro país y el mundo justifica la necesidad de dedicar un espacio a su conocimiento.

Debido a que desarrollan un menor volumen de actividad, las Pymes poseen mayor flexibilidad para adaptarse a los cambios del mercado y emprender proyectos innovadores que resultaran una buena fuente generadora de empleo, sobre todo profesionales y demás personal calificado.

En la casi totalidad de las economías de mercado las empresas pequeñas y medianas, incluidos los micro emprendimientos, constituyen una parte sustancial de la economía.

La nueva y creciente competitividad ha desestabilizado no solo a muchas micro, pequeñas y medianas empresas sino a sectores industriales completos que no contemplaban una situación tan extrema; en general, el ambiente de turbulencias (océano rojo) en el que están inmersas la gran mayoría de las empresas produce cambios en las preferencias de los consumidores y muchas veces parece incontrolable por dichas empresas.

“toda esta actividad está llevando a las empresas de casi todo el mundo a replantearse sus estrategias, políticas y métodos rutinarios de actuar y operar en el mundo de los negocios. Como consecuencia, se está pidiendo a miles y miles de gerentes ejecutivos que desarrollen nuevos productos, nuevos canales de distribución, nuevos métodos de comercialización, nuevos métodos de producción, nuevas estrategias financieras y un sinfín de situaciones que demandan actualización e innovación constante” (Kotter, 1999, pág. 45).

También se está recurriendo a cientos de personas para que ayuden a la organización a poner en práctica dichas ideas, imaginar que es lo que hay que hacer en un entorno totalmente lleno de incertidumbre provocada por una intensa actividad competitiva y conseguir que otros, a menudo  muchos otros, acepten una nueva forma de hacer las cosas, exige técnicas y actitudes que la mayoría de los gerentes simplemente no necesitaban en las épocas de relativa tranquilidad de las décadas de los cincuenta, los sesenta y principios de los setenta. Esto exige algo más que experiencia técnica, capacidad administrativa y conocimientos de gestión tradicional, también exige “Liderazgo”.

Actualmente, ante la creciente ola de competencia e innovación empresarial, se requieren más y mejores líderes, gente con una amplia visión y con gran confianza en sí mismo. Sin esas personas no hay forma de que haya prosperidad en las empresas. “Una buena administración y una buena gestión ya no son suficientes. Cada vez se hace necesario contar con liderazgo en la producción” (Kotter, 1999).

Ante las circunstancias mencionadas, las empresas nacionales, en especial las micro, pequeñas y medianas empresas, necesitan nuevos métodos, técnicas  y estructuras flexibles que les faciliten adaptarse en forma inmediata a las demandas que requieran los mercados locales pero en especial los mercados globales, para ello, los empresarios que dirigen y coordinan dichas empresas deberán sustentar un liderazgo acorde con las nuevas condiciones que marca la dinámica económica de un mundo globalizado, en el cual se encuentra inserto México.

Importancia

En los últimos años la telefonía móvil, el internet y el correo electrónico han impactado decisivamente a la organización de las empresas y en los estilos de liderazgo. La comunicación en tiempo real ha facilitado el trato más ágil entre las diferentes estructuras de las empresas. En el mercado también se han generado cambios, de tal manera que prácticamente se han eliminado los tiempos de espera, los clientes ahora exigen soluciones inmediatas, y requieren poder hablar en el momento con la persona idónea, esto por tanto es un gran reto para el líder empresarial.

La importancia del liderazgo en las micro, pequeñas y medianas empresas es mayor y fundamental comparativamente con situaciones estables y dinámicas del mercado previsible. Para ubicar el campo de acción del liderazgo se establece, en primer lugar, la diferencia entre lo que corresponde a las acciones de la administración y a las propias del liderazgo. Según Hotgetts  y Altman, “la administración es el proceso  de hacer que las cosas se realicen a través de otras personas, mientras que el liderazgo forma parte del trabajo de un administrador; el liderazgo es el proceso de influir en las personas para encauzar sus esfuerzos hacia la consecución de una meta o metas específicas.

Como podemos observar, existe un consenso por parte de ambos autores con relación con relación a que el liderazgo implica la dirección, influencia y guía hacia los objetivos y metas del grupo, de igual manera que el liderazgo implica motivar a las personas para comprometerlas en las diferentes acciones, para así estar en posibilidad de satisfacer los motivos de los seguidores.

Tomando en cuenta que las condiciones de trabajo con el paso de los años han sufrido permanentes cambios, los instrumentos tecnológicos que se utilizan en los diferentes sectores y áreas de trabajo, requieren para su uso mayor conocimiento de los trabajadores; el liderazgo que debe ejercer el líder en la actualidad es diferente, debe ser un agente de cambio; por ello es importante conocer que cualidades y talentos se requieren para ser un buen líder en este nuevo milenio.

Funciones del liderazgo

Analicemos ahora las funciones que permiten al líder poder lograr la tarea, mantener al equipo de trabajo unido y poder alcanzar la meta, son la clave para que obtenga un desempeño exitoso:

“Según Adair las funciones del liderazgo son:

  1. Establecer objetivos. Por lo que se deberá definir o identificar el propósito, los fines y los objetivos de la organización.
  2. Planear. Es importante asegurar que haya un plan, de ser posible acordado para lograr el objetivo. Esto hace fácil la comprensión y definición de ir de donde se está y llegar a donde se quiere.
  3. Instruir. Es importante comunicar claramente el objetivo y el plan.
  4. Controlar. El control, la supervisión y el seguimiento se refieren todos al proceso.
  5. Evaluación. Si no se evalúa el desempeño, no se tiene material para dar una retroalimentación el grupo o equipo de trabajo.” (Adair, 2007, pág. 41)

Si analizamos con precisión  este punto  todas y cada una de las funciones hace alusión al proceso administrativo, por ello es necesario que el líder tenga bien definidos los objetivos de la organización y que sepa involucrar a las personas o equipo de trabajo a su cargo.

Intervención de las pymes

Generalmente  asociamos  a la pequeña y mediana empresa con la generación de empleo sin indagar demasiado en el tema. El argumento que esgrime para formular tal afirmación se basa en la idea de que estas empresas utilizan más mano de obra y menos capital que las grandes, lo que a su vez va asociado con una realidad, que es la oferta creciente de mano de obra, y la falta crónica del capital. Esta afirmación no es del todo cierto si bien las pequeñas y medianas empresas pueden tener como defecto la multiplicidad de funciones y la falta de aplicaciones tecnológicas que permitan aumentar la productividad. También es cierto que en México son la principal fuente de trabajo y que sin su crecimiento el número de personas económicamente activas seria mucho menor. Es necesario aclarar que la actualización constante de las pymes así como ejercicio del liderazgo bien aplicado.

Inconvenientes

Según investigaciones  se afirma que las pymes son en su mayoría dirigidas por sus propios dueños que en ocasiones presentan mucho grado de desconocimiento de la dirección de una organización, su ambiente de trabajo, su definición de objetivos y metas asi como el trabajo en equipo.

Dentro de los inconvenientes que esto podría traer consigo encontramos que estas pueden ser si no se ejerce un liderazgo bien aplicado; volátiles, sensibles a entornos negativos, desinformadas y no comunicadas, bajo volumen en su producción y ventas, retraso tecnológico, carencia de estrategias para crecer, dificultades de gestión, baja productividad y crecimiento no planificado.

Como vimos los riesgos son muchos y pueden ocasionar la quiebra o el fracaso total de la pyme.

Ventajas del liderazgo en las pymes

La cultura organizacional y la buena administración no son aspectos adheridos sólo a las grandes empresas. Para una pyme es fundamental entender cómo crear un buen líder, más aún cuando éste es el mismo dueño.

Justamente, la gran diferencia del líder pyme con respecto de su par de las grandes ligas es que, en la mayoría de los casos, es el mismo dueño quien encabeza todos los cambios. O sea, de él y de su ejemplo dependen que sea exitosa una nueva organización de los empleados, el cambio de metas, la adaptación a mercados nuevos o simplemente un “ajuste de tuerca” en el funcionamiento de los procesos productivos.

Si analizamos a Simone Hartard, directora académica del Centro de Liderazgo Estratégico de la Universidad Adolfo Ibáñez, un empresario pyme debe considerar que tiene una posición de autoridad dentro de la empresa tremendamente fuerte, lo que les facilita las cosas porque son escuchados. Pero también tiene ciertas barreras, ya que es el encargado de establecer las normas necesarias, lo que produce una cierta tensión.

“Un buen líder comienza preguntándole a sus empleados acerca de cómo creen ellos que deben hacerse las cosas, pero en la pyme esta metodología es muy difícil, ya que muchas veces el líder es el mismo dueño de la empresa y posee un rol más autoritario. La pyme es más estática y no está acostumbrada a los cambios fuertes. Por eso, es importante que, en una primera etapa, el líder trabaje de forma muy cercana con su equipo”, explica la especialista.

Entonces tenemos que las organizaciones dependen, para crecer y per¬durar del liderazgo de sus dirigentes y esto es válido para las que tienen fines de lucro y las que no. Ya que las organizaciones dependen del líder, necesitamos ver qué aspectos de éste son importantes. Un buen líder debe reunir cuatro condiciones; compromiso con la misión, comunicación de la visión, confianza en sí mismo e integridad personal.

En su formación y desarrollo las PYMES se hacen cada vez más fuertes cuando el líder tiene la capacidad de definir que propósitos p3ersigur la organización y aplica los métodos adecuados para la realización de los proceso. El modo empírico de administración y dirección de las PYMES ha pasado a la historia, por lo que actualmente se exige más por parte de los clientes.

Actualmente en el estado de Quintana Roo, como a nivel nacional las PYMES han ido cobrando fuerza y se han convertido en garantía de progreso, proveedoras de bienes y servicios, ayudan a la movilidad social, aportan a la productividad global, equilibran la sociedad y son un sostén de la demanda.

Conclusiones

Como recomendaciones generales, para tener un liderazgo más efectivo hay que tratar de dar espacios para la creatividad de la gente. O sea, cómo creen ellos que deben hacerse las cosas y dejar que las hagan. Esto es, devolverles las responsabilidades y que solucionen sus problemas, para que así se den cuenta lo que es llevar las riendas de un proyecto o equipo

Otra de las cosas importantes para ejercer el liderazgo es mantenerse siempre muy cerca de las personas que piensan distinto al resto y al líder, aspecto que generalmente no se hace en la pyme. En la mayoría de los casos se tiende a aislar a este tipo de empleados, pero la verdad es que escucharlos significa conocer los puntos flacos que pueden existir en el líder y cuáles son las causas de las resistencias.

A pesar de que actualmente las técnicas para entender el liderazgo y la cultura organizacional crecen a pasos agigantados, a la pyme le queda aún mucho camino por recorrer. En general, a las pymes les falta mucha capacitación para entender el proceso de liderazgo y tienden aún a confundirlos con el concepto de autoridad. Y es lógico. En los últimos años han estado preocupadas de otras cosas, como sobrevivir ante problemas económicos y varias crisis financieras. Entonces el liderazgo en la actualidad está funcionando como pionero del crecimiento productivo y organizacional de las pymes.

Referencia

  • Adair, J. (2007). No Jefes sino Lideres. FC Editorial.
  • Daft, R. L. (2006). La Experiencia del Liderazgo. Vanderbilt: Cengage Learning Editores.
  • Kotter, J. (1999). What leaders really do. Harvard University.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Vázquez Ribón Damaris Johana. (2013, diciembre 3). El liderazgo como base de nuevas estrategias en las pymes. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/el-liderazgo-como-base-de-nuevas-estrategias-en-las-pymes/
Vázquez Ribón, Damaris Johana. "El liderazgo como base de nuevas estrategias en las pymes". GestioPolis. 3 diciembre 2013. Web. <http://www.gestiopolis.com/el-liderazgo-como-base-de-nuevas-estrategias-en-las-pymes/>.
Vázquez Ribón, Damaris Johana. "El liderazgo como base de nuevas estrategias en las pymes". GestioPolis. diciembre 3, 2013. Consultado el 4 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/el-liderazgo-como-base-de-nuevas-estrategias-en-las-pymes/.
Vázquez Ribón, Damaris Johana. El liderazgo como base de nuevas estrategias en las pymes [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/el-liderazgo-como-base-de-nuevas-estrategias-en-las-pymes/> [Citado el 4 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de sumofmarc en Flickr