Auditores serán las cabezas de turcos

Autor: Jorge E. Pereira

Ética empresarial

03-2007

El mes de Mayo pasado, cuando Paul Sarbanes, senador Demócrata de Maryland, presentó un proyecto para crear un nuevo sistema para regular y poner penas más fuertes a los ejecutivos de las empresas que procedieran en forma irregular, pocos creyeron conseguiría respaldo alguno. Mucho menos que llegaría a coovertirse en Ley.

Cuando los representantes de Worldcom reconocieron un fraude de $4 mil millones de dólares, se desató una verdadera ola de cólera en torno a las irregularidades corporativas. No teniendo otra cosa que hacer, frente al clamor público generalizado, el Senado de los EE.UU. votó mayoritariamente una enmienda en ese sentido, pese a los e$fuerzo$ desenfrenados de los cabilderos de Washington. Con revelaciones casi diarias de nuevos escándalos, incluyendo una investigación del Security Exchange Commission (SEC) a Time Warner AOL, uno de los gigantes de los medios de difusión, la reforma legislativa fue finalmente aprobada.

Los negociadores del Senado y la Cámara de Representantes llegaron a un acuerdo el 24 de julio pasado, para afinar los detalles de una Ley que podría pasar rápidamente por la aprobación de ambas cámaras. El proyecto fue finalmente firmado por presidente Bush, se convertió en Ley. 

Para los profesionales de la contabilidad, el aspecto más duro de la nueva legislación es la prohibición total de dar nueve clases de servicios no relacionados con la auditoría. Estos incluyen: desarrollo de sistemas financieros de información, servicios legales y actividades bancarias de inversión. En el futuro, cualquier trabajo que no sea de estrictamente de auditoría, que se contrate con firmas contables, deberá ser aprobado previamente por el Comité de Auditoría de la Compañía cliente. El proyecto de Ley, sin embargo, no fuerza a las firmas de auditoría rotar a sus clientes cada cierto tiempo, requisito que está en vigencia en Gran Bretaña. 
[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]
La nueva Ley creará una Junta Controladora que supervisará la auditoría de empresas que ofrecen acciones al público (public companies) con el poder de investigar y poner multas a los auditores. Para mayor preocupación de los contadores, que hasta ahora se regulaban a sí mismos, la Junta será independiente tanto de la forma que se financia y contrata personal, teniendo también poder para fijar los estándares de auditoría. 

La nueva legislación da jurisdicción a la Junta Controladora, sobre las firmas de auditoría extranjeras que auditan empresas de los EE.UU., lo cual no será muy bien visto en la Comunidad Europea. 

El proyecto de Ley presentado por el congresista Sarbanes, será seguramente modificado dando más poder al Security Exchange Commission, y aumentando los castigos para los Ejecutivos. La violación de la nueva obligación de certificar la veracidad de los registros contables tendrá una pena de 20 años de prisión inconmutable. El activo cabildeo (lobbying) de las compañías puede hacer posible que esas penas no se apliquen a los miembros de las Juntas Directivas, sino únicamente a los Ejecutivos Altos de las áreas Administrativa y Financiera.

Las nuevas medidas - calificadas de draconianas - serán muy dolorosas para altos ejecutivos y firmas de auditoría. Algunos republicanos han manifestado que son demasiado duras. Pero, entendiendo que el delito corporativo será el tema principal en las elecciones del Congreso a fines de año, los políticos se han visto obligados a hacer algo para restablecer la confianza en la democracia, en los negocios y en el caído mercado de valores.

No hay duda que los escándalos corporativos han lastimado seriamente a los Republicanos y al presidente Bush. Los negocios en los EE.UU. se basan en la confianza, como ha dicho Grinspan. Cuando juraron al nuevo presidente en Enero del 2001, el promedio industrial Dow Jones estaba fijo en 10.600. La última semana de Julio el índice Dow estaba debajo de 8.000. Es una caída superior a la del 24% que Herbert Hoover sufrió en sus primeros 18 meses en la presidencia, la cual incluyó la caída de Wall Street en 1929. 

Juzgando por el conocido índice Standard & Poor's que incluye 500 acciones, el primer año de Bush Jr. ha sido el peor año de la economía registrado en la historia del país del Norte. 

Los Republicanos están comenzando a preocuparse ya que si la economía se desliza nuevamente dentro de la recesión el año próximo, Bush Jr. podría incluso perder su reelección en el 2004. Todo depende ahora de la nueva legislación, y el poder que tenga de prevenir los abusos corporativos y restablecer la débil confianza en el mercado de valores.

[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Jorge E. Pereira

MERCADEO.COM

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.