Una técnica para producir ideas

Autor: Arturo Orbegoso G

Innovación y creatividad

08-2005

A menudo nos asalta la urgencia de contar con nuevas ideas para resolver algún problema. En dicha situación somos víctimas de la ansiedad, el stress y, por qué no, de la desesperación.

De entre las varias estrategias para producir ideas, quiero exponer una de las más sencillas.

Aunque tal vez resulte injusto atribuirle la completa autoría de esta técnica a una persona, sí podemos citar su antecedente más conocido.

Un ejercicio que han popularizado varios investigadores en psicología es aquel que consiste en hallar la mayor cantidad posible de relaciones entre dos temas, objetos o fenómenos.

De hecho, este ejercicio se encuentra entre los que se exigen en los tests de creatividad.

A modo de anécdota citaremos que uno de sus cultores parece haber sido el más grande actor de cine mudo: Charles Chaplin. El y algunos colegas amigos acostumbraban poner en práctica su capacidad oratoria colocando varios temas anotados cada cual en un papel y depositándolos luego en una caja de cartón.

Luego, por turnos, cada persona extraía un papelito y debía improvisar un mini - discurso sobre el tema que les tocaba en suerte. Esto obligaba a que cada quien buscara la mayor cantidad de características del tema y todas las relaciones posibles entre ellas.
[http://www.gestiopolis.com/estilos/primer-scroll.htm]
Pues bien, si Usted desea incrementar su capacidad de producir ideas, le sugerimos un procedimiento similar. Sólo le añadimos una variante: en vez de extraer un papelito, extraiga dos. Esto le obligará a descubrir los vínculos entre dos temas y a fortalecer su capacidad de pensamiento.

Considero que esta práctica puede ser muy provechosa para periodistas, escritores y expertos en tecnología. Es más, varios accesorios que hoy nos son tan familiares surgieron asociando dos realidades aparentemente aisladas.

Por ejemplo, el velcro o -“pega-pega”, como le decimos en Perú- surgió cuando cierto día un sujeto sacó a pasear a su perro por un parque. Y sucedió que esta mascota se revolcó y adhirió en su pelaje gran cantidad de hierba. Esto condujo a pensar a su amo que tal vez una buena alternativa a los botones y cierres relámpago podría ser dotar a las prendas de vestir de dos pequeñas franjas de fibra de diferente textura.

De igual forma, los plumones resaltadores habrían surgido cuando alguien pensó en cómo destacar con una tinta especial ciertas partes de un texto. Esto es, cómo vincular un lapicero o bolígrafo y la luz. Y la mejor tinta o pintura para “iluminar” un texto resultó ser precisamente la fosforescente.

Veamos un ejemplo de la técnica en cuestión. Suponga que Usted es un(a) periodista en busca de un tema original para un artículo o crónica e imagine también que los dos papelitos que Usted extrajo primero son “Religión” y “Deporte”.

Ahora piense: ¿El deporte está reñido con la vida religiosa? ¿Algún deporte es el preferido por los clérigos? ¿Qué lleva a que un deportista destacado sea un fervoroso creyente o, aún más, decida vestir los hábitos? ¿Quiénes, entre los últimos pontífices, eran buenos deportistas o asiduos espectadores?

O si es Usted dueño de un restaurante y quiere incluir novedades en temporada navideña, proceda igual. Suponga que extrae “papas fritas” y “calcetines de Santa Claus ” de su caja de ideas. Ahora pregúntese: ¿Por qué no acompañar las carnes con papas fritas cortadas en forma de pequeños calcetines? ¿Y si vendiera papas fritas en empaques en forma de calcetines?. ¿Y si creara un plato a base de una masa de papa rellena de carne y en forma de calcetín? A los niños les encantan estas cosas.

Hace un tiempo sugerí este ejercicio a un grupo de jóvenes con quien me había reunido. Les pedí que relacionaran las palabras “dulce” y “animal”. Pese a que varios asistentes cayeron en la obvia respuesta de galletas de animalitos, una jovencita sugirió elaborar y promocionar galletas con formas tan originales como mariposa, dinosaurio, etc. Esta idea ha sido usada por algunas marcas de pollo precocido.

Este recurso me ha sido muy útil en mi trabajo como docente universitario.

Dirigiendo Seminarios de Tesis, hacía que los alumnos que aún no tenían un tema definido de investigación colocaran en una caja o bolsa papelitos con nombres de temas dignos de investigarse. Luego los extraíamos por pares y examinábamos en grupo si la relación nos sonaba interesante y digna de profundizarse.

Otro ejemplo. Hace años, con un colega teníamos como tarea escribir artículos semanales sobre temas diversos. A menudo usábamos este técnica y lográbamos elaborar notas que luego nuestros amigos elogiaban como originales.

Una variante consiste en pensar cuán relacionados están tres temas o fenómenos.

Pero recuerde que las mezclas serán más originales si incluye palabras procedentes de diversos campos o áreas. No se limite al campo en que Usted trabaja.

Entonces, ponga en práctica esta técnica y se asombrará de sus resultados.
 

[http://www.gestiopolis.com/estilos/cierre-lectura.htm]

Arturo Orbegoso G - aorbegosogarrobayahoo.es 

Psicólogo Organizacional Peruano, consultor de empresas y docente universitario

[http://www.gestiopolis.com/estilos/fondo-contenidos.htm]

Nuevas publicaciones

⇐ Hazte Fan en Facebook
⇐ Síguenos en Twitter
⇐ Agréganos en Google +
⇐ Suscríbete vía Email
"Si tú tienes una manzana y yo tengo una manzana e intercambiamos las manzanas, entonces tanto tú como yo seguiremos teniendo una manzana. Pero si tú tienes una idea y yo tengo una idea e intercambiamos ideas, entonces ambos tendremos dos ideas"
George Bernard Shaw
Comparte conocimiento
Contenidos publicados con licencia CC BY-NC-SA 3.0 a excepción de los casos en los que se indican derechos de autor específicos. Sugerimos contactar a los autores al usar material públicamente.