3 consejos para dar un feedback eficaz

El feedback no es una opinión ni mucho menos un juicio, sino algo que tiene que ver con el comportamiento y las emociones de la persona a la que se dirige, y cuanto más se centra en el comportamiento (y no en la persona) más será eficaz.

La retroalimentación se puede utilizar tanto para un cambio de comportamiento cuando ya no es eficaz y es necesario que no se repita más; como para reforzar una conducta cuando ésta es efectiva y por lo tanto es necesario que se repita con más frecuencia.

La retroalimentación positiva o de refuerzo tiene un enorme valor como medio de reconocimiento y evaluación de la persona y es a menudo más importante que el acto de cambiar un comportamiento.

La mejor manera de proporcionar un feedback en un clima de confianza sigue la regla del 3 a 1. Es decir, para que la mente no genere ningún alarma ni despierte nuestro juez, es importante proporcionar primero un retorno en que se indican tres aspectos positivos del comportamiento, o de los resultados, o de la actitud de la persona; y luego indicar un elemento que es necesario mejorar.

De esta manera el receptor recibirá como primer input lo positivo.

Así no centrará toda su atención en algo cuya interpretación sería negativa, sino que absorberá lo positivo de las 3 indicaciones iniciales las cuales le darán un impulso beneficioso para aceptar e interpretar favorablemente lo que tiene que mejorar.

Se trata de balancear el peso de cada aspecto evitando que lo que hay que cambiar llegue a la persona como negativo y prevalezca, intoxicando su interpretación.

Por otra parte y con el fin de fortalecer la competencia o la capacidad objeto de la mejora y que sigue siendo válida, hay que explicar de forma detallada, especifica y clara lo que hay que empezar a trabajar, el porqué y cuáles serían los beneficios del cambio y, por lo contrario, las consecuencias que se producirían por no hacerlo. Finalmente analizar – emisor y receptor, juntos – el cómo se podría hacer, dejando cuanto más espacio posible al receptor del feedback para que empiece a crear una solución, confiando en sus capacidades.

Sin duda, el uso de las habilidades relacionales y emocionales y de las habilidades avanzadas de la inteligencia emocional así como las técnicas de PNL, puede hacer la diferencia cuando proporcionamos un feedback.

Sean cuales sean las herramientas que decidamos utilizar y que están a nuestro alcance, aquí algunos simples tips para retroalimentar una persona de forma efectiva:

  • La retroalimentación debe ser inmediata. En general, es mejor evitar dar un feedback a una distancia de tiempo prolongada entre hecho y resultado o consecuencia.
  • Siempre se da cuando estamos tranquilos.
  • Es importante prestar atención a la persona y tener muy en cuenta su nivel de autoestima.
  • El intercambio será de uno a uno, siempre a solas con la persona.
  • El feedback es efectivo cuando la persona espera recibirlo (o si es ella misma quien lo pida).
  • Debe presentarse en un lenguaje comprensible para la persona.
  • Se centra principalmente en el potencial y hace hincapié en los puntos fuertes del receptor.
  • Se centra en lo que la persona puede cambiar, en lo que está dentro de sus posibilidades y de alguna manera bajo su control.
  • Debe consistir en un concepto concreto, específico y detallado, y sobre todo libre de cualquier juicio.
  • Debe ser entendido/entendible por el receptor a fin de que éste pueda realizar un análisis en profundidad.
  • Debe limitarse a un proyecto o bien algo muy concreto, de acuerdo con la potencial y considerable propensión a mejorar el futuro de la persona destinataria del feedback.
  • Se deberá acordar la acción o acciones de mejora.

Saber cómo dar retroalimentación eficaz es un arte que puede realmente marcar la diferencia con respecto al logro de los resultados y al desarrollo profesional de la persona. De hecho entre sus principales efectos se destaca: un incremento del nivel de motivación; del nivel de conciencia; de la capacidad de resolver problemas y de superar obstáculos; el cambio de conducta; la capacidad de autoevaluación; la participación activa de la persona en la determinación de las correcciones a realizar para llevar a cabo una acción óptima.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Estás en libertad de marcarlo con "Me gusta" o no

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Veri Doldo Vittoria. (2014, diciembre 1). 3 consejos para dar un feedback eficaz. Recuperado de http://www.gestiopolis.com/3-consejos-para-dar-un-feedback-eficaz/
Veri Doldo, Vittoria. "3 consejos para dar un feedback eficaz". GestioPolis. 1 diciembre 2014. Web. <http://www.gestiopolis.com/3-consejos-para-dar-un-feedback-eficaz/>.
Veri Doldo, Vittoria. "3 consejos para dar un feedback eficaz". GestioPolis. diciembre 1, 2014. Consultado el 3 de Diciembre de 2016. http://www.gestiopolis.com/3-consejos-para-dar-un-feedback-eficaz/.
Veri Doldo, Vittoria. 3 consejos para dar un feedback eficaz [en línea]. <http://www.gestiopolis.com/3-consejos-para-dar-un-feedback-eficaz/> [Citado el 3 de Diciembre de 2016].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de oter en Flickr