Veinte preguntas para el secreto y la ley de la atracción

  • Autoayuda
  • 5 minutos de lectura

¿Sería temerario afirmar que un sistema de oferta comercial como el de las televentas ha colonizado el territorio de las propuestas y las creencias sobre la felicidad, la prosperidad, el éxito, la salud, el equilibrio emocional y otros tópicos relacionados con la motivación y la superación personal? Opino que no.

Lo sucedido de tres años hacia acá con fenómenos como El Secreto y la “Ley de la Atracción” demuestra que muchas personas alrededor del mundo conservan intacta la ilusión de acceder, sin mayores complicaciones, a la combinación de una enorme caja de caudales —escondida por “líderes mezquinos” durante siglos— y a toda clase de promesas de bienaventuranza, poder y control sin límites.

Ese síndrome de la marmita repleta de oro al final del arco iris persiste por dos razones fundamentales: una, porque la mayoría de las personas necesitan creer en algo —por disparatado que sea— y dos, por la perenne necesidad humana de alcanzar un estado de completa satisfacción, de triunfo descomunal y acabado.

Eso explica, en parte, la masiva y vertiginosa asimilación de las recetas secretistas que, no obstante, comparadas con las que nos ofrecen autores como Anthony Robbins, Deepak Chopra, Stephen Covey, Dale Carnegie, Napoleón Hill y Wayne Dyer, entre otros renombrados autores, resultan siendo copias paupérrimas y caricaturescas de tesis y perspectivas motivacionales mucho más elaboradas y mejor sustentadas.

El resto de la explicación corre por cuenta del poderoso factor mediático, capaz de convertir cualquier patraña o novelería en palabra de púlpito —vale destacar que El Secreto consiguió su espectacular ascenso gracias a la “manito” que le dio Oprah Winfrey en su fantástico show—, y de las mencionadas estrategias comerciales tipo televentas, cargadas de exageraciones grotescas y del famoso cliché publicitario del antes y el ¡después!: ¡¿usted todavía no es visible, no es rico, no es influyente, no es esbelto, no es deseado, no es multiorgásmico?! ¡Vamos, pero si es tan, pero tan fácil! Con el método de cuatro sencillos pasos de MagicDust (polvo mágico)…

Que no se vayan a enterar Platón, Hesíodo y Tales de Mileto que a principios del siglo XXI aparecieron, juntos, los televisores de pantalla plana, los computadores portátiles, el mp3 y la clave para convertir al universo en un gran dispensador de bienes y servicios.

¿Es esta una percepción personal, una postura más o menos subjetiva en relación con las últimas tendencias relacionadas con la superación y el crecimiento personal? De ninguna manera. En la Internet —la misma herramienta que los magos utilizan para propagar sus secretos e “inéditos” hechizos— aparecen centenares de opiniones y decenas de artículos y ensayos que revelan uno a uno los múltiples artificios y ex abruptos de estas “escuelas motivacionales” elevadas a la categoría de culto o norma de vida. Para la muestra, le invito a leer el artículo de Marcelo Soto, titulado “Lo que hay detrás de El Secreto”.

Y para completar este brevísimo análisis crítico sobre las obras —y las charlas o conferencias— de corte mágico-conductista, también invito a los lectores a leer detenidamente el siguiente cuestionario. Son veinte preguntas que los autores de Motivación sin Secretos han preparado: 

  1. ¿Si El Secreto ha sido visto o leído por millones de personas alrededor del mundo, por qué no aparecen aún las estadísticas de — ¡al menos! — 50 mil nuevos millonarios que deban su fortuna a la práctica de sus postulados?
  2. Si individuos, comunidades y países enteros no atrajeron la crisis económica mundial, ¿por qué todos somos víctimas de ella?
  3. ¿Cómo Comprueba El Secreto que Churchill, Edison, Beethoven, Einstein, Lincoln y muchos otros personajes históricos Sí conocían y practicaban la Ley de la Atracción?
  4. A la luz de la Ley de la Atracción, ¿cómo se explica que muchas personas negativas, tramposas, corruptas o mediocres tengan mucho más éxito del que se merecen, y que a personas nobles, esforzadas y generosas les suceda todo lo contrario?
  5. Si El Secreto PROHIBE que se hable de enfermedad, pobreza o desgracia, SO PENA DE “ATRAER” ESAS CONDICIONES, ¿por qué los médicos no viven enfermos, por qué a los bomberos no se les incendia su casa y por qué los periodistas no sufren calamidades todo el tiempo?
  6. ¿Por qué hay personas que planean y ejecutan muchos males a otros y no siempre “ATRAEN” hacia ellos todo el daño que hacen?
  7. Si alguien comete un simple error o manifiesta cualquier debilidad humana —ira, rencor, ansiedad, temor— y al día siguiente es agredido o asaltado en plena calle, ¿DEBE SENTIRSE “CULPABLE” POR HABER ATRAÍDO ESA SITUACIÓN?
  8. Si un indígena del Amazonas no conoce El Secreto o la Ley de la Atracción, ¿nunca será feliz o afortunado?
  9. Si un pensamiento positivo es CIEN VECES más poderoso que uno negativo, ¿bastarían CINCO O DIEZ pensamientos positivos al día para transformar nuestras vidas por completo?
  10. Si un niño nace sordomudo o con osteogénesis imperfecta, ¿quién atrajo esa condición? ¿Uno de sus padres, los dos? ¿Un vecino, el presidente de Venezuela o de Ecuador?
  11. ¿Por qué se le denomina LEY a un concepto como el de la Atracción cuando, EN EL MEJOR DE LOS CASOS, se trata de una simple TENDENCIA, sujeta a múltiples variables e incógnitas?
  12. ¿Qué habría sido del documental de El Secreto —al principio rechazado hasta por el mismo canal que lo produjo en 2006— si el popularísimo show de la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey NO LO HUBIERA LANZADO A LA FAMA?
  13. Si un nadador GRUESO Y DE CORTA ESTATURA se empeña día a día y durante años en visualizar o “ATRAER” UN ÓPTIMO DESEMPEÑO en las competiciones olímpicas, ¿podría llegar a IGUALAR O A SUPERAR el número de preseas doradas conseguidas por Michael Phelps en los Juegos Olímpicos de China?
  14. ¿CÓMO SE EXPLICA que alguien como el profesor Luis Fernando Montoya, que trajo (o “atrajo”) la segunda Copa Libertadores de América para un equipo colombiano (julio de 2004) haya “atraído” cinco meses y tres semanas después de ese monumental triunfo UN DISPARO DE ARMA DE FUEGO QUE LO DEJÓ CUADRIPLÉJICO?
  15. Si los fenómenos físicos del MAGNETISMO Y LA ATRACCIÓN se dan entre elementos que poseen peso y masa, ¿cuánta masa o cuánto peso tiene un pensamiento enviado al Universo?
  16. Si la “Ley de la Atracción” se basa, supuestamente, en estudios físico-cuánticos serios, ¿por qué esas FORMIDABLES REVELACIONES del comportamiento cuántico no han sido reconocidas por una o varias comunidades científicas alrededor del mundo?
  17. ¿Cómo se explica que el científico inglés Alexander Fleming hubiera “atraído” el DESCUBRIMIENTO DE LA PENICILINA si, como bien sabemos, ese hallazgo ocurrió de forma ENTERAMENTE CASUAL?
  18. Si un grupo de buzos INSEGUROS E INEXPERTOS se sumerge en el agua, ¿atrae hacia ellos uno o varios TIBURONES HAMBRIENTOS, o esto le sucede EVENTUALMENTE a cualquier buzo, sea o no un experto?
  19. Por qué muchos conductores de servicio público de Bogotá, algunos de los cuales acumulan hasta 400 COMPARENDOS SIN PAGAR, no ATRAEN una sanción drástica y ejemplar?
  20. Según la “Ley de la Atracción”, ¿qué sucede cuando dos personas PIENSAN Y DESEAN ALGO EN SENTIDO OPUESTO Y CON IGUAL INTENSIDAD? (Por ejemplo, el deseo de un gerente de una sucursal bancaria de proteger su lugar de trabajo contra el deseo de un pillo de dejarla sin un solo centavo…).

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Díez Posada Juan Carlos. (2009, septiembre 23). Veinte preguntas para el secreto y la ley de la atracción. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/veinte-preguntas-para-el-secreto-y-la-ley-de-la-atraccion/
Díez Posada, Juan Carlos. "Veinte preguntas para el secreto y la ley de la atracción". GestioPolis. 23 septiembre 2009. Web. <https://www.gestiopolis.com/veinte-preguntas-para-el-secreto-y-la-ley-de-la-atraccion/>.
Díez Posada, Juan Carlos. "Veinte preguntas para el secreto y la ley de la atracción". GestioPolis. septiembre 23, 2009. Consultado el 16 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/veinte-preguntas-para-el-secreto-y-la-ley-de-la-atraccion/.
Díez Posada, Juan Carlos. Veinte preguntas para el secreto y la ley de la atracción [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/veinte-preguntas-para-el-secreto-y-la-ley-de-la-atraccion/> [Citado el 16 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de jimmead en Flickr
DACJ