Siria. Un conflicto a escala global

INTRODUCCIÓN

El conflicto de Siria, comenzó en 2011, en los tiempos de la Primavera Árabe, que fue una serie de manifestaciones ocurridas en varios países de árabes con el argumento de más democracia y derechos sociales. El conflicto en Siria y que ya lleva seis años y continúa vigente y sin fecha posible de caducidad, es un conflicto que ha llevado a una de las mayores crisis humanitarias de la historia, con millones de muertes y desplazados que han tenido incluso que abandonar su país. En este conflicto, son muchos los actores internacionales que han decidido involucrarse, desde Estados potencia como organizaciones terroristas, por lo que es un conflicto documentado todos los días por los medios de comunicación que existen en todo el mundo. Por lo anterior, haremos mención a los antecedentes históricos del conflicto en Siria y veremos cuál es la relevancia que han tenido los diversos actores internacionales dentro del mismo y cómo sus decisiones han afectado de manera negativa o positiva en esta guerra de acuerdo a la teoría del Modelo de La Política Gubernamental o Burocrático, desarrollado por Graham Allison en su libro La Esencia de la Decisión (1971) que, como se verá más adelante, aplica para este conflicto ya que, dentro del mismo confluyen varios actores con diversos objetivos y estrategias relativas a fines gubernamentales y organizaciones. El presente trabajo tiene como finalidad, hacer un estudio que nos de distintas pautas y referencias para tratar de entender lo que acontece con este país del Medio Oriente que se sume en la desigualdad total gracias a intereses diversos, especialmente políticos y económicos de actores internacionales.

ANTECEDENTES HISTÓRICOS

La República Árabe Siria es un país soberano de Oriente Próximo, con su capital Damasco. Su forma de gobierno es la de República Unitaria Semi-Presidencialista, gobernada actualmente por el presidente Bashar Al-Assad. La mayoría del territorio sirio está compuesto por un desierto muy importante ya que este posee parte de las reservas más grandes de petróleo del mundo y también de gas natural.

La civilización en el planeta empieza en tres sitios, y este es uno de ellos, el territorio de Mesopotamia, donde se ubica Siria Este territorio siempre ha sido un punto de contacto entre Oriente y Occidente, por la salida al mar Mediterráneo. Aquí también nacen religiones como el judaísmo, el cristianismo y el islam. El islam es la última religión en surgir y posicionarse dentro de ese territorio, acogiendo a las demás religiones existentes. Como este es un punto tan importante para estas religiones, ha estado controlado a lo largo de su historia por diversas civilizaciones como los persas, griegos, romanos. Cuando el imperio romano se divide, aparece el imperio islámico, causando guerras como las cruzadas, que eran guerras de los europeos cristianos contra el islam con el fin de recuperar dicho territorio. Finalmente, llegan los Turcos Otomanos procedentes de Asia junto con el Imperio Mongol al mando de Gengis Khan. Esta población conquistó dicho territorio fundando el Imperio Otomano consolidándose hasta la Primera Guerra Mundial.

Cuando acaba la Primera Guerra Mundial, aparecen pequeños países donde antes estaba el Imperio Otomano. Entre estos países, aparece “Siria”. Estos países nacieron por parte del Acuerdo de Sykes-Picot de 1916 el cual

…” Fue un pacto secreto entre Gran Bretaña y Francia, con el consentimiento de la Rusia aún presoviética, para el reparto de las posesiones del Imperio Otomano en Oriente Próximo tras la Primera Guerra Mundial. Ratificado en mayo de 1916, el acuerdo estipulaba que —pese a las promesas realizadas a los árabes a cambio de su levantamiento contra los turcos— Siria, Irak, Líbano y Palestina se dividirían en áreas administradas por británicos y franceses. Finalmente, en la Conferencia de Paz de París (1919) se optó por un reparto de territorios entre británicos y franceses bajo la forma de mandatos de la Sociedad de Naciones.” (Maíquez, Recorte de Oriente Medio, 2016)

Ni los franceses ni los ingleses podían derrotar solos al Imperio Otomano, solo podían si los apoyaba la gente que vivía dentro, en su mayoría: árabes. Para esto, Francia y Gran Bretaña les prometieron la Gran Arabia, un país solo para ellos. Sin embargo, estos nuevos países fueron comandados por franceses y británicos por varios años, aprovechando las reservas de petróleo que poseen estos países e incumpliendo lo prometido. Después de la Segunda Guerra Mundial, los europeos se retiran de estos territorios dejado desestabilidad política en estos países creados a su antojo.

En Siria, empieza a haber desestabilidad, con golpes de Estado constantes. En esa época aparece en Siria una ideología llamada BAAZ (Partido Árabe Socialista), expandiéndose por el mundo árabe. Esta ideología muestra el sueño de una sola nación árabe y socialista y laica que se expandiría hasta Egipto, sin embargo, nunca se logró concretar dicha unión. En 1971 asciende al poder Háfez-Al-Ásad, padre del actual presidente de Siria Bashar-Al-Ásad, Háfez, perteneciente a dicho partido político BAAZ; lo mismo sucede en Irak, donde asciende al poder Sadam-Husein. Las diferencias políticas entre ambos países dividen a los distintos partidos políticos de la rama BAAZ en Pro-Siria o Pro-Irak. Durante ese mismo tiempo, ocurre la Guerra Fría, en donde Siria e Irak se unen a la Unión Soviética, algo que hace que los Estados Unidos de América considere a estos países como enemigos.

Además de lo anterior, Siria llega a invadir a su vecino Líbano, donde comienza una oposición islamista al régimen del presidente Ásad por parte de los Hermanos Musulmanes. Y aquí, es necesario hablar sobre los árabes musulmanes (recordemos que los árabes pueden ser musulmanes o cristianos o pertenecientes a otra religión) que se dividen en dos corrientes: los sunitas (mayoría) y los chiíes (minoría). En el caso de Siria, a pesar de ser un Estado laico, los gobernantes como la familia Ásad son chiíes, o sea, pertenecientes a la minoría con solo el 13% de la población, en cambio, casi el 70% de la población es suní (Gobierno de España, 2016). Este hecho hace que la población suní tenga ciertas controversias con el gobierno actual, llegando a crearse grupos de islamistas radicales que luchan contra el gobierno, sin lograr grandes victorias.

En el año 2000, debido a la muerte del presidente Háfez, su hijo, actual presidente de Siria, Bashar-Al-Ásad toma el control del país. Durante estos últimos años el gobierno de Ásad ha tenido bastante oposición tanto política como por parte de grupos armados como los Hermanos Musulmanes, con lo que el gobierno ha respondido a dichos ataques; a pesar de esto, este país por ser laico era un lugar donde la población vivía en tranquilidad y sin posibilidad siquiera de comenzar una guerra civil. Sin embargo, gracias a este conflicto político y militar que atravesaba Siria, los Estados Unidos deciden colocar a Siria en el eje del mal, haciendo una propaganda de deslegitimación intensa a nivel mundial.

Ya en 2011, aparece la Primera Árabe, en donde ciudadanos de diversos países de Oriente Medio y África se rebelan contra sus gobernantes pidiendo más democracia. Cuando esta llamada Primera Árabe toca a Siria, empieza a ocurrir lo inimaginable, debido a que al gobierno sirio no ha cedido, entre otras cosas, porque los sirios apoyan a su gobierno como lo veremos más adelante, y por contrapartida, han aparecido grupos extremistas como Al-Nursa y el Estado Islámico, apoyados por los Estados Unidos y otros países vecinos, poniendo en riesgo la paz y la democracia en dicho país, poniendo en riesgo la estabilidad económica, social y cultural.

Como hemos visto, en una breve alusión a los antecedentes históricos del conflicto sirio, este es un lugar que representa diversos intereses gubernamentales por parte de muchos actores que confluyen a su alrededor, ya que en su territorio nació una de las primeras civilizaciones sobre la tierra y su capital, Damasco, es la más antigua del mundo, además de ser una de las ciudades santas del islam. A lo largo de siglos de fluctuante historia, Siria ha tenido olas de distinta procedencia cultural: griega, romana, aramea, bizantina e islámica, entre otras. Y es que, tal como Bizancio-Constantinopla-Estambul, Siria ha sido el umbral que separa a Oriente y Europa. Por agregar una sola situación que demuestra su importancia, en su territorio aún persiste una de las lenguas semitas de mayor importancia en el mundo y que se supone era la que hablaba Jesús, el Arameo. Además, el interés occidental por apoderarse del petróleo de la región, que es casi un tercio de las mayores reservas existentes en el mundo, sin contar que allí también están las principales rutas de los hidrocarburos hacia Europa o Rusia hace que este territorio sea codiciado por muchos actores que tienen objetivos estratégicos de política gubernamental definidos allí.  (Diario UChile Internacional, 2015).

CAUSAS DEL CONFLICTO

Las causas del conflicto sirio, son muy difíciles de determinar, ya que son muchos los intereses y los actores involucrados en una guerra que comenzó con la Primavera Árabe, en donde supuestamente se dice que los sirios creyeron en la posibilidad de que la lucha por sus derechos y libertades se podría mejorar con un nuevo gobierno y reformas estructurales y por esto se alzaron contra su gobierno. Sin embargo, la realidad es otra muy distinta como lo explica la periodista independiente que hace parte de la Misión de la ONU en las Naciones Unidas en Siria Eva Bartlett (2016) al expresar que

“…He estado en Siria seis veces desde 2014, viajando a ciudades como Homs, Malula, Latakia, Tartus y Alepo. Y menciono esto porque pienso que es importante que la gente se dé cuenta de que allá donde he ido, he hablado en árabe con la gente, lo que han dicho es que la gente apoya al gobierno de Bashar Al-Assad, esto es absolutamente cierto. Todo lo que se oye en los medios de comunicación corporativos es lo completamente opuesto. Lo que ustedes escuchan en los medios corporativos y mencionaré a la BBC, The Guardian, New York Times, etcétera, acerca de Siria y Alepo es lo contrario a la realidad. Alepo desde 2012 ha sido habitado por diferentes grupos terroristas, entre ellos Al Nursa, el autoproclamado Ejército Libre de Siria, el cual ha cometido los mismos actos terroristas que Al Nursa y que ISIS, cometiendo muchos atentados contra los Derechos Humanos, sin embargo, los medios no hacen eco de esto que sucede allí. Al contrario, los Medios de Comunicación han hecho parecer a los sirios como sectarios, que es algo que los sirios han negado. El pueblo sirio está con el gobierno y con el ejército, y están sufriendo por parte de los terroristas extremistas quienes declaran que están liberando las ciudades en Siria”.

La anterior transcripción nos muestra dos situaciones fundamentales: la primera es que es muy difícil determinar realmente las causas del conflicto sirio por la misma desinformación que existe en el mundo. La segunda nos hace tomar una posición más crítica frente a lo que sucede en Siria y, a partir de esta, hablar sobre los antecedentes históricos de este conflicto.

Este escrito se basará en una posición neutral para ahondar sobre el Conflicto Sirio, debido a que existen muchas fuentes que no siempre muestran la realidad y están apartadas de la verdad para cubrir intereses oscuros.

La llamada Primavera Árabe (Revilla, Hovanyi, 2013) se hizo visible desde el año 2011, cuando según medios occidentes, varios pueblos de África y Medio Oriente como Túnez, Libia o Egipto, se alzaron contra sus gobiernos para exigir reformas en sus instituciones y mejores oportunidades para los ciudadanos, lo que queda en duda después de saber que, la desinformación reinante en el mundo responde a intereses propios de potencias mundiales, pero esto ya es un tema para una próxima discusión. En Siria, la sociedad apoyaba a su gobierno, sin embargo, grupos fundamentalistas y terroristas, gobiernos como el de Estados Unidos de América o Arabia Saudita y países europeos vieron en este momento, la mejor oportunidad para desestabilizar al gobierno de Siria, al mando del presidente Bashar Al-Assad, con un objetivo más allá de los problemas que existen entre chiies y sunitas, y los grupos extremistas, el cual, a nuestro modo de ver, es obtener el control sobre la zona para hacerse con el petróleo y los hidrocarburos existentes en esa región.

ACTORES INVOLUCRADOS EN EL CONFLICTO

Desde que comenzó este conflicto, se encuentran sumergidos muchos actores tanto locales como internacionales. Aquí se busca imponer los intereses políticos materiales e individuales de los Estados y actores no estatales involucrados en la guerra que presentan intereses geoestratégicos y económicos. Con todo, el gobierno de Siria perteneciente a rama chií lucha contra otros actores que ponen sus propios intereses en juego como lo son el Ejército Libre de Siria (laicos pero sunitas), el autoproclamado Estado Islámico (sunitas radicales), el frente Al-Nursa (sunitas radicales), los Kurdos, e internacionalmente los Estados Unidos y Rusia, apoyados por otros países. A continuación, se hará un breve relato sobre los principales actores involucrados.

GOBIERNO SIRIO

El gobierno sirio al mando del presidente Bashar Al-Ásad, combate contra sus opositores desde marzo de 2011. Las revueltas sirias comenzaron como protestas pacíficas, pero poco a poco comenzaron en teñirse de sangre. Las autoridades acusan a las fuerzas externas de apoyar con armamento y financiación a grupos terroristas, mientras la oposición dice que el Ejército de Al Assad mata a civiles. A raíz de un ataque con gas tóxico ocurrido el 21 de agosto de 2013, que los países de Occidente han atribuido a las fuerzas gubernamentales, EE.UU. se preparó para un posible ataque contra territorio sirio. Gracias a la propuesta rusa a Siria para que entregue su arsenal químico bajo control internacional, se abrió de nuevo la posibilidad de una salida diplomática del conflicto. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 27 de septiembre por unanimidad la resolución, acordada por Rusia y EE.UU. para eliminar las armas químicas en Siria. Sin embargo, hasta la fecha, el gobierno sirio continúa enfrentando a los terroristas mientras que desde enero se ha convocado a conversaciones de paz entre el mismo gobierno y los opositores al mismo.

 ESTADO ISLÁMICO Y EL FRENTE AL-NURSA

En 2014, ha surgido un actor que cobra especial relevancia dentro del contexto internacional, y es el Estado Islámico (EI, ISIS o DAECH por sus siglas en árabe). La aparición este grupo terrorista autoproclamado Estado Islámico tiene como fin primordial imponer la religión islámica a lo largo de estos territorios a través de la llamada Yihad, que en pocas palabras podría significar luchar en contra de quien no esté de acuerdo con la religión Islámica y su libro sagrado, el Corán. Sin embargo, el Estado Islámico es un asunto especial, debido a que ha creado un califato, donde sus líderes ya se han hecho con un vasto territorio especialmente en Irak y Siria, controlando regiones ricas en recursos naturales, especialmente el petróleo y además, está en proceso de construcción de instituciones propias de un Estado. Su financiación depende de secuestros, extorciones, venta ilegal de petróleo y se cree que está siendo apoyado por varios Estados de la región que tienen intereses en derrocar al gobierno de Assad como se expresó anteriormente. Más adelante se hablará con más claridad acerca de este grupo ilegal que amenaza la seguridad internacional con el terrorismo al que acude para lograr sus objetivos expansionistas en donde la mayoría de los bandos son sus enemigos.

Surge como parte de AlQaeda en Irak, durante la invasión de USA para derrocar a Sadan Husein, pero reaparecieron en 2014 ya que en una semana conquistaron la mitad del norte de Irak, además de Siria. El ISIS aboga por la creación de un califato y realizan atentados por diversos países del mundo como ya se dijo.

Este grupo está contra todos los bandos que existen, especialmente contra los Kurdos, que adoran al dios Melek Taus (dios del Yazidismo) que se representa como un pavo real que para los Islámicos representa a satán, o sea que los Kurdos son seguidores del demonio. También luchan contra el gobierno sirio por ser de facciones chiíes y contra Rusia que apoya al gobierno de Al-Asad.

El EI ha extendido una gran ansiedad por toda la región y todo el mundo mediente el sacrificio de minorías, la institucionalización de la esclavitud sexual, derrotando a los ejércitos estatales y matando a sus oponentes en terribles espectáculos de violencia. Ha destruido monumentos patrimonio de la humanidad, tales como los templos de la antigua ciudad de Palmira, y ha alimentado el comercio mundial de antigüedades. El grupo ha llevado a cabo ataques terroristas desde Francia hasta Yemen y ha establecido como cabeza de playa el norte de Libia. Tal vez más confusos que otra cosa, miles de hombres y mujeres jóvenes de Europa – no todos de origen musulmán – han acudido a unirse al califato. (Insider, 2016).

Lo mismo sucede con el Frente Al-Nursa, un grupo extremista, brazo de Al-Qaeda en Siria, quien perpetra ataques contra la población civil y realiza actos crueles en contra de los mismos, además de atacar edificios y lugares importantes como hospitales o escuelas.

EJÉRCITO LIBRE SIRIO

Es un bando de soldados que desertaron del ejército sirio al principio del conflicto, presenta una doctrina laica, localizado en el norte y se cree que se mantiene con el apoyo de los Estados Unidos y Turquía. Este ejército tiene como fin primordial derrocar al gobierno actual, con lo que podríamos decir que es uno de los bandos más fuertes en contra del gobierno.

KURDOS

Es un Grupo étnico localizado entre Irak, Irán, Turquía en Siria y comparten su propia religión, cultura e idioma y luchan por tener su propio país. Este grupo lucha contra los fundamentalistas islámicos ya que su creencia en un dios es bastante distinta. Sus principales aliados son las fuerzas Kurdas de otros países, así como los Estados Unidos.

ESTADOS UNIDOS Y RUSIA

Los Estados Unidos, junto con Turquía, Gran Bretaña y Arabia Saudí han intervenido militarmente en Siria, supuestamente con el fin de luchar contra el terrorismo que asecha a esa región, mientras que Rusia ataca y junto a Irán y China están en pro del gobierno sirio y en contra del Estado Islámico y otros grupos rebeldes.

Para Washington, las relaciones con Damasco siempre fueron vistas como las que se tienen con un agente potente en la región. Pero desde hace cinco años, EE. UU. exige la salida de Al Asad como uno de los puntos para alcanzar la paz. En esto choca con Moscú, a lo que se suma que muchos consideran que esta posición, junto con la no intervención de tropas estadounidenses en el terreno, es ambivalente.

Rusia, tradicional aliado sirio, se ha convertido en un factor desequilibrante. Con presencia de todas sus fuerzas armadas y una base en el puerto de Tartus, los rusos entraron directamente en la guerra el 30 de septiembre del 2015 con bombardeos, más que todo contra los rebeldes moderados, aunque el Kremlin asegura que también asesta golpes al EI (El Tiempo, 2016).

Hasta este momento, ambas naciones ponen dentro del contexto el modelo de la política gubernamental ya que, ambas ven sus intereses petroleros y económicos en juego. El malestar está en que, gracias a sus distintos intereses, han acabado con la vida de miles de civiles inocentes y ciudades enteras, ya que se tiene conocimiento que, especialmente Estados Unidos junto con su colación, colaboran con el Estado Islámico, proveyéndolos de armas militares para que atenten contra la población y el gobierno sirio para así derrocar al gobierno e implantar uno nuevo que responda a sus intereses económicos.

CONSECUENCIAS DEL CONFLICTO

Las consecuencias del conflicto desde su comienzo en 2011, han sido las de desestabilizar la economía siria, la destrucción de ciudades, y la muerte y desplazamiento de miles y miles de ciudadanos que no tienen nada que ver en esta guerra. Como ya sabemos, existen muchos países que ponen en juego sus intereses políticos, económicos y gubernamentales en este país con tal de conseguir tajada del petróleo y el gas natural que existen allí.

Para poner claras las cosas acerca del conflicto en Siria, desde una perspectiva real y en voz de un miembro de las Naciones Unidas, debemos referencias a Eva Barltlett (2016), quien hace parte de la misión especial de las Naciones Unidas en Siria y que, en rueda de prensa, revela que muchos medios de comunicación mienten sobre lo que está sucediendo en Siria, aduciendo que el gobierno Sirio ayuda a la población, mientras que más de 100 miembros de las Naciones Unidas han enviado terroristas a Siria con el fin de matar y destruir y además, acepta que las Naciones Unidas saben que los Estados Unidos apoyan a los terroristas con el fin de desestabilizar al gobierno y tomar en sus manos el control de este territorio,

“…cuando estuve en Alepo en Julio experimenté algunos de los bombardeos por parte de los terroristas. Hubo una explosión a medio kilómetro de distancia y no sé cuanta gente murió, pero estaba suficientemente cerca para ver una gran columna de humo. Cinco minutos después, una bala explosiva disparada por los terroristas aterrizó a 15 metros de donde yo estaba. Este es un pequeño testimonio de lo que la gente está viviendo a diario. El 4 de noviembre estuvimos en la carretera de un corredor humanitario realizado por Rusia y Siria; era un día para permitir a la gente de Alepo evacuar y sin embargo, estos fueron atacados por terroristas con ataques de mortero. Claramente, ha habido una voluntad política por parte del gobierno sirio y sus aliados rusos de permitir marcharse a los civiles para minimizar cualquier pérdida de vidas. Los terroristas autoproclamados libertadores de Siria no quieren que la gente se marche y han estado reteniendo rehenes civiles, y si han estado siguiendo noticias que no sean de la BBC y NYT, oirán incontables testimonios de civiles, de los cientos de miles que han sido liberados gracias al ejército sirio que los liberó, todo eso está documentado.

El gobierno sirio se preocupa por la gente; ha habido videos de personas que han podido huir bajo el fuego, y cómo el ejército sirio los protegía. Lo que hemos estado escuchando a los medios internacionales, no está describiendo con precisión lo que ocurre en Alepo y otras ciudades. Están diciendo que el ejército sirio está atacando a la gente y hasta hoy están mintiendo incluso cuando ocurre lo contrario. Les pediría que siguieran las voces de la gente de Siria, quienes quieren decir la verdad, están cansados de las mentiras propagadas por los medios de comunicación y los grupos de derechos humanos. Quieren el final de la violencia, no quieren que continúe esta guerra ya que ellos no la pidieron, Siria es una nación soberana, tiene el derecho a luchar contra el terrorismo, y sabemos que 101 de los 193 miembros de las Naciones Unidas han mandado terroristas a Siria a matar y a destruir. Siria está luchando una guerra contra el terrorismo, está ganando en Alepo, y ojalá que los terroristas acepten ser trasportados fuera de Alepo y que participen en los diálogos de paz, que abandonen las armas, que acepten la amnistía que les ha ofrecido el gobierno y que han aceptado miles de antiguos militantes, y sobre todo que los Estados Unidos paren de apoyar el terrorismo y paren de subvencionar el terrorismo…”

Tanto Estados Unidos con sus aliados, como el Estado Islámico, el Ejército Libre Sirio, Al-Nursa, los Kurdos, incluso Rusia, han desarrollado junto acciones tendientes a desencadenar un conflicto que no tiene fecha de caducidad como se dijo al principio de este escrito. Entre todos estos actores se ha llevado a cabo una guerra unos en contra del régimen sirio y otros en pro del mismo, pero más que eso, en contra de civiles entre los que se encuentran muchos niños, mujeres y ancianos. Además, han destruido lugares históricos como la ciudad de Palmira y colegios y universidades, llevando al país a un estado de atrasado muy grande, y que a pesar de que vuelva la paz al país, este nunca más será el mismo próspero que fue antes teniendo en cuenta que las marcas de guerra lo llevarán los ciudadanos por el resto de la historia, sin hablar del costo que tendrá la reconstrucción del país.

CONCLUSIÓN

Es claro que esta guerra fue planeada desde afuera, por potencias interesadas en la economía siria, donde se desarrolla el modelo de Política Gubernamental, que de acuerdo a Allison (1971) no considera a un actor unitario sino a varios actores como jugadores, que no solo atienden a cuestiones estratégicas específicas, sino también a diversos problemas intra-nacionales. Estos jugadores actúan no con base en un conjunto consistente de objetivos estratégicos, sino de acuerdo a variadas concepciones relativas a fines nacionales, organizacionales y personales. Estos toman decisiones gubernamentales no a través de una elección única y racional, sino a través del tira y aloja característico de la política, que es lo que sucede actualmente con Siria.

En la actualidad se están llevando a cabo conversaciones de Paz en Ginebra entre el gobierno de Siria y algunos rebeldes que actúan dentro del territorio. Pero por ahora siguen aconteciendo los mismos ataques tanto por parte de terroristas como de la coalición internacional liderada por los Estados Unidos (RT, 2017). Es muy posible que esta guerra se siga extendiendo por un tiempo largo gracias a que, el país está sumergido en el caos total y no hay una línea recta a seguir debido a los acontecimientos que se presentan día a día. Es necesario que, al documentarnos sobre el conflicto sirio busquemos diversas fuentes que nos dé una visión amplia sobre la realidad, ya que como vimos a lo largo del escrito, no todos los medios cuentan la verdad, atendiendo por supuesto a intereses económicos y políticos de ciertas potencias que creen tener el control del mundo y de los pueblos.

Finalmente, el paradigma que presenta este conflicto internacional es que, por ahora no se vislumbra ningún ganador potencial; simplemente cada uno de estos actores tiene intereses específicos, pero al parecer ninguno ha ganado más terreno que otro, por lo que este conflicto se muestra más como un juego sin reglas ni premios definidos.

REFERENCIAS

  • Allison, Graham (1971). La esencia de la decisión. Se encuentra en: Biblioteca Universidad Javeriana, Colombia.
  • Maíquez, Miguel (2016). Recorte de Oriente Medio. Recuperado de: http://www.papelesdesociedad.info/IMG/pdf/acuerdo_sykes-picot_1916_.pdf
  • López, Patricio (2015). EE.UU.-Rusia: lo que esconde la guerra en Siria. Recuperado de: http://radio.uchile.cl/2015/10/03/ee-uu-rusia-lo-que-esconde-la-guerra-en-siria/
  • Gobierno de España (2016). Ficha País República Árabe Siria. Ficha País. Oficina de Información diplomática. Recuperado de: http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/SIRIA_FICHA%20PAIS.pdf
  • Bartlett, Eva (2016). Conferencia en las Naciones Unidas. Misión Permanente de la República Siria. (VIDEO). Recuperado de: https://www.youtube.com/watch?v=RVaHBWBb3EQ
  • Insider (2016). 5 consecuencias globales en la Guerra de Siria. Recuperado de: https://es.insider.pro/analytics/2016-03-25/5-consecuencias-globales-de-la-guerra-en-siria/
  • Amaya, Luis (2016). Siria: un drama de casi seis años y sin ninguna señal de pronto final. El Tiempo. Recuperado de: http://www.eltiempo.com/mundo/medio-oriente/conflicto-en-siria-especial-de-el-tiempo-32954
  • Russia Today (RT) (2017). Al menos 229: balance oficial de civiles muertos en Siria e Irak por la coalición liderada por Estados Unidos. Recuperado de: https://actualidad.rt.com/actualidad/234730-civiles-balance-muertos-ataques-eeuu
  • Revilla Marisa, Hovanyi Réka (2013). La primavera árabe y las revoluciones en Medio Oriente y Norte de África, episodios, acontecimientos y dinámicas. Recuperado de: http://fes-sociologia.com/files/congress/11/papers/1895.pdf

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Camargo Sandoval Nelson. (2017, junio 12). Siria. Un conflicto a escala global. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/siria-conflicto-escala-global/
Camargo Sandoval, Nelson. "Siria. Un conflicto a escala global". GestioPolis. 12 junio 2017. Web. <https://www.gestiopolis.com/siria-conflicto-escala-global/>.
Camargo Sandoval, Nelson. "Siria. Un conflicto a escala global". GestioPolis. junio 12, 2017. Consultado el 15 de Agosto de 2018. https://www.gestiopolis.com/siria-conflicto-escala-global/.
Camargo Sandoval, Nelson. Siria. Un conflicto a escala global [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/siria-conflicto-escala-global/> [Citado el 15 de Agosto de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de christian_parreira en Flickr
DACJ