Retrocesos de Fibonacci: Análisis técnico

  • Finanzas
  • 3 minutos de lectura

Leonardo de Pisa conocido como “Fibonacci” nació en Italia cerca del año 1170. Su libro “Liber Abaci” publicado en 1202, no solo introdujo los numerales arábigos a Europa, sino que encontró una serie de números místicos que tenían como base la construcción del universo. Estos números se conocieron después como la secuencia de Fibonacci. En términos matemáticos los primeros números de Fibonacci son el 0 y el 1, cada número subsecuente es la suma de los dos previos, es decir 0, 1, 1, 2, 3, 5, 8, 13, 21, 34, 55, 89, 144, 233…

Número áureo

Fibonacci comenzó a analizar estas series de números y encontró muchas características misteriosas e intrigantes. Una de las más fascinantes y extrañas propiedades del número, la cual tiene alcances cósmicos, es que si uno divide un número de Fibonacci por su sucesor, el resultado es siempre un aproximado muy cercano a 0.618 y mientras más altos los números en la secuencia, más cercano es el resultado de esta división a 0.618. Este número mágico es llamado número áureo, número de oro, razón áurea, razón dorada, proporción áurea, divina proporción, proporción dorada, espiral dorado, PHI o la regla de oro. Los antiguos griegos eran conscientes de este número y lo llamaban el promedio dorado.

Este número (0.618) se encuentra en todas partes y ha fascinado a la humanidad por miles de años. Por ejemplo es la base matemática para la construcción del Partenón, de los girasoles, concas de caracoles, la Gran Pirámide de Guiza y mucha otras construcciones famosas. De hecho la proporción dorada es la forma más agradable en el universo al ojo humano, ya sea en forma rectangular o en espiral.

Aplicación al análisis técnico

Como es de esperarse se han hecho intentos por aplicar la serie de Fibonacci al mercado de acciones. Uno de los pioneros es R.N. Elliot, quien argumentaba que el crecimiento y las caídas de la sociedad no es un movimiento aleatorio, sino que da tres pasos adelante y dos pasos hacia atrás. Él mantuvo que esta secuencia era imitada por la exquisita precisión de los flujos de mercado.

Las tendencias de precios en ocasiones son acentuadas, pero no infinitas, es decir en algún momento los precios corrigen y ello se debe a varios factores. Si hablamos de inversionistas especulativos, un buen nivel de beneficios los satisface y deciden salir del mercado para hacer líquida la utilidad obtenida. Si estos movimientos son importantes harán que el precio corrija, independientemente si la tendencia es alcista o bajista.

Magnitud de los retrocesos

Ante la confirmación de un retroceso en la cotización, se buscará calcular la probable magnitud del movimiento. Para lograrlo, se aplican ciertos porcentajes obtenidos de la serie de Fibonacci la magnitud total de la tendencia previa. Los porcentajes utilizados son los siguientes:

  • 61.8%: Conocido también como número áureo, es el límite del cociente que se obtiene de la división de un elemento de la serie de Fibonacci entre el siguiente, conforme la serie tiende a infinito.
  • 50.0%: Es el retroceso más comúnmente aceptado, equivalente a la mitad del avance de la tendencia principal.
  • 38.2%: Se obtiene de restar 61.8% de la unidad (1.000–0.618=0.382).
  • 100.0%: Equivalente a la magnitud total de la tendencia principal.

A través de este método podemos establecer los posibles niveles de rebote para el cruce, es decir hasta dónde puede llegar la corrección en los activos.

Como otras herramientas de análisis técnico lo que trata de generar este indicador es un “mapeo” de las cotizaciones bursátiles para ayudar al especialista o inversionista a establecer puntos de entrada o salida, y tiene su argumentación en que es seguido ampliamente por los agentes, lo cual finalmente le da una validez que se enmarca en las finanzas del comportamiento más que en un argumento fundamental puro.

Consideraciones

  • Los porcentajes de retroceso deben ser calculados solamente después de que se ha confirmado el fin de una tendencia, nunca mientras la tendencia continúa vigente.
  • Algunos libros mencionan una zona crítica de 33 al 38.2%, y de 61.8 a 67%, en lugar de los niveles específicos.
  • Las críticas más importantes en contra de los de retrocesos de Fibonacci están fundamentadas en la teoría del paseo aleatorio, argumentando que no hay justificación para suponer que la acción del precio tenga razón alguna para respetar niveles predeterminados de retroceso.
  • Los retrocesos de Fibonacci forman una parte importante de la Teoría de olas de Elliot.

Referencias

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

1+
Tu opinión vale, comenta aquí

Comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Galeazzi Giuliana. (2019, septiembre 24). Retrocesos de Fibonacci: Análisis técnico. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/retrocesos-de-fibonacci-analisis-tecnico/
Galeazzi, Giuliana. "Retrocesos de Fibonacci: Análisis técnico". GestioPolis. 24 septiembre 2019. Web. <https://www.gestiopolis.com/retrocesos-de-fibonacci-analisis-tecnico/>.
Galeazzi, Giuliana. "Retrocesos de Fibonacci: Análisis técnico". GestioPolis. septiembre 24, 2019. Consultado el 11 de Diciembre de 2019. https://www.gestiopolis.com/retrocesos-de-fibonacci-analisis-tecnico/.
Galeazzi, Giuliana. Retrocesos de Fibonacci: Análisis técnico [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/retrocesos-de-fibonacci-analisis-tecnico/> [Citado el 11 de Diciembre de 2019].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 156376278@N02 en Flickr