Retos del Nuevo Gobierno Peruano en materia de Empleo

Uno de los temas de mayor debate en el ámbito académico, empresarial y político en los países emergentes es el crecimiento del empleo formal, y es que las tasas de desempleo son todavía muy altas, pese al crecimiento económico de muchos de estos países en las últimas décadas. Para efectos de analizar este tema voy a tomar como modelo el caso peruano.

El Perú Urbano registró una variación anual del empleo en empresas privadas formales de 10 y más trabajadores de -1% en diciembre de 2017, respecto a similar mes de 2016. En tanto, en todo el 2017 se alcanzó una variación promedio anual del empleo de -0.1%, reportó recientemente el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE).

La tasa de desempleo de Lima Metropolitana, capital de la República se ubicó en 8,1% en el primer trimestre del año y representa la más alta desde el mismo trimestre en el 2012 cuando se alzó en 8,7%, según información del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI). 

Con ello, actualmente existen 420.900 personas que buscan un empleo activamente en la capital.

Del total de desempleados, se registraron 201.300 hombres y 219.600 mujeres. Cabe anotar que el desempleo en mujeres en el primer trimestre se aceleró 9,3% respecto al mismo periodo del 2017; mientras que el de los hombres creció 0,5% en comparación a similar periodo del 2017.

Por edad, el grupo de adultos entre 25 y 44 años fue el más perjudicado. En el primer trimestre móvil del 2018, sumó 147.500 personas desempleadas, con una tasa de desempleo de 10,1%.

En tanto, el desempleo en las personas de 45 y más años de edad creció 6,7%; mientras que en el grupo de edad entre 14 y 24 años se elevó 1,5% respecto al mismo trimestre del año pasado.

De otro lado, la tasa de desempleo entre enero y marzo creció en todos los niveles de educación, a excepción de los que acceden a educación universitaria. La tasa del grupo que alcanza el nivel de primaria y secundaria creció a 3,9% y 8,5%, 1,2 y 0,5 puntos porcentuales más que en el mismo trimestre del 2017.

El grupo que accede a educación superior no universitaria creció a una tasa de 7,9% en el primer trimestre, 0,3 puntos porcentuales más respecto al mismo periodo del año pasado. En cambio, la tasa de desempleo de los que alcanzan el nivel universitario pasó de 8,9% a 8,6% entre el primer trimestre móvil del 2017 y 2018; una reducción de 0,3 puntos porcentuales.

Como es de público conocimiento actualmente nos encontramos en un difícil contexto económico y geopolítico externo, que tiene como principales elementos de preocupación la guerra comercial entre China y Estados Unidos, y las tensiones militares entre Estados Unidos y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) frente a Rusia, China y sus aliados, en diversas regiones del planeta, agudizados por el reciente ataque de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra Siria, con el pretexto de un supuesto ataque químico a la población civil,  que fue ampliamente refutado por carecer de pruebas concretas y no contar con la autorización de la Organización de Naciones Unidas (ONU) por muchos países del mundo, pero que finalmente fracaso debido a la efectividad de la defensa antiaérea siria que derribo 71 de los 103 misiles lanzados contra diversos blancos en Siria, así como en una difícil coyuntura interna, donde las denuncias de corrupción en diferentes niveles y sectores del Estado y el aun alto nivel de inseguridad ciudadana, son motivo de preocupación.

En base a lo expuesto, el nuevo gobierno peruano liderado por el presidente Martín Vizcarra Cornejo, tiene un gran reto para revertir o al menos atenuar esta caída del empleo formal en el país, para ello tiene que tomar medidas que generen confianza en los agentes económicos, a fin de que se promuevan las inversiones en el país, y se generen puestos de trabajo.

Entre estas medidas propongo, una lucha frontal contra la corrupción, la inseguridad ciudadana, mayor inversión en educación en la población, promover nuevas startup que ofrezcan productos y servicios innovadores con alto contenido tecnológico, con proyección a mercados internacionales y que generen empleos de calidad, garantizar la estabilidad macroeconómica, e implementar una reforma tributaria que revierta la caída de la recaudación que fue de 12.9 %, de presión tributaria según la última información proporcionada por la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT), lo que representa una caída de 1.3% respecto al año 2016, y que está en – términos de presión tributaria con respecto al PBI – por debajo del promedio de la región, considerando la información de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) en su “Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2017”,  en el que indica que el promedio de la región en el 2016 ascendió a 18.4%.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Taype Molina Martín. (2018, abril 16). Retos del Nuevo Gobierno Peruano en materia de Empleo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/retos-del-nuevo-gobierno-peruano-en-materia-de-empleo/
Taype Molina, Martín. "Retos del Nuevo Gobierno Peruano en materia de Empleo". GestioPolis. 16 abril 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/retos-del-nuevo-gobierno-peruano-en-materia-de-empleo/>.
Taype Molina, Martín. "Retos del Nuevo Gobierno Peruano en materia de Empleo". GestioPolis. abril 16, 2018. Consultado el 14 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/retos-del-nuevo-gobierno-peruano-en-materia-de-empleo/.
Taype Molina, Martín. Retos del Nuevo Gobierno Peruano en materia de Empleo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/retos-del-nuevo-gobierno-peruano-en-materia-de-empleo/> [Citado el 14 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de staypuftman en Flickr
DACJ