Realidades de los parques infantiles de barrio en la capital cubana

  • Otros
  • 4 minutos de lectura

El siguiente artículo presenta una investigación sobre las condiciones actuales de los parques en la capital cubana y específicamente de los parques infantiles. Estos espacios públicos que juegan un papel importante en el esparcimiento para las personas de todas las edades, además de dedicar un espacio al desarrollo de la cultura, la actividad física y la recreación.

realidad-parques-infantiles-cuba

Para la localidad, los parques infantiles constituyen áreas de descanso, socialización y recreación importantes. Para la familia en Cuba, el parque del barrio es el espacio cercano a casa, donde los niños pueden distraerse sanamente en las tardes después de clases o el fin de semana, sin necesidad de que haya que trasladarse a otra comunidad o municipio o esperar al fin de semana para el paseo. Sin embargo, lo cierto es que esta opción ha ido desapareciendo de la vida cotidiana del barrio.

Actualmente, aunque se llevan a cabo un programa de recuperación, reparación y mantenimiento de los parques infantiles por la Dirección Provincial de Servicios de Comunales, persisten las condiciones de deterioro en un 66,4% de las instalaciones.

Realidades de los parques infantiles de la capital y en el municipio Diez de Octubre.

La Habana como la capital de Cuba muestra un sin número de atractivos para sus habitantes, los visitantes foráneos y los turistas. Entre los que no pueden faltar se encuentran los parques, que se distinguen por su belleza, tranquilidad y el verde de sus entornos.  Ellos se han convertido en el lugar propicio donde urbanidad y naturaleza se unen en un único espacio.

En la capital la Dir. Provincial de Servicios Comunales específicamente el Dto. Mobiliario Urbano es el encargado de la atención a las áreas verdes que constituyen el 1.5% del área total de la ciudad. Dentro de esta clasificación se encuentran los monumentos, fuentes, plazas y parques. La Habana cuenta con un total 936 parques en sus 15 municipios, divididos en tres categorías que son:

Microparques (50%), Parques de Estar (14%) y Parques Infantiles (36%)

Como parte del funcionamiento establecido por la entidad rectora de la actividad cada municipio cuenta una dependencia que dispone de un presupuesto que emplea en la reparación, conservación y mantenimiento de sus parques. Además de una brigada de trabajo constituida por albañiles y ayudantes que son la mano de obra utilizada en dichas reparaciones y cuya cantidad de trabajadores depende del volumen de áreas de cada municipio.

No obstante, los presupuestos de estas dependencias municipales son reducidos y en ocasiones el gasto por este concepto debe ser asumido por la dirección provincial al igual que correspondientes a la adquisición de los equipos y materiales.

Según los datos aportados por la Dir. Provincial de Servicios Comunales existe un deterioro en el 58% de los parques de la capital, siendo los parques infantiles donde persisten las peores condiciones con un 66.4% pendiente de reparación y un 5% en fase de ejecución de obras.

A pesar de que en la actualidad se llevan a cabo un programa de recuperación, reparación y mantenimiento por dicha entidad rectora, los factores de mayor incidencia en su correcto funcionamiento son: obsolescencia, destrucción o inexistencia de los equipos, la falta de bancos, luminarias, cerca perimetral y terrenos llenos de vegetación. A ello se suma la carencia de financiamiento para afrontar dichas inversiones y el resultado es la falta de espacios acondicionados para la diversión y el ocio diario dentro de la comunidad para la familia cubana.

El diseño de dicho programa incluye además los operarios de mantenimiento, en la plaza que antiguamente ocupaban los guarda parques y que ahora en su contenido de trabajo incluye la reparación del mobiliario. Sin embargo, sigue siendo una deficiencia, pues la inestabilidad de los trabajadores es notable en diferentes municipios.

El programa de reparación de los parques infantiles incluye un módulo de juguetes con un costo de 37 mil CUP, que consta de:

  • 1 columpio (2u)
  • 1 argolla (3u)
  • 3 cachumbambé
  • 1 escalera grande
  • 1escalera chiquita

Este módulo de fabricación nacional es suministrado por la empresa Vanguardia socialista.

Para ilustrar mejor la situación se tomó como objeto de estudio, de los 15 municipios que conforman la capital, el municipio Diez de Octubre. En dicho municipio como se aprecia en la fig. 3 concurre una desfavorable proporción entre las variables población y parques infantiles, que, si bien no existe ningún indicador que establezca un mínimo de instalaciones de recreación infantil por habitante o por niños, es válido reconocer que a mayor población adulta e infantil es preciso contar con un mayor número de instalaciones que propicien el disfrute y esparcimiento en el tiempo de ocio dentro de la comunidad.

El municipio Diez de Octubre cuenta con un total de 52 parques dividido en tres categorías que son: Microparques (46%), Parques de Estar (23%) y Parques Infantiles (31%). De estos últimos el 19% de las instalaciones presentan alto grado de deterioro.

La situación en parques infantiles es una de las más graves debido a la falta de guardas que se encarguen de atender estos espacios. Además, en una gran mayoría de ellos persisten las condiciones de deterioro asociadas fundamentalmente a columpios desarmados, cachumbambés desarticulados, tiovivos destruidos. En otros el mobiliario no está bien dispuesto o no hay suficientes emplazados, generando problemas porque crean malas conductas en los niños, ya que una vez rotos son utilizados como aparatos y no como productos para sentarse, o botar los desechos.

Como parte de la investigación se realizaron entrevistas a padres con niños entre 6-10 años de edad con el objetivo de recopilar información de las principales causas de deterioro de los parques desde su punto de vista. En aras de cotejar la percepción existente en la población con los datos y la información brindada por la dirección de comunales.

Apoyándonos del diagrama realizado con la información obtenida, las principales causas del deterioro están asociadas a la falta de financiamiento para la compra de equipamiento, mobiliario e insumos para su mantenimiento y reparación, además de la acción del hombre y la falta de personal para el puesto de guarda parque.

Conclusiones 

Los resultados de esta investigación conducen a un diagnóstico desfavorable en el funcionamiento del sistema de trabajo por parte de comunales que nos obliga a plantearnos la posibilidad de aplicar en estas instalaciones otras formas de gestión que posibiliten brindar a la población un servicio de calidad para que los niños cuenten en el barrio con instalaciones que propicien el disfrute y la recreación.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Calderio Rey Yaimet. (2018, julio 12). Realidades de los parques infantiles de barrio en la capital cubana. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/realidades-de-los-parques-infantiles-de-barrio-en-la-capital-cubana/
Calderio Rey, Yaimet. "Realidades de los parques infantiles de barrio en la capital cubana". GestioPolis. 12 julio 2018. Web. <https://www.gestiopolis.com/realidades-de-los-parques-infantiles-de-barrio-en-la-capital-cubana/>.
Calderio Rey, Yaimet. "Realidades de los parques infantiles de barrio en la capital cubana". GestioPolis. julio 12, 2018. Consultado el 20 de Septiembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/realidades-de-los-parques-infantiles-de-barrio-en-la-capital-cubana/.
Calderio Rey, Yaimet. Realidades de los parques infantiles de barrio en la capital cubana [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/realidades-de-los-parques-infantiles-de-barrio-en-la-capital-cubana/> [Citado el 20 de Septiembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de mgaylard en Flickr
DACJ