Propuestas para el desarrollo de la economía rural en Perú

  • Economía
  • 33 minutos de lectura
57Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
Las áreas rurales del país representan la tercera parte
de la población total y enfrentan altos niveles de ex-
clusión, pobreza (76,4%) y pobreza extrema
(49,7%)3, lo cual hace del desarrollo rural un tema
crítico, que debe ser abordado como requisito indis-
pensable para la construcción de una estrategia de
desarrollo nacional coherente con una vocación de
equidad e igualdad de oportunidades para todos los
peruanos.
No obstante, el ámbito rural está lejos de representar
solo problemas y pobreza, pues constituye un gran
potencial de oportunidades de generación de ingre-
sos y empleo locales. Es más, puede contribuir con
la tan ansiada descentralización del crecimiento eco-
mico, con territorios (regiones, departamentos, pro-
vincias, distritos, corredores, etc.) que pueden crecer
con modelos propios y cuyo motor de crecimiento
son sus propios recursos locales (humanos, sociales,
naturales) puestos en valor. Algunas de estas oportu-
nidades son sus sistemas productivos con potencial
de articulación a mercados (nacionales y externos)
dinámicos (para productos con mayor valor agrega-
do y mayor rentabilidad para los pequeños produc-
tores); su importante base de recursos naturales y bio-
diversidad; el conocimiento tradicional y local para
su conservación y aprovechamiento; el potencial de
oferta de servicios ambientales y explotación forestal
sostenible; la pujante pequeña empresa rural (agro-
pecuaria y no agropecuaria); el turismo y las arte-
saas; la acuicultura; el comercio y otros servicios;
su articulación estragica a ámbitos urbanos (como
las ciudades intermedias) con demandas de produc-
tos y servicios, y la posibilidad de un empleo de ma-
yor calidad; entre otras, pero cuya viabilidad preci-
samente debe asegurarse.
El reto reside en implementar una estrategia que per-
mita reducir la pobreza y exclusión rural, en un con-
texto en el que ha quedado demostrado que el creci-
miento económico nacional y un entorno macroeco-
mico favorable son necesarios, pero completamen-
te insuficientes, para propiciar un desarrollo rural sos-
tenible (esperar el goteo” no es la solución).
Visión general del enfoque territorial
del desarrollo rural
Ante los resultados desalentadores de las acciones
orientadas al desarrollo rural en las últimas décadas,
desde fines de los años 1990 se discuten y empiezan
a probar ideas que dan fundamento a la construc-
ción de un nuevo paradigma de desarrollo rural: un
enfoque territorial que reconoce la heterogeneidad
del ámbito rural y las nuevas oportunidades de gene-
Claudia Mendieta y Víctor Ágreda2
Propuestas para una economía rural competitiva e
incluyente, en el marco de un desarrollo territorial1
1/ El presente artículo está basado en el documento “Propuestas
para una economía rural competitiva e incluyente, en el marco
de un desarrollo rural territorial realizado por los autores en el
marco del Proyecto PeElecciones 2006. El proyecto cuenta
con la participación del Acuerdo Nacional, la Asociación Civil
Transparencia, el CIES, el Instituto de Defensa Legal, el JNE y
Propuesta Ciudadana. El objetivo del proyecto es elevar el nivel
del debate electoral en el país. Pod descargar la versión com-
pleta de este estudio en http://www.consorcio.org/elecciones-
peru2006/
2/ Los autores agradecen los aportes de Carolina Trivelli (IEP), Ja-
vier Escobal (GRADE), Carlos Monge (consultor-Propuesta Ciu-
dadana), Hugo Fano (INCAGRO) y Hugo Wiener (INCAGRO)
al desarrollo de estas propuestas.
3/ Escobal, Javier y Martín Valdivia (2004). Perú: hacia una estra-
tegia de desarrollo para la sierra rural. Lima: GRADE.
«…el ámbito rural []
constituye un gran potencial de
oportunidades de generación
de ingresos y empleo locales»
Foto CIES
Áreas rurales del país. Enfrentan altos niveles de pobreza y extrema
pobreza.
58 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
ración de ingresos en este, ante lo cual propone es-
trategias diferenciadas para los distintos territorios,
además de una visión multisectorial y de pluriactivi-
dades que vaya más allá de lo agropecuario y permi-
ta aprovechar las sinergias del ataque simulneo a
los cuellos de botella del desarrollo. Este enfoque
privilegia los objetivos de igualdad de oportunida-
des y equidad, y apuesta por un crecimiento endó-
geno local, regional y descentralizado, sobre la base
de la mejora de las capacidades de los hogares rura-
les, de su acceso a activos privados (humanosedu-
cación, salud; sociales; físicos; financieros) y del
contexto en que estos son usados (los mercados, el
acceso a bienes y serviciosblicos, las políticas y
las instituciones).
Para lograr esto se requiere desarrollar acciones para
propiciar una transformación de los territorios en tres
aspectos4: a) social (mejora de activos privados, ciu-
dadanía y redes sociales, para la incorporación so-
cial y ecomica de todos los pobladores rurales a
las oportunidades de desarrollo); b) institucional (em-
poderamiento y participación de los actores locales
en alianzas entre el sectorblico, privado y la so-
ciedad civil, para concertar estrategias de desarrollo
territorial; y descentralización efectiva); y, c) produc-
tivo (articular de manera competitiva la economía del
territorio a mercados dinámicos, para la generación
y acceso incluyente a oportunidades locales de in-
gresos y empleo). Se enfatiza así que el desarrollo
rural implica más que acciones para reducir la po-
breza, y que el asistencialismo no es el medio para
aliviarla.
Propuestas para una econoa rural
competitiva e incluyente
A manera de aportes a este nuevo enfoque, las pro-
puestas que planteamos se centran en un objetivo: la
promoción de una economía rural competitiva e in-
cluyente, en el marco del eje de la transformación
productiva del territorio. Con la idea de desarrollar
espacios, mecanismos y actores para la generación y
aprovechamiento de oportunidades locales de ingre-
so y empleo, como resultado de una mejor articula-
ción de las economías territoriales a mercados diná-
micos, se ha dado prioridad a las siguientes tres pro-
puestas: a) desarrollo y aprovechamiento de oportu-
nidades económicas rurales; b) innovación para la
mejora de las capacidades y la competitividad de los
productores rurales; y, c) financiamiento para la in-
versión en emprendimientos rurales.
La opción de política recomendada para resolver los
problemas en cada uno de estos temas enfatiza la
importancia del desarrollo de mercados y de un ac-
ceso equitativo e incluyente a estos, dando prioridad
a los relacionados con los temas señalados: merca-
dos de productos rurales (agropecuarios y no agro-
pecuarios, internos y externos); mercado de servicios
para la innovación (capacitación, asistenciacnica,
información, investigación); y, mercados de servicios
financieros rurales (crédito, ahorros, seguros, etc.). El
énfasis en el desarrollo de estos mercados reside en
que sin ellos no hay posibilidades de crecimiento
endógeno en el nivel territorial (local y regional). Sin
embargo, más importante aún es el énfasis en el de-
sarrollo de mecanismos que hagan de estos merca-
4/ Varios autores han desarrollado las ideas centrales del enfoque
territorial del desarrollo rural. Destacan los trabajos de De Jan-
vry, Alain y Elisabeth Sadoulet [(2004). Hacia un enfoque terri-
torial del desarrollo rural. Documento preparado para el Cuarto
Foro Temático Regional de América Latina y el CaribeCose-
chando Oportunidades: Desarrollo Rural en el Siglo 21”, Costa
Rica, 19 a 21 de octubre], de De Janvry; Alain, Caridad Araujo
y Elisabeth Sadoulet [(2002). El desarrollo rural con una visión
territorial. Ponencia presentada en el Seminario Internacional
Enfoque Territorial del Desarrollo Rural, Boca del Río, Vera-
cruz, México, Octubre, SAGARPA-IICA], y de Schejtman,
Alexander y Julio Berdeg [(2003). Desarrollo territorial rural.
Santiago de Chile: RIMISP].
«…las propuestas que
planteamos se centran en un
objetivo: la promoción de una
economía rural competitiva e
incluyente, en el marco del eje
de la transformación productiva
del territorio»
Foto CIES
Nuevo paradigma de desarrollo rural. Desde 1990 se discuten sus
fundamentos.
59Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
dos espacios incluyentes, en los que puedan partici-
par principalmente los pequeños productores rura-
les, de modo que se logre evitar que sigan siendo
pocos (los más aventajados) quienes se beneficien de
estos. El desarrollo de mercados que funcionen efi-
ciente e incluyentemente permitirá, a su vez, reducir
los costos de transacción que impiden que las diná-
micas territoriales que pueden generarse, por las ar-
ticulaciones agropecuario-no agropecuarias, urbano-
rurales, pobres-no pobres, y las sinergias de la multi-
sectorialidad operen adecuadamente.
Consecuentemente con el énfasis en el cacter in-
cluyente de los mercados priorizados y del desarro-
llo económico descentralizado, la opción de políti-
ca propuesta implica partir de arreglos instituciona-
les, con funciones claras, que se traduzcan en la
acción combinada (a tras de alianzas) del Estado
(como activo promotor), la sociedad civil (dentro de
la que desempeñan un papel importante los orga-
nismos de desarrollo) y el sector privado, con una
participación protagónica de los pequeños produc-
tores organizados.
Se trata de tener un Estado que evite en todos sus
niveles (central, regional y local) y formas de inter-
vención, discresionalidad y orientación por criterios
políticos, clientelistas y asistencialistas; pero que in-
tervenga activamente en tanto promotor del desarro-
llo y como proveedor de bienes y serviciosblicos
clave. A los organismos de desarrollo y a la sociedad
civil organizada les corresponde complementar la
acción promotora del Estado. Los pequeños produc-
tores rurales, actores privados protagónicos, deben
fortalecer sus organizaciones y capacidades de ges-
tión de sus negocios y emprendimientos. Los des
actores privados, como los mayoristas y minoristas,
las empresas agroindustriales, las agroexportadoras
y de otros rubros, los supermercados e hipermerca-
dos, así como los proveedores de insumos y equi-
pos, de servicios para la innovación y servicios fi-
nancieros, y des agentes, deben articularse con
los pequeños productores organizados a través de
relaciones formales (contractuales preferentemente),
en condiciones equitativas y de mutuo beneficio para
el posicionamiento competitivo en mercados diná-
micos. El papel que desempeña el Estado es crucial
en la promoción de la equidad y transparencia en
estas vinculaciones.
Desarrollo y aprovechamiento de
oportunidades económicas rurales:
lineamientos estragicos
Políticas y bienes y serviciosblicos para una me-
jor articulación a mercados más ventajosos
Se propone priorizar, en primer lugar, las áreas con
mayor potencial de generación de ingresos y empleo
rurales, y aquellas en las que la innovación tecnoló-
gica, gerencial y organizacional, sea el principal
medio para la puesta en valor y aprovechamiento de
los recursos locales: agricultura, agroindustria, agro-
exportación, acuicultura, servicios ambientales, ex-
plotación forestal sostenible, turismo, artesaas y
comercio.
En segundo lugar, se enfatizan políticas sectoriales y
comerciales que, integradas en una estrategia de de-
sarrollo rural que sea parte de una estrategia de de-
sarrollo nacional, generen incentivos transparentes
para el aprovechamiento de las oportunidades rura-
les, sin distorsionar la eficiencia de los productores y
los sectores, y fortalezcan las capacidades para la
movilidad. Para ello, es necesario que el gasto públi-
co rural se oriente a la inversión en bienes y servi-
cios públicos clave, que reduzcan los costos de tran-
sacción que impiden a los pequeños productores lle-
gar a mercados dinámicos, internos y externos, y en
condiciones más ventajosas, tales como: educación
rural y fortalecimiento de las capacidades de gestión
y tecnológicas; infraestructura productiva con efecto
de arrastre para la inversión privada5, como la red
5/ Entrevista con Javier Escobal (GRADE).
«Se propone priorizar, en
primer lugar, las áreas con
mayor potencial de
generación de ingresos y
empleo rurales»
Foto CIES
Políticas, bienes y servicios públicos. Son necesarios para una mejor
articulación a mercados s ventajosos.
60 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
vial, energía (electricidad), información y comunica-
ciones (telefonía, Internet); e infraestructura social
(educación, salud, saneamiento). También es impor-
tante promover la inversión privada, como comple-
mento a la inversiónblica, en la generación de
estos bienes y servicios clave.
Promoción de mercados externos en coherencia con
el desarrollo de mercados internos
Considerando que la mayoría de pequeños produc-
tores enfrentan serias restricciones, y eventualmente
la inviabilidad, para la reconversión hacia productos
de exportación o incluso tentar nichos de mercado
dosticos, se propone desarrollar políticas que pro-
mocionen con igual énfasis los mercados internos y
externos, reconociendo que son los primeros los que
constituyen el espacio mayoritario de articulación de
estos productores.
En los siguientes lineamientos se proponen medidas
en este sentido, con énfasis en la apuesta por corredo-
res económicos para el fortalecimiento de los merca-
dos internos. Con relación a los mercados externos,
se propone: a) mejorar la negociación de acuerdos
bilaterales (incluyendo el TLC con Estados Unidos) y
multilaterales, mediante la eliminación de iniquida-
des y competencia desleal en contra del país, y el én-
fasis de la reducción no solo de las restricciones aran-
celarias sino, principalmente, de las no arancelarias6;
b) una política comercial de apertura gradual, con pla-
zos consecuentes con la mayor sensibilidad y menor
competitividad de algunos sectores, con medidas efec-
tivas para evitar efectos negativos (salvaguardias espe-
ciales, cuotas) y medidas compensatorias para estos
sectores7; y, c) la promoción de la reconversión (y el
fortalecimiento de la actividad agroexportadora en
curso), en coherencia con una estrategia de desarrollo
(énfasis en sectores menos competitivos): innovación
y fortalecimiento de capacidades (planes de negocios,
sistemas de aseguramiento de la calidad, inocuidad y
condición sanitaria de los productos, etc.), mejora del
acceso a financiamiento, fortalecimiento de la institu-
cionalidad pública relevante, mejora de la política de
propiedad intelectual (de la normatividad y su aplica-
ción, con énfasis en recursos genéticos de la biodiver-
sidad)8, control del impacto ambiental de la recon-
versión, mejora de la infraestructura necesaria (puer-
tos, aeropuertos, terminales de frío, etc.).
Corredores económicos para hacer viables las
dinámicas territoriales
Estos y otros espacios territoriales (regiones, manco-
munidades, cuencas, etc.) permiten la generación de
sus demandas, externas e internas, que amplían los
mercados para los productos rurales e impulsan su
transformación productiva a partir del aprovecha-
miento de sus ventajas comparativas, en un marco
de diversificación y multisectorialidad9. En este sen-
tido, el hecho de que los corredores faciliten el desa-
rrollo de una competitividad sistémica (a innova-
ción)10 , además de la especialización y la aglomera-
ción, contribuye de manera importante con el forta-
lecimiento de los mercados internos, así como con
la atención de demandas espeficas para productos
asociados a nichos de mercado.
Entre las propuestas para el desarrollo de corredores,
se encuentran: a) proyectos de desarrollo rural terri-
torial para la validación y fortalecimiento de corre-
dores, su institucionalidad y su visión de desarrollo;
b) fomento de la provisión de servicios al territorio;
c) inversión en infraestructura productiva, como co-
nexiones viales externas e internas (carreteras y ca-
minos rurales), sistemas de transporte, energía, infor-
mación y comunicaciones, infraestructura de riego,
etc.; d) desarrollo de una red de mercados mayoris-
tas modernos; e) promoción de parques industriales
e incubadoras de clusters y empresas, así como de
negocios rurales en el ámbito de los corredores, como
turismo, artesanías, pequeñas industrias rurales, ser-
vicios ambientales, entre otros.
6/ Tello, Mario (2005). “¿Es necesaria la firma del TLC Perú-
EEUU?, en Economía y Sociedad, N° 58. Lima: CIES, diciem-
bre, pp. 33-44,
7/ Zegarra, Eduardo (2005). “La firma del TLC con USA y la agri-
cultura peruana. Mimeo. Lima: GRADE.
8/ Entrevista con Hugo Fano (INCAGRO).
9/ La propuesta del Banco Mundial [(2002). Perú: una estrategia
de desarrollo rural para la sierra del Perú. Documento para dis-
cusión. Oficina Subregional para Bolivia, Ecuador y Pe] enfa-
tiza la importancia de los corredores y los requisitos para su
desarrollo. Asimismo, plantea importantes recomendaciones para
la promoción de negocios rurales como el turismo, las artesanías,
las pequeñas industrias, entre otros, que han sido recogidas en
este documento en asociación al desarrollo de corredores.
10/ Schejtman y Berdeg 2003
Foto CIES
Promoción de mercados externos. Debe ser coherente con los merca-
dos internos.
61Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
Fortalecimiento de las organizaciones
de productores
El principal requisito para que las organizaciones
puedan surgir, a pesar de un contexto de desconfian-
za e intereses particulares, es que ofrezcan a sus
miembros una ventaja tangible respecto de la acción
individual (alivio a restricciones de liquidez, mejor
articulación a mercados con mejores condiciones de
venta, etc.). Ades, es necesario promover la cons-
titución y formalización de organizaciones funciona-
les a una gestión productiva empresarial, fortalecer
sus capacidades gerenciales, y empoderar a los pro-
ductores en tanto clientes (demandantes) de servicios
necesarios para el éxito de sus negocios rurales (como
los servicios para la innovación y los financieros). Se
requieren, en este sentido, las siguientes medidas: a)
adecuación de requisitos administrativos y tributarios
a las características del ámbito rural; b) campañas de
información y difusión de las ventajas y requisitos de
formas organizacionales empresariales; c) cofinancia-
miento de la formalización11 ; d) educación rural y
acceso al mercado de servicios de innovación, vía el
cofinanciamiento de la mejora de capacidades a tra-
s de asistenciacnica, capacitación, investigación
e información.
Alianzasblico-privadas para los negocios rurales
Las alianzas entre el sectorblico (en sus diferen-
tes niveles e intervenciones), el sector empresarial y
las organizaciones de pequeños productores permi-
ten aprovechar sinergias, así como complementar
capacidades (especialmente tecnológicas y de ges-
tión empresarial), para aprovechar oportunidades di-
versificadas de negocios agropecuarios y no agro-
pecuarios12 .
Para la promoción de estas alianzas, se propone: a)
cofinanciamiento de costos para su conformación (in-
formación, generación de espacios para la articula-
ción de actores); b) cofinanciamiento de su fortaleci-
miento a través de servicios para la innovación, y otros
incentivos económicos y de regulación; c) inversión
en bienes y servicios para elevar la rentabilidad de la
inversión privada. Además, con el objetivo de mejo-
rar las cadenas y las relaciones contractuales con la
agroindustria, para el acceso a mercados dinámicos
internos y externos13 , se proponen las siguientes
medidas: a) promoción de instancias privadas de so-
lución de conflictos derivados del incumplimiento de
los contratos, y fortalecimiento de las capacidades
de negociación de las organizaciones de producto-
res; b) la introducción en los contratos de mecanis-
mos de seguros e información climática y de precios;
c) estrategias diferenciadas de promoción de cade-
nas (requisitos para su conformación, planes de ne-
gocios, fortalecimiento de capacidades, inversiones
complementarias, acuerdos contractuales).
Reducción del riesgo, la incertidumbre y
la vulnerabilidad
Con el objetivo de lograr una gestión integral de ries-
gos (climáticos, de mercados e individuales), se pro-
pone: a) el desarrollo de mercados complementarios
que ofrezcan medidas efectivas para reducir la vulne-
rabilidad: seguros, crédito, tierras, mercado laboral14 ;
b) la recuperación y desarrollo de tecnologías funcio-
11/ En general, se ha referencia al término de “cofinanciamiento”
(instrumento de promoción clave) para referir esquemas de sub-
sidio parcial, temporal y decreciente en el tiempo, condiciona-
do al aporte de recursos monetarios y no monetarios por parte
de los actores privados, y que serán brindados normalmente bajo
mecanismos de fondos concursables.
12/ Las propuestas del Banco Mundial (2002) y de Escobal y Valdi-
via (2004) enfatizan la importancia de estas alianzas y el papel
que desempeña el Estado en su promoción.
13/ Se enfatizan, en este sentido, mercados, segmentos y nichos
ventajosos nacionales (mercados mayoristas regionales y nacio-
nales, hipermercados y supermercados, cadenas de restauran-
tes y hoteles, establecimientos de productos de delicatessen, etc.);
y externos (mercados ecológicos, orgánicos, justos, solidarios,
étnicos, etc.).
14/ Trivelli, Carolina y Johanna Yancari (2006). “Vulnerabilidad en
los pequeños agricultores comerciales. Mimeo. Lima: IEP.
Foto CIES
Organizaciones de productores. Son necesarios incentivos tangibles para
sus miembros.
62 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
nales (diversificación de cultivos y terrenos), gestión
de cuencas, ordenamiento territorial, e inversión y re-
habilitación de infraestructura productiva que contri-
buyan a la superación de dificultades climáticas y to-
pogficas (represas, canales, andenes, etc.)15 ; c) cofi-
nanciamiento de la innovación entre el Estado y los
actores privados; d) facilitar la complementación de
negocios agropecuarios y no agropecuarios, y la mi-
gración; y fortalecer las redes sociales y familiares16 .
Desarrollo de un sistema de innovación, y de
sistemas de información científica-tecnológica,
de mercados y climática
Se propone, para el desarrollo de un sistema de in-
novación, ciencia y tecnología, la participación pro-
motora del Estado en los siguientes aspectos: institu-
cionalización de las políticas de fomento de la inver-
siónblico-privada en innovación; fortalecimiento
de sus actores, a través de la mejora de sus compe-
tencias y capacidades, y de la promoción de su insti-
tucionalidad; desarrollo del mercado de servicios para
la innovación (asistenciacnica, capacitación, in-
formación e investigación, para facilitar innovacio-
nes cnicas, gerenciales y organizacionales); forta-
lecimiento de la infraestructura científico-tecnológi-
ca; identificación de prioridades que articulen las
demandas sociales con las privadas; promoción del
control social de las acciones de innovación, median-
te un sistema de seguimiento y evaluación; y mejora
de la gestión del conocimiento a tras de sistemas
de información.
Mejora de los derechos de propiedad y
de los mercados de agua y tierras
Se enfatiza la importancia de desarrollar los merca-
dos de estos factores de producción; reducir la incer-
tidumbre sobre los derechos de propiedad, mediante
la titulación y registro de predios rurales; facilitar la
compra-venta y alquiler de tierras; definir derechos
de propiedad del agua y tarifas por su uso; mejorar la
gestión de las juntas de regantes (cofinanciar su for-
talecimiento); y cofinanciar (cuando se justifique) el
riego tecnificado.
Innovación para la mejora de las
capacidades y la competitividad de
los productores rurales: lineamientos
estragicos
Políticas para mejorar el acceso a servicios para la
innovación
Los altos costos de transacción presentes en el mer-
cado de servicios son el reflejo de la baja dotación
de activos privados y públicos clave, tales como edu-
cación, cdito y mecanismos para manejar el riesgo
(ahorros, seguros, etc.). A su vez, esta baja dotación
se traduce en barreras para el funcionamiento de di-
cho mercado e impide que la demanda potencial por
servicios se pueda hacer efectiva17 . Un primer espa-
cio para la intervención promotora del Estado es
mejorar estos activos. Un segundo espacio de inter-
vención lo constituye la disminución de los costos
de transacción, a través de la reducción de los pro-
15/ Comisión Interministerial de Asuntos Sociales-Secretaría Técni-
ca (2004). Perú: políticas para superar la pobreza. Lima: Presi-
dencia del Consejo de Ministros.
16/ Trivelli y Yancari 2006
17/ Escobal, Javier (2003). “Disponibilidad de pago y Costos de Tran-
sacción en el mercado de servicios profesionales especializa-
dos. Lima: INCAGRO (Estudio preparado para el Programa
INCAGRO).
«Los altos costos de transacción
presentes en el mercado de
servicios son el reflejo de la baja
dotación de activos privados y
blicos clave»
Foto CIES
Reducir la vulnerabilidad. Es necesario implementar una gestión inte-
gral de riesgos.
63Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
blemas de información e incertidumbre que los ge-
neran. Para ello, se requiere promover arreglos insti-
tucionales y otras acciones de apoyo para mejorar el
acceso a servicios y el funcionamiento de este mer-
cado (acercar la oferta y la demanda, cerrar la bre-
cha entre estas), lo que se aborda en los siguientes
lineamientos.
Compartir el costo y riesgo de la innovación
Uno de los principales instrumentos para promover
el mayor acceso a los servicios para la innovación es
el cofinanciamiento, que consiste en un subsidio par-
cial, temporal y decreciente en el tiempo, condicio-
nado al aporte de recursos monetarios (y no moneta-
rios) por parte de los productores que demandan los
servicios, orientado a cubrir parte de dichos costos.
Asimismo, es una forma mediante la cual el Estado y
los productores comparten la inversión en innova-
ción, así como el riesgo que esta supone (uno de sus
principales limitantes), sustentada en que el bajo de-
sarrollo del mercado de servicios requiere de esta
intervención promotora. El cofinanciamiento debe
darse a los productores, pues esto garantiza que sea
su demanda la que oriente la provisión de servicios.
Este instrumento permite hacer efectiva la demanda
(y, por lo tanto, el acceso), fomentar el pago de los
servicios y mejorar la rentabilidad de los negocios
a innovación, contribuyendo con una mayor valo-
ración de los servicios.
Fondos concursables y Planes de negocios
para una mejor asignación de los recursos
de promoción de la innovación
La asignación de recursos en cofinanciamiento para
la promoción del mercado de servicios debe darse
bajo mecanismos eficientes y efectivos. Instrumen-
tos competitivos, como los fondos concursables,
mediante los cuales se seleccionen, para su cofinan-
ciamiento, los planes de servicios de innovación más
sólidos para la mejora de los negocios rurales s
prometedores (sustentados en planes de negocios),
presentan estos atributos.
Fortalecimiento y empoderamiento
de los productores demandantes de servicios
Contar con organizaciones de productores fortaleci-
das contribuye a lograr economías de escala, y redu-
cir los costos unitarios de producción de los servicios
y los costos de transacción para su provisión. Asimis-
mo, permite contar con mejores capacidades de los
productores para la gestión de negocios rurales, prio-
rización de sus demandas de innovación, contratación
de servicios y asimilación de las innovaciones. Para el
logro de esto, es necesario que las diferentes entida-
des promotoras incorporen la participación activa de
los productores en la formulación, ejecución y moni-
toreo de los proyectos orientados a desarrollar el mer-
cado de servicios; además de fortalecer las capacida-
des mencionadas. En este sentido, es importante forta-
lecer las capacidades de formular planes de servicios
y planes de negocios, así como aspectos básicos ad-
ministrativos, tributarios y contables para la ejecución
de los recursos. Son complementarios, tanto la pro-
moción de la constitución formal de las organizacio-
nes como el uso de instrumentos legales (contratos)
que refuercen su empoderamiento.
Focalización para un acceso incluyente
a los servicios
La focalización de la demanda tiene como objetivo
diferenciar grupos al interior de los cuales haya ma-
yor homogeneidad entre los productores, en térmi-
nos de su dotación de activos, capacidad de pago,
desarrollo del mercado de servicios y los mercados
de productos, etc. La homogeneidad de los produc-
tores al interior de los segmentos que se identifiquen
es el requisito indispensable para aplicar mecanis-
mos diferenciados de promoción en función de las
características de cada grupo, para facilitar su acce-
so a servicios en condiciones de equidad, con énfa-
sis en los grupos más vulnerables (como poblaciones
indígenas y organizaciones de mujeres) y en la mini-
mización del subsidio para los grupos más próspe-
ros. Sin la focalización se generan problemas de fil-
tración y subcobertura, que se traducen en mayor
exclusión de los servicios.
Para la promoción del acceso a los servicios por par-
te de las poblaciones vulnerables, se enfatizan la di-
fusión y capacitación adaptadas a su lengua y refe-
rentes culturales, y con enfoque denero; fondos
concursables más flexibles; arreglos institucionales
con mayor empoderamiento de los productores; y,
mayor cofinanciamiento y la facilitación del acceso
Foto CIES
Servicios para la innovación. Se requiere mejorar el acceso de la población.
64 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
a bienes y servicios complementarios como insumos,
equipos, infraestructura productiva, cdito, etc.
Alianzas para el acceso a servicios y el éxito
de los negocios innovadores
Se trata de promover alianzas entre los productores
organizados (liderándolas) y aliados estratégicos, tanto
para el acceso al mercado de servicios como para la
articulación a los mercados de productos. Para ello,
se proponen instrumentos (como los contratos de aso-
ciación en participación) que formalicen los acuer-
dos entre los miembros de las alianzas (con transpa-
rencia y equidad, además de la garantía de que los
productores ejercen el liderazgo) y establezcan las
ventajas de esta asociación.
Fortalecimiento de una oferta sostenible
de servicios de calidad
Es necesario fomentar la participación de oferentes
de servicios privados con orientación empresarial para
mejorar la calidad de los servicios y su sostenibili-
dad. Ante la escasa presencia de este tipo de oferen-
tes, se debe incentivar la participación de nuevos
actores o la reconversión de aquellos que tienen en-
foques asistencialistas hacia un enfoque de merca-
do. Los instrumentos que se proponen son: mejorar
la rentabilidad de la provisión de servicios (econo-
mías de escala, reducción de costos de transacción,
mayor demanda); programas de capacitación de ofe-
rentes en el enfoque de competencias; fortalecimiento
de entidades públicas que ofrecen servicios como
parte de la acción promotora del Estado; promoción
de metodologías de extensión “de campesino a cam-
pesino” y metodologías participativas de investiga-
ción, mediante el incentivo a la participación de pro-
ductores y productoras líderes; el fortalecimiento de
centros de asesoramiento empresarial y de oferentes
de servicios de información.
Desarrollo de sistemas de información de servicios y
de certificación de oferentes
Se trata de fomentar el desarrollo de sistemas de in-
formación que permitan acopiar, organizar y difun-
dir información sobre oferentes y demandantes de
servicios. Esta información contribui a reducir los
costos de transacción y a facilitar el proceso de for-
mación de precios en el mercado de servicios. Com-
plementariamente, deben promoverse mecanismos de
certificación de la calidad de los oferentes, en fun-
ción de sus competencias y especialización, lo cual
es clave para generar una oferta que se adecue a los
requisitos de los productores (servicios, contenidos y
metodologías).
Enfoque territorial en la promoción del mercado
de servicios para la innovación
La competitividad, determinada por la innovación,
es un fenómeno sismico, en el sentido de que de-
pende de las características del entorno en el que
esn insertas las unidades productivas. Esto define
la necesidad de promover el mercado de servicios
para la innovación con un enfoque territorial, a tra-
s de la aplicación de los instrumentos de promo-
ción propuestos de una manera descentralizada y en
el nivel de territorios (corredores, regiones, etc.). Así,
se contribuye al fortalecimiento de la institucionali-
dad local y a complementar acciones con otras inter-
venciones, que buscan mejorar la dotación de acti-
vos privados y bienes y servicios públicos, la infraes-
tructura productiva, el acceso a servicios financieros
rurales, entre otros.
Financiamiento para la inversión en
emprendimientos rurales:
lineamientos estragicos18
Políticas para mejorar el acceso a servicios
financieros rurales
Se debe apuntar a reducir los costos de transacción
originados por la dispersión geogfica de los clien-
tes, el alto riesgo del sector, la falta de información
(que eleva los costos que los intermediarios asumen
para la selección y monitoreo de clientes, y los cos-
tos de los demandantes para conocer intermediarios
y productos o acceder a estos), los complejos trámi-
tes que deben desarrollarse en ámbitos rurales, entre
otros. De lo contrario, el precio de los servicios fi-
nancieros seguirá siendo alto, haciéndolos inaccesi-
bles para los pobladores rurales o generando una
concentración de las carteras en proyectos altamen-
18/ Para el desarrollo de las propuestas en relación con este tema,
fueron valiosos los aportes de Carolina Trivelli (IEP) en entrevis-
ta personal sostenida con los autores.
Foto CIES
Organizaciones de productores fortalecidos. Contribuyen a lograr
economías de escala.
65Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
te rentables pero riesgosos. Los siguientes lineamien-
tos apuntan al objetivo señalado.
Desarrollo de sistemas de información
Es necesario fomentar mecanismos para, por el lado
de la oferta, facilitar el conocimiento de potenciales
y actuales clientes (servicios financieros demanda-
dos e historial de desempeño económico y en los
mercados financieros); y, por el lado de la demanda,
conocer productos (requisitos, funcionamiento) que
se adecuen a sus necesidades y capacidad de pago.
Para ello, se propone el desarrollo de centrales de
riesgo.
Desarrollo de estrategias e instrumentos
para el manejo de riesgos
Por el lado de los intermediarios, se requiere la di-
versificación de clientes, negocios rurales (naturale-
za y estacionalidad), ámbitos de acción y fuentes de
fondeo de recursos; además de asegurar sus carteras
de cdito (con fondos de garantía, por ejemplo). Por
el lado de los prestamistas, es necesario promover el
acceso a mecanismos privados de aseguramiento
(ahorros y seguros ante riesgos de producción y pre-
cios, de salud, etc.).
Fortalecimiento del acceso al cdito y promoción
de nuevos servicios financieros, para el
financiamiento de actividades rurales agropecuarias
y no agropecuarias
Los mercados financieros rurales deben atender una
demanda que está vinculada a emprendimientos agro-
pecuarios y no agropecuarios (que crecen en impor-
tancia y son determinantes como estrategia de diver-
sificación de los productores rurales, además de ser
en sí una fuente importante de liquidez). Las medi-
das propuestas con relación a esto incluyen: a) me-
jorar el acceso al crédito formal, vía su adecuación a
la heterogeneidad de la demanda, por tipo de clien-
tes y por uso; b) desarrollar instrumentos que permi-
tan combinar garantías patrimoniales y sociales (gru-
pos solidarios, bancos comunales), y que descansen
más en la capacidad y voluntad de pago de los clien-
tes y en los flujos de fondos que estos pueden gene-
rar (además de fortalecer las garantías reales, mediante
el desarrollo del mercado de tierras y la mejora de la
situación de los derechos de propiedad); c) desarro-
llar y profundizar el uso de nuevos servicios finan-
cieros, como el micro-ahorro, envío y recepción de
dinero (especialmente remesas), sistemas de medios
de pagos, micro-leasing, entre otros.
Fortalecimiento de los intermediarios financieros y
conformación de plataformas de segundo piso
La oferta de servicios financieros rurales debe forta-
lecerse para lograr niveles de intervención mayores,
que permitan impactos en la reducción de los costos
de transacción, economías de escala e influencia en
las políticas del sector. En ese sentido, se propone: a)
cofinanciar la formalización e innovación (capaci-
dades de gestión, desarrollo de instrumentos) en los
intermediarios que actualmente operan, e incentivar
la entrada de nuevos actores; b) subsidiar los costos
de transacción de las entidades microfinancieras con
instrumentos como los bonos de articulación finan-
ciera, y cofinanciar sus costos operativos, de contra-
tación de especialistas, etc.; c) redefinir Agrobanco,
como entidad encargada del subsidio y cofinancia-
miento de las entidades microfinancieras (nueva fun-
ción de reducción efectiva de los costos de transac-
ción y atención de sectores comprobadamente de-
satendidos); d) adecuar el marco regulatorio finan-
ciero a las complejidades del ámbito rural y fortale-
cer las entidades reguladoras; e) promover la forma-
ción de plataformas de segundo piso (redes, asocia-
ciones, etc.); f) desarrollar el mercado de capitales,
con énfasis en fondos de inversionistas instituciona-
les e individuales orientados al ámbito rural.
Conocimiento y ampliación de la demanda efectiva
Para conocer a profundidad la demanda rural de ser-
vicios financieros (que es altamente heterogénea y
segmentada), y viabilizar la demanda de aquellos
pobladores rurales que están dispuestos y tienen la
capacidad de asumir el costo de los servicios finan-
cieros, además de tener capacidad de repago, pero
que no logran acceder a estos mercados (o no quie-
ren hacerlo) por los altos costos de transacción, ries-
go y falta de información, se proponen: estudios de
demanda, simplificación de trámites, programas de
seguros, y campañas de información y difusión en el
nivel rural.
Foto CIES
Acceso al financiamiento. Se debe mejorar las capacidades de las
organizaciones de productores.
66 Econoa y Sociedad 59, CIES, marzo 2006
torial y la resistencia a intervenir territorialmente y
compartir competencias19 ). Tomando en cuenta el
desafío que esto significa, se proponen acciones
orientadas a la constitución de una institucionali-
dad funcional al desarrollo rural territorial (DRT) y
la promoción de la descentralización del crecimien-
to económico, tales como20 : definición y tipología
de territorios; definición de la entidadblica res-
ponsable del DRT (con rango ministerial e intersec-
torial) y de los ejecutores de la Estrategia Nacional
de Desarrollo Rural (ENDR); mejora de la ENDR;
desarrollo de un sistema de consejos para el DRT,
con participación de alianzas entre el sector públi-
co, el sector privado y la sociedad civil, y gobier-
nos locales y regionales; desarrollo de un fondo de
inversión en proyectos locales, regionales y nacio-
nales; fortalecimiento de capacidades de las alian-
zas y gobiernos regionales y locales; y, desarrollo
de un sistema de rendición de cuentas y un sistema
de aprendizaje e intercambio institucional.
Siendo la apuesta por el enfoque territorial la mejor
ruta alternativa para un desarrollo rural efectivo, vale
la pena insistir con la reforma del Estado, la cons-
trucción de la institucionalidad necesaria y la valida-
ción de proyectos en este enfoque. Si se logra en el
corto plazo que lo territorial sea el referente de la
acción sectorial, se hab sentado las bases para que
en el mediano y largo plazo se materialice el enfo-
que territorial. Para ello, es imprescindible contar con
el poder y la voluntad política necesarios, así como
con la activa participación de todos los actores del
desarrollo rural.
19/ Para el análisis de esta problemática fueron muy importantes
los aportes de Carlos Monge, consultor de Propuesta Ciudada-
na, en entrevista sostenida con los autores
20/ Propuestas adaptadas de De Janvry, Alain (2005). “Toward a
New Approach to Rural Development Strategies: From Inte-
grated Rural Development (IRD) to Integral Territorial Develop-
ment (ITD). Mimeo.
Fortalecimiento de organizaciones de productores
para el acceso al financiamiento
La creación, formalización y mejora de las capaci-
dades de las organizaciones de productores incremen-
ta sus posibilidades de acceso a servicios financieros
rurales, pues permite alcanzar escalas que reducen
los costos de los intermediarios, así como una mejor
gestión de los emprendimientos (cuya rentabilidad
sustenta la capacidad de repago y costeo de los ser-
vicios financieros), elevando la confianza en la cul-
tura crediticia de los productores. Para lograrlo, se
propone el cofinanciamiento de los costos que estas
mejoras implican, así como apoyo para la formula-
ción de planes de negocios que sustenten la rentabi-
lidad de los emprendimientos rurales que se quiere
financiar.
Hacia una institucionalidad funcional
al desarrollo rural territorial
En el caso del Perú, ades de las complejidades
de la descentralización, las principales dificultades
de implementar la agenda señalada estarían en la
construcción de la institucionalidad territorial y la
operativización de una gestión territorial por parte
del Estado (como consecuencia de una inercia sec-

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, junio 2). Propuestas para el desarrollo de la economía rural en Perú. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/propuestas-desarrollo-economia-rural-peru/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Propuestas para el desarrollo de la economía rural en Perú". GestioPolis. 2 junio 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/propuestas-desarrollo-economia-rural-peru/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Propuestas para el desarrollo de la economía rural en Perú". GestioPolis. junio 2, 2006. Consultado el 21 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/propuestas-desarrollo-economia-rural-peru/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Propuestas para el desarrollo de la economía rural en Perú [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/propuestas-desarrollo-economia-rural-peru/> [Citado el 21 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de 65990097@N03 en Flickr
DACJ