El problema del desempleo

No podemos ocultar que el desempleo y todos sus derivados, son problemas muy graves, especialmente en nuestras sociedades latinoamericanas. Sin un apoyo decidido del Estado, es muy difícil salir a flote y conseguir mejores resultados

Es dramático pero cierto, los niveles de desempleo en muchos lugares del mundo, especialmente Latinoamérica, han llegado a cifras escandalosas. En muchos países, este es uno de los problemas de mayor cuidado y el que requiere mas atención para ser bien tratado. Sumado a esto, también está el subempleo que ataca a muchas sociedades en el planeta.

Lo más grave es que no se vislumbra una solución pronta al caos que genera este problema y, por el contrario, las cifras de desempleo crecen más y más, creando más pobreza y miseria haciendo que una sociedad no surja y se desvíe del camino inicial a seguir y se sumerja en un fondo oscuro donde muy difícilmente podrá salir.

Sumado al desempleo, se encuentra también el fenómeno de los despidos masivos. Muchas compañías ven en ellos, la forma más apropiada para reducir costos, mejorar la calidad y competitividad de los trabajadores, al mismo tiempo que se genera un síntoma de desaceleración económica, al no contar con los individuos necesarios para desarrollar una labor o tarea.

Muchas de estas compañías, se apresuran a reducir personal sin medir bien las consecuencias, lo que ocasiona que en vez de un beneficio, se esté dando un paso grande hacia la autodestrucción. Por tal razón, se debe realizar antes un estudio para determinar la conveniencia o no de los despidos y sólo cuando sea muy necesario proceder con ello.

Algunos piensan que las causas del fenómeno del desempleo, subempleo y despidos masivos, son la internacionalización de la economía, la apertura de los mercados, en fin, todo lo concerniente al proceso de globalización que vive actualmente el planeta. Sin embargo, también es necesario destacar que con estas tendencias, se ha dado una reestructuración en los métodos y procesos de trabajo.

En muchos países, por ejemplo, existe mano de obra de buena calidad y barata y en otros aunque no es mala, es sumamente costosa. Esto hace que los empresarios tengan la oportunidad de decidir producir lo mismo, con menores costos, lo que redundará positivamente en competir eficientemente en el mercado.

La informalidad y el subempleo van a la par de la falta de trabajo. Muchas empresas, optan por reducir personal creyendo que es la mejor solución a sus problemas

El problema es que los países del primer mundo son los encargados de “patrocinar” a los subdesarrollados, y éstos por el contrario, se encuentran en gran desventaja al no poder hacer lo mismo y competir en igualdad de condiciones. Esto genera que se presente lo anteriormente expuesto, que las compañías tengan que despedir a su gente, cerrar, o en últimas, fusionarse con otras para sobrevivir.

Otra consecuencia de lo anterior es el aumento del trabajo informal. Al no existir la posibilidad de acceder al mercado laboral, a muchos no les queda más remedio que tratar de subsistir como sea, creando nuevos negocios o comercializando informalmente para poder sobrevivir. Esta tendencia a aumentado considerablemente en los últimos años.

Con todo este panorama, se incentiva la creación de microempresas y pequeños negocios, en donde muchas personas ven la posibilidad de subsistir y salir adelante ya que no existe otra opción. Sin embargo, sin un decidido apoyo de parte gubernamental, es muy difícil que estos negocios surjan y, por el contrario, se genere más desempleo.

Precisamente, esto último es entendido por los especialistas como una de las salidas a la crisis por la que se está atravesando. Con la ayuda del Estado, se logrará que los países industrializados sigan su buena marcha y los que están en camino, puedan continuar su desarrollo, por medio de políticas ya sea coyunturales o a largo plazo que permitan mejorar la actividad laboral.

Ya para finalizar, es necesario decir que desafortunadamente, la gran mayoría de nuestros gobiernos no han encontrado una solución definitiva a este problema. Se ha visto con dolor que algunas de nuestras naciones van por mal camino a la par que las desarrolladas gozan de buena salud. Sin embargo, lo mejor es mantener la fe y luchar porque este fenómeno tienda a desaparecer para beneficio de todas las sociedades.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Salinas Oscar Javier. (2001, septiembre 20). El problema del desempleo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/problema-desempleo/
Salinas, Oscar Javier. "El problema del desempleo". GestioPolis. 20 septiembre 2001. Web. <https://www.gestiopolis.com/problema-desempleo/>.
Salinas, Oscar Javier. "El problema del desempleo". GestioPolis. septiembre 20, 2001. Consultado el 14 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/problema-desempleo/.
Salinas, Oscar Javier. El problema del desempleo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/problema-desempleo/> [Citado el 14 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de gonmi en Flickr
DACJ