Perspectivas de la política arancelaria y de integración en Perú 2002

  • Economía
  • 30 minutos de lectura
38
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Introducción
Las exportaciones en el año 2001
ascendieron a US$ 6.937 millo-
nes, lo cual representa un creci-
miento de 0,5 por ciento con res-
pecto al año 2000. Sin embargo,
de dicho monto exportado, el
68% correspondió a productos
tradicionales y solo el 32% a pro-
ductos no tradicionales, mante-
niendo casi invariable dicha pro-
porción (ver el cuadro 1 y el grá-
fico 1). Cabe mencionar que un
objetivo para el crecimiento de
las exportaciones es lograr un as-
censo en el rubro no tradicional,
debido al mayor valor agregado
de estas y como una manera de
Perspectivas de la política arancelaria y de integración
Mercedes Araoz - CIUP
dría explicar la propia relevancia
que tiene el mercado internacio-
nal para buena parte de la pobla-
ción, a diferencia de otros países
de la región, donde la inserción al
mercado internacional es una po-
lítica de Estado, totalmente acep-
tada por la ciudadanía.
En cuanto a las exportaciones per
cápita, estas solo alcanzan la cifra
de US$ 268 por habitante, según
los datos al año 2000. Al compa-
rar con el resto de países latinoa-
mericanos (ver el gráfico 2), nos
damos cuenta de que el Perú se
encuentra en una situación des-
favorable porque su nivel de ex-
portaciones per cápita está muy
por debajo de los niveles presen-
tados por Chile, Costa Rica y
México, países que superan los
US$ 1.000 per cápita.
evitar las consecuencias de una
tendencia a la baja de los precios
de los commodities.
Además de la concentración de las
exportaciones en los productos tra-
dicionales, existe el problema de
la asimetría en la distribución de
las exportaciones por empresas, ya
que la gran mayoría de estas últi-
mas exporta valores menores a
US$ 1 millón al año. Esto implica
la existencia de concentración en
las empresas exportadoras, pues
solo el 12% de ellas representa el
94,8% del total exportado, así
como una limitada capacidad di-
namizadora de la economía del
sector exportador actual. Ello po-
«...de dicho
monto
exportado, el
68%
correspondió
a productos
tradicionales
y solo el 32%
a productos
no
tradicionales,
manteniendo
casi
invariable
dicha
proporción..
2001 2000 Var. %
Productos tradicionales 4.714 4.806 -1,90
Minero 3.189 3.220 -0,96
Pesquero 926 955 -2,99
Hidrocarburos 392 381 2,80
Agrícola 207 250 -17,01
Productos no tradicionales 2.192 2.054 6,73
Agropecuario 437 395 10,86
Textil 664 701 -5,26
Pesquero 208 186 11,34
Químico 246 212 16,33
Metalmecánico 158 96 64,21
Siderometalúrgico 189 215 -11,96
Otros 289 249 16,23
Otros 31 23 37,18
Total 6.937 6.882 0,80
Fuente: Aduanas (www.aduanet.gob.pe)
Elaboración propia
Evolución de las exportaciones peruanas
(Millones de US$)
Cuadro 1
39
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Fuente: Aduanas (www.aduanet.gob.pe)
Elaboración propia
Evolución reciente de las exportaciones peruanas: 19922001
(Millones de US$)
Gráfico 1
Otro problema que se debe su-
perar es la alta concentración de
nuestro comercio en el merca-
do estadounidense, porque al ser
dependientes de un único mer-
cado, nuestras exportaciones e
importaciones son vulnerables a
cualquier problema que surja en
él. Como se aprecia en el cua-
dro 2, en el año 2001, el 24,9%
de nuestras exportaciones se di-
rigió a Estados Unidos y el 30,1%
de nuestras importaciones pro-
vino de dicho mercado.
Exportaciones per cápita, 2000
(US$ por habitante)
Gráfico 2
Fuente: OMC (www.wto.org), United Nations Population Fund
Elaboración propia
«...al ser
dependientes
de un único
mercado,
nuestras
exportaciones e
importaciones
son vulnerables
a cualquier
problema que
surja en él»
En este ensayo se busca elaborar,
brevemente, un diagnóstico de la
política comercial peruana y sus
estrategias de inserción en el mer-
cado global, a través de las nego-
ciaciones comerciales internacio-
nales. Si bien el Perú abandonó la
estrategia sustitutiva de importa-
ciones hace más de una década,
no ha tenido una estrategia de cre-
cimiento orientada hacia afuera,
quizá esperando que las señales
del mercado se dieran automáti-
camente, sin que se completaran
los mercados, o que las institucio-
nes desempeñaran un papel a fa-
vor del desarrollo del propio mer-
cado. Creemos que se deben to-
mar acciones concretas en políti-
ca comercial, con criterios estra-
tégicos e incorporando la variedad
de temas comerciales que hoy se
negocian, y que es necesario el
diseño de una estrategia exporta-
dora que lleve a un mayor creci-
miento y bienestar de la nación.
En esta misma línea de pensa-
miento, aunque el Perú ha mos-
trado mucho dinamismo en cuan-
to a su participación en la búsque-
da de apertura de los mercados
externos para los productores do-
mésticos, a través de acuerdos pre-
ferenciales de distinto calibre, al-
40
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
País Exportaciones Importaciones
Estados Unidos 24,9 30,1
Canadá 2,0 1,4
México 1,8 2,6
Brasil 3,2 3,9
Colombia 2,2 4,0
Chile 4,0 8,0
Venezuela 2,1 4,0
Reino Unido 13,4 1,1
Suiza 4,4 1,4
Alemania 3,0 3,4
España 3,0 8,8
Japón 6,5 3,4
China 6,1 1,9
Otros 23,4 26,1
Fuente: BCRP (www.bcrp.gob.pe)
Elaboración propia
Distribución geográfica de las exportaciones e importaciones, 2001
(Como porcentaje, a precios corrientes)
Cuadro 2
gunos con más éxito que otros, no
se ha tenido un norte claro en las
negociaciones comerciales. La fir-
ma de múltiples acuerdos bilate-
rales, frente a acuerdos más pro-
fundos, se ve como una alternati-
va, cuando realmente no lo es. Los
primeros pueden ocasionar mayo-
res desviaciones del comercio que
los segundos y estos, a su vez, pue-
den generar efectos dinámicos que
los primeros no. Es más, el desco-
nocimiento de la dinámica geopo-
lítica y geoeconómica de lo que
aquí llamo la geografía del comer-
cio internacional, lleva a declara-
ciones que muestran los buenos
deseos de quienes hacen las afir-
maciones, pero sin un sustento
económico ni político.
Siguiendo a Rodrik1, se quiere
resaltar que el objetivo principal
de los hacedores de política debe
ser el desarrollo económico de las
naciones y que la integración al
mundo debe ser una de las herra-
mientas para el logro de este ob-
jetivo, y no ser el objetivo per se.
Por lo mismo, es necesario señalar
que se debe tener una estrategia
negociadora que no observe cri-
terios ideológicos sino pragmáticos,
que sirvan para el logro del bien-
estar de nuestra población.
Evaluación del
comercio reciente
del Perú con los
principales socios
comerciales
El intercambio comercial del Perú
se concentra básicamente en los
«La firma de
múltiples
acuerdos
bilaterales,
frente a
acuerdos
más
profundos,
se ve como
una
alternativa,
cuando
realmente
no lo es»
países miembros del ALCA, de
donde proviene el 72% de nues-
tras importaciones y se coloca el
45% de las exportaciones. El NAF-
TA representa para las exporta-
ciones el 33%, siendo Estados
Unidos el principal mercado con
el 25%; similar comportamiento
se observa en las importaciones
con este bloque comercial, de
donde proviene el 34%. La Co-
munidad Andina, si bien repre-
senta bajos niveles de exporta-
ciones (8%) e importaciones
(16%), es un importante socio por
el tipo de producto que se ex-
porta: básicamente los no tradi-
cionales (manufactura), lo que
contrasta con otros bloques co-
merciales (ver los cuadros 1, 2 y
3 y los gráficos 3, 4 y 5)2.
1/ Rodrik, Dani (2000). Can Integration into
the World Economy Substitute for a Develop-
ment Strategy, presentado en la Conferen-
cia del Banco Mundial ABCDE. Europa, París,
junio 26  28.
2/ Ver BIDINTAL (2002). Informe Andino.
Washington D.C.
41
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Orden País Exportaciones Importaciones Balanza Intercambio
FOB CIF comercial comercial
1 Estados Unidos 1/ 1.041,2 827,5 213,7 1.868,7
2 Chile 122,2 230,1 -107,9 352,3
3 Brasil 119,5 249,0 -129,5 368,5
4 Canadá 91,6 73,5 18,1 165,2
5 Colombia 85,0 261,6 -176,6 346,7
6 Ecuador 75,0 221,1 -146,1 296,1
7 México 74,4 165,4 -91,0 239,9
8 Venezuela 64,3 166,7 -102,3 231,0
9 Bolivia 51,2 32,3 18,9 83,5
10 Panamá 26,6 9,9 16,6 36,5
Total ALCA 1.838,2 2.800,5 -762,2 4.438,7
Total Mundo 4.195,6 4.191,3 4,3 8.386,9
1/: Se incluye a Puerto Rico por su condición de Estado asociado.
Fuente: Aduanas (www.aduanet.gob.pe)
Elaboración propia
Principales socios comerciales en el ALCA: enerojulio, 2002
(Millones de US$)
Cuadro 3
Destino de las exportaciones del Perú, 2001
(Total: 6.909 millones de US$)
Gráfico 3
Fuente: Aduanas (www.aduanet.gob.pe)
Elaboración: Mincetur
«El intercambio
comercial del
Perú se
concentra
básicamente en
los países
miembros del
ALCA, de donde
proviene el 72%
de nuestras
importaciones y
se coloca el
45% de las
exportacione
concentración en minerales gene-
ra una alta dependencia de los
commodities, que en los últimos
años han registrado un magro des-
empeño. Ese es el caso del cobre,
la plata y el zinc, que desde el año
2000 han visto disminuir sus pre-
cios en 12%, 8% y 29%, respec-
tivamente (ver el gráfico 1).
Evaluación de la
política comercial
peruana reciente
Política arancelaria,
estructura, marchas y
contramarchas
Los derechos fijados por el Aran-
cel de Aduanas son de carácter ad
valórem, aplicables sobre el valor
CIF de las mercancías. En junio
de 1993, se estableció un tipo
arancelario del 15 por ciento para
un 86 por ciento de las líneas
arancelarias y un tipo del 25 por
Las exportaciones de productos
tradicionales alcanzan el 69%,
siendo el sector minero el princi-
pal sector productivo con el 49%,
seguido del pesquero con el 13%.
En tanto que en los no tradicio-
nales resaltan el textil, con 8,7%
y el agropecuario, con 6,4%.
La falta de diversificación en pro-
ductos con valor agregado y la
42
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Origen de las importaciones peruanas, 2001
(Total: 7.337 millones de US$)
Gráfico 4
Fuente: Aduanas (www.aduanet.gob.pe)
Elaboración: Mincetur
Perú: intercambio comercial, 2001
(Total: 14.246 millones de US$)
Gráfico 5
Fuente: Aduanas (www.aduanet.gob.pe)
Elaboración: Mincetur
ciento para las demás. Esta estruc-
tura fue modificada en abril de
1997: los tipos arancelarios se re-
dujeron a 12 y 20 por ciento. Pos-
teriormente, con el gobierno de
transición, se modificó la estruc-
tura arancelaria, al pasar a los ni-
veles de 4, 12 y 20 por ciento.
Asimismo, el 26 de abril de 2001,
se redujo de 12 a 4 por ciento el
ad valórem a una lista de 1.390
partidas compuestas por insumos,
partes y piezas no producidas lo-
calmente. De esta manera, el
arancel promedio simple, a se-
tiembre de 2001, se redujo de
13,5% a 11,8%; sin embargo, la
dispersión arancelaria se elevó.
En marzo de 2002 se redujo la tasa
ad valórem de 12 y 20 por ciento
a 7 por ciento, aplicable a 1.560
partidas de bienes de capital, las
cuales representaron el 27,7 por
ciento de las importaciones tota-
les en 2001. Luego, a 312 partidas
afectas a esta reducción, se les
aplicó una sobretasa de 5 por cien-
to. Con la medida aplicada, la es-
tructura arancelaria alcanzó ocho
niveles y las importaciones afectas
al 12 por ciento disminuyeron de
74 a 52 por ciento. Por otra parte,
de febrero a abril de 2002, el
arancel promedio se redujo de
11,9 a 11,0 por ciento y el aran-
cel promedio ponderado por im-
portaciones de 2001, disminuyó
de 11,9 a 10,8 por ciento; sin
embargo, la dispersión aumentó
de 28,49 a 31,76. Finalmente, en
setiembre del presente año, se
modificaron las tasas de derechos
ad valórem CIF de las subpartidas
nacionales correspondientes a
maquinaria y equipo. Así, para
178 partidas arancelarias, se re-
dujo la tasa ad valórem de 7 a 4
por ciento (ver el cuadro 4).
De estos movimientos, sobre todo
en los últimos años3, es fácil de-
ducir que no existe claridad en la
política arancelaria ni en sus im-
pactos en la asignación de recur-
sos. En un estudio en marcha de
unos colegas de la PUCP, se mues-
tra que, a pesar de la multitud de
cambios, en realidad la estructu-
ra de la protección efectiva no
ha cambiado sustancialmente4.
No estamos en un proceso de
3/ Cuatro veces en menos de dos años.
4/ Fairlie R., Alan y Jorge Torres Z. (2002).
Apertura comercial y protecciones efectivas
en el Perú, Mimeo. Lima: PUCPCIES.
43
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Nivel Número de Porcentaje de Importaciones Descripción
arancelario 1/ partidas partidas CIF 2001
0 6 0,1 0,0% Menaje y equipaje
4 1.436 20,5 15,7% Insumos no producidos en el país y 8 partidas de bienes de
capital (arenisca, cemento aluminoso y perfiles de acero)
7 1.248 17,8 21,8% Bienes de capital para la agricultura, industria, construcción
y el transporte, con excepción de 320 partidas
9 (4 + 5) 1 0,0 0,0% Mosto de uva
12 3.167 45,3 52,1% Bienes de consumo, insumos y 312 partidas de bienes de
capital como materiales de construcción, neumáticos nuevos,
vehículos para más de 16 personas, tubos para oleoductos
o gaseoductos, convertidores estáticos, construcciones
prefabricadas, cemento, cal, cerámicas, ventiladores, entre otros
17 (12 + 5) 47 0,7 0,7% Algunas carnes porcinas, maíz blanco, cebada, malta,
preparados para la alimentación infantil, cerveza y licores
20 763 10,9 3,5% Hilados, textiles, confecciones, sacos y calzado
25 (20 + 5) 329 4,7 6,2% Productos lácteos, azúcar, maíz, arroz, papas, cebollas, ajos,
frijoles, lentejas, frutas, té, café, trigo, avena, chocolate,
pastas, carne ovina, bovina, porcina y aves
Total 6.997 100,0 100,0%
Arancel promedio
y arancel promedio
ponderado 11,0 10,8
1/: A abril de 2002.
Fuente: BCRP (www.bcrp.gob.pe)
Elaboración propia
Estructura arancelaria
Cuadro 4
real liberalización, con criterio
técnico ni estratégico. Las mar-
chas y contramarchas en política
comercial son peligrosas, pues no
indican a los inversionistas dónde
es más eficiente y rentable reali-
zar sus inversiones. Esto es menos
transparente aún, cuando se trata
de las políticas comerciales no
arancelarias. Las decisiones rela-
cionadas con sobretasas arance-
larias, los derechos específicos
variables, el drawback, entre otros,
se hacen ad hoc al momento po-
lítico y no en función de una acer-
tada asignación de recursos, para
lograr de manera armoniosa el
desarrollo del país.
Política de integración
El Perú se ha mostrado muy diná-
mico en cuanto a su participación
en la búsqueda de apertura de los
mercados externos para los pro-
ductores domésticos, a través de
acuerdos preferenciales de distin-
to calibre, algunos con más éxito
que otros. No obstante, no se ha
tenido un norte claro en cuanto a
las negociaciones comerciales.
Existe un desconocimiento de los
procesos de integración y de sus
objetivos. Se habla de preferencias
arancelarias concedidas por países
como EE UU (ATPDEA) o la Unión
Europea, como si fueran acuerdos
logrados con dichos países o regio-
nes y no meras concesiones que
podrían ser retiradas por los con-
cedentes. Se promueve el bilate-
ralismo, cuando es conocido que
sus efectos pueden distorsionar
considerablemente el comercio, y
se desechan los acuerdos más pro-
fundos (como la uniones aduane-
ras o acuerdos plurilaterales), sin
reconocer sus potenciales efectos
dinámicos y sin aprovechar las ex-
ternalidades subregionales o regio-
nales (como es el caso de las de la
CAN o el propio ALCA), y, final-
mente, se olvida que el marco
multilateral (Organización Mun-
dial del ComercioOMC) es el más
44
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
relevante para lograr impactos
menos distorsionadores en el co-
mercio (gracias a las cláusulas de
nación más favorecida y trato na-
cional, entre otras ventajas).
En el cuadro 5 se puede observar
los diferentes acuerdos preferen-
ciales en los que está involucrado
el Perú. Estos van desde prefe-
rencias otorgadas por EE UU y la
Unión Europea, pasando por
acuerdos bilaterales como el que
se tiene con Chile, o los avances
de alcance parcial con México y
algunos países de Mercosur, los
avances en la conformación del
área de libre comercio con la
CAN o el ALCA, y la búsqueda de
un mercado más profundo vía la
unión aduanera con la propia
CAN. Lo importante de este mapa
es que no son procesos exclu-
yentes, todo lo contrario, son pro-
cesos que nos aproximan a una
creciente integración al mundo y
nos permiten el fortalecimiento
de los mercados y la atracción de
inversiones. Algunos implican
compromisos de mayor profun-
didad para aproximarnos a la con-
formación de espacios económi-
cos únicos e integrados (casi paí-
ses); otros, implican ventajas di-
námicas. El tema es establecer una
estrategia con caminos alternati-
vos, con los menores costos y las
Preferencias Acuerdos de Acuerdos de Área de libre Unión Otros
comerciales alcance parcial alcance parcial comercio de aduanera
complementación
económica
- Unión Europea Preferencias arancelarias en - Argentina - CAN CAN APEC
(SGPA) el marco de la ALADI con: - México - CAN 
- EE UU - Paraguay - CAN Brasil Mercosur
(ATPDEA) - Brasil - Chile
- Uruguay
- Argentina
Fuente: Mincetur (www.mincetur.gob.pe)
Elaboración propia
Acuerdos en los que está involucrado el Perú
Cuadro 5
mayores ventajas dinámicas para
el desarrollo del país.
El ATPDEA
La aprobación, mediante la re-
ciente firma del presidente Bush,
del otorgamiento de preferencias
arancelarias del ATPDEA a Perú y
otros países andinos, nos pone
ante un reto importante para apro-
vechar estas preferencias. Se debe
aclarar que esta es una concesión
unilateral a los países andinos y no
un acuerdo comercial. Así tene-
mos que esta concesión termina
en el año 2006 y no tendría por
qué extenderse, a no ser que se
demuestre el beneficio que repre-
senta para nuestro país y el Perú
pudiera negociar en el ALCA (o en
un potencial acuerdo bilateral con
EE UU) su extensión, bajo el crite-
rio de trato especial y diferencia-
do y como un derecho adquirido
en un proceso previo de negocia-
ción. Sin embargo, para ello de-
bemos demostrar que somos usua-
rios importantes de este privilegio
y, en el caso de EE UU, que este
tema se encuentra entre sus prio-
ridades del momento.
Nuestro país ha sido merecedor
del ATPA durante la última déca-
da, pero si vemos las cifras de las
exportaciones que aprovecharon
esa puerta de entrada, estas se con-
centran en más del 70% en pro-
ductos con escasa elaboración pri-
maria, como los cátodos de cobre
refinado y el zinc. Cabe resaltar,
sin embargo, el logro de la expor-
tación de espárragos, que se acer-
caba al 4% de los productos bene-
ficiados con ese acceso, a pesar de
que este era relativamente restrin-
gido a la contra estación; otros pro-
ductos beneficiados con un impor-
tante acceso fueron algunos me-
tales preciosos para joyería y artí-
culos de joyería.
La ventaja que otorga esta exten-
sión y prórroga del ATPA es la in-
corporación de productos textiles
y de confecciones que ya venían
exportándose con éxito al merca-
do americano, a pesar de las ba-
rreras arancelarias, gracias a la ca-
lidad de la fibra y a una adecuada
inserción en las cadenas de distri-
bución americanas, accediendo a
los segmentos exclusivos (de alto
margen) del mercado. Esta exten-
sión se realiza a otros productos,
como el calzado y el atún no enla-
tado. Sin embargo, en el sector
textil y de confecciones, hay que
recordar que para poder satisfacer
la cuota asignada se tiene que ha-
cer importantes inversiones en
45
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
toda la cadena productiva. El Perú
no satisface su demanda interna de
algodón, básicamente porque las
condiciones productivas no son
óptimas. En primer lugar, por el alto
número de minifundios involucra-
dos; la ausencia de inversión en
investigación y desarrollo genéti-
co de semillas, mientras que en el
propio EE UU se han realizado
muchos trabajos genéticos para
mejorar las fibras y hacerlas equi-
parables a la fibra peruana extra-
larga; y, por último, por la propia
competencia desleal del agro ame-
ricano que, a través de subsidios
a la exportación y ayudas inter-
nas, logra reducciones importan-
tes del precio internacional del
algodón. Por lo tanto, se debe rea-
lizar una política agraria que fa-
vorezca la aglomeración de tierras
y el desarrollo de un grado de in-
tervención en la mejora genética
del algodón peruano, además de
fortalecer las capacidades de ne-
gociación para combatir los sub-
sidios agrícolas que distorsionan el
comercio. De hecho, esto no se
puede realizar sin el concurso de
todos los participantes de la cade-
na productiva y del Estado.
Pero no solo son los textiles y con-
fecciones los que tienen una opor-
tunidad frente al ATPDEA, muchos
productos agrícolas no tradiciona-
les, como la páprika, el mango, las
uvas, los tomates, las cebollas, las
flores, entre varios y otros que fue-
ron baluartes tradicionales como el
azúcar, pueden acceder al merca-
do americano si se establecen con-
diciones competitivas para expor-
tar, por lo que una política agríco-
la pro exportadora es fundamen-
tal. La agricultura ha sido la gran
olvidada y es hora de que sea con-
siderada como una prioridad.
Igualmente, algunos productos in-
dustriales (como los cerámicos) y
pesqueros (como las sardinas),
que han sido exitosos en sus ex-
portaciones a países de la región,
pueden acceder al mercado gra-
cias a las preferencias arancela-
rias otorgadas; sin embargo, su
aprovechamiento ha sido limita-
do, quizá por carecer de una ade-
cuada información. Es oportuno
que se conozca con claridad cuá-
les son los productos beneficiados
y los requisitos que tienen para
su ingreso en ese mercado. La
cultura pro exportadora debería
enfocarse en la reducción de cos-
tos de exportación, que va desde
el tema de los fletes internos y los
servicios portuarios y aeroportua-
rios, hasta las propias prácticas
empresariales, muchas veces fo-
calizadas en el mercado domés-
tico. Por lo tanto, un proceso de
integración comercial moderna
debe ser concertado entre los sec-
tores productivos y el gobierno.
No debemos olvidar que estamos
en competencia con otros países
andinos en el aprovechamiento de
este acceso, en particular con Co-
lombia, que tiene una agresiva
política industrial y comercial (in-
cluyendo subsidios a la exportación
que todavía no van a desmante-
lar), que le ha permitido no solo
tener exportaciones per cápita
mayores a las nuestras (ver el cua-
dro 1) sino más diversificadas, con
fuerte predominio de las manufac-
turas. En el caso de las exportacio-
nes de confecciones, están menos
integradas que las peruanas, es
decir son mayormente maquila,
pero tienen volúmenes de expor-
tación bastante mayores que los
nuestros. Por otro lado, los andi-
nos no son los únicos con prefe-
rencias arancelarias de esta natu-
raleza, los países del Caribe y los
centroamericanos quieren tam-
bién asegurar su presencia comer-
cial en EE UU, en especial de su
industria de confecciones y no
solo la maquilera. Para ello ya está
en negociación un acuerdo bila-
teral entre Centroamérica y EE
UU, que busca asegurar estas pre-
ferencias. Finalmente, dos eventos
mundiales son de suma importan-
cia en la competencia en el mer-
cado norteamericano. En primer
lugar, el acceso de China a la
OMC, cuyos costos de producción
son bastante bajos en confeccio-
nes y otras industrias llamadas li-
geras y cuentan también con in-
dustrias con alto componente tec-
nológico y, en segundo término, el
fin del acuerdo multifibras del
GATT en el año 2005, que obliga
a la eliminación de las cuotas al ac-
ceso de estas industrias.
Por ello, el Perú debe aprovechar
el ATPDEA, más allá de las confec-
ciones y textiles (ya se mencionó
algunos productos con gran po-
tencial, principalmente agroindus-
triales, pesqueros en nuevas líneas
como la acuicultura, las artesanías,
joyas y productos forestales y an-
dinos tradicionales, entre otros).
Además, el sector servicios tiene
productos de exportación que no
«...el Perú debe
aprovechar el
ATPDEA, más
allá de las
confecciones y
textiles (ya se
mencionó
algunos
productos con
gran potencial,
principalmente
agroindustriales
la acuicultura,
las artesanías,
joyas y
productos
forestales y
andinos
tradicionales...»
46
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
se aprovechan plenamente, el más
conocido es el turismo, pero los
servicios profesionales, energéti-
cos y otros, podrían ser mejor
aprovechados dada esta ventana
de oportunidad.
Del ATPDEA al ALCA:
perspectivas
Es muy importante reconocer que
el Perú debe establecer una estra-
tegia de integración al mundo por
los beneficios que ello implica, no
solo para atraer inversiones o me-
jorar el acceso a mercados, sino
también porque es un instrumen-
to de mejor asignación de recur-
sos en la economía y, finalmente,
porque permite lograr el desarro-
llo y el bienestar nacional. Sin
embargo, no debemos olvidar que
esta estrategia se debe plantear
reconociendo la geografía del co-
mercio mundial y hemisférico, en
particular. El contexto de negocia-
ción más importante es el multila-
teral, la OMC. Se está abriendo
una nueva ronda de negociacio-
nes, donde los principales actores
deberán revelar sus intereses. Por
ejemplo, no se puede hablar de
una liberalización comercial en el
sector agrícola, si no se tiene cla-
ro que el tema es central en las
negociaciones de Europa y EE UU
frente al resto del mundo, y así en
los diferentes temas. No se puede
hablar de la muerte del ALCA,
cuando aún se está negociando y
los principales actores, EE UU y
Brasil, tienen intereses geopolíti-
cos para extender y asegurar el
mercado regional. ¿Por qué darle
partida de defunción a la CAN, si
puede servirnos como mercado
ampliado y mecanismo de nego-
ciación frente al Mercosur, EE UU
o la Unión Europea? De hecho, se
considera que las negociaciones
con la CAN, el ALCA y con el pro-
pio EE UU pueden ser comple-
mentarias, dado que sus niveles de
profundidad son diferentes.
Al elaborar nuestra estrategia ne-
gociadora debemos preguntarnos:
¿tenemos acaso claro los intereses
y prioridades de nuestros princi-
pales socios comerciales?, ¿veni-
mos desarrollando una estrategia
hacia fuera o solo es un deseo vir-
tuoso, sin oferta exportable y sin
deseos de realizar las reformas rea-
les que nos den competitividad?,
¿qué clase de reformas internas
debemos realizar para lograr ser
exitosos en nuestro frente comer-
cial y, por consiguiente, en su im-
pacto en el bienestar y la eficien-
cia de nuestro país?
Es el momento de plantear un
acuerdo nacional que ubique al
Perú como un país exportador,
para ello también debemos ser
eficientes importadores, con mer-
cados profundos y acuerdos bila-
terales que no nos resten compe-
titividad. Es el momento de plan-
tearse más que una estrategia co-
mercial, una verdadera estrategia
de desarrollo.
47
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Comentarios
Alan Fairlie  PUCP
Cuando se habla de política aran-
celaria, no solo se debe tener en
cuenta los aranceles nominales,
sino especialmente la protección
efectiva. Se debe considerar los
aranceles de los insumos utilizados
en la producción de bienes. En el
caso peruano, esta medida permite
comprobar que, a pesar de los di-
versos cambios de las políticas re-
lacionadas con los aranceles nomi-
nales, la estructura de protección
efectiva se mantiene en términos
cualitativos, aun cuando cambien
los niveles. Seguramente, esta no
fue la intención de quienes dise-
ñaron dicha política y es un pro-
blema a tener en cuenta.
Más que unilateralizar el debate
sobre política arancelaria, se
debe debatir sobre la política co-
mercial en su conjunto. El tema
arancelario es cada vez menos
importante, porque existen otros
temas como el de los estándares,
subsidios, políticas de competen-
cia, servicios, propiedad intelec-
tual, etc., que están vigentes en
la agenda de negociaciones de la
Organización Mundial de Comer-
cio (OMC).
Por lo tanto, la definición de una
estrategia y el tipo de política co-
mercial del país tienen que ser
compatibles con las normas que
la OMC define. Los avances en
las negociaciones regionales y he-
misféricas también dependerán
de esto.
Si no se avanza en los acuerdos
multilaterales, entonces, se otorga-
rá una mayor preponderancia a los
acuerdos regionales y/o hemisfé-
ricos. Así, pues, nuestra política y
estrategias comerciales están con-
dicionadas por estos procesos.
No estamos en un mundo ideal,
estamos en un mundo imperfec-
to del second best, en el que eva-
luar y cuantificar los costos y be-
neficios es muy complicado, por-
que en estos acuerdos (bilatera-
les, regionales y hemisféricos)
existen diversos costos: sectoria-
les, fiscales, entre otros.
Para diseñar una estrategia se
debe construir evidencia empíri-
ca que permita estimar cuáles son
los costos y beneficios de los dis-
tintos escenarios, pues hoy esta
información no existe en la mag-
nitud requerida. Esto último es cla-
ve. En el ALCA no están plantea-
dos mecanismos de compensa-
ción, lo que es una debilidad del
regionalismo y de la globaliza-
ción. Diseñar mecanismos de re-
distribución para los perdedores
es muy complejo.
El Banco Interamericano de De-
sarrollo (BID), en reciente infor-
me, reconoce esto, así como los
problemas derivados de los
acuerdos radiales y del spaghetti
bowl, sobre el que llamara la
atención Bhagwati. Los acuerdos
tipo radial (países líderes que es-
tablecen acuerdos bilaterales con
otros, pero no hay ese mismo ac-
ceso al mercado entre los países
que hicieron el acuerdo inicial
con el líder) presentan una limi-
tación muy seria: resultan ser
menos eficientes que un acuer-
do hemisférico global.
El spaghetti bowl es un proble-
ma porque hay tal trama de
acuerdos bilaterales y regionales,
que es muy difícil estimar cuál es
el balance para un país y para una
región. ¿Cómo hacemos para so-
lucionarlo y para que la política
comercial tenga mayor coheren-
cia? Necesitamos que los acuer-
dos regionales sean más profun-
dos que los hemisféricos, y que
estos últimos tengan mayor pro-
fundidad que el acuerdo con la
OMC. Como resultado, tendría-
mos los siguientes efectos:
1. Al ingresar en un mercado co-
mún y con mayor movilidad de
factores, se tendría más posi-
bilidad de competir desde la
Comunidad Andina. Sin em-
bargo, si esta no avanza, no
habría ventajas evidentes so-
bre el ALCA.
2. Un acuerdo regional es impor-
tante para tener acceso a mer-
cados, en el caso que las ne-
gociaciones multilaterales fra-
casen. Además, se dinamizan
«Para diseñar
una estrategia se
debe construir
evidencia
empírica que
permita estimar
cuáles son los
costos y
beneficios de
los distintos
escenarios, pues
hoy esta
información no
existe en la
magnitud
requerida»
48
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
Victoria Elmore  MINCETUR
En primer lugar, se debe resaltar
las amplias coincidencias de los
expositores que han antecedido,
en el sentido que las estrategias de
negociaciones comerciales inter-
nacionales del Perú son comple-
mentarias y no excluyentes, como
se puede observar a continuación.
El MINCETUR dirige la política
comercial del Perú, cuyo objeti-
vo es lograr un mayor acceso de
nuestros productos de exporta-
ción a los diferentes mercados
mundiales. Para ello se está desa-
rrollando una labor paralela: por
un lado, una intensa política de
negociaciones comerciales inter-
nacionales y, por otro lado, la pro-
moción y desarrollo de la oferta
exportable.
En relación con la política de ne-
gociaciones comerciales interna-
cionales, estamos trabajando in-
tensamente en distintos foros co-
merciales en el nivel subregio-
nal, regional, hemisférico y mul-
tilateral. La OMC es un foro prio-
ritario, en el que se negocian las
normas internacionales del co-
mercio, se consolidan los niveles
de apertura y, por tanto, se da
estabilidad a las reglas de juego
del comercio internacional. Asi-
mismo, es importante mencionar
el mecanismo de solución de di-
ferencias de la OMC, que ha per-
mitido que países en desarrollo,
como el nuestro, hayan sido fa-
vorecidos en varias ocasiones.
Por otro lado, el intercambio co-
mercial del Perú no se encuentra
concentrado: está relativamente
diversificado entre EE UU, la
Unión Europea y Asia, represen-
tando cada uno entre el 20% y el
«...el intercambio
comercial del
Perú no se
encuentra
concentrado:
está
relativamente
diversificado
entre EE UU, la
Unión Europea y
Asia,
representando
cada uno entre el
20% y el 30% del
total de las
exportacione
las exportaciones de mayor
valor agregado.
3. En los acuerdos regionales se
pueden hacer obras de integra-
ción fronteriza e infraestructu-
ra. Las condiciones de vecin-
dad son fundamentales.
4. Mejora el poder de negocia-
ción y estabilidad de los acuer-
dos. Además, se estimula la lle-
gada de inversión extranjera.
En concreto, tenemos dos estra-
tegias: a) firmar un tratado bilate-
ral con EE UU y otros países o blo-
ques; y b) profundizar la CAN y,
desde allí, tener una política de
regionalismo abierto con otros
países y/o bloques. Ambas son
complementarias. Lo crítico es
definir una adecuada inserción
internacional (de comercio, inte-
gración y negociación) y mante-
ner y consolidar la estabilidad
macroeconómica. En suma:
1. Estar en la Comunidad Andina
es compatible con el ALCA.
2. Se tiene un mayor poder de
negociación al estar en la Co-
munidad Andina.
3. Se atrae más inversión directa
extranjera, aunque se debería
evaluar cómo se distribuyen los
beneficios.
4. La desviación del comercio no
es siempre negativa y no es
significativa, con aranceles
bajos y escasa dispersión. Ade-
más, pueden haber efectos di-
námicos de la integración que
mejoren la competitividad in-
ternacional.
5. En cuanto a la política ma-
croeconómica, no deben exis-
tir disparidades y desequilibrios
significativos, especialmente en
el aspecto cambiario.
6. Existen acuerdos NorteNorte,
SurSur y NorteSur. Diversas
instituciones quieren conven-
cernos de que los acuerdos
SurSur no han funcionado, y
que debemos restringirnos a los
acuerdos NorteSur.
Esto aún debe ser comprobado
empíricamente, ya que hay
experiencias de éxito y fracaso
en los distintos tipos de acuer-
dos. Además, no necesaria-
mente un acuerdo NorteSur
(ALCA, por ejemplo) tendría un
saldo favorable. En cualquier
caso, debe diseñarse una polí-
tica comercial que permita la
mejor inserción del país en el
plano internacional y que con-
tribuya a una estrategia de de-
sarrollo sostenible.
7. Se debe desideologizar el de-
bate y, sobre la base de la evi-
dencia empírica, formular pro-
puestas para generar una posi-
ción internacional de consen-
so para el Perú.
49
Economía y Sociedad 48, CIES, abril 2003
30% del total de las exportaciones.
Ello se refleja en la intensidad de
las negociaciones que llevamos a
cabo en los diferentes foros.
En cuanto a la promoción de ex-
portaciones, se está elaborando
un plan nacional de exportacio-
nes y se está preparando la im-
plementación de oficinas regio-
nales comerciales, que contribu-
yan con la descentralización del
comercio. Un aspecto nuevo es
que estamos impulsando el desa-
rrollo de una cultura exportadora
en el país, pues debemos recor-
dar que como la promoción y las
negociaciones comerciales se
complementan, se debe tener
una visión integrada. En ese sen-
tido, el gobierno está trabajando
para tener una política comercial
de largo plazo.
La política arancelaria se orienta
a proveer niveles adecuados de
competencia para la producción
nacional, que estimulen la inver-
sión productiva y competitividad
de nuestras exportaciones. En el
contexto del proceso de globali-
zación, se ha optado por partici-
par en la unión aduanera andina
bajo el enfoque de regionalismo
abierto, como instrumento para
su inserción en el mercado inter-
nacional. En esa dirección, la po-
lítica de integración en el marco
de la Comunidad Andina, apunta
al perfeccionamiento de la inte-
gración andina para alcanzar el
mercado común en el año 2005.
«Debemos
mencionar que
la estrategia
regional y la
bilateral no son
excluyentes, sino
complementarias»
Debemos mencionar que la es-
trategia regional y la bilateral no
son excluyentes, sino comple-
mentarias. En cuanto a la relación
bilateral con EE UU, el sector pri-
vado y el sector público deben
trabajar juntos para aprovechar
plenamente las preferencias otor-
gadas en el ATPDEA. De manera
paralela, se está evaluando la po-
sibilidad de iniciar consultas for-
males con EE UU, con miras a lo-
grar un Acuerdo de Libre Comer-
cio (ALC). El ATPDEA se encuen-
tra sujeto a ciertos condiciona-
mientos y podría ser retirado uni-
lateralmente, mientras que un
ALC es más estable en el tiempo,
de manera que sería más atracti-
vo para futuros inversionistas.
Luego de la exitosa negociación
del ATPDEA, tenemos el reto de ir
más allá y buscar la consolidación
de este acceso preferencial al
mercado más importante. Existen
dos mecanismos o modalidades
que garantizarían un acceso per-
manente y vinculante con EE UU:
el ALCA y un ALC, que sería una
forma de anticiparnos al ALCA.
Como se conoce, el Perú no es
parte del TPA (Trade Promotion
Authority) de EE UU. Sin embar-
go, no es una condición indispen-
sable contar con el TPA para ini-
ciar una negociación comercial
con dicho país.
El ALCA es un reto en el que se
encuentran involucrados, desde
1994, 34 países del Hemisferio y
debe entrar en vigencia en el año
2005. La agenda de la negociación
es más amplia que solo los arance-
les, abarca todos los temas comer-
ciales: acceso a mercado de bie-
nes, servicios, inversiones, propie-
dad intelectual, compras guberna-
mentales, temas normativos. En el
ALCA y la OMC, el tema de las
discusiones agrícolas es muy com-
plejo y su avance es muy lento;
por su parte, la Comunidad Andi-
na ha propuesto la vinculación de
la desgravación arancelaria a la eli-
minación de los subsidios agríco-
las. Para el Perú, las disposiciones
sobre trato especial y diferencia-
do por niveles de desarrollo de los
países en el ALCA son fundamen-
tales. Asimismo, otorgamos la
máxima importancia a la imple-
mentación del Programa de Coo-
peración Hemisférica, aprobado
en la reunión ministerial de Quito.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Económica Y Social (CIES) Consorcio de Investigación. (2006, marzo 16). Perspectivas de la política arancelaria y de integración en Perú 2002. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/perspectivas-politica-arancelaria-integracion-peru-2002/
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Perspectivas de la política arancelaria y de integración en Perú 2002". GestioPolis. 16 marzo 2006. Web. <https://www.gestiopolis.com/perspectivas-politica-arancelaria-integracion-peru-2002/>.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. "Perspectivas de la política arancelaria y de integración en Perú 2002". GestioPolis. marzo 16, 2006. Consultado el 26 de Abril de 2018. https://www.gestiopolis.com/perspectivas-politica-arancelaria-integracion-peru-2002/.
Económica Y Social (CIES), Consorcio de Investigación. Perspectivas de la política arancelaria y de integración en Perú 2002 [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/perspectivas-politica-arancelaria-integracion-peru-2002/> [Citado el 26 de Abril de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de viriyincy en Flickr
DACJ