No memorizar sino planear la gestión del tiempo

  • Autoayuda
  • 2 minutos de lectura

La gestión de nuestro tiempo es una habilidad invalorable. Es invalorable porque nuestro tiempo simboliza nuestra vida, nuestro esfuerzo y por supuesto nuestros resultados. El tiempo es un capital que no podemos perder y si lo perdemos es totalmente irrecuperable. A partir de este mensaje, veremos una serie de errores que suelen cometerse en la Gestión del Tiempo. Cada uno de estos errores tipifica uno de los tantos ladrones del tiempo. Quiero animarte a leerlo detenidamente y a utilizarlo como un instrumento de reflexión que te ayude a evaluar tu propia gestión de tiempo. Uno de los errores más comunes de la gestión del tiempo es el confiar mucho en la memoria para recordar todas las cosas que se tienen que hacer y los lugares donde se tiene que estar cada día a fin de cumplir responsabilidades y alcanzar los objetivos planteados.

Cuál es el Problema?

Muchas personas tienen que cuidarse de muchos detalles necesarios para el cumplimiento de sus tareas diarias. Esto es muy real para cualquier tipo de profesional, pero en manera muy especial para ejecutivos o directivos, que tiene que estar pendiente de muchos proyectos o acciones a la vez donde los detalles tienen un valor significativo.

Lo cierto es que no se puede confiar simplemente en la memoria para recordar todas las tareas y sus detalles sin sentirse estresado o muy cargado por la gran cantidad de información que se requiere, para llevar adelante los retos que nuestro mundo empresarial. Algunos estudios demuestran que esta es la causa N º 1 de ansiedad y depresión en muchos ejecutivos. De hecho, la sobre carga de información es uno de los problemas que más crecen en la vida de las empresas.

Estos son algunos de los problemas relacionados con confiar demasiado en la memoria para agendar las tareas diarias:

  • Produce ansiedad como una consecuencia de sentirse recargado por la cantidad de detalles que hay que tener en cuenta.
  • Es muy fácil olvidar algo que es muy importante.
  • Es mucho más fácil, escribir y luego priorizar las tareas porque agiliza el análisis y el contraste de las tareas.
  • Se pierde mucho tiempo tratando de recordar lo que se tiene que hacer y cuando se olvida algo, la consecuencia usual es un problema o un estado de frustración.
  • Produce distracción, lo cual hace que pierda focus y concentración en las tareas que tiene que realizar.

La Solución

La solución es muy sencilla. Detenerse a pensar y escribir. Invertir tiempo en escribir los objetivos que se quieren alcanzar y las acciones que se requieren para lograrlo. Tan pronto haga esto notará una gran mejora en sus resultados casi inmediatamente. Benjamín Franklin dijo “No planificar, es planificar para fajar”.

Tome la decisión ahora mismo y deje de confiar en su memoria para planificar sus acciones. Deténgase, escriba sus objetivos, el propósito por el cual los quiere alcanzar y luego detalle las acciones que se requieren para lograrlos. Posteriormente use su agenda para poner tiempo y espacio a cada una de sus acciones. Así logrará Una Vida Mejor.

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Cita esta página
Romero Aguilar Enrique. (2007, marzo 20). No memorizar sino planear la gestión del tiempo. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/no-memorizar-sino-planear-la-gestion-del-tiempo/
Romero Aguilar, Enrique. "No memorizar sino planear la gestión del tiempo". GestioPolis. 20 marzo 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/no-memorizar-sino-planear-la-gestion-del-tiempo/>.
Romero Aguilar, Enrique. "No memorizar sino planear la gestión del tiempo". GestioPolis. marzo 20, 2007. Consultado el 23 de Junio de 2018. https://www.gestiopolis.com/no-memorizar-sino-planear-la-gestion-del-tiempo/.
Romero Aguilar, Enrique. No memorizar sino planear la gestión del tiempo [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/no-memorizar-sino-planear-la-gestion-del-tiempo/> [Citado el 23 de Junio de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de isfullofcrap en Flickr
DACJ