Neuroeconomía y teoría de juegos

  • Economía
  • 3 minutos de lectura

En un interesante trabajo de investigación, Rilling y otros neuroeconomistas internacionales trataron de determinar si dos diferentes juegos (Ultimátum y Dilema del Prisionero) -los cuales incluyen personas interactuando socialmente y por lo tanto recibiendo feedbacks de seres humanos e intuyendo el por qué de dichos feedbacks- podían ser usados para inferir cómo trabaja nuestro cerebro al intentar predecir lo que otros piensan hacer (teoría de la mente). Recordemos que en teoría de juegos, una de las tareas más importantes consiste en actuar estratégicamente a partir de lo que otros hacen o piensan hacer, y ésto implica un papel clave para la llamada teoría de la mente y para aquellos circuitos cerebrales que se activan al intentar predecir la conducta de nuestros interlocutores.

Un poco más sobre teoría de la mente

La teoría de la mente estudia nuestro cerebro social. Uno de los atributos distintivos de la cognición social humana (tema visto en la 2da clase del postgrado) es nuestra propensión hacia construir modelos de otras mentes, o sea hacer inferencias sobre los estados mentales de otros. Esta capacidad humana se ha hecho ampliamente conocida como teoría de la mente. Muchos estudios vía neuroimágenes –aunque sin interacción social entre participantes como es el caso del estudio aquí comentado- han intentado dilucidar los sustratos neurales de esta natural habilidad humana. Dichos estudios por ejemplo ya han mostrado las principales áreas cerebrales activables en este campo:

• Corteza paracingular anterior
• El sulcus temporal superior posterior (STS posterior)
• La unión temporal-parietal
• El polo temporal

Estudios más recientes que, si bien son menos complejos que el aquí analizado, sí involucran interacción humana, también muestran activación en la corteza paracingular anterior pero no en el sulcus temporal superior posterior o en el polo temporal.

El estudio objeto de este resumen

Los participantes de este experimento fueron scanneados usando FMRi mientras jugaban dos juegos distintos: Juego del Ultimátum (UG) y Dilema del Prisionero (PDG), tanto frente a otros humanos como frente a pantallas de computadora. Se observó un remarcable grado de solapamiento entre ciertas áreas cerebrales que se activaron ante determinadas decisiones de sus interlocutores en ambos juegos, incluyendo tanto áreas ya aceptadas como específicas de la teoría de la mente (mencionadas arriba), como así también varias otras áreas cerebrales que no habían sido reportadas previamente y que pueden estar relacionadas con la inmersión de los participantes en interacciones sociales reales. Y si bien las interacciones con computadoras lograron activación en algunas de las mismas áreas activadas por interacciones con humanos, en este último caso la mayoría de estas activaciones fueron más notorias y definidas.

En ambos juegos, los participantes son testigos de una decisión por parte de sus partners, en el UG observan una oferta de dinero que otro les hace, ya sea justa o injusta, y sobre la cual tienen que reaccionar y en el PDG observan una elección que otro hace, ya sea cooperativa o egoísta, y sobre la cual también tienen que responder. Es decir, antes de decidir la respuesta a tomar, en ambos casos, son testigos de algo que revela las intenciones del partner: ¿qué zonas cerebrales se activarán en ambos casos?, ese fue el núcleo central del estudio. Si en el anterior paper por mí resumido sobre UG se analizaban las zonas cerebrales activables cuando se respondía a una oferta, justa o injusta, en este nuevo estudio se estudia el momento anterior, es decir las zonas cerebrales que activables cuando recién se conoce una oferta, justa o injusta, y se está analizando qué hacer, y al mismo tiempo se está infiriendo sobre cómo es la otra persona y sus verdaderas intenciones, es decir, las tareas que abarca la llamada teoría de la mente.

Yendo a los resultados concretos del estudio, para ambos juegos (UG y PDG), se detectó activación en dos de las cuatro –arriba mencionadas- clásicas áreas de la teoría de la mente: corteza paracingular anterior y el sulcus temporal superior posterior (STS posterior). Ambas áreas se activaron en interacciones tanto con humanos como con computadoras, pero mostraron respuestas más fuertes ante partners humanos en ambos juegos, es decir, los participantes respondientes rechazaron ofertas injustas por parte de humanos en mayor medida que de computadoras en el UG y cooperaron más a menudo con humanos que con computadoras en el PDG.

Siguiendo con los resultados del estudio, también se encontraron áreas cerebrales que se activaron en este estudio -donde recordemos hay inmersión social de los participantes- que no se habían activado en estudios anteriores –sin interacción social-:

• cíngulo posterior / precúneo
• STS medio
• un área que abarca hipotálamo, cerebro medio y tálamo
• hipocampo izquierdo

Tanto la activación del cíngulo posterior como del hipotálamo pueden estar relacionados con cuestiones emocionales al recibir respuestas de humanos, que obviamente tienen menor presencia cuando se hacen estudios sin interacción humana. La activación del STS medio, normalmente atribuible a la memoria biográfica, puede estar relacionada con el hecho de que los participantes están aprendiendo nueva información sobre otras personas -los que les hacen las ofertas-. Finalmente, la activación del hipocampo podría relacionarse con la actividad de decodificar conductas e intenciones de otros: ¿son justas o injustas? ¿son cooperativas o no cooperativas?

En resumen, las áreas cerebrales activables según este estudio, en lo que respecta a la teoría de la mente, serían al menos:

• la corteza paracingular anterior
• el sulcus temporal superior posterior (STS posterior)
• el cíngulo posterior / precúneo
• el STS medio
• un área que abarca hipotálamo, cerebro medio y tálamo
• el hipocampo izquierdo

Hazle saber al autor que aprecias su trabajo

Tu opinión vale, comenta aquíOculta los comentarios

Comentarios

comentarios

Compártelo con tu mundo

Escrito por:

Cita esta página
Laza Sebastián. (2007, septiembre 4). Neuroeconomía y teoría de juegos. Recuperado de https://www.gestiopolis.com/neuroeconomia-y-teoria-de-juegos/
Laza, Sebastián. "Neuroeconomía y teoría de juegos". GestioPolis. 4 septiembre 2007. Web. <https://www.gestiopolis.com/neuroeconomia-y-teoria-de-juegos/>.
Laza, Sebastián. "Neuroeconomía y teoría de juegos". GestioPolis. septiembre 4, 2007. Consultado el 17 de Diciembre de 2018. https://www.gestiopolis.com/neuroeconomia-y-teoria-de-juegos/.
Laza, Sebastián. Neuroeconomía y teoría de juegos [en línea]. <https://www.gestiopolis.com/neuroeconomia-y-teoria-de-juegos/> [Citado el 17 de Diciembre de 2018].
Copiar
Imagen del encabezado cortesía de j_dub_warrington en Flickr
DACJ